jueves, 20 de febrero de 2014

Documenta

Leo con gran atención e interés los documentos papales. Los subrayo y los destaco de distintos modos (a veces aumentando el tamaño de la letra) y añado las observaciones que me sugiere la lectura. He leído, obviamente, las entrevistas; pero me lancé con pasión y esperanza a la lectura de la Evangelii Gaudium. Un auténtico torrente de temas, una inundación de ideas. Me propongo ir ofreciendo a nuestros lectores textos papales de los que marcan línea.

Empiezo por un texto que me ha desconcertado totalmente, el de “los cuatro principios que orientan específicamente el desarrollo de la convivencia y la construcción de un pueblo”. Y mi sorpresa sube de tono cuando añade: “Lo hago con la convicción de que su aplicación puede ser un genuino camino hacia la paz dentro de cada nación y en el mundo entero”. Estamos en el capítulo cuarto, dedicado a la Dimensión social de la evangelización, en su sección III. El bien común y la paz social. Los cuatro principios son: 1: El tiempo es superior al espacio. 2: La unidad prevalece sobre el conflicto.  3: La realidad es más importante que la idea. Y 4: El todo es superior a la parte. Ahí están para que los disfruten y valoren nuestros lectores y para que nos enriquezcan con sus comentarios.
El tiempo es superior al espacio
222. Hay una tensión bipolar entre la plenitud y el límite. La plenitud provoca la voluntad de poseerlo todo, y el límite es la pared que se nos pone delante. El «tiempo», ampliamente considerado, hace referencia a la plenitud como expresión del horizonte que se nos abre, y el momento es expresión del límite que se vive en un espacio acotado. Los ciudadanos viven en tensión entre la coyuntura del momento y la luz del tiempo, del horizonte mayor, de la utopía que nos abre al futuro como causa final que atrae. De aquí surge un primer principio para avanzar en la construcción de un pueblo: el tiempo es superior al espacio.
223. Este principio permite trabajar a largo plazo, sin obsesionarse por resultados inmediatos. Ayuda a soportar con paciencia situaciones difíciles y adversas, o los cambios de planes que impone el dinamismo de la realidad. Es una invitación a asumir la tensión entre plenitud y límite, otorgando prioridad al tiempo. Uno de los pecados que a veces se advierten en la actividad sociopolítica consiste en privilegiar los espacios de poder en lugar de los tiempos de los procesos. Darle prioridad al espacio lleva a enloquecerse para tener todo resuelto en el presente, para intentar tomar posesión de todos los espacios de poder y autoafirmación. Es cristalizar los procesos y pretender detenerlos. Darle prioridad al tiempo es ocuparse de iniciar procesos más que de poseer espacios. El tiempo rige los espacios, los ilumina y los transforma en eslabones de una cadena en constante crecimiento, sin caminos de retorno. Se trata de privilegiar las acciones que generan dinamismos nuevos en la sociedad e involucran a otras personas y grupos que las desarrollarán, hasta que fructifiquen en importantes acontecimientos históricos. Nada de ansiedad, pero sí convicciones claras y tenacidad.
224. A veces me pregunto quiénes son los que en el mundo actual se preocupan realmente por generar procesos que construyan pueblo, más que por obtener resultados inmediatos que producen un rédito político fácil, rápido y efímero, pero que no construyen la plenitud humana. La historia los juzgará quizás con aquel criterio que enunciaba Romano Guardini: «El único patrón para valorar con acierto una época es preguntar hasta qué punto se desarrolla en ella y alcanza una auténtica razón de ser la plenitud de la existencia humana, de acuerdo con el carácter peculiar y las posibilidades de dicha época».[182]
225. Este criterio también es muy propio de la evangelización, que requiere tener presente el horizonte, asumir los procesos posibles y el camino largo. El Señor mismo en su vida mortal dio a entender muchas veces a sus discípulos que había cosas que no podían comprender todavía y que era necesario esperar al Espíritu Santo (cf. Jn 16,12-13). La parábola del trigo y la cizaña (cf. Mt 13,24-30) grafica un aspecto importante de la evangelización que consiste en mostrar cómo el enemigo puede ocupar el espacio del Reino y causar daño con la cizaña, pero es vencido por la bondad del trigo que se manifiesta con el tiempo.
La unidad prevalece sobre el conflicto
226. El conflicto no puede ser ignorado o disimulado. Ha de ser asumido. Pero si quedamos atrapados en él, perdemos perspectivas, los horizontes se limitan y la realidad misma queda fragmentada. Cuando nos detenemos en la coyuntura conflictiva, perdemos el sentido de la unidad profunda de la realidad.
227. Ante el conflicto, algunos simplemente lo miran y siguen adelante como si nada pasara, se lavan las manos para poder continuar con su vida. Otros entran de tal manera en el conflicto, que quedan prisioneros, pierden horizontes, proyectan en las instituciones las propias confusiones e insatisfacciones y así la unidad se vuelve imposible. Pero hay una tercera manera, la más adecuada, de situarse ante el conflicto. Es aceptar sufrir el conflicto, resolverlo y transformarlo en el eslabón de un nuevo proceso. «¡Felices los que trabajan por la paz!» (Mt 5,9).
228. De este modo, se hace posible desarrollar una comunión en las diferencias, que sólo pueden facilitar esas grandes personas que se animan a ir más allá de la superficie conflictiva y miran a los demás en su dignidad más profunda. Por eso hace falta postular un principio que es indispensable para construir la amistad social: la unidad es superior al conflicto. La solidaridad, entendida en su sentido más hondo y desafiante, se convierte así en un modo de hacer la historia, en un ámbito viviente donde los conflictos, las tensiones y los opuestos pueden alcanzar una unidad pluriforme que engendra nueva vida. No es apostar por un sincretismo ni por la absorción de uno en el otro, sino por la resolución en un plano superior que conserva en sí las virtualidades valiosas de las polaridades en pugna.
229. Este criterio evangélico nos recuerda que Cristo ha unificado todo en sí: cielo y tierra, Dios y hombre, tiempo y eternidad, carne y espíritu, persona y sociedad. La señal de esta unidad y reconciliación de todo en sí es la paz. Cristo «es nuestra paz» (Ef 2,14). El anuncio evangélico comienza siempre con el saludo de paz, y la paz corona y cohesiona en cada momento las relaciones entre los discípulos. La paz es posible porque el Señor ha vencido al mundo y a su conflictividad permanente «haciendo la paz mediante la sangre de su cruz» (Col 1,20). Pero si vamos al fondo de estos textos bíblicos, tenemos que llegar a descubrir que el primer ámbito donde estamos llamados a lograr esta pacificación en las diferencias es la propia interioridad, la propia vida siempre amenazada por la dispersión dialéctica. [183] Con corazones rotos en miles de fragmentos será difícil construir una auténtica paz social.
230. El anuncio de paz no es el de una paz negociada, sino la convicción de que la unidad del Espíritu armoniza todas las diversidades. Supera cualquier conflicto en una nueva y prometedora síntesis. La diversidad es bella cuando acepta entrar constantemente en un proceso de reconciliación, hasta sellar una especie de pacto cultural que haga emerger una «diversidad reconciliada», como bien enseñaron los Obispos del Congo: «La diversidad de nuestras etnias es una riqueza [...] Sólo con la unidad, con la conversión de los corazones y con la reconciliación podremos hacer avanzar nuestro país».[184]
La realidad es más importante que la idea
231. Existe también una tensión bipolar entre la idea y la realidad. La realidad simplemente es, la idea se elabora. Entre las dos se debe instaurar un diálogo constante, evitando que la idea termine separándose de la realidad. Es peligroso vivir en el reino de la sola palabra, de la imagen, del sofisma. De ahí que haya que postular un tercer principio: la realidad es superior a la idea. Esto supone evitar diversas formas de ocultar la realidad: los purismos angélicos, los totalitarismos de lo relativo, los nominalismos declaracionistas, los proyectos más formales que reales, los fundamentalismos ahistóricos, los eticismos sin bondad, los intelectualismos sin sabiduría.
232. La idea –las elaboraciones conceptuales– está en función de la captación, la comprensión y la conducción de la realidad. La idea desconectada de la realidad origina idealismos y nominalismos ineficaces, que a lo sumo clasifican o definen, pero no convocan. Lo que convoca es la realidad iluminada por el razonamiento. Hay que pasar del nominalismo formal a la objetividad armoniosa. De otro modo, se manipula la verdad, así como se suplanta la gimnasia por la cosmética. [185] Hay políticos –e incluso dirigentes religiosos– que se preguntan por qué el pueblo no los comprende y no los sigue, si sus propuestas son tan lógicas y claras. Posiblemente sea porque se instalaron en el reino de la pura idea y redujeron la política o la fe a la retórica. Otros olvidaron la sencillez e importaron desde fuera una racionalidad ajena a la gente.
233. La realidad es superior a la idea. Este criterio hace a la encarnación de la Palabra y a su puesta en práctica: «En esto conoceréis el Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne es de Dios» (1 Jn4,2). El criterio de realidad, de una Palabra ya encarnada y siempre buscando encarnarse, es esencial a la evangelización. Nos lleva, por un lado, a valorar la historia de la Iglesia como historia de salvación, a recordar a nuestros santos que inculturaron el Evangelio en la vida de nuestros pueblos, a recoger la rica tradición bimilenaria de la Iglesia, sin pretender elaborar un pensamiento desconectado de ese tesoro, como si quisiéramos inventar el Evangelio. Por otro lado, este criterio nos impulsa a poner en práctica la Palabra, a realizar obras de justicia y caridad en las que esa Palabra sea fecunda. No poner en práctica, no llevar a la realidad la Palabra, es edificar sobre arena, permanecer en la pura idea y degenerar en intimismos y gnosticismos que no dan fruto, que esterilizan su dinamismo.
El todo es superior a la parte
234. Entre la globalización y la localización también se produce una tensión. Hace falta prestar atención a lo global para no caer en una mezquindad cotidiana. Al mismo tiempo, no conviene perder de vista lo local, que nos hace caminar con los pies sobre la tierra. Las dos cosas unidas impiden caer en alguno de estos dos extremos: uno, que los ciudadanos vivan en un universalismo abstracto y globalizante, miméticos pasajeros del furgón de cola, admirando los fuegos artificiales del mundo, que es de otros, con la boca abierta y aplausos programados; otro, que se conviertan en un museo folklórico de ermitaños localistas, condenados a repetir siempre lo mismo, incapaces de dejarse interpelar por el diferente y de valorar la belleza que Dios derrama fuera de sus límites.
235. El todo es más que la parte, y también es más que la mera suma de ellas. Entonces, no hay que obsesionarse demasiado por cuestiones limitadas y particulares. Siempre hay que ampliar la mirada para reconocer un bien mayor que nos beneficiará a todos. Pero hay que hacerlo sin evadirse, sin desarraigos. Es necesario hundir las raíces en la tierra fértil y en la historia del propio lugar, que es un don de Dios. Se trabaja en lo pequeño, en lo cercano, pero con una perspectiva más amplia. Del mismo modo, una persona que conserva su peculiaridad personal y no esconde su identidad, cuando integra cordialmente una comunidad, no se anula sino que recibe siempre nuevos estímulos para su propio desarrollo. No es ni la esfera global que anula ni la parcialidad aislada que esteriliza.
236. El modelo no es la esfera, que no es superior a las partes, donde cada punto es equidistante del centro y no hay diferencias entre unos y otros. El modelo es el poliedro, que refleja la confluencia de todas las parcialidades que en él conservan su originalidad. Tanto la acción pastoral como la acción política procuran recoger en ese poliedro lo mejor de cada uno. Allí entran los pobres con su cultura, sus proyectos y sus propias potencialidades. Aun las personas que puedan ser cuestionadas por sus errores, tienen algo que aportar que no debe perderse. Es la conjunción de los pueblos que, en el orden universal, conservan su propia peculiaridad; es la totalidad de las personas en una sociedad que busca un bien común que verdaderamente incorpora a todos.
237. A los cristianos, este principio nos habla también de la totalidad o integridad del Evangelio que la Iglesia nos transmite y nos envía a predicar. Su riqueza plena incorpora a los académicos y a los obreros, a los empresarios y a los artistas, a todos. La mística popular acoge a su modo el Evangelio entero, y lo encarna en expresiones de oración, de fraternidad, de justicia, de lucha y de fiesta. La Buena Noticia es la alegría de un Padre que no quiere que se pierda ninguno de sus pequeñitos. Así brota la alegría en el Buen Pastor que encuentra la oveja perdida y la reintegra a su rebaño. El Evangelio es levadura que fermenta toda la masa y ciudad que brilla en lo alto del monte iluminando a todos los pueblos. El Evangelio tiene un criterio de totalidad que le es inherente: no termina de ser Buena Noticia hasta que no es anunciado a todos, hasta que no fecunda y sana todas las dimensiones del hombre, y hasta que no integra a todos los hombres en la mesa del Reino. El todo es superior a la parte

