miércoles, 16 de octubre de 2013

El vicario episcopal y clericalista Segis pasa del beato de su parroquia

Ignasi-Emilià Guilà Ximenes
Nuevamente es noticia la ciudad paradigma de los estragos cometidos por el progresismo eclesial: Mataró. Nos pusimos en contacto, por medio de terceras personas, con algunos amigos de la localidad para conocer cómo participarían de las beatificaciones de Tarragona, habida cuenta de que un hijo de la parroquia de Santa María, el monje de Monserrat Ignasi Guilà i Ximenes (germà Emilià) (1914-1936) había sido bautizado en ella y allí se había criado.

Ignasi Guilà todavía posee familia lejana en Mataró. Un hermano suyo, Ramón Guilà Ximenes, también fue víctima de la persecución de 1936 y  se encuentra en la causa de beatificación aún en curso de los “fejocistas” (FJC, la Federació de Joves Cristians). Sabíamos de ello gracias a una monografía publicada en su día por Mn. Salvador Novell, hijo también de Mataró.

En la parroquia de Santa Maria de Mataró, en ningún momento -ni el mismo domingo pasado- se hizo mención alguna expresa de la figura del hermano benedictino Emilià-Ignasi Guilà Ximenes ni de la beatificación de Tarragona. Ni de su persona en concreto ni de la beatificación en general. Como si el beato Guilà hubiera sido hijo de Sebastopol. Así lo pudimos contrastar también por otras vías. Todo ello mientras un autocar de la pequeña villa de Camprodon se dirigía lleno de feligreses a Tarragona para asistir a la magna beatificación. El motivo: un hijo de la población pirenaica y religioso de los Hijos de la Sagrada Familia del P. Manyanet, Josep Vila i Barri (Camprodon 1910-1936) se encontraba entre los nuevos 522 beatos mártires.

El vicario episcopal Segis se superó a sí mismo e incluso a la TV3 de CiU, que cubrió la noticia en sus informativos, pero que no retransmitió la celebración de Tarragona por ninguno de sus 7 canales.  Un medio siempre tendencioso y hostil con el catolicismo no-progresista que, pese a ello, no llegó en esta ocasión a las cotas de paroxismo anticatólico de otras ocasiones.

El párroco Segis pasó de la beatificación en general y del beato Guilà en particular. Él se lo perdió. De la alegría y gozo que allí se vivió como de oír una extraordinaria homilía, la del cardenal Amato, de un nivel y profundidad que ya nos gustaría que luciesen las mitras barcelonesas. 

Segis, cofrade del gremio del reloj parado, se alineó con Montserrat, cenobio al que parece que le duele que le hayan beatificado 23 de sus monjes. El abad Soler hubiera preferido una ceremonia de pequeño formato para “élites” en su monasterio y no mezclarse con el gentío y la catolicidad, como se vivió en Tarragona el pasado domingo. Así lo manifestó al final del artículo que publicó semanas antes en La Vanguardia sobre la beatificación. Un endogámico artículo donde tenía que justificarse delante del star-system bienpensante, que no da nada por nada y que le incorpora y le reserva la silla por ser de la “Església que sí ens entén”. De los nuestros.

Los encargados de la organización de la beatificación de Tarragona fueron personas muy cabales. Actuaron con un sentido común tan poco común en el panorama eclesial local catalán, que nos lleva a pensar que realmente creían en el sentido profundo de lo que allí se estaba celebrando.

