miércoles, 19 de febrero de 2014

Confesarse en Barcelona (a raíz de las palabras del Papa Francisco)

Para alguien que venga de fuera a nuestra diócesis de Barcelona, confesarse puede ser una auténtica odisea, una especie de aventura de Indiana Jones buscando el arca perdida, o en este caso el confesionario perdido. Porque  la mayoría de nuestras parroquias no ponen precisamente facilidades para poderse confesar, afortunadamente hay parroquias "germinantes" donde se cuida con esmero este sacramento, pero para el que no controle la realidad parroquial barcelonesa,  se puede llevar un buen chasco y quedarse en el intento.

Un servidor, que ya es gato viejo y no sólo en edad, ya hace años que no tengo este tipo de problemas, porque tengo localizadas unas cuantas parroquias y santuarios a los que acudo para recibir el sacramento del Perdón, participar de la Eucaristía e incluso mantener una charla más o menos extensa con el amable sacerdote que me atiende y que se preocupa de mi salud espiritual.

Pero antes de llegar a este punto, yo mismo tengo un largo historial de anécdotas e historietas que no son precisamente agradables y que son una vergüenza para una diócesis como la de Barcelona, ya que en esto estamos en los últimos lugares del ránking de confesiones sacramentales. Recuerdo aquel sacerdote que me miraba con los ojos abiertos y con una cara de desconcertado como si le hubiera pedido que me llevara a la luna en un platillo espacial y sólo le  había pedido que me confesara. O aquel otro que lo vivía como si fuera un trago amargo, un sacrificio desmesurado, estoy convencido que si le digo "déme 50 euros y nos olvidamos de la confesión", me los da encantado. Por no hablar de los que se negaron a confesarme con todo tipo de excusas, a cual más ridícula o esperpéntica, y como broche el de aquel sacerdote que me dijo que me esperara a la siguiente confesión comunitaria, que por supuesto era sin confesión individual, cuando pedí para confesarme era el mes de septiembre y la "comunitaria" siguiente era en diciembre en pleno adviento. Tres meses tenía que esperar para confesarme y encima sin verdadera confesión, y el cura se quedó tan ancho.

Contrasta la actitud de estos sacerdotes con la de nuestro Papa Francisco, del que tan bien hablan últimamente estos "curas conversos" que ahora son "papistas" después de tanto despotricar de sus dos antecesores. Pero sólo se quedan en algunos gestos, sin ir al fondo y omitiendo todo lo que el Papa dice o hace que no les interesa.

Ayer miércoles Francisco habló de la confesión en la catequesis de la Audiencia General, algunos medios han destacado como titular la siguiente frase papal: "Si has pasado mucho tiempo sin confesarte, no pierdas un día más". Cómo me acordé de aquel sacerdote que quería que me esperara varios meses para confesarme, y como me acordé de tantos otros al ver que el Papa defiende la confesión individual de nuestros pecados y superar la vergüenza de decir nuestras faltas al representante de Dios. Y también añade nuestro Santo Padre: "es bueno decirle al sacerdote, ciertamente, lo que tanto nos pesa en el corazón. Uno siente que se desahoga ante Dios, con la Iglesia, con su hermano. ¡No tengáis miedo de la confesión!".

Porque lo que se lleva en la mayoría de parroquias de Barcelona es la Confesión Comunitaria, sin especificar nuestros pecados, normalmente con absolución colectiva. Los confesionarios han pasado a mejor vida, abandonados, o llenos de comida de Cáritas o simplemente descuartizados y quemados en la hoguera de San Juan, como me dijo un sacerdote gerundense orgulloso de su proeza.

Nuestro arzobispo el cardenal Sistach, presume de que ha advertido a su clero de que deben celebrar el Sacramento "correctamente", pero si nadie ha cambiado su forma de celebrar es que el Pastor no es suficiente contundente en el tema, dice lo que tiene que decir, pero no hace ninguna acción concreta para evitar el desbarajuste penitencial, si hubiera tomado medidas disciplinarias o advertido seriamente a los sacerdotes infractores, otro gallo nos cantaría.

En las últimas Jornadas de la Juventud me emocioné al ver al Papa confesando como un sacerdote más a los jóvenes peregrinos. Pero esa imagen no interesa a muchos de los que se han convertido en incondicionales fans de Francisco, ellos prefieren quedarse con anécdotas como la foto del Papa con el DNI y el pasaporte argentino para poder decir falsamente: "El Papa en la cola del DNI".

