martes, 16 de julio de 2013

Carles, Sistach... y Osoro en la toma de posesión de Benavent en Tortosa

Este pasado sábado Don Enrique Benavent tomó posesión como obispo de Tortosa, una diócesis con sede en Cataluña pero con territorio en la Comunidad Valenciana. De hecho la mayoría de los prelados de esta diócesis han sido valencianos, si exceptuamos el periodo en que n.s.b.a. Cardenal Martínez Sistach estuvo por allí como trampolín para mejores destinos.

En la concelebración participaron una veintena de obispos, en su mayoría residentes en Cataluña, o en la comunidad valenciana, además de algún valenciano ilustre fuera de su comunidad como Don Manuel Ureña (Zaragoza), también participó Don Juan del Río (arzobispo castrense) cuya jurisdicción es todo el territorio español. La representación política de mayor rango corrió a cargo de la Sra. Joana Ortega (vice-presidenta de la Generalitat) y de Juan Cotino (Presidente de las Cortes Valencianas).

En la fotografía que encabeza este escrito pueden verse en primera fila, los pesos pesados eclesiásticos que participaron en esta celebración, dos cardenales: Carles y Sistach y el arzobispo de Valencia Don Carlos Osoro, del que Don Enrique era auxiliar hasta ser nombrado titular para la sede tortosina. Los dos cardenales fueron obispos de Tortosa con un paso muy distinto, Don Ricardo fue un magnífico obispo de aquella diócesis, querido y admirado por todos, se volcó en sus parroquias, en su clero y especialmente en su Seminario, estuvo veintiún años como buen pastor (1969-1990) y probablemente nunca tuvo que salir de allí ya que su paso por Barcelona fue un verdadero calvario para él y tampoco respondió a las expectativas de auténtica reforma que necesitaba la diócesis después de los años de descontrol de Don Narcís Jubany. Por su parte nuestro actual arzobispo, pasó por Tortosa (1991-1997) como un escalón más en su ambición de volver a Barcelona y obtener el cardenalato. Aunque su paso fue relativamente corto y no dañó en exceso la obra de su antecesor, fue el inicio del declive de una diócesis que espera como agua de mayo que Don Enrique Benavent levante su estado de ánimo y su vida espiritual y pastoral.
Don Carlos Osoro (con sotana) con algunos de sus últimos nombramientos en Valencia

Viendo en la misma foto a Carles, Sistach y Osoro, se me ha pasado por la cabeza la posibilidad de que esa sea la linea del episcopologio barcelonés. Ciertamente si el actual arzobispo de Valencia viniera a Barcelona nos tocaría el gordo de la lotería, soñar no cuesta dinero y por eso pienso en esa posibilidad. Don Carlos Osoro ha demostrado en Valencia ser un obispo extraordinario, con inmensa capacidad de gobierno (no necesita obispos auxiliares y eso que a él si que se los darían), pero con un trato exquisito con todo el clero. No hay duda de su recta doctrina y de que elige a personas con capacidad y con ortodoxia para las responsabilidades eclesiales de su actual diócesis. A diferencia de lo que sucedió con Don Ricardo Carles, de Don Carlos no se puede decir que Barcelona se le haría demasiado grande o de que los muchos problemas que aquí hay le sobrepasarían. Valencia no es Barcelona, pero se le parece y si somos sinceros los números pastorales valencianos están bastante por encima de los barceloneses en todo.

Sólo hay un problema, Don Carlos no es catalán, tampoco de los llamados "Països catalans" (territorios de habla catalana), y en estos tiempos de anhelos independentistas algunos no se tomarían muy bien la llegada de un obispo cántabro a la capital catalana. Pero para un buen católico, que pone su fe por encima del nacionalismo eso no debería ser ningún problema, aún más, Don Carlos es una persona inteligente y con grandes capacidades, no tendría ningún problema en aprender el catalán, casi con tanta rapidez como Pep Guardiola ha aprendido el alemán en Munich. De hecho en la diócesis de Valencia se habla el valenciano y Don Carlos ha puesto mucha mayor predisposición ante esa lengua que por ejemplo su antecesor Don Agustín García-Gasco.

