domingo, 21 de julio de 2013

Los análisis de la Iglesia en Cataluña en los Medios: Una taza medio llena


El pasado lunes día 15 el diario ABC publicó un artículo de los periodistas Janot Guil y Laura Daniele a manera de diagnóstico de la situación de la Iglesia en Cataluña y los previsibles cambios que se esperan unidos al relevo episcopal en algunas sedes episcopales catalanas. Más allá de la anécdota en lo que consideramos un lapsus calami que todos podemos cometer, intercambiar erróneamente los nombres de Casanova y Vives, y las sedes de Vic y Urgell, el trabajo periodístico adolece de la ya más que habitual  y pueril simplificación del problema eclesial catalán, reduciéndolo casi por entero al nacionalismo.

Sus autores, incluso revestidos de buena fe, intuyen algo, pero se quedan en la epidermis y no dan con el meollo de la cuestión.
Laura Daniele, autora junto a Janot Guil,  del artículo de ABC
Algo parecido acaeció en la primavera de 2010. En aquella circunstancia, nuestro buen amigo Álex Rosal, editor entre otros del portal web “Religión en Libertad”, nos pidió atender por petición de su buen amigo Gonzalo Altozano a la sazón director del semanario “Alba”, al periodista Luis Losada Pescador que deseaba glosar un trabajo sobre la Iglesia en Cataluña. 

Fui yo mismo quien atendió al periodista las tres o cuatro veces que pudimos hablar sobre el tema. Fischer, este fue el nombre en clave que le otorgué, se mostró muy interesado en tener un informe de manos de Germinans sobre la cuestión. Yo, que no soy persona de superficialidades ni de tópicos, puse todos los medios a nuestro alcance para un “report” con cara y ojos. Encargué incluso a miembros no directamente de Gérminans un informe sobre algunas cuestiones, contrastando pareceres, opiniones, visiones, perspectivas y matices muy minuciosamente. El resultado fue excelente, según mi humilde parecer: en menos de diez días había logrado poner en movimiento un conjunto de sacerdotes y laicos deseosos de contribuir con sus opiniones y trabajo a un aquilatado juicio sobre la situación de la Iglesia en Cataluña presentando las vías de solución que a nuestro entender eran requeridas. Diáfanamente y con profundidad. 

Luis Losada Pescador
Sobra decir que a pesar de la buena voluntad y el esfuerzo de Losada, el artículo publicado el 18 de abril de 2010, nos decepcionó profundamente. Quizá necesitados de oxígeno y de salidas de emergencia, ilusa e ingenuamente habíamos colocado excesivas esperanzas en ese dossier. Sea como fuere, el resultado esencialmente nos decepcionó porque centraba el diagnóstico de la enfermedad de la Iglesia en Cataluña en el nacionalismo. Cuando, y no nos cansaremos de repetirlo, el nudo gordiano de lo que aquí eclesialmente sucede es comprender y desenmascarar  al progresismo y proponer terapias alternativas, con realismo y lucidez. Sin olvidar que hay que plantear sin maximalismos con dimensión posibilista.
Resulta fácil achacar al nacionalismo todos los males que nos asolan, de hecho puede hacerse desde la comodidad del fuero externo. Llegar hasta el progresismo sólo puede conseguirse situándote en el fuero interno de la vida eclesial. Desde otras perspectivas es casi imposible.

Pero, ¿qué es ese progresismo que ha podrido la Iglesia en Cataluña? Pues aunque aquí lo descubrimos aliado, es cierto, con el nacionalismo, no es otro que el progresismo “sesentayochero” que asoló la Iglesia universal, aunque con raíces más antiguas y profundas, pero que permanece vivo de manera dañina bajo muchas formas y caras, con el asentimiento, si no connivencia, de muchos pastores de la Iglesia.

Trato de resumirlo en pocos conceptos: 

    1.- “Sobrenaturalización” de lo natural: Ilícita extrapolación o transposición del optimismo cristiano que ciertamente cree en un progreso axial de la historia de la humanidad: antigua Alianza, evangelio de Jesucristo y tiempo de la Iglesia, pero que no puede extender a todo el género humano per se privilegios reservados a la Iglesia. Llegándose a una obra poética entusiasta: todos los hombres convertidos en un solo cuerpo, una sola consciencia, un solo espíritu, bajo el impulso de las energías divinas de Cristo caminando hacia la divinización total. Cristo punto Omega, meta final de ese evolucionismo espiritual: Cristo total, todo en todos. En esto se han significado muchos jesuitas desde Teilhard de Chardin hasta los de la New Age de nuestros días.
     
     2.-Naturalización de lo sobrenatural: para el progresismo la realidad de Jesucristo, persona divina hecho hombre, Esposo de la Iglesia, parte de la humanidad regenerada por la gracia de sus sacramentos, es sólo una imagen, una sombra, un símbolo. Es únicamente el punto de partida de otra fe, más vasta, más bella, más infalible, que identifica Dios y la materia, la gracia y la naturaleza, el Espíritu y la carne, fuerza única que tiende hacia el perfeccionamiento infinito. Cristo es el impulso del progreso divino de un mundo y una humanidad que irresistiblemente se divinizan. Cristo es el libertador de las energías del mundo que engendra a Dios. El progresismo, quizá sin atreverse a hacerlo de manera consciente, reniega de la Iglesia precedente y reniega de Cristo, aplicando a todo el universo y a todos los hombres lo que sólo por Cristo y por su Iglesia es revelado, enseñado y creído. 
     
