martes, 15 de abril de 2014

Cumplir la misión con fe y alegría: El Pater Jaume

El padre Jaime es toda una institución, igual que la ermita en que lleva ya 30 años. Es la bondad personificada, es la sencillez y la proximidad que reflejan sus rosarios, es sabio con ganas (enseña el hebreo y el árabe), es un sacerdote entregado a la Iglesia, es un anciano cautivador. He aquí la entrevista que tuvo con nuestro amigo Martín Almirón para Germinans :
Hoy, día 9 de abril del 2014, año del Señor Mn. Jaume Cabané Pesas tiene ochenta y seis años y actualmente vive en Mataró, más concretamente en Les Sureres, donde está en la ermita de Cirera. Fue destinado a Guatemala durante veinte años.  Se siente ermitaño.
¿Cómo empezó su carrera de sacerdote, páter?

Mi padre Salvador Cabané trabajaba en una fábrica de sanitarios; y mi madre Angelina Pesas trabajaba de enfermera.
Mi padre en la guerra civil fue preso en el castillo de Lérida; y tan pronto como pudimos encontrar un aval, fuimos a sacarlo de la prisión.
Con trece años recibí la señal del Señor y siempre me gustaba escribir oraciones.. A mi compañero de pupitre le decía: ¡Ay Petit, qué contento estoy!  Nunca olvido esta frase. Cada día al medio día salía corriendo hacia casa para comer, que aquellos tiempos se pasaba mucha hambre.
Por entonces se predicaban unas misiones parroquiales... y entre otras feases se me gravó:  “Hay que hacer méritos para la vida eterna”.
Mira, Martín, si apreciamos el valor del sufrimiento por amar a Jesús, enriquecemos nuestros méritos para la gloria eterna. Una frase de San Juan de la Cruz: “Tan grande es el bien que espero, que toda pena me da consuelo”.
En mayo de 1941 estaba estudiando bachillerato y cuando salí de la academia me puse a estudiar latín y entré al seminario de Tiana. Entré  a 2º curso. Empezamos con ochenta y cuatro compañeros y terminamos el seminario con treinta sacerdotes.
Gracias a mi abuelo, me formé para ser un manitas, de ahí me vienen las habilidades que Dios me ha dado: la facilidad de enseñar a tocar el violín y pintura al óleo. Hasta la fecha de hoy sigo dando clases de Hebreo, Árabe y Catequesis. 
¿Cómo empezó su carrera de misionero?
Siendo vicario en el barrio de la Verneda (Barcelona), con el párroco Amadeo Bassols Llopart fuimos a Madrid a prepararnos para la “misión” de Guatemala. Una vez allí, mi destino fue en la Parroquia Coatepeque.  Después destinado como vicario a la Parroquia Colomba Costa Cuca y en la Parroquia Retaluleu. Mi último destino en Guatemala fue el de párroco de Pajapita (viene de la palabra indígena Pajapan que significa entre-ríos). Estuve en misión aproximadamente unos veinte años.
Por causa de la enfermedad de mi padre, regresé a Barcelona para ya no volver, salvo una visita temporal de tres a cinco semanas.
Al llegar a Barcelona en el año 1981, Monseñor Sistach (Obispo auxiliar) me envió a Caldes d’Estrac (Maresme) unos cuatro años, hasta pasarme a la ermita de Santa María de Cirera en la urbanización Les Sureres del municipio de Mataró. 

¿Su último destino? 

El próximo año en el mes de febrero, si Dios quiere cumpliré treinta años en esta ermita. El quince de agosto del mismo serán las bodas de oro de esta ermita, y si Dios quiere, aquí estaré para celebrarlas.
Al ver un rosario hecho de alambre en el retrovisor de un vehículo, es reconocible a simple vista que es de usted. ¿De dónde viene este Cristo tan peculiar, páter? 

Me inspiró San Juan de la Cruz, que lo dibujó a pluma en la mazmorra. De ahí viene el decenario que consta de una argolla y una sarta de diez nudos terminando con un Cristo de alambre de aluminio en color plata y también en color oro. Corren cientos de estos rosarios por todo el mundo.
Aprovecho para darles las gracias a Doña Paqui y Doña Concepción por colaborar en montarlos. A quienes me visitan les obsequio para que los repartan
Frente al Hospital de Mataró, cada martes al lado de la parada de autobuses está usted, páter, junto con su pendón y su carro lleno de revistas y libros con un plastificado del periódico ya extinguido “Alba” contra el aborto. ¿Me podría decir qué misión tiene usted, páter?

