lunes, 3 de febrero de 2014

¿Se empieza a resquebrajar la salud de hierro de Sistach?

Uno de los principales argumentos en defensa de la prórroga del mandato del cardenal de Barcelona era su salud de hierro. Cierto es que, hasta hace bien poco, su estado físico resultaba envidiable; salvo alguna gripe inoportuna (como la que le impidió asistir a uno de los encuentros por la familia en Madrid) no se conocía dolencia o mal alguno que hubiese quebrantado su actividad cotidiana. Al revés, su vitalidad y omnipresencia en la diócesis permitían concluir a todo el mundo que el cardenal estaba como un roble. 

Pero los años pasan. Y Sistach, a punto de cumplir los 77, se está haciendo mayor. Probablemente, por esa falta de costumbre, este último mes la alarma ha cundido en la curia barcelonesa. Todo empezó en la celebración ecuménica que tuvo lugar en la Catedral en la Semana de Oración por la unidad de los cristianos, en la que el cardenal se tambaleó y si no llegan a sujetarle, habría rodado por los suelos. Un día malo lo tiene cualquiera… Pero es que luego se durmió en una reunión con delegados diocesanos y, en un intervalo de pocos días, volvió a quedarse traspuesto en una vigilia de oración con los jóvenes. Más de uno ha empezado a inquietarse. 

Seguramente no deben ser motivos de preocupación. Lo que sucede es que, como les decía antes, Sistach es un hombre cercano a los 77 años. Y a ver quién, con esa edad, mantiene la actividad frenética de nuestro arzobispo. Una semana agotadora con viajes a Roma y a Madrid y en lugar de descansar el fin de semana, le llega un domingo con este programa: misa en la catedral con motivo de la Jornada Mundial de la Vida Consagrada; otra misa pasada media mañana en la parroquia de la Concepción en el inicio de la Visita Pastoral al arciprestado, con comida posterior con sacerdotes y feligreses del mismo; a las cinco de la tarde, misa en la Basílica de San José Oriol, con el movimiento de Vida Creixent y, para acabar la jornada, la entrevista en el programa El Objetivo con Ana Pastor en la Sexta. 
Es un ritmo excesivo para una persona de su edad. No es de extrañar que en algún momento le venza el sueño o incluso pueda llegar a tambalearse. Con todo, en el programa de Ana Pastor no dio muestra alguna de cansancio y repitió los consabidos sonsonetes que todos le conocemos, entre ellos, la anécdota del kilo del pan, el kilo de arroz y el litro de aceite que saca a relucir en todas las entrevistas. Además, debe decirse que a tan puntillosa periodista se le escapó vivo el personaje, al que no pudo sacar otro titular que el del tema del aborto. Obviamente, nada sorpresivo. La entrevistadora formulaba unas preguntas y el cardenal le contestaba siempre con algo que no respondía directamente a aquellas. Muy típico de Sistach. Informativamente, el espacio no aportó absolutamente nada y todo se encuadró en una serie de tópicos al uso, mera superficialidad, sin profundizar jamás en ningún contenido. Tan airoso salió Sistach, que pasó sin mojarse con respecto a las cuestiones del debate independentista o de su renuncia. ¡Para que luego teman a Ana Pastor! ¡Qué aprendan de un cardenal con 76 años!
Espero que las alarmas curiales resulten infundadas y únicamente sirvan para que Sistach reduzca un poco su ajetreada agenda. De todos es conocida su escasa afición a la hora de delegar, pero llega un momento en que no es recomendable tanto viaje en avión o en AVE y el querer estar en tantos sitios a la vez, con la manía de pasar de la sotana al clergyman, dependiendo de la parroquia que visite. 

Por último, ya que hoy toca hablar de la salud de nuestros prelados, nos llegan noticias de que el obispo de Sant Feliu de Llobregat, monseñor Cortes Soriano, se halla felizmente recuperado de la grave enfermedad que ha venido padeciendo en el último año y de la que se dio primicia desde esta página. Los pronósticos médicos no pueden ser más favorables. Deo Gratias.

Oriolt

9 comentarios:

  1. Más vale rezar por él, porque hasta el último minuto, manda.

    ResponderEliminar
  2. Hoy, 4 de febrero, se discute en el Parlamento europeo de un informe progay.

    En CitizenGo hay una petición, que lleva casi 200.000 firmas a data de ahora, contra el informa:

    www.citizengo.org/es/3362-lobby-gay-pretende-consolidar-su-hoja-ruta-lunacekno

    ResponderEliminar
  3. Con dos hospitales abortistas el uno y el otro: St. Pau y S. Juan de Dios. Ni Sistach ni Cortes estan para dar lecciones... Y que conste que me alegro por la buena salud de los dos.

    ResponderEliminar
  4. Sr. Oriolt, gracias por su artículo.

    Recemos por la salud de nuestro Cardenal, para que pueda seguir dirigiendo nuestra Iglesia barcelonesa, hasta que Dios lo permita.

    ResponderEliminar
  5. Suelo ser muy duro con los comportamientos de ciertos prelados cuya acción u omisión acarrean graves daños a las personas comunes. Así como me importan un rábano los líos de faldas de este o aquel preste, o la sodomía de este o aquel párroco, me enervan comportamientos en los que los afectados son los menores, ya sea de edad (pederastia, yugulación de derechos en la enseñanza, coacción de su intimidad), ya sea de formación.

