martes, 1 de octubre de 2013

Obispo Vives: ¿En qué quedamos?

El copríncipe defiende el derecho de los catalanes para decidir "lo que quieran" pero no en el caso de los andorranos
El obispo Vives con el primer ministro andorrano y con el presidente catalán y señora
Estoy totalmente de acuerdo con el escrito de ayer de mi buen amigo Oriolt en el que se hacía referencia a la homilía de Don Joan Enric Vives en la fiesta de Nuestra Señora de Meritxell, patrona andorrana. En esta ocasión el copríncipe estuvo brillante, y es de justicia reconocerlo, dijo las cosas por su nombre como un gran obispo, aún siendo consciente de que sus palabras serían criticadas por los sectores políticamente progresistas. El resumen de su sermón se resumiria con aquel conocido "Hay que obedecer primero a Dios que a los hombres" (Hechos 5,29).

Por otra parte también reconozco que la actitud del prelado de Urgell en materia identitaria, es últimamente admirable, ni una palabra en favor de la independencia de Cataluña, del derecho a decidir, de la consulta o del 11 de septiembre. Y sorprende y mucho porque es conocida la tendencia nacionalista de este obispo, pero al igual que sus compañeros en el episcopado catalán,  está manteniendo un silencio que se corresponde con la postura neutral que tiene que tener  la Iglesia en estos temas. Además el caso del obispo-copríncipe todavía es más claro, ya que su posición como Jefe de Estado andorrano, puede ser leída como la de un país y no como la opinión personal del ciudadano Joan Enric Vives, y ya saben la que se lió con la posición de países como Lituania o Letonia...

Hasta aquí todo perfecto, sino es porque los que conocemos a Don Joan Enric sabemos de su impresionante capacidad de adaptación  a las circunstancias, sus camaleónicos movimientos, y su decir "digo" donde anteriormente dijo "Diego". El problema es que en este mundo de las nuevas tecnologías en que vivimos, Internet tiene memoria, y lo que has dicho hace un tiempo se encuentra con facilidad en las hemerotecas internáuticas, así que es relativamente fácil encontrar las contradicciones que una misma persona ha dicho con el tiempo.

El 31 de enero de 2012, yo mismo publicaba un escrito titulado: "Joan Enric Vives, el obispo independentista", en el que me hacía eco, de unas declaraciones del copríncipe en las se mostraba favorable al derecho de Cataluña a decidir su futuro, y a declararse independiente si esta era su voluntad. Voy a citar textualmente sus palabras, para que luego no se me acuse de manipularlas: "Los obispos estamos al lado de lo que quiera el pueblo catalán". decía el prelado, y al preguntársele explícitamente sobre el tema de la independencia: "¿Y si el pueblo catalán quiere la independencia?", contestaba: "Pues lo que quiera, si es lo que el pueblo democráticamente quiere". 

Ese  "lo que quiera" significa que el Pueblo catalán está en su derecho legítimo a decidir sobre cualquier materia, y que su decisión tiene que ser respetada porque está avalada democráticamente. Y lo peor de todo es que los obispos no sólo tienen que respetar, sino además ponerse al lado de lo que decida libremente el pueblo.

Esas palabras de hace un año, ahora cobran actualidad, al compararlas con las pronunciadas en el Santuario de Nuestra Señora de Meritxell, ya que son claramente contradictorias. Según el sermón del 8 de septiembre, el pueblo andorrano no tiene derecho soberano a que sus decisiones sean respetadas. Por mucho que Andorra sea un estado democrático, y que sus representantes hayan sido elegidos legitímamemte en las urnas, no pueden legislar en según que materias.

El obispo Vives en la Missa de Meritxell
Yo estoy plenamente de acuerdo con el obispo andorrano, no se puede legislar contra la voluntad de Dios, pero no estoy de acuerdo con el obispo catalán (que es la misma persona), que dice que el pueblo catalán puede decidir "lo que quiera". Una vez más la doble vara de medir. Para Andorra una cosa, para Cataluña otra. Yo nunca he oído al obispo Joan Enric criticar a Convergència i Unió, a pesar de que esta coalición ha ayudado con sus votos a aprobar leyes a favor del aborto o del matrimonio homosexual. Pero no le ha importado hacer enfadar a algunos de los representantes de la Coalición "Demócratas por Andorra",(actualmente en el gobierno) y al Partido Socialdemócrata (en el gobierno anterior) que por otra parte son unos partido de ideología muy similar al de Pujol y Mas (liberales, centristas y socialdemócratas), que al igual que los convergentes catalanes están a favor del aborto y del gaymonio o en algunos casos dan libertad de voto a sus representantes.