Como dice nuestro Papa Francisco: “vayan a las periferias con valentía” y así lo hago, cumpliendo la misión con el apostolado de la “buena prensa”. Repartiendo  revistas “Alfa y Omega” de Madrid, regalando rosarios, etc.
Y desde aquí nos despedimos los dos. Aquí un servidor junto al “Páter”, una vez más dándole las gracias por dedicar un tiempo de su vida junto a nosotros para explicar su dedicación a la Iglesia al servicio de la gente y recibir su bendición.
Muchas gracias a Germinans Germinabit por hacerme una entrevista. La verdad es que ha sido divertido pasar este tiempo juntos. Un saludo y hasta la próxima.
Martín Almirón Ariza

17 comentarios:

  1. La nueva eugenesia i/ii16 de abril de 2014, 0:52

    La Vanguardia del 15 de Abril publicó el artículo de Ana Macpherson titulado “En busca del bebé sin riesgos. Test genéticos para evitar herencias peligrosas”.

    Ana Macpherson debe de apretar más el cuello a estos temas que afectan a lo más íntimo del ser humano, buscando la verdad, la objetividad, la realidad, los hechos, la dignidad y los derechos del hombre y el valor de luchar contra las plagas de la humanidad: el homicidio y el engaño masivos.

    Y sin temer el supuesto prestigio de médicos genetistas, obstetras o ginecólogos ante la realidad del homicidio de inocentes indefensos.

    Por el hecho de que la legislación acepte el homicidio de seres humanos no nacidos en la reproducción humana asistida (RHA), esto no implica que sea digno, ético, moral, justo, bueno y bello.

    1. El ser humano, tanto no nacido como sí nacido, están asociados lo divino y lo natural: es imagen y semejanza de Dios y, a la vez, tiene una genética compartida humana.

    2. La RHA va contra la ley divina y la ley natural-ecológica. Es una violación de la norma moral natural-ecológica, porque se elude la naturaleza y se opta por la artificialidad del laboratorio: no es moral que el hombre tenga su origen mediante la inseminación artificial, la fecundación in vitro (FIV), la concepción in vitro, y la gestación inicial en laboratorio.

    3. La moral natural-ecológica informa que no es moral que la familia, la maternidad y la paternidad sean rotos en su unidad y se disgrege en segmentos técnicos: la paternidad genética (biología, donación de gametos de terceros), la maternidad gestacional (vientres de alquiler) y la familia social o educacional.

    4. La RHA tiene la técnica del diagnóstico genético preimplantacional (DGP), método de selección precoz de de enfermedades genéticas que elimina embriones por su código genético, y es una práctica eugenésica discreta, consensual, social y masiva, como dice el Dr. Testart, biólogo francés pionero de la FIV.

    5. El DGP facilita que los padres fértiles y sanos recurran a la FIV para seleccionar y eliminar a sus hijos perfectos (“que entre en La Masía y gane millones”), y forma parte del programa del transhumanismo del tecnoprofeta Kurzwell, divulgador de la creencia científica que es posible la creación de un nuevo hombre basado en la tecnología informática, la nanotecnología y la genética.

    6. El DGP sirve además para la obtención del bebé-medicamento, un homicidio masivo de embriones humanos: 100 embriones para 1 nacimiento, porque hay un triple descarte selectivo: selección de embriones a) fuertes, b) sin alteración genética, y c) histocompatible con su hermano que ha de salvar.

    7. El DGP no es ético ni para evitar un aborto tardío: no importa la fecha, no importa la edad, los embriones seleccionados para ser eliminados se les mata, y ello es un homicidio de un inocente y un indefenso: a las horas, a los días, a las semanas o a los meses de vida.