La semana pasada decía que no es tan difícil encontrar sucesor para el cardenal Sistach, a pesar de que se nos quiere vender la moto de que es algo sumamente complicado y por tanto lento. Don Carlos Osoro tiene cualidades sobradas y experiencia demostrada para un reto como éste, esperemos que desde Roma no se vuelva a atender las presiones del nacionalismo (que viene asociado al progresismo), y se vuelva a escoger un arzobispo mediocre, gris, sin empuje para levantar esta diócesis,que mira para otro lado ante los desmanes del progresismo y con la única cualidad de ser bien visto por el poder político gobernante en Cataluña.

Antoninus Pius

28 comentarios:

  1. Los articulitos de ABC no están nada mal:http://www.abc.es/sociedad/20130716/abci-relevos-sistach-iglesia-catolica-201307160110.html

    http://www.abc.es/sociedad/20130715/abcp-vaticano-aprovechara-relevos-iglesia-20130715.html
    Germinans se lee en todas partes...

    ResponderEliminar
  2. Al anterior arzobispo barcelonés Ricard María Carles (1990-2004) le vino grande Barcelona al igual que a cualquier otra persona o ser humano, puesto que era una demarcación de más de 4 millones de habitantes. Una locura.

    La división de la diócesis de Barcelona en una provincia eclesiástica con tres sedes el 2004 (Barcelona, Terrassa y Sant Feliu de Llobregat), coincidiendo con el pontificado de Sistach, renovó el anterior sistema obsoleto de un arzobispo y cinco auxiliares (1993) con distribución por demarcaciones para los prelados.

    Almenos se ha revelado como un providencial eficaz sistema cortafuegos de los incendiarios montserratinos, principalmente sor Teresa Forcades (las quemaduras para D. Agustí de Sant Feliu), y de los bomberos pirómanos jesuitas de la Cueva Nueva Era de San Ignacio de Manresa (el fuego para D. Romà de Vic).

    Para estos religiosos rebeldes, que participan en su particular revuelta, levantamiento, sedición y rebelión contra la verdad de fe y moral católicas, les iría bien leer con atención el recientísimo documento de la CEE titulado "Iglesia particular y vida consagrada":

    www.conferenciaepiscopal.es/index.php?option=com_content&view=article&id=3591:iglesia-particular-y-vida-consagrada&catid=188&Itemid=1449

    ... y el comentario de LF:

    infocatolica.com/blog/coradcor.php/1307161256-el-obedeced-a-vuestros-pastor#more20896

    También sería interesante que lo leyeran los obispos de la CET.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El documento de la CEE titulado "Iglesia particular y vida consagrada" también ha sido comentado aquí:


      http://infocatolica.com/blog/cura.php/1307151007-iglesia-particular-y-vida-con#more20886

      Eliminar
  3. Hombre, a mi modo de ver si Osoro viene a Barcelona se puede dar el caso de que, dada su edad, la labor pastoral aquí puede ser de ocho o nueve años para ser puente con el obispo de Terrassa, el cual tendría por delante un tiempo similar y el total de ambos cubrir prácticamente dos décadas.El mismo caso se da con el obispo de Vic, pero si en vez de estos dos últimos fuese Mns. Novell llegamos muy holgados a las tres décadas. Creo que todos dan un buen juego para esta Barcelona descristianizada.
    Este criterio es puramente humano, que Dios disponga y nosotros a rezar por que se cumpla su voluntad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las 01:33 de la madrugada uno tiene tendencia a soñar. Pero no sueñe... Jamás vendrá a Barcelona Osoro y jamás vendrá a Barcelona Meneses. Para bien de la Iglesia y para bien de todos!

