jueves, 31 de octubre de 2013

NO al Halloween

En Vigilias de la Solemnidad de Todos los Santos, una buena parte de nuestra sociedad se prepara para celebrar el "Halloween", una fiesta que nada tiene que ver con nuestra fe cristiana. Es por ello que desde Germinans os ofrecemos este video para conocer los orígenes de esta ccelebración pagana y su contraposición con lo que verdaderamente tenemos que celebrar, que es el recuerdo de aquellos que son modelo y testimonio de coherencia cristiana, es decir TODOS LOS SANTOS.

Desde este humilde rincón pedimos a todos los buenos cristianos que se nieguen a participar y a fomentar el Halloween y que trasmitan este video o sus contenidos a todos sus seres más queridos, especialmente los más pequeños, que se ilusionan con una fiesta que comporta muchos anti-valores cristianos.

Ya hace unos años que algunas parroquias y grupos cristianos, incluso alguna diócesis como la de Alcalá de Henares, promocionan una fiesta paralela al Halloween denominada "Hollywin" en que los niños y también los no tan niños pueden disfrazarse pero no de personajes siniestros o relacionados con la muerte y la brujería sino con los verdaderos protagonistas de esta fiesta cristiana, los SANTOS o los ÁNGELES.

Como acostumbra a sucerder en nuestra diócesis barcelonesa y en especial en la mayoría de diócesis catalanas, no sólo no se promocionan este tipo de propuestas evangelizadoras, sino que se suele hacer un silencio "oficial" ante la celebración del Halloween, contribuyendo así a la progresiva secularización de la sociedad. Incluso en instituciones de la Iglesia como son algunos colegios religosos organizan desde la misma comunidad "educativa" la fiesta pagana mientras que a los niños ni siquiera se les explica el sentido de la Fiesta de Todos los Santos (1 de noviembre) y la Conmemoración de los Fieles Difuntos (2 de noviembre).

¡FELIZ FIESTA DE TODOS LOS SANTOS!

El Directorio de Mayo Floreal
de Germinans Germinabit

10 comentarios:

  1. Como acostumbra a sucerder en nuestra diócesis barcelonesa y en especial en la mayoría de diócesis catalanas, no sólo no se promocionan este tipo de propuestas evangelizadoras, sino que se suele hacer un silencio "oficial" ante la celebración del Halloween, contribuyendo así a la progresiva secularización de la sociedad. Incluso en instituciones de la Iglesia como son algunos colegios religosos organizan desde la misma comunidad "educativa" la fiesta pagana mientras que a los niños ni siquiera se les explica el sentido de la Fiesta de Todos los Santos (1 de noviembre) y la Conmemoración de los Fieles Difuntos (2 de noviembre).

    - Creo que tiene una fácil solución. Si H.en es un problema para la catolicidad, y los obispos no dicen nada y los religiosos de la educación tampoco, entonces debe de intervenir Francisco I y decir la verdad de H.en.

    La autoridad del Papa solucionaria de una vez el problema de H.en, y nos evitaríamos toda esta confusión cada año.

    ¡Francisco, di algo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Anónimo de las 23,52

      El problema del Halloweey, es un problema de fe y esperanza cristiasna. No deja de ser una iniciativa más de la sociedad de consumo en la que estamos inmersos.

      El Santo Padre en la homilía de hoy, fiesta de Todos los Santos que celebramos nos recuerda que que la meta de nuestra existencia no es la muerte, sino el paraíso.

      Lo escribe en apóstol Juan: “Lo que seremos no ha sido aún revelado. Sabemos entretanto que cuando él se habrá manifestado, nosotros seremos similares a él, porque lo veremos como él es” (1Gv 3,2).

      Los santos, los amigos de Dios, nos aseguran que esta promesa no desilusiona. En su existencia terrena de hecho han vivido en comunión profunda con Dios. En el rostro de los hermanos más pequeños y despreciados han visto el rostro de Dios y ahora lo contemplan cara a cara en su belleza gloriosa.

      Los santos no son superhombres, ni han nacido perfectos. Son como nosotros, como cada uno de nosotros, son personas que antes de alcanzar la gloria del cielo han vivido una vida normal, con alegrías y dolores, fatigas y esperanzas.

