martes, 18 de febrero de 2014

Escola Cristiana de Catalunya, ¿sólo una escuela de calidad?

La Escuela Cristiana de Catalunya, que reune a todos los Colegios concertados catalanaes de las Órdenes religiosas, está haciendo una costosísima campaña para que las familias elijan una de sus escuelas para sus hijos, incluso han creado una pagina web a tal efecto "Tria escola cristiana" (Elige Escuela cristiana), en la que aparecen catalogados todos los colegios federados para facilitar su elección.

El lema que han elegido para su campaña es muy sintomático: "Comprometidos con la educación de calidad para todos", porque para ellos lo que define esta Escuela teóricamente "Cristiana" es la "Calidad", y especifican una calidad para todos, es decir rompiendo el tópico que las escuelas religiosas son elitistas o para familias con un cierto nivel adquisitivo, pero sobre todo dejando claro que su principal arma de combate es la "Calidad", una palabra, que hemos podido ver en las pancartas que llenan todos los colegios públicos de Cataluña: "Por una escuela de Calidad, basta de recortes". Es decir la Escuela cristiana puede ofrecer aquello que la Escuela pública no puede, por culpa entre otras cosas, de los Recortes del gobierno de la Generalitat.

Es triste que lo que defina y diferencie la Escuela cristiana sea simplemente la "Calidad", pero este ya es un segundo paso en la caída precipitada de las Escuelas Cristianas en cuanto a lo que se refiere a su "confesionalidad". Históricamente los Colegios religiosos, se definían por tres claves: Eran caros y por tanto alejados del bolsillo de muchas familias, enseñaban insistentemente la religión y la doctrina cristiana, incluso hasta con un cierto embudo y finalmente daban una enseñanza académica de calidad. Después de las reformas educativas, sobre todo las impulsadas por los gobiernos socialistas, los colegios cristianos aceptaron ser concertados y por tanto ser pagados por los gobiernos de turno, facilitando su acceso a todas las familias, algo que de entrada no era nada malo, pero sometiéndose a la normas del gobernante, es decir aquello de "quien paga manda", aceptando en sus colegios el laicismo dominante y reduciendo la formación católica a su mínima expresión.
El jesuita P. Enric Puig, Presidente de la Escuela Cristiana
de Cataluña, junto a la presidenta del Parlamento catalán
Pero antes de esta campaña ya se había dado un primer paso, que era el de vender una escuela "con valores", es decir no explicitar lo de cristiano, que no está de moda y cierra muchas puertas, pero sí insinuar que hay algo que no tienen los colegios públicos y son unos valores, inspirados en el cristianismo, pero mostrándolos como valores universales. Fue la época en la que se dejó de celebrar la Santa Misa en la mayoría de colegios, haciéndolo tan sólo dos o tres veces al año, de forma voluntaria y fuera del horario escolar. Ya no hablemos de confesiones u otras prácticas cristianas (Santo Rosario, Mes de María, Via Crucis...) que pasaron a mejor vida. Entonces se empezó a educar en "los valores", como la Solidaridad, el compañerismo, el respeto a la diversidad, el trabajo en equipo... Son los años en que muchas órdenes religiosas crearon ONG's, actualmente no confesionales, para que los alumnos del Colegio se implicaran en sus campañas de ayuda solidaria.

No estoy hablando desde la simple crítica sino desde la realidad. Voy a poner tres casos concretos: He hablado con un antiguo alumno de estos colegios y me han dicho que después de estar doce años en sus aulas no había asistido ni a una sola celebración de la Santa Misa, ya que ésta se realizaba en unos horarios inasequibles, fuera del horario escolar en días bien poco propicios y prácticamente no se hacía ningún tipo de campaña para que los alumnos acudieran. También he hablado con un profesor que me dijo que asistió a una de esas celebraciones en horarios extra-escolares y que no había ni un sólo alumno, sólo los hermanos de la congregación correspondiente (casi todos muy ancianos), antiguos alumnos y algunos profesores de los que llevaban más años. Por último y para mi lo más triste, una profesora que es supernumeraria del Opus Dei y que me dijo que nunca más irá a una de estas celebraciones, en las que el sacerdote sin vestirse como tal (sin casulla, pero ni siquiera con alba), celebraba de forma completamente herética sin seguir el ritual eucarístico en ningún momento, inventándose la celebración a su gusto personal.
Porque ese es otro de los problemas de la Escuela Cristiana y es que la poca "formación" religiosa que reciben los alumnos está dominada por el prisma del nacional-progesismo, una visión nada sacramental donde lo más importante es "hacer el bien", y donde la doctrina de la Iglesia, sobretodo en cuestiones morales es criticada directamente por aquellos que tendrían que ser sus primeros defensores. A veces pienso que para esa "deformación" más valdría que no les dieran nada. 