Los Hijos de la Sagrada Família (P. Manyanet)
catalanes beatificados el pasado domingo.
Entre ellos Josep Vila

Resaltaríamos entre otros aspectos: los lemas y logos escogidos; los ingentes esfuerzos para despolitizar el acto; las prohibiciones de banderas, habida cuenta de la peculiar situación política que se vive hoy en Cataluña, donde cualquier mínimo gesto se interpreta a favor o en contra de un determinado sentimiento nacional; la brillante y valiente homilía del cardenal Amato; los planos cortos en TV para no desviar la atención de lo que pasaba en el altar; la mesura de Rouco; el sensato equilibrio entre el castellano y el catalán (habida cuenta de que estábamos en Tarragona); las referencias al martirio de los santos Fructuoso, Augurio y Eulogio de Tarraco; etc… Tengo que darle la razón a nuestro Oriolt, que con esta sensibilidad -que me recordaba al espíritu de moderación, reconciliación, consenso y concordia de la Transición incluso hasta en lo estético-  no sólo nos ahorraríamos muchos disgustos eclesiales, sino incluso nacionales. Y esto último vale tanto para cierta “Barcelona” política, como para cierto “Madrid” político.

Y mientras los “carcas” organizadores se esforzaban en todo ello (repescando el espíritu de la Transición -tan marcado por el cristianismo- para afrontar una beatificación de mártires de la Guerra Civil); los “modernos” del reloj parado se situaban en el lado contrario diciendo y gesticulando contra la beatificación. Incluso con acomplejada presencia eclesial.

Los del reloj parado viven de la caricatura: porque ellos mismos son una caricatura. Entendieron la beatificación como un acto político: porque para ellos sólo hay actos políticos. Soler no quería haberse visto mezclado con los previsibles “fachas” de la beatificación. Con las “hordas” que nos describía con ironía Oriolt el martes. Segis pasó de beatificación porque los beatos eran “franquistas”, muertos por Dios “y por España”. Estos personajes, con estas empanadas mentales, son los que encabezan parroquias como las de Santa María de Mataró.

Si hubiera sido un poco más espabilado, a lo mejor se hubiera informado sobre el tema como ha procurado y divulgado el obispo de Vic con los beatos relacionados con su diócesis.  Y eso que la beatificación no afectaba a sacerdotes diocesanos incardinados en su obispado.

Pero el interés de Segis ha sido nulo. Así, encasillado en sus simplificaciones, no ha podido descubrir ni la figura del nuevo beato Miquel Vilatimó i Costa (1890-1936), canónigo de Tarragona y “muy señalado por su catalanismo” como reseñan los informes que se redactaron en aquella época sobre “la cuestión catalana”. Ver Analecta Sacra Tarraconensia, 86 (2013) y “La recepció dels bisbes de la Tarraconense dels decrets de la Santa Seu (1928-1929) sobre la Qüestió Catalana” (pg. 327).

Y todo ello NO para concluir que el Dr. Vilatimó ha sido beatificado por catalanista, sino para demostrar lo miope y estrecho de las composiciones de lugar de los recelosos de la beatificación del pasado domingo en Tarragona. Las composiciones de lugar de los que de tanto ignorar el pasado y de caricaturizarlo, se han convertido en los más reaccionarios: verdaderos cofrades del gremio “del reloj parado”.

Fèlix Bitllet Campeny  

22 comentarios:

  1. La “Església que sí ens entén” 1/317 de octubre de 2013, 0:56

    Los de la “Església que sí ens entén”, como consecuencia de la macrobeatificación de Tarragona, han solicitado que la Iglesia jerárquica debe pedir perdón por las víctimas del franquismo y la ayuda prestada a éste.

    Antes de pedir perdón, aunque sea un perdón genérico, hay que saber la verdad histórica de forma rigurosa y completa, a través de una comisión de expertos que establezca dicha realidad auténtica, tal como hicieron muchas comisiones de verdad y reconciliación, aunque el tiempo transcurrido y las circunstancias de los hechos presenten hoy en día dificultades insuperables para llegar a una conclusión razonable en conciencia.

    En primer lugar, hay que establecer que la II República cometió crímenes contra la Humanidad que no prescriben contra ciudadanos inocentes y pacíficos:

    1. La II República de Azaña y la Generalidad de la ERC de Companys fueron las primeras instituciones democrático-liberales del mundo que conservaron su apariencia formal de legitimidad constitucional, pero que en la materialidad efectiva real se constituyó en un régimen antidemocrático, totalitario y tiránico, violador sistemático de los derechos y libertades humanos y fundamentales de la constitución republicana, y violento hasta el exterminio programado (homilia Amato).

