domingo, 23 de febrero de 2014

¡Reus puede ser su Villa Anita!

Don Vicente en una visita a Onda (Castellón) y Don Luis con cofrades de la Purísima Sangre de Reus
De todos es sabido que cuando Don Vicente, el burrianense más universal, el Cardenal Tarancón, dimitió de su cargo de Arzobispo de Madrid por razones de edad en 1983, se trasladó a una pequeña casita en Villarreal de los Infantes, en su Castellón natal: la conocida como Villa Anita. Allí vivió 11 años, jubilado que no retirado, poniendo en orden sus papeles, escribiendo sus memorias, concediendo alguna que otra entrevista y sobretodo poniéndose a disposición de cuantos iban y venían para invitarle a presidir tal o cual acto cívico o religioso. Los valencianos que tienen una sorna muy particular, prima hermana de la catalana, lo llamaron “lo dolçainer” porque como el dulzainero no faltaba nunca y en ningún sitio para abrir o presidir un festejo al que era invitado. Villa Anita se convirtió pues en el campamento piloto desde el cual don Vicente, a pesar de aquella bronquitis crónica que lo llevaría a la tumba, se trasladaba gustoso por las parroquias de su tierra natal, para presidir alguna efemérides.
Este año el Clavario de la Real Congregación de la Purísima Sangre de Reus don Carles Just, y don Francesc Pardo, miembro de su junta de Gobierno, han cursado al Cardenal Martínez la invitación para ser el pregonero de la presente Semana Santa de Reus, trasladándose a Barcelona para tal fin. Don Luis, gustoso ha agradecido la deferencia, aceptando la invitación  y se trasladará el próximo viernes de Dolores, 11 de abril para más detalle, a la otrora capital del aguardiente y la avellana (Reus, Paris, Londres…) para tal menester. Tendrá lugar en el Auditorio Higini Anglès, sito en el Palau Bofarull de la capital del Baix Camp, perteneciente a la Diputación Provincial.
Auditorio, Salón Noble y fachada del Palau Bofarull, sede de la Escola de Música
En Germinans nos alegramos mucho de este particular, no sólo porque la Semana Santa reusense, una de las que a través de los años de plomo de la religiosidad popular en Cataluña, supo mantenerse y prosperar sin caer en el folclorismo populista de quien ha convertido la semana de Pasión en un foco de atracción turística, desvirtuando su carácter sagrado.
Sus más de veinte cofradías, las inveteradas tradiciones que conservan, y la piadosa participación de toda la población la convierten en una Semana Santa muy digna y religiosa. Sobria, austera, sentida, honda como nos gusta en Cataluña.

Pero además Reus es una ciudad gentil y acogedora. Su gastronomía es como su religiosidad: sencilla pero auténtica. ¿Quién no conoce ya en el resto de España y del mundo los famosos “calçots” que en esta comarca se degustan, o el muy simple y gustoso “menjar blanc”, una versión de crema  elaborada con almendra molida? ¡Por no hablar de sus aguardientes y en verano de sus cocas de cereza!
Calçots en su salsa, Menjar blanc y "Coca de cirera" reusense

Definitivamente Reus es la ciudad ideal para la jubilación de Sistach. A poco menos de una hora de Lérida, a una hora de Tortosa y de Barcelona, y una minucia más de Solsona y Vich, puede ser su centro de operaciones tras la aceptación de su renuncia como Arzobispo del “cap i casal”. Gerona está más lejos pero allí no están mucho para monsergas, puesto que la diócesis bastantes murgas tiene ya. El apelativo “dolçainer” sin duda no casa bien con ese talante de Sistach mezcla de  botiguer (tiendero) y del tiet soltero que se presenta los domingos para el almuerzo en casa de la familia con el brazo de gitano bajo el brazo. Valga la redundancia y el simpático juego de palabras. Para más tampoco da, claro está. No esperemos repostería fina en el augusto Cardenal, sólo alimentos básicos. Como el manido “kilo de arroz y litro de aceite” que saca a relucir en todas las conferencias o la anécdota de “un año en casa, en la posguerra, nos robaron las patatas”.
Campanarios de Valls y de Reus
Y es que Sistach es asi: popular, sencillo, al alcance de todos, simple. Como la Semana Santa de Reus, sus gentes, su gastronomía, su paisaje. Nada de excesiva altura. Por eso Reus no tiene castellers de renombre. Les da miedo el vértigo. Y porque los “xiquets” son originarios de Valls, la ciudad rival. A quien los reusenses se la tienen jurada por levantar, por pura  pelusilla un campanario más alto que el suyo. 
Sistach no es un hombre de envidias ni de excesivas rivalidades, él se conforma con lo que tiene y sabe ser acogedor y campechano. Ideal para convertirse en el padrinet de Cataluña. De todas maneras el apodo ya se lo sacamos nosotros en los inicios de la singladura de Germinans.
Un masclet ben fresquet!
No le va costar encontrar en el campo de Tarragona, una casita con un huertecillo para plantar patatas, escribir sus memorias y acudir de telonero religioso de solemnidades, fiestas patronales y procesiones.
No hace falta comprar la casa, las hay para alquilar por un módico precio. Por eso no se inquiete ni pierda el sueño. Además siguiendo la teoría de mi buen amigo Oriolt, en su jubilación, ya más mayor y reposado, nosotros, los gamberros de Gérminans, seremos los únicos diocesanos de Barcelona que le iremos a visitar. Y él, perdonadas ya todas las maldades y las ofensas que le hemos inflingido, de bien cierto nos obsequiará deferentemente  con un “masclet”: esa mezcla de Vermut y de la bebida con sabor a frutas más local, el Plim reusense. ¡Hay que ver que nombres se escogen para los brebajes! Esperemos que sea más serio el de la casita y no caiga en el ridículo. ¡Más Villas Anita no, por favor!

