domingo, 28 de abril de 2013

La precaria situación de la Iglesia en Cataluña

En toda la historia contemporánea no podemos hallar una situación tan precaria y preocupante como la que atraviesa ahora la Iglesia en Cataluña. Las diez diócesis con sede en Cataluña presentan, de manera desigual, gravísimos problemas de orden interno que hacen que el conjunto de la Iglesia en Cataluña viva en un estado de desencanto y de paralización (cuando no de descomposición), que marca la tónica general de estas diócesis. Ni la crisis económica y social, ni el ambiente político en el que estamos inmersos, pueden explicar y menos justificar la actual situación.

Tortosa es una diócesis herida. La llegada de Mons. Martínez Sistach como obispo diocesano en 1991, supuso la depuración de todo el antiguo staff pastoral de don Ricardo Mª Carles y el arribo como Vicario General de Mn. Josep-Maria Tomàs. Progresista revanchista, de gran mediocridad intelectual, catalanista epidérmico, poco profundo por tanto. Mal visto por los sectores valencianistas más conservadores, trató de complacer a los más progres de entre los valencianos con la concesión de dádivas para mantener aparentemente unida la diócesis. Con él, perpetuado con la llegada de don Javier Salinas que lo mantuvo hasta la jubilación, el Seminario, joya de la corona de Carles, entró en declive hasta su completa extinción. Desastrosos nombramientos pastorales, sin pies ni cabeza, han desmoralizado al conjunto de una diócesis pujante y fértil hasta no hace mucho, colocándola al borde de lo moralmente soportable. Los meses que lleva de sede vacante, con Mn. José Luis Arín al frente de ella como administrador diocesano (no quiere ser llamado “apostólico”), la dirigen hacia el colapso. Ningún sector lo tolera.

Mons Piris y Mons. Novell
Lérida sufre al peor obispo en decenios: Piris. Presentando en terna por Carles, por ese vicio gremialista que tienen los valencianos de apoyarse por el solo hecho de serlo, ha conducido a la diócesis a mínimos. Y lo de las obras de arte y el museo, poco tienen que ver en el desastre. Colocó la diócesis en manos del lobby progre dirigido por Mn. Ramon Prat, Vicario General. La diócesis del Segre es un ejemplo de la pertinaz obstinación de muchas diócesis y obispos en continuar impertérritos por el mismo camino, a pesar de que 50 años de reforma catequística, litúrgica y pastoral no hayan dado los frutos previstos.

Solsona, en el gran silencio hoy en día, es la incógnita variable. Después de la llegada de su joven obispo, saludado por nosotros con tanta esperanza como afán puso de su parte por sacudírsenos de encima, por aquello de las amistades peligrosas. Hoy desconocemos su itinerario. Quizá después del empeño mediático de los primeros meses, y tras la famosa homilía en la fiesta de la Virgen del Claustro, al parecer tan palestina ella, y con algunos signos de decisivo acierto en el gobierno pastoral, Mons. Novell está poniendo los pies en el suelo y medita ahora sobre el decisivo rumbo a seguir. Solsona no necesita excentricidades para su reevangelización, sino capital humano y espiritual, como se proponía su pastor en el primer albor de su ministerio episcopal.

Mons. Francesc Pardo
Gerona, tanto por la muy precaria salud ideológica de una buena porción del clero, como por las grandísimas expectativas que de su nombramiento esperábamos, ha encontrado en Mons. Pardo un muy válido obispo de transición. La cosa no daba para más. Hoy la diócesis parece más apaciguada y serena que antes de su llegada. Todos, más realistas, saben dónde están. Pero Gerona tiene muchos recursos espirituales y necesitará ponerlos en movimiento rápidamente. El delicadísimo estado de salud de su Pastor diocesano, más allá de las apariencias, nos sitúa en un horizonte de cambio no muy lejano.

Mons Pujol a la derecha de Mons. Vives
Tarragona y su Arzobispo, es el ejemplo del gobierno pastoral de los sacerdotes del Opus Dei cuando llegan a la mitra. Con poca experiencia pastoral precedente, por no decir nula, es la típica buena persona que se deja llevar por el “buenismo” y las soluciones de manual. De una lentitud desalentadora, comprende y conoce el perfil de los problemas: pero su excesiva prudencia le lleva a no dar golpes de timón llamativos. La sorpresa no es el denominador común de su labor pastoral. Hombre de buena formación, no es amigo de vistosas proclamas si no del camuflaje: actúa de escalafón, hasta cuando prefiere ponerse en manos de Vives para cuestiones litúrgicas, como presidente delegado de la Comisión Interdiocesana de Liturgia que este es, antes que significarse. Botón de muestra de su posición.