    2. Detenidos desaparecidos, ejecutados y torturados con resultado de muerte, lesiones o incapacitación.

    3. Secuestros y atentados contra la vida de las personas y otros actos ilícitos, cometidos por particulares bajo pretextos políticos o económicos.

    4. Robo, expoliación y destrucción de patrimonio archivístico, artístico y mobiliario eclesiástico y privado.

    5. Destrucción o incautación sin indemnización de bienes inmuebles eclesiásticos y privados.

    6. Los particulares cometieron violaciones de los derechos humanos, bajo pretextos políticos, con la complicidad del poder público del propio Estado, la II República y la Generalidad, quienes detentaban el monopolio de la fuerza pública, obteniendo la garantía de la omisión y la dejación de funciones de sus funcionarios en los aspectos de denuncia, investigación y castigo de los crímenes.

    7. La II República y la Generalidad es responsable moral de todo acto de sus funcionarios o agentes a su servicio que fuera ejecutado o bien bajo el amparo de la legalidad y autoridad (cumplimiento de normas u órdenes públicas), o bien sin estar cubiertos por éstas pero contando tanto con la ratificación expresa o tácita del Estado como con la protección o inacción de éste para obtener la impunidad.

    8. Responsabilidad moral o ética, histórica y jurídica de las instituciones republicanas.

    9. Mantener y buscar el poder político mediante abusos y atrocidades contra los derechos humanos, fuera del imperio de la ley republicana y dotados de un carácter único debido a su gravedad, reiteración y planificación (asesinato de Nin).

    10. Hay una relación indisoluble entre la Revolución de Octubre de 1934 y la Guerra Civil. El proceso de quiebra del orden democrático-liberal republicano y el clima de división civil consecuente, fue por culpa de las propias izquierdas y nacionalistas, lo que puso objetivamente en riesgo de vulneración y ataque masivo de los derechos humanos de personas pacíficas y desarmadas.

    ResponderEliminar
  2. La "Església que sí ens entén" 2/317 de octubre de 2013, 1:01

    A. En relación con la Iglesia y el franquismo, cabe ver tres tipos de relaciones con el régimen de Franco:

    1. La Carta colectiva de los obispos españoles a los obispos de todo el mundo con motivo de la guerra en España, Pamplona, 1 de julio de 1937. La Iglesia dice que no quiso, no buscó, no provocó ni conspiró la guerra, la quiso evitar, que ha sido la principal víctima, explica sus antecedentes en el deterioro político del quinquenio anterior y argumenta que considera justa la guerra y el apoyo a un bando. Esta Carta va en la línea de la homilia de Amato: programa demoníaco de exterminio.

    2. Participación de los obispos como Procuradores designados en las Cortes Españolas: puede compararse como los Loores espirituales (obispos anglicanos) de la Cámara inglesa de los Loores. Fueron Procuradores en Cortes José Guerra Campos (obispo de Cuenca) y los de Madrid, Toledo, Sevilla, Granada, León, Burgos, Santiago y Barcelona en 1943. Un reproche puede ser la omisión legislativa sobre indemnizaciones y reparaciones.

    3. Franco bajo palio. Franco era un católico practicante de misa y Rosario diario, profundo adorador eucarístico ("La Divina Eucaristía", Padre Valentín de San José, Carmelita Descalzo), de quien se dice que vio milagros en situaciones difíciles (“Francisco Franco, cristiano ejemplar”, Manuel Garrido Bonaño, benedictino), y tuvo los consejos de la madre Ramona “La Catalana” en muchas ayudas sobrenaturales: Ramona le hablaba despacio en catalán por desconocer el castellano. (“Ramona María del Remedio Llimargas Soler”, Padre Pedro Fernández Rodríguez D.P., Fundadora Hermanas Jesús Paciente, Masía Can Trilla, Barcelona).

    4. El franquismo no fue un régimen democrático, se constextualiza en una época de desprestigio de la república, la monarquía, el marxismo y la democracia-liberal.

