martes, 28 de enero de 2014

Las verdaderas causas del número rídiculo de alumnos de religión católica en Cataluña

El tema que ayer planteaba Oriolt me ha hecho reflexionar sobre los ridículos números de alumnos de la clase de religión católica en Cataluña, unas cifras que también se asemejan mucho a las de las Vascongadas, algo que llena de preocupación a las altas instancias de la Iglesia, pero que debe ser analizado de una forma profunda y sin pasiones, para no caer en los habituales extremismos, por una parte el de Llisterri y los suyos que intentan defender lo indefendible, al grito laportista de "al loro, que no estamos tan mal", como si fuera normal lo que ocurre en la clase de religión en Cataluña, y por la otra los que se apuntan al tan manido argumento de que es el Nacionalismo el único causante de este desaguisado educativo-eclesial.

Los números son un desastre se miren como se mire, un 23,2% en primaria, un 9,2% en Secundaria y un 1,9 en Bachillerato, pero el nacionalismo catalán no vacía las clases de religión por sí solo, el gran causante de la mayoría de los males que tiene la Iglesia en Cataluña es el cóctel explosivo de nacionalismo y progresismo eclesial que genera un manera de ver y entender el catolicismo en nuestra tierra que lo lleva al cataclismo y a su práctica aniquilación. Esta ideología ha contado y cuenta con el apoyo directo o indirecto de algunos de sus prelados, y los obispos más valientes aunque no lo apoyan, lo toleran o al menos no se enfrentan a él.

Pero vayamos directamente al tema que nos afecta y analicemos las causas del porqué los alumnos catalanes no van a las clases de religión:

1.- El nacional-progresismo eclesial defiende el laicismo en la educación. 

Una buena parte de los nacional-progresistas eclesiales están convencidos de que la clase de religión no es necesaria en la Escuela pública, tienen una visión religiosa tan incomprensible que piensa que los buenos cristianos deben formarse única y directamente en la Iglesia (Parroquias, instituciones religiosas y colegios concertados cristianos), la Escuela pública debe ser aconfesional y los acuerdos Iglesia-Estado que defienden la enseñanza de la religión en los colegios son algo obsoleto y fuera de lugar. Puede parecer increíble que haya cristianos que piensen así, pero si miramos en las formaciones de la Izquierda Política en Cataluña (PSC, ICV y ERC) nos encontramos con montones de católicos nacional-progresistas que comparten plenamente la manera de pensar de sus respectivos partidos en materia de educación y que aplaudían las actitudes del nefasto ZP en su cruzada masónico-laicista para erradicar la religión de la sociedad. Y no olvidemos que fue la coalición nacionalista Convergència i Unió, plagada de dirigentes católicos practicantes, la que legitimó con sus votos en el Parlamento algunas de las leyes de Zapatero.

Los más moderados no se niegan a que haya clase de religión en las Escuelas Públicas, pero tampoco le ponen mucho interés, es muy habitual que padres teóricamente católicos (nacional-progresistas) prefieran que sus hijos sigan otra alternativa en el Colegio que no la clase de religión. Y si hay clase de repaso de matemáticas apuntan sin ningún problema a sus hijos privándoles de la enseñanza de la religión, porqué al fin y al cabo se ahorran un profesor de repaso particular de pago y claro: "la pela es la pela"

2.- Un profesorado pésimo y nacional-progresista.

Aunque como en todas partes hay honrosas excepciones, la mayoría del profesorado de religión es un desastre, su formación es pésima y absolutamente heterodoxa, es la Facultad de Teología de Cataluña (los González Faus, Alegre, Bada, Matabosch, Morlans...) los que han formado (=deformado) a este profesorado, en el nacional-progresismo, en la Teología de la Liberación y en otras sandeces teológicas. Creo que si hiciéramos una estadística de cuantos profesores de religión en Cataluña acuden a la Santa Misa todos los domingos tendríamos unas estadísticas igual o más bajas que el número porcentual de alumnos de clase de religión. Ya no hablemos de profesores en situación irregular en su vida personal, recasados, reajuntados o con una vida sentimental completamente inestable.
El tándem sacerdotal Salvador Pié y Antoni Nel·lo
Pero es que hay más, por ejemplo en Barcelona, el tándem formado por los Rvdos. Salvador Pié (el teólogo favorito de n.s.b.a cardenal Martínez Sistach) y Antoni Nel·lo como responsables del nombramiento de profesores de religión durante la época de Don Narcís Jubany fue un verdadero suicidio. Muchos militantes de los movimientos especializados (MUEC, JOC, JOBAC...) encontraron un "modus vivendi" gracias a las clases de religión. Como es sabido esos movimientos en vías de extinción (o "congelados" como el MUEC de Pié Ninot) formaron militantes en el nacional-progresismo pero no católicos y es extraño por no decir casi imposible encontrar alguno de aquellos viejos militantes pisando una iglesia. Eso sí, los partidos políticos de izquierdas y los nacionalistas agradecen a estos movimientos que hayan formado a parte de su cuadros dirigentes.

