martes, 24 de septiembre de 2013

Que abdique el rey, pero Sistach no.

El otro día tuve una larga conversación con un sacerdote de la diócesis de Barcelona, de los que podríamos considerar del ámbito del nacional-progresismo. A pesar de las abismales diferencias ideológicas que mantenemos, tanto religiosas como políticas, reconozco que es agradable mantener un sosegado diálogo con él ya que es un buen conversador y no es de los que siempre tienen prisa o simplemente rechazan dialogar contigo porqué ven que eres de otra tendencia.

Así que hablamos de todo un poco e incluso salió en la conversación el mismo rey de España a raíz de su operación de cadera de hoy, el sacerdote en cuestión, que no es nada monárquico y que me reconoció que lo que haga la familia real le trae sin cuidado, me dijo que lo que tendría que hacer el monarca era abdicar y que su hijo cogiera las riendas, porque según él "está demasiado mayor, y hace falta alguien más joven y con más empuje".

Yo aproveché el comentario para decirle que el rey era un año más joven que el cardenal Sistach y que si aplicáramos el mismo principio, nuestro arzobispo también tendría que estar retirado de la circulación. Me respondió enérgicamente que no era lo mismo, que el cardenal estaba en perfecto estado de salud y en plenitud de fuerzas para seguir ejerciendo su responsabilidad al frente de la diócesis de Barcelona. No es que este sacerdote sea "sistaquista", en un sentido estricto, pero está tremendamente temeroso de que lo que venga después sea mucho peor -según su criterio-.

Me sorprendió la diferencia de criterio en un caso o en el otro, resumiendo podríamos decir que si me cae bien alguien, pues que siga indefinidamente y si no me cae bien que se vaya cuanto antes, la excusa que se utilice es lo de menos, porque no se aplica igual en un caso que en el otro.

El rey ha cometido últimammente algunos errores de bulto y ha dilapidado una buena parte del prestigio que tenía hace unos años. Por su parte nuestro cardenal, como ayer nos recordaba Oriolt en su artículo, cuida mucho su imagen exterior, sobre todo ante quienes cortan el bacalao en las más altas instancias de la Iglesia. Otra cosa distinta es su política interna dentro de la Iglesia diocesana, donde cunde el caos y el "campi qui pugui" del clero diocesano. Por tanto, ambos personajes tienen claros y oscuros y una edad similar, pero todo depende del cristal con que se mira. Para un monárquico empedernido el rey no se toca, para un "sistaquista" empedernido, que los hay pocos, o un "sistaquista" interesado, que los hay bastantes más, Sistach tampoco se toca.

Después de esta charla me vino a la mente lo que sucedió hace ahora unos veinte años, cuando nuestro gran Papa Juan Pablo II empezó a verse limitado físicamente. Muchos sacerdotes del nacional-progresismo empezaron a decir que tenía que "abdicar" o renunciar de su cargo, pero el problema no era su estado de salud, sino el deseo que tenían de que se fuera, porque no lo tragaban; pues es un dato objetivo que el Papa beato tenía una mente privilegiada hasta los últimos momentos, aunque ciertamente el físico no le acompañaba.

Pero el tiempo es caprichoso y algunos de aquellos sacerdotes por entonces sesentones ahora ya son octogenarios y siguen al pie del cañón, con sus cargos parroquiales y en algunos casos diocesanos. Ellos dicen que están perfectamente y que pueden continuar al frente de sus responsabilidades durante muchos años más, pero no es esa la percepción que tienen sus feligreses o sus subordionados. Recuerdo que no hace mucho fui a una parroquia a una celebración de la  Misa dominical y el celebrante, que era el mismo párroco, se sentaba a la hora de dar la Comunión, mientras la distribuían los laicos, porque no se sentía con fuerzas para ello.

Como en tantas otras cosas en esta diócesis de Barcelona, la doble vara de medir, lo que vale para unos no vale para los otros. Lo que el nacional-progresismo pide para los demás no se lo aplica a si mismo. Y así nos van las cosas.

Francisco Fabra

28 comentarios:

  1. "Otra cosa distinta es su política interna dentro de la Iglesia diocesana, donde cunde el caos y el "campi qui pugui" del clero diocesano..."

    Puedo decir que Francisco Fabra es muy misericordioso en su descripción.

    ResponderEliminar
  2. "Y así nos van las cosas..."