Virtelius Temerarius

68 comentarios:

  1. Sr. Virtelius Temerarius, gracias por exponer este tema, que también me desconcierta, quizá porque no estoy muy versado en la Doctrina Social de la Iglesia.

    BIEN COMUN Y DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

    Recuperar la plena verdad sobre el hombre, sobre su lugar en el cosmos y en la historia, sobre su naturaleza metafísica y su misma identidad antropológica, es el camino absolutamente necesario hoy para plantearse de manera adecuada la cuestión social en su totalidad.

    Se trata de un recorrido obligado que pide un compromiso cultural amplio y coordinado, la colaboración estrecha entre Centros de pensamiento y Organismos de acción social. El bien común tiene necesidad de un nuevo compromiso entre la inteligencia y la caridad.

    Dentro de este compromiso asume un papel fundamental la Doctrina Social de la Iglesia.

    Me agrada recordar que Juan Pablo II ha precisado que la Doctrina Social de la Iglesia nace de la fe cristiana, o sea, de las palabras y de la praxis de Jesús y de su anuncio pascual de liberación del pecado y de la muerte. Nace de una promesa y de un empeño de vida nueva, que tiene que implicar también a las relaciones sociales entre los hombres.

    Es expresión de una esperanza en una sociedad renovada y de una caridad que se hace solidaridad concreta de la inteligencia y del corazón. La doctrina social no es marginal a la vida cristiana, ni es extraña al anuncio de la Iglesia. Por esto ella está estructuralmente ligada a la liturgia y a la catequesis, a la oración y a la espiritualidad cristianas y es el corazón de la pastoral social.

    Esta también es el instrumento a través del cual las comunidades cristianas se hacen sujetos de cultura social y política; los laicos cristianos encuentran en ella la referencia común para un compromiso con las realidades temporales jamás puede ser simple adaptación al mundo.

    Ha existido un periodo de nuestra historia reciente en la que parecía que la doctrina social podría recuperar un verdadero papel de lanzamiento del pensamiento y de la actividad social y política de los católicos italianos. Me refiero a los primeros años Noventa del siglo pasado.

    Seguramente existían causas históricas: la publicación de Centesimus annus (1991), la celebración del centenario de Rerum novarum (1881-1991), los hechos relacionados con la caída del Muro de Berlín (1989) y de la Unión Soviética (1991).

    Se respiraba un aire nuevo y el Magisterio de Juan Pablo II sobre la centralidad de la Doctrina Social de la Iglesia para la vida cristiana parecían dar frutos también en nuestro país. Se daba un nuevo fervor que se expresaba de muchas maneras y a través de muchos signos.

    El bien común tiene necesidad de una razón pública que no excluya a la verdad de la fe cristiana. Tiene necesidad de católicos que no reduzcan la propia fe a buenos sentimientos sino que también den testimonio del carácter veritativo de la misma. Tiene necesidad de que la caridad y la verdad se encuentren para un servicio inteligente a favor del hombre, expresión de "todo lo grande que en Jesucristo Dios ha dicho al hombre y a su historia".

    La Doctrina Social de la Iglesia se coloca precisamente en el cruce de los caminos trazados por la caridad y por la verdad. Solo pide que sea asumida y testimoniada por lo que ella es.

    Publicado por la página web del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al señor Trenchs y al señor Virtelius Temerarius: qué es exactamente lo que les desconcierta? Perdonen mi cortedad de entendederas, pero es que según lo escrito por Francisco Papa en su alegre vivencia del Evangelio, más claro agua.
      Ans.

      Eliminar
    2. Quinto principio: La tierra no es de nadie, salvo del viento.

      Eliminar
    3. "Se respiraba un aire nuevo y el Magisterio de Juan Pablo II sobre la centralidad de la Doctrina Social de la Iglesia para la vida cristiana parecían dar frutos también en nuestro país."

      El bien común... un bien escaso ahora en Cataluña.

      En La Vanguardia de este viernes hay diversos artículos o referencias sobre el caso de la consulta catalana.

      Pilar Rahola, "El delirio", habla de la "sagrada unidad de España". Rafael Nadal, "Pacto del día siguiente o suicidio", acusa de un desgaste catalán basado en el desacuerdo y fragmentación. Antoni Puigverd ("Dar la vuelta a la tortilla", lunes 17) habla de un pacto "después" de la batalla, mientras que Nadal le dice que hay que hacerlo "antes" de la batalla, por la debilidad estructural de Cataluña.

      Mientras, hoy Junqueras, líder de ERC, dice "yo sigo" como Joe Rígoli: "...los catalanes tienen "todo el derecho del mundo" a pronunciarse sobre su futuro al margen de lo que diga el Congreso, y ha dicho que la consulta es, precisamente, el mecanismo que da legitimidad a que los cambios que impulsan los soberanistas sean legales."

      Todo sirve para indicar que se sigue la senda del 6 de octubre de 1934: atropellando la Constitución republicana democrática de 1931 y adelante al ataque que son pocos, cobardes y mal armados.

      www.lavanguardia.com/politica/20140221/54401559050/junqueras-obvia-congreso-catalunya-decidir-margen.html#ixzz2ty7jSXcl

      Eliminar
    4. Gerásimo Fillat21 de febrero de 2014, 11:12

      Quinto principio: La tierra no es de nadie, salvo del viento.

      >>> Eso me suena a Zapatero

      Eliminar
    5. Sr. Ans, perdón, no es que me desconcierte, es que los textos seleccionados forman parte del:

      Capítulo IV: La Dimensión Social de la Evangelización

      La fe auténtica, dice el Papa Francisco, ‘siempre implica un profundo deseo de cambiar el mundo, de transmitir valores, de dejar algo mejor detrás de nuestro paso por la tierra‘ y por tanto nadie puede exigirnos que releguemos la religión a la intimidad.

      En este capítulo, el Papa, señala la inequidad, la falta de justicia social, como la raíz de los males sociales y reza para que crezca en el mundo el número de políticos ‘a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los pobres!‘ y que sean capaces de ‘entrar en un auténtico diálogo que se oriente eficazmente a sanar las raíces profundas y no la apariencia de los males de nuestro mundo’


      “La necesidad de resolver las causas estructurales de la pobreza no puede esperar, no solo por una exigencia pragmática de obtener resultados y de ordenar la sociedad, sino para sanarla de una enfermedad que la vuelve frágil e indigna y que solo podrá llevarla a nuevas crisis”

      Respecto al progreso de las ciencias expresa que la Iglesia no solo no pretende detener su admirable sino que se alegra e incluso disfruta reconociendo el enorme potencial que Dios ha dado a la mente humana. Explica que, así como ‘los creyentes tampoco pueden pretender que una opinión científica que les agrada, y que ni siquiera ha sido suficientemente comprobada, adquiera el peso de un dogma de fe’ es una pena que algunos científicos vayan más allá del objeto formal de su disciplina y se extralimiten con afirmaciones o conclusiones que exceden el campo de la propia ciencia, haciendo proposiciones que no responden a la razón sino a una ideología ‘que cierra el camino a un diálogo auténtico, pacífico y fructífero‘.

      Termina el capítulo sosteniendo que ‘el debido respeto a las minorías de agnósticos o no creyentes no debe imponerse de un modo arbitrario que silencie las convicciones de mayorías creyentes o ignore la riqueza de las tradiciones religiosas. Eso a la larga fomentaría más el resentimiento que la tolerancia y la paz’

      Eliminar
  2. Nuestros santos inculturaron el Evangelio en la vida de Cataluña 1/421 de febrero de 2014, 1:11

    Màrius Carol, director de La Vanguardia, presume de explicar no sólo los hechos sino el por qué de la noticia, pero la última explicación de la historia es teológica, descrita en la Ciudad de Dios de San Agustín, el combate en el corazón de cada pueblo y persona entre la Ciudad de Dios (Nueva Jerusalén) contra la Ciudad de la Tierra (Babilonia); y expuesta en la doble idea de Torras y Bages de que “Cataluña será cristiana o no será”, contrapuesto al de “Cataluña será socialista o no será” de Raventós; y en la del salmo 126: si Dios no construye ni vigila la ciudad (Cataluña), en vano construyen y vigilan los hombres.

    La creciente expansión de la cultura de la muerte y el relativismo en Cataluña y la torpe reacción de la Iglesia catalana, se describe en estos artículos de La Vanguardia sobre reproducción humana asistida: Banco de óvulos, vitrificación e investigación de embriones (15.02.14), Banco de semen (05.03.13), teoría de género (Rafael Jorba, 15.02.14), matrimonio homosexual y vientres de alquiler (10.02.14).

