jueves, 15 de mayo de 2014

Matabosch, el Kasper catalán

El Boletín oficial del arzobispado de Barcelona (BAB) reproduce la intervención del Dr. Antoni Matabosch Soler, sacerdote, amigo personal y colaborador privilegiado de nuestro cardenal, en la reunión del Consejo Presbiteral Diocesano del 12 de febrero de 2014, presidido por el mismo arzobispo Lluís Martínez Sistach, que en ningún momento corrigió o matizó sus palabras.

Mn. Antoni Matabosch hace una intervención a título personal -que entrega por escrito- sobre la indisolubilidad del matrimonio, tema que, como teólogo, ya hace años que ha estudiado y ha publicado varios estudios. Dado que el Papa Francisco busca remedios a las rupturas familiares, plantea el tema de la disolución o ruptura del vínculo matrimonial entre bautizados y la posibilidad de unas segundas nupcias . «No quiero escandalizar a nadie -dice-. Simplemente, hago una propuesta que podría ser asumible.»
 
Su intervención -de la que ofrecemos un resumen- tiene dos partes. En la primera - titulada « Disciplina actual de la Iglesia» - afirma que, según la doctrina de la Iglesia católica, el matrimonio válido y consumado entre dos bautizados no es nunca disoluble, ni internamente ni externamente. Durante el primer milenio consta que se dieron muchas excepciones a este principio. Durante el segundo milenio se ha ido considerando como doctrina adquirida, aunque no tiene carácter dogmático definido. Según la doctrina actual de la Iglesia católica, el ideal evangélico de la indisolubilidad se convierte o se entiende como un vínculo jurídico o un contrato que no se puede romper. El eminente canonista P. Navarrete, que fue nombrado cardenal, afirma que la Iglesia sabe que este matrimonio es indisoluble, aunque no sabe con certeza por qué razón, porque los matrimonios no consumados pueden disolverse; y en los llamados «privilegios paulino y petrino» se disuelven los matrimonios consumados.

En la segunda parte -titulada « Matizaciones de teólogos y canonistas de los últimos decenios»-  dice que, en esta cuestión, hay dos líneas de argumentos :

a) La indisolubilidad del matrimonio, un ideal evangélico
Consta en el NT que el ideal cristiano es la indisolubilidad. Lo que es más discutible es si esta indisolubilidad debe entenderse en su literalidad, como un vínculo que nunca se puede disolver. Muchos escrituristas dudan que se pueda hacer esta deducción.

La Iglesia Ortodoxa, tan estricta en temas doctrinales, tiene una posición matizada sobre este tema. Está claro que el matrimonio es indisoluble; pero la realidad es que a veces la debilidad o la malicia humanas lo rompen. La Iglesia ha de aplicar el principio de la oikonomia, que conjuga las exigencias del Evangelio con la infinita compasión de Dios hacia los hombres. Dicen que no se debe caer en la Acribia, el punto de vista estricto de la ley.

En cuanto a la Iglesia católica, en virtud de la llamada « potestad vicaria » ha modificado su juicio en diversos temas, entre ellos que la disolución de vínculos matrimoniales ( por « privilegio petrino », en los reealizados y no consumados, o por el « privilegio paulino », o « privilegio de la fe », en el caso de la ruptura, por uno de los cónyuges, de un matrimonio entre un cónyuge creyente y un no creyente, cf. 1 Co 7,12-16) .

b ) El matrimonio, comunidad de vida y de amor
El matrimonio cristiano es la misma realidad humana del matrimonio entendida, creída y vivida en el Señor. Una realidad humana que es una comunidad de vida y de amor,  pero en la doctrina y en la praxis canónica de los tribunales eclesiásticos el amor no tiene relieve o importancia jurídica en sí mismo. Lo que hace que haya matrimonio es el consentimiento de los esposos intercambiando los derechos y deberes propios de la cuestión conyugal. sólo la voluntad consensual expresada en el contrato puede tener validez o relieve jurídico.

Parece que hay una disfunción entre esta concepción jurídica y la realidad del matrimonio cristiano, que es una comunidad de vida y amor y un signo del amor entre Cristo y la Iglesia. Si no existe este amor, ¿ se podría pensar en permitir unas segundas nupcias, especialmente en casos en que hay una parte que es víctima - por haber sido abandonado/da- y ha hecho todos los esfuerzos para no romper la comunidad de vida y de amor?


