jueves, 12 de junio de 2014

La infinita misericordia, el sudario que encubre nuestra miseria

Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento” (Mt 9,13)
Llamarlos al arrepentimiento, no a la relajación.

Muchísimos eclesiásticos han aprendido del mundo el empleo táctico de la misericordia para alcanzar sus objetivos. El caso Roe v. Wade se planteó en los Estados Unidos como cuestión de pura misericordia: Jane Roe había sido violada y era una simple cuestión de piedad no obligarla a tener un hijo fruto de violación (luego resultó que no había sido violada, y que el juicio lo financió Playboy). De resultas de esa actuación tan misericordiosa, la Corte Suprema de los Estados Unidos contribuyó a montar uno de los negocios más truculentos y sangrientos, el del aborto (en paridad con el negocio de las armas) y provocó un dolor infinito a millones de mujeres y también a muchos millones de niños abortados con plena capacidad de sentir dolor y terror. Pero era tan enorme la misericordia de los promotores de la legislación abortista, que no les cabía en el pecho.

Otro empleo táctico de la misericordia que nos ha enseñado el mundo, es la que se puso en marcha a favor de los enfermos de sida, que al principio fueron exclusivamente homosexuales. De hecho, fue esta enfermedad la que les forzó a salir del armario. Se pasó de la infinita compasión para con los enfermos de sida (no fue nada fácil), a la infinita compasión con los homosexuales; y de ahí, a la generosísima comprensión de la homosexualidad y a su consecuente aceptación. Hasta llegar donde estamos ahora: a la obligación ineludible de educar a los niños en el colegio sobre la bondad de la opción homosexual y a enseñarles de paso todas las formas de practicar la homosexualidad con seguridad. Eso en el colegio. Y obligatorio. Es un acto más de misericordia infinita con la que comulgan fervorosos, algunos sectores significativos de la Iglesia.

En medio de la tremenda tensión que se creó en la región de los Sudetes poco antes de la Segunda Guerra Mundial, con crímenes y agravios tanto por parte de los checoslovacos como por parte de los alemanes, parece que el desencadenante de la ocupación de la región por Hitler fue el maltrato a una alemana embarazada, que fue derribada y pateada por los checos. Hitler, movido de compasión infinita por aquella mujer alemana maltratada, no pudiendo soportar tamaña ignominia y tan gran dolor, decidió ocupar el territorio para evitar que pudiera repetirse aquella atrocidad. Y a partir de ahí, vinieron la revolución nacionalsocialista y la segunda guerra mundial con todo su séquito de atrocidades. Fue un enorme gesto de compasión el de Hitler: consiguió conjurar aquel atropello, pero otros infinitamente más terribles se sucedieron.

Es que las mayores atrocidades tienen su origen en actos e intenciones de una bondad a prueba de críticas. Ahí tenemos todos los movimientos guerrilleros y terroristas con el benéfico nombre de movimientos de liberación. ¿Y cuál es la guerra que no tiene como principal objetivo la paz? Y las armas… ¡son todas para la paz!

Cuando las monarquías eran absolutas (sin ataduras), a los reyes no se les ocurrió tener a su lado un ministro de justicia, sino un ministro de gracia. Lo que le confería dignidad al rey no era juzgar y condenar, que eso ya lo hacían otros en su nombre, sino perdonar. El soberano lo era tanto más cuanto mayor era su misericordia. Pero cuando el rey quedó sometido a la ley y por tanto al parlamento, este ministro pasó a llamarse de gracia y justicia. Y quedó finalmente como ministro de justicia cuando el rey fue relegado como figura representativa. Es que ningún tipo de sociedad puede sobrevivir como tal sin unos estatutos y unas leyes de obligado cumplimiento.

Que luego a la hora de juzgar las transgresiones cabrá aplicar más o menos misericordia según todos los considerandos que vengan al caso, ¡por supuesto! Pero que en nombre de la misericordia queramos ablandar los estatutos, los Mandamientos de Dios, es una aberración. ¿Haríamos acaso un código de circulación menos rígido para que la gente condujera más relajada? ¡Claro que no! Porque es la ley la que le da el temple a la sociedad. Y si hacemos leyes que no prohíben conductas que perjudican al conjunto de la sociedad por no reprimir o por no incomodar a algunos de sus individuos, lo que hacemos es devaluar y socavar toda la sociedad.

