lunes, 17 de marzo de 2014

Sáiz Meneses se aparta de la sucesión de Sistach

Sistach y Saiz Meneses en el centro, en Roma, en la reciente visita "Ad limina"
El obispo egarense viene repitiendo a todo aquel que quiera escucharle que, ni por asomo, entra en sus planes suceder al cardenal Martínez Sistach como arzobispo de Barcelona. Y creo que no le falta razón. En estos momentos se halla muy tranquilo en Terrassa, en una diócesis que funciona como una seda; con un seminario que creó de la nada, el cual –con las dificultades actuales- se halla en la pole position de los seminarios catalanes y con un clero y una feligresía absolutamente satisfechos con su obispo, de los cuales no recibe la menor contestación, ni de los más jóvenes ni de los más mayores. Para qué complicarse la vida y aterrizar en una diócesis con el clero dividido en dos facciones irreconciliables, un seminario comatoso y un presbiterio envejecido. Actualmente, Terrassa y Barcelona son como el haz y el envés de una misma moneda. Hace nueve años formaban parte de la misma archidiócesis y, tras la división, los frutos que arrojan una y otra resultan tan dispares, que parece que jamás hubiesen estado unidas.

Por otro lado, empiezan a ser tan incesantes las presiones políticas (tanto del gobierno central como de la Generalitat) cerca de la Santa Sede, que la designación del nuevo prelado va a tener una lectura mucho más política que religiosa. Un caramelo envenenado que dificultaría una labor pastoral como la que está llevando a cabo Sáiz Meneses en su actual diócesis. También debe tenerse en cuenta que el obispo egarense es relativamente joven. En agosto cumplirá 58 años, por lo que, a diferencia de otros de sus compañeros, no es esta sucesión un último tren que vaya a escapársele.

Al final resultará que –salvo Vives- nadie quiere ir a Barcelona. Ciertamente, el panorama se ha venido a complicar con la difícil situación política catalana. Será difícil que el Vaticano contente a los dos bandos. Si nombra a un nacionalista va a enconar al gobierno español y si nombra a un no nacionalista va a encrespar al sector independentista. Los dos bandos quieren arrimar el ascua a su sardina. Uno sólo espera que el Papa saque su carácter, se harte de tanta presión y nos regale un verdadero pastor, libre de cualquier atadura política.
http://www.tarraconense.cat/2012/ftp/298_20140308120200.jpg
Los obispos catalanes contentos tras la visita “ad limina”
Por ahora el Papa se va a tomar su tiempo. Y parece que no tiene ninguna prisa. Más bien pretende agotar la paciencia de aquellos que ambicionan la sede de San Paciano, bajo espurios intereses. Unos y otros. Aunque, sinceramente, debe decirse que el espectáculo del nacional-progresismo catalán está resultando más grotesco que el de la diplomacia española. Sus huestes muestran una ingenuidad conmovedora. Sólo hace falta ver su entusiástica reacción a la salida de los obispos catalanes de la visita ad limina. “El Papa les ha escuchado”, decían. Sin saber, qué le habían dicho y qué había escuchado. O “salen contentos”, según aseguraba el ínclito Llisterri. Como si algún obispo saliese triste después de ver al Papa. Si en esto los obispos son como niños. Cuando les recibe el Papa se comportan como si les acabasen de regalar el más anhelado juguete. Y, para colmo, al diario Ara  no se le ocurre otra cosa que fiarse de Jesús Bastante para pergeñar un curioso boicot del Secretario de Estado Parolin a la supuesta pretensión de Rouco de condenar el proceso separatista catalán. Jesús Bastante: el periodista religioso más desacreditado. El que ha venido anunciando, por activa y por pasiva, la inminente sustitución del arzobispo de Madrid desde la misma toma de posesión del papa Francisco. ¡Nivelazo! Ahora resulta que se ha rendido a la evidencia y vuelve al plan inicial: la sustitución conjunta de Rouco y Sistach. Probablemente volverá a equivocarse. Existen personajes contumaces en el error.
El Papa en la reunión de la Congregación para los Obispos
En su importantísimo discurso ante la Congregación para los Obispos, el Papa advirtió que “las elecciones [de obispos] no pueden estar dictadas por nuestras pretensiones, condicionadas por eventuales banderías, camarillas o hegemonías”. Tan trascendental máxima viene como anillo al dedo a los que esperan un obispo de Barcelona proclive a su “eventual bandería”. Palabras tan claras, en boca de quien debe designarlo, deberían provocar el cese inmediato de toda presión política. Lo dudo. Tan sólo espero que resulten baldías. Mientras tanto, como les decía al inicio del artículo, Sáiz Meneses, que conoce bien el percal, ha dicho aparta de mí este cáliz. Que a político no quiere jugar. 

