lunes, 27 de mayo de 2013

Vidas al servicio de la Catedral

Mn. Francesc Campreciós, en el centro rodeado de monaguillos. A la derecha Mn. Josep Vives
El pasado 29 de abril fallecía, a la edad de 98 años, Mn. Josep Comas Gros, el cual había sido el fiel y leal familiar del Dr. Modrego, durante su largo pontificado y, después, secretario particular desde la aceptación de su renuncia hasta su muerte en el año 1972. Juntamente con Mn. Francesc Muñoz Alarcón - felizmente entre nosotros a sus 95 años- que fue el secretario desde su entrada como obispo en 1943, ambos fueron los dos colaboradores más directos del muy querido monseñor Modrego. Junto a él vivieron la triste posguerra, con el hambre, la cartilla de racionamiento y las iglesias derruidas; la extraordinaria revitalización de la diócesis con la erección en tiempo récord de un sinfín de templos parroquiales; el momento culminante del Congreso Eucarístico Internacional; el desarrollo, la inmigración y el boom demográfico; el Concilio Vaticano II y los albores del período post-conciliar.

Pero hoy vengo a escribirles sobre personas mucho más sencillas y humildes, no por ello desdeñables. La defunción de Mn. Comas (que tras la muerte de Modrego fue administrador del Convictorio y luego humilde sacerdote de la Catedral) me ha traído a la memoria otros dos sacerdotes muy parecidos a él, fallecidos los dos últimos años, también en edad provecta. Se trata de Mn. Joan Cascante Dávila, que murió el 5 de noviembre de 2011, con 90 años de edad y Mn. Francesc Campreciós Farrés, fallecido con 93 años el pasado 16 de agosto de 2012.

Mn. Josep Comas Gros
Los tres sacerdotes habían ejercido toda la vida su ministerio en la Catedral de Barcelona, hasta el punto que fueron elegidos como dignos canónigos de la misma. Los tres poseían rasgos francamente similares. Físicamente eran de una extrema delgadez, no exenta de una exquisita pulcritud personal, que en el caso de Mn. Campreciós se hacía particularmente notable con su abundante cabello cano, cuidadosamente peinado. También se distinguían por una educación y una cortesía fuera de lo normal y por una manera de predicar, cuando no de conservar, que llevaba aparejada una serenidad y una delicadeza fuera de lo común. Los tres vestían siempre rigurosamente ensotanados, administraban con frecuencia el sacramento de la penitencia en los confesionarios de la propia Catedral, atendían a varias congregaciones religiosas y cuidaban con celo de la atención a los enfermos. También se distinguían por su extrema austeridad y pobreza. Curas que trabajaban, ricos también en la obra divulgativa (Cascante era un acreditado mariólogo), que no hicieron ni un día de vacaciones y que se entregaron en su larga y fructífera vida al servicio de los fieles de la Catedral de Barcelona, en la que se hallaban siempre a su disposición, dado que, además, vivían relativamente cerca de la misma, ya sea en el Barrio Gótico, en la Ribera o, en el caso de Mn. Campreciós, en el Paseo Bajo Muralla.

Pero el recuerdo a estos tres eminentes sacerdotes recientemente fallecidos (así como otros traspasados con anterioridad: Leandro Niqui, Gil Sort, Josep Gordi) no debe servir como ejercicio nostálgico. La Catedral de Barcelona sigue manteniendo la dignidad del culto y el celo en la liturgia. Su artífice no es otro que Mn. Josep Vives Trabal, que guarda una enorme similitud con sus antecesores Comas, Cascante y Campreciós. Su vestidura talar, su austeridad espartana, su flaca figura e incluso su residencia particular cercana a la Catedral (en la calle Duc de la Victoria), le hace digno sucesor de aquellos que le precedieron. Y como aquellos, también ha llegado a ser designado canónigo. Uno de los nombramientos más justos del pontificado de Sistach.