    ResponderEliminar
  2. La nueva eugenesia ii/ii16 de abril de 2014, 0:57

    8. La DGP no cura al niño. En efecto, se generan entre 6 y 10 embriones, se les practica la DGP y sólo se implantan en el útero 1, 2 ó hasta 3 embriones no afectados por la anomalía que nunca han tenido, por lo que nacen sanos porque estaban sanos ab initio, de lo contrario habrían sido destruidos como sus hermanos que sí estaban enfermos.

    9. El niño no nacido enfermo o discapacitado es sujeto de derechos humanos fundamentales desde el momento de su concepción, no puede ser discriminado por razón de la falta de salud. En el actual Estado del Bienestar y científicamente avanzado existe la medicina paliativa y reparadora para enfermos graves, discapacitados y dependientes.

    10. La DGP se incardina en una panorama más general de la cultura de la muerte y el relativismo (Juan Pablo II y Benedicto XVI): el homicidio consensual y social del hombre desde su concepción hasta su ancianidad.

    I. SUSPENSIÓN VITAL
    Criopreservación por vitrificación embrional

    II. INTERRUPCIÓN VITAL
    A. Preimplantacional
    1. Destrucción de embriones directa o en investigación
    2. Cesación de conservación de embriones congelados

    B. Postimplantacional
    1. Prenatal
    a) aborto inducido (enfermedad)
    b) reducción embrional (gemelos)

    2. Postnatal
    a) eutanasia de niños, enfermos y discapaces (Bélgica y Holanda)
    b) suicidio médicamente asistido

    Todo ello es el regreso del aborto, eugenesia y eutanasia hitleriana, con una diferencia: mientras con Hitler se practicaba por los médicos y enfermeras nazis por imperativo legal del Estado sin consentimiento de pacientes y sus parientes, actualmente en el 2014 se realiza por los médicos con acuerdo parental protegido por la ley. Nihil novum sub sole: lo mismo no regresa igual sino parecido.


    NOTAS

    No busquen nada de divulgación pública sobre bioética en sus aspectos científicos y éticos en el Instituto Borja de Bioética (ibbioetica.org), centro supuestamente católico de bioética de la Universidad Ramon Llull, cuyo patrón es el Cardenal arzobispo Sistach.

    Lo mejor se encuentra en la Fondation Jérôme Lejeune, que ofrece estos documentos gratuitos muy completos y excelentes, alguno traducido al español:

    - “Manuel Bioèthique des jeunes”:
    www.fondationlejeune.org/index.php/blog/item/236-le-manuel-bioethique-des-jeunes

    - “Bioéthique: Théorie du genre”:
    www.fondationlejeune.org/blog/6-bioethique/237/manuel-de-bioethique-theorie-du-genre

    - “Eléments d'information sur le Téléthon” (telemaratón bioético):
    www.fondationlejeune.org/blog/6-bioethique/632/manuel-sur-le-telethon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La antedicha cultura de la muerte y del relativismo, se extiende por entrelazamiento y entrevaramiento:

      El diseño satánico de la familia y el matrimonio permite ver una coherencia de acción, una visión holística y global de la destrucción de la personalidad física y psíquica del hombre, en la que Occidente participa plenamente:

      - Primero, la cuestión de la vivencia del niño aún por nacer:

      1. Aborto y eugenesia (reproducción humana asistida)
      2. Congelación de embriones y cesación de criopreservación
      3. Investigación y experimentación sobre embriones


      - Segundo, el tema de la supervivencia física una vez ya nacido:

      1. Eutanasia (de recién nacidos, niños, jóvenes, enfermos y ancianos)
      2. Suicidio asistido
      3. Guerras, guerrilas, terrorismo, delincuencia
      4. Hambre, epidemia, falta de médicos, fármacos y tratamientos
      5. Desastres naturales
      6. Refugiados y desplazamientos
      7. Tráfico de órganos

      - Tercero, si vive y sobrevive, falta destruir la convivencia que estructura su personalidad:

      1. Privación de padres: madre soltera, matrimonio homosexual, maternidad subrogada, niños de 3 ó 5 padres (reproducción humana asistida), familia desestructurada por enfermedad, pobreza, maltos tratos y abandonos
      2. Falta de participación social
      3. Esclavitud laboral, sexual y niños de la guerra
      4. Fracaso escolar
      5. Falta de acceso a servicios
      6. Emigración
      7. Adopciones ilegales

      Eliminar
    2. Laura Freixas, en El País de este día, ha realizado un artículo denominado "Lo que no se dice del aborto".