    RESPONSABLES ECLESIALES

    1) En Cataluña, la cuestión de la vida, familia y matrimonio es un estrepitoso fracaso global de la inútil Iglesia catalana, carente de personalidad y organización que lidere esta cuestión (60 abortos y 80 congelaciones de embriones al día):

    a) Conferencia Episcopal Tarraconense

    b) Arzobispado de Barcelona, Delegación Pastoral de Familia (www.pastoralfamiliarbcn.cat); Basílica de la Sagrada Familia

    b) Unión de Religiosos de Cataluña

    c) Fundación Escola Cristiana de Cataluña con APSEC (titulares de escuela), APECC (profesores) y CCAPAC (padres)

    d) Instituto Borja de Bioética

    e) Monasterios de Montserrat: abad P. Soler, Santa María; abadesa M. Montserrat Viñas (sor Forcades), San Benito

    f) Centros Sociosanitarios Católicos de Cataluña (CSSCC)

    g) Caritas

    h) Hospital Maternoinfantil Sant Joan de Déu (www.hsjdbcn.org)

    - Centro Médico de Reproducción (www.hsjdbcn.org/portal/ca/web/cmr): inseminación artificial, fecundación in vitro e ICSI

    - Diagnóstico de laboratorio (www.hsjdbcn.org/portal/es/web/serveis): diagnóstico genético preimplantacional y prenatal, inseminación artificial

    2) Otro despiste fundamental reside en el Vaticano. El Cuestionario sobre las familias [1], fundamento del Sínodo de las Familias, efectuado por los Monseñores Paglia (Congregación de la Familia), Erdo, Forte y Baldasseri, contiene una enorme e incomprensible omisión: la reproducción humana natural (RHN) y asistida (RHA), y las referencias a la bioética de la Instrucción Dignitas Personae y la encíclica Evangelium Vitae.

    En los ataques a la RHN, se limita a mencionar la Humanae Vitae, sin tener en cuenta, incomprensiblemente, los efectos abortivos, interceptivos y contragestionales, de la anticoncepción y de la contracepción de emergencia.

    Las omisiones más escandalosas son, sin duda, la falta de referencias al aborto in útero de la RHN (quirúrgico y farmacológico) y al aborto in vitro e in útero y eutanasia eugenésica de la RHA, que se realiza en los tres diagnósticos preimplantacional, prenatal y postnatal: cancelación de transferencia embrional, reducción embrional para evitar gemelos y trillizos, el aborto inducido para evitar enfermos, y la reciente eutanasia infantil, para los casos de enfermedades postnatales.

    Otras clamorosos silencios son la cuestión de toda la temática de la RHA contenida en la Dignitas Personae: fecundación in vitro, vitrificación y donación de los gametos masculino y femenino y de los embriones humanos, así como su derivación hacia la investigación y experimentación biológica y su cesación de conservación (destrucción de embriones congelados) y la creación de células madre embrionales.

    El Cuestionario de Mons. Paglia ha perdido una ocasión de recopilar información mundial sobre reproducción asistida y aborto (1.800 millones de abortos desde 1973).

    [1] www.vatican.va/roman_curia/synod/documents/rc_synod_doc_20131105_iii-assemblea-sinodo-vescovi_sp.html

    ResponderEliminar
  3. Cataluña se separa de la tradición bimilenaria de la Iglesia 2/421 de febrero de 2014, 1:13

    A. BANCO DE ÓVULOS

    Ana Macpherson publica en La Vanguardia del día 15 el artículo “EL VALOR DE LOS ÓVULOS. La reproducción asistida, otra manera de ser madre. Mujeres que han donado sus óvulos explican sus motivos para este gesto que las lleva a hormonarse e ir al quirófano”.

    Dice que el 4,3% de los nacidos en Cataluña, 3.300 bebés, vienen por RHA, la mitad por donación de óvulo. Hay unos requisitos:

    Retribución: 1ª donación de óvulos: 1.000 €; 2ª donación: 2.000 €. Anonimato: el niño no conocerá a su madre biológica, sólo recibirá la mínima información: estudios, edad y grupo sanguíneo. Selección fenotípica: madre caucásica, piel clara y ojos color miel. Límite de 6 niños nacidos en España con los óvulos de una misma madre. Si la FIV no funciona, se pasa a la donación. Hay dos fases, selección y tratamiento:

    1. Entrevista: salud personal y enfermedades familiares; enfermedades transmisibles, hábitos personales poco saludables; tatuajes y piercings; vida personal no disciplinada que indica un riesgo de no seguir el tratamiento. Revisión médica, genética, ovárica y ginecológica

    2. Tratamiento: anticonceptivos para acompasar las reglas de la donante y receptora; estimulación ovárica con inyecciones diarias; revisión cada 2-3 días con ecografías y entrevistas; multiplicar por 3 o más artificialmente la capacidad ovárica para aumentar la capacidad de fabricar ovocitos; punción a los 10-12 días mediante quirófano, sedación y reposo; transferencia de embriones en fresco directo a la receptora.

    Montserrat Boada (ASEBIR, Asociación Española para el estudio de la Biología Reproductiva), dice que no hay vigilancia administrativa en las donaciones de óvulos, existe una dependencia total de la autorregulación de las empresas de reproducción biológica.

    Las consecuencias son la ignorancia de casos de exceso de estimulación ovárica y sus efectos adversos; la carencia de registros públicos de donaciones anónimas de óvulos, por lo que puede vulnerarse el límite de hasta 6 hijos vivos procedentes de una misma mujer, incluyendo sus hijos, ya que todo depende de la declaración de la donante; no hay trazabilidad de los óvulos criopreservados; se desconocen las retribuciones percibidas; no se sabe la cantidad de ciclos de obtención; no se pueden identificar los óvulos de mala calidad sobrevenida por detección de un efecto adverso no previsto en un niño.

    Afirma que la donación de óvulos sirve para hacer fértiles a mujeres de entre 40-50 años mediante óvulos jóvenes; los óvulos se criopreservan; la RHA no es una alternativa, no es una opción, no es una elección, es una indicación médica para tratar la esterilidad.


    B. VITRIFICACIÓN E INVESTIGACIÓN DE EMBRIONES

    Montserrat Boada dice que existe la donación de embriones criopreservados, pero son pocos a terceros y los más son matados para investigación; hoy hay más de 100.000 embriones vitrificados, y el 2%, 20.000, tienen más de 5 años sin que sus propietarios lo puedan usar por causa de la edad. Anualmente, en Cataluña hay más vitrificaciones embrionales (30.000) que abortos (22.000).

    ResponderEliminar
  4. Se pretende elaborar un pensamiento desconectado de ese tesoro 3/421 de febrero de 2014, 1:15

    Simón Marina, director médico de Banco de Semen del Instituto de Reproducción Cefer (www.institutocefer.com) afirmó: "He hecho nacer a 4.500 personas con semen donado" (La Vanguardia, 30-05-2013).

    www.lavanguardia.com/lacontra/20130530/54374968536/he-hecho-nacer-a-4-500-personas-con-semen-donado.html

    Unos datos de este negocio: donantes: 7.000; coste donación: 50 euros y revisión gratis; personas nacidas: 4.500; precio fecundación: 400 €; número de probetas: 3.000 probetas con semen vitrificado a -196º C; espermatozoides por probeta: 20 millones; total espermatozoides en Banco: 60.000 millones

    La obtención de donantes masculinos es una práctica eugenésica:

    Clasificación de donantes varones: edad: 18-29 años; altura: más de 1,65 metros; índice masa corporal: inferior a 30 (relación peso-altura); tipo promedio: joven de 1,80 metros y 80 kilos; fenotipo del donante: color pelo y ojos, tipo de pelo, grupo sanguíneo, altura, peso, rasgos físicos y de carácter, estudios, aficiones, gustos; requisitos genealógicos: padres y abuelos conocidos; requisitos mentales: universitarios; requisitos biológicos: semen de calidad, de entre 150 y 200 millones de espermatozoides de buena movilidad; rechazos: psicopatologías e hijos adoptados porque desconocen a sus padres y abuelos.

    Las características del banco:

    Conservación del semen: 20 años o más; paternidad máxima: seis nacimientos por donante, para evitar el riesgo de cruce de dos hijos del mismo donante; paternidad máxima embrional: padre de hasta 54 embriones cesados de conservar (destruidos) o congelados por vitrificación (10 embriones por cada nacimiento)

    Métodos de obtención del semen:

    Visionaje de vídeo erótico; obtención de espermatozoides por masturbación; cobro de 50 € y revisión gratis; recepción del agradecimiento por altruismo ante el drama de los hombres estériles; garantía de anonimato para evitar reclamaciones económicas y herencias de los hijos

    Formas de fecundación:

    Inseminación artificial: esperma se introduce directamente en el cuello uterino de la mujer. Fecundación in vitro: recogida del esperma del padre y de ovocitos de la madre; contacto in vitro de los ovocitos con los espermatozoides, fecundación y desarrollo en cada ciclo de 6 a 10 embriones; diagnóstico preimplantatorio: de 1 a 3 embriones, los mejores por diagnóstico preimplantatorio, se transfieren al útero; el resto de embriones, de 9 a 5, son destruidos o se congelan para investigación o reproducción; embarazo múltiple: para evitar riesgos, se propone a la madre el aborto o “reducción embrionaria” de 1 o 2 embriones; diagnóstico prenatal: se analiza si el feto tiene enfermedades o malformaciones para abortarlo; diagnóstico postnatal o neonatal: se matarán los bebés por eutanasia infantil si tiene, por ejemplo, una enfermedad metabólica hereditaria o Error Congénito del Metabolismo (nacen bien sin detectar la anomalía pero a los dos días enferman); eutanasia de adultos: cuando la enfermedad indetectada se desarrolle durante la vejez; de promedio, por cada 17 embriones, sólo nace 1.

    Recordar que en el caso de los bebés medicamento o hermano salvador, previo a una hiperestimulación ovárica, se necesitan unos 100 embriones para seleccionar quien tiene el antígeno leucocitario humano compatible con el hermano enfermo a curar: 1 nace y salva, 99 son congelados o destruidos.

    ResponderEliminar
  5. Se inventa un falso nuevo progresista Evangelio de la Vida 4/421 de febrero de 2014, 1:25

    D. TEORÍA DE GÉNERO

    Rafael Jorba publicó este día 15 su análisis “Redes tóxicas”, en la que critica la reciente La Manif por Tous celebrada el 2 de febrero en París contra la familiofobia del gobierno masónico-socialista de Hollande, y la jornada de boicot de la escuela pública de Igualdad y Reconciliación contra el plan de educar en la teoría de género (homosexualidad, bisexualidad, transexualidad) a través del programa educativo ABCD de la Igualdad del ministro de educación Vincent Peillon.