Prudentius de Bárcino

8 comentarios:

  1. Rv. Prudentius de Bárcino, agradezco su trabajo de hoy.

    No me parece mal que nuestro Cardenal pronuncie el Pregón de la Semana Santa reusense. Puede ser una de las personas más adecuadas para hablar del sentido de estos, sin duda eminentemente religiosos.

    No podemos olvidar que la Semana Santa constituye el núcleo de la liturgia anual de la Iglesia. La pasión, muerte y resurrección de Jesucristo manifiestan la grandeza del amor de Dios por los hombres y el poder de ese amor, más fuerte que el pecado y que la muerte.

    Cabe resumir todo el Evangelio en ese ´triduo sacro´ (viernes, sábado y domingo) que refleja, como ninguna otra cosa, la maldad del pecado y la infinitud del perdón de Dios.

    Por contraste, constatamos un repetido intento de convertir esos días en unas ´vacaciones de primavera´, con sus dosis de sol, playa, etc. Unos simples días de asueto; que quizá muchos necesitan, pero que alejan del centro de la vida cristiana.

    ¡Qué lejanas son tales actitudes de aquel núcleo del mensaje evangélico!: la muerte y resurrección de Jesucristo. La Iglesia lo predica desde hace 2.000 años. Pero tampoco hay que extrañarse de esas deformaciones; San Pablo lo reflejó en sus Epístolas: muchos no quieren oír hablar de Jesús, muerto en una cruz, ´escándalo para los judíos y locura para los gentiles´.

    La fe cristiana es fe en el Dios anunciado por Jesucristo, con palabras y con su vida. No basta aceptar a Dios para ser cristiano; hay que conocer y entender a Cristo, y creer en él como Hijo de Dios. El testimonio histórico de muchos contemporáneos asegura que resucitó y que hizo suficientes milagros como para probar sus palabras. La fe de aquellos primeros testigos es el origen de nuestra fe en Dios.

    DÍAS DE REFLEXIÓN

    Los días de esta semana que comienza son una oportunidad para reflexionar sobre lo que decimos creer (unos) o no creer (otros). Son ocasión de profundizar en la figura de Jesús de Nazaret, y entender que dio su vida voluntariamente por nosotros. Si procuramos, en estos días, buscar un tiempo para tal ocupación, estaremos adelantando en el problema más crucial de la vida humana.

    Ahora que una vez "emérito" pase el resto de su vida por aquellas tierras, ya no me parece tan probable, teniendo en cuenta que el ama a su Barcelona natal.

    Lo que no me extrañaria es que hiciera como su antecesor, el Cardenal Jubany, que fue huèsped de los PP. Camilos.

    ResponderEliminar
  2. ¿Pero no decían ustedes que se iría a vivir al ático que se tenia que construir en la residencia sacerdotal de Les Corts? ¿Saben si ya està a punto? Porque después de la visita Ad Limina y de la Plenaria de la CEE empezarán las renovaciones en Madrid y Barcelona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpe, pero entre un ático de Barcelona (enredando en Barcelona) y una vila en Reus (lejos de Barcelona), sin dudarlo, el doctor prescribe: "vida de pueblo, lejosssss de la ciudad".

      Eliminar
    2. No creas... El Cardenal está ya haciendo planes para un encuentro de diócesis europeas ¡para el 2015!

      Eliminar
  3. "A MI PLIM". Nuestro Cardenal no podrá tomar "el masclet" ni en su visita a Reus ni en su posible retiro. El passdo mes de enero PLIM fue retirado del mercado por divergencias entre el propietario de la marca y su fabricante distribuidor, ver las noticias del Diari de Tarragona: http://www.diaridetarragona.com/noticia.php?id=16268 y la de REUS DIARI : http://www.naciodigital.cat/delcamp/reusdiari/noticia/3753/ultimes/ampolles/plim

    Pero que nadie se inquiete, se puede ir a Madrid a tomas¡r "UN REUS" que es como se conoce en castizo al vermouth en estos lares.