¡Curas de toda la vida! ¡Sacerdotes enamorados de su ministerio! Vidas entregadas al servicio de la primera de las iglesias de Barcelona. Fieles colaboradores del Cabildo catedralicio. Ejemplares servidores de su obispo y pastores entregados al celo de las almas encomendadas. Nada más y nada menos. 

Oriolt

36 comentarios:

  1. Y también podemos recordar a:

    Venerable Doctor Pere Font
    Sant Llorenç Bascanó, octubre de 1565
    Barcelona, una del migdia del dijous 10 d’abril de 1614
    Canonge de la Catedral de Barcelona des del 1596

    Venerable Mn. Joan Gafau
    Barcelona s. XVIII
    Canonge de la Seu de Barcelona

    Francesc Rodó i Sala
    Terrassa 13 de novembre de 1816
    Barcelona, Casa rectoral de la Parròquia de Sant Martí, 6 de febrer de 1902

    (Monument a un rector que fou un sant) Notícia apareguda al Full Dominical.
    Davant de la parròquia del Clot, al barri de Sant Martí, hi ha un monument, és el Canonge Rodó, un sacerdot fill de Terrassa, que fou canonge de Barcelona i rector d’aquesta parròquia. Fou un gran amic dels pobres, i ho donava tot, de manera que fins i tot els anticlericals amenaçaven de mort a qui li toqués un pèl. L’any 2002 es varen complir els cents anys de la seva mort. Joan Vintró i Madorell, un veí del Clot, ha recollit les dades d’aquest gran sacerdot. Verdaguer i ell tenen els únics monuments a sacerdots que hi ha a la ciutat de Barcelona.
    Paral•lelament als inicis de la seva tasca de professor, Marès comença a treballar al taller de l'escultor modernista Eusebi Arnau. D'aquest període és el seu primer monument a la ciutat de Barcelona, dedicat al canonge Rodó i situat a la plaça del Clot, que es va inaugurar el 1919.


    ResponderEliminar
  2. "Los tres sacerdotes habían ejercido toda la vida su ministerio en la Catedral de Barcelona, hasta el punto que fueron elegidos como dignos canónigos de la misma".

    ¿En la Catedral de Barcelona ejercen su ministerio sacerdotes que no son canónigos? Es un caso curioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El P. Josep Vives ejerció su cargo como simple sacerdote en la catedral durante muchos años. Es ahora recientemente cuando se le ha nombrado canónigo.
      Suerte tiene la catedral de tener a este santo sacerdote formado en el Seminario de Toledo de Don Marcelo. Los otros canónigos de Sistach (Turull, Serra, Gordo...) sólo aparecen para lucer cargo y vestimenta, pero yo no los he visto nunca ni confesando ni atendiendo espiritualmente a la gente, además tienen otros cargos que les llenan todo su tiempo.

      Eliminar
    2. Es un poco peligroso hacer afirmaciones como "yo no los he visto nunca ni confesando ni atendiendo espiritualmente a la gente".

      Lamento contradecirle. Es mi confesor y asesor espiritual. No sé ni me interesa si hay otras personas que se encuentren en las mismas circunstancias que yo.

      Creo que su afirmación generalizada no hace justicia.

      Eliminar
    3. ¿En la catedral? Porque yo estoy hablando de la catedral. No dudo que usted se dirija con uno de estos canónigos, y se confiese con él, probablemente desde antes de que lo fueran, pero aquí estamos hablando de la catedral, y dudo que puedan atender espiritualmente a la gente en la Catedral si no están prácticamente nunca. Le recuerdo que Turull es rector del Seminario, Serra uno de sus formadores y Gordo secretario canciller en el obispado. ¿Porque no nombran canónigos como Mn. Vives o los antes citados que se dedican en cuerpo y alma a la catedral?

      Eliminar
    4. Mn Serra es canonigo y es encargado de confesiones. Se le puede ver muy amenudo por las mañanas confessando, Y Turull tiene un cuidado especial por la gente de la cetedral, ademas de clebrar sus misas, y las que muchos canonigos no pueden hacer. Suele decir la missa en castellano siempre. Solo es necesario entrar en la Sacristia de la Catedral y ver los turnos.

