lunes, 21 de abril de 2014

Un congreso sin programa

http://www.esglesiabarcelona.cat/repository/agmosweb/1/files/3259-534e7201e44db.jpgLa pasada Navidad nuestro cardenal se sacó de la manga un Congreso sobre la pastoral de las grandes ciudades a celebrar en dos etapas: mayo y noviembre de 2014.Casi todos intuimos que, detrás de la noticia, se escondía la añagaza de proponer un evento, sin otra finalidad que demorar su remoción al frente del arzobispado. Es notorio que Sistach no tiene la menor apetencia en jubilarse y quiere seguir mostrándose útil, a fin de continuar en el machito episcopal. Proponer un congreso (¡internacional!) sobre las grandes ciudades e involucrar al Santo Padre, con la excusa de que fue arzobispo de la metrópoli bonaerense, se corresponde con esos envites astutos, de avispado jugador de naipes, con las que nos suele obsequiar el obispo barcelonés.

Sin embargo, pasaron días, semanas y meses sin tener noticias del esperado Congreso. Nos acercábamos peligrosamente a mayo, hasta que el pasado Jueves Santo (mira que hubo días con anterioridad, para no esperar a una fecha tan señalada) se alzó el telón, se encendieron las candilejas, el público contuvo el aliento y aguardó expectante a que se anunciase la acción. Pero la acción se anunció sin programa de mano.

Efectivamente, se convoca  la primera fase del Congreso para los días 20 al 22 de mayo (justo a un mes vista) y la segunda para el 24 al 26 de noviembre. El único detalle que se avanza es que el precio de inscripción será de 30 euros y de 15, si sólo se quiere asistir a una jornada. Pero, ¿30 euros para qué? ¿A quién van a escuchar por esos 30 euros? ¿De qué van a hablar? ¿Sobre qué van a debatir? ¿Quiénes son los reputados expertos?

A falta de un mes se convoca un congreso, sin saber quién lo va a dirigir o a quién comisiona la organización el cardenal, cuáles van a ser sus objetivos o qué conclusiones pretenden extraerse. Eso sí, sabemos que la cuota de inscripción es de 30 euros. La pela es la pela.

Por no saber ni tan sólo sabemos si el cardenal Martínez Sistach ha logrado el anunciado fichaje del sociólogo Manuel Castells, que dio como seguro al hacer pública su idea. Este fue el único nombre que se atrevió a anticipar. Castells iba a ser el Neymar del renombrado congreso. Allá películas si se desconocen las creencias religiosas del sociólogo, las cuales, más allá de un artículo favorable al papa Francisco y una incesante crítica a la Iglesia Católica, restan absolutamente ignotas. Como buen vendedor de crecepelo, Sistach se sacaba un congreso de la manga y anunciaba un primer espada de la sociología como guinda del pastel.
 
Manuel Castells y su esposa Emma Kiselyova.
Con todo, quienes conocemos a Manuel Castells sabemos que su colaboración no será desinteresada ni gratuita. El sociólogo albacetense (natural de Hellín) se asentó en Barcelona, cuando consiguió que Jordi Pujol le entregase en bandeja la Universitat Oberta de Catalunya. Una suerte de universidad a distancia autonómica, fiel ejemplo de la duplicidad de organismos. En la UOC se colocó Castells y se colocó su esposa rusa, Emma Kiselyova, que pasó a dirigir nada más y nada menos que la cátedra Unesco de aquella universidad. Pese al rubro de la pareja Castells-Kiselyova, el prestigio académico de la UOC es uno de los más bajos de nuestro país. Quienes se matriculan en ella saben que van a aprobar sin problemas. No has de pegar golpe para suspender en la UOC. Es una simple fábrica de expedición de titulillos. Aparte de ello, Castells es un hábil negociante, capaz de sacar partido a cualquier asunto que esté de moda. Ya sea la globalización, el I + D, el programa 2000 de Zapatero, la oposición a la guerra de Irak o ahora la independencia de Cataluña. A todos estos reclamos se apuntó el sociólogo y de todos ellos sacó algún rédito tangible. Ahora veremos si podrá obtenerlo del cardenal Martínez Sistach. ¡Menuda pugna entre comerciantes!