    Ya hay 100 seminarios diocesanos misioneros Redemptoris Mater del Camino Neocatecumenal.

    En España NO HAY NI UNO EN CATALUÑA, aunque sí en Guam, Angola, Líbano, Israel...


    Noticia en:

    http://religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=31302


    Listado de seminarios Redemptoris Mater:

    http://it.wikipedia.org/wiki/Seminario_Redemptoris_Mater

    ResponderEliminar
  3. Tercer día consecutivo hablando del Sr. Cardenal. Qué obsesión!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque de él dependen las parroquias y el seminario, entre otras muchísimas cosas más.

      Eliminar
    2. Gracias por responder. Se me ha anticipado.

      Eliminar
  4. El gran Papa Juan Pablo II? Juan Pablo I sí que fue un gran Papa, el otro... para nada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Pablo II (Solidarnosc en Polonia), con Ronald Reagan (iniciativa guerra de las galaxias), fueron los partícipes del derrumbe de la dictadura comunista.

      Hay que añadir el quebranto económico que representó para la URSS la descontaminación de Chernobil.

      Eliminar
  5. Pues entiendo al sacerdote de su artículo, Sr Fabra. Nuestro arzobispo no está ni física ni mentalmente tan deteriorado como el Rey, ni mucho menos. Porque hay que remarcar que el deterioro del Rey no es solamente físico como lo fue el de Juan Pablo II, es también mental y anímico.

    Ya son varias las ocasiones en que ha perdido los papeles con los medios de comunicación o con la Reina, en público. Estos dias han repetido el corte de un acto del poder judicial en que el Rey se veía mentalmente ausente y así se notaba en sus intervenciones.

    A nuestro arzobispo no lo tendrían que jubilar por mayor. La Tradición de la jerarquía de la Iglesia viene de los ancianos (sino me equivoco, es lo que significa presbíteros). Lo tendrían que jubilar porque tendrían que saber -en Roma- cómo está gobernando o desgobernando la Iglesia a él encomendada. Aprovechando la renuncia protocolaria, la santa sede tendría que recoger los datos que diesen cuenta de la labor de gobierno del obispo, y si no lo hace bien, se le jubila.

    Lo cual no quiere decir que en la cuestión nacionalista el arzobispo no esté actuando de manera exquisita. Así lo está haciendo, por convicción o por conveniencia personal. Pero ahí no somos nadie, para juzgar el interior de las personas, por mucho que nos preciemos de conocerles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "...juzgar el interior de las personas, por mucho que nos preciemos de conocerles..."

      No se juzga espiritualmente la conciencia de las personas (condenado, salvado, purgante), pues está reservado a Dios.

      Pero sí se puede hacer un juicio sobre los ACTOS buenos o males de las personas desde todos los puntos de vista posibles: moral, ético, deontológico, técnico, científico, de gestión, político, empresariales...

      Además, también sí se puede juzgar jurídicamente a las personas, y en materia penal, civil, administrativa, social, militar y eclesiástica, juzgando si la persona tenía conocimiento del bien o del mal al cometer el delito: en materia jurídica hemos de saber qué pasaba por la mente ¿dolo? ¿negligencia? ¿excusa atenuante, agravante o eximente?

      Por eso, para juzgar jurídicamente a las personas, se inicia un procedimiento legal, que por cierto, fue negado a docenas de miles de españoles y catalanes durante la Guerra Civil en el territorio de la II República y en la Generalidad de Cataluña.

      Y las máximas autoridades públicas de Cataluña deberían de pedir público perdón y disculpas a la Iglesia Católica por todos los crímenes contra la Humanidad cometidos contra la Iglesia durante la Guerra Civil 1936-1939:

      1. El presidente del Gobierno de la Generalidad de Cataluña, M.H. Artur Mas (CDC), por las acciones del presidente Companys a través de sus funcionarios civiles y militares, en especial por desproteger los derechos y libertades reconocidos por la Constitución de la II República reconocidos a la Iglesia Católica y a los ciudadanos católicos, de derechas e izquierdas (el POUM) y a los de clase socioeconómica.

      2. La presidenta del Parlamento de Cataluña Sra. Nuria de Gispert (UDC), por las acciones del Parlamento de Cataluña acometidas durante la II República en Guerra Civil, en especial, no proteger a los ciudadanos católicos, de derechas y de izquierdas y de clase socioeconómica.