      Eliminar
    5. Yo voy siempre por las tardes y nunca me he encontrado a ninguno de ellos. Que Turull celebre alguna Misa en la Catedral no lo dudo, pero mucho mas no lo creo.

      Eliminar
    6. ¿Acaso la relación del "controlador" de Germinans se mueve por fobias?
      Me sorprende la afirmación "pero mucho más no lo creo". ¿No le basta la opinión de 2 personas que manifiestan un pensamiento no crítico para con la persona de Mn. Turull?

      Eliminar
    7. Germinans Germinabit:
      Yo voy siempre por las tardes y nunca me he encontrado a ninguno de ellos. Que Turull celebre alguna Misa en la Catedral no lo dudo, pero mucho mas no lo creo.

      Pues yo, siempre que he ido por las tardes del sábado y las mañanas del domingo a la Catedral, en estos últimos años, casi sólo he visto (no niego que pudieran estar los referidos) a confesores mayores aparentemente de 65 años.

      Viendo las fotos de este enlace, sólo ví una vez, y quizás, a Mn. Turull.

      www.seminaribarcelona.net/sconci2.html

      Eliminar
  3. Si señor, curas que gastaron su vida especialmente en el confesionario, siempre, a la hora que fueses, habia alguno de ellos, y otros que ya fallecieron antes, me uno totalmente a lo que dice Oriolt, pero, tambien tengo que decir, que curas como estos, habia en otras parroquias centricas, y que ahora, vas, y no hay nadie en los confesionarios, quizas, esque muchos de los curas "nuevos viejos", no estan por la labor de sentarse en el confesionario, quizas, esque los curas "nuevos viejos" son, los revolucionarios de los años 70, y por supuesto, para ellos, no hace falta perder el tiempo en los confesionarios, con una o dos absolucines generales al año ya vale, una verdadera pena.

    ResponderEliminar
  4. Mis padres vivían en el Barri Gòtic i Mn. Campreciós era muy apreciado en nuestra família. Mi madre muchas veces le había ido a pedir consejo y mi abuela era feligresa de sus Eucaristias. Yo le tengo por un sacerdote santo y digno de ejemplo a seguir. Siempre, siempre tenía un saludo amable cuando coincidíamos en la calle. Para acabar recuerdo muy bien como explicó en una homilía la muerte de su hermana. Que sencillez y esperanza guardaban aquellas hermosas y sentidas palabras! Descanse en Paz!

    ResponderEliminar
  5. Qué bien recordar a los que nos preceden. especialmente al Obispo Modrego. Gracias a uds., germinans, he sabido que fue quien dió permiso y cancha al padre Rubio para fundar su amada casa de Santiago, y no el cardenal Jubany como han señalado en alguna ocasión. Grato recuerdo para su alma y la de estos sacerdotes de toda la vida.

    ResponderEliminar
  6. "¡Sacerdotes enamorados de su ministerio!"

    Ayer La Vanguardia dijo que “Un cardenal italiano rompe un tabú y da la comunión a un transexual” (página 4). Fue el papable arzobispo de Génova, Angelo Bagnasco, nombrado por Benedicto XVI, presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, contrario al Halloween, los matrimonios homosexuales, aborto y divorcio.

    Este sábado día 25, el cardenal Bagnasco oficiaba el funeral por la muerte del sacerdote genovés Andrea Gallo, el “sacerdote de la calle” (cura popular, irregular y heterodoxo, dedicado a las prostitutas y transexuales y partidario del preservativo y las drogas blandas) cuando dio la comunión a las transexuales Vladimir Luxuria (Wladimiro Gadagno), actriz, escritor y exparlamentario de Refundación Comunista, y Regina Satariano (Associazione Transgenere, Movimento di Identità Transessual). Transgénero es “sexo a la carta” en el doble sentido: ir con quien quieras y ser lo que quieras (quiero ser hombre pero también algo mujer). El cardenal ya conocía a Satariano (8 fotos):

    www.transgenere.it/blog/index.php/il-cardinale-bagnasco-incontra-le-persone-trans

    En la pregaria de los fieles (después de la homilía), Vladimir Luxuria dijo "gracias por habernos demostrado que una Iglesia comprensiva, inclusiva, que no barra el camino a ninguno es posible. Gracias por habernos hecho sentir a todos como criaturas transgénero hijos de Dios”. Y los congregantes aplaudiendo. Tócate los pies y andebé.

