viernes, 24 de enero de 2014

Comprensión selectiva… Respuesta a Carme Chacón

Mientras esperamos la llegada del substituto de Dom Gregori Maria para la sección de los sábados, ofrecemos a nuestros lectores este interesante escrito del sacerdote del obispado de Urgel el P. Joan Antoni Mateo que ha publicado en su sección habitual de INFOCATOLICA, en respuesta al escrito publicado en La Vanguardia realizado por la ex-minstra socialista Carme Chacón, también previsible candidata a liderar el PSOE.

Lo que está sucediendo en nuestro país estos días a propósito de la reforma de la ley del aborto es sencillamente alucinante. A un observador superficial podría sorprenderle la increíble movilización contra la tímida reforma que parece querer llevar a cabo el Gobierno de España. Digo “parece” porque ya veremos qué saldrá al final. Pero una conciencia formada ( y valga la redundancia por que “conciencia” equivale a “con ciencia”) se da cuenta de lo que se oculta en todo este maremágnum: superar o mantenerse en una antropología que supone la demolición de las conciencias y de nuestra misma civilización.

Hace pocos días, concretamente el sábado 18 de enero, Carme Chacón, Profesora en Residencia en el Miami DadeCollege, publicaba en La Vanguardia una larga reflexión sobre el aborto en una sección de Tribuna. Iniciaba bien su periplo al confesar que “Lo que quiero es comprender”, sabiendo que “comprender implica escuchar, dialogar, ponerse en el lugar del otro”. Yo añadiría que también implica buscar sinceramente la verdad.

 A Carme Chacón le cuesta comprender una reforma “que es rechazada por una abrumadora mayoría social”. En el fondo porque cree que el consenso crea verdad, legitimidad, moralidad. ¿Se sorprendería nuestra pensadora del poco consenso que suscitaría, por ejemplo, la abolición de la esclavitud en una sociedad mayoritariamente esclavista? ¿O una ley que aboliera la antropofagia en un colectivo adicto al canibalismo?

Ya no me entretengo en considerar ciertos argumentos propios de un feminismo extraviado como que “la mujer tiene derecho a su cuerpo” o la malvada comunidad de hombres que se creen en derecho a decidir sobre las mujeres. No vale la pena entrar en este debate.

Vayamos al fondo de la cuestión, sobre la identidad y valor de la vida del concebido y no nacido. En este punto los argumentos de Chacón – y de muchos que piensan como ella – son tan luminosos que deslumbran: “… en 1985 el Tribunal Constitucional afirmó que la vida del concebido no es un valor absoluto”. Amén. Esta doctrina, por lo visto, está por encima de toda ley, de Dios, de la naturaleza, del sentido común y de tantas sociedades humanas sensatas.
Chacón razona correctamente al decir que la vida del concebido “si fuera un valor absoluto, el aborto no podría autorizarse en ningún supuesto” y se pregunta “¿por qué la ley debería defender la vida en unos casos y no en otros?”.


Chacón embarazada, cuando era ministra de Defensa
He aquí el nudo gordiano de la cuestión, el talón de Aquiles de los defensores del aborto. Chacón debería intentar comprender las razones de aquellos que abogamos por “aborto cero”. Nosotros creemos y sabemos que desde la concepción surge una nueva realidad que ya no es simplemente el cuerpo de la mujer, que no es “algo” sino “alguien” y que nadie tiene derecho a cerrarle el paso a la vida descartándole como sujeto de nuestra comunidad humana.
Los abortistas niegan el estatuto personal al concebido y no nacido hasta un determinado, misterioso (e inexistente) momento en que aquello que es “algo” pasaría a ser “alguien”. Cuando se les pide a los abortistas que justifiquen racionalmente este momento están perdidos: o bien caen en malabarismos increíbles o bien su concepto de “persona” es tan deficiente que es indigno del ser humano. Lamentamos esta falta de comprensión de Chacón que se limita a llamarnos “integristas”. Me recuerda aquello de que “suplen con gritos su falta de razones”.

