jueves, 13 de junio de 2013

El aborto de Gallardón


Después de tantos tejemanejes, dimes y diretes, retrasos, desmentidos y promesas incumplidas, la reforma de la actual ley del aborto, que más que a permitirlo parece destinada a fomentarlo, se perfila en el horizonte como un brindis al sol. Al final, lo que parecía una reforma en profundidad se ha convertido en un quiero y no puedo de lo más patético. Porque, en el fondo, la diferencia entre las dos leyes del aborto es sólo de planteamiento filosófico: ya que, en la práctica, las dos producen abortos libres y a la carta. La del año 1985, despenalizándolos en tres supuestos: peligro para la salud física o psíquica de la madre, violación o malformaciones. La ley Aído implantando simplemente unos plazos, ya que el aborto sería un derecho. Sin embargo, en la práctica  la una y la otra promueven el aborto libre y gratuito. El mismo José Mª Aznar se cuidó muy mucho de tocar los supuestos despenalizadores, hasta el punto que se encontraron los del PP con 51.000 abortos en 1996 y los dejaron en 85.000 cuando fueron desalojados del poder en 2004. También fue Aznar el que dio vía libre a la píldora RU-486 (para abortar hasta el primer mes) y a la del “día después”.

Con estos antecedentes no es de extrañar que la reforma de Ruíz Gallardón haya sido desautorizada hace poco por la cúpula del partido, que la considera inoportuna y todavía sujeta a debate interno: “No hay ni siquiera una idea de lo que va a ser el proyecto”, dicen.  El respaldo explícito del ministro de Justicia, en una entrevista radiofónica, al supuesto despenalizador del “riesgo para la salud psicológica de la madre” -contemplado en la ley del aborto de 1985­- deja en evidencia ese perfil bajo al que nos tiene acostumbrados la derecha nacional en cuestión de principios, que al no tenerlos, se abona a los de la izquierda.

No deja de ser sorprendente que, en ese pretendido y hasta ahora desconocido proyecto de reforma, quiera impedirse el aborto a causa de malformaciones congénitas y se deje luego expedito el camino para abortar a los sanos en los supuestos de conflicto con los derechos de la madre. A pesar de ello, afirma el ministro que la reforma de la 'Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo' contemplará "las situaciones difíciles a las que se enfrenta la mujer en los casos de malformaciones". En fin, todo un ejercicio de tauromaquia con el único objetivo de no coger el toro por los cuernos y contentar, al menos un poquito, a los unos y a los otros. Sobre todo a esos votantes de la derecha meapilística dispuestos a contemplar -contra toda evidencia- el vaso del PP siempre medio lleno. 

Y es que el vendaval abortista hace tiempo que nos arrastró. Los testimonios sobre las prácticas anti-vida en nuestros hospitales son constantes. Mientras, el máximo responsable moral de la Muy Ilustre Administración del Hospital de San Pablo -el Arzobispado de Barcelona- tocando el violón… Los padres Forcada y J.R. Pérez, sus representantes e informantes, sin ganas de enterarse, parapetados todos tras unas estadísticas oficiales limpias de polvo y paja gracias a que son trucadas por el Departament de Salut y ahora ya por los mismos médicos. Una vez han asesinado al inocente, ¿por qué no pueden maquillar el informe médico para que no conste tu fechoría? Y ahora más que nunca porque, después de tantos años de historia abortista en el San Pablo, por fin alguien empieza a molestarse -un poquito al menos- en la Muy Ilustre Administración. Se molesta no porque haya abortos en su hospital, sino porque las estadísticas revelan lo que de ninguna manera quiere saber.

Y es que, al final, el brazo ejecutor, el verdugo inmisericorde, el que se mancha directamente las manos con la sangre del no nacido, acaba siendo siempre el médico. La mujer querrá más o menos, la familia, el novio o el marido la presionaran más o menos. La Muy Ilustre Administración estará sorda, ciega y muda. Las amenazas, las presiones serán más o menos reales, la ley se reformará mil veces, pero al final: es el  médico. El que trabaja en la clínica del Dr. Morín y en la del Dr. Barambio -beneficiario de las subvenciones abortistas de Artur Mas (¿son acaso las únicas que no devengan comisiones?)- o el especializado en los “abortos de riesgo” de San Pablo o Granollers. Da lo mismo. Al final, es el médico. Un médico reducido al papel de simple matarife, de curandera maléfica, de psicópata sanguinario, papel para el cual no valía la pena ni estudiar ni opositar al MIR, porque se trata tan sólo de tener estómago suficiente, un callo en la conciencia, un morro de cemento armado y el apoyo del poder. El aborto Gallardón les ayuda lo suyo.