    La teoría de género SÍ existe, y empezó con John Money (médico, psicólogo y sexólogo, partidario de la pedofilia) en Hermaphroditism, gender and precocity in hyperadrenocorticism: Psychologic findings (1955), que define por primera vez el término “gender role”, y se popularizó con el libro canónico Gender Trouble: Feminism and the Subversion of Identity (1990) de Judith Butler sobre teoría queer y la distinción entre sexo (biológico) y género (electivo), que adora nuestra queer sor Forcades. La teoría de género se inventa pseudocientíficamente la existencia de una serie de géneros: homosexual masculino y femenino, heterosexual masculino y femenino, bisexual, transexual y neutro/indiferente.

    El desarrollo pseudocientífico, filosófico y político (matrimonios homosexuales) de la teoría de género se la puede leer en la Fundación Lejeune: “Théorie du genre et SVT (Sciences de la Vie et de la Terre)”: www.fondationlejeune.org/blog/tag/Manuel


    E. MATRIMONIO HOMOSEXUAL Y VIENTRES DE ALQUILER

    En La Vanguardia del 10 de febrero, la corresponsal en Madrid Celeste López publicó un artículo titulado “Niños con su registro bajo el brazo”, por la que el Tribunal Supremo rechazó el registro de los hijos de una pareja gay nacidos por vientre de alquiler.

    El matrimonio homosexual entre dos hombres con hijos procedentes de la maternidad subrogada o vientres de alquiler el ejemplo perfecto para ilustrar una relación poligámica encubierta y una polifamilia de 7 padres: dos padres biológicos-genéticos, 1 madre gestante y dos padres educadores-adoptantes y sin madre alguna, y se ve todo el proceso eugenésico, y el la cima perfecta de la cultura de la muerte de la vida humana y de la perversión de la familia y el matrimonio.

    Selección rigurosa del donante anónimo de óvulos y semen; selección y vitrificación de los mejores gametos en un banco de óvulos y semen. Fecundación in vitro por contacto in vitro de los ovocitos con los espermatozoides para fecundar 10 embriones; el diagnóstico preimplantacional selecciona de 1-3 embriones perfectos para transferirlos selectivamente al útero de la madre de alquiler; los 9-7 embriones restantes se destruyen o vitrifican durante un tiempo al final del cual se destruyen directamente, se eliminan en la experimentación científica o se donan a otra madre, aunque todos los 10 embriones pueden destruirse o vitrificarse (cancelación de transferencia) si el embrioscopio detecta que son de mala calidad.

    Se transfieren al útero de la madre de alquiler de 1-3 embriones: si hay gemelos o trillizos se realiza una reducción embrionaria; si el diagnóstico prenatal detecta anomalías se efectúa el aborto inducido. Nacido el niño, se le somete a un diagnóstico postnatal que si detecta una enfermedad entonces se le practica la eutanasia infantil. La retribución y los gastos de la madre de alquiler puede llegar a los 100.000 €.

    [1] Sobre lo que representa el aborto y la reproducción humana asistida, el “Manuel Bioéthique des jeunes” de la Fundación Jérôme Lejeune, médico genetista francés, primer presidente de la Pontificia Academia de la Vida por Juan Pablo II, en proceso de beatificación y canonización, y perseguido en el mundo científico por sus posiciones provida y profamilia:

    www.fondationlejeune.org/blog/tag/Manuel

    No busquen nada parecido de divulgación popular de la bioética católica en el incompetente Instituto Borja de Bioética.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las palabras de Francisco I sobre el Sínodo de las familias:

      "Trataremos de profundizar en la teología de la familia, y en la pastoral que debemos emprender en las condiciones actuales. Hagámoslo con profundidad y sin caer en la casuística, porque esto haría reducir inevitablemente el nivel de nuestro trabajo. Hoy, la familia es despreciada, es maltratada."

      www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=20038

      Sólo que hay que ver cómo afrontan el Sínodo con una encuesta de 38 preguntas básicas sin mención alguna al aborto, la eutanasia infantil y la eugenesia de las técnicas de reproducción humana asistida.

      Eliminar
  6. El lector habitual de Germinans no creo que entienda que se publique un post en el que el autor se limita a copiar un texto magisterial y a decir que la gente opine, señalando que el texto le ha desconcertado pero sin explicar el porqué de su desconcierto. ¿A qué viene eso? ¿qué pretende? ¿que le demos las razones para su asombro?

    Además, bastaría con enlazar al documento que está alojado en la web del Vaticano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La introducción del artículo te invita a pensar un poco, amigo.

      Eliminar
    2. Pues porque la cultura de internet se basa en la copia como factor de multiplicación de la dispersión de las nuevas ideas, debido al factor de la facilitación del mismo hecho de la copia y a la gratuidad de la información.

      Es decir, la copia acelera potencialmente la aparición de nuevas ideas y técnicas.

      En este caso, el autor ha seleccionado unos puntos de la Evangelii Gaudium, los ha subrayado y puesto en negrita para resaltarlos y ha pedido a los lectores que aporten comentarios.

      Eliminar
  7. Qué clarito se le entendía al Papa Benedicto XVI con qué gusto y paz se le leía. Lamento mi torpeza para adentrarme y entender el pensamiento y disertación teológico-filosófico del actual Papa Francisco, sobrepasa mi capacidad aún habiendo estudiado Filosofía y teología.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa al revés. Admiro al Papa Benedicto XVI, su rigurosa argumentación, catedrático en la cátedra de Pedro, profundo, de ideas claras aunque debo admitir que "leo" con más gusto y lo entiendo mejor al Papa Francisco. De todas maneras hay que admitir, estilos, el " tarannà" o l´allure" de cada Papa, respetando totalmente las diferencias pero integrando ambos mensajes, en tiempo y espacio diferentes, con unas connotaciones históricas y vivencias que modulan legítimas diferencias. Pero los dos son unosgrandes Papas.
      Modesto.

      Eliminar
    2. Tiene toda la razón, no aporta luz ni paz. Y resulta incomprensible a nivel teológico-filosófico y en su forma de decir y hacer.

      Pero su popularidad ante el mundo va in crescendo aunque en detrimento de la Iglesia, ejemplos objetivos: la revista "Rolling Stones" (la más importante de la cultura pop) que le ha dedicado una portada lo exalta a costa de los mayores insultos a Benedicto XVI; el informe del comité de la ONU sobre los derechos del niño que ataca miserablemente a la Iglesia Católica lo elogia a él refiriéndose a su ya famoso "¿quién soy yo para juzgar?"; los obispos polacos se han quejado públicamente a través del presidente de la CE, Mons. Józef Michalik, de que está siendo usado contra la Iglesia «el papa Francisco bueno, los obispos malos; papa Francisco sí, obispos e Iglesia en Polonia no».

      El problema es que nunca proclama de forma clara la doctrina de la Iglesia o la defiende en los momentos necesarios. Silencio ante el ataque sin precedentes del informe de la ONU, que incluye el ataque a la libertad religiosa. Silencio ante la legalización de la aplicación de la eutanasia a los niños en Bélgica. Distancia de los millones de ciudadanos movilizados fundamentalmente por los católicos en Francia para oponerse a la destrucción de la familia y al adoctrinamiento de la teoría de género a los niños desde la escuela primaria.

      Hoy estamos solos los cristianos ante los problemas a los que nos enfrentamos en el mundo contemporáneo cuando más necesitamos pronunciamientos claros y precisos de la Iglesia. Ciertamente Benedicto XVI era claro y valiente en el debate con el mundo contemporáneo y, como nos pide san Pablo, sabía dar razón de la fe a “tiempo y a destiempo” y por eso fue odiado como Jesús por el mundo.

      Eliminar
    3. Son dos estilos completamente diferentes.

      Ratzinger es un profesor de teología alemán de aula, despacho y biblioteca, y vigilante de la fe, con una excepcional capacidad teológica y de estructuración del pensamiento, adecuada para la civilización del libro.

      Bergoglio es principalmente argentino, y luego jesuita, obispo y curial vaticano, más orientado a la calle y al palabreo, muy adecuado para la cultura Twitter.

      Lo mejor es repasar durante estos años los mejores documentos, encíclicas, exhortaciones y catequesis de los miércoles de Juan Pablo II y Benedicto XVI: Ut Unum Sint, Reconciliatio et Paenitentia, Splendor Veritatis, catequesis sobre los Padres de la Iglesia, Catecismo...

      Eliminar
    4. Los gestos y el lenguaje hablado pueden ser interpretados de muy diferentes maneras. Hay una gran variabilidad de comprensión porque aunque el discurso se pudiera llegar a transcribir correctamente en las diferentes lenguas, las capacidades receptivas de la audiencia católica son muy, que muy variadas.

      En consecuencia, es difícil medir el efecto de este lenguaje por no decir imposible. Por tanto no se puede clasificar como no apropiado, como se viene apuntando desde muchos foros católicos. No se puede decir que sea un mal lenguaje.

      Hay una audiencia potencial de millones de fieles alejados que cargan con interpretaciones aberrantes de la Doctrina y se sienten excluidos. Pudiera ser que fuera un discurso más atractivo ya que parece ser un lenguaje abierto a la interpretación del que lo escucha y pudiera “tocar” a esa Iglesia distanciada, aunque someta continuamente a la prensa católica a una exegesis continuada. Francisco, creo que no está hablando para esa minoría, muy minoría que conoce la Doctrina.

      Pero en definitiva este es el “estilo” que el Papa Francisco quiere usar en su gestión de la Iglesia y debemos respetarlo. Y todas esas energías gastadas en sus críticas reconvertirlas en oración por el Vicario de Cristo en la tierra.

      Eliminar
    5. La imprecisión y vaguedad del lenguaje puede tener graves consecuencias, podemos citar una del famoso y progresista (según el informe de la ONU) "¿quién soy yo para juzgar?", relativo al tema gay. Con esta declaración del papa Francisco por bandera, los parlamentarios católicos del estado norteamericano de Illinois que habían estado oponiéndose al proyecto de ley del matrimonio homosexual cambiaron su voto e hicieron posible su aprobación, y así lo publicó la prensa de Chicago el 6 de noviembre pasado.

      Eliminar
    6. "La imprecisión y vaguedad del lenguaje puede tener graves consecuencias..."

      Pues sí.

      Eliminar
    7. Anónimo 22,43

      Creo que los parlamentarios del Estado de Nevada, eran unos católicos "agnósticos". El Papa dijo que no podíamos juzgar a nadie, lo cual es cierto, ya que solo Dios juzga al pecador. ¿Quién soy yo para juzgar".