    B. A la hora de considerar sobre si la Iglesia debe de pedir perdón por su relación con el franquismo, me centraré en los tres obispos que tuvo Barcelona durante el franquismo: Modrego, Marcelo y Jubany.

    1. Gregorio Modrego Casaus (1942-67) tiene una carta de felicitación del futuro San Juan XXIII [1]:

    “Elevado a la ilustre y venerable sede Episcopal de Barcelona, nada escatimaste para que, tras las destrucciones y las ruinas, resurgiera la antigua piedad de este ínclito pueblo y floreciese la vida católica con remozado vigor. Entre otras cosas, levantaste desde sus cimientos muchísimos templos, erigiste numerosas parroquias, y, con laudable afán, solícito de la situación de los fieles necesitados, fomentaste la edificación de viviendas populares en gran número y de adecuada estructura. En los anales barceloneses resplandece esculpido con letras de oro el imperecedero recuerdo del XXXV Congreso Eucarístico Internacional.

    2. Marcelo González Martín (1967-1971): Barcelona tuvo el honor de tenerlo por su calidad personal, espiritual e intelectual. La infame campaña de “Volem Bisbes Catalans” de Pujol-Benet fue injusta y letal, pues nos alejó de su excelencia y ejemplaridad episcopal: pudo estar entre nosotros hasta 1993 [2, 3]. Con Tarancón, fue una referencia de la Transición, y fue profético con los defectos de la Constitución: exclusión de Dios y de la ley natural, falta de garantías para la educación, el matrimonio y la familia, y omisión del veto al aborto (coincide con los 4 principios innegociables de Benedicto XVI).

    3. Narcís Jubany Arnau (1971-1990), bajo cuyo pontificado tuvo lugar, en 1985, la eclesiocatástrofe de la ocupación del gobierno episcopal de Barcelona por parte de los sacerdotes de la USB, lo que implicó la entrada del nacional-progresismo eclesial catalán: politización por el apoyo a CIU y a la izquierda, normalización lingüística, teología de la liberación y protestantización teológica.

    [1] www.vatican.va/holy_father/john_xxiii/letters/1961/documents/hf_j-xxiii_let_19610904_modrego_sp.html
    [2] es.wikipedia.org/wiki/Marcelo_Gonz%C3%A1lez_Mart%C3%ADn
    [3] www.vatican.va/news_services/press/documentazione/documents/cardinali_biografie/cardinali_bio_gonzalez-martin_m_it.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Franco un cat´çolico practicante..." Seguro? No sería mejor decir que estuvo haciendo comedia porque le interesaba hacerla?
      Tanta gente como mandó matar, casa con el cristianismo?
      Tantas barbaridades como se cometieron, casa con el cristianismo.
      El exilio de Vidal y Barraquer casa con el cristianismo?
      Por el amor de Dios, no pongáis a ese hombre modelo de nada!

      Eliminar
    2. Otro libro más sobre Franco católico:

      Ángel Herrera Oria
      "El pensamiento de Ángel Herrera. Antología política y social"
      BAC, Madrid, 1987

      Ángel Herrera dijo que Franco era un buen católico, pero criticó su exceso de tiempo en el poder, la falta de preparación de España por Franco hacia una democracia, las injusticias sociales del franquismo.

      Eliminar
    3. "Franco el católico." Qué sandez!

      Eliminar
  3. La "Església que sí ens entén" 3/317 de octubre de 2013, 1:10

    A. Quienes sí deberían de pedir perdón al pueblo católico es el nacional-progresismo eclesial catalán por diversas razones:

    1. Abusos e irregularidades en la celebración de la misa y la confesión

    2. Criminalización de Papas y omisión deliberada de verdades de fe, dogmas y doctrina católica (“Fills del Concili”, Joan Estruch y Clara Fons)

    3. Protestantización teológica y desmitologización de la Biblia

    4. Politización en relación a CIU y el Tripartito

    5. Reducción de las parroquias a centros de normalización lingüística

    6. Asunción de la marxista Teología de la Liberación

    7. Eliminación de prácticas, devociones y oraciones (adoración y exposición del Santísimo, Rosario, sacramentales, indulgencias, procesiones)

    8. Recibieron miles de sacerdotes y millones de fieles del “nacionalcatolicismo” y hoy están bajo mínimos ¿por qué no reconocen su responsabilidad y su fracaso?