Cardenal Martínez Sistach
¿Y de Barcelona que vamos a decir que no hayamos dicho hasta el paroxismo? Mayor desaliento no cabe en una diócesis. Ni mayor estancamiento de todas sus instituciones. Empezando por el Seminario hasta la última de sus parroquias. Sólo la buena voluntad y el empeño y ahínco de los sacerdotes y laicos más convencidos de su misión la salvan de la postración absoluta, llevando adelante iniciativas y trabajos, aunque a veces en línea de frontera, relegados como están al destierro físico del centro neurálgico de la diócesis o al exilio moral. Algunos indicios parecerían indicar que la aceptación de la renuncia a Sistach, tras un año después de haber sido presentada, estaría al llegar y que ya prepara la retirada. El problema de numerosas e importantes parroquias sin provisión, parecería solucionarse con el paquete de nombramientos previstos por este para el mes de junio. Soluciones de abracadabra según su temple. Tierra tiembla…
Mons. Cortés y Mons. Saiz Meneses
Sant Feliu la diócesis con el clero más joven e infectado de progresismo de toda Cataluña, por obra y gracia de quien fue su obispo de demarcación en tiempos aún de la Archidiócesis barcelonense unida, Mons. Vives, está a las puertas de vivir dolorosamente un drama. Un gravísimo cáncer de médula con metástasis, noticia de la que lamentamos hacernos eco, estaría afectando a su obispo diocesano Mons. Cortés Soriano. ¡Ojalá pueda tener más éxito en sanar de esa dolencia que el que tristemente ha tenido en sanar su dañada diócesis!

De sobredimensionado sería el adjetivo para calificar el proyecto pastoral para la diócesis de Terrassa de su obispo Mons. Saiz Meneses. Y el ejemplo de lo ocurrido con su Seminario sería lo más emblemático para describir la realidad. Siendo en sí mismo todo de buen rumbo, el excesivo personalismo de su Pastor, y la obsesión en aparecer como gigante, le lleva a descuidar aspectos capitales para que una diócesis avance en la buena dirección, como es cuidar delicadamente a su mejor clero y obrar movido por algo más que por la obsesión de aparecer. La calidad por la cantidad. Asimismo es archiconocida la tendencia a buscar la benevolencia de los sacerdotes con tendencias más levantiscas con el mimo como estrategia, y el acatamiento y sumisión del más fiel, hasta quererlos convertir en puros peones a obediencia ciega de sus órdenes. Un pequeño circulo de trepas arribistas forman su guardia pretoriana. No es un buen presagio para una hipotética promoción y traslado a Barcelona.

Urgel es una diócesis con muchísimas parroquias para atender, todas ellas muy rurales, necesitada de mucho clero para ser atendidas. La política de desentendimiento de su Obispo ocupado en otras lides hace que la estrategia del “ir haciendo” sea la tónica general. Sin un gran proyecto de Nueva Evangelización y un fuertísimo Seminario como horizonte, la diócesis pirenaica camina hacia su ocaso. Y no parece ser la misión prioritaria de Mons. Vives, con la cabeza más puesta en Andorra y en Barcelona que en los valles del Pallars o la alta Ribagorza.
Mons. Vives y Mons. Casanova
La capital de Osona y cabeza episcopal, Vic, nos parece con el rumbo más acertado de entre todas las iglesias de Cataluña. Su obispo, a pesar de la situación generacional de su clero, en su mayor parte envejecido y cansado, cuenta con impulso evangelizador apoyado en la actitud entusiasta de un grupo de laicos, que aun siendo pocos, saben lo que se hacen. Ha repuesto el vacío por la situación de baja de algunas congregaciones religiosas, con nuevas congregaciones. Consiguió organizar un magnífico Congreso de Nueva Evangelización que está empezando a dar ya buenos frutos. Su humilde figura congrega simpatías entre la gente de mayor entereza moral de las capital de la Montaña catalana. Tiene ante sí una tarea más que ardua. Sabe de las dificultades y conoce las limitaciones que le rodean pero sabe establecer fidelidades por la sinceridad y nobleza de su trato con sacerdotes y laicos. Tiene claro el orden de primacías y lo respeta con escrupulosidad. Su ojo derecho está en los jóvenes. Ha hecho muy buenas apuestas, algunos guiños innecesarios pero sabe rectificar. Mons. Casanova es el mejor obispo de Cataluña sin duda alguna. Lástima que él parece desear estar casado para siempre con su Esposa actual y que no quiere siquiera oír hablar de cambios. Se sabe deudor de una tarea a largo plazo.