      La Doctrina llama a la “misericordia" siempre con el "pecador" pero llama a ser totalmente "inmisericordes" con el "pecado”.

      Eliminar
    8. Sra. Laura, ya sé que la verdad no interesa cuando no nos gusta, pero no tergiverse los hechos, no sé que pasó en el estado de Nevada, los hechos sucedieron en el estado de Illinois y por favor no adjudique a sus parlamentarios católicos la condición de "agnósticos", le aseguro que a ellos les disgustaría mucho.

      Eliminar
    9. Anónimo 11,01

      Usted, igual que los parlamentarios de Illinois han confundido el pecado con el pecador.

      Eliminar
  8. EL PAPA FRANCISCO ADMITE A LA COMUNIÓN LOS DIVORCIADOS VUELTOS A CASAR

    Acaba de publicarse que el papa Francisco admite que los divorciados vueltos a casar puedan comulgar. El principal requisito es que estén casados civilmente, al parecer el matrimonio civil exculpa de la situación de vivir en adulterio.

    Este es un ejemplo de lo que ya se anticipaba. Sin tocar formalmente la doctrina basada en el Evangelio, la pastoral yendo por otro lado crea una doctrina paralela. Y el hilo conductor es una particular concepción de la misericordia divina que cubre todos los pecados sin necesidad de conversión y rectificación de vida.

    http://www.abc.es/sociedad/20140221/abci-papa-divorciados-vueltos-casar-201402211218.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. Que el primer matrimonio haya resultado irremediablemente roto sin culpa del interesado.

      O sea, cuando Jesús dijo que si un católico se divorcia y se casa, entonces hay adulterio, excepto -añade el Mesías Kasper- si no hay culpa y se casa por lo civil, supuesto en el que no hay adulterio.

      Casado por lo civil... es decir, en un matrimonio que la Iglesia no reconoce, por lo que significaría que la Iglesia reconoce un matrimonio civil como superior al canónico y denigra a éste, el canónico, como una pura filfa folclórica de tercer rango.

      Se retuerce la voluntad de Cristo: si te divorcias y casas, adulterio... excepto si te acoges al privilegio kasperle de carecer de culpa. ¿Puede ser matrimonio homosexual o no vale? Quizás esta respuesta es «teología vociferante» o de «teología chantaje».

      Un día, estaba Juan Pablo II entre los fieles cuando una mujer le dijo que la Iglesia debía de admitir la comunión de los católicos divorciados vueltos a casar.

      Juan Pablo II le dijo bien alto y claro, señalando unos evangelios de bolsillo: "Yo no puedo hacerlo, porque Jesús dijo que no".

      Y con esto se acaba todo.

      Y es que el católico divorciado sin culpa y sin nulidad, no puede volverse a casar, porque caería en adulterio. Esta norma implica que este católico está en una situación difícil, de vida de santidad y sacrificio, pero la gracia de Dios le ayudará en su vida.

      Si se acepta el privilegios kasperleniano, es como retorcer el pescuezo de las palabras de Jesús:

      "Me habéis oído decir durante dos mil años que si un católico se divorcia y se casa entonces comete adulterio, y así lo ha hecho la Iglesia durante estos siglos.

      Pero en este 2015 yo os digo a través de Kasper que si el cónyuge no tiene culpa, carece aún de la nulidad matrimonial, respeta las obligaciones del primer matirmonio canonico y del segundo matrimonio civil, educa los hijos en la fe católica y tiene un vivo interés en recibir la comunión, entonces puede casarse en segundas nupcias según el derecho civil propio del Estado en que viva (un matrimonio que no reconoce la Iglesia) todavía viviendo el primer cónyuge del matrimonio canónico y así, de esta manera, NO comete adulterio porque esto es Misericordia."

      Ridículo, una estafa teológica.

      Eliminar
    2. - Los curas progres admitirán a la comunión sin preguntar nada, y si lo saben, la darán sin reparar en ninguna condición, como se la darán a todo católico casado homosexualmente, en poligamia bisexual, por lo civil, emparejado de hecho o casado y con tres concubinas.

      - Para los progres, las condiciones de Kasper son rupestres, cavernícolas y paleontológicas: comunión libre y para todos, incluidos no católicos.

      - El despropósito es tal que por la misma regla de tres, también se debe dar la comunión a los católicos divorciados dos, tres o 187 veces, por misericordia y en conciencia.

      - Si prospera esta propuesta, entonces causará un cisma eclesial, como nunca se ha dado en la historia de la Iglesia, porque su origen sería el propio pontífice, que ha adaptado las palabras de Jesús al mundo. Por eso me parece una noticia que tendrá que comprobarse.

      - Si se interpreta de los gestos y palabras del Papa (magisterio privado no público) que da esta aprobación implícita como futuro magisterio público y oficial de la Iglesia, entonces los progres lo adelantarán desde hoy mismo, desautorizará todo el magisterio eclesial sobre el matrimonio y causará un agravio comparativo con todos los fieles vivos y difuntos, que se han santificado en este martirio de la castidad del mal de un divorcio no aceptado por amor y fe en la inerrancia y verdad en las palabrs de Cristo y la Iglesia.

      Eliminar
    3. El titular del papa admitiendo a divorciados a la cena del Señor es, como siempre, pura fanfarria mundana. La verdad es que si yo fuera un tradicionalista "standar" no podría dormir dados los titulares que nuestro actual pontífice da a la prensa y medios. Pero no, amiguetes: tal como a quien representa, sólo viene a dar plenitud a la Ley. Dejen de llevarse la mano a la boca escandalizados por este argentino y no lo contrapongan por tener formas diferentes al anterior. Alguien cree que va a variar una coma del Credo, del Magisterio o del Evangelio? Antes de poner estas ideas sobre la mesa, por favor, oren invocando al Espíritu Santo- Da grima a veces cómo los que se creen "algo" son capaces de juzgar. Hasta la fecha, el Vicario de Cristo está en activo, habla, se mueve, dice y nos conforta a todos los hombres de buena voluntad porque ha sido elegido para ello por el resto del colegio cardenalicio y no por un sector de intereses. Tiene razón nuestro Papa cuando pide incesantemente que oremos por él. Los peores enemigos no están fuera.
      anscariusbarchinonensis@yahoo.com

      Eliminar
    4. Sr. Anónimo de las 14,26.

      El Papa Francisco sorprendió el viernes a los cardenales de todo el mundo, reunidos en el Vaticano, aplaudiendo sin reservas la presentación introductoria de dos horas realizada por el cardenal Walter Kasper el día anterior, que propone readmitir a la Eucaristía a algunos divorciados vueltos a casar que cumplan requisitos muy específicos.

      Con buen humor, el Papa reveló al centenar y medio de cardenales que «ayer por la noche volví a leer -¡pero no para dormirme!- el trabajo del cardenal Kasper, y querría darle las gracias porque encontré teología profunda y pensamiento sereno. Es agradable leer teología serena».

      Para sonrojo del cardenal alemán, prestigioso profesor en Tubinga y Münster antes de venir a Roma a encargarse de Ecumenismo durante una década, el Papa dijo que su ponencia «me ha hecho bien, y me ha traído a la cabeza una idea… Perdóneme si le sonrojo, pero la idea es esta: esto se llama hacer teología de rodillas. Gracias, gracias».

      En su texto, que el Vaticano prefirió no difundir por considerarlo material de trabajo interno de los cardenales, Kasper recuerda que el matrimonio sacramental ante la Iglesia es indisoluble, pues así lo declaro Jesús.

      El cardenal alemán -que cumplió ochenta años el 5 de marzo pero participó en el Cónclave pues tenía solo 79 el 28 de febrero- señala también que no sería solución honrada simplificar los trámites para las anulaciones, pues la mayoría de los católicos no las piden cuando son conscientes de que su matrimonio ha fracasado pero no fue nulo.

      La indisolubilidad del matrimonio excluye, por tanto, un segundo matrimonio sacramental, posibilidad que admiten, en cambio, las Iglesias ortodoxas con ciertas modalidades.

      Divorciados que se casen por lo civil

      La propuesta de Kasper, que pasará a estudio de los Sínodos de Obispos de octubre del 2014 y octubre del 2015, no se refiere a divorciados que formen después parejas de hecho sino sólo a los que contraigan un matrimonio civil. El cardenal alemán propone que, en ese caso se podría admitir a la Eucaristía a un número relativamente menor de personas que cumplan varios requisitos.

      Sustancialmente, que el primer matrimonio haya resultado irremediablemente roto sin culpa del interesado y que se admitan las posibles obligaciones de aquel primer matrimonio. Al mismo tiempo, que el segundo matrimonio haya generado nuevas obligaciones que sea necesario respetar, y que la persona interesada tenga tanto un vivo interés por educar a los hijos en la fe cristiana como un vivísimo interés en recibir los sacramentos.

      El cardenal Kasper presentó su propuesta como una mera posibilidad, sin empujarla ni «reforzarla» con excesivos argumentos. Era, tal como dijo el Papa, un ejemplo de «teología serena», muy distinto de otros de «teología vociferante» o de «teología chantaje», que suelen abundar en torno a este tema.

      Por lo que se ve, es solo una propuesta, pero el Papa aunque la haya aplaudido, no ha firmado nada el respecto. Esta propuesta, así como está planteada no puede aceptarse, porque sería aceptar el adulterio y eso va contra la ley divina.

      Ahora si los divorciados vueltos a casar que en un principio, cuando obraron así, poco les importaba si podían comulgar o no, a no ser que quisieran desafiar la doctrina de la Iglesia.

      Con el paso del tiempo, puede que el Señor les haya tocado el corazón y decidan convertirse en católicos practicantes y se arrepientan de su vida pasada en pecado y entonces la solución que les queda para poder comulgar es que comprometan a vivir como hermanos, por ejemplo.

      Eliminar
    5. El católico divorciado vuelto a casar puede participar en todo, la misa incluido, excepto, entre otras cosas más, en el punto concreto de la comunión y la absolución.

      En la misa y la confesión puede ponerse ante la misericordia de Dios, pero no puede ir más allá.

      La noticia revela una grave confusión entre misericordia, perdón, justicia y verdad; por eso hay que comprobar dicha noticia.