No obstante, suponemos que si se trata de un congreso pastoral, no sólo nos van a hablar de la globalización, la marginación o la pobreza y que alguna disquisición se va a realizar respecto a la descristianización de las grandes ciudades, con especial enfoque en la urbe que organiza el congreso. Lo he podido constatar esta semana: la caída en picado de la práctica religiosa en Barcelona ha llegado a unos niveles alarmantes. Algunas iglesias llenan; cierto es. Pero el aspecto triste y desangelado que ofrece el aforo vacío de la gran mayoría resulta descorazonador. Esta Semana Santa acudí a cuatro parroquias, todas ellas colindantes. Sólo pude ver lleno el templo de la Miraculosa. Voy a omitir el nombre de las otras tres, pero en dos de ellas no se llegaba a la media entrada los días de Jueves y Viernes Santo. No vamos a compararnos con los años 50 y 60. Si nos remontamos únicamente a veinte años atrás, nos daremos cuenta de que el panorama religioso en nuestra ciudad ha cambiado radicalmente. A peor. Espero que eso sea objeto del análisis de los sesudos ponentes del Congreso de Sistach. Si es que tienen tiempo de prepararlo. Que mayo está a la vuelta de la esquina. 


Oriolt

27 comentarios:

  1. El objetivo del congreso es descubrir nuevos caminos para evangelizar a los jóvenes y que a su vez ellos sean testigos del Evangelio en la cultura de hoy. Hay muchas cuestiones delicadas en la Iglesia. Cuestiones que suscitan incomprensión, enfrentamientos y polémicas. Hoy, en este mundo mediático y crispado, que no encuentra espacio para el matiz y sí para el titular más estridente.

    ResponderEliminar
  2. Sr. Oriolt, es usted muy generoso.

    No hace falta ir veinte años atras, solo entre cinco y diez, para darse cuenta, y eso es lo más lamentable, que la necesidad de recurrir a los Sacramentos i a la oración para no romper nuestra relación con Dios, que es completamente imprescindible, se ha perdido.

    Se vió el silencio a la llamada del Papa, para el día de oración y reconciliación, en que sólo el Templo del Tibidabo y la capilla de la Adoración Nocturna Femenina, secundaron la llamada.

    Del Tibidabo me ha llegado el testimonio del P. Barceló, que dice:

    "Desde la tarde del viernes 28 de marzo hasta el sábado, la iglesia del Tibidabo permaneció abierta sin interrupción y con confesores disponibles, para secundar los deseos del Papa que nos invitaba a facilitar la confesión sacramental a todos los católicos. Aunque no fueron muchos los que vinieron, la experiencia fue muy hermosa. Por la madrugada entraron tres jóvenes que habian pasado la noche por la calle. La chica quiso hablar con el sacerdote, la escuchamos largo tiempo y se quiso confesar. Luego pasó un rato en la capilla de la adoración. Descubrimos la importancia de abrir las iglesias por la noche, que siempre será una llamada a los jóvenes que tienen pocas ocasiones para acercarse a sus parroquias. Pedimos por todos los católicos, para que valoremos este sacramento de la Reconciliación como un regalazo del amor de Jesús a su Iglesia."

    Alguién me podrá decir, y es muy fácil, dar la culpa a la jerárquia, arzobispo, sacerdotes y monjas.

    De acuerdo, ellos deberán dar razón de los talentos recibidos pero y nosotros ¿què?.

    ¿No seremos de los que hemos recibido uno y lo enterramos por miedo a no perderlo?

    ¿No formamos parte de la misma Iglesia? ¿Cuidamos nuestra alma como nuestro cuerpo? etc....

    ResponderEliminar
  3. Por treinta euros bien podrían poner a la Caballé y al Pavarotti en lugar de esta pareja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Anónimo de las 0:09 no sé si eres un malandrín, y tu comentario encierra un poco de retranca.

      La "nostrada i més que promocionada" soprano Montserrat Caballé quizás necesitaría, previamente a su contratación, una agresiva terapia "antiaging", y para el caso del tenor Luciano Pavarotti se requeriría directamente de la contratación de un taumaturgo muy reputado ya que el tenor italiano lleva más de seis años "criant malves" tal y como decimos en "lo plus bell catalanesc".

