lunes, 18 de marzo de 2013

Se ha vuelto a perder el contacto catalán con Roma

El Papa Francisco saluda al cardenal LLuís Martínez Sistach
Después de la sorpresa inicial de la elección del nuevo Papa y de sus primeros gestos, ha empezado a cundir la inquietud entre las filas del nacional-progresismo eclesial: no existe ningún nexo de unión entre el Papa Francisco y la Iglesia en Cataluña. Hasta el pasado miércoles la relación entre el cardenal Bergoglio y los eclesiásticos catalanes era absolutamente nula, hasta el extremo de que las únicas vinculaciones que se han hallado son las de la oportunista Lucía Caram, un rabino argentino de Barcelona y su amigo el orfebre Pallarols, de ascendencia catalana, pero ya nacido en Argentina. Ninguna más. El conocimiento del que nos ha hablado Sistach se limita a algunos cruces banales de palabras, semejantes a aquel "qué tal amigo" que tuvo George Bush con José Luís Rodríguez Zapatero.

Ese desconocimiento mutuo no tendría mayor importancia si no fuera porque en poco tiempo tendrá que acometerse el relevo del arzobispo de Barcelona, lo que puede marcar el futuro de la Iglesia en Cataluña para los próximos diez o quince años.

La influencia catalana en Roma ha sido manifiestamente mejorable en los últimos cien años. Probablemente no ha habido un eclesiástico de relevancia en el Vaticano desde los tiempos del cardenal Vives i Tutó, en el pontificado de León XIII. Luego estuvo el benedictino Albareda, Prefecto de la Librería Vaticana con Pío XII, y el obispo Ramón Torrella (aunque en grado menor) con Pablo VI.

Posteriormente, fuera de un cierto ascendiente del cardenal Carles en los nombramientos episcopales, el vínculo catalán con la Santa Sede fue más bien débil e irrelevante. Sistach supo romper en parte con esta inercia, posicionándose abiertamente a favor del Papa Benedicto XVI, mediante el apoyo en dos vértices: el cardenal Bertone y el cardenal Ravasi.

El Papa Francisco con el cardenal español Santos Abril
Pero después de la renuncia se ha visto que su apuesta no servía para el futuro. A medida que se van conociendo los detalles del cónclave, parece claro que el mismo ha supuesto una derrota de los hombres más cercanos al Papa Ratzinger. No sólo de un amortizado Bertone, sino del sector más intelectual que encabezaban los cardenales Scola y Ravasi. Los neo-wojtylianos han vuelto a tomar las riendas de la Iglesia. Wojtyliano es el propio Bergoglio y wojtyliano es uno de los muñidores de su candidatura, el cardenal español Santos Abril Castelló, cuyo nexo de unión se remonta a la etapa en que éste fue Nuncio en Argentina, después de haber sido uno de los profesores de español del Papa Juan Pablo II, mientras fue Jefe de la Sección española de la Secretaría de Estado.

Se desconoce si este purpurado turolense va a ocupar un cargo curial en el nuevo organigrama vaticano; se ha hecho circular el rumor de que sería el nuevo Secretario de Estado, pero ya se ha visto que la capacidad de acierto de los vaticanistas no pasa por sus mejores momentos. Con todo, el cardenal Abril Castelló es el prelado español más cercano al Papa Francisco. Con mayor exactitud: es el único obispo español cercano a él. Con el agravante de que este miembro de la carrera diplomática ha ejercido toda su carrera eclesial fuera de España. Y sus antecedentes no son muy favorables al nacionalismo, al haber sufrido en carne propia el desastre de los Balcanes, en los tiempos en que fue Nuncio apostólico en Yugoslavia de 1996 a 2000.