Original en catalán
Mn. Antoni Matabosch fa una intervenció a títol personal —que lliura per escrit— sobre la indissolubilitat del matrimoni, tema que, com a teòleg ja fa anys que ha estudiat i n’ha publicat diversos estudis. Donat que el Papa Francesc cerca remeis als trencaments familiars, planteja el tema de la dissolució o trencament del vincle matrimonial entre batejats i la possibilitat d’unes segones núpcies. «No vull escandalitzar ningú —diu—. Simplement, faig una proposta que podria ser assumible.»
La seva intervenció —de la que n’oferim un resum— té dues parts. En la primera —titulada «Disciplina actual de l’Església»— afirma que, segons la doctrina de l’Església catòlica, el matrimoni vàlid i consumat entre dos batejats no és mai dissoluble, ni internament ni externament. Durant el primer mil·lenni consta que es donaren moltes excepcions a aquest principi. Durant el segon mil·lenni s’ha anat considerant com a doctrina adquirida, tot i que no té caràcter dogmàtic definit. Segons la doctrina actual de l’Església catòlica, l’ideal evangèlic de la indissolubilitat es converteix o s’ha
d’entendre com un vincle jurídic o un contracte que no es pot trencar. L’eminent canonista P. Navarrete, que fou nomenat cardenal, afirma que l’Església sap que aquest matrimoni és indissoluble, tot i que no sap amb certesa per quina raó, perquè els matrimonis no consumats es poden dissoldre; i en els anomenats «privilegis paulí i petrí» es dissolen els matrimonis consumats.
En la segona part —titulada «Matisacions de teòlegs i canonistes dels darrers decennis»— diu que, en aquesta qüestió, hi ha dues línies d’arguments:
a) La indissolubilitat del matrimoni, un ideal evangèlic
Consta en el NT que l’ideal cristià és la indissolubilitat. El que és més discutible és si aquesta indissolubilitat s’ha d’entendre en la seva literalitat, com un vincle que mai no es pot dissoldre. Mols escripturistes dubten que es pugui fer aquesta deducció.
L’Església Ortodoxa, tan estricta en temes doctrinals, té una posició matisada sobre aquest tema. És clar que el matrimoni és indissoluble; però la realitat és que a vegades la feblesa o la malícia humanes en trenquen. L’Església ha d’aplicar el principi de l’oikonomia, que conjuga les exigències de l’Evangeli amb la infinita compassió de Déu vers els homes. Diuen que no s’ha de caure en l’acribia, el punt de vista estricte de la llei.
Pel que fa a l’Església catòlica, en virtut de l’anomenada «potestat vicària» ha modificat el parer en diversos temes, entre els quals la dissolució de vincles matrimonials (pel «privilegi petrí», en els rats i no consumats, o pel «privilegi paulí», o «privilegi de la fe», en el cas del trencament, per un dels cònjuges, d’un matrimoni entre un cònjuge creient i un no creient, cf. 1Co 7,12-16).
b) El matrimoni, comunitat de vida i d’amor
El matrimoni cristià és la mateixa realitat humana del matrimoni entesa, creguda i viscuda en el Senyor. Una realitat humana que és una comunitat de vida i d’amor. Però en la doctrina i en la praxi canònica dels tribunals eclesiàstics l’amor no té relleu o importància jurídica en si mateix. El que fa que hi hagi matrimoni és el consentiment dels esposos intercanviant els drets i deures propis de l’afer conjugal. Només la voluntat consensual expressada en el contracte pot tenir validesa o relleu jurídic. Sembla que hi ha una disfunció entre aquesta concepció jurídica i la realitat del matrimoni cristià, que és una comunitat de vida i d’amor i un signe de l’amor entre Crist i l’Església. Si no hi ha aquest amor, ¿es podria pensar en permetre unes segones núpcies, especialment en casos en què hi ha una part que és víctima —per haver estat abandonat/da— i ha fet tots els esforços per no trencar la comunitat de vida i d’amor?

22 comentarios:

  1. Aquí hay varias cosas que se podrían aclarar:

    Cuando realmente no hay matrimonio, porque ya no hay ntención de indisolubilidad o bien por quedar bien ante la familia, especialmente los padres o abuelos, que por cuestiones tradiciones, les gusta que sus hijos o nietos se casen por la Iglesia, aunque por ignorancia que esa forma de pensar invalida el Sacramento, porque los novios no van libremente al altar.