Oriolt

28 comentarios:

  1. Dicen que no entra en los planes del obispo egarense venir a Barcelona, que está muy tranquilo en Terrassa. ¿No será que se repite la historia?. Esto mismo repetía el bueno de Don Ricardo, y terminó viniendo a Barcelona por obediencia al Santo Padre. Igual le podría pasar a su discípulo Saiz Meneses.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, bueno, Oriolt. Mons. Meneses me recuerda un poquito a Ciudadano Kane, el film de Orson Wells. ¿Tan ambigua es su personalidad que da lugar a puntos de vista tan enfrentados sobre él? Germinans se ha hecho eco de ellos. No todo han sido elogios para él... Aunque tú ahora los hagas. Su sombra es muy alargada.

    ResponderEliminar
  3. Sr. Oriolt, gracias por su artículo puntual de los lunes.

    ¿No sé qué interés puede tener la Generalitat en que el Obispo de Barcelona sea uno u otro, si después le hacen caso omiso?

    Las Administraciones, sea la que sea, solo se arriman a la Iglesia cuando es la hora de elecciones. ¿Es qué nos tratan de tontos y encima les votamos?

    Que Dios nos perdone.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que necesitamos en Barcelona es un obispo santo, que mire a todos, que escuche a todos, que se acerque más al Pueblo de Dios que le ha sido encomendado. Que se deje de silencios, aveces prudentes, algunas por omisiones. Que indirectamente no apoye a unos más que a otros, y se deje de ambigüedades.

      Tanto que los "progres" hablan de la "acullida" (acogida), que esa acogida se vea, para que el Pueblo de Dios crea. Las sectas están al acecho y aprovechan el menor descuido, o desafortunados encuentros para atraerlos al Evangelio facilón y cómodo al oído. Porque les dan lo que en nuestras iglesias no ven, que es acogida.

      También querríamos sacerdotes santos, que se olvidaran de protagonismos, de ese progresismo caduco que se ha demostrado que no lleva a nada, y de nacionalismos incompresibles para muchos, que han sustituído el altar por una "senyera", lo que ha provocado el vacío de las iglesias de nuestra amada Tierra.

      ¡¡¡Hasta cuando Señor!!!.

      VEN PRONTO

      Eliminar
  4. Sáiz Meneses acatará lo que disponga el Papa. Y, por cierto, parece una postura un tanto comodona no querer moverse de Tarrasa.

    ResponderEliminar
  5. De Roma viene lo que antes ha ido.
    Mons. Sáiz Meneses no aparece en las tres últimas ternas.
    Por tanto tranquilo él que no lo llamara el Sr. Nuncio para venir a Barcelona.
    Por cierto el Papa Francisco es muy libre en la elección de obispos.

    Domingo pasado colecta por el seminario.
    Parroquia de San Carlos Borromeo de Barcelona, el templo lleno para la Misa, pasa media hora y el sacerdote celebrante no llega, cuando llega es uno muy anciano, dice estar enfermo, salido hace poco de un ingreso hospitalario, casi no se tiene en pie.
    Sale y dice que no puede más, que no tiene casi fuerzas para celebrar la Misa. Reacción de los feligreses, le aplauden.
    ¿Quien es el responsable de este desaguisado pastoral?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El responsable del desaguisado pastoral es evidentemente el cardenal Sistach, que reparte parroquias a los que son de su cuerda como quien reparte caramelos. A Babra le cae ya grande la iglesia de San Miquel dels Sants y lo hace párroco de San Carlos Borromeo, que tiene totalmente abandonada y que el Vicario Episcopal tiene que poner parches de malas maneras.
      En cambio a los parrocos que son eficientes y eficaces pastoralmente y que podrían llevar varias parroquias, como no son bien vistos por el progresismo, porque hay mucha envidia por su éxito pastoral, allí están olvidados por Sistach.
      Y así va esta diócesis, al precipicio, mientras siga mandando el progresismo, consentido por Sistach.