    El teólogo genovés Paolo Farinella dice que la comunión de los dos transexuales por el cardenal es correcta, porque el sacerdote está obligado a dar la comunión al fiel, quien decide en conciencia y el cura lo debe de respetar porque no puede juzgarlo. Pues no.

    La transexualidad no es lícita para la Iglesia, porque no es moral sacrificar el todo (principio de totalidad) mediante mutilación, modificación o extirpación de una parte que no tiene relación patológica con el todo (esterilización antiprocreativa, aborto terapéutico y medicina y cirugía transexual), excepto si existen sufrimientos psíquicos y malestar espiritual de base orgánica, originados por un defecto o por una enfermedad física, sobre los cuales es legítimo intervenir terapéuticamente (Carta a los agentes sanitarios, 1995).

    Y el cardenal tiene el derecho y el deber de rechazar dar la comunión a Luxuria y a Satariano si tenía conocimiento de su situación de persistencia obstinado en pecado grave manifiesto, porque el no administrar la comunión es una reacción frente a la indignidad pública de una persona para recibir la Sagrada Comunión, debido a su situación objetiva de pecado, y no representa una sanción, pena o juicio sobre la culpa subjetiva de la persona (Carta sobre la dignidad para recibir la Sagrada Comunión, Congregación Doctrina Fe, Ratzinger, 2004). Hay que tener méritos para recibir a Jesús-Eucaristía, pues de lo contrario, come su propia condenación.

    La doctrina de la Iglesia sobre la vida, familia y matrimonio es una doctrina religiosa revelada divinamente sin error y un derecho de moral natural, basado en argumentos de razón y en la naturaleza humana, con derecho a la libre difusión y al obligado cumplimiento eclesial.

    Juan Pablo II estaba asistido por el Espíritu Santo cuando, por ejemplo, dijo que “apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves, la Tradición ha declarado siempre que ‘los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados’. Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso (CIC 2357).”

    La Iglesia condena el acto, no la tendencia, rechaza al pecado y acoge al pecador: pide a todos que luchen por no ejercer en actos las tendencias que les llevan a cometer pecados. Para ello da diversas gracias: confesión, oración, eucaristía. La Iglesia condena el hecho objetivo inmoral (acto ejercido) y queda fuera de su juicio la responsabilidad moral del autor, que lo juzga Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Anónimo de las 0,26, En La Vanguardia, no pone si primero se convirtieron, confesando sus pecados logicamente, o fue un desafío a la doctrina de la Iglesia, por la manera en que sale publicado, más me inclino pensar en lo segundo y si es así, aparte de si el Cardenak está o no en su derecho de negarle publicamente la Comunión, San Pablo no habla de quien administra la Sagrada Comunión, sino de quien la recibe: “Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor.” I Corintios 11,27.

      Según el derecho canónico C915: "No deben ser admitidos a la sagrada comunión los excomulgados y los que están en entredicho después de la imposición o declaración de la pena, y los que obstinadamente persisten en un manifiesto pecado grave".

      "recibir indignamente el Cuerpo y la Sangre de Cristo es un sacrilegio. Si lo hace deliberadamente en pecado mortal es un sacrilegio". "Si tenemos un pecado mortal en la conciencia, debemos primero confesarnos de ese pecado y recibir la absolución, y sólo después acercarnos al Sacramento Eucarístico" -Arzobispo Raymond L. Burke, Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica de la Santa Sede, agosto, 2008.