    Muy entretenido artículo y una sugerencia, vayan a la Processo de la Sang y pidan a Dios, antes de que el Cristo regrese a su iglesia entre un espectacular silencio una intención, la tradición dice que Dios siempre la concede pero rápido porque debe ser antes que "alguien" siempre desconocido grite "VISCA EL SANT CRIST DE LA SANG"

    ResponderEliminar
  4. El Cardenal Tarancón fue un personaje sobredimensionado desproporcionadamente.

    El P. Fortea analiza la intrahistoria eclesial de Tarancón, Suquía y Rouco (empezar por el capítulo II):

    Capítulo II: blogdelpadrefortea.blogspot.com.es/2012/01/el-cardenal-tarancon-ha-llegado-la-hora_09.html
    Capítulo III: blogdelpadrefortea.blogspot.com.es/2012/01/el-cardenal-tarancon-ha-llegado-la-hora_10.html
    Capítulo IV: blogdelpadrefortea.blogspot.com.es/2012/01/el-cardenal-tarancon-ha-llegado-la-hora_11.html
    Capítulo V: blogdelpadrefortea.blogspot.com.es/2012/01/tarancon-ha-llegado-la-hora-del.html
    Capítulo VI: blogdelpadrefortea.blogspot.com.es/2012/01/tarancon-y-suquia-ha-llegado-la-hora.html
    Capítulo VII: blogdelpadrefortea.blogspot.com.es/2012/01/tarancon-suquia-rouco-ha-llegado-la.html
    ROUCO: blogdelpadrefortea.blogspot.com.es/2012/01/rouco-la-serenidad-del-timonel.html

    ResponderEliminar
  5. Las murgas de Gerona. Aunque sea alejarse del tema, me parece que la gravedad del asunto merece algo más que una referencia jocosa en un artículo clerical-gastronómico.

    Vengo de allí. De un pueblo altoampurdanés, costero y cuyo párroco es arcipreste a su vez. No hace demasiados años se celebraban misas internacionales y una en castellano. Desde la intensificación de la militancia secesionista en el clero, eso ha desaparecido. Hem de ser valens!, aducía el mosén. I tant que ho son.

    Han desaparecido más cosas. Por ejemplo, la misa diaria y la vespertina de los domingos y festivos. Los domingos, para una población que en invierno supera de largo los doce mil habitantes, entre vecinos y con segunda residencia de largas estancias fijas, además de los fines de semana, sólo hay una misa: a las once y media (dos quarts de dotze).

    Hoy, domingo 23 febrero, ni eso. Hemos tenido una celebración sin... celebrante. Ha salido de la sacristía un diácono permanente con la estola cruzada de rigor, pero muy descuidada. Como no tenía sentido musical, los cantos de entrada han sido un desastre. ¿Q/ué les hubiera costado buscar un animador con buena voz, que seguro lo hay entre los hombres y las mujeres. El pueblo tiene grupo de canciones populares (habaneras y otras). Alguno podría haber echado una mano, de haberse preparado bien la liturgia.
    No parecía el diácono estar familiarizado con la Escritura, por la manera en que leýó el Evangelio.

    El sermón, improvisado, un despropósito. Carente de formación teológica, las buenas intenciones se ahogaban en sus manifiestas limitaciones. ¿Por qué no lo leyó? Para postre, algún que otro vulgarismo ("Ostres" sucedáneo de la blasfemia con sonido afín tan arraigada en el vulgo de aquí y del resto de España).

    Y al final, en vez de la despedida litúrgica, una gracieta.

    Por la web del obispado, me entero que Pardo tenía hoy visita pastoral a un pueblo vecino. Estoy convencido de que nadie le informó de lo que ocurría a escasos kilómetros.

    No puede repetirse la parodia de la que he sido testigo. En Gerona hay mucha murga secesionista (no sólo la asociada al Fórum Alsina): en la Plaça del Vi que cela los problemas pastorales.

    He sentido una gran pena por las ovejas sin pastor. No es que el cura no oliera a oveja, es que ni siquiera existe ese cura. Me parece una vergüenza que mientras se van extendiendo el panorama descrito, los curas que mandan en Casa Carles sigan oponiéndose a la entrada de clero de otras diócesis españolas, sudamericanas o africanas.

    ResponderEliminar
  6. ...perdó, a Reus mengen calçots igual que a altres contrades de Catalunya, però l'invent de aquesta hortalissa tan popular és del pagés de Valls...Allí nasqueren per gaudi de la bona gastronomia catalana. Josep Mª Ribé

    ResponderEliminar