Se han vuelto a cortar las conexiones catalanas con Roma. Justo en el momento en que se tendrá que abordar el importantísimo nombramiento de un nuevo arzobispo de Barcelona. No pudo llegar en peor momento la renuncia de Benedicto XVI. No sabemos qué nos va a deparar el nuevo pontificado. Está claro que estamos en la antítesis de Ratzinger. Francisco será mucho más mediático que Benedicto XVI. De un papa intelectual pasaremos a un papa popular, incluso con algún deje de retórica peronista. Volverán los tiempos de lo social y se alejarán los tiempos de la teología y el celo litúrgico. Si no fuera porque parece que la Congregación de Obispos ya tenía decidido el nombramiento de Taltavull para Tortosa, éste sería el obispo bergogliano por excelencia para Barcelona.

Nada será igual. Sistach ha acudido al cónclave como uno de los miembros más irrelevantes del Colegio Cardenalicio y ha vuelto con las conexiones perdidas con el poder que está aflorando en la Santa Sede. La sorpresa de la elección del Papa Francisco nos va a deparar inesperados cambios. Todas las expectativas han saltado por los aires y nadie sabe qué va a suceder en el futuro más inmediato. Lo único que empieza a estar claro es que ese futuro ya no pasa por Bertone y sí por Santos Abril.

Oriolt

20 comentarios:

  1. Existe un punto en que Bergoglio no parece muy wojtyliano: no se le conoce mucho entusiasmo por los nuevos "movimientos". Por ejemplo, en Buenos Aires no existe un Seminario "Redemptoris Mater", que existe ya hasta en la barroca Sevilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ¡qué dice!

      Si es lo mismo que en Barcelona.

      El nacionalprogresismo eclesial catalán, aunque no ha podido frenar la introducción de los nuevos movimientos, sí los ha dificultado y, además, como en Buenos Aires, tampoco existe un seminario Redemptoris Mater, supongo porque, tanto aquí como allá, la magnitud del ridículo en la comparación de las cifras de seminaristas ingresados en el Redemptoris y en el Diocesano sería mayúsculo: los dejaría en evidencia por escándalo.

      Y es que allá donde predominan nacionalprogresistas o la Teología de la liberación, no hay nuevos movimientos o son entorpecidos; allá donde hay un desarrollo de nuevos movimientos, liberacionistas y progresistas quedan en entredicho.

      Eliminar
    2. Bergoglio siempre se ha opuesto a la Teología de la Liberación. Y, por cierto, el Seminario de Buenos Aires tiene unos sesenta o setenta seminaristas; no es una cifra ridícula.

      Eliminar
  2. De todo lo antedicho no sabéis cuanto me alegro.
    No se pueden tener "preparadas, estudiadas" largamente deseadas esas mitras que quedaran vacias..... por la jubiliación del Arzobispo actual, no!! Igual que al Santo Padre Francisco es el Espiritu Santo quien lo ha traido, será el mismo Espiritu quien nos mandará el obispo que mas nos convenga.... menos puzzles, menos preparativos humanos. En las cosas de Dios hay que dejar que sea Dios quien las arregle. Que la Iglesia necesita hombres que quieran servirla, no que quieran servirse de ella, para "hacer carrera"
    Lo que hay que hacer es pedir a Dios que todos tengamos la humildad para ver, en el prelado en quien recaiga el peso de la archidiocesis de Barcelona, simplemente el hombre querido por Dios para gobernar nuestra Iglesia de Barcelona, independientemente de que sea de nuestro "gusto" o no. Pensar de otro modo seria pensar desde la lógica humana y en este terreno nos movemos en otro orden; la lógica de DIos. Seamos mas hombres y mujeres de Cristo y menos mundanos en nuestros juicios. Asi lo pido al Señor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Anónimo de las 01,33, tiene usted toda la razón del mundo. Hay que dejar una vez más que el Espíritu Santo nos mande el Pastor que más con convenga en esos momentos que estamos viviendo, con nuestra oración

      Eliminar
  3. El mejor situado para la capital de España es Antonio Cañizares, exarzobispo de Toledo y hombre de confianza de Ratzinger en la curia. En Barcelona, el cardenal Martínez Sistach se ha ganado la prórroga para alargar su mandato hasta el 2015 e influir decisivamente en la sucesión. El mejor situado es Joan Enric Vives, actual copríncipe de Andorra en su condición de obispo de la Seu d'Urgell.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Vives viene a Barcelona me incardino en Terrasa.