Pero también pueden encontrar cobijo en el aborto Fisichella, aborto misericordioso donde los haya, invención del ahora Prefecto para la Nueva Evangelización. El tipo se lució en un artículo del Osservatore Romano desautorizando la excomunión latae sententiae que el obispo de Recife (Brasil) recordó a los médicos y a los padres de una menor a la que hicieron abortar sus gemelos. Fue entonces cuando Don Rino alumbró con sus conspicuos argumentos el aborto por compasión. 

También el cardenal de Barcelona parece emular ahora a su amigo Fisichella, licenciado con deshonor de la Academia Pontificia para la Vida por aquel affaire, mediante su promoción a Prefecto -estilo vaticano-. En efecto, Martínez Sistach ha inventado –supongo que sin querer- un particular digestivo para el crimen más abominable. La periodista Esther Armora se lo arrancó el otro día para el diario ABC:En el Hospital de Sant Pau no se pueden practicar abortos”, afirmó el cardenal. “Lo que sucede es que la Administración, en el momento de dar la estadística de las interrupciones voluntarias del embarazo, incluye también en la estadística los pocos casos clínicos admitidos por la moral católica, lo que se presta a una indebida confusión”.

El Sr. Cardenal no recuerda que para la moral católica esos casos clínicos (algunos de ellos colocados en lo alto del candelero por el mismo hospital) nunca pueden calificarse de interrupciones voluntarias del embarazo; porque ese concepto es totalmente contrario a la moral cristiana. Y eso es lo que reflejan sistemáticamente  los datos oficiales que incluyen al Sant Pau: porque es eso, y no otra cosa más o menos cristiana, lo que pretenden ser. Por ello cabe suponer que para el Sr. Cardenal la ristra de abortos realizados en San Pablo y publicados por el hospital con grandes alharacas entran en esa nueva definición de “casos clínicos admitidos por la moral católica”. Entre ellos, el aborto de uno de dos gemelos publicado en la revista rol  y la “interrupción médica del embarazo” del 13 de mayo por sospecha de enanismo,  y las que se producen por probabilidad de síndrome de Down. Todos éstos, que son inequívocas “interrupciones voluntarias del embarazo” según la nomenclatura abortista, deben ser los “casos clínicos admitidos por la moral católica” que entran en la nueva categoría inventada por Mons. Martínez Sistach. A no ser que él tenga información privilegiada sobre otros casos que pudieran entrar en esa categoría. Cree el cardenal que esa nueva definición de aborto lícito es inocua; pero no, es verdaderamente inicua. La definitiva: la del aborto admitido por la moral católica. ¡Cuánto me gustaría estar equivocándome! 

Custodio Ballester Bielsa, pbro. 
www.sacerdotesporlavida.es

31 comentarios:

  1. A Don Rino solamente le interesa la política italiana,(capellán de la Cámara de Diputados muchos años) y el cardenalato. Lo demás, se puede consensuar. El purpurado de Barcelona es otro que tal baila.

    ResponderEliminar


  2. "-La Muy Ilustre Administración (MIA), es la fundación del Hospital de Sant Pau. Esta fundación nació hace muchos siglos en Barcelona y tiene un ideario cristiano. Por tanto, en el Hospital de Sant Pau no se pueden practicar abortos."

    Su argumentación es clara y la conclusión es taxativa: no hay aborto en el Sant Pau.

    "Lo que sucede es que la Administración, en el momento de dar la estadística de las interrupciones voluntarias del embarazo, incluyen también en la estadística los pocos casos clínicos admitidos por la moral católica, lo que se presta a una indebida confusión."