    Supongo que sería por esa razón, que una importante personalidad de la Iglesia, opinaba que unos 50% de matrimonios canónicos son nulos.

    Si eso fuera así, lo que se tendría que buscar una fórmula jurídica para anular esos matrimonios, porque en realidad no lo son.

    La otra cuestión es si hay pecado mortal o no para poder comulgar.

    Sobre la Comunión Sacramental la Iglesia católica tiene una doctrina muy clara.

    La Eucaristía: ¿presencia real o simbólica de Cristo?

    Jn 6.53 -54 Jesús les dijo: ‘En verdad les digo que si no comeis la carne del Hijo del Hombre y no bebeis su sangre, no teneis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene la vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día’.

    Jn 6.55-56 Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él.

    Es cierto que esto resulta difícil de entender para algunos, como Jesús mismo ya nos lo dice. Al igual que en el desierto, los israelitas dudaban de que Dios podría darles a comer carne, así también cuando vino Cristo, los judíos cuestionaban el cómo les podría dar a comer de su carne:

    Nm 11.4 Los mismos israelitas se pusieron a quejarse. Decían: ‘¿Quién nos dará carne para comer?’

    Jn 6.52 Los judíos discutían entre sí: ‘¿Cómo puede éste darnos a comer carne?’

    Desde el principio, la Iglesia se reunía a celebrar la Eucaristía, entonces conocida como Fracción del Pan. Lo hacían el primer día de la semana; es decir, el domingo. Tal y como lo sigue haciendo la Iglesia Católica todos los domingos del año.

    Hch 2.42 Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la convivencia, a la fracción del pan y a las oraciones.

    Hch 20.7 El primer día de la semana estábamos reunidos para la fracción del pan.

    Lo que se repite en la Misa, durante la celebración de la Eucaristía tiene su origen en la Palabra de Dios, como podemos ver a continuación. En la Misa se dice: ‘Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección. Ven, Señor Jesús’. Esta aclamación se basa en el siguiente texto:

    1 Cor 11.26 Fíjarse bien: cada vez que comeis este pan y bebeis de esta copa están proclamando la muerte del Señor hasta que vuelva.

    Previa a la Comunión, es necesario haber confesado ante el sacerdote todos los pecados mortales, de lo contrario el pecado que uno comete es de suma gravedad, como nos dicen los siguientes textos bíblicos:

    1 Cor 11.27 El que come el pan o bebe la copa del Señor indignamente, peca contra el cuerpo y la sangre del Señor.

    1 Cor 11.29 El que come y bebe indignamente, come y bebe su propia condenación por no reconocer el cuerpo.

    Para terminar, veamos algunos textos más que refuerzan lo que la Eucaristía significa para nuestra Iglesia Católica

    1 Cor 10.16 La copa de bendición que bendecimos, ¿no es comunión con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos, ¿no es comunión con el cuerpo de Cristo?.

    Jn 6.35,41 Jesús les dijo: ‘Yo soy el pan de vida’ … Los judíos murmuraban porque Jesús había dicho: ‘Yo soy el pan que ha bajado del cielo’

    Jn 6.48 ,50 Yo soy el pan de vida. Aquí tienen el pan que baja del cielo, para que el hombre coma de él y ya no mueran.

    Jn 6.51 Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá para siempre. El pan que yo daré es mi carne.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada más que decir, bien dicho.

      Sólo pedir que pasen de nuevo por el Seminario y la Facultad de Teología y hagan un curso de mantenimiento.

      Eliminar
    2. No, gracias, Dios me libre de hacer ningún curso de mantenimiento o sea de puesta al día, por lo menos es lo que yo deduzco.

      En primer lugar le diré que soy un jóven ya de una cierta edad, casado y nunca he pisado un aula del Seminario o de la Facultat de Teología. Ya sé que hay de todo como en la "viña del Señor", pero si algún día tengo que ir, procuraré, si está en mi mano, escoger los profesores y ver el temario. Es incomprensible que tengamos que soportar personajes que pueden ser "muy sabios" pero que relativizan el pecado y en consecuencia el infierno.

      No es extraño que nuestro Seminario no tenga vocaciones.