El problema de fondo es que el copríncipe ve peligrar su apetecible cargo en el caso de que se aprueben según que leyes contrarias al Magisterio de la Iglesia  en el principado. Por eso el Vives catalán nunca criticó al gobierno de la Plaça Sant Jaume de turno, ni al de Pujol, ni al de Mas, pero tampoco al tripartito (socialistas, comunistas y esquerrorepublicanos). En cambio el Vives andorrano está siendo muy incómodo con algunos de los partidos que han ostentado el gobierno en el principado. Se podría decir aquello de: "Por el interés te critico Andrés"

Antoninus Pius

18 comentarios:

  1. Según el corresponsal de La Vanguardia en Roma, Eusebio Val, el Papa Francisco I dijo [1]:

    “Cada cual tiene una idea del bien y del mal y debe elegir seguir el bien y combatir el mal como él lo entienda. Bastaría esto para mejorar el mundo". Dice Val que Francisco reitera lo dicho en su entrevista a La Civiltà Cattolica, en la que abogó por “la autonomía de la conciencia individual, por la capacidad de cada uno para escoger el bien y el mal...”

    Pero el original es Bien y Mal:
    - Scalfari: ...La coscienza è autonoma, aveva detto, e ciascuno deve obbedire alla propria coscienza...
    - Francisco: ...Ciascuno ha una sua idea del Bene e del Male e deve scegliere di seguire il Bene e combattere il Male come lui li concepisce. Basterebbe questo per migliorare il mondo.

    1. El Bien y el Mal son absolutos y objetivos (Gén 2, 16):
    “Puedes comer de todos los árboles que hay en el jardín, exceptuando únicamente el árbol del conocimiento del bien y del mal. De él no deberás comer, porque el día que lo hagas quedarás sujeto a la muerte”.

    2. Sólo Dios fija el Bien y el Mal. El hombre depende del Creador, está sometido a las leyes de la Creación y a las normas morales que regulan el uso de la libertad. El hombre, tentado por el diablo, dejó morir en su corazón la confianza hacia su creador y, abusando de su libertad, desobedeció al mandamiento de Dios. Catecismo, 396-397]

    3. El Bien y Mal coinciden con las leyes divina y natural (Rom 2, 14; 2, 26):

    a) Cuando los paganos, que no tienen la Ley, guiados por la naturaleza, cumplen las prescripciones de la Ley, aunque no tengan la Ley, ellos son ley para sí mismos, y demuestran que lo que ordena la Ley está inscrito en sus corazones. Así lo prueba el testimonio de su propia conciencia, que unas veces los acusa y otras los disculpa.

    b) [E]l que no está circuncidado [pagano], pero observa las prescripciones de la Ley, será tenido por un verdadero circunciso. Más aún, el que físicamente no está circuncidado pero observa la Ley, te juzgará a ti [judío], que teniendo la letra de la Ley y la circuncisión, no practicas la Ley.

    4. El Bien y el Mal somete a toda autoridad mundial. El poder procede de Dios, su ejercicio se sujeta al Bien y al Mal de la ley divina, impidiendo que el político abuse del poder (Romanos 13, 4), pues el fin de la política es el servicio a los demás, pues la corrupción es servirse del poder, (Lucas 22, 26). La función de la autoridad bien ejercida bajo la ley natural y divina, está en servir al bien común, superior a todo bien particular.

    5. Jesús es el camino, la verdad y la vida, no un camino, una verdad y una vida. La conciencia debe ser RECTA conciencia de lo bueno y lo justo a la luz de la ley divina y natural, pues si no, se va a la completa confusión y caos moral y fideístico, el relativismo, que niega la objetividad de la Ley de Dios que fija lo justo e injusto y lo bueno y malo.

    6. Si el Bien social es el control del crecimiento demográfico mundial y la vida humana se basa en la deseabilidad, la calidad, la utilidad y la productividad, y no en la dignidad absoluta del hombre como hijo de Dios, entonces es legítimo que el abortista pueda seguir su Bien (abortar) y combatir el Mal (provida y profamilia) porque sigue “un” Bien según su conciencia. Además, el abortista contribuye a la mejora del mundo: el hitlerismo demográfico es un Bien.