Finalmente, me parece poco fundada la alusión de Chacón al Papa Francisco que “está abriendo una nueva era de diálogo y de comprensión hacia los no católicos… una renovación que presenta señales alentadoras de respeto a la modernidad ilustrada y a la conciencia individual”. Sin duda alguna, pero nunca al margen de la verdad. Por si le queda alguna duda a Chacón que lea lo que ha escrito el Papa sobre el aborto en Evangelli Gaudium y sus recientes palabras en la recepción al cuerpo diplomático. Para la Iglesia este tema nunca será negociable.

Sin duda, la batalla sobre el aborto es “la madre de todas las batallas” y no puede ganarse sólo en el terreno legislativo, por importante que sea. Sólo se ganará cuando logremos que los ojos de la mente y del corazón de gran parte de nuestra ciudadanía se abran a la luz de la verdad. Por tanto, tenemos mucho trabajo por delante.

Dr. Joan Antoni Mateo García
Delegado Diocesano de Familia y Vida de Urgell

14 comentarios:

  1. Gracias a Germinans Germinabit por publicar ese escrito de Mn. Mateo

    LA SACRALIDAD DE LA VIDA HUMANA O LA DEBILIDAD DE UNA ÉTICA SIN DIOS.

    Desde diversos sectores de la cultura contemporánea se escuchan voces que insisten en la necesidad de “desacralizar la vida humana” . Despojada de su halo sacro, la vida humana se presenta como un bien del que se puede disponer libremente, conforme a criterios discrecionales de conveniencia. La Iglesia, sin embargo, en fidelidad a la revelación, considera que la vida humana “ha de ser tenida como sagrada” .

    Las principales razones por las cuales la Iglesia defiende la sacralidad de la vida humana; a saber: el respeto al Creador y la dignidad de la persona humana. Veremos cómo en el culto y en la oración, particularmente en la adoración, el hombre descubre su relación constitutiva a Dios, relación en la que se fundamenta tanto la sacralidad de su vida como su dignidad personal.


    1. El respeto al Creador

    Las razones que encuentra la Iglesia para considerar sagrada la vida humana son esencialmente dos: el respeto al Creador y la dignidad de la persona humana (cf Catecismo de la Iglesia Católica. Compendio, 466). De estas razones deriva un imperativo práctico: “No quites la vida del inocente y del justo” (Éxodo 23, 7).

    La vida humana “es fruto de la acción creadora de Dios y permanece siempre en una relación especial con el Creador, su único fin” (Catecismo de la Iglesia Católica, 2258). Es decir, la vida humana es una realidad que es contemplada en toda su hondura sólo desde una mirada teológica; desde una mirada que deje a Dios ser Dios, y que comprenda todas las cosas en su relación con él.

    Dios es, a la vez, el origen y el fin de la vida humana. Las dos cuestiones, la del origen y la del fin – con las que se inicia la Sagrada Escritura, tal como leemos en los primeros capítulos del Génesis - , son inseparables y “decisivas para el sentido y la orientación de nuestra vida y de nuestro obrar” (Catecismo de la Iglesia Católica, 282).

    Si no hay Dios, o si hemos de vivir como si Dios no existiese, entonces nada es creación suya, y ninguna realidad – tampoco la vida humana – guarda relación con Él, considerado como origen y como destino. Si no hay Dios, ni somos criaturas, entonces nuestra presencia en el mundo no parece obedecer a un porqué ni a un para qué, más allá del azar, del destino ciego o de una anónima necesidad (cf Catecismo de la Iglesia Católica, 284).

    2. La dignidad de la persona humana

    Es en la relación fundante a Dios donde la persona descubre últimamente no sólo el valor de la vida humana, sino su propia condición de sujeto, de realidad irreductible a lo útil. El hombre, porque se descubre creado a imagen de Dios, se sabe persona, fin en sí mismo y nunca medio, dotado de una dignidad inalienable (cf Catecismo de la Iglesia Católica, 357).

    La vida humana es sagrada porque es siempre la vida de una persona, creada a imagen de Dios, y llamada a participar, por el conocimiento y el amor, en la vida de Dios (cf Catecismo de la Iglesia Católica, 356). Nuevamente, nos encontramos con la cuestión del origen y del fin: el hombre es persona porque ha sido creado por Dios, “a imagen de Dios” (Génesis 1, 27), y para Dios, para conocerle y amarle. Ésta es “la razón fundamental” de su dignidad.