      Actualmente, da vergüenza decirlo, pero solo se puede a "esos profesores", para aprobar, pasar el expediente y que puedas ejercer de profesor de Religión, para "darte cuenta de como está el patio" y darle gracias a Dios por la fe que nos ha dado, pensando que nuestro fin es Dios y por Dios la salvación de las almas.

      Eliminar
  2. Los otros Kasper - 1.316 de mayo de 2014, 1:04

    El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha sido confirmado por el papa Francisco como miembro del Pontificio Consejo para los Laicos hasta los 80 años.

    Nada bueno parecía presagiar la visita del ministro del dicasterio de los religiosos, Mons. José Rodríguez Carballo, y su reunión con Sistach y el presidente claretiano Màxim Muñoz.

    Menos aún cuando Carballo resumía en La Vanguardia del domingo los remedios para las vocaciones religiosas y sacerdotales: la calidad evangélica y profética; la evitación de la autorreferencialida mediante el encuentro y el diálogo; el discernimiento entre vocación y conversión; no caer en la tentación del número y la eficacia; dar a la mujer un lugar de responsabilidad.

    No, el verdadero tema nuclear es la apostasía.

    Me temo que la reforma del gobierno de la Iglesia propuesta por Francisco en su Evangelii Gaudium, está comprometida. Pues la visión de la realidad vuelve a pasar por el centralismo de la curia: la centralidad pontificia (Carballo) conoce la realidad filtrada que le dan a conocer la centralidad episcopal (Sistach) y la centralidad congregacional (Muñoz).

    Y ambos, Sistach y Muñoz, opacan por diversos motivos la profunda devastación y pecado interior de la Iglesia Tarraconense que desde el Concilio ha realizado los diversos anticristos en esta generación. El resultado era el esperable, el Zar confíó en el conde Potemkin, y la realidad perdió:

    Potemkin ¿Rusia va bien?. Mejor que bien, Imperátor ¡bucólico!

    De los dos ejes eclesiales, el de la salvación y el apocalíptico-escatológico, Francisco sobresale en el primero, como demuestra la Evangelii Gaudium y su magisterio privado cotidiano.

    Pero falla en la praxis del elemento escatológico: el combate contra los anticristos de cada época (San Juan) y la apostasía interior de la Iglesia que conduce al anticristo con el poder de satanás (II Tesalonicenses), tal y como veo en mi realidad eclesial habitual.

    Ya que se celebrará en Barcelona este mayo el Congreso internacional sobre Pastoral en las grandes ciudades, de mis experiencias propongo una guía dirigida a obispos, sacerdotes, teólogos y profesores:

    Lo que se deben de preguntarse los Superiores Mayores (obispos y abades):

    1. ¿Visito las parroquias, hospitales, escuelas, conventos y otros centros católicos?

    2. ¿Aplico el principio inquisitivo, que busca la realidad y la verdad de las cosas, y no el principio dispositivo, que acepta pasivamente la “realidad” que los interesados me echen por su propia iniciativa y con riesgo de ocultación de elementos relevantes?

    ResponderEliminar
  3. Los otros Kasper - 2.316 de mayo de 2014, 1:05

    Aplicado a los sacerdotes, religiosos y teólogos:

    1. ¿Confieso y evangelizo? Evangelizando divulgo los mandamientos y los fieles conocen sus pecados que serán confesados y no comulgarán sacrílegamente.

    2. ¿Cumplo el rito de la misa y la confesión? No hago misas inválidas al modificar la fórmula de consagración; doy la eucaristía y la Sangre de acuerdo con las normas; no celebro confesiones en forma prohibida.

    3. ¿Sigo la Nueva Era, el método histórico-crítico y comparativo y el nacionalprogresismo? No practico el zen, el yoga, el eneagrama; no aplico el alegorismo del método histórico; mi identidad no es preferentemente étnico-social: social, nacional, lingüística, progresismo moral y teológico.

    4. ¿Hago efectiva la tradición de la Iglesia: en la oración, en la doctrina, en la profecía? En mi parroquia se reza el rosario con Exposición del Santísimo, estando presente entre los orantes María y Jesús-Eucaristía; en mis homilías y documentos cito a la Tradición y al Magisterio, a los Padres, Doctores y personalidades relevantes de santos, teólogos y místicos; denuncio los males y maldades de esta generación malvada y perversa.