    3.- Fe en el hombre divinizado: esto gusta. En cambio la perspectiva de la Iglesia en trabajo apostólico en medio de un mundo a convertir y de un Jesús que pretende salvarnos siendo vencido Él en la cruz, no encaja con “nuestras inmensas aspiraciones y nuestros proyectos de renovación universal”. Pero puedo salvar mi fe cristiana –piensa el progresismo- puesto que aunque no puedo creer en ese oscuro Jesús que me presentan ni en esta lamentable Iglesia Romana, a través del Jesús histórico puedo creer en la Bondad, en el Mundo, en su Progreso. En una palabra, puedo creer en el Hombre, en su Libertad, en su Divinidad. Mezclad a todo eso cualquier progresismo social por vago que sea y la nebulosa de un comunismo indignacionista que conduzca a ponerse al servicio de cualquier guerrilla y tendréis las bases ideológicas de buena parte del progresismo eclesial. El más selecto y refinado, claro está.

Pero ¿únicamente esta es la base del progresismo ideológico eclesial? ¿Sólo son estos errores cristológicos y eclesiológicos? No. Hay más.

A la izquierda el Tándem progre Oliveres-Forcades, a la derecha Karl Rahner
El padre Karl Rahner, una de las cabezas pensantes de la Alianza europea que reagrupaba una buena parte de obispos durante el Concilio, orientando sus votos en las discusiones conciliares, fue el ariete del progresismo en el post-concilio: él propuso un ecumenismo tan audazmente abierto a todas las religiones, que tiende a proponer como ideal su futura fusión en una religión universal que trabajará más eficazmente por la paz y la construcción del mundo. Es el suicidio de una Iglesia que debe capitular ante otras religiones e ideologías de nuestro tiempo. Y para ello, borrar y cancelar el misterio central de nuestra Fe: el del pecado, redimido en la Cruz y la salvación que sólo la Iglesia procura.

Ello conlleva la adopción de un sentido de la historia: el del progreso cósmico y técnico, del internacionalismo y del socialismo. Es la utopía demagógica de una evolución general de la humanidad, su espiritualización absoluta y su unificación política y cultural, considerada como relevo de la Iglesia, preparando el advenimiento del Espíritu de Dios, un nuevo (y falso) Pentecostés. Basta de exclusividad católica ni cristiana, todas las religiones son pedagogas, permiten a los hombres obrar su salvación y de concurrir a la unificación del género humano, meta suprema.

Basta de poder diabólico, de malicia humana, de segregación entre ovejas y cabras. Esta es, por fin revelada, la religión universal que abarca a todas las demás. Este pentecostalismo materialista se modera con una doble restricción. Afirma: bien que imperfectamente y no sin la ayuda de Dios

Pero ese acento en una fe esencial te conduce a un optimismo naturalista, a un relativismo dogmático y a un humanismo demencial. Por eso esa fe optimista reconoce al marxismo y al Islam: Dios escondido y Salvador de  los musulmanes y ateos.

Esta es la teoría fundamental de ese progresismo que ha arrasado la Iglesia en Cataluña.  Y que nos acusa –acusan a Germinans- de desenmascararles falsamente, calumniándoles y de permanecer un grupo sectario, malvado, falto de caridad e integrista, cuando no españolistas.

Nos acusan de mala fe. Pero nuestra fe es la fe católica de siempre. Nuestra mirada puesta en el futuro. No nos amedrentan. Pero por aquí sabemos quién es el adversario. Es el progresismo. Por nosotros tildado de “nacionalprogresismo”. Puede ser objeto de estudio y ser desenmascarado. Todos los que se propongan hacerlo nos tendrán a su disposición. Codo con codo. Pero basta de simplificaciones por favor… 

Prudentius de Bárcino

24 comentarios:

  1. A nuestro cardenal le espera un otoño caliente, dos arciprestes y un tercero pondrán su dimisión por no haber tenido encuenta en los últimos nombramientos las parroquias y sus agrupaciones, una vez más el cardenal no le importa ni la pastoral ni los pobres, solamente sus amigos.uno de los arciprestes tuvo la visita de dos sacerdotes que trabajan en el Vaticano y vinieron a ver la sagrada. Familia, estos le recomendaron que dimitiera, pero lo peor es que uno de ellos esta muy bien relacionado con la prensa y dos periodistas ya están preparando para cuando se produzca la dimisión unos articulos a nivel de prensa de gran tirada nacional e internacional del por que la dimisión , ya que se ha reído de todo el trabajo realizado por estos arciprestazgos. Los dos periodistas están en el consejo pastoral de una de las parroquias y ya no aguantan más la desfachatez de nuestro queridísimo cardenal y la poca delicadeza a la hora de realizar nombramientos y no tener en cuanta el trabajo realizado . Sabemos de buena fuente que un arcipreste ha consultado con su grupo de revisión de vida , donde hay sacerdotes con mucho conocimiento y también le aconsejaron que dimitiera.lo mismo que es
    Que estos. Sacerdotes de la curia romana que pernoctaron durante una semana en su casa , también le aconsejaron que dejara el cargo, ya que no se ha tenido encuentra toda la realidad pastoral realizada.asi que estamos esperando la primera reunión de setiembre haber como capotea el cardenal toda esta situación el y sus vía cirios episcopales, porque hasta ahora ha pedido explicaciones los arciprestes y ninguna versión coincide.medias verdades son y llegan a ser mentiras, que es lo que se vive. Hasta ahora.Sabemos. Que uno de estos arciprestes esta bien relacionado en el Vaticano con muchas amistades , que el no hace uso de estas amistades y que suele ser muy prudente, pero como siempre el cardenal tres de polla guerra al más paciente con sus historias y amiguísimos .favoreciendo siempre a un sector de personas, en vez de mirar el bien pastoral de las almas.

    ResponderEliminar
  2. Sr. Prudentius de Bárcino, le felicito por su atículo de hoy.

    Como muy bien dice nuestro problema eclesial no es el nacionalismo, simo lo que expone en los tres últimos puntos.

