martes, 20 de mayo de 2014

La falta de "cantera" episcopal catalana

Uno de los problemas para la substitución de n.s.b.a cardenal Martínez Sistach es la falta de "cantera catalana" para, ocupar su puesto. En alguna de las ternas que estos días pululan de forma quinielística, no aparece ningún obispo nacido en Cataluña. Estoy hablando de obispos no catalanes de origen, aunque alguno pueda estar en nuestra tierra como es el caso de Don Sebastià Taltavull, nacido en Menorca. Tampoco son nacidos en Cataluña Don José Ángel Saiz (Cuenca), Don Agustín Cortés, Don Juan Piris y Don Enrique Benavent (Valencia).

Del resto de obispos catalanes parece que sólo Don Jaume Pujol tendría alguna posibilidad teórica, y digo teórica por el hecho de ser arzobispo metropolitano y primado (de las Españas), y porque en la anterior substitución fue precisamente el entonces titular de Tarragona (Sistach) el elegido. Pero personalmente no creo que en esta ocasión se repita la jugada.

Don Joan Enric Vives, el deseado histórico del nacional-progresismo, es un candiadato por el que ya nadie apuesta. Aunque en su espíritu camaleónico participó en la canonización de los Santos Juan XXIII  y Juan Pablo II como un obispo más y renunció a estar entre los jefes de Estado, como había hecho en las últimas grandes celebraciones de la Iglesia, para no disgustar al Santo Padre Francisco. La suya es una carta marcada y en su caso negativamente. La excusa perfecta de su cargo de co-príncipe andorrano, le va como anillo al dedo a la Santa Sede, para argumentar que no es conveniente su traslado y dejarlo hasta su jubilación en la Seu d'Urgell.

Don Romà Casanova me parece un obispo bueno, espiritual y de recta doctrina, pero una diócesis como Barcelona es más que probable que como a su maestro y valedor Don Ricardo Carles (R.I.P) le superara completamente. Y esa experiencia ya la hemos vivido y no es como para repetirla.

De Don Francesc Pardo hemos dicho cosas positivas y negativas, ha sido capaz de neutralizar el virus infeccioso del "Forum Alsina" pero también hay que decir que lo ha tenido muy fácil, son pocos y muy ancianos. En otros temas como en el caso del Rvdo. Jaume Reixach no ha estado a la altura y desde Roma han tenido que poner orden y cordura a un tema escandaloso que tenía los visos de quedar mal resuelto. Por otra parte su nacionalismo le pierde, para adoctrinar a su clero nada más y nada menos que ha traído primero al mismísimo Jordi Pujol y ahora recientemente al nacionalista Rvdo. Joan Costa para dejar claro el derecho de Cataluña a votar su destino.


Nos queda el más jovencito, el que tenía que ser la esperanza de futuro para la Iglesia catalana, Don Xavier Novell, pero probablemente esa juventud y un cierto espíritu de protagonismo le está jugando muy malas pasadas. En su favor hay que decir que no lo tenía fácil, con un clero asilvestrado, formado en la escuela de aquel obispo nefasto en todos los sentidos que fue Don Antoni Deig. Ha hecho cosas buenas, ha confiado en el clero joven, ha defendido la buena doctrina católica, en algunos casos quizá creando escándalos innecesarios como el reciente caso de impedir a los no bautizados que intervengan como abogados en los casos de nulidad canónica matrimonial. Es evidente que el Derecho Canónico le avala y así debe ser, pero probablemente otro obispo hubiera hecho lo mismo y hubiera pasado completamente desapercibido. Sus excentricidades como disfrazarse de demonio o afirmar en una homilía que la Virgen María entiende el anhelo independentista, demuestran que todavía está poco maduro, y algunos dudan que algún día pueda madurar del todo.