      Eliminar
    2. El Cardenal Sistach es el responsable pero Babra también, si fuera buena persona hoy ya tenía que haber presentado la dimisión y pedir disculpas. A pesar de la dejadez de Babra, lo que ha hecho en esta parroquia, la gente sigue yendo y aguantando. No se merecen esto, Babra no puede continuar ni un minuto más después de esto y Sistach debería dar una explicación

      Eliminar
  6. A Roma no ha llegado ninguna terna porque no se ha elaborado ninguna terna todavía. Ni de Barcelona ni de Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ud dice: "A Roma no ha llegado ninguna terna porque no se ha elaborado ninguna terna todavía".

      En toda "Visita ad Limina Apostolorum" cada obispo debe llevar tres nombres como mínimo para en caso de sucederle imposibilidad al titular, haya alternativas. Además la Santa Sede a traves del Sr. Nuncio y bajo secreto pontificio puede proponer y ampliar la lista de candidatos.

      El Papa hace semanas tiene claro los informes y las ternas de Madrid y de Barcelona, y de otras Diócesis de España.
      Como Ud. puede suponer los nombramientos episcopales no se improvisan ni por la Congregación de los Obispos, ni por el Santo Padre.
      Otra cosa es que el elegido sea el acertado, o que este después sea valiente y acierte en su ministerio episcopal.
      Hay que suponer que Dios ayuda al elegido por el Papa.

      Eliminar
  7. El sacerdote que hizo la misa en la parroquia de San Carlos fue Mn. Joan Bada que estaba de feligrés y al final tuvo que hacer este servicio enfermo (algo que se agradece) porque a quien se le llamó(un carmelita de Diagonal), el vicario episcopal, Mn. Jesús Sanz le dijo la hora mal aunque la culpa es de Mn. Babra que se deduce que es el párroco de esta parroquia y que la tiene abandonada tal y como ya se dijo en esta web pues solo se ocupa de la de San Miguel que ya le viene algo grande también. A Babra no se le ve en San Carlos estando llena la iglesia. ¿Por qué aceptó entonces el cargo? Es por eso que el Card. Sistach debería cesar inmediatamente a Mn. Babra por dejadez de funciones, falta de sintonía con los feligreses y no tener ganas de trabajar y pedir disculpas a las 200 personas que el domingo estábamos en esta parroquia.

    ResponderEliminar
  8. Com em va alarmar moltíssim aquella vella campanya del "volem bisbes catalans", estaré contentíssim conque sigui un bisbe catòlic, apostòlic i romà, i si és de color (com ara es diu), doncs molt bé (gairebé fins i tot millor)

    ResponderEliminar
  9. En Cataluña no tienen ni la más mínima idea de qué es lo que quiere hacer el Papa con Barcelona. Es más, yo creo que ni siquiera el Papa sabe lo que quiere hacer. Todavía no se lo ha pensado. Y una diócesis tan importante no se decide por las ternas que mande el Nuncio. Sea lo que sea, será una decisión personal del Santo Padre.

    La cuestión política puede influir en su ánimo, pero no sabemos en qué sentido. Lo que es seguro es que la sucesión del cardenal se va a retrasar al menos un año o año y medio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Papa está muy lejos de estos nombramientos. Por otra parte, siendo la diócesis de Barcelona la tercera en población de España y una de las más descristianizadas, no creo que en Roma se les quite el sueño para nombrarle un nuevo obispo.

      Eliminar
  10. Así le tocará; yo no le tengo ninguna simpatía, y haber promocionado a Cristau es muestra de su postura. Al loro!!!!!!
    Osoro, Ureña son mis canditaos; y antes Vives que Meneses.
    Salvador Biarnés (ElCidCabreador)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco personalmente a Mons. Cristau y puedo decir que es un verdadero obispo católico. Ojalá Él fuera el próximo arzobispo de barcelona.