    5. ¿Hago pastoral de los ancianos y enfermos, de los pobres y excluidos de mi parroquia; se desarrollan los sacramentales; tengo conocimientos de exorcística; hay actos carismáticos; acepto los nuevos movimientos? A enfermos y ancianos les traigo imágenes y la eucaristía, les acompaño y les pregunto cómo están; ayudo a los pobres; bendigo casas, vestidos, imágenes, medallas, agua, sal y aceite; tengo conocimientos en posesión, infestación, tentación y maldición demoníacos; conozco la acción real de los carismas y dones del Espíritu Santo.

    6. ¿Participan los laicos y los voluntarios son reconocidos? Consigo que los laicos participen en sus responsabilidades y no someto a los voluntarios a una carga de trabajo excesiva y me olvido de agradecerles y compensarles sus esfuerzos.

    7. ¿Velo y vigilo por las patologías y perversiones? Vigilo que el mal patológico, el mal moral y el mal del maligno no inunden mi espacio vocacional ni el de mis colaboradores y feligreses.

    ResponderEliminar
  4. Los otros Kasper - 3.316 de mayo de 2014, 1:07

    Francisco aún desconoce que el verdadero drama apocalíptico de la Iglesia Universal se desarrolla en la Iglesia de Europa, y que su nombre es apostasía, herejía, disidencia, ruptura, heterodoxia y corrupción, desarrollado por diversos anticristos en el propio interior de la Iglesia: se destruye la fe y el hombre a través del aborto, eugenesia y eutanasia socialmente consensuada que destruyen su persona, y de la nueva sexualidad que pervierte su personalidad. Es el primer Papa que conoce los problemas de Cuba, como dijo Rosa María Payá, hija del fundador del Movimiento Cristiano Liberación, Oswaldo Payá, pero no reconoce los problemas de la Iglesia que están en Europa.

    El drama de nuestros días se desarrolla a través de los tipos-figuras de las dos bestias, el ánomos o anticristo, la prostituta, Babilonia: poderes eclesiásticos corruptos, poderes políticos y económicos con los poderes científicos asociados, el escándalo de inmoralidad y apostasía, las modas y lugares de pecado masivo y legitimado. Los nuevos mártires modernos son los más de 2.700 niños no nacidos inocentes europeos que cada día mata en homicido estas democracias satánicas. El Papa pierde una oportunidad de perfección en la defensa de la vida no asociando el aborto con las tragedias como la de los mineros turcos y los náufragos en el Mediterráneo.

    La Tarraconense está íntimamente desintegrada y descompuesta desde el punto de la fe, la verdad y la justicia, el primer elemento articular desde el cual se desarrolla una fe activa con obras, la caridad, la esperanza y todos los dones, carismas y frutos.

    Muchos sacerdotes, religiosos y teólogos catalanes han aceptado el método histórico-crítico y comparativo, un sistema intelectual que destruye completamente la inerrancia e historicidad de la Biblia, al reducirla a una novela de alegorías creadas por maestros, discípulos y comunidades de creyentes, con lo cual arrasa por conexión a la Tradición, la infalibilidad del Magisterio y la confiabilidad en las enseñanzas de Doctores, Padres y grandes maestros místicos, santos y teólogos. Cuando decimos “Palabra de Dios” deberíamos decir “Cuento de Dios”

    Se puede comprobar en los libros de Antonio Piñero “Jesús y las mujeres”, Ignasi Moreta en "Converses amb Josep Rius-Camps", Hans Küng, "Jesús”, y José Antonio Pagola "Jesús: aproximación histórica":

    a) La resurrección de la hija del jefe de la sinagoga Jairo (Marcos 5, 21-43) no fue histórica o real, sino que es alegórica, metafórica, simbólica espiritualmente de un sujeto colectivo

    b) La niña muerta y dormida es la representación alegórica de la joven comunidad sinagogal, que aparentemente ha muerto espiritualmente a los ojos de los hombres por falta de la Palabra de Dios, pero que para Jesús sólo está dormida espiritualmente

    c) El «Talitá kum», que significa «¡Niña, yo te lo ordeno, levántate!», es el poder de la Palabra de Dios en resucitar y despertar a la comunidad inane espiritualmente.