No hay más obispos catalanes, además del auxiliar de Terrassa Don Salvador Cristau, al que no cuento como posible candidato. Como pueden comprobar, la cantera es pequeña y luce bastante poco, no es de extrañar que se piense en nombres de fuera, con el agravante de que la experiencia valenciana no ha sido demasiado positiva en Cataluña. Todo esto complica la substitución de nuestro actual arzobispo, ya que un prelado no catalán, en los tiempos movedizos por lo que respecta a las cuestiones identitarias e independentistas, no parece caer en el mejor momento. De ahí esa prórroga que nuestro cardenal Sistach va consiguiendo, pero que no puede alargarse mucho. Sea cual sea el veredicto, confiemos que la Providencia nos envíe un buen pastor, con olor de oveja, y con ganas de mojarse en todos los sentidos, trabajar en serio y no de cara a a la galería, y plantar cara a la secularización y a una iglesia diocesana a la deriva, sin rumbo y con un clero escaso y en algunos casos inmovilista.

Antoninus Pius

21 comentarios:

  1. Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y arrojado al fuego. Así que por sus frutos los reconoceréis. (san Mateo 7, 15-20)

    Este texto nos viene, anillo al dedo, para el tema de hoy. Sino toda, la mayor parte de la crisis religiosa que vive actualmente Cataluña, y digo Cataluña porque estamos hablando de ella, se debe a que desde los años setenta, se ha querido colocar a un episcopado que en lugar de acercar las ovejas, más bien a dispersado a muchas.

    Con un bajo índice de natalidad, es imposible que puedan surgir vocaciones, ni buenas ni malas, y las que surgen cuidarlas con el máximo esmero para que no tengan que emigrar.

    Unos Obispos en que ha primado más el fervor nacionalista, sino a que viene "VOLEM BISBES CATALANS", que el pastoral, acabando por hacer una Iglesia que pretendiese ser a gusto de todos y eso es imposible.

    No se puede servir a Dios y a los partidos políticos y quedar bien con la Autoridades civiles, seguro que actualmente esa convivencia no es útil

    ResponderEliminar
  2. Los problemas de Francisco21 de mayo de 2014, 1:02

    El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez-Sistach, pide como Francisco "transformar todo lo que sea necesario en la Iglesia" para ganar fieles en las grandes ciudades y facilitar la evangelización, en la inauguración de la primera fase del I Congreso Internacional de Pastoral de las Grandes Ciudades. Opino que tanto Francisco, como la mayoría de los obispos, abades y Superiores Mayores, tienen 5 gravísimos problemas:

    1. Bioética, familia y matrimonio. Francisco confesó que no es especialista en bioética, y en su Evangelii Gaudium sólo tiene 2 puntos sobre bioética. Desde 1973, legalización del aborto en EEUU, como mínimo han habido 2.000 millones de abortos [2], 40 millones mundiales anuales y 2.700 diarios en la Unión Europea. Además, existe el turismo y tráfico transfronterizo buscando el mejor país para abortar o para la reproducción humana artificial (congelación y donación de gametos y embriones). La homosexualidad es promovida abiertamente por los poderes públicos [3]. Dick Swaab (“Somos nuestro cerebro”) fomenta la campaña de la libre elección de la muerte asistida “Por propia voluntad” (eutanasia y suicidio asistido); Guido Pennigs, experto bioético, promociona la reproducción asistida; el primatólogo Frans de Waal propugna el reduccionismo animal del hombre. Falta conocimiento de la Veritatis Splendor y Evangelium Vitae.

    2. Nueva Era. Es un conjunto de diversas creencias para reemplazar el catolicismo [4]. Por ejemplo, Francisco dijo que no tenía nada contra el eneagrama [5], pero el documento vaticano “Jesucristo, portador del agua de la vida” [6] lo califica de gnosticismo, y los especialistas lo califican de arma satánica destructiva para las comunidades parroquiales y religiosas, junto con el zen, el yoga y el resto de la nueva era (Marino Restrepo).

    3. Método histórico-crítico y comparativo. Auténtica arma de destrucción total y definitiva de la catolicidad, combinada con la nueva era. Herejía que divide a Jesucristo entre el Jesús real y el Jesús de ficción. Así, la resurrección de la hija de Jairo se interpreta alegóricamente: la historia subyacente verdadera es la resurrección a la vida espiritual de una comunidad sinagogal por Jesús mediante la enseñanza de la Palabra. La demolición de la verdad de la Palabra de Dios arrasa completamente, por derivación subsidiaria, a toda la tradición, el magisterio y a las enseñanzas de los doctores, los padres y los más prestigiosos teólogos, místicos y santos.