    B. Si se acusa a la Iglesia jerárquica de colaboración con el franquismo, insidiosamente y subrepticiamente se está acusando a los obispos de que fueron “criminales franquistas”.

    Si reducimos al absurdo esta disparatada acusación, que equivale a compararlos con los de la barbarie, García Oliver o Durruti, tendríamos una incongruente lista de obispos, arzobispos y primados “criminales eclesiásticos” durante el período del franquismo:

    1. Barcelona: Joan Carrera Planas (ordenación sacerdotal 1954), Lluís Martínez Sistach (ordenación en 1961)

    2. Obispos auxiliares de Barcelona: José Campmany i Casamitjana, Ramon Daumal i Serra, Ramon Torrella Cascante, Josep Maria Guix i Ferreres

    3. Tarragona: Manuel Arce Ochotorena (1944-48), Benjamín de Arriba y Castro (1949-70), Josep Pont i Gol (1970-83)

    4. Gerona: Josep Cartañà i Inglés (1934-63), Narcís Jubany i Arnau (1964-72) y Jaume Camprodon i Rovira (1973-2001)

    5. Lérida: Manuel Moll i Salord, (1938-43), Joan Villar i Sanz (1943-47), Aurelio del Pino Gómez (1947-67), Ramon Malla Call (1968-99)

    6. Solsona: Valentí Comellas i Santamaria (1933-42), Vicent Enrique i Tarancón (1945-64), José Bascuñana López (1964-77)

    7. Tortosa: Félix Bilbao Ugarriza (1926-43), Manuel Moll Salord (1943-68), Ricard Maria Carles i Gordó (1969-90)

    8. Vic: Joan Perelló i Pou (1927-55), Ramon Masnou i Boixeda (1955-83)

    9. Urgell: Justí Guitart i Vilardebò (1920-40), Ricard Fornesa i Puigdemasa (1940-43), Ramon Iglésias i Navarri (1943-69), Ramon Malla i Call (1969-71), Joan Martí i Alanís (1971-2003)

    Hay que decirlo: la Iglesia no era un poder del Estado que tuviera el monopolio de la ley y de la fuerza pública y armada.

    Nunca existieron "divisiones episcopales", excepto la guardia de mosqueteros del Cardenal Richelieu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos rollos, menos teorías y más amor fraterno!

      Eliminar
    2. ¿Sistach y Carreras, asesinos franquistas? Mmmm... me temo que Sor Forcades deberá de ajustar sus apreciaciones.

      Eliminar
    3. Sr. de "La “Església que sí ens entén” 1/3, tiene toda la razón del mundo.

      Pero hoy día no es "politicamente correcto" hablar de esos "rollos".

      ¿Cuantas personas católicas practicantes o no, franquistas leales o de conveniencia, se beneficiaron de cartas de recomendación de sacerdotes o religiosos, para un empleo o un favor concreto y después de muerto, son los primeros en criticarlo, o sea lo que vulgarmente se dice "se han cambiado la camisa".

      Ahora, es verdad, tenemos la tan anhelada "democràcia" pero ¿para quién?.

      Ahora también disfrutamos de la ansiada libertad que antes no teníamos.

      Cierto, ¿pero para que nos sirve si nos apartamos de Dios?.

      Me podran contestar, que si nos apartamos de Dios es por culpa de la Jerárquia y yo le podria decir: Si robo, o me voy con otra mujer que no es la mía, etc., etc., ¿es culpa del Papa o de nuestro Obispo?

      ¿No estamos cayendo en un libertinage, que nos hace cada dia más esclavos del pecado?