También nosotros lo sabemos aunque a veces la impaciencia se apodere de nosotros. Somos fruto del deseo de inmediatez como hijos de nuestro tiempo que somos. Que Dios nos dé fuerza y ayuda.

 Prudentius de Bárcino

47 comentarios:

  1. En esa breve reseña sinoptica que hace hoy Prudentius de Bárcino de las diócesis catalanas, deduzco la importancia que tiene la hora de elegir la capacidad para Pastor, de las personas que se presentan a la Santa Sede para ser elegidas Obispos de unas diócesis, cada una con su característica particular.

    Me llama la atención su opinión de Monseñor Saiz Meneses, que empieza diciendo: De sobredimensionado sería el adjetivo para calificar el proyecto pastoral para la diócesis de Terrassa de su obispo Mons. Saiz Meneses. Y el ejemplo de lo ocurrido con su Seminario sería lo más emblemático para describir la realidad.

    ¿Qué es lo que ha ocurrido en el Seminario de Terrassa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tendon de Aquiles del Seminario de Terrassa es que muchos de los seminaristas no son de origen del territorio de la Diócesis de Terrassa.
      No han nacido, ni han vivido con anterioridad, sus padres y familiares no son egarenses, ni del Vallés.

      Eliminar
    2. Eso ya hace tiempo que todos lo sabemos. Son jóvenes con BOCACION, de boca.

      Eliminar
    3. Qué poco Prudentius, siendo de Barcino! Cómo osa ud. juzgar de manera tan superficial el status actual de nuestras diócesis? A menos -y así se deprende de su escrito- que esté por encinma de la máxima evangélica "no juzgues y no serás juzgado".
      Por qué tanto ahínco en señalar las carencias de estos pastores? Dígame cómo y cuándo se enamoraron de Jesús, qué les hizo dejar todo para seguirle, cómo es el testimonio personal de cada uno, no su pajita en el ojo a riesgo de no ver la viga en el propio. Pax et Bonum.

      Eliminar
    4. Lo mismo le pasó a Martí Alanis (epd) lleno el seminario de colombianos, con todo el respeto, los muchachos quedaron deslumbrados de la cantidad de oportunidades que se le ofrecían (desde camarero hasta ejecutivo), de tantos que llegaron a penas tres se han ordenado.
      Sic transit gloria mundi.............!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
    5. G.G.,

      No se preocupe, al contrario agradezco el bárniz educado que ha dado. Me caliento, lo siento
      Eso si el video del gran F.F. Gómez no tiene desperdicio. Se lo recomiendo.

      Eliminar
  2. Si, que ha pasado en el seminario de Terrassa. tengo un primo en el y ni pío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, que ha pasado en el seminario de Terrassa. tengo un primo en el y ni pío.

      Me es ininteligible y parece mal redactado y expresado: ¿quién o qué ha pasado? ¿y ni pío sobre qué?

      Eliminar
    2. Don Pruden sabe mucho, seguro que os contestará. O quizá no!

      Eliminar
    3. ANÓNIMO 22.06.

      Dedíquese a leer "Catalunyareligió", le irá mejor a sus deformadas interpretaciones. Sobre su ácido comentario ni pío.

      AL MODERADOR.

      Los "germinantes" deseamos conocer la verdad.

      Eliminar
    4. El Seminario de Terrassa tiene unos números muy buenos y está por encima del de Barcelona que tiene unos números verdaderamente raquíticos. El mérito del éxito del Seminario de Terrassa se debe sin duda a su obispo y a la confianza que ha puesto en un clero joven y fiel a la doctrina católica, que lleva parroquias y responsabilidades diocesans, a diferencia de Barcelona donde el clero joven está olvidado y postergado por su pastor por presiones del clero progresista.
      Pero también hay que decir que al obispo Saiz le pasó un poco aquello de "la avaricia rompe el saco", no se conformó con los números del Seminario muy buenos y quiso unos números espectaculares, y por la puerta del Seminario se le colaron individuos que nunca debieron entrar en un seminario, con consecuencias dramáticas para el futuro de la diócesis en caso de que hubieran llegado al sacerdocio. Por suerte esto se ha corregido y el proceso de selección de semininaristas se ha vuelto más estricto, como tiene que ser.

      Eliminar
    5. Molins, Gracias por la respuesta. Al anónimo de 22.06 le responderé como hizo el gran actor F.F.Gómez a un pesado admirador: a la m. váyase a a la m. Moderardor, es decir, G.G. no me censure que le veo venir. Larga vida a la libertad de expresión.

      Eliminar
    6. Lo siento, pero no he podido evitarlo. Le he mantenido el comentario pero le he quitado unas letritas.