    7. Si la humanidad tiene al aborto como Bien común y superior para controlar la superpoblación, también lo será el homosexualismo, el divorcio, las uniones, la eugenesia, la eutanasia, el suicidio asistido, la guerra, la pobreza, la violencia, el hambre y la enfermedad. Y puede ser un “Bien” que los fetos y embriones humanos sean comestibles, como en China [2].

    [1] www.lavanguardia.com/internacional/20131001/54388222896/el-papa-el-proselitismo-es-una-solemne-tonteria.html

    [2] Min 52:50, www.youtube.com/watch?v=PPkzcygFKDE&feature=c4-overview&list=UUYbEvslJ1xnHNCl8i5h1n8Q

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Papa Francisco es el nombre correcto del actual Pontifice.

      Eliminar
    2. o Franciscus PP.

      Eliminar
    3. Sr. Anónimo de las 23,26, interesante cuestión, esta del Bien y el Mal.

      Usted dice: "Sólo Dios fija el Bien y el Mal. El hombre depende del Creador, está sometido a las leyes de la Creación y a las normas morales que regulan el uso de la libertad. El hombre, tentado por el diablo, dejó morir en su corazón la confianza hacia su creador y, abusando de su libertad, desobedeció al mandamiento de Dios. Catecismo, 396-397] "

      Esa es la correcta interpretación que da la Iglesia Catòlica a las palabras del Gènesis.

      En mi opinión, y ruego me corrijan si voy errado, el BIEN y el MAL, delimita Dios, por supuesto.

      ¿Cómo sabemos nosotros que estamos obrando bien o mal?
      Por el hecho de ser criaturas de Dios, llevamos impreso en nuestra alma de Decálogo, o sea la Ley Natural, valida para todos los seres humanos, indistintamente de raza, religión, sexo, etc.

      Todos por tanto podemos saber cuando obramos bien y cuando obramos mal.

      Lo que ocurre es que los que vivimos en Sociedad como la nuestra, el ser humano quiere prescindir de Dios. Vivir como si Dios no existiera y por eso se nos ponen encima de la mesa esas leyes inmorales.

      Para saber si obramos bien, solo tenemos que complir los Mandamientos, tal como le dijo Jesús en el Evangelio al "Joven rico" y el contestó: "ya lo vengo cumpliendo desde pequeño".

      O sea que en el cumplimiento del Decálogo està el BIEN.

      Para nosotros los católicos, tenemos la Iglesia, que nos desgrana cada uno de los Diez Mandamientos y nos va indicando lo que nos puede ayudar a alcanzar el BIEN supremo que es DIOS.

      Si lo que nos propone la Sociedad civil, por muy democràtica que sea, va en contra de esa Ley Natural es malo, moralmente hablando, por muy legal que sea.

      Eliminar
  2. 1. Un portal católico americano que audita a los partidos políticos y a los candidatos y gobernantes sobre si cumplen o incumplen la Ley de Dios en sus programas políticos:

    www.votocatolico.com

    Si alguien quiere trasladarlo en Cataluña y España, es posible.


    2. La ideología de género la tenemos ya en Cataluña en este Pacte per a l'Infància a Catalunya con la participación alegre, joliua, cofoia y xiroia de instituciones educativas católicas:

    D. SEXUALITAT I AFECTIVITAT

    La salut sexual i afectiva és un aspecte clau que influeix en les persones al llarg de la seva vida. Amb la finalitat que els nens i les nenes tinguin una sexualitat i una afectivitat sanes en el futur, és molt important integrar i treballar aquest concepte des de les primeres etapes de la vida. El fet de percebre el seu cos i la seva sexualitat com quelcom idoni, els facilitarà prendre les decisions futures i els permetrà assumir la seva sexualitat d’una manera constructiva.

    L’aprenentatge de la sexualitat és un procés que es donarà al llarg de la vida. En l’
    educació sexual cal transmetre les idees de respecte, de tendresa, de complicitat, de compromís i d’autoestima. També cal ensenyar els mètodes anticonceptius i de prevenció de malalties de transmissió sexual, i prevenir l’abús sexual. Cal fer entendre que un embaràs és una conseqüència directa d’unes relacions completes i que tant l’avortament com l’embaràs en l’adolescència són situacions de risc físic i emocional per als progenitors i, en el cas d’embaràs, també per a l’infant."

    www20.gencat.cat/docs/bsf/03Ambits%20tematics/07Infanciaiadolescencia/pacte_infancia%20_catalunya/pacte_infancia_catalunya%20_%20juliol_2013.pdf


    3. Mons. Vives, please take you a relaxing cup of café con leche with a porra of hot chocolate in the Castellana Street during the mediodía of la Vil de Madrid, with the good company of Torrente but never again with the General Francis Frank O'Onthemount.