      Eliminar
  4. "Lo he podido constatar esta semana: la caída en picado de la práctica religiosa en Barcelona ha llegado a unos niveles alarmantes. Algunas iglesias llenan; cierto es. Pero el aspecto triste y desangelado que ofrece el aforo vacío de la gran mayoría resulta descorazonador. Esta Semana Santa acudí a cuatro parroquias, todas ellas colindantes. Sólo pude ver lleno el templo de la Miraculosa."

    Creer que con un nuevo Arzobispo, y con un nuevo Rector del Seminario tendremos más fieles en los templos, y más seminaristas en el seminario es no ver la realidad.
    Barcelona y su area metropolitana esta totalmente secularizada, solo hace falta escuchar en los transportes públicos las preocupaciones y conversaciones de las personas, en el trabajo, los vecinos, en la muerte de un conocido la reacción de sus familiares.

    Los tiempos pasados de la España católica ya no volveran, cuando antes lo admitamos mejor para todos.
    Mire bien quién va a la Miraculosa, quienes son los que dan vida a esa parroquia, quien aporta niños a la catequesis, a los grupos,...los inmigrantes latinoamericanos.
    Los pisos y viviendas de esa zona son pura tercera edad, muchos viven solos y en situación precaria.
    Cáritas de la zona, y varias instituciones serveis socials del ayuntamiento, y otras privadas han empezado un proyecto social para ayudar a esas personas envejecidas y solas.

    Ya lo dijo Benedicto XVI en la vieja Europa los católicos seremos (somos) una minoria creativa.
    Ni este Congreso, ni el nuevo Obispo que vendra dentro de un año y medio aumentaran ni los fieles, ni los seminaristas.
    Hace falta realismo, aceptación humilde de que somos menos, cierre de algunos templos, agrupación de sacerdotes, mayor colaboración de los fieles laicos, más comunión entre los católicos, menos critica entre nosotros, y más esperanza y testimonio de nuestra fe católica.
    Unión y Comunión. Alegria en Cristo Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que no volverán esos tiempos. Desde luego mi idea del Reino de Dios no se parece al nacionalcatolicismo en nada. La misma denominación ya me parece una contradicción en sí misma ¿nacional y universal?

      Tampoco es en la sociedad en la que me gustaría vivir, prefiero que se peque libremente a que se tenga que "practicar la virtud" por la fuerza y de cara a la galería.

      Pero tampoco es mi referente de Iglesia, los años en que en esta tierra catalana y barcelonesa se vivió y se aplicó el Concilio, coincidiendo con el tardofranquismo y la Transición.

      De la misma manera que pasó el nacionalcatolicismo y, salvo algunos "freekis", todo el mundo lo da por superado, también tendría que pasar con esa época posterior, darla por superada. Pero no sucede así. Y si aquellos son frikis residuales, estos otros todavía siguen mandando en las curias y las instituciones de la Iglesia en Cataluña.

      Comprendo que es muy difícil para algunos deshacerse de su marco mental y que todos tenemos nuestro orgullo a la hora de admitir nuestros errores. Y esto se refuerza con la edad, a menos que se sea consciente y se ponga remedio.

      Para el vino nuevo, odres nuevos.

      Estos eventos del señor cardenal son más de lo mismo, es lo de siempre. El formato, el nombre es nuevo pero el contenido y el motivo son los de siempre.

      Eliminar
    2. La situación de la Iglesia catalana no es una fatalidad històrica inalterable. Hay causas internas y externas a la Iglesia a la situación actual, però la historia demuesta que las causas internas de esta descristianización, son mucho peores y más culpables que las externas.

      Eliminar
    3. Ud. prefiere una sociedad donde la mayoría, no conoce a Cristo.
      Una Iglesia sin fieles. A ud. la salvación de las almas, se la trae al pairo.
      Lo nacional incompatible con lo universal, dice Juan Pablo II "Si se pregunta por el lugar del patriotismo en el decálogo, la respuesta es inequívoca: es parte del cuarto mandamiento, que nos exige honrar al padre y a la madre.".
      " La identidad cultural e histórica de las sociedades se protege y anima por lo que integra el concepto de nación. Naturalmente, se debe evitar absolutamente un peligro: que la función insustituible de la nación degenere en el nacionalismo. En este aspecto, el siglo xx nos ha proporcionado experiencias sumamente instructivas, haciéndonos ver también sus dramáticas consecuencias. ¿Cómo se puede evitar este riesgo? Pienso que un modo apropiado es el patriotismo.
      Sinceramente, entre el próximo Santo y ud. lo tengo claro.