      Desde tiempos apostólicos los católicos creemos que la Eucaristía es Jesucristo verdaderamente presente entre nosotros. El mismo lo dijo: “Yo soy el pan de la vida”. (Juan 6, 35, cf. Mt. 26, 26-28).

      Hay un vínculo indisoluble entre Cristo Eucarístico, Las Verdades que El reveló y la Iglesia que el constituyó. Recibir la Eucaristía siempre ha requerido el compromiso de creer y vivir según esa unidad. Cristo viene en la Eucaristía para constituirnos en Su Cuerpo Místico que es la Iglesia y así darnos vida eterna con Nuestro Padre. Es por eso que siempre la Iglesia ha requerido la formación en la fe (catequesis), la profesión de Fe (credo) y el compromiso de vida (moral) para ser admitido a la comunión.

      Además, ya que todos somos pecadores, la comunión está también inseparablemente vinculada con la conversión la cual requiere renuncia al pecado y propósito de enmienda. Comulgar en pecado mortal sería un sacrilegio. Como vimos en 1 Cor. 11,27 se trata de una enseñanza Apostólica.

      La misericordia infinita de Dios no contradice la necesidad de conversión. Si comprendemos que el pecado mortal nos aparta de Dios podremos entender que también nos aparta de la Eucaristía. Pero una vez arrepentidos y confesados se nos abren las puertas a la Eucaristía. Quede claro: No es el haber pecado lo que obstaculiza la comunión, sino el obstinarse en el mismo aun cuando los pastores de la Iglesia han advertido su gravedad.

      Alguno dirá: "pero no debemos juzgar". Es cierto que no se puede juzgar la conciencia de otro. Pero si debemos saber claramente lo que significa ser católico y lo que se requiere para comulgar. El católico cree que Dios ha revelado la verdad en materia de doctrina y moral y que esta es enseñada por la Iglesia sin error. Los pastores no son perfectos, pueden pecar, pero la doctrina es indefectible. Por lo tanto la conciencia del católico se forma a la luz del magisterio de la Iglesia. La Iglesia no obliga a creer ya que es un don de Dios. Pero la Iglesia si enseña que debemos ser consecuentes. Quien no cree en las enseñanzas de la Iglesia o quien está en pecado mortal, no debe comulgar.

      Los pastores de la Iglesia tienen el deber de enseñar lo que es ser católico y proteger de abusos contra la Eucaristía. El amor lo requiere.

      Eliminar
    2. Sr.Trenchs. es muy interesante lo que siempre escribe como un comentarista puntual, habitual de esta sección de Germinans.Un favor si puede: No sea tan largo, prolijo...Parece el artículo creo que el comentariuo, dentro de un clima de libertad de expresión debería ser más breve. "Lo bueno si breve....".

      Eliminar

    3. No estoy de acuerdo con comentarista 11,33.

      Dada la actual situación de ignorancia de los católicos, muchos de ellos de comunión casi diaria,las explicaciones argumentadas del sr Trench,dan información coherente sobre el hecho frecuente de ver recibir la comunión por parte de parejas, separados y solteros que no computan el 6º y 9º mandamiento como pecados mortales. Estas actuaciones, muchas veces, son vistas por los susodichos católicos, como de caridad.

      Eliminar
    4. Josep G. Trenchs:

      1. Las pistas indican que el cardenal Bagnasco, sabiendo y consintiendo, dio la comunión a dos transexuales que en modo alguno nunca debían de haberla recibido jamás, dado que se mantenían en la situación de pecado contra el mandamiento de Dios, como así lo demuestra la oración de los fieles realizada por Luxuria (agradece a Dios ser transgénero). Bagnasco conocía a Luxuria porque es un personaje público relevante y conectado con Satariano, éste a su vez relacionado con el mismo Bagnasco e integrado en un movimiento transgénero. De otro lado, Bagnasco mantuvo en su diócesis al sacerdote Andrea Gallo a través de una parroquia que alojaba a su “Comunità di San Benedetto al Porto di Genova”; sacerdote heterodoxo, catolico progresista, simpatizante del movimiento transgénero, de Beppe Grillo y chavista-bolivariano, que no sigue los 4 evangelios sino el evangelio según De André (cantautor genovés Fabrizio Cristiano De André), "un camino que está en la dirección obstinada y contraria.”