    ResponderEliminar
  3. Cogido por los pelos. No hace falta que citéis toda la entrevista para darse cuenta de que el obispo no está legitimando cualquier ley que apruebe el parlamento de Cataluña, se está refiriendo al tema nacional o nacionalista: aquello que decida democráticamente el pueblo de Cataluña sobre su organización política será aceptado por la Iglesia y será objeto de su adaptación, probablemente con una conferencia episcopal "nacional" propia, no como la provincial Tarraconense que se tiene ahora.

    Este es el sentido de las declaraciones de Mons. Vives. No seais tan puntillosos. Parece que no podais destacar nada positivo de obispos como el de Urgell o Barcelona sinó lo compensais con alguna mancha, rescatándola del pasado o atribuyendo motivaciones mezquinas a palabras o actuaciones acertadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se puede valorar si un acto es bueno o malo, o justo o injusto, y podemos averiguar las posibles motivaciones de la persona que ha hecho este acto desde los datos disponibles. El resultado depende del valor de las argumentaciones.

      Eliminar
    2. Vives, el doctorando Vives, el que firma en su currículo "estudios de doctorado como una Carmen Chacón más, para despistar al personal, no es un sacerdote común que disparata sin apenas repercusión salvo en su entorno inmediato.

      Vives, el doctorando Vives, el que viene subrepticiamente a esta diócesis de sant Feliu a reunirse con sus peones, no es un zascandil trepador cualquiera.

      Vives, el doctorando Vives, es el que ha hecho declaraciones mostrencas como esa de sumarse a la aprobación de un Estatut contrario al derecho a la vida, partidario del matrimonio homosexual, entre otras lindezas contrarias al derecho natural, "perque el poble català ho ha decidit".

      Vives, el doctorando Vives, cometió el error (¿error? Yo estoy convencido que fue mala fe), concediendo valor moral a una decisión política que pervierte la doctrina social. No lo digo yo. Lo dijo la Conferencia Episcopal Italiana y el Pontífice.

      Vives, el doctorando Vives, podría dejar de asimilarse a la Vicepresidenta de la Generalidad (otra que mintió con una licenciatura inexistente mediante el juego de palabras "estudió la carrera de psicología"). Y con pareja formación que esta señora y muy similar decoro aboga por una opción que pugna contra la paz, el bien común y el principio de subsidariedad.

      Vives, el doctorando Vives, ¿por qué no acaba de una vez el doctorado y presenta la tesis? No fue decente que se postulara como presidente de la Comisión de Universidades y, creyéndose los electores que tenía efectivamente el doctorado, lo instalarán. Vergonzoso fue que Vives, el doctorando Vives, fuera apeado del cargo, no fuera reelegido (caso excepcional) porque el doctorando Vives, no era doctor. Pese a lo que dijera el curriculum.

      Eliminar
    3. Por poderse hacer, se puede hacer todo. Pero no es potestad nuestra juzgar el interior de las personas, sus íntimas motivaciones, lo que les lleva a una u otra acción, omisión o palabra. Nosotros sólo podemos atender al resultado final del ejercicio del libre albedrío del prójimo.


      El interior de las personas no lo podemos juzgar, eso es cosa de Dios. Y si algo hemos de añadir al frío análisis de un hecho o situación, es misericordia, tanto por principio como por conveniencia ya que con nuestra vara de medir seremos juzgados nosotros también.

      Eliminar
    4. Y conste que estos dos obispos no son santos de mi devoción ni modelo de lo que considero un buen pastor o sacerdote. Para mí, y ya que estamos en tiempo de prórroga, los dos atributos más importantes para un obispo son dos.

      Uno es la fe, la vida de oración, la confianza en el poder de la oración, de los sacramentos, los sacramentales, las devociones, la intercesión de la Virgen y los santos, etc.

      La otra es la capacidad de mando. Lo podría decir de manera más bruta refiriéndome a los atributos masculinos. Porque obispos muy devotos pero que no osen contradecir ni a su vicario para no molestarle, no sirven para el ministerio. A Dios rogando con el mazo dando.