Francisco Fabra

27 comentarios:

  1. Sr. Fabra, gracias por ese artículo, en que nos habla del sacramento de la Confesión, tal como es y debería ser.

    Este Sacramento, que para mí, al igual que para usted y muchos más es importantísimo, ha caido en una dejadez tan grave, que parece una heróicidad recibirlo en las debidas condiciones.

    Ciertamente dentro de la archidiócesis barcelonesa, hay algunos oasís, dignos de tener en cuenta y que permiten recibir el Sacramento en perfectas condiciones, siendo casi "como un lujo", lo que debería ser tan normal como el poder asistir a la Santa Misa.

    Conozco algunas personas que vienen de fuera de Barcelona, para confesarse y no estamos hablando ni del Africa subsahariana, ni de la América amazónica, estamos hablando de poblaciones en qye hay Misa diaria y dentro de Cataluña.

    El problema está en que los católicos, sacerdotes y fieles, escuchando falsos maestros, haciendo caso omiso a la Doctrina de la Iglesia, hemos perdido en sentido del pecado y una grave crisis de Fe. Si no hay pecado ¿qué necesidad tenemos de confesar?

    El "hijo pródigo" obtuvo el perdón y la misericordia del Padre, porque se le acercó arrepentido. aunque fuese por la miseria que estaba pasando y se dió cuenta que había obrado mal.

    Hay quien dice: "Que hay que arrepentirse directamente con Dios". Esto es puramente protestante, porque Jesús, dijo a sus apóstoles, "a quienes perdonéis los pecados les serán perdonados..." Es la certeza de que Dios nos perdona por medio del sacerdote. De lo contrario, siempre estaríamos en la duda de si han sido perdonados o no.

    ResponderEliminar
  2. "Nuestro arzobispo el cardenal Sistach, presume de que ha advertido a su clero de que deben celebrar el Sacramento "correctamente", pero si nadie ha cambiado su forma de celebrar es que el Pastor no es suficiente contundente en el tema, dice lo "Nuestro arzobispo el cardenal Sistach, presume de que ha advertido a su clero de que deben celebrar el Sacramento "correctamente", pero si nadie ha cambiado su forma de celebrar es que el Pastor no es suficiente contundente en el tema, dice lo que tiene que decir, pero no hace ninguna acción concreta para evitar el desbarajuste penitencial, si hubiera tomado medidas disciplinarias o advertido seriamente a los sacerdotes infractores, otro gallo nos cantaría."

    La verdadera diana -acertó- del artículo.

    ResponderEliminar
  3. Será necesario la confesión comunitaria con absolución colectiva televisada y radiada con lo que va a caer.

    El Sublime Guía a Ítaca, Artur Mas, ha dicho hoy que ve imposible el diálogo con Rajoy si éste le impone la penitencia de retirar la consulta. Se va preparando un inquietante campo de batalla.

    Las patatas calientes se van calentando por sí mismas. A la pendiente votación de la "proposició de llei de consultes populars no referendàries i participació ciutadana", se suma la propuesta aprobada por el Parlamento catalán para pedir al Congreso de Diputados una ley orgánica que delegue a la Generalidad la competencia para autorizar, convocar y celebrar un referéndum sobre el futuro político de Cataluña.

    Unas fechas que queman más que una llamarada solar: la tregua de Semana Santa (13-21 abril), la tregua de las vacaciones de verano, la Diada (11 septiembre), Día del Pilar (12 octubre) y el supuesto referéndum fantasma (9 noviembre), y finalmente, si hay dientes, el turrón de Navidad.

    Que se diviertan.

    www.lavanguardia.com/politica/20140219/54401468853/mas-imposible-dialogo-rajoy-supedita-retirar-consulta.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tendrá que ver esto con la confesión...

      Eliminar
  4. El Arzobispo de Tarragona, esta todas las mañanas del Domingo en su Catedral en el Confesionario, a todo sacerdote que lo visita le hace "pasar" antes y después por el Oratorio que tienen contiguo a su despacho para saludar al Santísimo y le invita a estar un rato en oración, por supuesto lo `primero después del saludo es "quieres Confesarte". En la capilla del Santísimo en el claustro de la Catedral cada tarde el Vicario General esta confesando y siempre hay confesionarios con Sacerdotes en las horas de acceso público, vamos como la Basílica de la Concepción de Barcelona, el Oratorio de Bonaigua, la Iglesia de Montalegre, Santa Teresita, Belem, M.D. del Roser, etc. en Barcelona, en estas HAY JÓVENES, las protestantes de Sistach solo ancianos o sea próximas al cierre es su gran legado CERRAR IGLESIAS