    d) El "dijo que dieran de comer a la niña", es una orden de Jesús para que la joven comunidad de la sinagoga, renacida y despertada, fuera alimentada espiritualmente de la Palabra de Dios por su padre espiritual, el archisinagogo, responsable de haberla abandonada espiritualmente y dejado morir o dormirse

    e) La tempestad calmada: es la historia de un salvamento marítimo mediante los gritos y las oraciones

    f) La moneda en la boca del pez: es la orden dada por Jesús de pescar peces para venderlos y pagar así el impuesto obligatorio del Templo

    g) Los 40 días de las tres tentaciones en el desierto de Jesús, con el demonio, los ángeles, los ayunos, los animales y la naturaleza, son todos ellos elementos alegóricos: los 40 días remiten a los 40 años de Israel en el Desierto antes de entrar en la Tierra Prometida; las 3 tentaciones serían 3 pruebas calificantes al estilo heroico de los 10 trabajos de Hércules

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La reforma de Francisco ha muerto16 de mayo de 2014, 16:28

      I. El fin de Francisco

      ... y la Curia respira tranquila: todo vuelve a su remansado cauce de siempre: entre generales va la cosa; de cardenal a cardenal va cero.

      En efecto, la increible confirmación de Sistach en el Consejo de Laicos por Francisco demuestra que ha fracasado toda pretensión de Francisco de cambiar la curia, aunque dicho organismo sea irrelevante, dado que el verdadero protagonismo e importancia lo tienen los nuevos movimientos.

      Es curioso que la tumba de su proyecto haya sido en Barcelona al año de su mandato, pero la realidad es ésta: en palabras quedaron las declaraciones de Francisco sobre la descentralización, la sinodalidad, las conferencias episcopales, el arribismo, el carrerismo, la ambición, la vanidad y el olor a oveja.

      La cita en Barcelona reservada entre altos cargos, Carbajal, Sistach y Muñoz (claretiano, URC), y el inmediato correlato de la confirmación de Sistach, ha sido más de lo mismo: sólo entre altos cargos se cuece la cosa, y queda claro que la jerarquía no es accesible para quien tiene méritos y talentos, sino que sólo queda reservada para la gerontocracia, los que saben mantener un statu quo antievangélico y para aquellos que saben disimular los mútiples defectos de sus asociados (URC): Caram, Forcades, Viqui...

      II. El método crítico-histórico

      El método crítico-histórico se ha convertido en una arma de destrucción masiva de la fe del pueblo sencillo de Cataluña, es la razón de la implosión interna de la Iglesia Tarraconense, y la causa del rápido ascenso de los nuevos movimientos que se basan en la inerrancia de los evangelios y la infalibilidad magisterial.

      Este método crítico-destructivo se fundamenta en la división de Jesús en dos partes incompatibles: el Jesús de la Historia, que suponen históricamente correcto, y el Cristo de la Fe, el Cristo inventado, de ficción, elaborado por una serie de anónimos y desconocidos autores individuales y colectivos durante un siglo para fines teológicos y catequéticos.

      Así, los evangelios tienen tres estratos: el estrato A, el Jesús de la Historia, el de las ipsissima verba Jesu; el estrato B, elaboración no histórica de la primera generación de discípulos y comunidades; el estrato C, creado por la segunda y tercera generación.

      Curiosamente, mientras Jesús diferenciaba entre diálogos, comparaciones y parábolas, los supuestos redactores subyacentes no diferenciaron entre las ipsissima verba Jesu y sus elucubraciones de novela histórica sobre Jesús, confundiendo durante 2000 años a los fieles sobre la veracidad histórica de lo que estaban leyendo.

      Pero el Jesús de la Historia tiene un problema: al ser un personaje histórico distante, deben de tomar documentos de veracidad diversa, entre ellos los evangelios canónicos con los apócrifos, y cada episodio se somete a una serie de instrumentos intelectuales (disimilitud, concordancia) para hallar una pseudo-verdad que sólo es un consenso interpretativo extraeclesial, una verdad de por sí provisional y no auténtica.

      Un ejemplo: la curación del espíritu inmundo de la siriofenicia, el Jesús de la Historia muestra la verdad de un rabino judío racista, xenófobo, ultrarradical y sexista; el Cristo de la Fe es una redacción posterior de Marcos y su comunidad para su proyecto teológico y catequético entre los no judíos.