Invocar por tanto la misericordia a la hora de juzgar conductas individuales, es algo que viene haciendo la Iglesia desde siempre a través del sacramento de la penitencia, con el que va aparejado el perdón si hay auténtica penitencia: es decir, arrepentimiento, dolor de los pecados, propósito de enmienda y reparación del mal cometido. Eso no ha sido nunca un problema para la Iglesia. Ni tampoco lo es hoy. Pero pretender relajar la moral católica en algo tan capital como la sacralidad del matrimonio, el crimen del aborto o en la homosexualidad con el único fin de acercarnos más a los “valores” que ha conseguido imponernos el mundo; y hacerlo precisamente a título de misericordia, eso huele a cuerno quemado.

No podemos renunciar al principio de la indisolubilidad del matrimonio, único baluarte sólido de la familia y santuario de los hijos, so pretexto de misericordia para con los que no habiendo conseguido mantener su matrimonio en pie, han recurrido a una unión civil o a cualquier otra fórmula de relación. No podemos ajustar la norma al fracaso ni a la transgresión generalizada: sería un error. El matrimonio fue instituido por Cristo como don precioso para la Iglesia: no sólo la de hoy, sino la de ayer y la de siempre. Y es una magnífica aportación de la Iglesia a la sociedad. No debemos, pues, dilapidar este don so pretexto de misericordia. Liquidar tan rica herencia de toda la Iglesia en una noche de inconsciencia y de ebriedad es cualquier cosa menos una obra de misericordia. Para la misericordia y para alivio de nuestra debilidad, se instituyó el sacramento de la penitencia: y ahí sí, la misericordia de Dios y de la Iglesia no tiene límites.

Si nos empeñásemos en encubrir las miserias de los miembros de la Iglesia y su triste decadencia inventando una nueva moral a la medida de la creciente inmoralidad con que nos está arrollando el mundo, la misericordia sería el sudario con el que taparíamos tanta miseria. Una miseria ni reconocida ni dolida. Tan sólo lastimera y cobardemente consentida. 

Custodio Ballester Bielsa
www.sacerdotesporlavida.es

14 comentarios:

  1. Over 55 million babies have been lost to abortion in U.S. since 1973... and 1.72 billion abortions worldwide over last 40 years12 de junio de 2014, 23:55

    El Dr. Brian Clowes, director de educación e investigación de Human Life International, ha concluido que desde 1973, los últimos 40 años, se han causado mundialmente unos 1.720 millones de abortos provocados. Hoy el mundo tiene 7.000 millones de habitantes.

    Aunque la realidad del aborto mundial sobrepase los 2.000 millones, porque el estudio sólo tiene en cuenta el año 1973, cuando se legalizó el aborto en los EEUU, pero el aborto ya llevaba funcionando en los países comunistas desde mucho antes.

    Anualmente, en el mundo se calculan unas cifras anuales de entre 40 y 60 millones (otros llegan hasta 90).

    http://www.lifenews.com/2013/04/01/researcher-1-72-billion-abortions-worldwide-over-last-40-years/

    Han habido 112.390 abortos en España el 2012, y oficialmente 1.805.576 abortos acumulados desde 1985.

    En la Europa donde está el Vaticano se hace 1.000.000 de abortos anuales.

    ResponderEliminar
  2. ¿Cataluña Cristiana o Cataluña Nacionalprogresista? … 1/213 de junio de 2014, 1:21

    En “Cataluña Cristiana” del 8 de junio se ha publicado un editorial sobre la abdicación y proclamación, donde lo que le importa al editorialista es el encaje de Cataluña en España para contentar a nuestros políticos corruptos y corruptores. Sin referencia alguna al tema del encaje de Cataluña con Dios.

    En Cataluña hay dos ejes políticos: arriba y abajo (social), dentro y fuera (nacional). Además, hay otro tercero, que es teológico: apostasía o conversión (P. Iraburu).