    ResponderEliminar
  5. NOTA PARA COMENTARISTAS NOVATOS:

    Quiero recordar a los nuevos comentaristas que no se publicarán comentarios que estén dirigidos simplemente a criticar a GERMINANS GERMINABIT.
    Eso no quiere decir que no se publiquen aquellos que estén totalmente en contra de las ideas que aquí defendemos, o estén diametralmente opuestos al artículo publicado, esta es una página de libertad pero dentro de un debate de ideas y siempre que se defiendan la posturas con argumentos, no con puras descalificaciones hacia nosotros.
    Ya sabemos que somos integristas, intolerantes, fariseos, hipócritas, anti-evangélicos, tridentinos, franquistas, trasnochados, lefebvristas...
    Absténganse de repetirnoslo, porque no serán publicados sus comentarios.
    Gracias a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Descalificaciones hacia nosotros ?????. Pregunto si es que las descalificaciones a los demás le parecen bién. Creo que hay que aplaudir la confrontación civilizada, educada y siempre fructífera de las ídeas. Pero, es realmente así....??????

      Eliminar
  6. Resulta incomprensible que quienes no son capaces de entrar en un debate de ideas y que son contrarios a lo que representa esta web la lean y a continuación insulten. Sería más razonable que lean otras afines, y más cómodo porque no les hacen pensar - lamentablemente -.

    ResponderEliminar
  7. ¿Podría indicar las parroquias o santuarios a los que acude a confesarse?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no especifica a quien va dirigida la petición, por mi parte le facilito dos iglesias en Barcelona con confesores verdaderamente santos y sabios, y lugares que facilitan el recogimiento.

      - El Santuario de N.S. del Perpetuo Socorro (Redentoristas), calle Balmes-Mallorca.

      - La Basílica de la Inmaculada Concepción, Aragón-Roger de Llúria.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. También hay en:

      - La Catedral de Barcelona

      - Los jesuitas de la calle Caspe (mmm...mmm...)

      - Santa Teresita de la plaza Gala Placidia

      Eliminar
  8. En la diócesis de Girona, pasa algo parecido, es difícil encontrar un confesor, casi ninguna parroquia se tiene horarios de confesiones, hay que ir a pedirlo expresamente, algunos acceden, otros responden con un chasco, y otros vestidos de camioneros, dan más miedo que confianza. En la curia da la impresión que les importa un rábano este tema. En fin, muy penoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en Girona hay dos sitios que puedes ir a confesar con garantía; una en San Feliu y la otra en el Mercadal (si esta el padre Francesc pues cuando celebra el, media hora antes de la celebración está en el confesionario ) por lo demás estoy de acuerdo en que es difícil Girona, no tan solo la confesión sino una celebración Eucarística digna fuera de los sitios antedichos.

      Eliminar
  9. Ni confieso, ni rezo, ni catequizo ni hago misa ¡hala!20 de febrero de 2014, 14:48

    En la Escola Nostra Senyora de Lurdes de Via Augusta de Barcelona, de la yogazénica Comunitat Filipense, implantadores de la asignatura de Cultura de las Religiones.

    Un vídeo de noviembre del 2013 (Teresa San Miguel i Berta Meneses son religioses filipenses, aviso) y un artículo de GG sobre ellas:

    www.tv3.cat/videos/4766391/Signes-dels-temps---capitol-1169
    germinansgerminabit.blogspot.com.es/2013/11/que-no-que-no-somos-lo-mismo.html

    07:40: la meditación conecta con la espiritualidad común al ser humano
    08:20: cultivan el hemisferio derecho
    08:40: lo espiritual se modela con la interioridad
    09:20: la interioridad es la base esencial de la espiritualidad y para su bienestar, al ver que ciertas prácticas espirituales los niños las abandonaban
    10:00 : la interioridad es un trabajo interior no confesional y transversal (junto con los ámbitos de los valores, emocional, cultural)
    11:00: los niños son llevados al fondo del fondo del niño: la creatividad y el fondo común de todas las religiones y espiritualidades
    18:45: la relación con el zen les conectó con la meditación respiracional de unión cuerpo-mente
    19:25: Oriente (budista-hinduista) tiene el camino más marcado en la espiritualidad meditativa, y se inspiraron en católicos y cristianos relacionados con la espiritualidad oriental.

    El tono general de la entrevista a las dos religiosas parece indicar que el catolicismo y la espiritualidad cristocéntrica y carismática ha sido rechazada porque no llega al corazón del niño: lo mejor, la espiritualidad oriental en sus formas zen o yoga.