      Pero tal como viene escrita la noticia, Kasper ha dicho una colección de barbaridades:

      a. Introduce una nueva nulidad por analogía: matrimonio canónico válido y no nulo pero fracasado, según la conciencia del cónyuge

      b. No hay un proceso judicial ante el juez competente, ni pruebas pertinentes, ni intervención de las partes procesales como el promotor de justicia y defensor del vínculo, ni hay sentencia irrecurrible civil o canónica de separación o civil de divorcio

      c. ¡Admite el matrimonio civil que no reconoce la Iglesia!. En el mundo hay casi 200 estados, y entre legislaciones nacionales y regionales, pueden haber cientos de formas diferentes de matrimonio civil, frente a la unidad del matrimonio canónico.

      d. Culpabiliza al otro cónyuge por una simple declaración, sin que se pueda comprobar, ni el culpabilizado pueda ser oído ni defendido, ni existe una sentencia en el órgano jurisdiccional competente, con igualdad entre las partes

      e. Con o sin sentencia hay que cumplir las obligaciones de un matrimonio canónico y, de otra parte, la de un matrimonio civil cualquiera, reconocido o no en España, aunque pueda ir contra los principios del derecho canónico

      f. Establece una bigamia asincrónica sucesiva: un cónyuge que está casado simultáneamente con dos cónyuges vivos, uno canónico separado y otro civil unido

      g. Da un fatal ejemplo educativo a los hijos de una vida con doble matrimonio, y para rematar la faena, toma el Cuerpo de Cristo en pecado de adulterio, porque está casado válidamente por lo civil con una persona con la que convive, mientras sigue siendo válido y no nulo el primer matrimonio canónico

      h. Como el disparate teológico no tiene límites, se establece el absurdo y risible límite de que el segundo matrimonio ha de ser civil, desconociendo Kasper que en muchas legislaciones civiles está equiparado la pareja de hecho con el matrimonio civil: es decir, estar casado por lo civil y estar emparejado es lo mismo.

      i. Elevando a los infinitos el despropósito, supongamos el divorcio de Las Vegas:

      Para el divorcio rápido o de mutuo acuerdo en Las Vegas, ambos cónyuges deben dar su consentimiento. El tiempo que necesita este divorcio es de 1 a 3 días desde el día de presentación de la demanda ante el juez. Hay que pagar una tasa judicial de casi 300 $ más el honorario del abogado de 350 $.

      Pues bien, si un católico casado canónicamente bajo el sistema de poligamia de Kasper tiene cinco matrimonios civiles con cuatro divorcios civiles, y decide estabilizarse en el quinto casamiento civil teniendo un hijo, entonces ¿qué matrimonio civil vale para Kasper? pues por misericordia, el quinto matrimonio civil, al estabilizarse por la aparición de un hijo, mientras sigue válido el canónico.

      Así, un católico puede comulgar teniendo un matrimonio canónico válido y cuatro matrimonios civiles disueltos y el quinto válido, bajo los cuales ha comulgado y ha sido absuelto.

      j. El cónyuge que ha sufrido un divorcio sin culpa es un verdadero mártir de la vida forzada en castidad, como una madre que tiene un hijo enfermo es una mártir de la maternidad o el niño no nacido abortado es un mártir de la inocencia. No reconoce la fuerza de la gracia de Dios.

      Eliminar
    6. Pues el Papa ha dicho después de leer a Kasper en este punto que la suya es "teología sosegada y hecha de rodillas"... ¡Ay, Señor!

      Eliminar
    7. Sr. Anónimo de las 23,19.

      "El católico divorciado vuelto a casar puede participar en todo, la misa incluido, excepto, entre otras cosas más, en el punto concreto de la comunión y la absolución.

      En la misa y la confesión puede ponerse ante la misericordia de Dios, pero no puede ir más allá."

      Perdone usted ¿puede existir confesión sin absolución?

      No, pues la condición esencial del Sacramento es la absolución, ya que por medio de las palabras del sacerdote en Dios, quien ejerce su misericordia y perdona los pecados.

      Otra cosa es hablar con un sacerdote para hacer dirección espiritual, consultas, etc.

      Eliminar
  9. Pues yo creo que el Papa Francisco ha puesto los puntos sobre las íes. Ahí va mi observación de la realidad cotidiana.

    LOS HUSMEADORES DE
    LA DOCTRINA PONTIFICIA
    QUE QUIEREN SERVIR A LA
    CAVERNA NACIONALISTA
    hace algún tiempo que están
    lamiéndose las heridas.
    Pues sus mitos se derrumban
    por causa de sus mentiras,
    mientras sobre las conciencias
    la verdad más pura brilla.
    José de La Roda

    ResponderEliminar
  10. En La Vanguardia de hoy hay una afirmación sorprendente, por el calibre de la ignorancia y la valía competencial de su autor.

    Escribe Francisco Rubio Llorente en su artículo de opinión "El tercio de Flandes" que no sabe por qué se ha dado el nombre de San Ramón de Peñafort a la orden que premia a los juristas, y dice que sólo encuentra una explicación: que un ministro catalán de Franco, en 1944, fue su promotor. Añade que Peñafort fue "Gran Inquisidor de Aragón".

    San Ramón de Peñafort es conocido en el campo jurídico por la compilación de las Decretales de Gregorio IX el 1234, integrante del Corpus Iuris Canonici (y que estaría vigente hasta el Código de Derecho Canónico de 1917), que junto con el Corpus Iuris Civilis (Derecho Romano) y el derecho real, feudal y consuetudinario, era la base del derecho europeo medieval.

    Dudo mucho que pudiera haber otro personaje que pudiera sustituirle, y menos los juristas españoles desde 1980, que casi todos son partícipes de este gran crimen del aborto y la congelación de embriones.

    Francisco Rubio Llorente fue asesor de la redacción de la Constitución española de 1978, Vicepresidente del Tribunal Constitucional (1989-1992), Presidente del Consejo de Estado (2004-2012) y catedrático emérito de Derecho Constitucional.

    Por cierto, Don Francisco ¿cómo explica que una Constitución que reconoce el derecho a la vida, salud e integridad, a su vez sirve para justificar el libre homicidio de niños no nacidos inocentes a través del aborto in útero -quirúrgico y farmacéutico- e in vitro, incluso sanos y perfectos, con pleno desarrollo de su organogénesis y con capacidad de sentir el dolor, sometido a métodos bárbaros de muerte cruel y sanguinaria?

    ResponderEliminar
  11. No he leído EG. Pero a mí no me asombra esa parte de texto que nos ha expuesto. Está totalmente en la línea de la docencia petrina, en este caso personalizada en el actual papa Francisco.

    Es muy aplicable a nuestro micromundo, a los acontecimientos que se están sucediendo por aquí.

    Remarcaría “La realidad es más importante que la idea”.

    Aquí hay una realidad y es que somos españoles (histórica, jurídica, económica, política y científicamente, entre otros conceptos), nos sintamos o no. Y estamos unidos a Europa bajo unas condiciones reales, nos sintamos o no. Y en ambos casos hay unas realidades que pactamos: la Constitución española y la Constitución europea.

    La “idea nacionalista”, se inició y floreció tras el auge económico de la zona. Está basada en su superioridad y el desprecio del prójimo. Su discurso con relación a Cataluña, España y Europa es incoherente, no se adapta a la realidad y pretende romper primero la Constitución nacional, con lo cual se rompe también la europea.

    La realidad, expresada en la historia, también habló, y nos dice que en otras poblaciones (incluida la nuestra), esa idea nacionalista no ha llevado a buen puerto. Esa mala experiencia pasada, es decir real, nos aconseja no volver a repetirla.

    Sin embargo, se ha lanzado esa “idea” desde el poder. Y desde él, se está intentando adoctrinar a la población en el “victimismo” para obtener mejor adhesión. Los ejecutores son los media del Grupo Godó, TV3, Catalunya Radio, El Periódico, la ANC, etc., todos ellos convenientemente subvencionados.

    ¿Qué se puede esperar de esta “idea”? Creo que la realidad ya habló en la historia y sigue hablando claro y alto en la Constitución española y europea.

    Pero esa “idea” está pretendiendo su ruptura a través de la llamada a la insurrección civil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos debemos al orden natural.
      Efectivamente. No se tiene en cuenta la ley que está por encima del hombre. El hombre se considera un dios capaz de organizarse por sí mismo, prescindiendo de Dios y de la ley natural. Luego viene el choque con nosotros mismos. Ese es el problema de las contradicciones democráticas, que parten de dos principios falsos: que todos somos iguales y de que la verdad viene de abajo, del número y no de arriba como revelación. Como la democracia no conduce a la revelación ni a nada que venga fuera de este mundo, el hombre se considera un dios, y ahí están sus contradicciones, que acaban en la ley del más fuerte.

      Eliminar
    2. Para Laura S.

      Usted sabe que el conde de Godó es "grande de España" y defensor a ultranza de la monarquía borbónica. A partir de ahí piense e imagine usted cual debe ser su pasión independentista, y la que debe promocionar en sus medios periodísticos.

      Eliminar
    3. JMR 20,38

      La Vanguardia había sido el portavoz del nacionalismo regionalista mas puro desde sus orígenes (finales s. XIX).
      Con la llegada de las tropas de Franco, en la mancheta del periódico se colocó: La Vanguardia Española.
      Desde hace unos años, ha vuelto a retirar su adscripción, ahora: La Vanguardia.

      La Vanguardia se ha acomodado totalmente al poder de turno. Actualmente el grupo Godó es el “subencionadísimo” de los medios de comunicación catalanes.

      Eliminar
  12. ¿Se imagina usted que entra en una iglesia justo cuando empieza el sermón, y va el cura y dice:
    "222. Hay una tensión bipolar entre la plenitud y el límite. La plenitud provoca la voluntad de poseerlo todo, y el límite es la pared que se nos pone delante. El «tiempo», ampliamente considerado, hace referencia a la plenitud como expresión del horizonte que se nos abre, y el momento es expresión del límite que se vive en un espacio acotado. Los ciudadanos viven en tensión entre la coyuntura del momento y la luz del tiempo, del horizonte mayor, de la utopía que nos abre al futuro como causa final que atrae. De aquí surge un primer principio para avanzar en la construcción de un pueblo: el tiempo es superior al espacio".
    ¿Estoy escuchando un sermón o un jeroglífico? ¿Con eso se construye un pueblo? ¿Es esto la exégesis de un texto o quizá de un pensamiento aún más enrevesado? Si esto es hablar llano y para el pueblo llano, venga Dios y lo vea. Esto tiene toda la pinta de ser un "intelectualismo sin sabiduría", que dice el Papa más abajo. No acabo de entender si todo ese texto tan enrevesado (al menos a mí me lo parece) es para ilustrarme o para humillarme por mi ignorancia insuperable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo asombrado como yo, le comento que llevo tiempo intentando entender ese párrafo hasta el extremo de querer enmarcarlo enfrente de mi mesa de trabajo para intentar descifrarlo desde una ecuación, integral o derivada, desde la lógica filosófica matemática o desde la estulticia de mi pobre humanidad porque no encuentro la "intelectualidad de su sabiduría". Eso sí, cada día rezo por el Papa.