    Pues Rouco dijo a los políticos católicos: "Los principios morales no admiten excepciones".

    El cardenal Sistach debería de justificar su afirmación, y nada mejor para hacerlo que el Instituto Borja de Bioética, ibbioetica.org, un organismo de la Iglesia especializado en bioética.

    Pero los de Borja no me aclaran nada, porque en su buscador he puesto "aborto moral católica" y me responde con semblante grave y muy serio:

    --- Lo siento, "No hay registros para su consulta".

    ¿Hasta cuándo deberemos soportar este caso del Sant Pau que hace abortos y reproducción asistida, y el Instituto Borja que no nos aclara nada, excepto pagando cursos?

    ResponderEliminar
  3. Francisco I participará en el movimiento provida internacional o "Jornada Evangelium Vitae" sobre la defensa de la vida, y celebrará una misa en la Plaza de San Pedro este domingo 16 de junio del 2013:

    http://www.annusfidei.va/content/novaevangelizatio/es/eventi/giornataevangeliumvitae.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Anónimo de las 00:27 Francisco I no participará en la "Jornada Evangelium Vitae" porque no existe. Existe el Papa Francisco.

      Eliminar
  4. que bajo hemos caído...¡ no tengo palabras que expresen lo que siento. soy hijo de madre soltera; mi madre me subió con dificultad y cariño ella solita; solo por el echo de haberme respetado la vida,y darme todo su cariño; no puedo sino dar gracias a Dios por ella toda mi vida. Hoy soy un hombre de bien, que ella me enseño a serlo; tengo una hermosa familia, de la cual estoy orgulloso, y doy gracias a Dios todos los días por ello. Hay algo más hermoso que la vida? Cuando veo y oigo tanto disparate "intelectual" no puedo sino pensar en la máxima Evangelica: Ay de vosotros los que escandalizais..¡ Y...me voy de paseo con mi amigo fiel el perro.

    ResponderEliminar
  5. Quién es Francisco I? Un rey Austro-húngaro? Todavía vive? O es que alguien no informado no tiene idea de cómo se llama nuestro Papa? A ver si estos papistas más quie el Papa aprenden de una vez a tener respeto por el nombre que eligió y dejan de tratarlo como un sátrapa persa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una sugerencia a Germonans germinabit: Cuando alguien nombre Francisco I., no publicar su comentario. Quizá así algunos se den cuenta de su error voluntario, creo, o involuntario.

      Eliminar
    2. Es evidente que el nombre de nuestro Santo Padre es FRANCISCO sin nada más, pero tampoco hay que tomar decisiones drásticas con aquellos que le añaden el 1º.

      Eliminar
    3. "Una sugerencia a Germonans germinabit: Cuando alguien nombre Francisco I., no publicar su comentario. Quizá así algunos se den cuenta de su error voluntario, creo, o involuntario."

      Francisco a secas puede dar lugar a confusiones o a poner el nombre más largo, Papa Francisco. Francisco I es correcto también, aunque técnicamente pueda no serlo, porque es el primero de los papas llamados Francisco, se distingue en el contexto, e incluso se puede llamarlo FI, o F o Fco.

      Parece que hay en GG un troll dedicado desde el nombramiento del PP. Franciscus a coger las moscas por la cola y a colar mosquitos con este tema de Francisco I.

      Antes se decía de Juan Pablo II como Juanpablo, Juanpa o Juampa, Juanpi o Juampi, JPII o jpii, JP2, sin que nadie reclamara la desproporcionada y risible medida de censurar comentarios, querido troll.

      Eliminar
    4. Coinciden todos los que nombran a Francisco con el palito detrás en las opiniones más anacrónicas y trasnochadas. Por qué será? hay personas que aún no han asimilado la ilustración francesa y cómo cambió la historia para bien o para mal. Es lo que le pasó a un ex-príncipe de la Iglesia llamado Lefevre.

      Eliminar
    5. Se llama Marcel-François Marie Lefebvre, Lefeb-vre, no Lefe-vre.

      Lefebvre procede de Francia, en especial, del Paso de Calais y de Picardía.