El interés de muchos de estos profesores por la clase de religión no va mucho más allá de que su sueldo depende de ello, pero si tienen más o menos alumnos les importa poco, incluso algunos prefieren tener pocos alumnos para tener menos trabajo. Conozco a un magnifico profesor de religión que se ha estrenado hace pocos años en un Colegio Público, cundo llegó tenía 7 alumnos, actualmente tiene más de 200. Y es que si no hay interés, ni sentido cristiano evangelizador, sino simplemente pecuniario, los alumnos no tienen ningunas ganas de tener profesores sosos, desmotivados y que además enseñan "cosas raras".

3.-Un gobierno nacionalista al que no le interesa la Escuela Pública y que se siente cómodo con la privada que le es fiel y dócil.

La Escuela Pública catalana y el gobierno nacionalista de la Generalitat (Pujol y Mas durante 27 años) nunca se han llevado bien, los Colegios Públicos han salido casi siempre muy protestones y es una evidencia sociológica que sus miembros docentes votan mayoritariamente a la izquierda. Actualmente la batalla entre unos y otros es frenética, los recortes en Educación Pública por parte de la Generalitat han sacado a la calle a los profesores de la Escuela Pública y sus Colegios están llenos de pancartas y referencias poco cariñosas hacia el gobierno de Artur Mas. En este contexto es normal que a la Generalitat convergente de los"católicos" presidentes Pujol o Mas poco le ha importado la Escuela Pública y no le ha temblado la mano a la hora de hacer recortes, pues imagínense lo poco que le importará que haya más o menos alumnos que sigan la clase de religión. Desde el Gobierno de la Generalitat se podría hacer mucho para favorecer esta asignatura, pero nunca se ha hecho ni se hará nada. Todo lo contrario que está haciendo el ministro José Ignacio Wert (tan criticado en Cataluña) que está dictando normas educativas que en principio favorecen a la clase de religión.

El jesuita Enric Puig junto a Jordi Pujol
La escuela que ha mimado el gobierno convergente es la Escuela concertada privada, porque no le protestan ni le crean problemas y porque ideológicamente están adheridas al "proyecto de país nacionalista", es decir siguen obedientemente sus consignas identitarias. Sólamente hace falta mirar quien preside la Fundación Escuela Cristiana de Cataluña, que engloba todos los colegios religiosos catalanes y que no es otro que el jesuita P. Enric Puig i Jofra, que antes de ocupar este cargo en la Escuela Privada había formado parte del mismo gobierno convergente como Director General de Juventud en los tiempos del presidente Pujol.

Estos colegios son la otra cara triste de la moneda y lo que no explica Llisterri en su escrito, porque son los peores colegios religiosos que he visto en el mundo y he viajado bastante. Hay una dependencia total de las consignas del Nacionalismo, pero una preocupación mínima por la formación cristiana de los alumnos. Es tanto su nacionalismo que reniegan de los temarios que llegan de la Conferencia Episcopal Española y elaboran los suyos propios ("els nostres"), dominados por la ideología del Nacional-Progresismo, ahora bien, de las clases de Educación Para la Ciudadanía de ZP no reniegan en absoluto y las dan de cabeza a pies, aunque contradigan flagrantemente la doctrina de la Iglesia.

Simplemente voy a poner un ejemplo que en muchos casos vale mucho más que mil palabras, esta es la conversación real que mantuve con un alumno de la ESO de un colegio religioso de Barcelona.

-Antoninus Pius: ¿Que os están explicando está año en clase de religión católica?
-Alumno: Nada.
-Antoninus Pius: ¿Cómo que nada? ¿No dais religión en el Colegio?
-Alumno: Religión sí, pero de la cristiana nada.
-Antoninus Pius: ¿Entonces que dais?
-Alumno: Es que el año pasado ya hablamos de la religión cristiana y este año nos toca hablar de otras religiones, budismo, hinduismo...

En todo el año no van a dar ni una sola clase de religión católica, en un colegio religioso, pues casi que me quedo con uno público, que poco y mal, pero algo les darán.