      3. El presidente del Tribunal Superior de Cataluña Sr. Miguel Ángel Gimeno Jubero, por ser la máxima representación judicial en Cataluña y pertenecer al Tercer Poder del Estado, subrogado en la posición del Estado republicano.

      4. La Delegada del Gobierno Sra. María de los Llanos de Luna, en representación por subrogación de la II República, por todos los actos ilícitos realizados por los funcionarios civiles, policiales y militares del Estado español republicano.

      5. El cónsul ruso en Barcelona Sr. Igor Vladimirovich Ajanov, por todos los crímenes contra la Humanidad cometidos en Cataluña durante la Guerra Civil 1936-1939 en las checas de Barcelona, realizados en territorio catalán por funcionarios soviéticos civiles, policiales y militares de Stalin (servicios secretos del Ejército Rojo de Tierra y Aviación, el OMS (Komintern) y el NKVD, futuro KGB), al ser la actual Federación Rusa heredera de la URSS.


      Y además de pedir perdón a la Iglesia Católica, deberían de pedir perdón a toda la sociedad catalana, porque hubo además dos crímenes contra la Humanidad por razones de clase o socioeconómica y por razones políticas, matando, robando y torturando tanto a gente de derechas e izquierdas, que por cierto ¿dónde está Andreu Nin?.


      Y también deberían pedir perdón públicamente por todos los anteriores hechos estos siguientes líderes políticos catalanes:

      1. Sr. Oriol Junqueras, presidente de ERC (su partido gobernó Cataluña cuando se cometieron los delitos contra la Humanidad)

      2. Los dos secretarios generales de ICV, Sr. Joan Herrera y Sra. Maria Dolors Camats, dado que asumen las responsabilidades del PSUC.

      3. El presidente del PSC Sr. Isidre Molat Batllori, por las responsabilidades del PSOE.

      4. El representante de la CNT nombrado por su asamblea.

      5. La presidenta del Parlamento de Cataluña Sra. Nuria de Gispert (UDC), en representación de los partidos políticos catalanes agresores y agredidos durante la Guerra Civil, y desaparecidos actualmente.

      Eliminar
    2. Aprovechando que el pisuerga pasa por Valladolid...Después se quejaran de esta web y de sus promotores, que por permitir, hasta permiten deshaogos personales que ni vienen a cuento.

      Eliminar
    3. El cardenal Martínez Sistach está actuando de manera exquisita en la cuestión nacionalista y no somos nadie para juzgar sus motivaciones íntimas. Nos basta saber que, en esto, lo está haciendo bien.

      Eliminar
    4. Aprovechando que el pisuerga pasa por Valladolid...


      Pásese por el Memorial Democràtic, en www20.gencat.cat/portal/site/memorialdemocratic, y descubrirá la demagogia y la ocultación politizada de los hechos históricos.

      Eliminar
    5. No me interesa el tema, ¿tengo derecho a que no me insterese? No me hace falta acudir a esta web para tomar conciencia de la demagogia de los tabues de la clase política catalana.

      Eliminar
  6. Sr. Franciscico Fabra, después de la conversación con su amigo sacerdote, solo me queda repetir lo de otras veces: "Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios"

    El episodio comienza con una pregunta aparentemente ingenua: “¿Se debe pagar el impuesto al César o no?”

    “Dad al César lo que es del César.”
    Los políticos y toda autoridad estatal son instrumentos de Dios para la realización de sus designios, aunque no lo sepan o quizás no lo quieran. En Isaías 45, 1. 4-6; nos da un ejemplo: Dios se sirve del rey de Persia para realizar sus planes de salvación con el elegido pueblo israelita. Así cualquier hombre, cualquier institución pueden ser instrumentos de Dios.

    Cristo tampoco niega el poder pagano de los romanos, ni lo quiere derrotar por revolución. De tal manera Él acepta, fundamentalmente el Estado y las autoridades políticas, independientemente de sus formas concretas.

    Por eso exige también de nosotros lealtad, obediencia, colaboración y sacrificios frente al Estado y a sus autoridades. Los cristianos no son enemigos del Estado, sino ciudadanos por convicción y con gran responsabilidad.

    fe no puede ser nunca una excusa para no cumplir con nuestras obligaciones familiares, sociales y políticas. Estaremos mucho mejor dispuestos para servir a Dios, cuando hayamos servido bien a nuestros hermanos.