      Eliminar
    5. Con lo bien que habla el anónimo de las 13:54 y lo santo que dice ser, y lo que dice tener.... quizá sería un buen obispo.

      Eliminar
  4. La cita del 31 enero 2012 era antes del cambio de Pontifice. Y desde esa fecha han transcurrido 19 meses de gran actividad política (sin calificarla) en Catalunya.
    Luego su postura cada vez más complicada de Jefe de Estado y de Obispo, ya me dirás si no ha tenido que ir cambiando.

    ResponderEliminar
  5. Un interesante artículo de Milenko en Infocatólica sobre el Cardenal Sistach y la aceptación del premio honorífico del masónico Rotary Club:

    http://infocatolica.com/blog/friocaliente.php/1310010919-cardenal-sistach-un-cristiano#c349913

    ResponderEliminar
  6. Sr. Antoninus Pius, como ya dije ayer en el comentario al articulo del Sr. Oriolt, Andorra es un pequeño principado con un gobierno muy peculiar y quizá antes opinar me parece oportuno, y espero que nadie se ofenda, por reseñar someramente su Historia.

    HISTORIA DE ANDORRA

    El primer documento en el que se nombra a Andorra es el acta de consagración de la catedral de Urgel, en el siglo IX, donde se señala que Andorra era un feudo del condado de Pau.

    En 1133 el conde Ermengol IV de Urgel cedió sus bienes al obispo de Urgel. Con posterioridad, los diferentes conflictos bélicos obligaron al obispo a someterse a la protección de la casa Caboet, cuyo heredero era el Conde de Foix.

    En 1278, y debido a numerosas disputas, se firmó el “Pariatge” entre el obispo de Urgel y el conde de Foix, un documento de reconciliación que dio origen a la institución del coprincipado.

    En 1288 se firmó el segundo "Pariatge".

    En los pariatges se firmaba un acuerdo de co-soberanía entre el obispo de Urgel y el conde de Foix. Andorra pagaba un tributo feudal al conde de Foix y al obispo de Urgel. Se discute la naturaleza constitucional de "Los Pariatges" y de hecho algunos autores los consideran la primera constitución europea; sin embargo, la naturaleza de esta concordia entre el conde de Foix y el obispo de Urgel parece relacionarse más con uno de tantos acuerdos y concordias feudales que con una constitución en sentido contemporáneo.

    El Parlamento actual, llamado Consell General (en castellano, Consejo General), se constituyó en el año 1419, con la creación de lo que entonces se llamó el Consell de la Terra (en castellano, Consejo de la Tierra).

    SIGLOS XVIII y XIX

    A comienzos del siglo XVIII, Andorra se mantuvo neutral en la Guerra de Sucesión Española. En 1715, el obispo de Urgel, Simeón de Guinda, dictó diversas normas en las que se indicaba a los Cónsules de los Valles de Andorra no obedecer ninguna orden que no fuera expedida por el rey de Francia o él mismo.

    En 1748, Antoni Fiter i Rossell, doctor en derecho y natural de Ordino, recopiló los usos y costumbres de Andorra en el Manual Digest.

    En este libro transcribió todo aquello que guardaban los archivos andorranos.

    En 1789, el estallido de la Revolución francesa colocó a Andorra entre dos potencias enfrentadas, Francia y España. Los revolucionarios franceses se negaron a mantener el pariatge por su origen feudal y quedó interrumpido, suspendiento también las relaciones con Francia y la percepción de los tributos de la Qüestia.

    En 1794, en plena guerra con España, un destacamento francés penetró hasta Soldeu en un intento de ocupar la Seo de Urgel. Una representación andorrana fue a Puigcerdá y convenció al general Chabret de que renunciara a aquella operación. En 1806, Napoleón restableció la tradición feudal y los derechos de conseñoría de Francia sobre el Principado de Andorra.

    Entre 1812 y 1814, cuando el Imperio francés se anexionó nominalmente Cataluña y la dividió en cuatro departamentos (Segre, Ter, Monserrat y Bocas del Ebro), Andorra formó parte del distrito de Puigcerdá, dentro del departamento del Segre.

    En 1866, un noble y rico propietario andorrano, Guillem d'Areny i Plandolit, encabezó una reforma en las instituciones de gobierno, la Nova Reforma.