    1. Arriba-abajo: eje social (escala socioeconómica)
    2. Dentro-fuera: eje nacional España - independencia/Países Catalanes
    3. Apostasía/anomía - conversión/valores: tipo-figura de II Tesalonicenses 2, apostasía y anticristo

    Cataluña, como España, después del terremoto europeo, sufre un corrimiento hacia “abajo” (izquierdismo radical); en Cataluña se suma la tendencia hacia “dentro” (independentismo pancatalanista)

    Cataluña se rompe tríplemente: hacia abajo (populismo de izquierda), hacia dentro (independencia + pancatalanismo) y hacia la apostasía (contra la vida, familia y matrimonio). En tiempo de crisis económica, con bajada de ingresos, aumento de paro y descenso general del ascensor social, la lógica es la exacerbación satánica del abajo-dentro-anomía.

    No es extraño que empiece a destruirse el sistema de partidos tradicionales de la transición de 1977 y el sistema constitucional y estutario de 1978-2006. Tal como dijo el obispo Torras i Bages, “Cataluña será cristiana o no será”, y hoy es “no será”, es satánica: matrimonio homosexual, parejas de hecho, divorcio exprés, contracepción, reproducción humana artificial, congelación de embriones, aborto (P. Custodio).

    Y como pensó el obispo Torras i Bages, extrayendo la idea del salmo 126, todo trabajo humano (y político) que no cuente con Dios, es trabajo en vano, como Babel-Babilonia, la ciudad sin Dios y contra Dios: “Si el Señor no construye la casa, en vano se cansan los constructores; si el Señor no guarda la ciudad, en vano vigilan los centinelas”. Los valores, o son sólidos o no serán.

    El verdadero análisis de la historia humana se realiza desde la teología, Dios: o se sigue el diseño satánico de sociedad o bien el plan divino de humanidad adaptado de acuerdo con los avances científicos y sociales de cada momento histórico. O se sigue a Dios o bien a satanás. O se sigue la ley de Dios y la ley natural que está en el corazón y que puede conocer a través de nuestra consciencia (Romanos 2), o bien se sigue la ley de satanás del “seréis como dioses” del Edén de Génesis. No hay término medio ni tercera vía, no hay compromiso ni consenso.

    La Cataluña Cristiana de Jaume Aymar ha vuelto a perder la oportunidad de dar la vuelta al calcetín, y hablar de lo que nunca no hablan la prensa y radiotelevisión catalanas, de lo inicuo que es aceptar como justo el modelo satánico de sociedad por parte del pueblo y el gobierno: el homicidio y congelación de niños no nacidos inocentes e indefensos. Es la denuncia profética, el dar un relato teológico real de nuestra historia.

    En Cataluña nacen anualmente 81.000 niños, se congelan 30.000 y se abortan 22.000. Hay acumulados 100.000 niños congelados y 400.000 abortados desde su legalización. La Conferencia Episcopal Tarraconense debe de emprender la defensa de la vida y la familia como acción prioritaria en la “periferia” y los “descartados”.

    Un semanario católico no puede venderse por 47.000 euros al poder antivida y antifamilia de la Generalidad (www.cronicaglobal.com/es/notices/2014/02/la-generalidad-sigue-regando-con-subvenciones-multimillonarias-a-los-medios-de-comunicacion-privados-4985.php)

    En el siguiente apartado me tentó el poner mayorías búlgaras para reflejar la realidad: me he abstenido. Todos los 10 hechos los he experimentado, pero hay más. Finalmente, no hay que ver el estado del mundo (el hundimiento del PSC, la crisis...) sino ver la situación de la Iglesia: el mundo cae porque quien primero cayó fue la Iglesia, sal y luz del mundo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cataluña Cristiana o Cataluña Nacionalprogresista? … 2/213 de junio de 2014, 1:23

    La Iglesia Tarraconense, durante el pontificado del Cardenal Sistach, sólo ha hecho que agravar los graves problemas de catolicidad que ya venía arrastrando desde el Concilio en 1965. El nacionalcatolicismo franquista dio millones de fieles y miles de sacerdotes y religiosos al nacionalprogresismo en 1977, y éste lo ha destruido todo en el 2014.