      Adulterar la Historia, que es como es, con sus luces y sombras, y en el caso concreto del articulo de hoy, menosvalorar la Fe y el sacrificio de hermanos nuestros hasta la muerte, por no negar a Cristo, considerándolos como unos simples muertos de uno de los bandos contendientes, no deja de fruto del relativismo imperante en nuestra Sociedad

      ¿Eso es libertad? o es ¿Tranformar la historia a gusto de cada uno?

      Eliminar
  4. Leyendo los artículos de esta web referente a la beatificación del pasado domingo, he de decir que los encuentro muy pobres, con muy poca referencia a los mártires, a su vida, a su obra, a su martirio. Son simples anécdotas que en otros lugares quizá estarían bien, pero que en una web que se dice cristiana están fuera de lugar. Todo son críticas negativas, comentarios tendenciosos, referencia a personas que no cane bien, enjuciaminetos baratos... En definitiva: poca profesionalidad, poco espíritu cristiano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted escribe: "en una web que se dice cristiana". Mire, ser cristiano no quiere decir ser tonto.

      Eliminar
    2. Sr. Anónimo del 17 de octubre a las 09:22.

      Perdone usted, no veo que tanga nada que ver el espíritu cristiano con la profesionalidad.

      Los demàs comentaristas, no lo sé, por lo que a mi respecta, no soy "profesional" ni de la filosofia ni de la teologia.

      Eliminar
  5. Para los que NO SON CATÓLICOS y dicen serlo que ocupan incluso cargos en diócesis, parroquias u ordenes religiosas CATÓLICAS:

    El testimonio más elocuente de la persecución a la iglesia lo dio Manuel de Irujo, ministro del Gobierno republicano, que en una reunión del mismo celebrada en Valencia -entonces capital de la República-, a principios de 1937, presentó el siguiente Memorándum:
    "La situación de hecho de la Iglesia, a partir de julio pasado, en todo el territorio leal, excepto el vasco, es la siguiente:
    a.- Todos los altares, imágenes y objetos de culto, salvo muy contadas excepciones, han sido destruidos, los más con vilipendio.
    b.- Todas las iglesias se han cerrado al culto, el cual ha quedado total y absolutamente suspendido.
    c.- Una gran parte de los templos, en Cataluña con carácter de normalidad, se incendiaron.
    d.- Los parques y organismos oficiales recibieron campanas, cálices, custodias, candelabros y otros objetos de culto, los han fundido y aún han aprovechado para la guerra o para fines industriales sus materiales.
    e.- En las iglesias han sido instalados depósitos de todas clases, mercados, garajes, cuadras, cuarteles, refugios y otros modos de ocupación diversos.
    f.- Todos los conventos han sido desalojados y suspendida la vida religiosa en los mismos. Sus edificios, objetos de culto y bienes de todas clases fueron incendiados, saqueados, ocupados y derruidos.
    g.- Sacerdotes y religiosos han sido detenidos, sometidos a prisión y fusilados sin formación de causa por miles, hechos que, si bien amenguados, continúan aún, no tan sólo en la población rural, donde se les ha dado caza y muerte de modo salvaje, sino en las poblaciones. Madrid y Barcelona y las restantes grandes ciudades suman por cientos los presos en sus cárceles sin otra causa conocida que su carácter de sacerdote o religioso.
    h.- Se ha llegado a la prohibición absoluta de retención privada de imágenes y Objetos de culto. La policía que practica registros domiciliarios, buceando en el interior de las habitaciones, de vida íntima personal o familiar, destruye con escarnio y violencia imágenes, estampas, libros religiosos y cuanto con el culto se relaciona o lo recuerde ".
    Esto es memoria histórica, pero de las de verdad y en palabras de personajes de izquierdas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, pero me sale del alma, pero el Párroco Segis es del gremio de los idiotas, pero no está solo, también los hay de su calaña expandidos por toda Catalunya; pero a Dios gracias, cada vez quedan menos, se van muriendo sin renuevo, ahí su fracaso, y a Dios tendrán que dar cuentas en su día. Han sustituído el altar del sacrificio por el altar del nacionalismo, lo ha sustituido por Dios, ahí su idolatría. Por muchos sabiondos abades y monjes de Montserrat quieran demostrar lo contrario.