    4. Abusos litúrgicos y sacramentales. Del confesionario al altar: los sacerdotes no consagran el pan y el vino porque alteran las fórmulas de consagración, y si consagran entonces permiten la comunión sacrílega, porque dejan que comulguen pecadores mortales que nunca se han confesado, debido a que el sacerdote nunca confiesa y no evangeliza en el conocimiento de los mandamientos para saber los propios pecados y poder confesarlos. Además, hay confesiones y celebraciones realizadas ilegítimamente.

    5. Los jesuitas. Es una congregación que ha introducido todas esta destrucción interior de la Iglesia porque son educadores de niños y misioneros de adultos. Por ejemplo, divulga el eneagrama, entre otras ramas de la nueva era (yoga, zen) [7 y 8], comete abusos litúrgicos (alteran la fórmula de consagración y la administración de la comunión), siguen la herejía alegórica del método crítico-histórico y la teología de la liberación, son progresistas en la moral de la vida, familia y matrimonio, y nacionalistas en Cataluña.

    Conclusión. Francisco tiene conocimiento de una parte de la realidad eclesial (Villas Miseria, documento de Aparecida), pero aún no conoce que el verdadero problema de la Iglesia, que se juega en Europa, en la vida y la ley pública: la apostasía y el pecado en el interior de la Iglesia, que abarca la vida, la familia, el matrimonio, la fe, los mandamientos, la espiritualidad, la liturgia y la oración a través del orgullo y la soberbia de la razón, siguiendo aquel “seréis como dioses” del Génesis.

    ResponderEliminar
  3. Los problemas de Francisco. Notas.21 de mayo de 2014, 1:03

    --- Notas:
    [1] intranet.ugc.edu.co/documentos/rectoria/la_nueva_era.pdf
    [2] Padre Shenan J. Boquet, Human Life International: 1,72 mil millones de abortos 1973-2013 (www.hli.org/2013/03/loves-true-meaning-revealed-in-easter)
    [3] religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=35658
    [4] intranet.ugc.edu.co/documentos/rectoria/la_nueva_era.pdf
    [5] www.youtube.com/watch?v=AX7eYMRYpGQ [psicologismo: min. 23:40 a 25]
    [6] www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/interelg/documents/rc_pc_interelg_doc_20030203_new-age_sp.html
    [7] www.ignaciano.cl/el-papa-francisco-y-el-eneagrama
    [8] escolaignasianaenneagrama.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  4. Nos decía Jesús ayer en el Evangelio:Lo mismo que el sarmiento no puede dar fruto por si mismo,si no permanece en la Vid,así vosotros si no permanecéis en mi.
    El que permanece en mi y yo en el,ese da mucho fruto.
    El que permanece en El ,no tiene problemas en la cantera.El que tenga oídos para oir...............................

    ResponderEliminar
  5. En los Arzobispados de Barcelona y de Tarragona, y en las otras Diócesis catalanas de Sant Feliu de Llobregat, Terrassa, Lleida, Girona, Solsona, Urgell, Vic i Tortosa, hay buenos y santos sacerdotes que no hacen ruido mediático, y serian muy buenos obispos desde el punto de vista pastoral.
    Otra cuestión es que interese o no consagrarlos obispos.
    Pues no forman parte de las curias, son pastores cercanos en su ministerio sacerdotal a los fieles laicos, no forman parte del aparato de los que mandan años y años, para entendernos.
    Además suelen tener buena formación humana, espiritual, psicologica, y pastoral, son unos desaprovechados, ellos siguen lo que manda la doctrina y la praxis de la Iglesia Católica.
    Y curiosamente en sus parroquias surgen vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa, además de fieles muy comprometidos en la responsabilidad parroquial.