    No hay duda de que pueden nacer tensiones y conflictos. A lo largo de la historia los encontramos en sus variadas formas. Ya desde el comienzo del cristianismo surgieron los problemas, pero los fieles supieron superarlos, como atestigua San Agustín: “Los soldados cristianos sirvieron al emperador infiel; pero cuando se tocaba la causa de Cristo, no reconocían sino a Aquél que estaba en los cielos.”

    Esto vale también para nosotros: “Dad a Dios lo que es de Dios”. O como dice San Pedro en los Hechos de los Apóstoles: “Tenemos que obedecer a Dios antes que a los hombres” (5,29). En oposición a Dios no estoy obligado a ninguna obediencia.

    Cuando el Estado pretende cosas a las que no tiene derecho, tenemos que negarle la obediencia. Porque las exigencias del Estado son limitadas: hacia abajo por los derechos de la persona y de la familia humana; hacia fuera por los derechos de otros Estados; y, sobre todo, hacia arriba por los derechos, los mandamientos, la voluntad de Dios.

    Por eso, cuando un Estado o sus autoridades exigen injusticias, entonces la resistencia es nuestra obligación cristiana, y la obediencia sería pecado. En este sentido hay una rebeldía santa. En las persecuciones, miles y miles de cristianos se hicieron mártires, porque no quisieron dar al César lo que es de Dios.

    Hoy en día, tal vez, no hay tal persecución sangrienta, pero sin embargo tenemos que estar vigilantes. Las autoridades del Estado, siempre de nuevo, pueden caer en la tentación de excederse en los límites. Son cosas que no podemos aceptar ni apoyar como cristianos.

    Por eso, tenemos que criticar constructivamente a nuestros políticos y autoridades estatales. Pero, además, debemos ayudarles por medio de nuestra oración en su difícil labor, en su gran responsabilidad.

    Demos, por eso, nuestra confianza a hombres, inteligentes y solidarios desde luego, pero que además sean cristianos, que vivan su fe y que se orienten hacia Dios en sus proyectos y acciones. Me parece ser la mejor garantía para un futuro más fecundo y más feliz de nuestro país.

    Queridos hermanos, arte de gobernar es un arte muy difícil. El poder tiende a corromper a los que gobiernan. Por eso, es muy fácil criticar a las autoridades… Pero, ¿rezamos nosotros por los políticos y gobernantes en su difícil tarea?
    Pidamos por eso, a Dios y a la Virgen María por ellos: por el gobierno y por los que tienen poder… tanto temporal como espiritual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios"

      Lo que dice Trenchs puede decirse de otra manera:

      Todos, excluido el César: dad al César lo que es del César

      Todos, incluido el César: dad a Dios lo que es de Dios

      Eliminar
    2. ¡Muy bien, don Josep!
      La Paz sea contigo.

      Eliminar
  7. Está en la naturaleza humana ver los defectos ajenos y ser incapaces de ver los propios. Sin embargo, la falta de objetividad, sorprende más en personas que deberían ser modelo de prudencia y de ecuanimidad, por su edad y por su condición.
    En fin, es lo que hay....

    ResponderEliminar
  8. En la Vanguardia de hoy, Duran i Lleida propone la consulta sobre los siguientes puntos:

    1. Pacto fiscal
    2. Gestión de infraestructuras
    3. Soberanía cultural, lingüística y educativa
    4. Presencia institucional en los organismos internacionales
    5. Derecho a decidir

    Parece ser que Duran i Lleida propone una tercera Vía Catalana: cuantas más vías de agua entre en el Titanic catalán, mucho mejor, por lo que parece.

    Hay que recordar que la Constitución española de 1978, votada por nosotros los catalanes de forma democrática, impide lo siguiente:

    1. Romper la unidad nacional de un solo pueblo unido
    2. Romper la integridad territorial
    3. Romper la indivisibilidad de la soberanía nacional
    4. No puede haber federalismo
    5. No puede haber confederalismo
    6. No pueden haber relaciones bilaterales España-Cataluña
    7. No puede haber un trato asimétrico con Cataluña
    8. No hay soberanía fiscal como en los territorios históricos de Navarra, Vizcaya, Álava y Guipúzcoa

    El verdadero problema de la Generalidad de Cataluña es que se trata de una administración sobredimensionada por motivaciones nacionalistas, dado que quieren tener una estructura estatal camuflada bajo la cobertura de una comunidad autónoma, a fin de poder dar el salto a un Estado independiente en el momento conveniente.