      Deriva del latín "faber", y de él "Lefébure", y por confusión entre la "u" y la "v" y otras razones, hay otras variantes:

      Lefbvre [Lef/¬e/bv/-u/re] (la del cardenal); Lefeber; Lefèbre; Lefèbres; Lefebve y Lefebvres.

      Este cardenal protagonizó un cisma por orgullo, porque podía haber continuado dentro de la Iglesia, y así, haber continuado denunciando con prestigio todas las degeneraciones del progresismo, sobre todo una, la falsaria prohibición de la misa tridentina que proclamaron muchos obispos progresistas.


      En cuanto con la Ilustración francesa, ignoro qué tiene que ver el palito con el no palito, que es una simple diferenciación en el contexto.

      Unos países han seguido la política francesa de laicismo (a partir de 1905) y otros el sistema inglés de Iglesia oficial de Estado (casi todos los estados protestantes).

      Tanto uno como otro sistemas, que son contrapuestos el uno del otro, se pueden corromper:

      - el francés (Francisco "sin palito"), desembocó en el deismo o el ateismo de Estado o el laicismo beligerante de la persecución sangrienta de la religión católica y que acabó en el genocidio religioso de la revolución soviética; así como la contraposición entre la religión y la masonería, y la ocupación del Estado por la masonería.

      - el inglés, por la persecución de la religión católica y el amparo de la religión oficial de Estado, así como la vinculación de la masonería con la religión y el Estado.

      Eliminar
    6. Joé! Se ha quedado tranquilo con la lección de historia más subjetiva a la que he aistido en los últimos tiempos! Lo único que ha ilustrado con sentido es la falta de la "b" en el apellido Lefevre. Correcto. Lo demás, en la línea de que la historia está atrapada en la confabulación juedeo-masónica anticatólica (lo del prestigio de Lefebvre lanzando a los cuatro vientos la apostasía del progresismo es para darle la oreja y el rabo al espontáneo historiador). Parece que estos pareceres sólo se sostienen en las iluminadas webs de la ultraderecha. A la salud de Vicens-Vives, compañero.

      Eliminar
    7. Lefebvre nunca fue cardenal, en todo caso arzobispo emérito de Dakar.

      Eliminar
    8. El Cardenal Lefebvre nació en la región del Paso de Calais, concretamente en el pueblo de Tourcoing, casi al lado de la frontera belga, en el año 1905, el año de la ley de 1905 de separación de la Iglesia y el Estado, con el falso lema de:

      “La República no reconoce, no paga, ni subsidia religión alguna”.

      [Falso, porque las iglesias son propiedad pública y se realizan en ellas obras de conservación y las pone a disposición del culto y la liturgia sin coste alguno y a costa del presupuesto nacional. ¡Je!]

      Es importante conocer la geografía y la historia de Lefebrve, dado que:

      - en primer lugar, porque sin ellas, el personaje resulta ininteligible;

      - segundo, porque los obispos progresistas son responsables de la ruptura y falsificación de la Tradición y el Magisterio durante el inmediato postconcilio (por ejemplo, la falsa prohibición de la misa trentina; la mentirosa separación entre el Cristo de la Fe y el Jesús de la Historia...);

      - y tercero, porque Lefebvre estaba (y se está) en el epicentro de la masonería europea: masonería inglesa, escocesa, francesa, belga, holandesa y alemana.


      Para conocer las relaciones e implicaciones entre católicos y masones, es interesante el reciente libro de Hervé Hasquin, "Les Catholiques Belges et la Franc-Maçonnerie" (De la "rigidité Ratzinger" à la transgression?), Avant-Propos, 2011:

      "...les cathos considérant les maçons comme des agents du diable et les maçons voyant en tout catho un suppôt de "l'infâme"...


      Lefebvre fue cismático porque le dominó el orgullo de tener la razón y la verdad, cosa que se ha transmitido a sus congéneres.

      De haber estado dentro de la Iglesia Católica, habría sacudido de lo lindo a los progresaurios...para alquilar sillas... pero le pudo más la soberbia.

      Pero quizás habrá sido necesario su cisma como una manera de mantener la paz eclesial y dejar que el progresismo se desarrollara y se agotara en una generación, que no haber de soportar un enfrentamiento continuo durante 40 años con tanto fraude, engaño, embuste y falsedad.