    Supongo que con el paso de los años, progresismo eclesial se habrá debilitado hasta tal punto que si viene un Obispo del estilo de D. Marcelo, aunque sea catalán, no le hagan la vida imposible. El problema de Don Marcelo y el Don Ricard Mª, no era solamente que fueran catalanes o no, sino que su labor pastoral era de una ortoxia conforme al Magisterio de la Iglesia y los progresistas eclesiales ya se cuidaron muy bien de amordazarlos, para que su labor quedase invisible.

    Por ejemplo: cambiar la mentalidad de los que han aprendido que el diablo y por tanto el infierno no existe, porque no existe el pecado, eso no se cambia ni por ser nacionalista ni porque venga un Obispo que diga la Verdad de Jesucristo. Eso solo se cambia a través de la oración, que Dios nos sane el don de la Fe que tenemos más o menos enferma y a través de los sacramentos de la Reconciliación y la Eucarístia, nos demos cuenta que Dios nos ama.

    Me pregunto una cosa tan simple que ya no tendría que ser preguntado: Si Obispo manda que 15 minutos antes de empezar la Misa haya un sacerdote en el confesionario, ¿le harán caso?.
    Por supuesto que no refiero a donde ya gracias a Dios, los hay, me refiero a la mayoria de iglesias que no es posible recibir ese Sacramento, a no ser que si coneces al sacerdote le pidas que te confiese. Lo mismo podríamos decir del cumplimiento de las normas litúrgicas, según lo establecido en la Ordenación General del Misal Romano (OGMR 2002)

    En fin, por mi parte el nuevo Obispo sera bien recibido, como los han sido todos los que he conocido en mi vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karl Rahner: "la Iglesia será mística o no será". Gracias, Prudentius, por decir que hay un nuevo falso Pentecostés. Así queda mucho más claro todo. Es lo que identifica a Lefevre, gran visionario de nuestros tiempos de cómo se debe estar en la Iglesia. Y por supuesto, cuando Juan XXlll habla de abrir las ventanas para recibir un nuevo soplo del Espíritu, si leyera su artículo quedaria prendado de su perspicacia, ya no digamos el actual Papa Francisco, que no deja de hablar en Espíritu y Verdad.

      Eliminar
  3. En Cataluña y en Vascongadas, el progresismo eclesial va estrechamente unido al nacionalismo.

    ResponderEliminar
  4. Al anonimo de las 17,24; podrias explicarte mas, porque, asi, podriamos tener ina opinion sobre el tema de esos tres arciprestes que van a dimitir, esque, diciendo lo que dices, no sabemos quien tiene la culpa, esque, perdona, que yo sepa, el que manda es el cardenal, no el arcipreste de turno, lo digo, porque hay arciprestes, que se cren los obispos de su zona, y parecen verdaderos tiranos, y de hecho, crucifican a los curas que no se someten a sus normas, y oye, que tengan amigos curas en el vaticano ¿que pasa? no tienen ninguna autoridad sobre el cardenal, y que sean periodistas, pues como si quieren ser barrenderos, esos argumentos no me valen, aqui hay que saber que es lo que verdaderamente a pasado, entonces, podremos opinar, ojo, que el cardenal es nuestro pastor y conoce la realidad de cada cura, mejor de lo que creemos, eso si, si el cardenal lo hace mal, pues es logico que se le manifieste, pero repito, lo que escribes no dice nada, deberias explicar que pasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que miedo, el cardenal, tiene que estar temblando desde ahora hasta septiembre, venga hombre, y otra cosa y lo digo en serio, ojala, que algunos arciprestes dimitieran, harian un gran favor a todos.

      Eliminar
  5. En el Parlamento de Cataluña se está tramitando una Proposición de ley de derechos de les personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales y para la erradicación de la homofobia, la lesbofobia y la transfobia (www.parlament.cat/activitat/bopc/10b083.pdf#page=25).

    Se trata de una ley inicua y tramposa, puesto que contempla hechos ilícitos ya castigados por el código penal (violencia) y de otro lado, criminaliza toda oposición contra los derechos LGBT mediante la elevación de estos derechos LGBT a la condición de derechos humanos, calificando como crimen de odio toda libertad de expresión, objeción de conciencia e iniciativa legislativa de derogación que esté disconforme con la legitimidad del matrimonio homosexual con derecho a adopción y otros derechos del colectivo LGBT, que son sólo una opción legislativa y son derechos socialmente controvertidos. Es una ley intervencionista de la sociedad civil, y realiza una descripción exhaustiva de la vida social para que nada se escape.

    Es una ley que es una auténtica cooperación con el demonio y que demuestra que Cataluña ha dejado de ser católica (Torras y Bages). Es una ley contra la Iglesia Católica, pero sobretodo contra el templo de la Sagrada Familia como icono mundial de la nueva evangelización del matrimonio complementario (frente al falso matrimonio igualitario) compuesto por un hombre y una mujer, cuyo modelo es la Sagrada Familia de Nazaret, José, María y Jesús, según dijo Benedicto XVI durante la consagración de la Sagrada Familia el 2010: “la Iglesia se opone a todas las formas de negación de la vida humana y apoya cuanto promueva el orden natural en el ámbito de la institución familiar”. Quieren impedir que la Iglesia difunda los puntos 2357 al 2359 del Catecismo, que dicen que la homosexualidad: 1) es un desorden moral; y 2) son un pecado. (www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/homilies/2010/documents/hf_ben-xvi_hom_20101107_barcelona_sp.html)

    La ley LGBT pretende introducirse en la misión de la Iglesia Católica: catequesis, evangelización, predicación, sermones y homilías, conferencias, retiros y ejercicios espirituales, vida espiritual, doctrina conciliar, pontificia y tradicional, publicaciones, medios de comunicación, enseñanza, investigación teológica, iniciación pastoral; seminario, conventos, monasterios, parroquias, facultad de teología, institutos y congregaciones, escuelas, obras benéficas, casas de formación, casas de espiritualidad, comunidades laicales, hospitales, centros de beneficiencia y acción caritativa, órganos pastorales y de gobierno diocesanos.