      2. Parece que nos hemos de felicitar de que el cardenal Bagnasco no haya sido elegido Papa, porque los hechos demuestran que nos habríamos encontrado con un cruce entre antipapa y anticristo, que habría hecho saltar por los aires a la Iglesia Católica hoy mismo. Si su acción es ilegítima, sería un verdadero regalo inesperado para los lefebrianos y los sedevacantistas, porque les demostraría, según su ideario cismático, que el Concilio Vaticano II ha destruido la Iglesia y que son ilegítimos todos los papas electos desde Pío XII o Juan XXIII.

      3. Sin lugar a dudas, Francisco I es un regalo de Jesús para dar aún vida a su Iglesia, y parece que quizás muy pronto (según el tiempo de Dios), tendremos la oficialización de la apostasía de facto del progresismo católico a una apostasía de iure, además de un enfrentamiento doctrinal y teológico en la jerarquía de la Iglesia, entre obispos y cardenales, en las diócesis, abadías, congregaciones y la curia.

      Según las revelaciones proféticas de Akita, aprobadas episcopalmente, ya se predice que “el trabajo del demonio se infiltrará dentro de la Iglesia de tal manera que uno verá a cardenales en contra de cardenales, obispos en contra de obispos.”. En otros mensajes se dice lo mismo: “Rezaréis por vuestros cardenales y obispos. El tiempo está llegando, cuando veréis a obispo contra obispo y cardenal contra cardenal a medida que Satanás se establece entre ellos. 6/10/1974”; "Vendrá el tiempo cuando el hermano peleará contra hermano, cardenal contra cardenal, obispo contra obispo, Satanás colocándose entre ellos, pero sabed que el Padre tendrá todo bajo control. Es de esta manera que Él separará las ovejas de las cabras. 1/11/1974”.

      4. Todo indica que la situación teológica y moral de la Iglesia está en estado catastrófico en la misma cúpula y jerarquía, como lo prueba este caso de Angelo Bagnasco, cardenal, arzobispo y presidente de la Conferencia Episcopal Italiana. Y en Cataluña aún más si cabe, pues tenemos los casos de los hospitales católicos abortistas y eliminadores y congeladores de embriones (Sant Pau, Sant Joan de Déu). Los obispos catalanes están divididos profundamente, como lo demuestra su silencio o enseñanzas incompletas; y el abad de Montserrat, el P. Soler, aprobando los matrimonios homosexuales, y callando junto con la abadesa M. Viñas en el caso Forcades.

      Como ejemplo está la inane web de la Pastoral Familiar del Arzobispado de Barcelona (pastoralfamiliarbcn.cat), donde la información sobre la vida, familia y matrimonio católicos es escasa o nula: anticoncepción; esterilización antiprocreativa; medicina y cirugía transexual; aborto quirúrgico y farmacológico; reproducción asistida; clonación investigativa, reproductiva y terapéutica; niño-medicamento; maternidad subrogada o “vientre de alquiler”; transferencias y reprogramaciones; diagnóstico prenatal y preimplantatorio; eugenesia de embriones enfermos y discapacitados; uniones de hecho y homosexual; divorciados vueltos a casar...