No es de extrañar que una buena parte de los conductores más jóvenes de los programas televisivos y radiofónicos catalanes, hayan estudiado en colegios religiosos, y sean personas muy sensibles en cuestiones de solidaridad, pero hipercríticos por lo que se refiere a la doctrina de la Iglesia, por supuesto que no viven los sacramentos, algo comprensible, porque la mayoría de los que fueron sus profesores, tampoco lo hacían. Eso sí, todos son unos perfectos militantes del nacionalismo catalán.

Ahora parece que incluso ese programa "light" de formación en los valores cristianos, ya ni siquiera interesa venderlo, sólo se habla de "calidad", pero defender la escuela catalana exclusiva en catalán y criticar la ley Wert, eso sí que se hace a bombo y platillo, para que los amigos del gobierno convergente y sus socios de Esquerra Republicana estén contentos y no tengan que sufrir para recibir puntualmente sus cuantiosas subvenciones económicas.

Antoninus Pius

19 comentarios:

  1. Sr. Antoninus Pius, tema muy interesante, éste de la Escuela Cristiana

    ¿POR QUÉ ELEGIR UN COLEGIO CATÓLICO PARA NUESTROS HIJOS?

    Una señora católica que sabe que mis hijos van a un colegio católico cuestionó esa decisión preguntando: “¿Por qué intentar aislarles de personas de otras religiones? ¿Crees que tus hijos van a ser mejores que otros por eso? ¿Es que no sabes todas las cosas terribles que pasan en colegios católicos y que no todos acaban siendo santos?” Quizá se podría pensar que tal decisión es como la de los apóstoles encerrándose “por miedo a los judíos” (Jn. 20, 19) antes de ver a Cristo Resucitado, según el Evangelio del Domingo de Pentecostés [05.19.13]. Lo cierto es que no fue una decisión tomada a la ligera.

    Tengamos en cuenta primero lo que declara el Código de Derecho Canónico:

    “793.1. Los padres y quienes hacen sus veces tienen la obligación y el derecho de educar a la prole; los padres católicos tienen también la obligación y el derecho de elegir aquellos medios e instituciones mediante los cuales, según las circunstancias de cada lugar, puedan proveer mejor a la educación católica de los hijos.

    Las circunstancias de mi familia son tales que contamos entre nuestros parientes y amigos a más personas no católicas o católicos no practicantes que católicos practicantes.

    Mis hijos juegan con unos y otros sin problema alguno y hasta hay alumnos no católicos en el colegio de mis hijos por motivos académicos (dos hindúes, por ejemplo, en la clase de mi hija este curso). O sea que no es que estén aislados de la sociedad en general y que no les dejemos hablar con nadie que no sea católico practicante, por ejemplo. Eso sería simplemente una falta de caridad.

    Pero, reconozco que sí tiene el miedo algo que ver con la decisión. Mi esposo y yo tenemos “ante todo al que puede hacer perder alma y cuerpo en el infierno” (Mt. 10, 28) como nos dice el Señor.

    En concreto, nos tomamos muy en serio las advertencias de Jesucristo en Su parábola del sembrador. La tierra junto al camino deja que la semilla de la fe sea pisoteada y comida por las aves del cielo; la tierra pedrosa no permite que la semilla tome raíz; la tierra con espinos ahoga la planta de la fe.

    Los padres católicos tenemos la obligación de hacer lo posible para que las almas de nuestros hijos crezcan en condiciones bien labradas, las mejores condiciones posibles, para que sean tierra buena que conserven la fe y den fruto como desea el Señor.

    Ni el Señor mismo mandó a sus discípulos a predicar por el mundo sin haberles enseñado primero. Recordemos que la parábola del sembrador lo explicó a los apóstoles en privado, aunque ellos tenían contacto a diario en su sociedad con personas de otra fe. Tampoco envió el Espíritu Santo hasta que estuvieron sus discípulos preparados y unidos en oración. Después de Pentecostés difundieron la fe por todo el mundo sin temor alguno.