Antoninus Pius

26 comentarios:

  1. Tiene que tener en cuenta que en Cataluña hay mucha immigración y niños y niñas que son de familias de otras culturas y religiones, los cuales en la escuela pública no escogen la asignatura de Religión Católica. También hay niños y niñas que son de familias Testigos de Jehová y de otros grupos o Iglesias y que tampoco escogen la asignatura de Religión Católica. Y luego están los hijos de familias anti-religión ue, evidentemente, tampoco van a clase de Religión Católica. Por ejemplo, en un grupo de 5 alumnos de una escuela rural, 3 son musulmanes, 1 es Testigo de Jehová y la única que queda sí que es alumna de Religión Católica. Es un ejemplo que hace pensar que tendríamos que saber el % de cada grupo sabiendo exactamente el número de alumnos que podrían tener predisposición a escoger la asignatura (que ya son cristianos católicos). Si hay musulmanes y cristianos de otras Iglesias que se apuntan a Religió Católica, lo podemos considerar un regalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga, venga, venga... En Cataluña, a pesar de los esfuerzos de los nacionalistas para que sigan viniendo los moros (que aprenden catalán, no como los sudamericanos) no existe "todavía" un 80% de alumnos extranjeros. En muchas otras regiones hay inmigrantes y no tenemos estos numeros, verdaderamente desoladores. Por favoer, un poquito de seriedad en las argumentaciones....

      Eliminar
  2. 1. Las filipenses del colegio de Lurdes de Barcelona, ídem de lo ídem y doblo la apuesta con orientalismo yogazénico:

    germinansgerminabit.blogspot.com.es/2013/11/que-no-que-no-somos-lo-mismo.html


    2. Se puede añadir una cuarta causa:

    "4.- La identificación del catolicismo con el franquismo"

    Por ejemplo:

    www.elperiodico.com/es/galerias/barcelona/secuelas-guerra-civil-barcelona/61771.shtml

    En El Periódico se muestran imágenes de franquistas, fascistas italianos y nazis en la inmediata postguerra, y aparecen mezcladas estratégicamente fotografías católicas:

    Serie 1: Himmler; Franco; nazis; Hitler; mujer ante un Cristo

    Serie 2: desfile militar; autoridades civiles; Himmler; Cristo en la plaza de la Catedral

    Serie 3: desfile del soldados fascistas italianos; Cruz cristiana gigante ante el ayuntamiento de Barcelona; Cruz nazi gigante

    Serie 4: dos fotos de soldados con enfermeras; desfile de soldados italianos fascistas; Viva Franco, España, España, España; saludo masivo fascista en la estación de tren; autoridades civiles; Cristo de Lepanto en la plaza Cataluña

    ResponderEliminar
  3. Doncs si aquestes son les causes del baix nombre d'alumnes podeu intentar de fer que tots els professors i professores d'aquesta assignatura siguin o "Legionarios", o "Opusinos" o "Kikos" de doctrina catòlica segura i contrastada i tema resolt. Aleshores segur que hi hauria bofetades i cues llargues per apuntar-se a les classes de religió catòlica (quin contrasentit que alguns esperin que la fe s'hagi de transmetre com si fos una assignatura !!), oi que sí?

    Disculpeu-me que us ho digui, però les vostres anàlisis tot sovint són d'una simplicitat que clama al cel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pot ser es demanar molt que els professors de Religió Catòlica ensenyin Religió Catòlica i no altres coses i a més visquin de forma coherent amb el que ensenyen? Li recordo que no fer-ho es un frau als pares i als alumnes.

      No se que ha interpretat vostè al llegir al article, però em sembla que demanen una cosa tan senzilla com es la coherència.

      Eliminar
    2. Me sorprende el tono despectivo con el que el Sr. Morrós se refiere a los Legionarios, al Opus y a los "Kikos".
      Él, que siempre señala con el dedo cuando algún comentarista muestra desdén hacia cualquier gurú nacional-progresista.
      Yo le invito a que compare la formación religiosa que se da en los dos colegios de la Legión de Cristo o en los varios del Opus.
      Mis hijos estudian en uno de estos colegios tan poco políticamente correctos. Los alumnos pueden comulgar en la hora del patio, una vez al mes tienen Tarsicios, de forma voluntaria, por supuesto.
      Tienen la posibilidad de tener dirección espiritual, a partir de una edad y si la piden ellos.
      Realizan peregrinaciones, hacen el Camino de Santiago en la ESO, en fín, el colegio se ocupa de ofrecerles la posibilidad de vivir la fe con mas profundidad.
      Dígame ud. eso ocurre en los maristas, escolapios o Vedrunas?
      Es obvio que si no se hace mas, es porque no se quiere.

      Eliminar
  4. Sr. Antoninus Pius, gracias por su artículo como complemento del de ayer.

    En las sociedades más industrializadas de España, como son la vasca y la catalana, el hecho de depender de Dios, o sea que Dios sea el autor de la vida, de la inteligencia, en una palabra del tradicional bienestar que se ha gozado en materia económica, no es creible mayoritariamente, aunque sea un grave error.

    El ser humano, sea rico o pobre, tiene necesidad de Dios y si quiere vivir sin Él, buscará alternativas en la Nueva Era, Yoga, etc., aunque Dios en su misericordia infinita siempre nos dará oportunidades para que, como el "hijo pródigo" volvamos a la Casa Paterna.