      Eliminar
  3. Sr. Prudentius, ¿podría usted decir de donde ha sacado la noticia del cáncer de Mons. Cortés Soriano?
    Es una noticia que me ha desconcertado, pero no encuentro nada por ninguna parte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Potser S´haurà confós amb el Bisbe de Girona. Va ser intervingut no fa gaire. Ata, sembla, que està millor gràcies a Déu.

      Eliminar
    2. Doncs jo tinc entés que al bisbe de Girona la cosa no pinta bé...

      Eliminar
  4. La definición de Meneses coincide plenamente con aquellos que proceden de Toledo. Yo tuve un obispo toledano en el que puse grandes esperanzas, ha sido quien peor me ha tratado. El retrato de Meneses es idéntico al de el obispo que tuve.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llamar la atención, publicar todo lo que hace semanalmente en el Full Dominical, distanciarse de las demás diócesis, seminario lleno, pero de qué? Hacer méritos para ascender, ninguneo a los que no piensan como él, que en el obispado son muchos...
      Cuánta vrazón tiene el anónimo de las 23:11.

      Eliminar
  5. Prudentius de Barcino habla de la precaria situación de la Iglesia en Cataluña, y en mi opinión, se fundamenta en la existencia de teólogos y sacerdotes que o bien se enredan con filosofías extrañas o bien no enseñan la verdadera doctrina católica.

    El P. Francesc Nicolau, profesor de la Facultad de Filosofía, dice en la Cataluña Cristiana de esta semana que el hecho de la evolución es científicamente incuestionable, y Josep Rius Camps habla sobre la noche más oscura en el largo proceso de hominización; de otro lado, Oriol Domingo publica en La Vanguardia de este domingo que el teólogo y periodista Josep Maria Puigjaner presenta una obra dramática del jesuíta Teilhard de Chardin.

    Una cosa es la evolución y otra la selección. Se dice que la selección natural crea los seres vivos variando el código genetico al azar ciego y sin finalidad.

    El azar ciego explica enfermedades, malformaciones y tumores, pero no puede ser creativo porque, como reconoce Francesc Nicolau, no hay experimentos, ni simulaciones ni ecuaciones estadísticas que lo demuestren: los científicos desconocen los orígenes de la vida, de la emergencia de la complejidad, de los ajustes finos biológicos, así como de la inteligencia humana. En definitiva, no saben el origen de las cosas más importantes, y aún realizan nuevos descubrimientos, como en el proyecto ENCODE.

    Cuando la astrobiología demuestre la existencia de vida en otros planetas siguiendo la misma o parecida pauta que tiene en la Tierra, entonces se probará que la vida evoluciona según un programa innato universal aún desconocido: la vida puede nacer por azar en un planeta, pero no en muchos planetas.

    En relación con la hominización, el Génesis deja claro como mínimo dos cuestiones elementales: que Dios ha creado tanto el alma como el cuerpo del hombre.

    En efecto, tanto si el hombre procede del barro o de un homínido, el Génesis nos dice Dios lo creó en gracia y justicia original, sin conocer la muerte, la enfermedad, la ignorancia, el dolor y el sufrimiento, la debilidad y la concupiscencia (inclinación al mal), lo cual implica por lógica un cuerpo y mente hechos [del barro] o transformados [de un homínido] ex novo y ab initio por Dios mismo.

    El bautismo purifica las consecuencias del pecado original (dolor, muerte, enfermedad...) y hace al bautizado una criatura nueva; Jesús y María son el nuevo Adán y la nueva Eva; el Apocalipsis nos dice que nos encaminamos hacia el renovado (kainos) Edén de la Nueva Jerusalén.

    Lo básico del Edén, la parresía o el poder hablar libremente con Dios para pedirle, adorarlo y alabarlo, además de darse en el Edén primigénico, también aparece tanto en el Israel abrahámico y mosaico como en la Iglesia de Cristo.

    Así, todo es Edén: desde el inicio adánico; siguió con Noé y con la sinagoga; continúa en la Iglesia, que culmina en la eucaristía como Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesús; y finalmente acabará en el definitivamente restaurado Edén del Apocalipsis.

    Adán, Eva y el Edén son hechos históricos, tal como afirma el Catecismo como doctrina oficial, y negarlo es ponerse en la situación del biblista Ariel Álvarez Valdez que negaba, entre otras cosas, la historicidad de Génesis 1-11.

    En cuanto a la opinión del P. Castellani, SJ, sobre las ideas de su tocayo, Teilhard de Chardin, SJ, “Telar de Chardón”, es que son una pura memez gnóstica, panteista y evolucionista.