      Estos personajillos no sé dónde han realizado su encuentro con Cristo, porque ese encuentro parece vacío, sólo hay vanidades humanas. Los que no pensamos como ellos somos "carcas", cuando no "fachas" personalmente contribuí en defender y guardar la cultura catalana, cuando estaba prohíbido, pero llegar a este extremo nunca me lo pude imaginar, ya en aquellos años oscuros se nos inculcaba que el mal de Catalunya era España Pero cuando eres fiel a la historia y la compruebas descubres el fraude que han ido generando durante generaciones . Semejantes elementos han sido los encargados de vaciar las iglesias de toda una generación. ese grito de ¡¡¡Viva Cristo Rey!, les suena a españolismo. hasta facista.

      En fin, este es una gran parte del clero que nos quiere instruir.

      Todo estos "saurio-progres-nacionalistas desearía que el próximo Arzobispo de Barcela fuese el actial Abad de Montserrat- Espero que Dios asista a su pueblo y elija un pastor que no mezcle teología, filosofía y nacionalismo con el verdadero Evangelio.

      Eliminar
    2. Esto no es memoria histórica, hecha de colecciones de subjetividades, sino historia objetiva y real, expedida por una autoridad republicana legal con conocimiento de la verdad por ser ministro.

      A destacar que la Carta Colectiva de los obispos españoles fue en julio de 1937 y que este Memorándum fue extendido a principios de 1937.

      Conclusión: todos sabían la verdad, menos Zapatero.

      Eliminar
    3. "El gremio de los idiotas." Un poco fuerte no? Quizá el idiota sea el anónimo de las 15:42. Ya sé que no se debe insultar... Pero o no insulta nadie o el insulto está permitido para todos. O no?

      Eliminar
    4. Título:

      MEMORANDUM DIRIGIDO AL PRESIDENTE DE LA SEGUNDA REPÚBLICA FRANCISCO LARGO CABALLERO POR EL MINISTRO MANUEL DE IRUJO.

      Expedición:

      Barcelona para Valencia, a siete de enero de 1937
      Manuel de Irujo y Ollo
      Ministro sin cartera
      7 de enero de 1937

      Introducción:

      La Constitución de la república proclama la libertad de conciencia y la de cultos. La ley de congregaciones y confesiones regula su ejercicio y lo ampara. [...]

      lacomunidad.elpais.com/pereztroika/2010/9/30/memoria-historica-memorandum-manuel-irujo-ministro-la

      Eliminar
    5. Lo peor anónimo de 19,54, es que quieran hacer "idiotas" a los demás ocultando la verdad con el silencio. Lo que no es normal es que un mártir bautizado en esa parroquia no se le nombre en las homilías del domingo en que es beatificado. ¿Cómo la parroquia de Santa María de Mataró, puede ignorar a sus mártires? si hasta la parroquia más alejada del mundo al menos pone un cuadro con la imagen del mártir que le ha tocado ¿porqué esos silencios? porque son silencios que hablan por sí solos, es como decir: "Nos da igual que beatifiquen a 523 mártires, aunque alguno sea de nuestra Parroquia, porque está beatificación no tiene cariz nacionalista". Es lo que en realidad ha querido decir el actual rector de Santa María de Mataró. Una muestra es el poco entusiasmo del Abad de Montserrat durante la ceremonia, estaba allí porque le era obligado.

      No hay que insultar a nadie, pero lo que me subleva es ese cinismo manipulador, como si los feligreses laicos fuésemos "idiotas".,..¿qué saben ellos...?, una frase muy extendida en sus coloquios. recuerdo el funeral de Mossèn Jordi Moya, ¿cuánto les molestaba que fuera con sotana? y era porque les ponía en evidencia, y era el que más confesaba. Y eso les molestaba mucho, porque ellos no lo hacían.