    Cuando los de mi edad éramos escolares de 12 a 14 años a la asignatura de Religión ya formaba parte de lo llamábamos "las tres marias", con lo cual ya no tenía buena fama, lo que ocurría es que era obligatoria.

    Entonces si los padres, "pasan" de la religión, como creencia y como cultura, es muy difícil que a sus hijos les motive.

    ResponderEliminar
  5. Señor Jordi, señor Morros, señor Ribera: se os ve el plumero (en catalán es más expresivo: "el llautó" que quiere hacerse pasar por oro). Lo vuestro sí que es simpleza (no confundir con la simplicidad evangélica). Sólo por el empecinamiento en el uso de una lengua que no entienden (o que tienen dificultad en entender) la mayoría de los lectores de este blog, manifestáis vuestra auténtica talla humana. El clamor de vuestra simpleza no tiene la menor posibilidad de llegar al cielo. Si para vos están descalificados los "Legionarios" (supongo que a mala idea), los "Opusinos" y los "Kikos", por ser "de doctrina católica segura y contrastada", será porque haríais vuestra selección entre los heterodoxos, los agnósticos, los ateos y las variopintas tribus multicolores que pueblan nuestros centros de enseñanza. Lo esencial en todos ellos es que enseñen religión en nacionalista y en progresista. Lo demás es irrelevante. ¿No es eso?

    ResponderEliminar
  6. A parte de coincidir plenamente con el Sr. Morrós y envidiar su "bula" para desacreditar a los articulistas y que publiquen aquí sus comentarios de puro sentido común para irritación de los que están pasando por el duro trance de la pérdida de Blas Piñar (sí, el líder que estaba convencido de que el anterior jefe del Estado era un cristiano modélico), diré que, al igual que el señor Trenchs, estuve obligado a estudiar "religión" en salesianos Sarriá, no sólo de 12 a 14 años, si no del 1971 a 1981. Del 71 al 76, obligado a ir a misa los jueves por la mañana a las diez. Quieren saber la estadística, tan aficcionados aquí a hacer números, del producto de esta praxis? Me refiero a la estadística resultante de cantidad de vocaciones y católicos practicantes de aquella forma de hacer... Es de razón aunarme al sr. Morrós en la percepción de este artículo. Clama al cielo el puerilismo con que se trata este tema y siempre acusando en una dirección: el progreindependentismoforcadianojudeomasónico ataca a la unidad del destino en lo universal, que es España. Para nada una visión crítica (la mía, por ejemplo) que aquél bodrio de nacionalcatolicismo ha traído la actual porquería que tenemos que comer a diario, Y gracias a webs como esta, la memoria de lo que nunca tenía que haber sido y fue, se mantiene, aunque sea en estado comatoso, viva. Hala, me voy a Montealegre a ver cómo adoran a una estatua gigante.
    Anscarius Barchinonensis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suponía que no podría reprimirse en aludir al fallecimiento de D.Blas Piñar.
      Ud. mismo se descalifica, traer a colación para ridiculizar a alguien que acaba de fallecer, da un perfil muy claro de su catadura moral.

      Eliminar
    2. Quien ajos come... como verá, no hago juicio de valor sobre la persona fallecida. Como mucho, sobre los que le siguieron la corriente en vida y que de buen seguro pueden lamentar su pérdida. Dónde, si puede saberse, ha visto la ridiculización del finado? Ocurre que los que le son afines en ideas coinciden plenamente con algunos de los artículos y sobre todo comentaristas de esta web. Si eso le parece ridiculizar, vaya rápido a la capilla más cercana y ore a María Medianera de Todas las Gracias para que le conceda el don de la apacibilidad, mi iracundo comentarista. Y de paso, que le enseñe qué es o no catadura moral. No se llamará Ud. Martínez, por casualidad?
      Ans.

      Eliminar
    3. Ya que lo pregunta, y ud. como se llama?
      O me imagino que no tendría agallas de ir insultando y faltando el respeto a los habituales sin esconderse detrás de un Nick.

      Eliminar
    4. Bueno, Ud ya ha demostrado tener mucha imaginación con sus comentarios leyendo insultos inexistentes, así que le dejo con sus fantasías animadas de ayer y hoy. Y no responda con otra pregunta, es de mala educación. Lo aprendí en la asignatura de "urbanidad" en segundo de básica en el colegio de pago antes mentado. También ahí aprendí a evitar a matoncillos de tres al cuarto.
      Ans.

      Eliminar
  7. La Católica debe ser la única religión que está en manos de personas sin fe alguna y de la que opinan y dicen lo que debe hacer precisamente los ateos y masones. Yo es que alucino...