    José María Iraburu:
    infocatolica.com/blog/reforma.php/0909091034-27-lenguaje-del-p-castellani

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho Casanovas...es un obispo devoto, de los de rosario y romería...Dios le guarde y envie a alguien así a Barcelona. Alguien creyente, con fe. No necesitamos lumbreras académicos, necesitamos a hombres iluminados por la luz de su fe y de su oración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Potser hagués estat un bon Bisbe allà pel segle XIX, però al XXI??? què vol que li digui...

      Eliminar
    2. Així que la devoció i la fe intensa són pròpies de temps passats...I qué en farem de les esglésies gòtiques i romàniques? Les tirem a terra i n'encarreguem de noves a Bohigas i a Bofill? Ai, ai, catalanistes, us heu carregat la vostra pròpia Tradcició!!

      Eliminar
    3. Anonimo 10:34. ¿els bons bisbes del s.XXI son aquells tan moderns, que tenen les esglesies buides, perque no resen ni son fidels al Magisteri de l'Esglesia ?

      Eliminar
    4. Si no sap que fer llegeixi els escrits del Papa Francesc, li faran molt de bé.

      Eliminar
  7. Como constatación meramente humana se puede admitir la descripción de algunas de las situaciones que hoy se describen en este articulo.
    Pero lo que pasa es que la Iglesia tiene una parte humana y otra que no se ve pero esta que es la transcendente.
    Jesucristo no dejara nunca a su Iglesia.
    Pero la Iglesia con la estructura actual no tiene futuro, ni es viable a largo plazo.

    No hace falta ser un estratega para verlo, solo con la oración y la meditación, una persona que ame de verdad a la Iglesia lo ve.
    Me explico:

    + Cada vez la edad media del clero es mayor, por cada sacerdote que se jubila, enferma gravemente, o se muere. ¿Cuantos seminaristas entran en el Seminario de una Diócesis? Hay deficit año tras año.
    + Las Comunidades Cristianas cada vez la edad media aumenta también, por un fiel que se muere. ¿Cuantos nuevos se incorporan?.
    + Cuantos laicos después de años de asistir a Misa, estan preparados de verdad para ponerse delante de responsabilidades parroquiales, movimientos, y grupos apostólicos.
    + Ni los Obispos podran reponer Párrocos en las vacantes que se produzcan dentro de muy pocos años, ni los Párrocos mantener económicamente los Templos, con las escasas y cada vez más menguantes colectas.
    + Muchas personas cercanas a las parroquias o a su area de influencia nunca pisan la parroquia, y quedan al margen de la evangelización, y por tanto su vida al margen de Dios.
    + Otros problemas a resolver son:
    a) La marginación de los separados, estamos echando a ellos y a
    sus hijos de la Comunidad cristiana.
    b) Las nuevas realidades de tantas personas que no se pueden
    ignorar como sino existiesen (parejas de hecho, parejas
    homosexuales, fecundación in vitro, personas que han abortado,
    separadas, madres solteras, madres de alquiler, una niña con
    dos madres que pide el bautismo,...) que respuesta da la
    Iglesia a esas personas.
    c) Los criterios y la formación de las nuevas vocaciones a
    sacerdote y/o religioso. El sistema de reclutar candidatos no
    es actualmente obsoleto, pregunto.
    d) La atención humana (casa parroquial, médicos, enfermedad,
    vejez, jubilación,...) de sacerdotes que han dado la vida por
    la evangelización.
    e) El sueldo de los sacerdotes en activo, un tema tabú que nadie
    toca ni los obispos, ni los entes curiales. Muchos viven una
    pobreza heroica mientras ejercen el Ministerio, pero una vez
    jubilados les queda una pensión indigna menos que un basurero,
    o un conserje, por poner un par de ejemplos.
    f) Y podriamos seguir,...pero no deseo cansarles más por hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, un excelente comentario. Le felicito!

      Eliminar
    2. b) Las nuevas realidades de tantas personas que no se pueden ignorar como sino existiesen (parejas de hecho, parejas homosexuales, fecundación in vitro, personas que han abortado, separadas, madres solteras, madres de alquiler, una niña con dos madres que pide el bautismo,...) que respuesta da la Iglesia a esas personas.

      Sobre la formación a dar en el caso de los católicos divorciados y vueltos a casar de nuevo en un matrimonio no reconocido por la Iglesia, o bien que conviven maritalmente con otra persona que no es su cónyuge ante la Iglesia, y todo ello sin nulidad matrimonial.