    ResponderEliminar
  2. Gut gemacht! Antoninus. En alemán, porque mis hijos estudiaron religión inscritos por su padre en un colegio público extranjero cuya materia corría a cargo de un licenciado en teología católica para los católicos y de un licenciada en teología protestante para los evangélicos, como así se denominan.

    La exigencia de título universitario venía impuesto por las normas del colegio, que son las normas comunes en Alemania. (Aquí el secretario adjunto de Escola Cristiana y me imagino que profesor de religión es un maestro o profesor de EGB)Lógicamente, la materia era la materia: un compendio de la doctrina cristiana. Conocí personalmente a la profesora protestante. Trabamos amistad y entre cena y cena con las familias respectivas intercambiamos documentación sobre un tema que nos interesaban a los dos: las relaciones entre teología y ciencia. Cumplía a los padres ocuparse de la vida espiritual (sacramental) de los hijos. Pero el docente de religión católica informaba de las actividades que se desarrollaban en la iglesia de la comunidad, donde se celebraban primeras comuniones y efemérides del ciclo pascual y tiempo de Navidad.

    Por supuesto, la asignatura de religión puntuaba.

    Expuse ayer aquí mi consternación ante la situación intelectual y ética de Escola Cristiana. No abundaré.

    He preferido dar un testimonio de cómo puede hacerse desde la máxima laicidad positiva una labor seria, respetuosa y educativa.

    Pero, ay, la LOMCE que intentaba tímidamente restaurar algunas de esas virtudes de las escuelas de Centroeuropa topa aquí con una jerarquía episcopal vendida al "dios-país" y unos vociferantes a los que no importa echar los pies por delante.

    Ni una voz de Sistach en pro de recuperar la dignidad de la clase de religión. Ni una voz de Escola Cristiana de dotar de rigor académico a la asignatura para que puntúe y exija esfuerzo. En cambio chillan como airadas de la fedem porque los Tribunales Superiores de Justicia de Cataluña y Central defienden a los débiles.

    No hablan de rescatar este o aquel artículo. No. La ley, abajo. Repito como las de la fedem con el aborto.



    .

    ResponderEliminar
  3. Soy profesor católico en el paro. He trabajado en diversas escuelas cristianas y he visto de todo, bueno y malo. Desde colegios donde se celebra misa muy dignamente a otros donde me preguntaba que estábamos haciendo.
    Como profesor católico prácticante siento que se me cierran puertas en la escuela cristiana. Se me cierran por ser católico y no tener una gran experiencia. Y es que, efectivamente importa más una calidad que el ser fiel al ideario de la escuela, de hay que haya mucho zen y pocos sacramentos.
    Los profesores católicos hemos de aguantar burlas de nuestros compañeros por pedir misa u oración, y que cuando haya algún tipo de celebración los profesores tengan menos respeto que el alumnado.
    Yo entiendo que quizas no tengo la experiencia docente que tienen otros, pero el compromiso que un profesor católico adquiere con el carisma de un colegio no lo adquiere nadie, amará al colegio y la institución no como un lugar de trabajo, sino como una mies de la que se siente obrero. Ser profesor católico en estos colegios también es reevangelizar.
    Ruego a Dios porque pronto me conceda un trabajo en un colegio donde pueda trabajar para Él y forme parte de una institución religiosa para que pueda mostrar a los compañeros la verdad de la fe y la educación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado hermano en Cristo.
      Quizá te pueda ayudar...
      Por favor, contacta conmigo en josealbertonoval@gmail.com

      Eliminar
    2. hola:
      Soy padre de 4 hijos que estudian en escuela cristiana.
      Estoy totalmente de acuerdo con lo que comentas.
      estoy a la búsqueda de un nuevo cole.

      Eliminar
  4. "...celebraba de forma completamente herética sin seguir el ritual eucarístico en ningún momento, inventándose la celebración a su gusto personal."

    Hizo bien de no ir a la no-misa, porque si la consagración de las especies del pan y del vino no se realiza de acuerdo con las Palabras de la consagración, entonces no hay intención de celebrar la misa según dispone la Iglesia ni, evidentemente, no hay ni Cuerpo ni Sangre de Jesucristo.