      Eliminar
    4. Hace usted unas acusaciones que no sé de dónde las saca, desde luego de mi anterior comentario no. No confunda el sano patriotismo defendido por la Iglesia con el nacionalcatolicismo que se vivió aquí durante décadas. Si bien la Iglesia se desenvolvió entonces con seguridad, en muchos aspectos, no poco importantes, como el nombramiento de obispos, quedó de hecho intervenida y sometida al poder del Estado.

      Eliminar
    5. Supongo que esta última afirmación ud. la aprendió leyendo "El País".
      La prueba de que el derecho de presentación fue mas formal que real, la tiene en el perfil de los obispos que gobernaron las diócesis en la última década del régimen.
      Aquello era sano patriotismo, se procuraba la unidad y la solidaridad entre las diferentes regiones de España.
      Se enseñaba en los colegios la historia común, resaltando los vínculos, no como ahora que se inculca a nuestros hijos el odio y el victimismo.
      Y lo mas importante, se respetaba el Orden Natural, las leyes no violaban los principios inmutables, la familia era defendida, la vida no se cuestionaba, ni en su inicio, ni en su final. La educación era un derecho de los padres. En definitiva, era un Régimen Católico, que dio sus frutos.
      Luego vino el desastre, y también dio los suyos, en forma de secularización.

      Eliminar
    6. No he leído el País en mi vida. Supongo que le ha picado lo de "frikis".

      Eliminar
    7. Friki es ser una cosa y parecer lo contrario.
      Su razonamiento está muy en la línea editorial del grupo PRISA.
      No me pica ud., cada día hablo con gente que aborrece de la historia de la Iglesia, estoy inmunizado ante las estupideces.

      Eliminar
    8. No confundo la Historia de la Iglesia con la Historia de España y además no aborrezco ninguna de las dos sinó que me apasionan.

      Eliminar
  5. Es lamentable lo que está sucediendo en Cataluña, y la práctica religiosa es el termómetro e indicador de que algo no se está haciendo bien. Para muestra la Vigilia Pascual celebrada en la mismísima Catedral. Asistí a la misma y me llevé una gran decepción, por varios motivos. La asistencia, al principio numerosa, acabó siendo catastrófica. Comenzó con bastante gente (imagino que muchos curiosos y turistas), pero a media celebración, sobretodo cuando se realizó la liturgia bautismal, media Catedral literalmente desertó y se fue. La medida de edad debía ser de 50 años. No vi ni una sola familia con sus hijos, y los jóvenes se contaban con los dedos de las manos. Al finalizar la Vigilia -y siendo muy generoso- no debían haber más de 400 personas, de las cuales alrededor de 200 pertenecientes al Camino Neocatecumenal (habían tres comunidades de tres parroquias de la ciudad condal que habían finalizado el itinerario formativo y estaban renovando sus promesas bautismales con el Obispo en la Catedral, como indican sus Estatutos). Por cierto, TODOS los bebes que se bautizaron (6 en total) eran de matrimonios de estas comunidades, y todos los menores que había en la celebración (unos 50) eran hijos de estas comunidades... ¿que está pasando? Las caras de Mons. Sistach, Taltavull, Vives, Turull, durante toda la Vigilia eran más propias de viernes santo que de Pascua de Resurrección. La Homilia correcta, breve, pero muy poco emocionante y alegre. No dijo ni aportó nada destacable. El Cardenal apenas levantó la cabeza de la hoja que leía para mirar a los fieles. La Vigilia se celebró muy correcta y solemnemente, con dignidad y decoro, pero de manera muy ágil, a veces hasta con prisas, y con cantos y melodías bastante tristes y aburridas, cantadas por un coro ¿contratado? y con cara de pocos amigos, y poco apropiadas para expresar la alegría de la resurrección. Además no se cantó ni el Credo, ni el Padrenuestro, y el Cardenal no cantó durante la consagración, aunque era una ocasión propicia. Al finalizar se despidió sin más, y me sorprendió ver a mucha gente que salió de la Catedral con la misma cara de pepinillos en vinagre con la que entró. Sin ánimo de juzgar, pero hay algo que falla... Por cierto, todo absolutamente en catalán, menos una lectura que se leyó en castellano. Sinceramente me da igual, pero en una ciudad tan cosmopolita y metropolitana como Barcelona, no se puede ser tan cerrado. Con esta perspectiva en dos décadas la Vigilia de la Catedral no será más que una pieza de museo.