      La situación de estos católicos es equivalente a los catecúmenos: pueden ir a la iglesia pero sin acercarse a los sacramentos y sacramentales: el sacerdote no puede bendecir situaciones personales contrarias a la doctrina de la Iglesia.

      Pueden ir a misa y confesarse, pero sin recibir la comunión (ni eucarística ni espiritual), porque para merecer a Jesús Eucaristía hay que cumplir todos los mandamientos con ayuda de la gracia.

      Tampoco pueden recibir la absolución, aunque sí pueden ponerse ante la misericordia de Dios.

      Para poder recibir dicha misericordia, deben de hacer el firme propósito de abandonar la convivencia disconforme a la doctrina eclesial.

      Para estos católicos se necesita un acompañamiento espiritual específico, integrándose en grupos de oración, incluso con gestos y liturgia simbólicos o celebraciones paralitúrgicas especiales de espera hasta la plena comunión en la fe católica, lo cual implica dos gracias divinas:

      1) vivir en continencia y castidad, y

      2) obtener la reconciliación ante Dios y ante sí mismo y el otro cónyuge y otros familiares.

      Se necesitan años de oración, vida mística en confianza y santidad, para que Dios pueda dar algún tipo de solución, pudiendo llegar el caso de que exista un retorno conyugal con la aceptación de otros hijos.

      De otro lado, la doctrina eclesial sobre la homosexualidad (y bisexualidad, promiscuidad...), está en el Catecismo, 2357-2358:

      a) Apoyándose en la Sagrada Escritura (los actos homosexuales) los presenta como depravaciones graves.

      b) la Tradición ha declarado siempre que los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados.

      c) Son contrarios a la ley natural.

      d) Cierran el acto sexual al don de la vida.

      e) No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual.

      f) No pueden recibir aprobación en ningún caso.

      g) Las personas homosexuales:

      - están llamadas a la castidad.

      - mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana

      Este también es el pensamiento del Papa Francisco I en sus escritos.

      Eliminar
    3. Sr, Casals, usted dice muy bien que "Jesucristo no dejará nunca a su Iglesia", con lo cual la considera divina, estamos totalmente de acuerdo.

      Sobre las otras cuestiones, las organizativas de la Iglesia, se han ido forjando a lo largo de los dos mil años de historia y ha superado infinidad de obstáculos internos y externos, por tanto no hay que tener por su futuro.

      En cuanto a los problemas que sufren muchos bautizados, y por tanto amados por Dios, cada uno según las cualidades que nos ha dado y que por nuestro libre albedrio, se ha optado por vivir una opción apartada de lo que es la ley natural y por tanto de la Iglesia Católica, ¿tiene la culpa la Iglesia o la tiene el Fiel?

      Tenemos que tener en cuenta que todos son amados por Dios, ya que por el Bautismo tomamos la filiación divina, por tanto, Dios en su misericordia infinita, es muy paciente y no se cansa de darnos oportunidades para enderezar nuestra vida. Vale la pena abrirle las puertas, que dejándose amar por Él no se pierde nada y se gana mucha paz y se resuelven muchos problemas, pero eso sí, hay que pedirle perdon a través del Sacramente de la Reconciliación y hacer el propósito de cambiar de vida, no que la Iglesia cambie a nuestra comodidad.

      Eliminar
    4. http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=28199

      Eliminar
  8. La Iglesia del futuro pasa por un cambio de las estructuras tal como las conocemos actualmente.
    Por salir al encuentro de las personas, de una mayor fraternidad y colaboración entre los Obispos, Sacerdotes y Fieles Laicos.
    Comunidades Cristianas más acogedoras, más fraternas, una cierta comunión de bienes, vivencia profunda y seria del Evangelio, y menos domesticación del E. Santo, entre otros valores.
    De ese Testimonio serio y profundo no tengo ninguna duda Dios suscitara Vocaciones al ministerio sacerdotal, a la vida religiosa, a la vida matrimonial, Familias y Laicos comprometidos, y verdaderas Comunidades Cristianas inspiradas en el Evangelio de Cristo.

    Creo sinceramente después de haberlo pensado mucho, en largos ratos de oración, que actualmente la Estructura ahoga un poco al Espirito Santo.
    Y con las energias que hay que gastar en esa estructura caducada hace ya mucho tiempo, no es posible una Nueva Evangelización.

    La Nueva Evangelización requiere cambios profundos en la mentalidad de todos nosotros (un recliclaje de ideas y métodos) y en un cambio de estructuras serio.

    Todo lo expuesto lo hago con mucha humildad, con actitud de servicio, pensando en el bien y en el futuro de la Iglesia Católica.