      Pero ¿qué les ha cambiado su vida? El amor de Dios, lo han seguido con todo el corazón, sin condiciones ni hipocresías. Han empleado su vida al servicio de los otros, han soportado el sufrimiento y adversidades sin odiar y respondiendo al mal con bien, difundiendo alegría y paz. Esta es la vía de los santos: personas que por amor de Dios en su vida no le han puesto condiciones a él; no han sido hipócritas, hay empleado su vida para servir al prójimo, han sufrido tantas adversidades pero sin odiar.

      Los santos no han odiado nunca. ¿Han entendido bien esto?: el amor es de Dios, ¿pero el odio de donde viene? ¡El odio no viene de Dios, sino del diablo! Y los santos se han alejado del diablo. Los santo son hombres y mujeres que tienen la alegría en el corazón y la transmiten a los otros. Nunca odiar, sino servir a los otros, a los más necesitados, rezar y vivir en la alegría. ¡Este es el camino de la santidad!

      Ser santos no es un privilegio de pocos, como quien tuvo una gran herencia. Todos nosotros en el bautismo hemos recibido la herencia que nos permite ser santos. La santidad es una vocación para todos. Todos por lo tanto estamos llamados a caminar en el camino de la santidad y este camino tiene un nombre y un rostro: el rostro de Jesucristo.

      Él nos enseña a volvernos santos. Él en el evangelio nos muestra el camino: el de las beatitudes. El reino de los cielos, de hecho es para quienes no pone su seguridad en las cosas sino en el amor de Dios; para quienes tiene un corazón simple, humilde, no presumen de ser justos y no juzgan a los otros. Quienes saben sufrir con quien sufre y alegrarse con quien se alegra, no son violentos pero misericordiosos y tratan de ser operarios de reconciliación y de paz. El santo, la santa es artífice de reconciliación y de paz; ayuda siempre a la gente a reconciliarse y ayuda siempre para que haya paz. ¡Es así de linda la santidad; es un hermoso camino!

      Hoy, en esta fiesta, los santos nos dan un mensaje. Nos dicen: ¡tengan confianza en el Señor, porque el Señor no desilusiona! No desilusiona nunca, es un buen amigo a nuestro lado. Con su testimonio los santos nos alientan a no tener miedo de ir contracorriente o de ser incomprendidos o ser ridicularizados cuando hablamos de él y del evangelio.

      Nos demuestran con su vida que quien es fiel a Dios y a su palabra experimenta ya en esta tierra la calidez de su amor y después el 'ciento' en la eternidad. Esto es lo que esperamos y le pedimos al Señor para nuestros hermanos y hermanas difuntos. Con sabiduría la Iglesia puso en secuencia la fiesta de Todos los Santos y la conmemoración de todos los fieles difuntos. A nuestra oración de alabanza a Dios y de veneración de los espíritus beatos se une la oración de sufragio por cuantos nos precedieron en el paso de este mundo a la vida eterna.

      Confiamos nuestra oración a la intercesión de María Reina de todos los santos.

      Eliminar
    2. como bien dice el Sr. Trenchs, esto es un problema de la sociedad de consumo en la que estamos metidos hasta el cuello. Imagínense, de observar una CONMEMORACIÓN para ir a los cementerios donde "sólo" las floristerías sacan provecho a tener una FIESTA en la que todos los sectores de ocio pueden hacer dinero: los que atienden a los ninyos y los que atienden a los mayores. Hasta ahora esto se había podido mantener a raya porque había una división entre el mundo anglosajón y el nuestro, además de que todavía había una cierta presencia religiosa cristiana en nuestra sociedad.
      Pero con la globalización y la secularización casi completa de la sociedad, ya no hay nada que pueda parar al "Halloween". En mi opinión, los cristianos hemos vuelto a las catacumbas y lo que nos queda es defender nuestra verdad desde ahí, ser un ejemplo desde ahí, con la esperanza activa de que cambiaremos las cosas. Sin resignación, pero aceptando cómo están las cosas hoy en día. Y no todo es malo, porque si bien antes (hablo de hace 25 anyos o más) la masa se declaraba cristiana, hoy podemos ver que era una declaración superficial. Hoy en día quedan sólo los verdaderos cristianos. Es ese núcleo consciente de serlo el que puede revertir la situación. Por supuesto, la Iglesia tiene una misión fundamental en revertir el proceso de vaciado. Páginas como germinans son un muy buen ejemplo.