      Eliminar
    5. Sr. Trenchs, únase rápidamente a los que lapidaron a quien no dió la comunión de la época a Sebastián, Pedro, Pablo y todos los que cayeron en el primer siglo de nuestra era. Es calcado el argumento (deduzco así que los tiempos no cambian y nada hay nuevo bajo el sol) que tenían los judíos contra los nuevos herejes que comían carne que no debían, no se circuncidaban, pasaban del "sabbath" y un largo etcétera. Entiendo que ha leido las cuatro versiones del único evangelio, el de Jesús que vino a por el enfermo y el pecador entre los cuales afortunadamente ud no está, ya que con celeridad se permite juzgar a un Príncipe de la Iglesia en lo que debe o no hacer según su criterio. Si encima lo edulcora con las revelaciones de Akita, la fiesta no acaba. Y encima pretende que están aprobadas por la Iglesia. Pero qué carajo entiende Ud. por la Iglesia? Déme una definición y deje de enseñar sus dientes de Cancerbero porque otro cristianito como yo le va a responder que la Misericorida se ríe del juicio y específicamente me atrevo a señalar que del suyo. No se arrogue la postestad de encuadrar algo tan inmenso como es la Igleisa, por favor. Vaya, escóndase en su cuarto, y cuando nadie le vea, reze un padrenuestro. Y deje de tirar piedras, que es malo para la salud. del que las recibe y de Ud. mismo. Y encima salir con el tema que obispos se liarán contra obispos y cardenales contra cardenales...no le da vergüenza? Acaso eso no ha sucedido salvajemente desde bien empezada la historia del cristianismo? Pura manipulación es lo que está haciendo.
      Anscarius Barchinonensis.

      Eliminar
    6. Sr. Anscarius Barchinonensis, perdone usted, pero quizá no me explique bien. Yo decía: "En La Vanguardia, no pone si primero se convirtieron, confesando sus pecados logicamente, o fue un desafío a la doctrina de la Iglesia, por la manera en que sale publicado, más me inclino pensar en lo segundo y si es así, aparte de si el Cardenal está o no en su derecho de negarle publicamente la Comunión. San Pablo no habla de quien administra la Sagrada Comunión, sino de quien la recibe: “Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor.” I Corintios 11,27.

      Al menos mi intención no es juzgar a nadie, sino comentar las palabras de San Pablo al respecto y lo de Akita no lo nombro en todo el escrito.

      Eliminar
    7. - Una muestra de que el Espíritu Santo guió la elección hacia FI es este cardenal, arzobispo, presidente de la CEI, amigo de BXVI, ortodoxo cara afuera y papable... glups, de la que nos hemos librado, de una Iglesia rota hoy entre un resto, otros apóstatas, otros hacia la ortodoxia o el protestantismo, otros hacia otras creencias, otros ateos y agnósticos, otros hacia las nuevas espiritualidades...

      - Por eso es transcendental la elección del nuevo arzobispo de Barcelona, pues en una situación excepcional de apostasía, lo único importante es que el arzobispo esté en COMUNIÓN con el Papa.

      Eliminar
    8. Sr, Trenchs, le pido disculpas: en realidad he respondido al anónimo de las 15:47 pensando que era Ud. mismo, ya que encabeza su comentario con su nombre. Quedad con Dios.
      Anscarius Barchinonensis

      Eliminar
    9. Josep G. Trenchs29 de mayo de 2013, 9:39

      Gracias por su atención y asunto zanjado. Espero seguir intercambiando impresiones con usted.

      Eliminar
  7. Eran curas de otra epoca, practicamente, todos los curas de esas edades hacia arriba, dedicaban muchas horas al confesionario, a cualquier parroquia que fueses, podias confesar tranquilamente, hay que tiempos aquellos, y pensar que tampoco hace tantos años, yo tengo 51, y lo recuerdo muy bien, como tambien recuerdo, los otros curas jovenes revolucionarios, comunistas, que muchos de ellos dejaron el ministerio, y buena parte de los que siguieron, son los curas mayores actuales, o sea los que van en contra de la jerarquia y los que se meten con los curas mas jovenes, diciendoles; los del collaret, estos curas mayores actuales, para mi, no son ejemplo de nada, por el contrario, los curas de los que estamos habalando si son ejemplo y grande, y la mayoria de los que tenemos alrededor de 50 años, hemos tenido la suerte de conocer a nuestros parrocos cuando eramos niños, y vaya, si eran ejemplo, y la cantidad de frutos que dieron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lastima que en la Iglesia Catolica, haya mas Curas de Profesión que de Vocación