    Delante de los retos que tienen las Diócesis catalanas solo caben dos opciones seguir como hasta ahora, y que el último apague la luz y cierre la puerta.
    O trabajar ya desde ahora pensando en el futuro, con los obispos al frente, y no esperando como hasta ahora la jubilación y el que venga detrás ya lo hara.

    ResponderEliminar
  9. Ciertamente es desolador el panorama. La situación de Sant Feliu y Gerona pide un cambio en pocos meses. Los dos con dificultades graves. Sant Feliu por la formación de su clero y Gerona por el estado de emergencia en el que se encuentra. Recordemos que el obispo Pardo entró con ganas de cambios, mejoras que han quedado en nada. En poco tiempo el estado de la diócesis ha pasado a lamentable. Sant Feliu tiene un buen pastor, pero con muchos frentes abiertos, entre ellos Montserrat. La salud de ambos pastores es crítica y por parte de uno de ellos se plantea ya la renuncia para después del verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto este comentario plenamente. En lo que se refiere a Gerona Pardo se desinfla en todos los sentidos, también físicamente. En sant Feliu son muchos frentes abiertos. Ojalá el obispo se recupere y pueda levantar la diócesis.

      Eliminar
  10. Un comentario de Ricardo de Argentina sobre el P. Castellani y Teilhard de Chardin, en relación con Rahner y la cúpula de los Jesuitas durante los años 1950-1960, en Infocatólica de hoy:

    infocatolica.com/blog/historiaiglesia.php/1304291226-probablemente-el-teologo-mas#more20095

    "...Rahner ha tenido en el P. Fabro a uno de sus más contundentes contradictores. La obra del P. Fabro, que en estos momentos está siendo editada por el Instituto del Verbo Encarnado, apunta entre otras cosas a desmontar la nefasta influencia de las categorías kantianas en el pensamiento actual.

    Finalmente quisiera acotar que la misma cúpula jesuítica que alentaba las proposiciones de Rahner era la que alababa las posturas de Teilhard de Chardin, al tiempoo que mandaba a la cárcel de Manresa al P. Leonardo Castellani. Todo un ejemplo de "coherencia" en el peor sentido."


    Por lo que se ve, aún estamos digiriendo lo peor del postconcilio.

    ResponderEliminar
  11. Pues será un excelente obispo el de Vic. No lo dudo y confío en sus crierios. Pero la foto que han puesto es tremenda, qué delirio de grandeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Un obispo ataviado de obispo es delirante?
      Que yo sepa, no hace formar a la policía local cada vez que entra en el Ayuntamiento...

      Eliminar
    2. Creo que entra muy poco en el Ayuntamiento.

      Eliminar
  12. Independiente de lo acertado o erróneo del juicio de cada obispo, lo que en este artículo se ven son algunas de las causas del declive o la debacle vocacional: No basta con acusar la vaticano II, ni al abandono del hábito como causas fundamentales.
    En el estudio de cada diócesis se muestran realidades terribles que han acabado con la gente de buena voluntad sustituida por gente ambiciosa, que ha buscado y encontrado en el entorno de la iglesia poder, dinero, soberbia, pecado...
    Con estos ejemplos que hemos vivido todos en las diferentes diócesis ¿quién puede esperar vocaciones limpias? ¿qué extraño es por el contrario, que aquellos que se han apuntado a las opciones posibles (seminarios, órdenes religiosas, servicio de laicos,...) no vayan atraídos por esa misma ambición, deseo de poder, de dinero, de figurar... que han visto en los ejemplos y en los 'ejemplares' que han sufrido cada uno en su parroquia?
    Son muchos los factores que han influido para que la gente haya vaciado iglesias, seminarios y órdenes religiosas, no solamente el que se haya dejado de llevar la sotana o el hábito

    ResponderEliminar
  13. 1. El obispo de Sant Feliu ha de tener un tipo de personalidad que ponga orden tanto entre el sacerdocio y diaconado diocesano como en los "trabucaires" de los benedictinos y benedictinas de los monasterios de San Benito y Santa María de Montserrat.

    Condictio sine qua non: que el obispo sufragáneo de Sant Feliu tenga un arzobispo de fuste en el arzobispado metropolitano de Barcelona.

    2. No volver a colocar como obispo a un sacerdote perteneciente a la prelatura del Opus Dei: no sirven, almenos los de la promoción que observamos.

    Una necesidad que ha de llenar el Opus Dei: una escuela de élite para dirigentes episcopales diocesanos.