    La ley LGBT plantea la sanción y el pleito estratégico antiexpresión y antiparticipación. Impide la participación política de los ciudadanos, primero buscando el silenciar a toda voz crítica contra lo LGBT, y segundo tiene una intencionalidad preventiva, ejemplarizante e intimidatoria contra futuras críticas, avisando de los efectos de cualquier oposición y contestación, y disuadiendo a quienes quieren obstaculizar la agenda LGBT, creando un prolongado, agotador y costoso proceso administrativo-judicial que silencie a los ciudadanos. Además, ataca a los ciudadanos por la vulnerabilidad económica y psicológica, creando unos costes inasumibles de defensa jurídica, de paz familiar y de imagen pública. El objetivo inmediato es el impedir toda libre expresión u opinión contra lo LGBT, pero el propósito final del lobby LGBT es convertir un asunto político de libertad de expresión y participación democrática en el bien común, en una cuestión legal de castigo de crímenes de odio contra derechos humanos LGBT: busca la censura interior y previa, y si falla, castiga a quien ose opinar.

    La acusación LGBT tiene el privilegio de gozar todo tipo de facilidades, porque puede usar todo tipo de prueba admitida en derecho, y además, pruebas estadísticas, cualitativas o cuantitativas, incluso un estudio contrastado científicamente (art. 4, b).

    ResponderEliminar
  6. La ley LGBT protege a toda persona o grupo LGBT durante toda su vida social y todas sus etapas y contingencias de la vida. Se dirige contra toda persona jurídica o privada que viva o actúe en Cataluña (art. 1-3).

    Interviene en todos los campos de la vida, yendo desde la vida hasta la muerte: reproducción asistida, educación, universidad, cultura, ocio, deporte, medios de comunicación, salud, acción social, orden público, centros de detención y penitenciarios, mercado de trabajo, familias, inmigración, derecho de admisión, contratos, asistencia jurídica, derecho de participación y consulta, solidaridad, consentimiento médico por sustitución, residencias de ancianos, disposición del cadáver, entierro y recepción de objetos personales.

    La ley LGBT es técnicamente defectuosa porque hay algunas tipificaciones legales que carecen de definición legal: orientación sexual, opción afectiva sexual, diversidad afectiva sexual; identidad de género, diversidad de género; personas LGBT, gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, intersexuales, personas transgénero; género sentido; homofobia, lesbofobia, transfobia. En otros casos, crea la definición legal pero no le da la sanción (art. 4).

    La ley crea un burbuja blindada de sobreprotección privilegiada a favor del grupo LGBT, de que carece el resto de ciudadanos (extranjeros, católicos, alumnos), pues la más mínima molestia a un miembro LGBT será castigada (art. 4-5): no valen tratos menos favorables o discriminatorios (discriminación directa), ni hacer normas neutras que cause desventaja (discriminación indirecta), ni dar una orden directa o indirecta discriminatoria (orden de discriminar); ni tener un comportamiento que o bien vaya contra la dignidad o integridad, o bien crea un entorno intimidador, hostil, degradante, humillante, ofensivo e incluso simplemente molesto (asedio); dar un trato adverso o un efecto negativo en caso de realizar una denuncia (represalia discriminatoria); finalmente, incumplir medidas de acción positivas o recibir un maltrato como efecto tanto de una protección insuficiente o desacertada (victimización secundaria).

    La ley LGBT contiene muchos olvidos significativos, lo que le da un transfondo islamofóbico, bigamofóbico, poligamofóbico y pluriparentalofóbico: no contempla las parejas de más de dos personas, de todo sexo y género, como unión estable, como la poligamia de la Sharia (poligamia de hombre con 3 o 4 mujeres) y las de derecho africano. Es también una ley incongruente, porque no reconoce el matrimonio poligámico como “amor igual” y “matrimonio igualitario”. Así, el art. 21 desconoce a las familias bígamas o poligámicas como nueva familia o familia LGBT con derecho de adopción. Los actuales derechos LGBT son sólo un paso para la próxima invasión de los falsos derechos pansexualistas, multigéneristas y plurifamilistas.

    La ley LGBT contiene una flagrante contradicción, pues mientras prohibe patologizar a la persona LGBT (art. 16. 2, a), de otro lado permite todo tipo de terapias psicológicas con el límite de la lícitud, respeto y no aversividad (art. 16, 2, f), legalizando así que la orientación LGBT no es una enfermedad pero sí es una conducta insana que afecta a la salud y que causa sufrimiento e infelicidad, que puede ser tratada mediante terapia y que, por tanto, el comportamiento LGBT debe y puede ser cambiado por el tratamiento de un psicoterapeuta.

    La ley LGBT, en última instancia, mira más allá de los derechos LGBT, defiende el futuro relativismo total del pansexualismo multigénerista y plurifamilista: pansexualismo (atracción y prácticas sexuales con todos), multigénero (se siente e identifica con uno o varios géneros) y plurifamilista (limitado hoy pues sólo reconoce las uniones y matrimonios monógamos homosexuales).