      Eliminar
    9. Monseñor Lefebvre no fue cardenal, pero fue arzobispo-obispo de Tulle, región del Lemosín, Francia.

      Fue obispo pero con el título de arzobispo, una especie de título honorífico por sus méritos.

      Eliminar
  6. Mn. Custodio, gracias por el artículo de esta semana.

    Hace unos días se hablaba en esos artículos de Germinans Germinabit de las dificultades económicas por las que atraviesa nuestro querido Hospital, digo nuestro querido Hospital porque para los barceloneses es un importantisimo e histórico Hospital que siempre fue católico, fijénse en lo que puede leerse de los mosaicos que hay en el edificio principal de la calle Cartagena, enfrente de la Trevesera de Gracia.

    Pero a partir de la década de los 1970, para mí dejó de ser católico para pasar a ser concertado con la Generalitat y Ayuntamiento y convenios con la Seguridad Social.

    Aparte de esas consideraciones creo que ha de considerarse el aborto y todo lo que le rodea desde el punto de vista moral, una violación del 5º y 6º Mandamientos, ya que todo aborto tiene previamente unas relaciones sexuales y es aquí donde veo que hay que hacer incapié, primero en una educación integral de los jóvenes y no tan jóvenes, que la sexualidad es un don de Dios y por tanto es buena a su debido tiempo.

    Ya vemos que la Iglesia, aunque digan lo contrario, actualmente no tiene ún poder sobre la vida pública. Aunque el Cardenal Rouco inste al Gobierno en modificar la ley del aborto (con el eufemismo que se han sacado de la manga para no llamarle aborto). El Gobierno sigue adelante, con la suya haciendo caso omiso a la Iglesia.

    Yo soy de la opinón, que si los fieles católicos considerásemos la vida como un don inestimable de Dios, que se sirve de un matrimonio compuesto por hombre y mujer para crear una nueva vida, la sociedad en general funcionaria de manera más justa.

    ResponderEliminar
  7. En las comunidades peperas (Madrid, Valencia) el PP se va a pegar una torta colosal. El electorado está harto de que estos ladrones, corruptos y enemigos de la Iglesia se dediquen solo a robar y que dejen de lado el mínimo minimorum. El problema es que nos quedaremos en casa porque no hay a quien votar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que han gtardado estas comunidades en darse cuenta que el PP no sirve para nada!

      Eliminar

  8. CONVIENE ESPERAR A CONOCER LA REFORMA ANTES DE DESAUTORIZARLA

    Lo anunciado por el gobierno es un cambio radical respecto a las dos legislaciones anteriores. Se quiere reconocer y proteger el derecho legítimo a la vida del nasciturus, y en consecuencia se plantea que en el aborto hay dos derechos en conflicto, que ninguno de ellos en base a la doctrina del Tribunal Constitucional debe prevalecer sobre el otro sin justificación y que por ello el legislador debe establecer las causas en las que uno puede prevalecer. En la ley de plazos vigente el nasciturus durante tres meses y medio no tiene ningún derecho, y la ley de 1985 era de despenalización en determinados casos pero el supuesto de la salud psíquica convertía de hecho la ley en una ley de demanda sin plazos límite.

    En cuanto a las causas serán rigurosas, se entiende que serán situaciones que afecten realmente a la vida y a la salud de la mujer, y se quiere cumplir la Convención de la ONU sobre discapacidad o enfermedad del nasciturus, que no pueden ser causa de aborto.

    Estas son las líneas que se conocen a través de distintas declaraciones del Ministro de Justicia, algunas en sede parlamentaria, ahora hay que ver como se materializarán. En todo caso, a la hora de hacer valoraciones de lo que se ha anunciado, conviene tener presente la realizada desde los sectores que defienden el aborto como un derecho de la mujer, que esta reforma será “una abolición encubierta del aborto” (Diputada socialista Carmen Montón, Diario de Sesiones del Congreso de Diputados de 24 de abril de 2013).