      Eliminar
    2. Que le vaya bien y buen viaje!
      Ha escrito mal l nombre de su nueva diócesis.
      En catalán és Terrassa.

      Eliminar
  4. Parece que Enric Juliana ha bebido hoy de vuestras mismas fuentes. Tambien habla de Santos Abril y ni menciona a Sistach

    ResponderEliminar
  5. En un día como hoy hablar de la sucesión barcelonesa, qué despróposito! Hoy es el día del Papa!
    Por lo que se ve no es muy germinante y da la impresión de que después de una semana todavía no han digerido su elección los germinantes de pro que un día sí y otro también sacan a relucir a su superior y Cardenal.
    La sencillez no es amiga de estas páginas, el boato sí, el enfrentamiento también.
    Pasad página y que la sencillez, la humildad, el servicio inunde estas páginas. Lo veo difícil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acláremelo, ¿Hoy es el día del padre o el día del Santo Padre?

      Eliminar
    2. Muy bien por el anónimo de las 11.51.
      No hay que añadir nada más.Más sencillez, menos crítica machacona a las mismas personas y como dice muy bien: "pasad página y que la sencillez, la humildad, el servicio inunde estas páginas. Basta que quieran y pongan buena voluntad.Yo creo que la tienen y es posible hacerlo.
      Hoy es San José, esposo de María, padre adoptivo del Verbo de Dios, Jesús,patriarca, patrono de la Iglesia...y en coincidencia con la eucarstía solemne del nuevo Papa Francisco cuyos gestos ya son elocuentes.Día-¿por qué no? del Santo Padre. San José y el Papa Francisco nos ofrecen esta oportunidad de imitarlos.

      Eliminar
    3. "Más sencillez, menos crítica machacona a las mismas personas y como dice muy bien: "pasad página y que la sencillez, la humildad, el servicio inunde estas páginas..."

      Ojalá pudiera ser, pero mientras el nacionalprogresismo tenga día sí y otro también el gobierno diocesano, los mismos escriben lo mismo en la misma página: menos vocaciones, menos espiritualidad, menos tiempo de recuperación...

      Eliminar
  6. Lo que necesita la Iglesia en general y la diocesis de Barcelona en particular es oración y caridad.
    El actual obispo y el que le suceda, necesitan laicos i sacerdotes que recen y colaboren.
    La critica destructiva no sirve para nada. A llegado la hora de colaborar con humildad. No hay que juzgar la acción de los obispos sino que hay que rezar por ellos y juzgarnos a nosotos mismos.

    ResponderEliminar
  7. Con la elección de FI, la Historia no se ha movido de sitio.

    Si JPII-BXVI vivieron la lucha entre nazismo y comunismo, FI también la vivió en América, por las recepciones revolucionarias de la Cuba castrista de 1959, del Concilio Vaticano II de 1965 y el “mayo del 1968” (CELAM de Medellín). En 2013, revivimos 1917 (Lenin-Stalin), 1922 (Mussolini) y 1933 (Hitler) a la sudamericana.

    El libro “La guerrilla en sus libros. Tomos I-II.”, Enrique Díaz Araujo (en Balmesiana, Barcelona), con una base bibliográfica de más de 700 libros revolucionarios, explica que la Cuba castrista, con el apoyo de la URSS, convirtió a Hispanoamérica en su Sierra Maestra desde 1960, formando, entre otros países, a 4.000 guerrilleros argentinos. El expansionismo revolucionario cubano dio origen a la implantación o reforzamiento de las dictaduras militares entre 1964-1984.

    En Argentina, de 1964 a 1989, hubo unos 20 grupos guerrilleros y terroristas revolucionarios, divididos en 4 familias ideológicas: peronistas, montoneros, leninistas y marxistas. Causaron 1.501 muertos entre 1969-1979, además de miles de robos, secuestros y atentados con bomba.