    ResponderEliminar
  5. ricardo de Barcelona19 de febrero de 2014, 9:46

    La escuela cristiana de Cataluña, no estaba por el derecho a decidir? (Frase de lo mas masónica)

    ResponderEliminar
  6. La mayoría de los colegios católicos, tienen vergüenza de llamarlos así, los llaman cristianos, son de tendencia proge-separatista. Así están: hagan repaso: la Compañía, Salesianos, maristas, teresianas, escolapios, etc... Todos estos pasaron del rigor más absoluto a la relajación total de la noche a la mañana. Algo falla; ideal cristiano del profesorado, poco. La Iglesia tiene una mina que podría explotar formando buenos cristianos. ¿Dónde están todas la familias y los niños que van a estos colegios los domingos? Abarrotando las iglesias!!!!! Muchos de estos han convertido sus iglesias en gimnasios o salas!!! Pues este es el resultado. Todos estos religiosos viven de las rentas de estos colegios, pero su presencia y compromiso es mínimo.
    Salvador Biarnés (ElCidCabreador)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. se puede decir mas alto, pero NO mas claro, gracias.
      dice el refran, que ningun mal dura cien años.

      Eliminar
  7. Que la consulta para la independencia de Cataluña acabará a bofetadas primero entre catalanes, se está empezando a confirmar con la pelea a gritos entre dos abogados catalanes provocada por el ilustre capitán del insigne buque Viaje a Ítaca, MH Artur Mas.

    Los detalles cuentan para significar el estado de ánimo del capi Mas:

    - guión maximalista, tono imperativo, descalifica el diálogo, relativiza con desdén la posición de los empresarios, severa intervención, trato difícil, llega el último, renuncia a los corrillos, se aisla y siempre pide, se siente incomprendido y menospreciado por los empresarios, irritado por la posición empresarial, reproche indisimulado, exigencia de apoyo incondicional.

    Cuando alguien diga "¿cuándo se torció el proceso?", quizás estas anécdotas son reveladoras de que el mal empieza siempre en el corazón. Y que a estas alturas, ya nada puede convencer a Mas y no se puede razonar con él en nada. Todo parece predestinado a la bofetada colectiva.

    www.libertaddigital.com/espana/2014-02-19/mas-provoca-una-pelea-a-gritos-entre-dos-abogados-en-un-acto-empresarial-1276511097/

    ResponderEliminar
  8. Y por que no se dejan de politiqueos y se dedican a lo que tienen que hacer ,seguro nos iría a todos mejor....

    ResponderEliminar
  9. Me hace gracia ver al jesuíta Enric Puig vestido de seglar, aún recuerdo su sotana, cuando nos visitó Benedicto XVI, qué lejos están de aquellos jesuítas cuando la Universidad Pontifica estaba en Comillas, y qué insignificante ha ido siendo cuando la trasladaron a Madrid.

    Pues a Vdes. que son 7 ciencias, lo último que yo haría es llevar a mis hijos a un colegio religioso. porque allí lo que menos se predica es la religión católica, donde la ambigüedad, la herejía y el relativismo acampa a sus anchas. Donde muchos de los miembros de esas congregaciones religiosas se han entregado a prácticas espirituales que nada tienen que ver con el Cristianismo, y han abandonado los carismas de sus fundadores. Un ejemplo muy destacado es el de los Escolapios, y los Salesianos si no rectifican siguen el mismo camino. Los hermanos de la Salle, los maristas, los claretianos, los jesuítas y los nombrados al principio se han convertido en animadores sociales con tintes religiosos. Lo mismo puedo añadir a las congregaciones femeninas, se han quitado el hábito y parecen mamarrachos sin buen gusto para vestir de laicas, y tienen los mismos problemas de identidad que los institutos masculinos.

    Lo que deben hacer primero es reformarse desde dentro, como hizo Santa Teresa, y luego presentar sus itinerarios.

    ResponderEliminar
  10. El papa y los obispos son los principales responsables de que la Iglesia funcione mal. Lo primero que deben hacer es quitar de sus puestos a todos los clérigos disidentes. El sistema de gobierno de la Iglesia ninguna empresa de calidad lo emplea: quien la hace la paga saliendo despedido como si de una bala de cañón se tratara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Silveri, si la Iglesia fuera una empresa o una ideología política o un pensamiento filosófico, haria años, quizá siglos, que hubiera sucumbido.

      Repasando un poco la Historia, nos damos cuenta de ello.