      Eliminar
  4. En mi caso, desde luego que no habría ningún problema, ningún "pero" a que Osoro fuera el nuevo arzobispo de Barcelona. Pero insisto en lo de hace unos días, ¿es que no hay buenos sacerdotes en Barcelona para suceder al actual arzobispo? Sacerdotes que, independientemente de su procedencia y apellidos, no tengan el "problema" de la lengua y que sean buenos pastores, con capacidad de mando, afables y sin duda de su recta doctrina.

    ResponderEliminar
  5. No creo que venga Osoro, no es catalán ni valenciano. Y desde los tiempos de Don marcelo ningún castellano ha sido obispo de ninguna diócesis catalana. Osoro no necesita auxiliares, es verdad. Los ha ventilado a todos. El último Benavent.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La curia romana está bastante entretenida adaptandose a su Obispo. El nuevo titular de Barcelona será el arzobispo de Urgel. Mons. Vives, tiene el perfil adecuado para contentar a todos y no molestar a nadie. Será un continuador del cardenal Martínez Sistach y,"a vivir que son dos días".

      Eliminar
    2. No sé, si viene Vives, si esta web vivirá a gusto!

      Eliminar
    3. Sr. Anónimo de las 21,42. No se trata de si esta web vive a gusto o no, se trata simplemente de que el Obispo que nos envíen lo recibamos como tal.

      Yo pienso que si uno ya ama a Dios y se siente amado por Él, venga el Obispo de venga será bien aceptado.

      En caso que Dios, sea un estorbo para nuestra vida católica, venga el Obispo que venga, siempre estorbará.

      Eliminar
  6. Carlos osoro tiene entre sus cualidades una muy sobresaliente: su YO. Formación, escasita. Pero está en todas partes, como el Espíritu Santo, y nadie lo puede ver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabe tanto que ha prescindido de sus obispos auxiliares.

      Eliminar
    2. Pues eso alguien que los tenga bien cuadrados; rezad par que se vaya y nosotros para que venga, así juntamos oraciones!!!!!
      Dios nos dé su paz.
      Salvador Biarnés (ElCidCabreador)

      Eliminar
    3. "Bien cuadrados." Bonita, fina y delicada expresión.

      Eliminar
  7. Vaya, será que al Ordinario le va mejor que a Carles!!!!; bueno miren la curia valenciana, todos bien "formaditos" al estilo de la curia Barcelonesa capitaneados por el corbatín del "Pela Bosques" y seguidos por mi querido M. Claret; parece ser que uno de sus diáconos de confianza, el de Santa María del Mar está tomando relevancia al lado de nuestro Ordinario; aprovechad y que Dios nos y os asista. Que también asista a Benavemt en Tortosa porque sigue los caminos de Barcelona; y un consejo: no se fíe ni un pelo de José Mª Tomàs.
    Osoro, Ureña o Pujol a Barcelona. Apiádate de nostros, Señor.
    Dios nos dé su paz... Adiós Martinez, adiós.
    Salvdor Biarnés (ElCidCabreador)

    ResponderEliminar
  8. Hace unos días, leí un enlace de noticias de GG con la agrupación de la parroquia de San Carlos Borromeo con la de San Miquel dels Sants en Barcelona.

    SEMINARIO. Sería el cauce normal de provisión de sacerdotes para las parroquias, pero la actual situación de eclesiocatástrofe teológico-espiritual en la diócesis barcelonesa provocada por el nacional-progresismo, ha bloqueado esta vía ordinaria. Hecho increible, pues cualquiera con un mínimo de sentido común habría cambiado hace tiempo la orientación político-racionalista de la espiritualidad y la teología. Pero el obcecamiento del nacional-progresismo es así: antes muertos de muerte natural que matados.

    CURAS DE FUERA. Una forma extraordinaria de procura de sacerdotes para las parroquias, pero la experiencia demuestra que sólo funciona con un número muy limitado de sacerdotes. Dado que en la práctica se realiza con curas hispanoamericanos, la aclimatación en general ha sido imposible, debido al choque cultural y de carácteres entre la manera de ser fría de la feligresía catalana y el temperamento abierto y carismático de los curas hispanos.