      Lo bueno

      Reconoce la falta de responsabilidad del padre en el tema del aborto ¿dónde está el padre para responder del cuidado del hijo? No obstante, en el aborto la figura del padre también está cuando la madre quiere matar a su hijo y el padre no puede evitarlo legalmente, porque querría a su hijo.

      Lo malo

      Los partidarios proabortistas, como demuestra el artículo de Laura Freixas, parten del principio arbitrario de que el feto y embrión no es persona humana.

      Supongo que lo justificarán por el hecho de que el Código Civil dice que la personalidad se adquiere por el nacimiento y separación completa de la madre.

      Pero una cosa es que el nasciturus no sea sujeto de derechos humanos fundamentales desde el punto de vista del derecho civil, y otra es que sí lo sea desde la perspectiva de los derechos humanos y constitucionales.

      El feto y embrión humanos tienen un código genético humano individual y propio, y ello es la base biológico-natural para que el derecho observe un hecho real y le dé una protección legal de máximos: ser sujeto de derechos humanos porque es la persona más inocente e indefensa.

      Lo peor

      Los argumentos de Freixas sirven para justificar la actual cultura de la muerte que se abre paso en Occidente, desde un punto de vista amplio, panorámico. Si el consentimiento de la madre determina la destrucción de la vida humana naciente, por lo tanto se justificará la eugenesia, la eutanasia y el suicidio médicamente asistido: la libertad de los padres, de los familiares o de uno mismo legitima el homicidio de niños, adultos y ancianos enfermos, discapacitados o con baja calidad o dignidad de vida.

      Si no reconoce los derechos humanos de la humanidad no nacida, y justifica y legitima su libre destrucción por causa de la libertad, es decir, que el hijo se puede destruir si hay una relación sexual no consentida (violación) o sí consentida pero con un resultado de embarazo no querido (prostitución), entonces está dando los mismo argumentos del esclavismo y del capitalismo: la primacía de la voluntad contractual del comprador y vendedor en disponer libremente de la cosa objeto de transacción, en este caso, el niño feto o embrión.

      Otro argumento a favor del aborto es la falta de cuidados de los niños, pues dice que si hay 100.000 abortos al año, entonces ¿quién los cuidará? Al no poder ser ciudados, por ello se legitima su homicidio.

      Lo pésimo

      Laura Freixas se olvida del todo del masivo generacionicidio, así como del feminicidio o genocidio de mujeres psíquico y físico que se da. En números redondos, los 100.000 abortos afectan a 100.000 mujeres madre (primer crimen contra la maternidad); a su vez, 100.000 fetos y embriones, que constituyen la primera generación humana, es destruida absolutamente (segundo crimen de generacionicidio); la mitad, 50.000, son mujeres que nunca podrán formar su familia ni tener hijos (tercer y cuarto crímenes de feminicidio de futuras madres y de generacionicidio de la generación inmediata filial); y finalmente el cuarto crimen de generacionicidio, por el que dejarán de nacer las generaciones posteriores (nietos), por lo que no participarán en la construcción de la sociedad.

      Lo pesérrimo

      Lo peor de todo es la servidumbre de la escuela y el hospital al servicio del homicidio masivo e indiscriminado de seres humanos inocentes e indefensos. Los niños son entrenados en la cultura de la muerte, sus profesores les enseñan métodos de homicidio sobre sus propios futuros hijos; los médicos les prestarán ayuda para cometer un homicidio legal sobre los más frágiles.

      Y todo ello se realiza a través de los diputados, que proporciona la legalidad del homicidio, y los medios de comunicación social, que facilitan la legitimidad de lo justo y razonable para la perpetración de este homicidio.

      Son feministas y nacionalistas que no aman a sus propios congéneres y connacionales.

      Eliminar
  3. Gracias Germinans por darnos a conocer este sacerdote ejemplar. Seguro que hay muchos otros, pero los que lucen para el obispado y la Generalitat no son estos, sino los que se destacan por su progresismo y nacionalismo.