    Sin Dios, no solamente la ética pierde su horizonte, sino que también la dignidad de la persona humana se ve privada de su razón fundamental. Cuando Dios no es tenido en cuenta, es muy fácil pensar que la dignidad de la persona se sustenta en la capacidad actual de ejercitar la autoconciencia, la libertad y la relación con los demás, cuando no en las meras disposiciones de un código legal puramente positivo.

    ResponderEliminar
  2. Ustedes creen que merece tener en cuenta y sacar a relucir aquí a esta pobre mujer que ya no sabe qué hacer ni qué decir para llamar la atención?
    Dejen que se pasee entre Miyami, Barcelona, Madrid, Andalucía y "rodalies"...

    ResponderEliminar
  3. No viene al caso, pero...En una entrevista concedida a La Opinión de Málaga, la monja de clausura manresana d'origen argentí, Sor Lucía Caram ha afirmat que "l'església no ha de posar-se en la decisió d'una dona d'avortar, ni tan sols Déu, que per això ens va fer lliures!", seguint amb la seva línia d'opinió, tantes vegades allunyada de l'ortodòxia eclesiàstica.

    ResponderEliminar
  4. Simplemente la estupidez del socialismo el gran y verdadero opio del pueblo ademas es ignorante. Por grandisimo consenso social era licito maltratar a judíos o kulaks en los paraísos socialistas tanto nacionales (Alemania) como internacionales (URSS / Rusia) y no digamos el gran consensos durante varios siglos con legislaciones y legisladores de realizaron grandes y explicitas teorías jurídicas sobre la esclavitud, según ellos (en los que se cuentan antepasados de toda la democrática (sic) Europa era legitimo y un derecho la propiedad de "negros" a los que se hacia lo que el propietario quisiera, ademas de hacerlos trabajar hasta la muerte por una miserable comida para que "la maquina" subsistiese. Ahora hablar del derecho a poseer esclavos es tabú, ¿porque no le es matar seres humanos? ¿Porqué seres humanos o inhumanos que ha tenido el derecho de nacer privan de este derecho a otros totalmente indefensos? y ademas dicen que es un derecho matarlos,. Como dice el gran Alejandro Llano “los modernos jinetes del Apocalipsis: el pacifismo, el ecologismo, el feminismo y el nacionalismo”.

    ResponderEliminar
  5. El triunfo de Satanás,padre de la mentira, es hacer creer a los hombres que la libertad consiste en satisfacer todos sus caprichos en detrimento de la verdad. Así llegó el absurdo del gobierno de Zapatero, con aquella deposición libresca que decía: "La libertad os hará verdaderos", en contraposición a la frase evangélica "La verdad os hará libres" (¿se nota el intento diabólico de imitar burlescamente la acción creadora de Dios?). El septenio de Zapatero supuso un monstruoso paréntesis de ingeniería social en la sociedad española, con su lema: "Soy rojo, utópico y feminista", y la retahila de disposiciones entre las cuales destaca la innecesaria ampliación de la ley del aborto y su extensión a las menores de edad con la supresion del permiso paterno a su práctica y la universalización de la píldora abortiva del dìa después. La tesis feminista del zapaterismo hizo ministras como Bibiana Aido, la de aquella frase antológica: "Un feto en el vientre de una mujer es un ser vivo, pero no un ser humano", Leire Pajín y, entre otras más, Carmen Chacón, ésta por la peculiaridad de ser mujer y estar en avanzado estado de gestación (todo un edificante panorama para presidir un Ministerio de Defensa y dar aquellas aguerridas órdenes castrenses que todos presenciamos). Que esta señora salga ahora con esta defensa del aborto como derecho de la mujer es un ejercicio más de demagogia,como el que la portavoz socialista en el Congreso Soraya Rodríguez protagonizó hace unos días. Es muy propio de los "progres" defender aberraciones morales y enternecerse en casos muy personales. Al respecto, recuerdo una columna de la periodista Mariola Cubells al hilo de la legalización zapaterina del aborto de las menores sin consentimiento paterno; su tesis era que una chica podía tener una noche loca y, por lo tanto, el derecho a abortar; pero se explayaba en el desmedido amor que tenìa a su hija adoptiva, por la que estaba dispuesta a todo, si alguien le recriminaba ser de otra raza. ¿Incongruencia o necesidad de equilibrar la balanza de un despropósito que en el fondo les remuerde la conciencia?. Con lo fácil que sería la fiel observancia de los Diez Mandamientos y, en este caso, el de "No matarás". Pero eso supondria que todos éramos santos. Confiemos en la Misericordia de Dios. Y recemos mucho por nosotros mismos y por todos esos desdichados que defienden "la cultura de la muerte", como la denominó San Juan Pablo II.
    José de La Roda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. de La Roda, cuesta leer su comentario.
      Hace usted las frases muy largas. No hace ningún punto y aparte... Sea usted más didáctico por favor.