    Éste es el verdadero problema del Papa Francisco: devolver el catolicismo de la Tarraconense a la tradición católica viva, clásica, tradicional y renovada de nuestros padres y del Espíritu, pero primero tiene estos diez trabajos de Hércules:

    1. El Jesús bipartito del Cristo de la fe y de la historia y el método crítico-histórico: casi el 100% del Antiguo Testamento es elaboración teológica sin base histórica. Sólo el 15% de los evangelios son auténticos, y el 85% restante es inventado; las Cartas paulinas y católicas y el Apocalipsis son 100% invención de los apóstoles. El 100% de la interpretación de los Padres, Doctores y el Magisterio es, por tanto, falsa.

    2. Apostasía fideístico-moral o progresismo modernista: derivado de lo anterior, es la relativización del 100% tanto de los dogmas y las verdades de fe y moral divinamente reveladas, definitivas y seguras, como de la enseñanza magisterial sobre vida, familia y matrimonio.

    3. Destrucción de la fe católica en las instituciones de transmisión de la fe católica: el nacionalprogresismo ha aniquilado al 100% las vocaciones sacerdotales y religiosas, la práctica de la fe en las parroquias y la transmisión de la fe en las escuelas de niños y jóvenes.

    4. Espiritualidad de la Nueva Era: asumida al 100%, lo que implica la introducción de creencias satánicas dentro de las parroquias y comunidades: yoga, zen, eneagrama, pseudopsicología.

    5. Abusos litúrgicos y sacramentales: el 100% de los sacramentos principales, la misa y la confesión, se hacen mal. Las confesiones se hacen indebidamente de forma colectiva o bien privada pero con el rito incompleto; se permiten misas con el rito ilegítimo, consagraciones inválidas, comuniones sacrílegas y administración irregular de la comunión (misas con el rito alterado; fórmula de consagración modificada; comunión en pecado mortal; autointintación del pan, administración incorrecta del pan)

    6. Antitradicionalismo y antidevocionalismo: el 100% de las tradiciones y devociones católicas han sido eliminadas, ocultadas o entorpecidas: rosario, adoración eucarística, procesiones, indulgencias, sacramentales (agua, aceite, sal benditos), exorcismos, procesiones, devociones.

    7. Antirreformismo anticarismático: el nacionalprogresismo ha bloqueado la libre difusión de los nuevos movimentos eclesiales internacionales suscitados por el Espíritu Santo, así como el movimiento de renovación carismático, el verdadero y principal fruto del Concilio.

    8. Politización: el 100% de la acción de gobierno episcopal ha consistido en disimular y tolerar la implantación del nacionalprogresismo en las parroquias y las comunidades: plena imposición del catalán en las celebraciones y escritos, apoyo de partidos y colectivos radicales de izquierda (Can Vies), de la teología de la liberación y de la teología feminista, del populismo bolivariano y de la entronización del anticatolicismo y del anticlericalismo en la futura constitución catalana (Sor Forcades en “Procés Constituent”)

    9. Antijuanpablismo: el libro “Fills del Concili” de Joan Estruch y Clara Fons demuestran el borrado 100% entre los sacerdotes catalanes de las figuras de Pablo VI (Humanae Vitae), Juan Pablo II (no se divulgan sus encíclicas y Catecismo) y Benedicto XVI (le han hecho la vida imposible)

    10. La caridad contra la fe: el 100% de los sacerdotes, religiosos y teólogos católicos disidentes usan del hiperactivismo en la caridad (la justicia social) y en el diálogo ecuménico, interreligiosos e interconviccional, como instrumento estratégico para ocultar e ir contra la fe católica (Sor Forcades: su hiperactivismo social, político y nacional sirve para legitimar su acción contra la fe)

    ResponderEliminar
  4. Magnífico artículo. Por desgracia, la realidad actual es desoladora. Se le olvida otro caso de “misericordia”, que se avista, y lo anuncian. La legalización y promoción de la pederastia. ¿Cómo no imaginar el caso de un pederasta que también da sustento y protección a un niño, maltratado por sus padres? ¿No conmoverá a todos los bien pensantes? El caso límite que utilizarán para legalizar y promover los abusos sexuales. Lo harán los mismos que tanto se escandalizan con los casos de pederastia en la iglesia, a la vez que ocultan los de las instituciones civiles. El Tribunal Supremo italiano ya ha hecho una sentencia en tal sentido.