      Pero la Iglesia, esta fundada por Cristo y la dejó en manos de hombres, no ángeles, para más inri, pecadores y de poca instrucción.

      Démonos cuenta que no contó ni con los sabios y entendidos en la ley de su tiempo y Jesús los hizo Sacerdotes al instituir la Eucaristía en la Última Cena, al decirles "haced esto en memoria mía".

      Pero no fue hasta Pentecostés a los discípulos tuvieron la efusión de gracia del Espíritu Santo y perdieron el miedo, los respetos humanos, para convertirse en los primeros evangelizadores.

      Por eso nuestro Papa Francisco, insiste mucho en la Iglesia, Esposa de Cristo y no una ONG.

      La Iglesia como tal ha de actuar con ojos de misericordia y perdón. En una empresa: "tanto tienes, tanto vales".

      Eliminar
    2. Para este tipo de personajes eclesiales, lo que está diciendo se llama revolución... adiós a los vividores de líos a costa del contribuyente eclesial.

      Eliminar
  11. Alguna excepción hay, dentro del panorama desolador.
    Tanto los colegios de la Obra, como los de los Legionarios de Cristo, sí responden a lo que cabe esperar de un colegio católico.
    El problema es que no están al alcance de todos los bolsillos, además hay zonas de Cataluña donde no hay ni una sola posibilidad de encontrar un centro en condiciones.
    Creo que algo de culpa tiene la Generalitat, hace años que no se otorga un concierto en Barcelona provincia. En cambio en Madrid, el gobierno autonómico, ha dado facilidades a diferentes carismas de la Iglesia para abrir escuelas.
    Al final, siempre topamos con los mismos obstáculos para la evangelización y "a casa nostra" el catalanismo es el mas grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo, en lo referente a Girona. El colegio de la Obra para chicos no tiene para mi la confianza que le das. Y el colegio de chicas (que no pertenece, pero que ''está confiado'') tampoco. Mucha teoría, pero la marea se les lleva. Mucho liberal y nacionalista. Ambos practican la religión catalana.

      Eliminar
  12. Totalmente cierto, forman mejor en el cristianismo las escuelas agnósticas que las que se llaman católicas. Dato, hace años era vicepresidente de la Asociación de Padres de alumnos Maristas de Cataluña, hubo un "golpe" en la orden religiosa y se empeñaron en llamarse "laicos con promesas" y quitaron los confesionarios, en las clases de religión se enseñaba MARCUSE, MARX y sobre todo NIETZCHE, una alumna mayor que me confesó (era delegada de los alumnos) tener intenciones de profesar, gracias a estas "clases" es lesbiana y FEMNAZI, en clase de biología se enseñaba que el aborto era solo una de las múltiples formas de anticoncepción, al contarlo mi hijo menor inmediatamente me entreviste con el "hermano" Director y me contestó "Ah, si que le vamos a hacer" inmediatamente le solicité (ya era un tema muy hablado y aprobado en la asociación de Padres, que a las 12h (hora de patio) se dijera por los altavoces de todos los colegios "Se recuerda a los alumnos católicos que es la HORA DEL ANGELUS" ¡ su respuesta fue un duro golpe, NO, Por supuesto mis hijos abandonaron esta "católica" escuela, ahora son católicos y ninguno de sus antiguos y antiguas compañeras lo es. TODO UN ÉXITO DE SATANAS.

    ResponderEliminar
  13. En estos colegios de "religiosos católicos", desechan y desprecian los carismas de sus fundadores, pues ellos se creen más sabios. Un hijo mío tuvo como tutor en un colegio religioso de Barcelona a un profesor que vivía en pareja y de esa unión tenía un hijo. En fin, la cosa no iría a más, pues en la vida particular de cada uno no hay que meterse, si este señor les explicara a los alumnos su vida particular. Este testimonio se contradice en primer lugar con la Iglesia Católica, y por supuesto con el carisma de dicha Congregación.

    Hemos entrado en una dinámica en que la escuela cristiana en Catalunya se admite todo, son los principales responsables del vacío espiritual de nuestros jóvenes, los padres también somos responsables, pero los testimonios hablan por sí mismos.

    Hay colegios laicos con espiritualidad cristiana, son los más ortodoxos en doctrina, pero en muchos casos no están al alcance de todos los bolsillos; sin embargo, también los hay en barriadas populares, pero tendría que haber más.

    ResponderEliminar