    AGRUPACIÓN DE PARROQUIAS. La experiencia holandesa permite concluir que esta opción sólo puede tener el carácter de provisional y transitoria, si se pretende que la vida parroquial sobreviva. En caso contrario, si la agrupación tiene la nota de permanente y definitiva, entonces ya se puede ir pensando en cerrar y vender o alquilar el templo parroquial.

    En efecto, la experiencia en Holanda es significativa. Con la Reforma, los protestantes edificaron una parroquia enfrente de la católica en todas las poblaciones. La secularización iniciada en el Concilio Vaticano II, que afectó a las dos confesiones, la protestante por el racionalismo y a la católica por su protestantización, secularizó sacerdotes y vació de vocaciones a los seminarios. Para cubrir la doble falta de curas, primero se agruparon casi todas las parroquias de una población en una sola o muy escasas parroquias "de zona", y cuando se agotó este modelo, se utilizaron a los laicos y religiosos para las celebraciones dominicales "sin" presbítero, pero con el tiempo, este sistema, por las heterodoxias, agravó la caída de asistencia de los fieles hasta que quedaron reducidos a un nivel que impidió el sostenimiento económico de las parroquias. Ahora, en las poblaciones holandesas se venden o se alquilan las dos parroquias, la católica y la protestante, por falta de fieles, sacerdotes y solvencia económica.

    MOVIDA CON CURAS. Esta es la opción más lógica, y consiste en que la parroquia sea llevada por sacerdotes de un nuevo movimiento. Con ello, se consigue que el pueblo parroquial sea atendido por sacerdotes ordenados que podrán celebrar misas y confesiones, presentes con dedicación exclusiva y cercanos a la realidad de su pueblo.

    CONCLUSIÓN. La experiencia holandesa demuestra que el desarrollo de la vida parroquial de una parroquia agrupada tiende hacia su extinción y desaparición. En efecto, el rector de la parroquia agrupante no podrá ir a celebrar cada día la misa en la parroquia agrupada por razón del tiempo invertido: 1 hora o 1:30 horas de tiempo gastado cada día entre los desplazamientos de ida y vuelta y la preparación y celebración de la misa, si es que no hay confesiones u otros asuntos; cosa que se agravará en verano, navidad y durante los períodos de bajas o permisos de estos rectores. Evidentemente, el rector agrupante no desasistirá a su propio pueblo, el más necesitado de atención directa, y no podrá cuidarse del pueblo de la parroquia agrupada.

    Por lo que la feligresía agrupada pasará al régimen de desconsagración y laicización total de los servicios: desaparición de las misas semanales y dominicales y su sustitución por celebraciones de la Palabra y celebraciones dominicales sin presbítero, paso previo a la caída de asistencia de fieles y su posterior cierre por insostenibilidad económica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La situación puede ser aún peor:

      - La parroquia principal agrupante puede estar compuesta de un sólo rector, sin vicario, de edad avanzada, por lo que el cuidado de la agrupada puede ser casi nulo.

      - La parroquia agrupada pasa a perder de facto la categoría de parroquia y se degrada al nivel de oratorio público o capilla. Se inicia un proceso de pérdida de importancia e interés.

      - La parroquia agrupada puede sufrir un proceso de protestantización en las celebraciones y predicación de la fe y moral.

      - La parroquia agrupada pierde su propia dirección ejecutiva y pasa a depender de otro rector con diferentes intereses.

      - La pérdida del contacto diario con la realidad parroquial, tanto moral, catequética, pastoral. Pienso en la atención personal domiciliaria del sacerdote para con los enfermos y ancianos de la demarcación parroquial agrupada.

      - La agrupación de parroquias empieza con dos, la principal y la agrupada, pero con el tiempo puede empezar a crecer con más parroquias.

      Eliminar
  9. El català i el valencià és la mateixa llengua, encara que hi ha qui no li agradi admetre-ho Si en Carlos Osoro parla valencià, parla la mateixa llengua que mossèn Cinto Verdeguer. Així que la llengua no és cap problema perquè vingui a Barcelona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osoro no es catalán ni valenciano y no vendrá a Barcelona!