      Eliminar
  11. Salvador, no te rebajes a estos lodos, que estás en mi imaginario de "cracks" aunque aún te espero "per calar foc a la mina" en la feria de Santa Lucía...
    Acaso alguien esperaba a un tal Bergoglio hace escasos doce meses? Pues aquí lo mismo: yo no soy de Pedro, ni de Pablo, ni de Kustodio. Todos somos uno en Cristo Jesús. Hasta el obispo más esperpéntico (y de haberlos, haylos) es capaz de cumplir la Voluntad sin saberlo, así que Paz y Bien. Lo demás es política, hagan como Paco, que no se metía en política y le fue de maravilla con brazo incorrupto en la mesita de noche.
    Ans.

    ResponderEliminar
  12. Copio de Infocatolica, la realidad del nacionalismo, poner al estelada en lugar del Sagrario:
    SON POCOS Y SU MEDIA DE EDAD RONDA LOS 70 AÑOS
    Cataluña: se buscan curas
    La Iglesia catalana anima a los jóvenes a despertar su vocación sacerdotal y hacerse curas para difundir el evangelio con una jornada, el Día del Seminario, que se celebra hoy domingo en todas las parroquias. Los diez obispos de Cataluña se han conjurado en sus cartas dominicales de esta semana para animar la inscripción a los seminarios, que sufren desde hace años un descenso en el número de jóvenes llamados por la fe a la vocación sacerdotal.
    16/03/14 7:57 PM | Imprimir | Enviar

    (Diari de Girona/InfoCatólica) Sin apelar a que se trata de un empleo fijo, estable y remunerado -aunque poco-, los obispos catalanes apuntan este año más a motivos espirituales y a la «alegría de anunciar el Evangelio» para hacer sus llamadas a los jóvenes.
    En Cataluña hay actualmente alrededor de 1.500 curas y apenas un centenar de seminaristas, insuficientes para garantizar el relevo de aquellos que se jubilan.
    El obispo de Gerona, Francesc Pardo, reconoce que «nos encontramos con que algunos curas deben ser rectores de tres, cuatro, diez y hasta doce parroquias, que la media de edad de nuestros curas de Gerona es de 72,3 años y que cuando nos piden que envíen un cura les tengo que decir que no tengo a nadie».
    El obispo de Vic, Romà Casanova, reconoce que «la necesidad de vocaciones sacerdotales en nuestra diócesis es una urgencia imperiosa ante la que no podemos quedarnos impasibles». Ante la escasez de vocaciones religiosas, Casanova pide que los jóvenes se animen a ser «callejeros de la fe».
    «Hoy tenemos una gran necesidad de vivir esta alegría cristiana», argumenta el cardenal arzobispo de Barcelona, ​​Luis Martínez Sistach, que aprovecha para pedir «a sacerdotes, educadores cristianos, catequistas, comunidades parroquiales y movimientos apostólicos que se ocupen y preocupen de suscitar vocaciones».
    El arzobispo de Urgell y copríncipe de Andorra, Joan Enric Vives, recuerda que actualmente su diócesis sólo tiene seis seminaristas para rejuvenecer su veterana plantilla de curas y se queja de que «actualmente vivimos inmersos en una cultura que exalta el individualismo, el amor a uno mismo y la provisionalidad». «Todo el mundo tiene mucho miedo de decir "para siempre"», aduce Vives para explicar que «por eso cuestan, hoy, las vocaciones a la entrega sacerdotal, a la vida consagrada, al matrimonio fiel y para siempre».
    El obispo de Lérida, Joan Piris, asegura que algunos jóvenes le han dicho sentirse atraídos por el sacerdocio, pero que les cuesta dar el paso por «la indecisión e inseguridad que acompaña a tantas personas» que las hace «huir de compromisos». Piris anima a entrar en los seminarios porque, subraya, se recibe una formación «equilibrada, humana, espiritual, intelectual y pastoral o apostólica» y pide «a aquellos que sientan la llamada que tengan el coraje necesario para decir sí» .
    El obispo de Terrassa, Josep Ángel Saiz, que cuenta con un seminario propio en su diócesis, reconoce que los laicos «pueden hacer un gran trabajo en la misión de la Iglesia diocesana, pero el servicio ministerial del sacerdote sigue siendo absolutamente necesario». Para animar el fervor sacerdotal, Saiz ve a los curas como «mensajeros de alegría» en una sociedad en la que viven «personas tristes, angustiadas, hastiadas; personas que materialmente lo pueden tener todo, pero que han perdido el sentido de la vida y la alegría de vivir». «Los éxitos materiales, los avances científicos y tecnológicos, las posibilidades de placer, no acaban de saciar su sed de felicidad» y por ello, según el prelado egarense, son necesarios «los transmisores de alegría».