    ResponderEliminar
  8. Buenos días a todos. Sin ánimo de entrar en polémicas, sólo quiero manifestar la que es mi personal experiencia. Cursé todos mis estudios en un colegio catalán del Opus Dei, donde aprendí mucho sobre la más ortodoxa de las teologías, donde disfruté de la posibilidad de asistir diariamente a la Santa Misa y de la obligación de acudir al menos una vez por semana. Y era de los que iba a menudo... No salí "rebotado", y debo reconocer que mi formación sobre cuestiones históricas, doctrinales y morales propias del catolicismo resultó muy superior a la de la mayoría de mis conocidos... Aunque con un sesgo muy marcado, no sólo en lo dogmático (que ya me parece bien) sino que también en lo opinable que, para quien nos instruía, dejaba de serlo.

    Sin embargo, debo también decir que esa formación produjo una religiosidad cultural, un barniz meramente exterior que no calaría en mi interior hasta muchos años más tarde. Ha sido de la mano de los jesuitas de Caspe -de esos a los que habitualmente se acusa desde estas páginas de heterodoxos y poco cuidadosos con la espiritualidad y la liturgia, sin hacer mención a que realizan confesiones durante todas las eucaristías y ofrecen unas homilías de una finura y profundidad como no he escuchado en otra iglesia- que la letra recibió el fuego del espíritu y produjo una auténtica conversión, metanoia, en mí.

    No fueron las clases de religión, ni la asistencia obligatoria a las distintas liturgias ni sacramentos, las que nos volvieron católicos, ni a mí ni a mis compañeros. De hecho, cuando uno acude a reuniones de ex-alumnos, se lleva las manos a la cabeza al comprobar lo poco que calaron esas enseñanzas... Y le lleva a uno al convencimiento de que fueron las vivencias familiares, las lecturas, los buenos ejemplos y las almas grandes que la providencia ha cruzado en mi camino las que me han llevado a buscar a Dios y a encontrarme con Cristo.

    Es triste que tan poca gente estudie religión católica en los colegios, es cierto. Pero no nos perdamos en lo cuantitativo, en los números, en la estadística... Puede ser un problema, o no, pero hay que situarlo en su lugar. ¿Es realmente en clase de religión donde se planta la semilla del catolicismo?

    Tal vez deba preocuparnos más por qué las iglesias no están más llenas, por qué tantos jóvenes no vibran con la enseñanza religiosa, por qué la imagen de la Iglesia se ha visto tan deteriorada en los últimos años. Es fácil culpar de todo al otro, a los nacional-progresistas, a ZP, a los new-agers, a los comunistas o al contubernio judeo-masónico. Todo menos mirarnos al espejo y decirnos: Y yo, ¿realmente vivo como católico y llamo la atención de los demás hacia el gozo que supone llenar de Vida la propia vida? ¿Me preocupa acercar a mi prójimo a Dios o a mi particular modo de acercarme a él? ¿Estoy poniendo al ser humano que sufre el vacío existencial en el centro de mis preocupaciones, o sólo me preocupa la Iglesia entendida como institución? Cuidado con convertir la religión en una bandera, y la Iglesia en un club... Podemos llegar a tener muchos alumnos de religión católica pero muy pocos católicos, ganar "militantes" pero perder el espíritu. No creo que sea ése el camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Ha sido de la mano de los jesuitas de Caspe -de esos a los que habitualmente se acusa desde estas páginas de heterodoxos y poco cuidadosos con la espiritualidad y la liturgia, sin hacer mención a que realizan confesiones durante todas las eucaristías y ofrecen unas homilías de una finura y profundidad como no he escuchado en otra iglesia- que la letra recibió el fuego del espíritu y produjo una auténtica conversión, metanoia, en mí."

      La misa de los jesuitas de Caspe no causa la transubstanciación y, por lo tanto, no hay misa alguna, porque en algunos casos, han cambiado la formula de consagración, con añadidos y modificaciones.

      Además, la comunión de los jesuitas es un verdadero abuso y falta de respeto hacia la divinidad y humanidad de Jesús-Eucaristía: psicológicamente, cuando tú te tomas el pan eucarístico y lo intintas tú mismo, dejando caer gotas de la Sangre de Jesús en el suelo, y haciéndolo de pie y sin cumplir con las normas para el caso de que la Iglesia deja tocar el Cuerpo de Jesús -comunión en la mano, de la que yo no estoy de acuerdo-, esto implica la desvalorización de Jesús. Es un insulto a la fe católica.

      La espiritualidad de los jesuitas de hoy que dan en la Cova de Manresa es anticatólica, porque introduce elementos budistas e hinduistas (zen, yoga): el budismo desconoce el concepto de pecado, de espiritualidad y de materialidad, porque su antropología se basa en la ilusión del mundo (del yo, de Dios, del espíritu, de la materia), de la que hay que liberarse de todo y del todo para evitar la maldición del ciclo repetitivo de renacimientos o reencarnaciones (los cuales son impersonales: renacen residuos psíquicos), por lo que su único objetivo es el nirvana: el vaciamiento total de la ilusión del mundo.