    La legalización del aborto –y su promoción- es la muerte de la civilización, de la razón. Que el aborto es un crimen es una evidencia, basta con ver lo que es un aborto. Todos hemos sido embriones y si a uno de estos le dejan evolucionar será niño, joven, adulto, viejo, y morirá, como cualquier ser humano. Sólo eliminando el uso de la razón se puede defender el aborto. Y una vez suspendida la racionalidad cualquier barbarie es posible. Lo saben muy bien. Quieren imponer un mundo no solamente pre cristiano, también pre romano y pre griego. Un mundo en que no se use la razón. Se trata de volver a la época de la brujería, en la que el brujo de la tribu dictaminaba en cada caso lo que había que hacer. Ahora lo mandarán las élites tecnotrónicas, de hecho ya lo hacen. Se usará la razón cuando ellos quieran, sólo quedará el poder.

    Un extraordinario artículo de Mariano Arnal sobre el aborto. Con un punto de vista que nunca había leído. Acertado y estremecedor:

    “Ontogénesis de la esclavitud: El aborto”

    "En España y en todos los países en que la legislación permite a la madre (o a un tribunal médico) disponer de la vida de su hijo mientras lo tiene cautivo en su vientre, se le aplica a todo ser humano, desde que se inicia su vida hasta que por fin nace si le dejan, la ley que rigió siempre para los esclavos; y en su forma más rigurosa, que incluía el ius vitae et necis (derecho de vida y muerte) que tuvo el dueño sobre el esclavo en las épocas de mayor rigor de la esclavitud.

    En virtud de esa legislación, en efecto, nuestros hijos empiezan su vida como esclavos y siguen en esa condición mientras están en el vientre de su madre, declarada por la ley dueña absoluta de su hijo, con derecho de vida y muerte sobre él. Desde que esas leyes entraron en vigor, todas las madres ejercen ese derecho. Unas se deciden por la vida de su hijo, y otras optan por su muerte. Es el novísimo “derecho humano” que las asiste."

    http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=23634

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, la guerra de Secesión de los Estados Unidos, el norte contra el sur, tuvo como motivo ideológico la esclavitud. Los del norte no podían sufrir que sus compatriotas del sur tuvieran esclavos. Y les hicieron la guerra. Hoy, en virtud de la legislación abortista, todas las mujeres son dueñas de sus hijos-esclavos mientras los tienen en su vientre. Y determina esa ley que hasta pueden disponer de la vida de sus esclavos. ¿Les declarará alguien la guerra a los estados esclavistas? ¿Puede ocurrir que con igual idealismo que en la guerra de Secesión, los Estados no esclavistas (entre ellos, los musulmanes) les declaren la guerra a los Estados esclavistas en su forma moderna de Estados abortistas y eutanasistas)? ¡Ya ven qué buen pretexto para los Ben Laden de turno! Hay todavía mucha historia por escribir.

      Eliminar
  5. Mossen Custodio como siempre lo borda, tan bueno es que seguro que no será nunca Obispo, el temor a tener un listo en sus reuniones hace que le veten.
    Solo le falta incidir en un hecho real que el HOMBRE participa en la procreación y es ninguneado o como dice "misericordiado" por las totalitarias de genero que olvidan el. Nosotros eyaculamos, nosotros participamos.

    ResponderEliminar
  6. Mosen sus escritos cada día más claros y mejores. Le agredezco su esfuerzo.

    ResponderEliminar
  7. Mn. Custodio, muchas gracias por la enseñanza de unos hechos que que nos hacen ver lo manipulables que somos los humanos. cuando Dios no ocupa el primer ligar en nuestra vida. ¡¡¡Qué Dios le bendiga!!!

    ResponderEliminar
  8. La entrevista de La Vanguardia al Papa Francisco13 de junio de 2014, 16:25

    La Vanguardia de hoy ha publicado la entrevista de Henrique Cymerman al Papa Francisco. Desearía hacer unos comentarios.

    1. No aparece el Evangelio de la vida ni el tema del aborto y la familia

    El Papa no ha puesto como tema prioritario el aborto, procedente de la reproducción humana natural y asistida, efectuado quirúrgicamente y farmacológicamente, y realizado desde el mismo origen de la vida: aborto preimplantatorio, aborto postimplantatorio, aborto prenatal, aborto postnatal a través de la eutanasia de los recién nacidos, niños y jóvenes; la congelacion y vitrificación de embriones, y su posterior destrucción o por cesación de conservación o por experimentación e investigación médica.