    La ley LGBT crea multitud de “pesebres agradecidos” a cargo del presupuesto público: servicios de atención, Órgano consultivo permanente y Órgano rector y coordinador de personas LGBT. (art. 7-9)

    ResponderEliminar
  7. La ley LGBT concede al poder público un ultraintervencionismo supercualificado sobre las personas LGBT: los derechos LGBT son derechos humanos; la protección será integral y transversal; la administración actuará desde la sensibilización, prevención, detección, atención, recuperación, reparación, visibilidad, participación, representatividad, realización y satifacción de todas las necesidades, diversidad, interacciones vitales, cooperación administrativa, formación y capacitación de profesionales, fomento, investigación, apoyo asociativo, cláusulas sociales y garantías estadísticas (art. 6-34).

    La ley LGBT dice que todos los niños y jóvenes, tanto de la enseñanza obligatoria o voluntaria, en cultura, ocio y deporte, deberán de conocer, aunque no quieran, sea contraproducente o inconveniente, la política del pansexualismo multigenerista y plurifamilista (art. 12-14), que debe de estar en la coeducación, en el currículum y en todos los recursos formativos y documentales; en el proyecto educativo de la escuela; en la acción de los tutores; en los reglamentos de convivencia, derechos y deberes. Todo quedará bajo su ámbito: desde la escuela infantil, enseñanza primaria y secundaria, la enseñanza de adultos, la formación profesional, la formación de padres y madres, las actividades deportivas y de ocio infantil y juvenil, hasta la universidad, cubriendo la docencia y asignaturas de todos los grados y posgrados.

    La ley LGBT lleva el pansexualismo multigenerista y plurifamilista hasta la cultura, ocio y deporte: certámenes, competiciones y espectáculos infantiles y juveniles de tipo cultural y deportivo, memoria histórica, asociaciones y empresad de ocio, libros y revistas de las bibliotecas públicas, y recursos didácticos y fondos documentales. Además, se impone la amistad forzosa, porque se fiscalizará incluso todo tipo de ignorancia, aislamiento, rechazo y violencia (art. 12.6).

    Según la ley LGBT, hasta los medios de comunicación deberán de introducir el pansexualismo: código deontológico, uso de imágenes y lenguaje, control de contenidos y publicidad, inclusión de contenidos explícitos LGBT para visibilizar sus referentes como positivos e identificables (art. 15).

    En sanidad y acción social (art. 16-17) la ley da una representatividad y una cartera básica de servicios financiados por la sanidad pública. En el mercado de trabajo (art. 19-20) da disposiciones al departamento de trabajo de la Generalidad; una “cuota” LGBT laboral; planes de inserción; conciliación familiar; inspección de trabajo; planes y programas, seiones formativas e informativas, participación e interlocución, sindicatos, empresarios, códigos de conducta, protocolos de actuación.

    En la educación, la ley LGBT sólo conoce la libre formación de la conciencia entendida como “libre de normas”; pero sólo existe la formación “libre” de la conciencia, la que nace de la enseñanza de la verdad, porque la verdad nos hace libres, la verdad da normas y valores que sirven para diferenciar lo que es bueno y malo, tanto desde la moral natural como desde la revelación divina, verdades que son un yugo suave y una carga ligera, que sirven para el bien común, como dice Deuteronomio 10, 12-13: Israel, esto es lo único que te pide el Señor, tu Dios: que lo temas y sigas todos sus caminos, que ames y sirvas al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma, observando sus mandamientos y sus preceptos, que hoy te prescribo para tu bien.

    La ley LGBT subvierte 3 principios educativos: 1. Crítica: impide opinar y objetar en libertad; 2. Objetiva: impide dar a conocer las normas objetivas sobre el bien y el mal; 3. Pluralista: imposibilita informar de las objecciones al movimiento LGBT. Además, como dijo el Papa Francisco I a las carmelitas bonaerenses el 22 de junio del 2010, las leyes del matrimonio homosexual con derecho a adopción son un perverso plan satánico para destruir en la humanidad el diseño divino sobre vida, familia y matrimonio.

    ResponderEliminar
  8. La ley LGBT crea una:

    - ciudadanía LGBT con estatuto privilegiado de superprotección
    - ley mordaza amedrentadora: autocensura y censura previa contra la Iglesia Católica
    - adoctrinamiento y proselitismo [de los heterosexuales]
    - ley contra la apostasía, la blasfemia y la difamación [contra todo miembro del colectivo LGBT que quiera salir]

    El sistema de sanciones consiste en multas, inhabilitación de la empresa y pérdida de financiación pública, que pueden acumularse, y cuya finalidad parece ser la de emprobrecer personalmente a la familia del sancionado, al poder llegar el importe máximo a dos años, unos 16.000 euros, pues la cuantía de la multa es dinámica, se baremiza teniendo en cuenta el IRSC, un indicador de renta de subsistencia, que tiene la particularidad de revalorizarse anualmente por el Gobierno; el sancionado también puede ser simplemente arruinado empresarial o profesionalmente, a través de la inhabilitación de la actividad empresarial y la pérdida de subvenciones y créditos oficiales (art. 28 a 33).

    Las sanciones parecen estalinianas, lo castigan todo: expresión a través de dibujo, texto o cualquier forma expresiva; mensajes subliminales; comportamiento verbal homofóbico incluso dirigido a personas no LGBT; comportamiento diferenciado o de ignorancia, aislamiento o rechazo; escritos, publicaciones, mensajes, discursos y contenidos con connotaciones contrarias al LGBT; sanciona incluso al empresario de un local que permita el menor comportamientos contra el LGBT (salas de espectáculos), lo que implica la censura previa del contenido artístico. La consecuencia de todas estas sanciones son autocensura y la censura previa.

    Da la sensación que las sanciones buscan otros efectos colaterales, además de la pena económica, incluyendo consecuencias tanto personales como ejemplares para la sociedad: desgaste emocional, daño moral y psicológico, tanto por la difusión del caso (pena de telediario) como por la durabilidad del asunto, dado que la sanción administrativa puede ser recurrida en vía judicial (pena de banquillo).