    Esta peculiar historia hace que el Obispo, tanga dos cargos diferentes en una misma persona, como ya veíamos ayer. Esto es, tal como dice Antoninus, que como Jefe de Estado, no puede firmar leyes contra la moral catòlica. En cuanto a Cataluña, aquí no tiene que firmar nada.

    El es, hoy día, el Arzobispo de Urgel y no es el President de la Generalitat. No tiene que firmar ningún decreto. Aqui en Cataluña, puede mostrarse como quiera, que practicamente solo Dios le pedirá cuentas, aunque muchas veces esa ambigüedad turbe a más de uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "...la naturaleza de esta concordia entre el conde de Foix y el obispo de Urgel parece relacionarse más con uno de tantos acuerdos y concordias feudales que con una constitución en sentido contemporáneo."

      Evidentemente, es una institución propia del Antiguo Régimen de Vieja Planta: acuerdos entre señores feudales y señores episcopales, en medio de un vacío de poder monárquico.

      Algunos querrán equipararlo a una federación, confederación, Alianza de las Civilizaciones o el Imperio Contraataca, pero esta institución hay que encuadrarla en su contexto.


      "El es, hoy día, el Arzobispo de Urgel y no es el President de la Generalitat. No tiene que firmar ningún decreto. Aqui en Cataluña, puede mostrarse como quiera, que practicamente solo Dios le pedirá cuentas, aunque muchas veces esa ambigüedad turbe a más de uno."

      La Generalidad de Cataluña es un invento, es decir, una invención, que hizo la comisión formada por Macià y tres ministros representantes del gobierno provisional de la II República el 16 de abril de 1931, si recuerdo bien, a los pocos días de proclamar Macià la República catalana.

      El nombre verdadero sería Diputación del General, se adscribió en el Antiguo Régimen de Vieja Planta (Corts, Consell de Cent; Costums y Constitucions; clases estamentales: clero, noble, burgués; Dios, España y Rey), dependía de las Cortes, sus representantes no se llamaban "Presidentes" sino diputados residentes en Barcelona, y la casi totalidad de dichos falsos "Presidentes de la Generalidad" pertenecían al alto estamento eclesiástico; su derecho se basaba en el derecho romano, canónico, feudal, consuetudinario y real; su base de valores era el catolicismo romano.

      La antigua Diputación del General y la actual Generalidad no tienen nada que ver en nada pero nada de nada, y su conexión es una fantasía jurídico-histórica que se mantiene en la actualidad sólo para conservar el símbolo político de 1714 y vivir de sus rentas político-electorales.

      Pero los corruptos y corruptores políticos de la Generalidad nada tiene que ver con la Diputación del General de base católica, española y monárquica.

      Eliminar
  7. Estic convençut que a hores d'ara la Tarraconense ja té redactat un manifest sobre les bondats de la consulta i potser fins i tot de la independència del poble català. Si es penseu que hi haurà una part dels bisbes que donin l'esquena al poble aneu equivocats. No confongueu el silenci amb una actitud crítica, ja que només són prudents com s'espera d'uns bons pastors.

    ResponderEliminar
  8. No home, no. Això seria tan nociu com redactar-ne un a favor de la unitat d'Espanya o de la Constitució del 78. No cal que es pronunciin. És un tema eminentment civil aquest, molt profà. Que els bisbes en parlin és com si els polítics parléssin sobre l'ordre en la liturgia de la missa!

    Com a ciutadans que també són que pensin i votin el que creguin en consciència, igual que tots.

    ResponderEliminar
  9. "De poble" he enviado tu mensaje a un amigo que sabe catalán y me lo ha reenviado traducido. Como se del precioso amor que tenéis a vuestra lengua catalana he hecho este esfuerzo. Pero no te creas que disponemos ni de tanto tiempo ni de tanto dinero como en el Senado para comprarnos pinganillos para los oídos ni para pagar traductores. Me consta que Mosen Cinto Verdaguer compuso unas poesías de sublime encanto a la cima del Canigó. Para que entiendas que nos alegramos de que poseáis tan sentida lengua.
    Pienso que la Tarraconense no está para respaldar esas posiciones independentistas. Máxime en unos momentos delicados en que los cristianos debemos mantenernos unidos. Pues que no ves en la misma Cataluña que el islám
    os está penetrando sibilinamente? Nos conviene la unión. Y de libertades las tenéis hoy más que nunca en toda la historia de Cataluña. Más que nunca.

    ResponderEliminar