      Eliminar
    2. Sr. anónimo de las 11:26:
      Perdone por mis parrafadas; intentaré seguir su sugerencia; es que a veces los argumentos de encadenan y cuesta cortarlos. lo tendré en cuenta. Un afectuoso saludo.
      José de La Roda

      Eliminar
  6. El aborto -el provocado- es sencillamente una modalidad de infanticidio, que, a su vez, es una modalidad especialmente criminal de homicidio. No puede tratarse en otro ámbito que el penal. De esta manera, partiendo del criterio de "tolerancia cero", podrían luego entrar en juego, como para todos los homicidios, las circunstancias eximentes y atenuantes en cada caso particular. Pero en ninguno cabría la más usual, que es la de la legítima defensa ante el agresor injusto.
    Y hablando de comprensión selectiva, ¿alguien se atrevería a decir que en el genocidio judío del III Reich, pudo darse justificación para algunos casos particulares?: -A este judío lo mato, al otro no lo mato...

    ResponderEliminar
  7. Personalmente opino que escribir un artículo cuyo contenido gira en torno a otro escrito por Carmen Chacón, es una perdida de tiempo. Carmen Chacón no es más que un ser humano, como otros tantos 6 ó 7.000 millones, justita de brillo intelectual, carente de capacidad argumental, y desviada en aspectos básicos de la vida. Es una mujer que más allá de las paredes de su casa, no aporta nada a la humanidad. Es muy básica. A la vista de la experiencia de Zapatero en que un hombre de similar nivel que ella llegó por la acción del maligno a la Presidencia del Gobierno de España, hay que echarse a temblar, porque son tal para cual....y nos estamos jugando otra taza de zapaterismo....Dios y la Virgen no lo quieran.
    Poco más de si da el tema de Chacón...
    Buenas noches desde Alemania

    ResponderEliminar
  8. Copio del anterior comentario de Anscanius

    "un hombre de similar nivel que ella llegó por la acción del maligno a la Presidencia del Gobierno de España"

    Caracoles, ¿el tremendo maligno hasta ahora solo ha promocionado en España a gobernantes del PSOE? Me parece que el maligno anda suelto por muchos lados y no solo, aunque sin duda también, por los locales de la calle Ferraz de Madrid (a parte de nuestra entrañable calle Nicaragua de Barcelona donde su trabajo probablemente ha sido todo un éxito de eficacia probada y contrastada en su tarea demoledora de un partido político que en las elecciones generales del 2008 consiguió en Cataluña 1,6 millones de votos, y que en seis años ha acabado como ha acabado).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el maligo, según estas teorías, no está también en las calles del PP.
      Mucha peineta y viajes a Roma, pero casadas por lo civil. Otras con hijos concebidos artificialmente etc...
      Hay para todos los gustos!