    Los únicos que gozarán de libertad de expresión serán, por un lado, los pobres porque nunca podrán verse afectados por las sanciones económicas, y de otro lado, los parlamentarios, protegidos por el privilegio de la inmunidad por las expresiones vertidas en el ejercicio de su representación.

    La ley LGBT excluye e ignora toda una serie de derechos humanos: el derecho a expresar y comunicar que los derechos LGBT carecen de legitimidad; el derecho a la objeción de conciencia por razones religiosas y de derecho natural; la libre “opinio de lege ferenda”, o posibilidad de presentar y defender las iniciativas y proposiciones de ley de revocación de las leyes homosexualistas; el derecho a desarrollar la consciencia moral autónoma; el derecho a un proceso de gestación y maduración de la consciencia y convicciones; el derecho a la formación libre de la personalidad; el derecho de información adecuada (a buscar, recibir y difundir información); el derecho a la libertad de conciencia, (a no ser objeto de proselitismo y adoctrinamiento de la ideología LGBT); el derecho a la libre opinión y a formarse opinión de forma fundada; el derecho a rechazar todo proselitismo y adoctrinamiento de la ideología LGBT; en definitiva, el derecho a decir no.

    Benedicto XVI estableció 4 principios innegociables para los católicos en la vida pública: vida, familia y matrimonio, educación y bien común. Para el catolicismo, la familia y el matrimonio integrado por un hombre y una mujer son una verdad divina pero también de derecho natural.

    La ley LGBT es una intrusión forzosa en la conciencia de todos.

    ResponderEliminar
  9. La ley LGBT plantea tres conquistas:


    1. SAGRADA FAMILIA. El asalto LGBT al templo de la Sagrada Familia consagrado por Benedicto XVI, como centro mundial evangelizador del modelo de familia y matrimonio universal de la Sagrada Familia de Nazaret, José, María y Jesús, integrado por esposo-esposa y padre-madre-hijo, en donde el papel del padre es dar autoridad afectuosa y el de la madre protección cariñosa.

    También quiere la manipulación de la doctrina y de las instituciones de la Iglesia Católica en un sentido LGBT, como lo demuestran 3 ejemplos recientes:

    a) Sor Teresa Forcades, que apoya decididamente la sexodiversidad tanto en el matrimonio como en el sacerdocio y que la fundamenta en la diversidad de personas en la Trinidad.

    b) El abad de Montserrat P. Soler, que considera justa la ley de matrimonios homosexuales con derecho de adopción, porque está conforme al principio de laicidad y a la separación del Estado y la Iglesia.

    c) El reciente artículo de Oriol Domingo (La Vanguardia, domingo 21 julio) sobre un análisis del teólogo Gaspar Mora sobre la Gaudium et Spes y Juan XXIII, concluyendo que la Iglesia debe dialogar y no condenar o confrontarse, renunciando a la posesión de la verdad, olvidando que Juan XXIII, en la Pacem in Terris, que dice que los gobiernos, jueces y parlamentos sólo pueden obligar en conciencia si sus leyes y sentencias están conformes con la voluntad de Dios; en caso contrario, dice Juan XXIII, toda ley y sentencia contraria a la voluntad de Dios, como es esta ley LGBT, no obliga en conciencia, pues prevale la ley de Dios por encima de la ley injusta de los hombres.

    Es más, continúa Juan XXIII en Pacem in Terris, si los gobernantes promulgan una ley contraria a la voluntad de Dios (esta ley LGBT) la propia autoridad se desmorona por completo -profetiza- y se origina una iniquinidad espantosa, como lo hace esta ley LGBT, y sigue Juan XXIII diciendo que toda ley que se aparta de la recta razón es una ley injusta, deja de ser ley para ser violencia, como es esta ley LGBT.

    Por eso acaba diciendo que todo gobernante que no reconozca los derechos del hombre o los viole, faltan a su deber y todas sus leyes y sentencias carecen de obligatoriedad, como le sucede a esta ley LGBT (II. Ordenación de las relaciones políticas).


    2. SOCIEDAD. La ley LGBT inagura una dictadura LGBT y un sistema totalitario LGBT, porque concede a la ciudadanía LGBT el privilegio de disfrutar de un estatuto personal especial, quiere que toda su ideología LGBT esté en todos los campos de la vida humana y en todas las situaciones de vida social y personal, y castiga cualquier oposición y favorece la autocensura y censura previa.


    3. RELATIVISMO. La ley LGBT es sólo un primer paso para implantar en el futuro la ideología que realmente quiere implantarse: el todo vale del pansexualismo multigénero y plurifamilista-pluriparental: los matrimonio y uniones bígamas y polígamas de todos con todos, y como se detecta en California, incluyendo en el concepto de familia a los animales.

    Así lo demuestran dos intervenciones de políticos catalanes durante la fase de tramitación de esta ley LGBT el 17 de julio del 2013:

    a) La diputada de ERC Anna Simó i Castelló atacando a la Iglesia Católica:

    "esta homofobia institucional o estos comportamientos homófobos también los encontramos en algunas manifestaciones [...] de la jerarquía católica".

    b) El diputado Jaume Collboni Cuadrado del PSOE-PSC se apoya en la ideología de género que afirma la construcción social del género y la sexualidad:

    "porque estos patrones de conducta [heterosexuales] que hemos heredado por la cultura y las religiones"

    ResponderEliminar
  10. Al anónimo de las 23.24, yo lo único que se me lo ha comentado una tercera persona Une informada y parece ser que en los nuevos nombramientos que se han realizado en el mes de junio , no se her tenido en cuenta en los tres arciprestazgos el trabajo realizado a nivel de agrupaciones parroquiales.En los tres arciprestazgos si se debían tener en cuanta tres parroquias que pasaban hacer agrupación ,y todo ha quedado en aguas de borrajas poniendo a Sacerdotes en cada una de estas parroquias sin tener en cuenta las agrupaciones.En otros arciprestazgos si se ha. Tenido encuenta, sobre todo los amiguísimos del cardenal.Decir quisiera que yo sepa estos arciprestes no tienen nada de tiranos, es más son grandes pastores para sus compañeros y muy trabajadores..