    3. Tarjeta amarilla a Roma: si alguien no sirve de obispo, no lo desplazéis a otra diócesis.

    4. Tarjeta amarilla tirando a rojiza a Roma: parece que hay dos obispos que no pueden llevar adelante sus funciones, entonces debéis de actuar ya. La reforma del gobierno de la Iglesia empieza desde las diócesis, no sólo en la Curia.

    ResponderEliminar
  14. Por lo que se refiere a Tortosa, totalmente acertado lo que dice: tras un brillante ponfificado de D. Ricardo Carles, empezó la decadencia con Sistach (desde el primer día pensó en la promoción) y ha continuado con Salinas: cada sacerdote hace lo que quiere, seminario en ruinas, y nefastos responsables como Membrado o Tomás (carreristas)...y uno de ellos elevado a Administrador, Arín, esperemos que por muy poco tiempo. Hace falta un revulsivo, sacar lo mejor de los buenos sacerdotes y del pueblo fiel. Qué contraste con Casanovas de Vic, hijo espiritual de D. Ricardo en Tortosa, aprendió de él lo mejor y lo aplica en Vic. Los que gobiernan Tortosa ahora no "progresaron" hasta que marchó D. Ricardo, que les conocía bien.
    Sobre Barcelona, nada que añadir: Sistach por donde pasa arrasa. Necesitamos un arzobispo santo y de categoría moral e intelectual. Quizás mejor que venga de fuera, para estar al margen de la presión político-religioso-nacionalista.

    ResponderEliminar
  15. La Iglesia tiene un buen producto (la salvación), tiene presencia global (en la majoria de paises esta presente), tiene personas muy preparadas (clero y laicos), tiene mercado (la humanidad), pero le falla el marqueting (el lenguaje y las formes de presentación).

    Debe mejorar la forma y la manera de presentar el Evangelio de Jesucristo al hombre de hoy.

    Parte del fracaso en la evangelización actual esta ahi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imposible vender un producto si algunos vendedores no estan convencidos de lo que venden, otros venden producto adulterado, y otros piensan que si "alguien quiere algo, ya vendra".

      Eliminar
  16. Ser obispo en Catalunya no es nada fácil, especialmente con el clero progre. Sin embargo, la política que han seguido la mayoria de obispos, se ha demostrado un desastre: esto de dar cargos y parroquias grandes a los progres para que no armaran follón, ha sido la ruina.
    En la situación actual, con una media de edad del clero por encima de 70 años, significa que dentro de 15 años, quedarán muy pocos sacerdotes, y se impondrá un cambio estructural muy fuerte.

    ResponderEliminar
  17. La situació és greu no cal amargar-ho, però mesurar les diocesis pel nonbre de seminaristes és fer un judici precipitat. De fet a Espanya hi ha seminaris amb pitjors nombres que els catalans. De totes maneres no cal perdre l'esperança Déu proveirà aquesta terra amb bons pastors.

    ResponderEliminar
  18. Benvolguts/des,

    A continuació trobareu un comunicat del nostre Bisbe Agustí:

    Estimats germans preveres, diaques, religioses/religiosos i laics col·laboradors

    Permeteu-me aquest breu missatge sobre el meu estat de salut. Com sabeu, he hagut de faltar a alguns compromisos, com ara la Peregrinació Diocesana a la ruta de Sant Pau, per trobar-me en situació de proves i diagnòstic. Avui podem dir que pateixo un mieloma, que requereix un tractament prolongat i que, tot i poder fer una vida quasi bé normal, m’obligarà a faltar a alguns altres compromisos. Convindrà, doncs, confirmar cada un d’ells amb el meu Secretari, Mn. Joan-Pere Pulido.
    Aquesta notificació, però, ve justificada sobre tot perquè, encara que les perspectives, gràcies a Déu, són prou bones, em tingueu present en les vostres pregàries. Com ens diria Sant Pau “de tot en sortim plenament vencedors gràcies a aquell que ens estima” (Rm 8,37).

    Amb tot afecte en el Senyor,

    + Agustí Cortés Soriano. Bisbe de Sant Feliu de Llobregat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quién envia el escrito el Obispo o Pulido.

      Eliminar
  19. Només conec a fons la diòcesi de Tortosa. Per tant no puc parlar de les altres. Quan parlen de Tomas, Arin o Membrado, de la tasca de Carles, de Martínez Sistach o de Salinas he hagut de parar varis cops i pensar si parlaven de la meva diòcesis o era una altra. He arribat a una profunda conclusió: al qui escriu li han canviat el provehidor d'herva i no percep la realitat amb claredat. Si no, no entenc absolutament res... a no ser que les seves fons siguin les seves pijors enemigues i el vulguin deixar en evidència en públic, per què ningú no llegeixi aquest bloc

    ResponderEliminar