      Eliminar
  13. Señor Ans., me ha picado la curiosidad y he hecho el esfuerzo de leerme todo el texto que nos ofrece hoy Germinans. He de confesarle que algunos párrafos los he tenido que leer varias veces porque es una lectura que se me hace muy difícil, y aparte de no comprender algunas cosas que se dicen en él, tampoco acabo de entender hacia dónde apunta su intención evangelizadora. No sea usted tan humilde aludiendo a su cortedad de entendederas, cuando entiende tan claro que los textos aquí transcritos expresan más claro que el agua, la alegre vivencia del Evangelio por el Papa Francisco. Permítame confesar que yo soy más corto de entendederas que usted, porque no alcanzo ni siquiera a atisbar entre brumas y neblinas lo que para usted es más claro que el agua. Ruegue a Dios que me dé más entendimiento. Se lo agradeceré en el alma.

    ResponderEliminar
  14. Viene a propósito del debate de hoy recordar unas declaraciones recientes del cardenal alemán Brandmüller, presidente emérito del Comité Pontificio de Ciencias Históricas, dirigidas a sus colegas alemanes:

    "Ni los Mandamientos ni el Evangelio tienen fecha de caducidad. Hay que tener el coraje de anunciar la verdad incluso contra las costumbres actuales. Un coraje que quien habla en nombre de la Iglesia debe poseer si no quiere debilitar su vocación. Con el mundo no se puede pactar aunque el deseo de obtener la aprobación y el aplauso es una tentación siempre presente en la propagación de la enseñanza religiosa”.

    "Cada vez que la Iglesia se encuentra en contradicción con la opinión pública, para dirimir el conflicto debe ser con el ejemplo de Cristo, que es vinculante. Cuando él dijo a sus discípulos que debían comer su carne y beber su sangre para alcanzar la vida eterna, tuvo que enfrentarse con una fuerte resistencia y el abandono de numerosos discípulos. Y, él, por toda respuesta, dijo a los apóstoles si incluso ellos querían marcharse”.

    ResponderEliminar
  15. Querido anónimo de las 19:10, lo que he entendido clarito como el agua es cómo se ha descontextualizado los apartados de esta encíclica de un papa que empieza a mover unas sillas que parecían intocables para hacer parecer farragoso e incomprensible al lector corriente lo que se ha escogido. No lo ve así? No hubiera sido de verdad más honesto poner el enlace a toda la encíclica como ha señalado un comentarista con buen tino? O de lo que se trataba era de hacer aspavientos contra el Vicario de Cristo que aterroriza a la caspa? Por qué no cogen cualquier encíclica desde la Rerum Novarum hasta la fecha en trozos de difícil comprensión para vacilar un poco más? Lo dicho, más claro agua el cómo se ha manipulado esta información trayéndola a colación indebidamente. Es lo que me permite interpretar mi cortedad .
    Ans.

    ResponderEliminar
  16. El Papa es el Vicario de Cristo en la tierra. Es infalible en cuestiones de fe y costumbres.

    Con tanta crítica da la impresión de que estemos en plan histérico, proclives al ataque de nervios, tratando de escrutar si está o no cambiando la Doctrina.

    ¿Qué va a cambiar? Nada. Seamos coherentes, no dudemos ahora del dogma de la infalibilidad pontifica, nosotros que asumimos que nos creemos todos los dogmas.
    Da la impresión de que nuestra fe es susceptible a los diferentes “estilos” papales.

    Todo lo que dice es acorde con la Doctrina, es docencia petrina, aunque la imparta el argentino Francisco. La continua exégesis a que está siendo sometida la prensa católica, creo que es buena. ¡Dios estará con nosotros hasta el final de los siglos!

    Quizás es que tenemos que rezar más abandonándonos realmente a la gracia.

    ResponderEliminar
  17. Respuesta a Laura.
    Pues precisamente en el ejemplo que usted pone, se contradice frontalmente el principio de que "La realidad es más importante que la idea". Vemos clarísimamente cómo la idea ha tergiversado la realidad, cómo ha creado una realidad virtual y actúa sobre ella como si ésa fuese la realidad. La verdad histórica es que muchas veces las ideas han transformado la realidad hasta límites inconcebibles. Y sigue con una furia tremenda el empeño en cambiar la realidad por ideas: por ejemplo, la ideología de género. Y hay que ver cómo está conquistando todos los poderes del mundo (por lo menos el occidental). Pero bueno, yo creo que en todo caso éste sería un debate filosófico, no religioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros como católicos tenemos de base la “verdad” y solo en ese contexto podemos desarrollar nuestro discurso de realidad.

      Creo que las "ideas cristianas" han transformado la realidad, a mejor. Pero las "ideas inmorales" no, son destructivas.

      Eliminar
  18. RESPUESTA A LA SRA. LAURA SOBRE LAS CRÍTICAS AL PAPA

    En primer lugar le ruego que no insulte y que sea usted la que se tranquilice.

    Sobre las críticas a este Papa. La pregunta es si el Papa, cualquier Papa, debe ser escuchado siempre imperturbablemente o puede ser criticado.

    1. Primera cuestión, el Papa no es infalible, salvo en algunas materias y observando determinadas condiciones, y por lo tanto puede errar. En la nota doctrinal de la Congregación para la Doctrina de la Fe de 1998, “Professio fidei", firmada por el entonces cardenal Joseph Ratzinger, que delimitaba los campos y las formas en que se expresa la infalibilidad petrina, se dice que sólo en algunas materias y únicamente observando determinadas condiciones se produce la infalibilidad del Papa y por lo tanto, sus afirmaciones son absolutamente vinculantes para todos los católicos y no criticables, porque en tales asuntos no puede haber contenido ningún error doctrinal. Fuera de esas materias y condiciones el Papa no es infalible y por lo tanto puede errar.

    2. La segunda cuestión es si cuando el Papa no es infalible puede ser criticado, es decir si los fieles tienen un derecho de crítica. El Catecismo de la Iglesia católica exige obediencia al Papa porque siguiendo su voluntad se adhiere a la de Dios. Pero cuando esta voluntad estuviera en conflicto con la divina, la auctoritas pontificia sería menos, porque cada potestas - como enseña santo Tomás de Aquino - recibe validez de su conformación al bien. La ley suprema de la iglesia, se dice en el código de Derecho Canónico, es la salus animarum y el primer bálsamo para las almas es la verdad, a la que está sometida el mismo Vicario de Cristo. En realidad el código de Derecho Canónico (núm. 212) pide a los fieles por una parte obediencia a los pastores y por otra les reconoce el derecho de expresar reservas “sobre lo que concierne al bien de la Iglesia".

    3. Y una vez establecido que existe un derecho a la crítica, la tercera cuestión es si existe un deber de crítica. También aquí el código de Derecho Canónico en el número ya citado, dice que los fieles pueden y deben en algunos casos manifestar su preocupación "salvando la integridad de la fe y la moral”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sé tanto como vosotros, que sois titulados en la materia.

      Pero hasta lo que yo sé, lo que el Papa habla diariamente sobre fe y costumbres es "docencia viva petrina". Y lo recibo como tal.

      Cada uno es libre de emplear el estilo que crea para la gestión de su iglesia. Jamás he visto desde el púlpito expresar la precisión que en este caso se le pide a él.

      No he insultado a nadie. Si alguien se ha sentido así que vuelva leer, no menciono a nadie. Solo he descrito una aparente situación.

      Y si estoy intranquila, me produce enorme dolor ver como desde ciertas webs y aquí en algunos comentarios se está sometiendo al Vicario de Cristo en la tierra a un terrible encarnizamiento gratuito.

      Eliminar
    2. Encarnizamiento dialéctico contra su “estilo” e incluso contra su persona.

      No podemos demostrar a la luz del “método científico” utilizado en nuestros tiempos, que ese es un “mal” estilo. Por tanto, creo que nuestro lenguaje tiene que ser expresado dentro de esta incertidumbre. Le estamos damos al lenguaje hablado y a los gestos categorías de veracidad que desconocemos.

      Si pudiéramos demostrar científicamente que ese “estilo” perjudica la Fe de los “millones y millones” de católicos considerados globalmente, solo en este caso podríamos estar hablando con bastante certeza.

      Eliminar
    3. Sr. Anónimo de las 11,19. He leido los comentarios de la Sra, Laura y no se ver insultos al Papa. Si se hubieran producido, no creo que al Sr. Moderador, se le hubiera escapado.

      Un Papa invoca su infalibilidad cada vez que proclama un DOGMA. Desde 1870 solo se ha proclamado un dogma, el de la ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA, que fue proclamado por el papa Pío XII el 1 de noviembre de 1950, previa consulta con los obispos del mundo.

      Cuando un Papa canoniza a una persona reconociendo su santidad, también actúa su infalibilidad.

      Como saber el nivel de autoridad de una enseñanza de la Iglesia.

      Los católicos obedecemos al magisterio porque es la auténtica interpretación de la Palabra de Dios encomendada por Jesucristo al Papa y a los obispos en comunión con el. Jesús dijo: "El que a vosotros oye, a Mí me oye" (Lc 10,16). Todas las enseñanzas del magisterio son importantes y dignas de ser recibidas con obediencia.

      Es cierto que las enseñanzas de la Iglesia están ordenadas en una jerarquía que nos ayuda a entender mejor el significado de cada una. El Papa y los obispos no ejercen el mismo grado de autoridad en todas las enseñanzas. Pero esto no debe ser pretexto para despreciar ninguna de sus enseñanzas.

      Llamamos "doctrina" a toda verdad enseñada por la Iglesia como necesaria de creer. Toda doctrina cabe en una de las siguientes categorías:

      1-Es revelación divina (Ej.: la Presencia Real Eucarística)
      2-Es una conclusión teológica de la verdad revelada (Ej.: la canonización de un santo)
      3-Es parte de la ley natural (Ej.: la pecaminosidad de los anticonceptivos). Ver También: Humanae Vitae and Infallibility

      Doctrinas "de fe"
      Las verdades que la Iglesia enseña como "de fe" son aquellas sobre las que se tiene la certeza de que son infalibles (sin posibilidad de error) porque están amparadas por las promesas de Cristo: `El que a vosotros oye, a Mí me oye`(Lc 10,16). La promesa de Cristo no puede fallar. Estas verdades requieren de los católicos el asentimiento de la fe. Es decir, la virtud sobrenatural de la fe, porque tenemos fe en Cristo y su promesa de enseñar por medio de la Iglesia. Estas verdades obligan a los católicos bajo pena de romper nuestra comunión con la fe verdadera.