    ResponderEliminar
  11. La que te va a caer, Prudentius, por el artículo de hoy.

    ResponderEliminar
  12. Después de leer todo lo anterior, comentarios incluidos, y de los que no entiendo casi nada, mi pregunta es: ¿tiene todo esto algo que ver con la Iglesia de Jesucristo?

    ResponderEliminar
  13. Una cosa es que los tres arciprestes quieran dimitir y otra que les acepten la dimisión. Pronto lo veremos.

    Ciertamente estamos en un final de mandato del Sr. Cardenal-Arzobispo. Pero eso no justifica reveliones, ni mediocridad, ni dejadez, ni falta de responsabilidades de algunos sacerdotes diocesanos.

    Hay arciprestes que trabajan, coordinan, ayudan a los sacerdotes y parroquias de su arciprestazgo, se preocupan de los sacerdotes enfermos,... otros se creen pequeños vicarios episcopales. Para mi esos últimos ya pueden plegar ahora mismo.

    Los cargos de autoridad en la Iglesia, según el espirito evangélico han de ser de servicio, y no de aparentar que se manda. Además muchos sacerdotes y laicos cuando reciben un cargo como nunca aprendieron a obedecer, tampoco saben mandar.

    ResponderEliminar
  14. Els desitjos d'alguns perquè el Vaticà freni el procés d'alliberament nacional català quedarà en el desig de quatre que sembla que estan una mica desorientats vaticinant no sé pas quantes desgràcies. En el millor dels casos podeu esperar que no intervinguin i es mostrin neutrals, però anar en contra de la majoria del poble de Catalunya no ho faran. L'Església sempre ha estat al costat dels guanyadors durant més de 2000 anys i per suposat ara no canviarà.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De poble, no és que l'Església hagi estat sempre al costat dels guanyadors, és que a l'Església li toca conviure, com a tothom, sota el poder temporal de torn. I si Catalunya s'independitza i es configura com un nou estat, l'Església adaptarà la seva organització territorial a la nova situació, potser amb una conferència episcopal pròpia (que per altra banda ja existeix, la Tarraconense).

      Eliminar
    2. Si, si, ....y luego vendrán los Reyes Magos y a los niños buenos les traeran regalos...y a los malos carbón.
      Espectacular como os creeis vuestras propias mentiras.

      Eliminar
  15. El artículo de Prudentius se ajusta al artículo de Xavier Antich titulado "Humpty Dumpty, el rey" (lunes 22 de julio) en La Vanguardia. Hay 2 fragmentos que retratan al nacional-progresismo eclesial y político, que transcribo salvo error u omisión.

    www.lavanguardia.com/opinion/articulos/20130722/54377997896/humpty-dumpty-el-rey.html

    1. Mentira
    2. Manipulación lingüística

    1. MENTIRA. "la extrema gravedad del panorama...radica...en la MENTIRA con que, de forma sistemática, no sólo se pretende esconder la auténtica realidad de los hechos, sino, incluso, presentarlos de manera radicalmente contrarios a como ha ocurrido" dice comentando el cuento de Gianni rodari "Gelsomino en el país de los mentirosos".

    2. MANIPULACIÓN LINGÜÍSTICA. "en el relato de Lewis Carrol "A través del espejo", Humpty Dumpty le dice a Alicia: "Cuando yo digo una palabra, quiere decir exactamento lo que yo DECIDO que diga"..."la cuestión es QUIÉN MANDA, con eso hay bastante", y como él manda, INVENTA palabras nuevas y CAMBIA significados para los que ya existían.

    El lenguaje deja de ser un instrumento de conmunicación porque el significado de las palabras cambia arbitrariamente en función de quien las usa y...de quien manda...de quien otorga significado nuevo a las palabras viejas. Pero si las palabras no tienen significado claro y poco definido, entonces nadie miente.

    Sólo hace falta que las palabras dejen de significar aquello que significaban para vaciarlas y llenarlas de nuevo a conveniencia. Manipular las palabras para que dejen de decir aquello que revelan y convertir el lenguaje en una red trenzada de eufemismos que no sólo esconden la realidad de las cosas sino que las TERGIVERSAN hasta hacerlas irreconocibles, ES TODAVÍA PEOR QUE MENTIR, porque, si ya no hay acuerdo sobre lo que las palabras dicen, cualquier acuerdo sobre cualquier cosa se convierte...en imposible.

    Pudrir las palabras hasta el extremo de que todo valga y que, de cualquier cosa, se pueda decir arbitrariamente lo que no es, destroza, y esto es muy grave, la credibilidad en el propio lenguaje y en los fundamentos de la comunicación, que son la base de la relación social." [como pasa con las palabras amor, familia y matrimonio]

    La civilización del relativismo de los valores líquidos de Zygmunt Bauman se ve en la teología de la hermenéutica de la ruptura (Benedicto XVI) y de la ley LGBT:

    1. RETORCER EL PESCUEZO DE LA VERDAD. Sor Teresa Forcades, cuando dice que la Iglesia cambiará su doctrina sobre la homosexualidad, el matrimonio y el sacerdocio.

    2. MENTIR POR SILENCIO. Enseñar silenciando u omitiendo parte de la verdad. Cuando en las predicaciones y sermones, y en las obras teológicas y espirituales se omiten las verdades de los novísimos: infierno, demonio, cielo, purgatorio, juicio particular y final.