    Parece que mezclan técnicas científicas de psicología y pedagogía (relajarse, automasaje, meditación, concentración, visualización, silencio) con un caos espiritual de religiones orientales y la eliminación del catolicismo. Parece que todo empezó por el tiempo del Concilio Vaticano II, en especial, Taizé.

    El cambio de espiritualidad cambió la configuración de la capilla: más reducida, sentadas en el suelo.

    --- Una solución al desbarajuste de la Iglesia catalana

    Roma debería de enviar a un visitador general para investigar la liturgia, fe, moral, espiritualidad y oración de todas las diócesis y de todas las entidades católicas: obispados, parroquias y consejos parroquiales, órdenes y congregaciones, conventos y monasterios, escuelas, hospitales, medios de comunicación, centros sociales, facultades de teología, seminarios y noviciados, y cualquier otro centro que se haga valer como católico.

    De esta manera, Roma tendría información oficial contrastada de la magnitud de la ecelsiocatástrofe tarraconense, que ya es hora que la conozca en su realidad.

    ResponderEliminar


  10. Jo no tinc valor per demanar confessió a un capellà vestit amb camisa de quadres,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Per al "De poble".

      Això de les camises de quadres comprenc que pot ser tot un repte per als qui sou d'un gust orientat més aviat cap a una estètica discreta i mesurada, i davant d'això sempre triomfarà una pulcra sotana o clergyman.

      Ara bé sempre pots buscar algun prevere, bisbe o cardenal que vagi vestit així:

      http://blogs.periodistadigital.com/religion.php/2007/08/13/p110774

      Per anar amb aquest cardenal en concret de moment hauries d'anar a Roma, tot i que sembla que hi ha gent que té ganes de veure'l com a futur bisbe de la capital del Regne espanyol.

      Eliminar
    2. Vinga, Sr Morrós, com a broma està bé però ja sap que no és això el que aquí es reivindica. Si el que es denuncia en aquest article fós fals, mo entenc perquè el cardenal arquebisbe i també el bisbe de Sant Feliu haurien d'haver advertit els seus preveres d'administrar correctament el sacrament de la penitència.

      Eliminar
    3. Muchas profesiones de servicio a los demás (médicos, policías, bomberos, etc.) llevan con orgullo el uniforme que los distingue. ¿Por qué hay tantos curas que les da vergüenza o aversión el alzacuellos o clergyman? no me parece nada normal.

      Eliminar
    4. Per anònim de les 11:06.

      La meva broma puc assegurar de tot cor que només venia motivada pel comentari de les camises de quadres, i sens dubte no venia gens motivada per la situació del sagrament de la confessió que reconec que és un dels més problemàtics, i probablement amb més situació de "caiguda lliure" i que demanaria a tota l'Església Catòlica d'una bona dosi d'imaginació per redreçar-ne la situació.

      Eliminar
    5. Ninguna DOSIS de imaginación, D, Jordi, esta plenamente establecido la forma de celebrar los SACRAMENTOS, si no se hace correctamente es por falta de formación u orgullo (soy mas que DIOS).
      Una cosa a mejorar seria la obligación de colocar publicamente los horarios diarios del Sacramento de la Confesión, también llamado del Perdón o Reconciliación en cada Parroquia, como hacen los Sacerdotes de Jesucristo, los de la estelada van con camisa a cuadros.
      Esta es para mi la principal tarea APOSTÓLICA de los OBISPOS para este trimestre, lograr que en todas las Parroquia tengan horarios diarios de confesiones, con confesionarios por supuesto

      Eliminar
  11. De Poble, es la primera vez que estoy de acuerdo contigo. Esto habrá que celebrarlo.

    ResponderEliminar
  12. Queridos amigos:
    Quiero recordar una anécdota de este verano. me encontraba en Teruel, capital de provincia. el 15 de agosto (festividad de la Asunción de Ntra. Sra.) hacia un calor horroroso. Entré en la catedral a media mañana, con la intención de rezar un rosario, asistir a Misa y continuar mi trayecto. me encontré con que se preparaba la llegada de una procesión con una imagen de la Virgen por supuesto. a las 11h llegó, el Obispo se desplazó a un confesionario y confesó a todos los que quisieron acercarse, y, después celebró la Misa a las 12h.
    Una ceremonia con un sentimiento muy profundo y, a la vez, muy sencilla. Me fui emocionado. el sermón dela Misa, pronunciado por el sr. Obispo, no tenía desperdicio.
    Que diferencia!! una ciudad en la que no te puedes confesar y otra en la que el mismo sr. Obispo se sienta en el confesonario habitualmente, pues luego me enteré de que lo hacía todas las semanas.
    Un abrazo muy fuerte y no hay que decaer nunca.