      Eliminar
  2. No es cierto que en nuestra archidiócesis se haga silencio ante Halloween. De hecho desde la Pastoral Juvenil se promociona el HOLYween a través de sus jóvenes evangelizadores: Sentinelles del Matí.
    Promueven que cada católico muestre una foto con el Santo o Beato que uno le tiene especial devoción o le es su modelo de vida y lo publique en su Facebook, twitter, whatsapp, o demás redes sociales, así como en cada puerta de entrada de cada casa, balcón y en los exteriores de cada iglesia, colegio cristiano, movimiento y asociación, mediante grandes pancartas con la faz del Santo o Beato escogido y una breve descripción.
    No se trata de ir contra nadie o de hacer polémica, simplemente se pretende que todo el mundo sepa cuál es el sentido que damos los cristianos a esta importante fiesta, que es la Belleza de la Santidad Cristiana y que todos estamos llamados a ella.
    Además los Sentinelles del Matí han hecho una llamada para quien quiera libremente pueda pasar la noche de Adoración Eucarística en la Capilla de las Hermanas Agustinas (c/ Copèrnic, 26, cantonada amb el c/ Vallmajor - FGC: Bonanova) que el Santísimo estará expuesto de 22h del día 30 de octubre hasta las 9h30 del viernes 1 de noviembre.

    Más info: https://www.facebook.com/Sentinellesdelmati
    Página oficial de Sentinelle del Mattino: http://www.sentinelledelmattino.org/blog/2013/10/holyween-un-santo-su-ogni-porta/

    Feliz noche de HOLYween y sobretodo FELIZ FIESTA DE TODOS LOS SANTOS y Fieles Difuntos.

    ResponderEliminar
  3. La acción pastoral a través de los medios de comunicación social ha sido objeto de seguimiento por parte de los Obispos de Cataluña, y han emitido la siguiente Nota como conclusión de su reflexión:

    "SOBRE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN"

    "Los Obispos que formamos la Conferencia Episcopal Tarraconense, atendiendo a las quejas que recibimos de muchos fieles , lamentamos el clima de agresividad y la manipulación de contenidos que se están dando en algunos medios de comunicación de todo el Estado Español, sobre todo en relación a la situación política y social de Cataluña.

    "Más en concreto, creemos que produce un grave escándalo a muchos miembros de la comunidad católica de nuestras Diócesis y también a nosotros, el hecho de que el Canal de televisión 13tv, que debe respetar las personas y las instituciones según su ideario, en algunos de sus informativos y tertulias, opte por el desprecio, la descalificación e incluso el insulto. Pedimos que este medio televisivo sea siempre factor de comprensión y diálogo responsable y fructífero.

    "En estos momentos conviene que todo el mundo haga un esfuerzo para defender y promover una cultura del respeto, la tolerancia, el diálogo y la solidaridad entre las personas y los pueblos, tal como enseña repetidamente la Doctrina Social de la Iglesia."

    Los Arzobispos y Obispos de las Diócesis de Cataluña.
    Tiana, 31 de octubre de 2013.

    ResponderEliminar
  4. NOTA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL TARRACONENSE

    El pasado 13 de octubre fueron beatificados 522 mártires de la persecución religiosa del siglo XX en España. Muchos de estos testigos de la fe habían nacido o vivido en nuestras Diócesis, que han sido fecundadas por la sangre de estos mártires. Su beatificación no debe ser simplemente un acto que quede para la historia, sino un nuevo impulso en el camino de la fe de nuestras Iglesias, una gracia de Pentecostés. La celebración en Tarragona ha sido un placer, pero también un compromiso para todos, que tenemos que concretar con iniciativas pastorales que sean expresión y fruto del Año de la Fe que estamos celebrando.

    Los Obispos de Cataluña pensamos que, tal como pidió el beato Juan Pablo II, «es necesario que las Iglesias locales hagan todo lo posible para no perder el recuerdo de aquellos que han sufrido el martirio» (TMA 37). Y al mismo tiempo el mismo Papa nos pedía, de forma bien solemne, el compromiso de realizar una verdadera «purificación de la memoria». En este sentido, no nos cuesta reiterar lo que ya afirmó: «Somos conscientes de las carencias y los errores que, como miembros de la Iglesia, hayamos podido cometer en un pasado más o menos lejano, y humildemente pedimos perdón; pero a la vez somos también conscientes del papel insustituible que ha tenido la Iglesia y el cristianismo en la historia milenaria de Cataluña» (Al servei del nostre poble, 22).