    Aunque puede alegarse que sí lo ha hecho (aborto, anticoncepción, eutanasia) al referirse a que "se alimenta una cultura del descarte. Se descarta a los jóvenes cuando se limita la natalidad. También se descarta a los ancianos porque ya no sirven", no obstante no se ha referido de manera directa, explícita y clara a las prácticas de la cultura de la muerte: ¿hay miedo, se quiere conservar una imagen de populismo, no se ve la transcendencia del hecho? ¿por qué se calla la mención expresa de tan horrendos crímenes contra la persona y la personalidad?

    Como se dice aquí, en el mundo hay un mínimo anual de 40 millones de abortos, en Europa 1.000.000, en España unos 110.000 y en Cataluña unos 22.000 más 30.000 congelaciones de embriones. Desde 1973 hay acumulados 1.700 millones de abortos, y en Cataluña unos 500.000 entre abortos y congelaciones.

    Si los datos son correctos, Francisco tiene en Italia anualmente unos 111.000 abortos (2011). Francisco se queja de que en Europa hay 75 millones de jóvenes en paro, pero no menciona que hay 1 millón de niños no nacidos que nunca estarán en paro porque jamás nacerán.

    La base de la sociedad es la vida, la familia y el matrimonio, y el Evangelio de la vida protege al primer pobre, el niño no nacido indefenso e inocente, y es una verdad divinamente revelada que el aborto es un grave homicidio contra las personas inocentes, además de constituir un caso de infestación demoníaca de la sociedad y de sacrificio satánico de niños inocentes y mártires (no se les deja ser adultos), además de constituir un atentado contra la humanidad futura (no nacerán los hijos de los niños abortados) y presente (los niños no nacidos no podrán ayudar en la construcción de la sociedad)

    2. Se preocupa de los problemas de los otros y no de los propios

    Está bien dedicarse al diálogo ecuménico con los ortodoxos y al diálogo por la paz entre Israel y Palestina, pero dentro de la Iglesia tiene un gravísimo problema de "diálogo católico", de desintegración de la unidad y de la identidad de la fe católica, por el ataque del progresismo y modernismo católico.

    Afirma que el fundamentalismo es violencia en nombre de Dios, pero el progresismo es otra violencia legal que permite la destrucción y perversión de la persona y la personalidad, tal como dice el Catecismo: aborto, divorcio, homosexualidad, prostitución, reproducción humana.

    En Europa, tanto en la Iglesia, la sociedad y el gobierno, se desarrolla un proceso de apostasía de facto y de iure, por el que se quiere arrasar por completo con la fe y la moral católicas tanto en el espacio público (leyes relativistas y de la muerte) como en el espacio eclesial (progresismo modernista, Nueva Era). ¿Por qué Francisco no se da cuenta de ello?

    En mi opinión, el contexto biográfico de Bergoglio-Francisco procede de Argentina y de las Villas Miseria, por lo que su mentalidad está conformada por esta realidad. En cambio, el inigualable tándem Juan Pablo II y Ratzinger tenían conocimiento y experiencia vital de las consecuencias nefastas de las 3 grandes ideologías generadas en Europa: democracia liberal relativista, Hitler y Stalin.

    3. Le gusta la música de los políticos jóvenes

    Pues los políticos jóvenes no se compromente en los principios innegociales del catolicismo: vida, familia y educación católica.

    ResponderEliminar
  9. Entrevista Exclusiva del Papa Francisco a La Vanguardia.
    Texto integro: http://www.lavanguardia.com/internacional/20140612/54408951579/entrevista-papa-francisco.html

    El Papa y Catalunya:
    http://www.lavanguardia.com/politica/20140613/54409915716/papa-catalunya.html

    “De Roma viene, lo que a Roma va” Juan Rubio
    http://blogs.lavanguardia.com/atrio/?p=65

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. Las “independencias por emancipación” y las “independencias por secesión”.