    ResponderEliminar
  6. Manuel Castells,en su curriculum hay una gran mentira que tubo que exiliarse en 1958 por culpa de Franco, simplemente se fue a Paris ya que quería hacer allí su Doctorado, ademas recibió una beca de "Franco" para realizarla. O sea de exilio NADA de NADA como todos los mentirosos "antifranquistas" solo los terroristas del PC/PSUC, ETA, GRAPO, FRAP, etc. lo fueron el resto como Manuel Castells a viver bien y tranquilo, disfrutando de las facilidades que daba FRANCO.
    Nuestro Cardenal sigue inventándose cosas como esta por decir que HACE ALGO o sea un trabajo de cara a la galería. Mientras el SANTISIMO es relevado por la cubana y los fieles huyen. Un dato, la Iglesia de la Miraculosa esta siempre abierta con confesionarios con cola de feligreses participa activamente en evitar el asesinato de hijos DIOS (llamado aborto) ayudar a las embarazadas, con un activa evangelización a los sordomudos, con un rector siempre alegre que reza mucho, por ello la diferencia de asistencia entre esta y las otras parroquias de aire sistaquiano o sea cerradas casi siempre sin confesionarios y sin confensiones (es un sacramente olvidado para siempre jamas), con curas ocupados en "sus cosas" que atienden a regañadientes el incordio de los feligreses y muchos adoran a la cubana y pasan sin saludar siquiera por delante del SANTISIMO, ya lo normal es realizar una genuflexion a ser posible bien hecha, quizás es que crean que solo es un armario.

    ResponderEliminar
  7. Creo que algún comentarista ha confundido las formas con el fondo.
    El denominado nacionalcatolicismo español, aparentemente de mantillas y pandereta, produjo el mayor número de mártires habidos en la Iglesia Católica Universal.
    Superior a los habidos en la Revolución francesa, los de la Cristiada en Méjico y superior a la considerada terrible persecución romana de Diocleciano.

    Se considera que esta Diócesis esta impidiendo la Gracia por traición a la Iglesia Católica, con el bloqueo del mártir Irurita, obispo de Barcelona durante la Guerra civil, para su beatificación. Se le llama pecado contra el Espíritu Santo. Este pecado parece ser que no se perdona.

    La Jerarquía ha confundido la ideología catalanista con la cultura catalana. Si no deja de mirarse en el nacionalismo, va a perder las últimas oportunidades de evangelización. Están ahí todavía, últimos años de inmigración española e hispanoamericana.

    Docencia en la escuela Católica y en los media Católicos, pero con calidad ortodoxa. Templos abiertos a “todos”.
    Salida a la plaza pública como aconseja Francisco, buscando el tú a tú en las periferias espirituales.

    ResponderEliminar
  8. No es de extrañar lo que pasa en la Catedral de Barcelona. Muchos han dejado de asistir a los actos litúrgicos y de piedad, después de la inmersion lingüística y el descarado partidismo soberanista del mitrado y su corte. El Sermón de las Siete Palabras del Viernes Santo, hasta no hace mucho muy concurrido, ahora tiene una asistencia limitada sobre todo de curiosos y turistas. Yo acudía diariamente a la Santa MIsa y otros actos de piedad a la Catedral... hasta que hace dos años la església catalanista se apuntó al carro del independentismo... y dije ¡basta! y di de baja mi cuota mensual en el Fons Comú Diocesá. El Cardenal Sistach será representante de los Apóstoles, no lo dudo, pero yo no tengo ninguna afección por un jerarca que sólo acoge a la mitad de su grey, lingüística y politicamente, dejando a la otra mitad a la intemperie. Los catalanistas pedían hace un tiempo reconocimiento a su "fet diferencial" y, cuando han ocupado el poder, han vuelto las tornas y lo lo niegan a los demás. Eso no es serio ni democrático.
    (elpenjatdesanthilari)

    ResponderEliminar
  9. Juan José Tamayo ha publicado hoy en El Periódico el artículo titulado "Juan XXIII y Juan Pablo II en los altares".