    Por ello, así como en el pasado reciente, la Iglesia luchó decididamente a favor de la reconciliación, los derechos humanos y el restablecimiento de las libertades, en tiempos muy difíciles y mucho antes de la transición democrática, ahora también nos comprometemos a trabajar por la reconciliación entre todos los ciudadanos y para la curación de las heridas que aún pudieran quedar abiertas y que habría que cerrar con la generosidad de todos.

    Deseamos que se siga investigando el período histórico que incluye la II República, la Guerra civil, la Dictadura y la recuperación de la Democracia, ya que creemos que conocer la verdad será una ayuda al esclarecimiento de la historia, conducirá a la paz y a la auténtica reconciliación entre todos los ciudadanos de nuestra tierra.

    Los Obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense.

    Tiana, 31 de octubre de 2013.

    ResponderEliminar
  5. Al equipo de Germinans Germinabit, gracias por ese video ilustrativo de esa fiesta pagana.

    Al mismo tiempo deseo una FELIZ FIESTA DE TODOS LOS SANTOS a todo el equipo de Germinans y a sus amables lectores.

    LOS CATÓLICOS Y HALLOWEEN

    Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas:

    ¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos en las puertas, etc.)? Respecto de la conducta de los demás se puede leer el criterio de Nuestro Señor Jesucristo en Lc 6,31.

    ¿Qué experiencia (moral o religiosa) queda en el niño que para "divertirse" ha usado disfraces de diablos, brujas, muertos, monstruos, vampiros y demás personajes relacionados principalmente con el mal y el ocultismo, sobre todo cuando la televisión y el cine identifican estos disfraces con personajes contrarios a la sana moral, a la fe y a los valores del Evangelio.? Veamos qué dice Nuestro Señor Jesucristo del mal y lo malo en Mt. 7,17. Mt. 6,13. La Palabra de Dios nos habla de esto también en 1ª Pe. 3, 8-12.

    ¿Cómo podemos justificar como padres de una familia cristiana que nuestros hijos, el día de Halloween hagan daño a las propiedades ajenas? ¿No seríamos totalmente incongruentes con la educación que hemos venido proponiendo en la cual se debe respetar a los demás y que las travesuras o maldades no son buenas? ¿No sería esto aceptar que, por lo menos, una vez al año se puede hacer el mal al prójimo? ¡Qué nos enseña Nuestro Señor Jesucristo sobre el prójimo? Leamos Mt. 22, 37-40

    Con los disfraces y la identificación que existe con los personajes del cine ... ¿no estamos promoviendo en la conciencia de los pequeños que el mal y el demonio son solo fantasías, un mundo irreal que nada tiene que ver con nuestras vidas y que por lo tanto no nos afectan? La Palabra de Dios afirma la existencia del diablo, del enemigo de Dios en St. 4,7 1ª Pe 5,18 Ef. 6,11 Lc. 4,2 Lc. 25, 41

    ¿Qué experiencia religiosa o moral queda después de la fiesta del halloween?

    ¿No es Halloween otra forma de relativismo religioso con la cual vamos permitiendo que nuestra fe y nuestra vida cristianas se vean debilitadas?

    Si aceptamos todas estas ideas y las tomamos a la ligera en "aras de la diversión de los niños" ¿Qué diremos a los jóvenes (a quienes durante su infancia les permitimos jugar al Halloween) cuando acudan a los brujos, hechiceros, médiums, y los que leen las cartas y todas esas actividades contrarias a lo que nos enseña la Biblia?

    Es que nosotros, como cristianos, mensajeros de la paz, el amor, la justicia, portadores de la luz para el mundo ¿podemos identificarnos con una actividad en donde todos sus elementos hablan de temor, injusticia, miedo y oscuridad? Sobre el tema de la paz podemos leer Fil. 4,9 Gál. 5,22. Ver qué dice Jesús sobre esto en Mt. 5,14 Jn. 8,12

    Si somos sinceros con nosotros mismos y buscamos ser fieles a los valores de la Iglesia Católica, llegaremos a la conclusión de que el Halloween no tiene nada que ver con nuestro recuerdo cristiano de los Fieles Difuntos, y que todas sus connotaciones son nocivas y contrarias a los principios elementales de nuestra fe.

    ResponderEliminar
  6. ¡Uf! ¡Todo esto del video da miedo!