      Eliminar
    2. Agradezco los comentarios que matizan mi escrito. Tengo que decir que mi escrito giraba entorno al artículo de GG y como este iba sobre Chacón, pues eso.
      El maligno está en muchos sitios, desde luego es así, pero tengo la convicción personal que en el mandato de Zapatero hubo una intensa actividad del "mentiroso", con grandes logros en su lucha por apartar a las almas del Señor. Logros facilitados, o canalizados por la acción de un gobierno+parlamento. Al tratarse de un presidente de gobierno (ojala hubiera ganado solo las elecciones a presidente de su escalera, pero no, ganó en el psoe primero y luego, con atentado + muchos muertos y heridos, ganó en España), las consecuencias de su acción son mucho más relevantes.
      Lo más curioso es que ha sido un elemento más de una acción conjunta a nivel internacional. No fue por libre. Veamos solo los ataques directos a la célula básica de transmisión de la Fe, la familia tradicional:
      - Matrimonio homosexual.
      - Divorcio express
      - Aborto con ley de plazos y a los 16 años sin necesidad de permiso paterno. Asesinato de multitud de niños permitido por la Ley.
      - Adornado con multitud de declaraciones, actitudes, mensajes, etc que respiraban anticlericalismo, tal como "La libertad os hará verdaderos", y otros.

      Zapatero hizo el trabajo sucio. Rajoy ha pecado por omisión, porque no ha rectificado nada de momento, por lo que en el primer caso, instrumento del maligno por acción y en el segundo por omisión. De acuerdo.

      En el primer caso, con el voto afirmativo de: IU, Convergencia sin Unió, ERC, PNV (quizá no en todas las leyes pero no estoy seguro), UPyD, y mixtos.
      El elenco de partidos abiertamente contrarios a los valores evangélicos es mayoritario, desgraciadamente.

      Nada nuevo bajo el sol, ya en origen, Jesús murió practicamente sólo, con las autoridades de la época condenándolo a muerte, parte del pueblo aplaudiendo y parte escondido debajo de la cama. Por lo que no es novedad que unos años más tarde siga la tónica y las autoridades de la época, sigan actuando contra el Señor, y el pueblo, la mitad aplaudiendo y la otra mitad en la playa (o en la montaña).

      P.D. Sr Morrós, yo soy ASCANIUS, no Anscanius...

      Eliminar
    3. El atentado del 11-M-2004 puede ser considerado diabólico en su concepción, en su ejecución.y en la manipulación de las masas para cambiar el resultado previsto de las elecciones. Todos lo tenemos presente. El odio llenó las calles, no contra los asesinos, sino contra el partido en el gobierno. Y llegó la sonrisa diabólica de ZP y toda la catástrofe moral y económica que ha supuesto el paso de este Atila por el gobierno de España. El panorama actual de nuestra sociedad (crisis ignorada, corrupción, aborto, matrimonio homosexual, etc..., separatismo incubado al calor de aquel Estatut mal acabado entre ZP y Mas en una noche monclovita de humo y café) ¿sería igual si el 14-M-2004 no hubiesen sido contaminadas las elecciones por el terrorismo?. Se cuenta que a José Maria Aznar se le insinuó la necesidad de negociar con la ETA y con los nacionalistas. Amparado en su mayoría absoluta del año 2000, Aznar contestó:"A la ETA se la derrota y a los nacionalistas se les embrida". Creo que esta era y es la opinión de la mayoría del pueblo español. A la luz de esta evidencia, cada uno puede interpretar el significado del 11-M y sus consecuencias. La historia española ha sufrido crisis dramáticas: la más esperpéntica es la I República de 1873, con su disparatado cantonalismo... Y todos recordamos muy bien la II República y la guerra civil con el baño de sangre que desató. ¿Era todo eso obra del maligno?. Hemos de recordar la promesa que hizo la Santísima Virgen a San Antonio María Claret sobre la salvación de España. En todos esos avatares se ha ido cumpliendo. Y no va a ser diferente ahora. Por mucho que el maligno y sus acólitos miopes intenten lo contrario.
      José de La Roda

      Eliminar
  9. Para mi, todo lo que sea mentar a Dios, la ética, la moral y demás cuando se debate el tema del aborto con los hijos de la televisión es darles cuerda.En cuanto oyen una de esas palabras, zanjan la discusión. Es más, son ellos los que intentan llevar la conversación a ese terreno.
    Para hablar del aborto hay que sacar los cañones del la biología y ponerles ante la evidencia de que se está matando a un ser humano. Para cualquier otra posibilidad, la televisión ya les ha armado con escapatorias.
    A las serpientes se las sujeta por la cabeza y no se suelta. En este tema, hay que ceñirse a eso y no slotar la presa. Por mucho que se retuerzan e intenten llevar la conversación por otros derroteros.

    ResponderEliminar