    Era la época de los curas guerrilleros, revolucionarios o de la opción por los pobres económicos (Carlos Mújica, Cámara...). También de las famosas Comunidades Eclesiales de Base (Base= excluidos del poder político, saber académico y del “tener” dinero), guiados por los Agentes pastorales y dirigidos por los Movimientos de Liberación, al margen de los obispos.

    Díaz Araujo incluye como grupo terrorista al Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, que dice fundado por Gilbert Roufenach. Explica que Nicaragua y Chile (sandinismo y Allende) fueron los 2 países americanos con mayor intervención militar del castrismo.

    FI procede de dos comunidades autodestruidas: Argentina por el peronismo y los jesuitas por el liberacionismo y modernismo. Dos colectivos que fueron de los más importantes del mundo: Argentina podría ser una potencia mundial, y los jesuitas han llegado a perder casi la mitad de sus miembros desde 1965.

    El peronismo argentino se inspira en Mussolini, generador de la intervención total de la sociedad en virtud del interés general o público, el cual está determinado por una clase política encuadrada en un partido único o movimiento demagógico-populista, que controla todas las instituciones públicas y civiles (sindicatos, prensa, escuela, universidad, iglesia); creador de una supuesta tercera vía económica de justicia y progreso social situada entre el liberalismo y el socialismo; e introductor de la idea de la nacionalización del socialismo o socialismo en una nación (Hitler, nacionalsocialismo; Franco, nacionalsindicalismo) contra el modelo leninista de internacionalización del socialismo bajo la dirección del PCUS de la URSS.

    Por su parte, los Jesuitas iniciaron su autodemolición durante el mandato de Arrupe, que asumió el liberacionismo o la Teología de la Liberación, y con el teólogo Karl Rahner, introductor de la filosofía modernista y racionalista (Kant, Heidegger) en la escolástica.

    FI se enfrenta a un catolicismo hispanoamericano con tres graves problemas:

    - Negacionismo de la doctrina católica moral, de la liturgia, de los sacramentos, los dogmas y los mandamientos
    - Liberacionismo o Teología de la Liberación, con la politización populista e indigenista (nacionalprogresismo católico de Estado)
    - Nuevaerización o Nueva Era (eneagrama, yoga, zen, espiritualidad indígena), con la desacralización y desespiritualización del catolicismo (razón de la expansión de las sectas y protestantismo)

    Quizás el peor sea el liberacionismo, síntesis de los tres, dado que es una falsa teología sin espiritualidad alguna, al servicio del marxismo o populismo, justificador de la violencia o revolución en su lucha contra las injusticias sociales del liberalismo, y que introduce una filosofía atea y materialista. Antes sirvió a la revolución marxista, hoy es el apoyo del populismo (Kirchner, Chávez, Morales).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué rollazo! Cuesta tanto poner Francisco y no FI?

      Eliminar
    2. De Antioquía! y Yo de Granada!

      Eliminar
  8. Ya se están moviendo los hilos para remediarlo: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=488244807890481&set=a.488244237890538.1073741830.100001148981093&type=3&theater

    ResponderEliminar
  9. Hoy el nazionalista periódico "La Mañana" de Lérida presenta a Vives como favorito para suceder a Sistach en Barcelona.
    En el obispado de Urgel, Vives ha conseguido algo inaudito: Unir a sacerdotes "progresistas" y "conservadores". Por su falta de caridad se ha ganado la antipatía y desprecio de ambos grupos. Desean que marche a Barcelona. Se nota que Urgel no le gusta. Solo le consuela el caramelo de ser príncipe de Andorra. Si va a Barcelona, lo sentiré por ellos. Tendrán un obispo extremadamente nazionalista y muy progresista, aunque lo ha intentado disimular par medrar.

    ResponderEliminar
  10. Esto es religión o política......creía (en mi supina ignorancia) que los únicos que mezclan estos dos apartados ( y otros más), eran los musulmanes...no resulta difícil entender el porqué del divorcio entre el pueblo y la iglesia.

    ResponderEliminar