    ResponderEliminar
  9. 1. El Hospital de la Santa Creu i Sant Pau tiene un área y un instituto y colabora con centros que practican la reproducción asistida:

    a) El área de ginecología y obstetricia del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau
    www.reproduccionasistida.org/hospital-sant-pau

    b) Institut Investigació Biomèdica Sant Pau
    www.iibsantpau.cat/portal/ca/iib/13286

    c) Fundació Puigvert
    www.fundacio-puigvert.es/ca/serveis-i-especialistes/arees-datencio/reproduccio-assistida

    d) Banc de Sang i Teixits
    www.bancsang.net/media/pdf/tarifes/tarifes2012-Progenitors.pdf

    2. A esta situación que describe el P. Custodio de inmoralidad pública entre el Pueblo y luego, por su relación democrática, en el Gobierno e incluso en la Iglesia, a mi parecer se ha llegado, en parte, por la difusión de la perversa teología de la hermenéutica de la ruptura, asumida durante el post-concilio por el nacional-progresismo eclesial catalán desde el pontificado del arzobispo Jubany en 1971 (no se entienda que Jubany lo creó o amparó).

    En La Vanguardia de hoy hay un artículo de Alicia Rodríguez de Paz titulado “Desconfianza pública, tolerancia privada”, donde se demuestra la anterior afirmación.

    En el estudio sociológico de la Fundación BBVA sobre actitudes y valores en diez países europeos (*) se dice que el ¡¡¡48,30%!!! de la población española cree que la Biblia es un libro antiguo de fábulas, leyendas, historias y receptos morales escritos por el hombre.

    Ésta es una completa herejía que niega la inerrancia de la Palabra de Dios, y que ha de responsabilizarse a la teología progresista al completo, puesto que esta herejía popular procede a su vez de la herejía teológica que ha dividido a Dios-Hijo en dos partes: el Cristo de la Fe y el Jesús de la Historia:

    a) el Cristo de la Fe, un mito creado por la comunidad cristiana primitiva adscrita a una cultura precientífica, que en su credulidad, se inventa de buena fe un Jesús imposible desde el punto de vista de la ciencia: exorcismos y liberaciones; milagros sobre la naturaleza; curaciones y sanaciones; “lectura del pensamiento”, conocimiento de la vida pasada; resucitación de muertos; ángeles, divinidad y humanidad de Cristo; el poder de la oración; gracia, pecado y perdón.

    b) el Jesús de la Historia, la búsqueda del verdadero y auténtico Jesús, desvelado y depurado de la sepultura de intereses sacerdotales; complicidades económicas y políticas imperiales y reales; y supersticiones, magia e ignorancia medieval.

    Otra herejía progresista es la separación entre Dios y la Iglesia, que es la separación de Dios Hijo y Dios Espíritu Santo de la Iglesia (“Creo en Dios pero no en la Iglesia”), y que ha puesto en crisis total de legitimación a la Tradición y el Magisterio eclesial como expresión infalible del Espíritu Santo.

    Y el artículo de Celeste López titulado “2005, el reflejo de un cambio”, en relación con una aceptación social del matrimonio homosexual con derecho de adopción de niños; y también con el vivir en pareja sin casarse; ser padre o madre soltera de forma deseada; la madre de alquiler; la concepción; aborto; eutanasia; divorcio; y concepción de niños por parejas homosexuales por donación de óvulos o semen.

    Estas nuevas formas de convivencia no son progreso social, sino que es una regresión y retroceso moral de milenios hacia atrás, hacia civilizaciones que carecían de la luz de la revelación divina (judíos, cristianos), porque están en contra del plan divino de diseño de la vida en matrimonio y familia que fue confirmado por Jesucristo en su muerte en la Cruz.

    Así lo dijo Francisco I, cuando pidió a cuatro monasterios femeninos bonaerenses para que rezaran contra la legislación homosexualista que quería aprobar Kirchner el 2010, por considerar Franciso I que era un plan satánico para destruir el matrimonio y la familia querida por Dios.

    Ahora se tiene la oportunidad de rectificar toda la teología fracasada del pasado postconciliar. El pragmatismo lo exige: lo que no funciona se tira.