    Cataluña sólo tiene el finanzamiento del Estado central, dado que no tiene ya ni ingresos fiscales por culpa de la crisis económica, ni inversores extranjeros (bonos soberanos) ni nacionales (bonos patrióticos), y tiene desaparecido todo el sistema de cajas de ahorros.

    El problema de Cataluña es, sobre todo, de ingresos fiscales y financieros.

    De todos los puntos de Duran i Lleida, el más importante es "la caja de los dineros". Los demás son desiderativos.

    ResponderEliminar
  9. voy a ser breve; los obispos son como los empresarios, tienen que conocer al personal de su empresa. Hay algún Obispo en Cataluña que conozca y valore a sus sacerdotes? ni uno; veo jóvenes sacerdotes muy cualificados campando por los lares parroquiales,con un afán de sevicio encomiable, dejados de la mano de sus Obispos; preocupados estos, solo en apariencias y un empacho tremendo en quedar bien. No quieren problemas, su "ego" se lo impide...Un Obispo para Barcelona? de Cataluña no por supuesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anda que los de fuera... La mayoría son anti-diluvianos estilo Rouco... que es su jefe.

      Eliminar
    2. Antediluviano, hermano, antediluviano. Eleve la mirada, buen hombre. Tan jefe de los de "fuera" es Rouco como de los de "dentro", en cuanto Presidente de la Conferencia Episcopal. No consta que hay incoado ninguna acción penal contra ningún crítico. Ese borrón es un auténtico chafarrinón en el tupé, antaño a lo Juanita Reina, del personaje aquí aludido

      Eliminar
    3. anónimo de las 18:59. si tiene que ser catalán prefiero no tener Obispo. respira usted progresismo barato; los seminarios de los obispos a los que alude están llenos, mientras que el de Barcelona esta VACIOOOO.....o no está al tanto? y el seminario menor CERRADOOO....vaya por la conrreria y contemple el espectáculo. Cuantos años hace que un Obispo no se acerca por la conrreria? el único que tiene algo que medio funciona, es el de terrrassa,( no para echar campanas, pero algo es algo) por lo pronto no tengo la esperanza que nos venga un Munilla;`pero la perspectiva no es nada esperanzadora con el nacionalismo de por medio.y el pelaje de los actuales Obispos catalánes. " bona nit i tapat, que fa vent"

      Eliminar
    4. En algunos seminarios españoles hay muchas Bocaciones y nada más!
      Si no quiere un obispo catalán, lo tiene fácil, se va a cualquier lugar dlonde el obispo sea el más adecuado para su pobre pefil.

      Eliminar
    5. Anónimo de las 06:43 ese comentario miserable sobre los seminaristas tiene derecho de patente. Hilario Raguer, monje independentista de Montserrat, nacido en Madrid, ya dejó escrito que los curas españoles no tenían vocación porque se habían hecho tales para huir del duro trabajo campesino. Sin embargo, los catalanes procedían de clases altas o medioaltas. Ante semejante miserable infamia, ha tenido que replegar velas o al menos no insiste en el desprecio. Le aduje el contraejemplo del cura de mi pueblo garrotxi: había sido fámulo del seminario de Gerona, es decir, mozo de comedor y criado de limpieza para seguir la carrera. Y como él, muchos. ¿No ´tenía vocación? ¿Se da cuenta usted hasta dónde llega su odio hacia lo español, odio que, como ve, comparte con clérigos y monjes? Que Dios le ampare, ilustrado.

      Eliminar
  10. Sr. articulista, estoy seguro que si nsbm cardenal hubiera sufrido en el último año 4 operaciones y andara cojo y con muletas todo el día, su contertulio sacerdote hubiera dicho lo mismo que dice del rey por muy sistachiano o juancarlista-monárquico que se sea. Porque ahora, que la esperanza de vida ha aumentado tanto, las fuerzas físicas y psíquicas lo son todo (vid Benedicto XVI).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nsbm Cardenal tiene muy buena salud, gracias a Dios! A este paso nos entierra a todos!

      Eliminar
    2. Creo que tenenmos arzobispo para rato...

      Eliminar