    ResponderEliminar
  13. Recordemos las votaciones abortistas de todos los independentistas:
    ANTES QUE UNA MEDIDA DE CASTIGO
    El obispo de Porsmouth asegura que negar la comunión a políticos proabortistas católicos es un acto de misericordia
    El obispo de Portsmouth (Inglaterra), Mons. Philip Egan, ha asegurado que cada obispo y sacerdote deben recordar públicamente que si un político católico vota a favor del aborto y del «matrimonio» homosexual debe de autoexcluirse de la recepción de la comunión. Monseñor Egan explicó que, más que una medida de castigo, la privación de la Sagrada Comunión es «siempre un acto de misericordia». Se hace, afirmó, «esperando y rezando para que la persona pueda ser atraída de nuevo a la comunión plena con la Iglesia». El prelado advierte de la difícil situación de los cristianos en Gran Bretaña.

    ResponderEliminar
  14. Del Papa no sé qué pensar, me gustan su piedad y su fe y me traen sin cuidado los famosos gestos que a todos los progres les vuelven locos. Hay quien dice que, a diferencia de Benedicto XVI, Francisco tiene dotes de mando, de gobierno. La línea que vaya a seguir es la que no identifico.

    Pero en cambio hay dos personalidades eclesiásticas en este asunto que sí me inspiran mucha seriedad, el prefecto de la congregación en cuestión y el actual nuncio en España.

    ResponderEliminar
  15. Salvador comparto tu opinión sobre la promoción de Mons Cristau, pero por favor no me promociones al "trepa Vives" esto seria demasiado..¡ por otra parte te acompaño en lo de Ureña o Osoro, pero no caera esa breva...¡¡

    ResponderEliminar
  16. Monseñor Saiz Meneses está muy contento en Terrassa, y nosotros estamos muy contentos con él. Dios quiera que esté aquí muchos años.

    ResponderEliminar
  17. La verdad es que Mons Saiz está haciendo un buen trabajo en Terrassa y los frutos se están viendo: seminario propio, vocaciones,....

    ResponderEliminar
  18. Al final que sea lo que Dios quiera y el Papa decida. A lo mejor es una lástima tocar a Mons Saiz enviándolo a Barcelona cuando Terrassa es ahora un espejo en el que otras diócesis deberían mirarse. Siempre son necesarios los buenos ejemplos.

    ResponderEliminar
  19. La diócesis de Terrassa hace nueve años formaba parte de la archidiócesis de B arcelona. Al cabo de este tiempo, cada vez hay más diferencias, como este escrito refleja. Con eficacia y sin estridencias, el buen trabajo se va notando. En Barcelona somos muchos los que pensamos que si traen a don José Ángel y trabaja como lo está haciendo en la vecina Terrassa, también aquí al cabo del tiempo cambiarán muchas cosas para bien.

    ResponderEliminar
  20. Es mentira que el obispo de Terrassa no tenga ninguna contestación por parte del clero y de la feligresía. Es mentira que la diócesis vaya como una seda. Que se lo pregunten a las hermanitas de los ancianos desamparados de Sabadell. Es mentira lo que dicen, pura y dura mentira. Y el mandamiento "NO MENTIRÁS"? Caen muy pero que muy bajo, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las hermanitas de los ancianos desamparados de Sabadell tienen muy buena relación con el Obispo. Quien quiera comprobarlo, que vaya y hable con ellas.

      Eliminar
    2. Eso no es verdad. Están en un pleito con el obispado. Y si no que se lo pregunten.

      Eliminar