    (*) www.fbbva.es/TLFU/dat/Presentacionvalues.pdf

    ResponderEliminar
  10. Ya explique hace unos días mi experiencia personal en el Hospital de Sant Pau, sobre un aborto-legrado, solo los estúpidos pueden decir "interrupción" ya que esto significa que puede continuar, lo que nunca sabremos es que puede continuas. Propuse en su día al colegio de médicos que trasladase a los abortista al colegio de matasanos, ya que esto permitiría al colegio de médicos diferenciarse de los que con buen criterio D. Custodio asemeja a matarife, si no lo hacen es el propio colegio el que también se ensucia de sangre.
    En cuanto al PP hay que leer bien sus siglas es PRO PSOE o sea PP es el PSOE con corbata y mucha mas inteligencia pero PSOE al fin y al cabo, por ello no cambiara nada de nada, en todo caso mareara la perdiz y luego dirá que la ha cazado. Con el aborto las uniones estériles,la dictadura de genero y la memoria histérica, el PSOE en su versión PP, no cambiara nada, sucederá lo mismo con la esclavitud por el color o la raza, que todos decían que era porque los negros o los judios no eran seres humanos o porque hacían grandes negocios con ellos. como con el aborto.

    ResponderEliminar
  11. ¡¡¡Bochornoso!!!!
    ABERRANTE pero más la frialdad y las pocas ganas de acabar con la lacrilla del aborto. Se supone que somos Iglesia y hemos de ser ejemplo, pero en Cataluña la Iglesia parece ser que brilla por su ausencia a excepción de unos pocos curas que llaman las cosas por su nombre, sin darle vueltas y cambiar de tema, es muy complicat, etc., y etc. Estic bastant fart!

    ResponderEliminar
  12. A ver si se moja por la Vida el Papa Francisco este domingo. ¿?

    Manuel

    ResponderEliminar
  13. Mossen Custodio, ha emprendido una batalla al mismísimo Satanás, sin lugar a dudas creo que aunque muchos le abandonen, Dios, Jesucristo estarán siempre a su lado para fortalecerle y hacerle un buen apostol e hijo. En el cielo las medallas y más halagos sobran, por ello no le digo nada más...Le encomiendo en mis míseras oraciones. Adelante!

    ResponderEliminar
  14. El aborto es lo mas nocivo, es el crimen más cruel, se ensañan con el ser más débil, con ángeles del cielo para los creemos y sentimos algo.

    Me duele hondamente lo que pasa en nuestro país, sobre todo en nuestra comunidad, que crece pero cada vez más superficial y pagana. Y parece ser que son pocos a los que les importe.

    Gracias por su artículo Padre Custodio, que los mismos ángeles Custodios le guarden. Desde hace unos meses le sigo, me llamo Nuria, Dios le guarde.

    ResponderEliminar
  15. Gracias por su artículo,

    ResponderEliminar
  16. A mi también Mossen me gustaría estar equivocado, y toda mi familia también, es una verdadera "lacrástima" la lacra del aborto se cobra no solo a los indefensos si no tambiñen a los tibios, a los débiles...

    ResponderEliminar
  17. hasta que no vea y palpe el infierno del aborto no creo que sea del todo malo. Satánico, eso es lo que es y punto.

    ResponderEliminar
  18. ¡Viva la Vida! porque ella saldrá triunfante ante los malhechores en el juicio final.

    ResponderEliminar
  19. Aquí falta contundencia, hay que llamar las cosas por su nombre, nada de maquillajes, es "si" o "no" "blanco" o "negro" "vida" o "asesinato"
    gracias por dejarme expresar en libertad!

    ResponderEliminar
  20. Los chupasirios están muy pero que muy preocupaos por las cosas mundanas que por las eternas, pobres siempre los habrán, pero esos niños que se exterminan a diario....

    Hacen unas semanas el Papa Francisco dijo algo así: La tibieza ¡hace tanto daño a la Iglesia!
    Me parece que le faltó hoy rotundidad por decir alto y claro oremos y actuemos por el fin del aborto. en fin quien soy yo para decir nada, en tus manos Señor estamos, asístenos y ayúdanos a discernir entre el mal y el bien.

    ResponderEliminar