    1. En este artículo, entre otras afirmaciones, se afirma que es una imposición patriarcal el sacerdocio sólo de varones.


    2. El teólogo Tamayo no es católico, como dijo el obispo de Palencia, y hay un aviso de la CEE:

    "Ante la repetida comparecencia de Don Juan José Tamayo Acosta en los Medios de Comunicación, mediante artículos periodísticos, entrevistas y publicaciones, la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, considera, además, necesario informar de que en la actualidad, el citado autor carece de misión canónica para enseñar teología y no ejerce la docencia en ningún Centro Superior de la Iglesia. Advertimos cómo el autor, en los últimos años, ha seguido en sus publicaciones teológicas y manifestaciones públicas una trayectoria que le aparta de la comunión eclesial, lo cual es incompatible con la condición de teólogo católico."

    Y además, la "Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII", de la que Don Juan José Tamayo Acosta es Secretario... carece de aprobación canónica y no es, por tanto, una asociación de la Iglesia católica."

    [conferenciaepiscopal.es/index.php/actividades-noticias-doctrina/751-nota-a-proposito-del-libro-de-juan-jose-tamayo-acosta-dios-y-jesus-hacia-la-comunidad-6-ed-trotta-madrid-2000.html]


    3. Todo católico de la Tarraconense tiene el derecho y el deber de poner en conocimiento del obispado, en el supuesto de que conozca que Tamayo dé cualquier tipo de conferencia u otro acto similar en cualquier local católico de su territorio diocesano.

    Tamayo carece de garantías de divulgación íntegra, veraz y completa de la verdadera fe y moral católicas: su doctrina crea confusión fideística.


    4. Para aclarar algunos errores de Tamayo, nada mejor que la recomendación reciente de Ratzinger de leer las dos encíclicas más importantes de Juan Pablo II que conservan su vigencia, y que obligatoriamente deben de ser conocidas por los católicos debido a su transcendencia:

    a) VERITATIS SPLENDOR: ante la desaparición de la moral iusnaturalista (derecho natural), la ética se queda sin base metafísica ni cristológica, y se sustituye por el principio de equilibrio de bienes, por el que no existe lo verdaderamente bueno ni lo verdaderamente malo, sino sólo el valor de la eficacia, lo mejor o lo peor. Esta encíclica da un fundamento metafísico, antropológico y una nueva imagen del hombre en la Biblia.

    b) EVANGELIUM VITAE: defensa de la vida desde el nacimiento hasta la muerte


    5. Otras encíclicas y documentos importantes de Juan Pablo II y Benedicto XVI:

    a) Redemptoris hominis: una visión biográfica útil para quien busca a Cristo y la Iglesia, explíca desde su propia vida por qué se puede ser católico y creer en Cristo.

    b) Redemptoris missio: la defensa de la tarea misional de la Iglesia para anunciar a Cristo por todo el mundo sin excepción alguna.

    c) Fides et Ratio: profundiza la relación entre fe y razón filosófica.

    d) Dominus Iesus: la unidad de la fe, evitando todo tipo de falsificación de la fe por la teología del pluralismo sincrético religioso

    e) El libro de Juan Pablo II "Don y misterio"

    f) Los dos documentos vaticanos sobre la Teología de la Liberación de Ratzinger


    6. Benedicto XVI dijo de Juan Pablo II que tuvo siempre un signo de santidad: la valentía de defender la verdad de fe y moral católicas, asumiendo libremente cualquier golpe por amor a Jesús, teniendo siempre una relación directa, palpable y personal con la verdad.

    ResponderEliminar
  10. No hay que olvidar que España está consagrada al Sagrado Corazón de Jesús. La consagración se leyó por el rey Alfonso XIII, el 30 de mayo de 1919, en el Cerro de los Ángeles. Existe la promesa del Reinado del Corazón de Jesús en España.

    Beato Bernardo Francisco de Hoyos
    http://www.bernardo-francisco-de-hoyos.info/consagracion-sagrado-corazon-jesus/consagracion-scjesus.htm

    Santa Maravillas de Jesús, tenía mucha devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Recibe la inspiración de fundar un carmelo en El Cerro de los Ángeles, donde se erigió un monumento al Sagrado Corazón en 1919 y se había consagrado a Él la nación. http://www.conferenciaepiscopal.nom.es/santos/biografias/maravillasdeJesus.htm

    También tenemos la promesa de la intercesión de la Virgen, en su aparición en el Pilar de Zaragoza. ¡España es de María! (lo copio del lema que oigo mucho a los mejicanos, que siempre hacen constar que Méjico es de María).