      La teología jesuítica, la que se da en su Instituto de Teología Fundamental "Borja" de Sant Cugat, también está llena de errores en la transmisión de las verdades divinamente reveladas, en las verdades de fe y en las verdades seguras, fideísticas y morales: son un Fort Apache de su Iglesia separada y aislada; no creen en la Tradición ni en el Magisterio, por lo que son de facto cismáticos (no al Magisterio del Papa y la Iglesia) y apóstatas (no a la verdad escriturística y tradicional).

      Su visión de la Escritura se fundamenta en el racionalismo y el liberacionismo: todo es mito y símbolo en la Biblia; la liberación del hombre por lo social.

      Los jesuitas catalanes son la piedra de toque de Francisco: si siguen igual que hasta ahora, el papado de Francisco I será un completo, total y absoluto fracaso en la Tarraconense, y además, como propina y remate, serán un verdadero calvario para el nuevo arzobispo de Barcelona, dado que los jesuitas catalanes son una verdadera Iglesia separada, aislada, nacional, progresista y alternativa, que nada tiene que ver con la Iglesia Católica.

      El nuevo arzobispo de Barcelona tendrá dos dolores de cabeza: los asilvestrados jesuitas catalanes de Sant Cugat y la Cueva de Manresa, y los locos de la montaña mágica de Montserrat (que por prestigio heredado son más importantes que el obispo de Barcelona).

      En cuanto a las confesiones, sólo acudo en caso de emergencia, dado que he detectado abusos e irregularidades, en el sentido de que algunos omiten intencionalmente diversos aspectos, como la penitencia debida.

      Es cierto que estar con los jesuitas hay un entusiasmo debido a su activismo social, que yo mismo he experimentado, dado que su enfoque es multidisciplinar y universalista, holístico y global, herencia de San Ignacio de Loyola, pero la acción social debe de estar conforme con la comunión de fe católica: de nada me sirve venderme como esclavo y donar todo mi patrimonio para que, con el precio conseguido, puedan sobrevivir los pobres si toda mi fe, espiritualidad, oración y liturgia están desmontadas patas arriba y con el cuello retorcido.

      Eliminar
    2. Sr. Quim Muñoz, gracias por su comentario.

      Usted hace una muy buena pregunta: ¿Es realmente en clase de religión donde se planta la semilla del catolicismo?

      Ciertamente, no. Por mi experiencia a lo largo de la vida, la asignatura de religión da o tiene dar una cultura religiosa.

      La práctica religiosa católica se adquiere normalmente en la familia, en primer término. Es muy distinto el crecimiento espiritual de un niño que en su casa se reza algo y se habla bien de las personas y cosas sagradas, que en donde no se reza o se blasfema.

      Hay niños o niñas que a los siete años saben distinguir perfectamente que el pan de la Eucaristia es su Niño Jesús o su Jesusito, en cambio hay otros, y eso lo digo porque he tenido que oír esa respuesta, que dicen que eso de recibir a Jesús es "una comedia". y con diez años de edad y dos de catequesis.

      Por supuesto que los padres deben ser los primeros transmisores de la fe a sus hijos. Después ir controlando lo que se les enseña, analizando lo bueno y lo malo.

      Poco a poco el Señor va dando su Gracia, propia de ese Sacramento, hasta conseguir que si se recibe en las debidas disposiciones, cada vez que se recibe el Cuerpo de Cristo, es un encuentro personal con Él.

      Desde esa prespectiva se aprecia mejor la misión de la Iglesia, Esposa de Cristo, sientes la necesidad de recibir el sacramento de la Reconciliación, aunque sea solo para confesar pecados veniales y sientes la necesidad de compartir la paz y la alegría que produce la Gracia de Dios a los que estan a tu alrededor, en primer termino y luego si las posibilidades lo permiten ofrecerte para las actividades de la Parroquia, que a veces no sera la tuya, pero si una en que te dejan trabajar.

      Al Señor y a la Virgen, nunca se les gana en generosidad. Si tu te das un poco; te colman con sus bendiciones y siempre se sale ganando.

      Eliminar
  9. Para Jordi y sus correligionarios, Los de doctrina católica segura tienen sus seminarios llenos y con listas de espera, están llenando los conventos de clausura (los buenos) un ejemplo hay mas catalanas en Burgos de novicias que monjas en toda Cataluña. Las parroquias a ellos confiadas están abiertas muchas horas, casi ni cierran, los confesionarios con la "lucecita" encendida desde siempre ahora que el mismo PAPA lo pide los vaciaiglesias siguen sin encenderla. Hacen apostolado, propician los Sacramentos, tienen Exposiciones del Santísimo para su adoración pública, en su catequesis los alumnos aprenden a rezar el Rosario y las oraciones de siempre incluso el Adore te Devote u otras parecidas. Salen formados.
    Estos éxitos indignan a los vaciaiglesias que como mucho predican el NEW AGE y la teoría diabólica del queer y logran estos grandes éxitos del 23'2 % ,por cierto en las fotografías no sale ningún sacerdote de Jesucristo, quizás antes lo fueran. Dios sabe más.