    Por cierto como continuación del articulo de ayer, al final de la tarde aparecio la siguiente noticia:
    http://www.324.cat/noticia/2401441/catalunya/El-relleu-de-Martinez-Sistach-a-la-diocesi-de-Barcelona-no-es-fara-fins-despres-del-9-de-novembre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra cuestión es que interese o no consagrarlos obispos...

      Éste es el punto nuclear.

      Eliminar
  6. Ah!!!! pueblo catalán que te dedicas a sacar los ojos!!!!! Esto ya pasa en política, pasó con Jorid Pujol, que no creó escuela y se tuvo que buscar su sucesor, pasó con Jubany, con Carles y ahora con Matínez. Y es que el clero catalán es así; se dedican a denigrarse unos a otros. Cataluña podía haber tenido grandes obispos; personas como Pié, Montagud, los dos González, los dos Puig, Corts o Costa de Barcelona, Mateo, de la Seu, Aymerich, Escudér, Arín de Tortosa son gente episcopable. Y como Teresa de Jesús con sus confesores, yo los prefiero sabios a santos. Y Vives para mi, es la solución catalana para Barcelona.
    Dios nos dé su paz. Adiós, Martínez, adiós.
    Salvador Biarnés (ElCidCabreador)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Salvador de verdad Ud. desea al camaleónico Joan-Enric Vives para Barcelona.
      Que mal le hemos hecho a Ud. los creyentes de Barcelona para merecer este castigo.
      Creo que en germinansgerminabit hay suficiente información publicada a día de hoy sobre como ha tratado a seminaristas, sacerdotes, grupos, y laicos que no son de su devoción.
      Además de sus maniobras estratégicas con el Dr. Jubany y D. Ricard Mª Carles para trepar.
      No me parece un candidato ideal para renovar y levantar a Barcelona.
      Nos merecemos una cosa mejor.

      Eliminar
  7. Corts y Costa? Pués seguiríamos con la pesadilla nacionalista.
    No solo el progresismo asola la diócesis, la costra catalanista es radicalmente antievangélica, por muy rigoristas que sean algunos en lo liturgico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he pensado cómo es posible que curas que son ortodoxos sean tan inflexibles en el tema del nacionalismo, convirtiendo sus parroquias en oficinas de normalización lingüística en contra de la realidad sociolingüística de su entorno, te guste o te parta en dos o en infinitos pedazos.

      No saben qué rechazo causa ver su empeño, sí o sí, en que la gente pase obcecadamente por el tubo del catalán; es el mismo rechazo que se daba cuando en otros tiempos se pasaba volis nolis por el castellano.

      Por ello, siempre he visto que, en la concreta materia nacional-lingüística, se ha pasado del franquismo al franquismo inverso. Y es que las actitudes se contagian por contacto y ósmosis, y por lo que se ve, duran muchos años. Lo que antes era +A, ahora es -A, no +/-A: es la misma actitud A, pero con diferente collar. Bueno, pues ya se darán cuenta y se caerán del burro algún día.

      Eliminar
    2. --- Don Francesc Pardo: casi 70 años, descartable; además, la edad media de su clero ronda los 73 años, por lo que cuando se jubile, se marche sin clero alguno en Gerona.

      --- Don Joan Enric Vives: aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhh!

      --- Don Xavier Novell: por decir que la llena de gracia formaba parte del Frente Popular de Judea (FPJ), una de las muchas organizaciones partidistas y separatistas, que dedican la mayor parte de su tiempo a pelearse entre sí, en vez de acabar con la ocupación romana (Monty Python, La vida de Brian), y por vestirse de diablichuelo quematortas, diez años de purgatorio.

      --- Don Romà Casanova: realmente, Barcelona implica ser duro.


      Para mí, el nuevo arzobispo, además de disponer de 15 años de mandato mínimo, tener tenacidad y fortaleza, también necesita de un equipo de apoyo: canonista, moralista, biblista, teólogo, ayudantes...