    ResponderEliminar
  11. Se trata de la apoteosis final de Martinez; había en proyecto uno mejor, pero bueno, la mediocridad ha sido la tónica de su pontificado. Esperemos que el que venga, ya sabéis que mis candidatos por orden son: Ureña, Osoro y Vives. Descartados Taltavull, es el candidato de la izquierda clerical, o sea, que ya se ha vendido, ni Meneses, que con sus triquiñuelas entre el hospital abortista de su diócesis, y las promociones que ha hecho demuestran su línea gris. Blázquez a Madrid y Cañizares a Valencia. Creo que Germinans tendría que organizar una porra.
    Punto y aparte es el "xalet" del Salesiano Bertone, el esperado de Montserrat y compinche de Martínez; vaya que el Grupo Godó ya puede estar de enhorabuena después el galardón que le concedió.
    Dios nos dé su paz; adiós Martínez, adiós.
    Salvador Biarnés (ElCidCabreador)
    PD. Por cierto, ¿alguien puede informar de la "arenga" que hizo un cura secularizado en la misa Crismal de Lérida? Realmente el clero catalán está mal, mal.

    ResponderEliminar
  12. ¿Puede Laura S 22 de abril de 2014, 15:00

    explicar lo siguiente:

    "Creo que algún comentarista ha confundido las formas con el fondo.
    El denominado nacionalcatolicismo español, aparentemente de mantillas y pandereta, produjo el mayor número de mártires habidos en la Iglesia Católica Universal.
    Superior a los habidos en la Revolución francesa, los de la Cristiada en Méjico y superior a la considerada terrible persecución romana de Diocleciano."
    ¿¿??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Exactamente que no entiende?

      Eliminar
    2. Mártires de la persecución religiosa en España en el siglo XX considerada por algunos “el nacional catolicismo”.

      http://hispaniamartyr.org/

      http://www.conferenciaepiscopal.es/index.php/component/content/article/61-oficina-para-la-causa-de-los-santos/676-martires-de-la-ultima-persecucion-religiosa-en-espana-y-su-beatificacion-y-canonizacion.html

      Hay unos 9000 pendientes de trámites. Un 65-70% religiosos o sacerdotes y el resto laicos.

      Eliminar
  13. Yo me quedo alucinado cada vez que veo por aquí, del odio que hay hacia lo llamado "Español". No soy un entendido (ni ganas), pero cualquiera con un poco de inquietud intelectual puede darse cuenta de lo que he dicho antes: Todo es una magnífica labor propagandística creada por los Señores Feudales para mantener a raya a la plebe. Y a raya la mantienen a la Iglesia...ya te digo.
    Antes cantábamos el cara al sol y ahora nos toca cantar els segadors, en fin que hay que adaptarse por "fuerza".

    Seguiremos perdiendo batallas y el Islam crece día a día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Martin Almirón Ariza,leyendo su escrito deberia entender que Ud. no vive en Cataluña, pero como sé que si vive, le voy a recomendar si me lo permite, la lectura de un libro editado recientemente en Madrid y además le prometo que siendo el día que es hoy muy gustosamente se lo regalaria; El libro en cuestión es: "Las Guerras de Cataluña", verá como le ayuda ha entender algunas de las cosas que hoy ocurren, se lo recomiendo y creo que le hará bién. Cintet

      Eliminar
  14. Señor Cintet, como sé que ud. vive en Catalunya y le veo muy ignorante de su historia y con una percepción de la realidad sociológica de esta región muy deformada, supongo que por exponerse en exceso al lavado de cerebro de TV3. Me va a permitir que le recomiende un libro, escrito por un sociólogo catalán llamado Javier Barraycoa, el libro en cuestión es "Catalunya Hispana".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Anónimo 17:55. Ud. si quiere hablar conmigo primero serenese, modere su lenguaje y aprenda educación. Y segundo, veo que también le hace falta leer "Las Guerras de cataluña", se lo aconsejo. Cintet

      Eliminar