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo con el directorio del mayo floreal y espero que sigan en esta línea cuando llegue carnaval y para rematar la fiesta de la Navidad de Santa claus de la coca-cola, invento de la década de los vente del siglo pasado. Al loro con la invasión de la pérfida albión en formas estadounidenses de colonización cultural! Jalogüín para los yanquis! Aquí -como mucho. castañas y boniatus!
    Ans.

    ResponderEliminar
  8. El Papa Francisco dedicó la Audiencia General del pasado miércoles dia 30, a explicar la afirmación del Credo "Creo en la Comunión de los Santos" y explicó que la experiencia de la comunión fraterna nos lleva a la comunión con Dios. A continuación un amplio resumen de su catequesis:

    Hoy, me gustaría hablar de una realidad muy bonita de nuestra fe, es decir, la "comunión de los santos". El Catecismo de la Iglesia Católica nos recuerda que este término hace referencia a dos realidades: la comunión en las cosas santas, y la comunión entre las personas santas (núm. 948).

    Me centro en el segundo significado: se trata de una verdad de las más consoladoras de nuestra fe, porque nos recuerda que no estamos solos, sino que existe una comunión de vida entre todos los que pertenecen a Cristo. Una comunión que nace de la fe; de hecho, el término "santos" se refiere a aquellos que creen en el Señor Jesús, y son incorporados a Él en la Iglesia a través del Bautismo. Por eso los primeros cristianos también fueron llamados "santos" (cf. Hch 9,13.32.41, Romanos 8:27, 1 Corintios 6:01).

    1.- El Evangelio de Juan dice que, antes de su Pasión, Jesús rezó al Padre por la comunión entre los discípulos, con estas palabras: "Que todos sean uno: como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste".(17:21).

    2.- Si existe este enraizamiento en la fuente del Amor, que es Dios, entonces también existe el movimiento recíproco: de los hermanos a Dios; la experiencia de la comunión fraterna que me lleva a la comunión con Dios. Estar unidos entre nosotros nos lleva a estar unidos con Dios, a esta unión con Dios que es nuestro Padre. Nuestra fe necesita el apoyo de los demás, ¡especialmente en los momentos difíciles! Y si estamos unidos, la fe se hace fuerte.

    ¡Qué hermoso es apoyarse mutuamente en la aventura maravillosa de la fe!

    Todos somos frágiles, todos tenemos limitaciones: no se asusten. ¡Todos las tenemos! Sin embargo, en estos momentos difíciles hay que confiar en la ayuda de Dios, a través de la oración filial, y al mismo tiempo, es importante encontrar el coraje y la humildad para estar abiertos a los demás, para pedir ayuda, para que nos den una mano: "dame una mano, tengo este problema". ¡Cuántas veces lo hemos hecho! Y luego, hemos conseguido superar el problema y encontrar a Dios, otra vez. En esta comunión -comunión quiere decir ‘común unión’, todos unidos, unión común- en esta comunión somos una gran familia, todos nosotros, donde todos los miembros se ayudan y se apoyan mutuamente.

    3.- Y ahora vengamos a otro aspecto: la comunión de los santos va más allá de la vida terrena, va más allá de la muerte y dura para siempre. Esta unión entre nosotros va más allá y continúa en la otra vida. Es una unión espiritual que nace del Bautismo, no se trunca con la muerte, sino que, gracias a que Cristo ha resucitado, está destinada a encontrar su plenitud en la vida eterna.

    Hay un vínculo profundo e indisoluble entre los que todavía son peregrinos en este mundo, entre nosotros, y los que han cruzado el umbral de la muerte a la eternidad. Todos los bautizados en la tierra, las almas del Purgatorio y todos los beatos que están ya en el Paraíso forman una única gran Familia. Esta comunión entre tierra y cielo se realiza sobre todo en la oración de intercesión.

    Queridos amigos, tenemos esta belleza, la memoria de la fe: es una realidad nuestra, de todos, que nos hace hermanos, que nos acompañamos en el camino de la vida, y nos vamos a encontrar de nuevo, allí arriba, en el Cielo. Vayamos por este camino con confianza, con alegría.

    Un cristiano debe ser alegre, con la alegría de tener a tantos hermanos bautizados que caminan con nosotros, y también con la ayuda de nuestros hermanos y hermanas que hacen este viaje para ir al Cielo, y también con la ayuda de nuestros hermanos y hermanas que están en el Cielo y rezan a Jesús por nosotros. ¡Adelante por este camino, y con alegría!

    ResponderEliminar