      Eliminar
    2. Y tanto que no, con que sepa castellano es suficiente. Es la lengua más usada y la conocemos TODOS los catalanes.
      Y el que quiera seguir usando las parroquias como oficinas de normalización lingüística, que sé haga testigo de Jehová.

      Eliminar
    3. Que no vendrá, es castellano y no vendrá!

      Eliminar
  10. Según el sitio de la archidiócesis de Valencia, estos son sus datos:

    Habitantes de derecho (01-01-2008, fuente I.N.E.): 2.810.432
    - En la provincia de Valencia: 2.542.731
    - En la provincia de Alicante: 267.701

    Clero
    Sacerdotes diocesanos: 825
    Diáconos permanentes: 10
    Religiosos con nombramiento del Sr. Arzobispo: 123
    Clero castrense: 13
    Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei: 49

    Seminaristas (31-12-2008): 72

    Vida Consagrada
    Institutos presentes en la Archidiócesis: 132
    Comunidades: 455
    Varones: 810
    Mujeres: 3.810


    En Barcelona hay 22 seminaristas (Madrid, 211).

    En el 2009 se dijo que de las 208 parroquias del territorio eclesiástico barcelonés, 91 están regidas por sacerdotes mayores de 65 años, edad de jubilación civil, lo que equivale al 45% del total. Además, 31 de ellos ya sobrepasan la edad canónica de jubilación, los 75 años.

    De todas maneras, el nuevo arzobispo, o bien deber ser especialista en doctrina de fe o bien debe saber escoger a un buen teólogo, porque el principal problema en Barcelona es de fe, empezando por el seminario y acabando en las parroquias, conventos, monasterios y profesores de religión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La solución del seminario no sería difícil: buscar formadores de buena linea y ser un seminario abierto a gente sana y de doctrina sana. Os garantizo que se llenaría; buena liturgia cantada cada día, y los fines de semana nada de ir a casa y a parroquias: fomentar la formación y el estudio y la vida sacramenta. Os aseguro que no hay mejor antídoto para tanta ñoñería e invento que a veces nos toca soportar.
      Dios nos dé su paz.
      Salvador Biarnés (ElCidCabreador)

      Eliminar
    2. Y qué nos importa lo que pasa en Valencia?

      Eliminar
    3. Valencia, aunque no le importe, de 1892 a 1992 ha tenido cardenales-arzobispos que hoy son beatos y algunos están en proceso canonización. El beato, Ciriaco María Sancha; el venerable José María Garcia Lahiguera y el Siervo de Dios, D. Marcelino Olaechea. Los demás, fueron buenos pastores aunque no se les haya abierto el proceso de canonización. Los frutos de estos pastores sabios y prudentes se constatan, día a día, en esa diócesis que sí importa

      Eliminar
  11. El Sr. Antoninus Pius dice:...Pero para un buen católico, que pone su fe por encima del nacionalismo eso no debería ser ningún problema, aún más,...

    Eso sería lo ideal para quien ve en la Religión una trascendencia a lo sobrenatural y no a lo terrenal.

    Veremos el Espíritu Santo por donde lleva a los que han de tomar la decisión de designar un Pastor àra nuestra Diócesis.

    En alguna otra ocasión ya dije que nos conviene un Obispo que sepa usar la Autoridad propia de su cargo y que sea obedecido por todas los fieles confiados desde los Vicarios Episcopales, si es que los necesita, hasta el último de los fieles bautizados.

    ResponderEliminar
  12. Recordemos que D. Carlos Osoro, de quien José Manuel Vidal presume de tener una relación excelente con él, permite que sus escritos se publiquen en un medio como Religión Digital, que da cobijo a toda la quinta columna que intenta socavar la Iglesia desde dentro.

    ResponderEliminar
  13. Eso,eso, buena línea!!!!!
    Dios nos dé su paz
    Salvador Biarnés (ElCidCabreador)

    ResponderEliminar