      Eliminar
  6. Observo que en la actualidad hay dos tipos de Religiosos,Sacerdotes y clero en general
    Uno que sigue al Santo Padre y tambien los votos que profesaron así como la doctrina de la Santa Iglesia.
    Otros que se han montado su Iglesia particular y a medida,criticando al Santo Padre,no obedeciando sus directrices ,no cumpliendo con los votos que en su dia profesaron y para colmo inventándose una liturgia a su criterio .
    En muchos casos desobedeciendo descaradamente .?Por que no abandonan los que no están de acuerdo y emprenden una nueva vida? pueden hacerlo dentro de la Iglesia,pero al menos dejan de confundir y ser piedra de escándalo para muchos fieles.Los que queden ,rectos y cumplidores ,harían el trabajo mejor y todo el mundo contento.

    ResponderEliminar
  7. Según me comenta una persona con conocimiento de causa, algunas parroquias que utilizan habitualmente la hoja que edita el Centro de Pastoral Litúrgica (CPL) para la ayuda y seguimiento de la misa dominical, censuraron el pasado domingo dicha publicación ya que tanto en la introducción como en la mayoría de preces de los fieles hacía referencia a los mártires que se beatificaban en Tarragona. No sé si ese fue el caso de la parroquia en la que asisto habitualmente a misa -Sta. Eulalia de Mérida de L'Hospitalet- pero lo cierto es que allí no se hizo ningún tipo de mención a los mártires.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la Hoja del CPL, sí hacía mención a los mártires que se estaban beatificando; sin embargo, en mi parroquia administrada por salesianos, no se hizo ninguna mención a este acto, se les ignoró por completo, al menos en la homilía de la misa a la que asistí, que es de las centrales de la misa dominical; es decir, de mayor asistencia. El monitor en la presentación o salutación recordó a los mártires, de ello fui testigo, pero no se les nombró,para nada, en toda la misa. Eso sí tenemos que soportar los personalismos del cura que preside la misa: sin casulla, cáliz de cristal, fracción el pan durante la consagración, invitar a los fieles que en la doxología ofrezcan al Padre lo que solamente debe hacerlo el sacerdote, y más inventos que no vienen a lugar explicar, que ya son más viejos que "Carrakuka"..

      Creo que cuando los saurio-progres-nacionalistas vayan desapareciendo, habrá que invitar a los religiosos sacerdotes a atenerse al Magisterio de la Iglesia y a las normas litúrgicas que ella indica. Que si da normas es por algún motivo. pero el curita cotestario a todo, se pasa por el forro cualquier norma que proceda del que las tiene que dictar.

      Eliminar
  8. dos citas políticas que cada uno lo deduzca: J. Besteiro : " La reacción a este error de la Republica de dejarse arrastrar a la línea bolchevique, la representan genuinamente sean cuales sean sus defectos, los nacionalistas, que se han batido en la gran cruzada Anti-Komiten. Himalaya de falsedades que la prensa bolchevizada ha despertado en las almas ingenuas " otra cita importante; M. Azaña; ¡ sobre los republicanos¡ Botarates gente ligera sentimental y de poca chaveta, de política tabernaria e incompetente, de amigachos de codicia y botín sin ninguna idea alta; muchas torpezas y mucha mezquindad, y ninguna con capacidad y grandeza. zafiedad, politiquería. No se ha visto más notable encarnación de la necedad ", les añado otra; Gregorio Marañon; "Mi respeto y mi amor por la verdad, me obligan a reconocer que la Republica ha sido un fracaso trágico. Tendremos que estar varios años maldiciendo la estupidez y la canallería de estos cretinos criminales, y aún no habremos acabado. ¿ Como poner peros, aunque los haya, a los del otro lado ? Horroriza pensar que está cuadrilla hubiera podido hacerse dueña de España. Y aún es mayor mi dolor por haber sido amigo de tales escarabajos, y por haber creido en ellos". Y podríamos poner a Ortega y Gasset, toda esta serie de intelectuales que con dolor reconocierón que lo de Franco fue necesario.

    ResponderEliminar