      Eliminar
  19. Perdone una matización, la infalibilidad pontificia solo se da cuando el Papa habla excatedra.
    En sus declaraciones a la prensa y en sus homilías, puede ser tan falible como ud. o yo.

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias al comentarista de 23:19.

    Ante la confusión que llega de Roma, y no sólo en esta cuestión, aporta criterios precisos para iluminarnos en la noche de este pontificado en un tema fundamental. Porque en la cuestión de la readmisión a la comunión de los divorciados vueltos a casar está en juego la concepción del Sacramento del Matrimonio con la legitimación del divorcio, la noción de pecado, la concepción del Sacramento de la Eucaristía y la de la Misericordia divina.

    Sabemos que la propuesta de Kasper ha de ser aprobada por el sínodo, pero lo que es relevante es que ha sido acogida y aplaudida con entusiasmo por el papa Francisco, que la ha considerado como teología sublime (“teología hecha de rodillas”), mientras ha despreciado públicamente ante los cardenales con palabras insultantes (“vociferante”, “chantajista”) la teología que al parecer no se ajusta a sus deseos.

    De todas maneras, aunque se apruebe esta proposición no hay que desesperar, la Iglesia sabe desandar el camino de sus incoherencias. En el sínodo de Pistoya (Italia) celebrado en 1786 y en el que participaron 234 obispos, la Iglesia quiso adaptarse al mundo e incorporó en la realidad eclesial ideas de la Ilustración de aquel tiempo, pero ya en 1794 fueron condenadas por el papa Pío VI una gran parte de las proposiciones aprobadas, aunque evidentemente se hizo un mal a los fieles durante los años que estuvieron vigentes.

    Por consiguiente, es muy pertinente debatir sobre las reformas que impulsa el papa Francisco con una pastoral que incide en principios innegociables. Y es inevitable pensar, puesto que hay episcopados casi completos profundamente divididos sobre esto (ej. el episcopado norteamericano vs. el episcopado alemán), que a la Iglesia le esperan días de fuego, algo que excede al modesto debate que tenemos en esta página que tan benévolamente nos acoge.

    ResponderEliminar
  21. Este Papa, no cambiara el contenido (La Fe), pero si el envase (Las Formas).
    La tensión que se detecta en algunos de los comentarios es si La Iglesia (no debe cambiar nada, ni el lenguaje), y los que creen que hay que refrescarse un poco (es decir cambiar lo que no sea consubstancial).
    Abrirse o cerrarse esta es la cuestión.
    Abrirse para llegar a más personas y llevarles el mensaje de salvación.
    O cerrarse en si misma y el último que apague la luz y cierre la puerta.

    Bienvenido el aire fresco del Papa Francisco un regalo de Dios a su Iglesia.
    El Papa Juan XXIII abrio las ventanas, entro aire fresco y nuevo, y la Iglesia no se tambaleo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es evidente que los cambios de "forma" que la Iglesia ha sufrido en los últimos cincuenta años, sólo han servido para hacerla menos misionera.
      Mucho del discurso progre que se oye en algunos clérigos, también lo encuentra el pueblo en muchos políticos.
      Una cosa es aceptar los cambios tecnológicos e incorporarlos a los métodos de apostolado y otra muy diferente, es obsesionarse por caer bien a los que desprecian a la Iglesia.

      Eliminar
    2. Será evidente lo que dice de que "la iglesia es menos misionera" con los cambios habidos en los últimos 50 años" para Ud. y su forma de ver la Iglesia. Ocurre que a Esta la asiste el Espíritu Santo, no Ramsés V, así que puede Ud quedarse tranquilo con sus pompas y fastos de antaño que a fuerza de garrote querían hacernos creyentes, majete. Y encima tiene el descaro de arrogarse la potestad de decidir cuando es o no es misionera. Joé, con los del palio!
      Ans.

      Eliminar
    3. Dígame ud. como estaba y está el nivel de práctica religiosa.
      Lo de la pompa y garrote, de verdad, hágaselo mirar que es muy obsesivo con sus comentarios, parece un disco rallado.

      Eliminar
    4. Se lo digo con mucho gusto: estaba llena de gentes que -al menos en este país- por inercia social cumplían la praxis religiosa, llenando los templos de puro teatro. Fíjese que falsa era esa práctica a la que Ud. alude que ahora se pueden ver sus frutos: los templos vacíos porque lo que dieron de comer era más falso que un duro sevillano. La evangelización, la Eucaristía, el amor cristiano sólo se autentifica por sus frutos y desde luego no por una masa obligada por la fuerza del bando vencedor "a entrar en capilla". Y el disco rayado, que no "rallado" está dedicado a los momios que hacen de mi Iglesia una caricatura grotesca de lo que tiene que ser. Así que si Ud. prefiere gran práctica religiosa (todo el mundo a misa) para que la siguiente generación haga lo que ha hecho ésta, felicidades, colega.
      Anscarius Barchinonensis

      Eliminar
    5. Es que su Iglesia y la mía son diferentes. La mía no obligó a nadie a ir a Misa, eso lo ha oído ud. de personajes anticristianos y les ha comprado la mentira muy a gusto. Los prejuicios le nublan la razón.
      Aquí no hay mas momio que ud., y no le llamo "majete" porque me parece una vulgaridad, propia de ambientes que no son el mío.
      Caricatura grotesca es la que ud. defiende, que no tiene nada que ver con la Tradición, ni con el Magisterio y se inventa una nueva iglesia al estilo protestante.
      Supere traumas y verá mejor la realidad.

      Eliminar
    6. Puede no llamarme majete, querido an'onimo, y llamarme traumado por no coincidir con sus postulados, esta en su derecho. Pero no ando en la labor de comprar mentiras a los anticristianos. Si se ha dado aludido por lo de momios, pues ya sabe, a quien le pica...
      Por lo dem'as, el trauma que le supone a algunos el no tener atado y bien atado las idioteces que se hicieron en 'epocas pret'eritas en nombre de Jesus y pretender que sea yo quien tenga que ir al psicologo, que quiere que le diga. El que tiene que ir al oculista quiza sea Ud.
      Ans.

      Eliminar
    7. ¿Traumado? ¿Eso qué es?

      Eliminar
    8. es el apócope de traumatizado en argentino, viste?

      Eliminar
    9. No sabía que había un idioma argentino. En cualquier caso esa supuesta palabra no es ningún apócope.

      Eliminar
  22. Había leído en algún lugar, que justo esta parte de la Evangelii gaudium que nos ofrece hoy Germinans, era una especie de cortar-pegar de un discurso anterior del Papa en 2005. Al explorar en Google para poder dar la referencia exacta (que por cierto no he encontrado aún), me he tropezado con este curioso comentario:

    "¿Será también de él este "verso" inentendible que ahora lleva la firma papal?

    222. Hay una tensión bipolar entre la plenitud y el límite. La plenitud provoca la voluntad de poseerlo todo, y el límite es la pared que se nos pone delante. El «tiempo», ampliamente considerado, hace referencia a la plenitud como expresión del horizonte que se nos abre, y el momento es expresión del límite que se vive en un espacio acotado. Los ciudadanos viven en tensión entre la coyuntura del momento y la luz del tiempo, del horizonte mayor, de la utopía que nos abre al futuro como causa final que atrae. De aquí surge un primer principio para avanzar en la construcción de un pueblo: el tiempo es superior al espacio.

    ¡Kyrie eleison, Christe eleison, Kyrie eleison!"

    Lo he encontrado en un blog titulado "Página Católica", que tiene la apariencia de ser bastante conservador.

    ResponderEliminar
  23. Donde dice el anónimo de las 20:52 "Será de él este "verso" inentendible..." no se refiere al Papa, sino a Mons. Tucho (al que se cita en la Exhortación Apostólica), el inspirador de ese texto de 2005, del que el Papa sacó esta parte de su Evangelii gaudium.

    ResponderEliminar
  24. Señor Anscarius Barchinonensis:
    Creo que es una gran ingenuidad creer que el 100% de los que antes iban a misa y ahora no van, es porque al sentirse socialmente coaccionados, hacían comedia. Yo sé de bastantes personas de mi entorno que simplemente han perdido la fe y por eso no acuden a la iglesia. Desconozco qué valor estadístico tiene eso, pero sospecho que no dará la casualidad de que sean sólo los casos que yo conozco. Por eso me parece aventurado deducir del vaciado de las iglesias la mayor pureza y sinceridad de la fe que queda en ellas, como resultado probable de la mayor valía de los pastores, de su doctrina, de su pastoral y de su forma de abordar el culto.

    ResponderEliminar
  25. Tengo que decirle que coincido plenamente en su an'alisis, querido anonimo de las 11.49, pero es desazonador ver como hay gente llamada cristiana dispuesta a machacar lo que sucede en la actualidad concretandolo en tal obispo o cura sin ver una seria y grave responsabilidad historica en cuestiones que han sido nefastas. A los casposos que me llaman testigo de Jehova o protestante, como si fuera un insulto,les recomiendo que vean el video de romereports.com (actualidad vaticana) de como el Papa ha hablado a
    una asamblea pentescostal en EEUU en la semana para la unidad de los cristianos. A ver si toman un poco de aire fresco y se trasladan con sus ideas de una vez direccion Lausanne.
    Ans.

    ResponderEliminar
  26. Lausana. En castellano se dice Lausana

    ResponderEliminar
  27. La propuesta del cardenal Kasper, aplaudida entusiásticamente por el papa Francisco, para readmitir a la comunión a los divorciados vueltos a casar siempre que hayan contraído matrimonio civil, es una abierta legitimación del divorcio. Por consiguiente, con esta propuesta, la Iglesia se aleja de la fidelidad a la palabra de Cristo, según la cual lo que Dios ha unido no puede separarlo el hombre.

    Los problemas deben resolverse desde el Evangelio. La respuesta de la Iglesia a los problemas sólo puede ser la que fortalezca la presencia de la Persona de Cristo en medio de nosotros, y no una respuesta que altere o elimine su palabra.

    La justificación de la propuesta es la “misericordia”. Pero la misericordia no es tolerancia ni sólo compasión. La tolerancia con el mal no es misericordia (en este caso cerrar los ojos a la situación de adulterio), la misericordia es lo que cura el mal, la tolerancia es una falsa misericordia. La Iglesia tiene que responder siempre con la verdad y mirando al corazón de las personas y a su salvación. La Iglesia traiciona al hombre si adapta su testimonio a los criterios del mundo para afrontar los problemas. El Buen Samaritano, imagen de la Iglesia, no se cuidaría bien del hombre atacado por el mal si fingiese no ver sus heridas en nombre de la “misericordia”. Es la verdad la que sana y hace al hombre libre, y no el evitarla.

    ResponderEliminar