      Eliminar
  8. Les he conocido. Me he confesado con ellos. Eran de un trato exquisito.Su piedad,su sencillez,su amabilidad. Encontramos a faltar saerdotes que pacifiquen, que estén en el confesionario, que sonrían,que sean referente de Cristo. Mn.Gómez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le aconsejo que vaya a confesarse con Mn. Turull. No saldrá defraudado. Encontrará la bondad y el perdón de Dios. Su vida (la de Ud) encontrará nuevas dimensiones de Fe, de Esperanza y de Caridad.

      Eliminar
    2. No lo dudo.Me parece que Ud insinúa confesiones o confesores a la carta...

      Eliminar
  9. Creo que también tiene merecidísimo reconocimiento la ejemplar labor que desarrollan las monjas que se ocupan de la Catedral, pertenecientes a la orden religiosa denominada Auxiliares Parroquiales de Cristo Sacerdote. Como recordaréis, fueron injustamente vapuleadas por limpiar el altar ante el Papa Benedicto XVI con motivo de la consagración de la Sagrada Familia. " Lo que hicimos fue un honor para nosotras, lo hicimos con gozo y gratitud al Señor, no porque estuviera el Papa, porque lo importante es la acción directa para el Señor", declaró la hermana superiora. ¡Maravilloso ejemplo de humildad y servicio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La envidia es repugnante, el SERVICIO ES UNA VIRTUD.

      Eliminar
  10. Sr. Oriolt, gracias por ese articulo, para mi es un homenaje de gratitud a esos sacerdotes que nos han precedido y a Mn. Josep Vives, al servicio pastoral de nuestra querida Catedral y con ellos querría hacer extensiva mi gratitud a tantos otros que sin estar en el primer Templo diocesano, sirven a la Iglesia desde todos los rincones de nuestra diócesis de forma fiel y admirable y por tanto no son noticia periodística.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por este artículo, el recuerdo de gente santa y coherente es lo que necesitamos.

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por recordarlos, me confesé con Mn Campreciós desde el año 1975 hasta poco antes de su muerte.
    Tuve la dicha de conocerlos y guardo de ellos un recuerdo imborrable.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Sr Oriolt por este articulo, añoro estos sacerdotes que Uds. tan bien los describe, ojala surjan buenas vocaciones sacerdotales que den ejemplo de virtud y trabajo apostolico, llenos de Cristo y Maria. gracias !

    ResponderEliminar
  14. Aún celebra misa el sacerdote chino en la Catedral?.

    ResponderEliminar
  15. Un dato, como indica en su libro Mossen J.M. Martí i Bonet, archivero del Arzobispado, que no su sotana ni reza el ángelus a pesar de que las campanas de la Catedral lo anuncian con fuerza, los Condes de Barcelona son por derecho CANÓNIGOS de esta Catedral, solo deben jurar su cargo ante el Cabildo, este derecho se ha mantenido hasta el rey Alfonso XIII, su hijo Juan, al no reinar creyó que era mejor no recibirlo y su nieto Juan Carlos I no ha indicado el día en que juraría, y esto a pesar de que como canónigo tiene derecho a comer lo mismo que ellos y varios reyes así lo exigieron haciéndose llevar la comida al palacio de donde residían estando en Barcelona.
    ¿Será este uno de los agravios que le echaran en cara los nazionalistas para proclamar su república?

    Por cierto, esplendido el comentario de Oriolt,

    ResponderEliminar
  16. Jorge López Teulón1 de junio de 2013, 18:42

    Gracias a mi párroco, Mossèn Jordi Boltá, pude conocer a Mn.Josep Comas, si no me equivoco de Corbera de Llobregat como él. También a Mn. Campreciós. Su abnegación y santidad era palpable en el trato. Mañana ofreceré la Misa por ambos. Y sí, efectivamente Mn. Vives sigue su estela. Todo para la mayor gloria de Dios.

    ResponderEliminar