    ResponderEliminar
  10. Los pocos católicos "progres" que dan catequesis en Cataluña, se apuntan en primer lugar con los herejes (lo que es guay, de momento). Son como el pecado, se presenta siempre bonito, bello; pero es efímero. Si se les pregunta por doctrina contestarán de una manera global, al estilo protestante "progre" despreciando a todos los que sigan el Magisterio de la Iglesia. muchas veces, sus sacerdotes, con mucha ambigüedad se ponen en los dos frentes. Y según el momento predican una cosa u otra. No son de fiar.
    El resultado es nefasto, el producto es un desierto espiritual, y si alguien lo dice responden que la responsabilidad es de los padres, también pongo y las madres, porque se ofenden si no pones los 2 géneros. Pero si esos padres educan como iglesia doméstica dentro del Magisterio de la Iglesia; entonces todos esos catequistas y esas catequistas, y sin ninguna objeción, juzgan a sus padres y a sus madres de "sectarios". Y la verdad, me dan pena verlos actuar en la liturgia, las barbaridades heréticas en confrontación con la Iglesia que exponen. Y nadie les dice nada .

    ResponderEliminar
  11. D'aquest gràfic es pot deduir que els territoris expoliats tenen menys alumnes i en canvi els receptors tenen bons números.
    A veure si a Extremadura reben alguna ajuda els pares que porten els nens a religió? haha.

    ResponderEliminar
  12. Yo pienso que la religión se puede enseñar como cultura, pero ser cristiano y además católico, o sea vivir según las enseñanzas de Jesucristo, eso no es de la escuela sino que depende más bien de la vida que se ve vivir a otras personas, empezando por los propios padres, los sacerdotes o en quienes predican para evangelizar, sin necesidad de tener que marcharse a África. Todo lo demás es una bla, bla, bla, inútil, pueril y exteril.

    ResponderEliminar
  13. No comento nada sobre "el llautó" y el empecinamiento escandalosos en escribir en una lengua que es propia de Cataluña, ni el nacionalismo-progresismo, ni lo de mis correligionarios (jo encara crec en allò de "un sol baptisme i un sol senyor Jesucrist", però qué hi farem!), ni de lo de mi bula para desacreditar.

    Pido disculpas por lo de la "doctrina católica segura y contrastada", sin duda solo era una forma gráfica de hablar, y tengo a más de un conocido o amigo que es miembro del Opus Dei, y aunque me cueste entender sus formas concretas de vivir la piedad y la dirección espiritual procuro tener claro que son tan o más católicos que un servidor.

    Y me uno al testimonio de Quim Muñoz. En mi caso habría que substituir el Opus Dei por un colegio de los hijos de la Sagrada Familia del padre Manyanet, y los jesuitas de la calle Caspe substituirlos por un monje de Montserrat, esa comunidad monástica que tan a menudo recibe invectivas muy duras en este blog. (ah, por cierto, el monje era de ascendencia asturiana y no tenía el catalán como lengua materna, lo digo más que nada por aquello del pérfido nacionalismo catalán que por aquí causa tanto furor).

    Yo no sabría decirlo mejor que Quim Muñoz, cuyo testimonio agradezco sinceramente por su claridad y ecuanimidad (a mi muchas veces la ironía me puede, y sin duda es uno de mis pecados a confesar frecuentemente)

    Este blog para mí sube de nivel cuando se baja a las realidades concretas de cada cual (todas muy respetables), y se deja de lado visiones maniqueas o simplistas de un mundo que cada vez es más complejo aunque algunos se afanen constantemente en clasificar a los creyentes entre "els nostres" y "els progres".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El caso Maciel indica el análisis que hay que hacer a cualquier grupo y persona consagrados:

      - ¿Su doctrina, oración, liturgia, espiritualidad y acción en obras es verdaderamente católica?

      a) Sí b) No

      - ¿Su vida personal es un fiel reflejo de la verdadera vida en Dios?

      a) Sí b) No


      Llámese Legión, Opus, kikos, jesuitas, bendictinos (sor Forcades) o capuchinos: debe haber una congruencia entre ortodoxia y ortopraxis, porque si no la hay, entonces se es un falso, un fariseo y un hipócrita.

      Si se es un gran activista social y político pero predica el error, entonces no vale como modelo ejemplar de católico.

      Si se predica la más increible ortodoxia pero vive una excepción en un mandamiento (la pureza), tampoco vale como modelo ejemplar.