    Por eso, el nombre de Sistach no puede ser santo de mi devoción. No puedo olvidar su sonrisa cuando los niños del Nen Deu leían en un catalán zarrapastroso unas preces que a ellos les saldrían espontáneas en castellano, como en el mismo vídeo se ve que es el idioma que utilizan entre ellos y con sus padres. A eso le llamo coacción de la intimidad. Abuso de los pequeños. Me gustaría equivocarme, pero tendrían que manipular el vídeo vergonzante.

    Que por un político de la Generalidad nos enteremos de que ha pedido una medalla de reconocimiento público, sería para reírse de la necedad de ese comportamiento, si no nos enterásemos por el mismo político que se esperaba una contrapartida política. Aunque fuera antievangélica. Como es inmoral defender otro abuso infantil: el trágala de la enseñanza en catalán bendecida por el cardenal con el avieso, burdo y canalla argumento de que se favorece la cohesión, cuando lo demostrado es que los niños sufren retraso. Ha tenido que venir por enésima vez un Tribunal Superior de Justicia para aclarar las cosas.

    Abuso de los pequeños, de gente sin formación, es declarar que del asunto de la independencia el no comenta nada porque lo habla, dice, con el Papa. La gente está esperando una postura clara contra esa inmoralidad. La postura que hay tomó Juan Pablo II y la Conferencia Episcopal Italiana cuando mostró la perversidad moral de esa iniciativa contra el bien común, la paz y el principio de subsidariedad.

    Que Sistach se presente por encima de Sebastián y sea incapaz de defender al recién nombrado cardenal es, para mí, una vergonzosa prueba de su incapacidad intelectual. Desde el punto de vista moral es... Póngalo ustedes.

    Y no deja de resultar patético que salga con la defensa de la manifestación pública contra el aborto, él que se ha mostrado insolidario cuando otros obispos con arrestos se han echado a la calle. Con arrestos.

    Seguramente tendrá cualidades positivas. Dios se las incremente. Pero me bastaría con que dejara de abusar de los pequeños, es decir, de los niños en los sentidos indicados y de la gente que espera ingenuamente coherencia doctrinal. ¿Doctrina? Mare de Déu Senyor!.

    Me gustaría que alguien me desmintiera alguno de esos extremos. Me sentiría aliviado de tener que justificar ese comportamiento ante quienes ven, con razón, una ofensa a su magisterio. Les respondería: no es verdad. El vídeo está manipulado. las declaraciones de la Sexta son una invención, las afirmaciones recogidas en los periódicos una burda mentira. Lo de la medalla con la prosopopeya que le rodeó un mero acto de reconocimiento en el que no tuvo arte ni parte. Me gustaría tanto tener un obispo comme il faut...

    ResponderEliminar
  6. En lo espiritual poco que decir. Es una persona consagrada y con responsabilidad, que no es poco. Por lo tanto, un respeto.
    Yo no soy nacionalista catalán, y por lo tanto, en este tema (no espiritual) pues seguramente estamos alejados.
    Me gustaría que el seminario floreciera con más fuerza. Seguramente no hemos rezado suficiente ni hemos dado el ejemplo necesario.
    Me gustaría que en Barcelona hubiera más Adoración al Santísimo. Seguramente los que hacemos, no somos suficientemente apostoles para que otros se contagien, empezando por algunos parrocos/vicarios.
    Me gustaría que en Barcelona, la religión fuera respetada socialmente en mayor medida. Seguramente habrá que empezar por respetarnos más los catolicos entre nosotros.
    Me gustaría que en Barcelona hubiera más santos. Seguramente tengo que empezar yo a ponerme en la labor.
    Bueno y que la Virgen nos ayude y le ayude.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La entrevista Artur Mas y Felipe González, y la entrevista con Sistach, revela claramente la mediocridad de estas dos altas esferas civil y eclesiástica catalanas, indicador también, obviamente, de la mediocridad del medio del que emergen, el pueblo catalán.

      Artur Mas iba a remolque de Felipe (sí, el del Gal), y me dicen que en el caso de Sistach, aparte del tema del aborto, se dedicaba a lanzar balones fuera, con esta táctica típica de hablar y hablar copiada de Pujol:

      - ¿Quina es la posició de la Generalitat en el tema tributari, senyor Pujol?

      - Miri, ahir vaig anar a l'Empordà, i vaig trobar un home, un home que feia molts anys que coneixia, i que la seva tieta Pepeta ja havia conegut a Franco, un dels generals espanyols més dolents per Catalunya, potser més encara que Felip Cinquè, i com tots els pagesos, que ja sap com de bé els va descriure Pla, el mestre Pla als seus llibres, un dels quals jo tinc a la meva biblioteca signada uns anys abans de que morís, i que se'ns dubte, cada cop que vaig per Europa, el solen el.logiar a en Pla gràcies a les traduccions que ha fet el departament de cultura, perquè així fem de Catalunya un país d'Europa de gran nivell, una gran potència industrial, cultural, social..."

      Eliminar
  7. He escuchado comentarios que colocan a los proelados de Solsona, Vic y el auxiliar de Barcelona como favorables candidatos a suceder a Sistach. No obstante, pienso que puede llegar a Barcelona el actual arzobispo de Valencia.

    ResponderEliminar
  8. Que triste que algunos comentarios destilen veneno en contra de todo lo catalán. Que Dios los perdone.

    ResponderEliminar