    ResponderEliminar
  4. Tuve la suerte de conocer al Páter Jaume: tal como dice el artículo, es una persona encantadora. Su fe es contagiosa. Gracias por mostrarnos este singular ejemplo de hombre de fe y hombre de Iglesia.

    ResponderEliminar
  5. Hace años que a los buenos sacerdotes, se les destina a pueblos pequeños, ermitas, y demás periferias, no sea que, con su buen hacer, contagien su fe a demasiada gente.

    ResponderEliminar
  6. Se echan en falta los pies de foto, aunque algunos se entienden. Supongo que la última foto presenta el Cristo de San Juan de la Cruz y arriba al lado, en alambre dorado, el Cristo hecho por Mossén Jaume, el que regala a todos los que le visitan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 12:18
      Si, es así inspirado del libro de San Juan de la Cruz que tiene el cuando empezó en el seminario. Ya me ha dicho en varias ocasiones que va a dejar de hacerlos. Voy repartiendo en su nombre y muchos se alegran en recibir un rosario hecho a mano y bendecido por él.
      Saludos.

      Eliminar
  7. El páter Jaume me ha traído a la memoria mis años de monaguillo en San Paciano y las tardes de los domingos en el Centro San Luis Gonzaga. Que Dios bendiga a ese ermitaño.

    ResponderEliminar
  8. Se echaba de menos un articulo optimista que haga ver que la iglesia no esta podrida, en Barcelona. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el único que se indentifica con su camisa negra con alzacuellos y su sombrero paseandose por Mataró. Nunca ha criticado a ningún sacerdote de Mataró, no se mete en política y más aún ayuda a personas necesitadas que han salido de la droga, de alcoholismo, arruinado por la crisis y eso no tiene precio.
      Yo si hago esa critica, de los sacerdotes (no todos) que le dan la espalda, ni se preocupan por él, que digan que se le va de la "chaveta", que no está bien,
      que ya es mayor... ¿ que pasa, que nadie se hace mayor?. Ojalá que el día de mañana llegara a su edad en plena forma.

      Ahora entiendo porque un sacerdote debe estar comprometido al Señor y a la Iglesia. Lo digo por esa Iglesia plural que sigue machacando. Hace unos años
      estuve en la política y mi mujer me abrió los ojos con estas palabras: " ¿como vas arreglar un problema, sino arreglas el que tienes en tu casa?.
      Tiene toda la razón, la casa, los hijos, el trabajo... yo me pregunto ¿ como arreglaria los problemas de casa y los de afuera un cura casado?
      Ahora entiendo los votos de obediencia, castidad y pobreza,por que ser sacerdote no es una decisión para tomar a la ligera.
      saludos.

      Eliminar
  9. Sr, Martín, no sabe cuanto le agradezco esa entrevista al Pater Jaume.

    He tenido el gusto de conocerle y tratarle personalmente, hasta hace año y medio.

    Yo no lo conocí como "pater" sino como Mn. Jaume, también como, no, me ha regalado uno de esos Rosarios.

    Por la gracia de Dios he podido abastecerle durante sus visitas quincenales de numerosas hojitas, estampas, revistas que el con un admirable celo apostólico y su mejor buena voluntad repartía por doquier.

    Que Dios le bendiga Sr. Martín y gracias a Germinans por publicarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rogelio T, ha sido un placer. Dar gracias al equipo de Germinans sin ellos desconocía esta web tan interesante.

      Cualquiera que este interesado puede ir a la ermita y con mucho gusto se le obsequiará.
      Rogelio T y cía, reciban un cordial saludo.

      Eliminar
  10. José Martínez Sánchez22 de abril de 2014, 13:43

    Mi comentario respecto a Mn. Jaume, es que no solo como sacerdote, sino como ser humano es una persona EJEMPLAR A IMITAR Y SEGUIR, es una verdadera pena, que dentro de la Iglesia sea poco percibido, pero al tiempo, que el BUEN GRANO DE TRIGO, SIEMPRE ACABARA DANDO SU FRUTO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Jose Martínez, ya quedan pocos como él. El Bisbat de Barcelona no se para cuando va a enviar a un sacerdote que siga sus pasos. Si el día de mañana lo jubilan y no colocan a nadie lo tenemos negro.

      Eliminar