    3. MENTIR POR MANIPULACIÓN. Para Santo Tomás lo peor en el mundo es el grado de verdad que contiene una mentira. La ley LGBT vacía y rellena el verdadero significado de “matrimonio” (matrimonio natural y complementario), unión entre un hombre y una mujer, con el falso “matrimonio igualitario” para justificar el matrimonio monógamo homosexual, falso porque:

    a) no reconoce la igualdad de la bigamia y la poligamia

    b) el matrimonio sólo es para el amor complementario entre hombre y mujer al estar abierto a la procreación de la vida, lugar de la concepción y nacimiento natural de los hijos y su educación por sus padres

    En el movimiento LGBT hay una construcción social en el tiempo: primero la sociedad acepta la homosexualidad, el matrimonio monógamo homosexual, pero el último objetivo del relativismo es la poligamia, la unión matrimonial de todas las tendencias y géneros, hecho aún no aceptado por la sociedad pero que será la futura idea de progreso, dado que la sociedad aceptará ampliar el amor desde el amor monógamo (amor a uno) al amor plural (amor a dos o más), del amor de pareja entre igual o diferente género al amor múltiple igualitario.

    ResponderEliminar
  16. Aquí os dejo enlace al artículo publicado hoy en ABC: "La Sagrada Familia, objetivo soberanista" http://www.abc.es/local-cataluna/20130722/abci-sagrada-familia-objetivo-soberanista-201307220957.html#disqus_thread

    ResponderEliminar
  17. Dice Prudentius:

    "Este pentecostalismo materialista se modera con una doble restricción. Afirma: bien que imperfectamente y no sin la ayuda de Dios. Pero ese acento en una fe esencial te conduce a un optimismo naturalista, a un relativismo dogmático y a un humanismo demencial...Esta es la teoría fundamental de ese progresismo que ha arrasado la Iglesia en Cataluña."


    1. El amor evangélico será prohibido y perseguido por ser una doctrina de odio, y la misma Iglesia católica también, al ser la única sociedad que aún defiende el mandamiento de Dios que define la familia matrimonial sólo como el amor entre hombre y mujer, entre esposo y esposa, entre padre y madre e hijo. Esto será visto como un delito de lesa humanidad.

    2. Para posibles consagrados despistados, el posible proceso constituyente catalán para aprobar una hipotética Constitución catalana incluirá de forma indubitable la ideología de género, que considera, en su radicalidad extremista, como familia matrimonial la unión entre todo tipo de personas, sin discriminación alguna de su sexo o género, con derecho a la adopción y reproducción asistida, fundado en un amor pluriforme entre todo tipo de personas, que ha progresado definitivamente a su plenitud superando los restrictivos preceptos divinos, que será derecho humano, y que la no aceptación de su contenido será un crimen contra la Humanidad.

    Desde la píldora en 1960, se ha ido introduciendo el error satánico en el contenido del amor.

    Se empezó con la mentalidad anticoncepcionista, que proporcionó tres obstáculos para la reproducción, concepción y desarrollo de la vida: si no se quiere la vasectomía, está el preservativo masculino o femenino, y si falla, entonces actúa la píldora, y si ésta fracasa, subsiste el aborto.

    Al dividir la sexualidad de la reproducción e impedir ésta, nació la posibilidad de tener relaciones protegidas y conscientemente estériles con cualquiera, lo que dio origen a la promiscuidad, las relaciones prematrimoniales, el adulterio, la prostitución y la pornografía.

    Y si fue posible tener relaciones con muchos, entonces fue fácil dar el siguiente paso, tener relaciones con cualesquiera, es decir, con cualquier sexo en su sentido físico, y posteriormente, en su sentido psicológico (género), lo que promocionó la homosexualidad, la bisexualidad y las relaciones entre géneros.

    En el caso de que no fuera posible tener hijos, tanto entre heterosexuales como en homosexuales, o bien se quieren tener hijos para un fin instrumental (bebé a la carta, bebé medicamento, bebé sin padre, vientre de alquiler), entonces apareció la reproducción asistida, y con ella la congelación de embriones y la eliminación selectiva de embriones de tipo abortiva y eugenésica (embriones de menor calidad o de calidad diferente a la buscada).

    El último paso, aún no dado, consiste en la inculturación del matrimonio y unión pluriamorosa, pluriparental, grupal e igualitario (matrimonio bígamo, polígamo o grupal) entre diversas personas de cualquier sexo y género, y su implantación como derecho humano con la criminalización de toda persona o entidad que se niegue a reconocerlos, aceptarlos y celebrarlos, lo que incluye forzosamente a la Iglesia Católica.

    Por eso, es cierta la afirmación del patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Rusia, Cirilo I, que ha considerado que la legalización de los matrimonios homosexuales es una señal de la proximidad del Apocalipsis, tal como manifiesta 2 Tesalonicenses 2, escrito para nuestro tiempo, que indica las señales de la venida del Anti-Dios, el Anti-Cristo.

    ResponderEliminar
  18. Vamos de mal en peor, pobre Catalunya, presa en el fandango...
    Deu meu!

    ResponderEliminar
  19. Hay si muchos llamados católicos se conviertieran de verdad y siguieran la palabra de Dios, si se levantasen todos unidos y luchen por las injusticias, pero para eso hacen falta verdaderos discípulos, en fin no se si contemplaremos el Apocalipsis amada mía, pero estoy casi convencido de que ya lo estamos haciendo.

    ResponderEliminar
  20. A los periodistas o les das el artículo hecho o no hay nada que hacer. Cuantos más datos e informes más se lían. No se puede confiar en su buen hacer.

    ResponderEliminar