      Eliminar
  8. Pues yo creo que la buena labor de Sáiz Meneses debería trasladarse a Barcelona. La diócesis de Tarrasa es de lo mejor de Cataluña y este obispo tiene su seminario en orden y con tantos seminaristas como el de Barcelona, diócesis considerablemente más grande. Y por mucho que patalee el nacionalismo, lleva tanto tiempo allí que no hay mucho poso para esa misma crítica. Como pasó con Iceta y Munilla, que son más vascos que el monte Gorbea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero con una condición: que venga con su equipo con suficiente magnitud de escala, densidad y red.

      Si va sólo, ver el caso Carles.

      Eliminar
  9. Al hablar de los posibles obispos para Barcelona, Antoninus Pius dice que "no es de extrañar que se piense en nombres de fuera". Craso error. El obispo que nombre el Vaticano para Barcelona, venga de donde venga, viene de la Iglesia católica para servir a la Iglesia católica. El resto es pura demagogia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "El obispo que nombre el Vaticano para Barcelona, venga de donde venga, viene de la Iglesia católica para servir a la Iglesia católica."

      Muy bien, pero entonces tiene el deber de conocer a fondo todas las patologías, perversiones y corrupciones de Barcelona. De lo contrario, pasará abofeteado como Mons. Marcelo con la campaña en contra de Pujol-Benet "vovem visves vavavans".

      Eliminar
    2. Pues a ver si nos ponen un filipino y aprenderemos todos tagalo... o como se llame.

      Eliminar
  10. Barcelona necesita un obispo santo, que escuche a todos, y no se incline por unos y por otros, da igual de donde provenga. ¿Cuánto sufrió don Marcelo, los 5 ó 6 años que ocupó la Sede de San Paciano? Los que le hicieron la vida imposible la mayoría ya se han pasado a mejor vida. El resultado es que Don Marcelo llenó el seminario de Toledo, el de Barcelona está más vacío que una tumba, sólo queda la "Senyera", ahora puede que está la estelada (o la cubana), no en la fachada principal; sinó, por algún pasillo o aula del mismo, hasta en los lavabos te la encuentras. Es una prueba de las consecuencias del nacionalismo: vaciarlo todo.

    ResponderEliminar
  11. veo las opiniones y muchos criterios sobre los obispos; hay buenos Obispos? pe rmitidme que lo dude, si se entiende por bueno, que sepa sacar provecho de sus sacerdotes en bien de la diócesis; se ha preguntado a algunos sacerdotes, la confianza que tienen en su Obispo? según e podido constatar es nula. A no ser que el sacerdote sea un "pelota" que los hay en abundancia; y ese tema a los Obispos les va; tanto a Meneses como a Sistachs y a toda la patulea, Hay mucho sacerdote que toma el habito para no dar golpe y vivir del cuento; los hay que son los menos y además mal vistos y currelados, que tienen una vocación como un piano y se sienten ninguneados por sus superiores, y se sienten solos y desamparados por sus Obispos. No me diga nadie que Obispo necesita la Diócesis de Barcelona, todo, todo todo...menos todos los nombrados; pues incluso tendríamos analizar su vocación episcopal. De los que he conocido,( aparte del magnifico D.Marcelo) todos los demás los dejo en posibles sacerdotes rasos, y con mucha generosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted da en el clavo, lo dice muy claro, pienso que conoce bien la Curia Catalana, tot plegat fa LLASTIMA, per no fer servir un altre paraula mes ofensiva.

      Eliminar
  12. Yo no veo más candidatos que Taltavull y Sáiz Meneses. Pujol hubiera podido ser, si tuviera diez años menos. Tiene ahora 70 años...

    ResponderEliminar
  13. Objetivamente, el mejor, a partir de los hechos, es Sáinz Meneses, el obispo de Terrassa; pero le perjudica -¡qué triste!- haber nacido en Cuenca y llamarse como se llama y también no gozar del marchamo de progre. Francisco, que sí es progre, nunca lo va elegir,y más teniendo en cuenta que los jesuitas catalanes ya le han propuesto a Taltavull y se han encargado de colocar a Sáinz en la lista de réprobos . .Que nadie olvide que la factoría de las ideas de Francisco, que está trabajando a toda máquina, es la Compañía, a quien Bergoglio nunca va a contrariar.

    ResponderEliminar