      El caso de los Legionarios indica que una cosa es la obra de Dios, el movimiento de los Legionarios, y otro es el instrumento que lo canaliza, Maciel.

      Otro ejemplo lo ejemplariza el caso del obispo carismático Milingo: grandes milagros y exorcismos realizó; pero una vida errática en aspectos doctrinales y morales le han llevado a la excomunión.

      Pasó de la ultramegasuperderecha omnisedevacantista hasta lo más power progre al fundar el movimiento "Sacerdotes Casados Ya" y hacerse, además, de la secta Moon y de la Iglesia Ecuménica, Católica y Apostólica de la Paz.

      Y no por ello quedan desprestigiados los milagros y exorcismos, la condición de arzobispo ni el Papa que lo ordenó y consagró (Pablo VI).

      En la Iglesia hay que tener en cuenta los casos de Maciel, Milingo, Karadima y la desestructuración heterodoxa de los jesuitas: desde el Vaticano II han perdido la mitad de sus consagrados, y de los que quedan, muchos forman parte de facto de una Iglesia diferente y aparte de la Católica, situación que compromete al mismo Papa Francisco, pues esta situación de rebeldía y desobediencia masiva jesuítica no va a durar mucho tiempo más, como si nada pasara y se viva hipócritamente dicendo que el mal es bien cuando ello no es verdad en absoluto.

      Eliminar
  14. ¿Por qué la Religión como asignatura?
    Cuatro razones para matricularse:

    http://www.enticonfio.org/enticonfio113.pdf

    ResponderEliminar
  15. Cataluña y el País Vasco han sido dos de las regiones más cristianas de España y cuna de numerosos santos y misioneros. Sin embargo, ambos encabezan la secularización en el país, a una velocidad mucho más rápida que el resto y acentuada por una gran crisis en la Iglesia Católica.

    Pero la crisis del catolicismo en estas dos regiones no procede únicamente de una indiferencia religiosa proveniente de los nuevos aires de una sociedad secularizada, sino de un problema interno en el que igualmente el nacionalismo ha ido comiendo el terreno al evangelio en el seno de la misma Iglesia.

    Durante décadas, en Cataluña y País Vasco numerosos sacerdotes, en algunos casos alentados por los propios obispos, han ido introduciendo el nacionalismo en los templos, creando una estructura del clero politizada y menos atenta a sus labores pastorales.

    Este proceso nacionalista durante los últimos 40 años ha ido de la mano con el vaciamiento de las iglesias y del desplome de vocaciones. Ahora que el nacionalismo está en auge en estas comunidades la Iglesia vive sus peores momentos. Como muestra un botón. En el País Vasco hay quince seminaristas entre las diócesis de Bilbao, San Sebastián y Vitoria mientras que sólo en Madrid hay más de 200. Algo similar ocurre en Cataluña donde el seminario de Barcelona tiene menos de la mitad de seminaristas que otras diócesis como Toledo.

    Igualmente, la politización de parte del clero, y la complacencia de algunos de ellos con el terrorismo, como en el caso del País Vasco, también ha generado durante décadas una desafección en una parte de los fieles que ha dejado en una situación crítica a la Iglesia. En Roma se dieron cuenta que la línea seguida era tirar piedras contra su propio tejado y dieron un giro total en la línea episcopal intentando reanimar a unos enfermos que estaban en fase terminal. Ahora, todo depende de que los médicos consigan que el antídoto surja efecto.

    ResponderEliminar
  16. Sólo con oír al convergente nacionalista Turull, primo carnal del rector del seminario de Barcelona, ya nos podemos imaginar qué hay ahí dentro del mismo. Mossèn Turull es muy amigo de poner la "Senyera" el 11 de Septiembre en el edificio del Seminario barcelonés, no así la Constitucional el 12 de octubre acompañada de la "Senyera".

    Algunos dirán que entre hermanos hay diferencias ideológicas abismales: pues las hay. Un ejemplo es que el dirigente de Izquierda Unida tiene una hermana numeraria en el Opus Dei. pero este caso es diferente. Se trata de la típica familia tradicional nacionalista en que todos sus componentes: tíos, hermanos, y primos han comido de la misma "Hoya"; es decir, de esa familia catalana, de clase media, que nunca progresa y que todo lo externo les es casi pagano, muy cerrados a cualquier ambiente que no es de ellos. Entre ellos puede surgir algún clérigo, 70 años atrás era lo más normal, pues en los Turull, ha salido uno, joven, y lo peor es su ultranacionalismo, fieles a la tradición, se encuentran en ese contexto. Sustituir el Altar de Dios por el altar de la "Senyera".

    Una vez más lo siento, no me gustan esas mentalidades clèrigo nacionalistas. ¿qué es más importante para ellos?: El Evangelio, o la independencia de Catalunya, en la que ellos, solamente ellos, serían los privilegiados, y junto a las familias que ya conocemos.

    ResponderEliminar