      Para Juan Pablo II, hay tres motivos para decir no a la independencia de Cataluña respecto de España:

      - Interés y bien común (Mensaje a favor de la unidad nacional italiana:
      www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/letters/documents/hf_jp-ii_let_06011994_respons-catholic-people_sp.html)

      - pecado social y mal social (Reconciliación y Penitencia, 16. "La tercera acepción de pecado social se refiere a las relaciones entre las distintas comunidades humanas... Así la contraposición obstinada... de unos grupos contra otros dentro de la misma Nación, es también un mal social.")

      - constitucionalización del plan satánico de destrucción del diseño divino de la vida, familia y matrimonio (Bergoglio, Carta del 22 de junio del 2010 a las carmelitas bonaerenses con ocasión de la legalización de los matrimonios homosexuales):

      d) Defensa de la democracia, los derechos humanos y la libertad. Juan Pablo II afirmó que Evangelium Vitae 20, que las democracias que aprueban el aborto son tiranías, y Cataluña aprobará una constitución de la cultura de la muerte y del relativismo (ver por ejemplo Sor Forcades y "Procés Constituent"). Aplicando la Evangelium Vitae a Cataluña:

      a) Independencia homicida de niños no nacidos inocentes e indefensos.

      b) Independencia tirana, negacionista de derechos humanos y arbitraria: el derecho a la vida se niega sobre la base de un voto parlamentario. Es el resultado nefasto de un relativismo que predomina socialmente. El «derecho» deja de ser tal porque no está ya fundamentado en la inviolable dignidad de la persona, sino que queda sometido a la voluntad del más fuerte. La democracia va por un camino de totalitarismo fundamental. El Estado deja de ser la «casa común» donde todos pueden vivir según los principios de igualdad fundamental, y se transforma en Estado tirano, que presume de poder disponer de la vida de los más débiles e indefensos, desde el niño aún no nacido hasta el anciano, en nombre de una utilidad pública que es el interés de algunos (20).

      c) Independencia irracional, ingobernable y de la muerte: Separar la libertad de la verdad objetiva hace imposible fundamentar los derechos de la persona sobre una racionalidad y pone las bases para el arbitrio ingobernable de los individuos y el totalitarismo del poder público causante de la muerte (96).

      d) Independencia liberticida, perversa, inicua y absolutista: Reivindicar el derecho al aborto, al infanticidio, a la eutanasia, y reconocerlo legalmente, significa atribuir a la libertad humana un significado perverso e inicuo: el de un poder absoluto sobre los demás y contra los demás. Pero ésta es la muerte de la verdadera libertad.

      Eliminar
  10. Esto que dice el Papa hoy en la entrevista de La Vanguardia –aparte lo del separatismo, aunque también relacionado- me parece de una importancia descomunal, que va al origen de casi todo lo que pasa en el mundo, teniendo en cuenta las circunstancias pasadas, presentes y futuras. De incalculables consecuencias:

    “También quiero decir que a veces me da un poco de urticaria existencial cuando veo que todos se la toman contra la Iglesia y Pío XII, y se olvidan de las grandes potencias. ¿Sabe usted que conocían perfectamente la red ferroviaria de los nazis para llevar a los judíos a los campos de concentración? Tenían las fotos. Pero no bombardearon esas vías de tren. ¿Por qué? Sería bueno que habláramos de todo un poquito.

    Hemos caído en un pecado de idolatría, la idolatría del dinero… descartamos toda una generación por mantener un sistema económico que ya no se aguanta”


    Ya podía rechazar, o al menos quitar de la web del Vaticano, el documento idólatra y mamonista de Turkson, con participación del español Tomás Raga, en que se aboga por la tiranía mundial y anticristiana de un banco central.

    http://www.lavanguardia.com/internacional/20140612/54408951579/entrevista-papa-francisco.html


    ResponderEliminar
  11. Estoy de acuerdo, si se hiciera esto, se ocultaría la Verdad que nos ha transmitido la Iglesia para engaño y confusión de las generaciones futuras. Es decir, a nuestros hijos se les negaría la verdad sobre la vidad, la familia y el ser humano que nos enseñó el Señor. Es difícil de imaginar un mal mayor: que la Iglesia engañe a sus hijos ocultado la palabra del Señor. Estaría al servicio del padre de mentira.

    ResponderEliminar
  12. ¡muchas gracias! Don Custodio por este artículo lleno de luz.
    Saludos
    Pedro

    ResponderEliminar