      La reacción en cadena es plena: se aniquila toda verdad de los evangelios sobre Jesús y toda la Tradición y Magisterio, más el consenso de los fieles y la exégesis y hermenéutica de la patrística, los doctores y los más destacados teólogos, santos y místicos de la Iglesia; y se desobede la advertencia de Benedicto XVI sobre la obsolescencia y peligros del método histórico-crítico (Prólogo del libro Jesús de Nazaret y Conferencia del cardenal Ratzinger en el encuentro de presidentes de comisiones episcopales de América Latina para la doctrina de la fe): la verdad está en que la fe de la Iglesia es la verdadera clave de interpretación y la Iglesia es su única y auténtica intérprete.

      Eliminar
  5. Es una pena que se llamen teologos. Sinceramente porque no dicen lo que son teologos protestantes. Que se vayan a La Iglesia Luterana, alli no hay sacramento del matrimonio indisoluble para los protestantes, el matrimonio es un contrato que regula las relaciones familiares y por tanto no es indisoluble y ya tienen lo que quieren se pueden casar todas las veces que quieran.
    Lo mejor seria que dijeran que son protestantes que solo reconocen el sacramento del bautismo. Que en la eucaristia no esta Cristo realmente, sino solo espiritualmente, no hace falta el sacramento de la penitencia ni el del orden ni la uncion de enfermos. El tema de que los sacramentos crean la gracia no va con ellos.
    Solo Fe, las obras no salvan
    Solo escritura, sin papa ni tradicion, y acabariamos antes, pero no R que R, en llevar a cabo la destroza de la Iglesia, pues que lo digan claro y tan amigos.
    Si lo que quieren ya esta inventado, es cuestion de cambiar de Iglesia de la catolica a la protestante. No paran pero no ven que no puede ser, que eso no es Catolico que es Luterano.

    En fin Doctores tiene la Iglesia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Es una pena que se llamen teologos"

      La verdad, da risa lo de Kasper y Matabosch. Teólogos de pega.

      No comprendo por qué no aceptan ya directamente el divorcio libre y se dejan de tanta tontería de condiciones y condicionantes: que si no tienen culpa, que si necesitan ayuda, que si van de buena fe, que si patatín, que si patatán... unas condiciones que saben que nunca nadie jamás las va a comprobar ni la va a exigir en modo alguno, y menos en el clero progresista. Barra libre y menos cuentos.

      ¿Por qué son tan intolerantes y duros y sólo admiten un divorcio? Una vez puestos, tan legítimo es uno como ocho.

      ¿Y los matrimonios homosexuales no pueden comulgar? Si Dios es amor y son una comunidad de amor y un proyecto conjunto...

      ¿Y los emparejados de hecho tampoco?

      Todo un verdadero despropósito.

      Eliminar
  6. Con el argumento de que el ideal evangélico es la indisolubilidad, pero la realidad y debilidad es otra, se podría argumentar la validez de la poligamia. Como dicen los musulmanes: en Occidente se casan con una detrás de otra, y nosotros con todas a la vez, y al final es lo mismo, incluso con menos conflictos.

    ResponderEliminar
  7. Al margen de sus peregrinas opiniones sobre el matrimonio -qué sabrá él- Matabosch es una mala persona.
    Un representante de la Nunciatura me lo definió una vez como un nulo sacerdote, un agitador en lo político y un delincuente en lo económico.
    Tristemente, no se puede definir mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si eso piensan en Nunciatura no podemos estar en mejores manos. Creo que es la mejor definición y la más precisa que he oído nunca de un eclesiástico tan impresentable como Mn. Matabosch.
      Lo que sorprende es que teniendo esa imagen de él en Nunciatura, nuestro cardenal siga dándole cargos y más cargos y dándole voz pública como en lo que dijo en el Consejo Presbiteral

      Eliminar
    2. Entonces habrá que ver con interés el relevo del antiguo arzobispo -Sistach- y el nuevo arzobispo y todos estos pufos económicos, personales, administrativos y otros.

      "Un representante de la Nunciatura me lo definió una vez como un nulo sacerdote, un agitador en lo político y un delincuente en lo económico."

      Aquí se necesita una política urgente e inmediata de transparencia y publicidad económico-financiera. No puede ser de ninguna de las maneras que mí y nuestra Iglesia esté mezclada en chanchullos que son conocidos sotto voce en la Nunciatura, los cuales, con su habitual política de disimulo, no hace nada. No en mi nombre.

      Eliminar
    3. Di, repite y algo quedará.