    Jorge (nacido en Barcelona, vivo en Alicante)

    ResponderEliminar
  13. Pues si en Barcelona no es fácil confesarse, ¿qué decir de muchos pueblos y ciudades de la provincia? En Granollers, por ejemplo, hasta hace unos meses era casi misión imposible... Lo mejor era desplazarse directamente a Barcelona y probar suerte. Ahora, desde la llegada en septiembre de algunos franciscanos que llevan el hábito por la calle (por cierto, gris!!!), todo es muy diferente. Siempre están disponibles para la confesión. En cualquier momento que vayas al convento hay algún fraile que te atiende sin ningún problema, basta llamar al timbre de la sacristía, aunque también es fácil que te encuentres con alguno en la iglesia. Además, han puesto un horario de confesiones semanales, especialmente los jueves, con exposición del Santísimo, los sábados y los domingos. Confesiones normales, sin estridencias... Da gusto, la verdad. Y tienen casi todo el día la iglesia abierta (Carrer Joan Prim 160, más o menos). ¡Damos gracias a Dios! Ojalá se conviertan, también ellos, en una iglesia germinante...

    ResponderEliminar
  14. Muy curioso esto de la Confesión, ni en los evangelios ni en los Hechos apenas por no decir nunca, sale. El mismo Papa ha dicho recientemente que la Confesión no debe ser una sala de tortura pero al cabo de unos días el mismo Papa ha dicho que es bueno pasar vergüenza al confesar pecados al sacerdote, dos afirmaciones algo contradictorias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sentirnos en una sala de tortura es un grado muy, que muy superior en estrés, a la posible vergüenza sentida al confesarnos.

      Pudiera querer decir que lo primero es una respuesta neurótica a la confesión y desaconsejable. El sentir vergüenza nos colocaría dentro del estándar de los mortales.

      Supongo que la corrección del sentimiento de tortura se mejoraría comprendiendo mejor de que se trata la confesión.

      Eliminar
  15. Bueno mejor pasarlo mal ahora y aquí, que por lo no quererlo pasar mal unos minutos que dura la confesión vayamos a hacer peligrar la salvación eterna
    Decir de la confesión que es una sala de tortura es un poco exagerado. Más bien es como entrar en el agua cuando el agua está fría, primero cuesta, una vez dentro, no te enteras y al salir, estás como nuevo
    Más bien condenarse, o pasar mucho timepo en el Purgtorio tortura...pensarlo...
    Ver a Dios, en su bondad infinita, y saber que no podremos estar con Ël

    ResponderEliminar
  16. Y con todo esto, suponiendo que logres encontrar confesor, que como ya se ha comentado aquí , no es tarea fácil, Que una vez encontrado, que esté dispuesto a escuchar todos los pecados que te has de confesar, no ya por que tiene cola y hay más gente esperando, sinó porque a veces tengo la sensación de que esperan hacer lo que para ellos deben considerar una "confesión de película".
    Es decir, aquel penitente, que está lleno de pecados "terribles" y se acerca arrepentido, con muchos pecados mortales...a esos supongo, los acogen con los brazos abiertos, pero ay amigo, como tengas algunos pecados veniales...
    No porque seas especialmente virtuoso, o mejor que nadie, sinó porque vas a menudo a confesarte y no da tiempo a pecados mayores...tengo la sensación de que no les gustamos. si pudieran, creo que no te confesarían.
    Se dice que seamos santos, que hemos de ser santos, pues así nuestro Padre, lo quiere. Y yo me pregunto, para ser santo, los pecados veniales, no cuentan?
    Yo pensaba que la cosa consistía en no pecar, dando igual, si el pecado es venial, mortal o está a medio camino de ambos....en hacer tabla rasa, vaya. Pero, creo que, o estaba equivocada o aquí está pasando algo muy grave. Sí señores, la crisis también afecta a nuestros sacerdotes
    Así que, además del mal trago que se pasa, explicando y desplegando allí, todas tus miserias, tienes que aguantar que te traten como alguien inoportuno, molesto que les hace perder su tiempo.
    Gran error, creo yo, porque hoy puedo venirte con un pecado venial, y otro día, si no me dejas acabar la confesión en paz, igual voy a venirte con ira y rabia acumulada de la última vez que me confesé y que el confesor, no me dejó acabar.
    Un pena....realmente, una pena

    ResponderEliminar