      "Un representante de la Nunciatura...". Con esto, el argumento es tumbativo.

      Aquí se necesita tnransparencia: el anónimo de las 11:11 es anónimo.

      Me gustarúa saber si GG está de acuerdo con que se dé una imagen de Mn. Matabosch. ¿Saben cuál es la base en qiue se sustenta esta afirmación?

      Vamos bien: esto es pura caridad cristiana.

      Eliminar
    4. Joan Marc:

      "Lo que sorprende es que teniendo esa imagen de él en Nunciatura, nuestro cardenal siga dándole cargos y más cargos y dándole voz pública como en lo que dijo en el Consejo Presbiteral"

      Pues muy fácil.

      1. Existen normas españolas, europeas e internacionales para que Sistach-Matabosch hagan públicas, transparentes y de acceso libre y universal, todas sus actividades que tengan relación con el euro.

      2. Además, Sistach puede eliminar desde el mismo lunes este cargo monárquico unipersonal que tiene Matabosch, y pasar toda la actividad financiera a un colegio de expertos nombrado de manera pública e independiente.


      El Arzobispado de Barcelona tiene una estructura de escala y densidad suficiente como para colegiarse en asuntos económicos.

      Eliminar
  8. Se olvida de lo mas principal. LA NEGACIÓN A PROCREAR, tenemos muchos matrimonios con el Sacramento Matrimonial que so niegan a tener hijos, si ir mas lejos Catalunya tiene la tasa de natalidad MAS baja de Europa y una de las peores del mundo (que afecta no solo al futuro sino a la imposibilidad actual de ampliar los 60.000 millones de euros que se deben pues no habrá quien los pueda devolver) ¿Podemos decir que este Matrimonio esta disuelto por no cumplir uno de los dos objetivos: Procrear y "remedio de la concupiscencia". Este tema es mucho mas importante que ningún otro pues sin hijos vamos a la NADA CON PATATAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "...la tasa de natalidad MAS baja de Europa y una de las peores del mundo..."

      Ha dado en el clavo.

      Eliminar
    2. Muy oportuno el introducirlo.

      Eliminar
  9. SOCORRROOOO!!!!

    La alcaldesa de Hospitalet de Llobregat quiere prohibir una procesión!!! Virgen de Gracia,

    http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=20805

    ResponderEliminar
  10. Para Los otros Kasper. Dice usted que el papa Francisco desconoce... Yo pienso que quien desconoce es usted. ¿De verdad piensa que sabe más que el Papa? Hágaselo mirar, por favor. Es muy triste la sabiduría de algunas personas.

    ResponderEliminar
  11. El Sr Matabosch..sabemos que es sacerdote pero no precisamente por sus signos externos..en este momento es una persona que define muy bien la línea del Obispado sobre lo que la iglesia llama el atrio de los gentiles...en la diócesis de Barcelona se limitan a dar conferencias, simposiums y reuniones a las que invitan a obispos y cardenales...el problema que veo es que siempre había entendido que los gentiles eran los neo-paganos de la sociedad actual, los católicos que han abandonado la Iglesia y todas aquellas personas ALEJADAS de la Iglesia...y mi duda es si todos estos actos culturales llaman a la fe realmente a los verdaderos gentiles, a los alejados de la Iglesia que ,por desgracia, hay muchos en la sociedad de hoy o bien son actos para justificar que la Iglesia de Barcelona se gasta un presupuesto haciendo "cosas" cuyo fin es salir en los periódicos. Me da la impresión que la palabra EVANGELIZACION (ir al encuentro de los alejados, salir a las plazas,abrir caminos para recibir a los que deseen entrar en la Iglesia), que el Papa actual y los anteriores esta un poco lejos de este estilo del Sr.Matabosch que normalmente si lo ves por la calle ( yo lo veo bastante ) no se diferencia en nada de una persona "gentil"...(parece que tenga problemas en llevar algún distintivo que lo identifique como sacerdote)...En esta linea "secularizadora" de personas infuyentes como el Sr Matabosch no me extraña que tengamos tan pocas vocaciones en el seminario de Barcelona...porque no es nada atrayente para un joven verlo a él y menos escucharlo.

    ResponderEliminar
  12. Este "pela-bosques" (pela de peseta o de pelar, es lo mismo) lo pela todo.
    Salvador Biarnés (ElCidCabreador)

    ResponderEliminar