domingo, 31 de marzo de 2013

¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!
EL SEÑOR HA RESUCITADO
¡ALELUYA! ¡ALELUYA!

5 comentarios:

  1. Felices Pascuas! Que Dios os conceda la gracia de poder vivir bajo su luz.

    ResponderEliminar
  2. El Domingo de Resurrección es la fiesta más importante para todos los católicos, ya que con la Resurrección de Jesús es cuando adquiere sentido toda nuestra religión.

    Cristo triunfó sobre la muerte y con esto nos abrió las puertas del Cielo. En la Misa dominical recordamos de una manera especial esta gran alegría. Se enciende el Cirio Pascual que representa la luz de Cristo resucitado y que permanecerá prendido hasta el día de la Ascensión, cuando Jesús sube al Cielo.

    La Resurrección de Jesús es un hecho histórico, cuyas pruebas entre otras, son el sepulcro vacío y las numerosas apariciones de Jesucristo a sus apóstoles.

    Cuando celebramos la Resurrección de Cristo, estamos celebrando también nuestra propia liberación. Celebramos la derrota del pecado y de la muerte.

    En la resurrección encontramos la clave de la esperanza cristiana: si Jesús está vivo y está junto a nosotros, ¿qué podemos temer?, ¿qué nos puede preocupar?

    Cualquier sufrimiento adquiere sentido con la Resurrección, pues podemos estar seguros de que, después de una corta vida en la tierra, si hemos sido fieles, llegaremos a una vida nueva y eterna, en la que gozaremos de Dios para siempre.

    San Pablo nos dice: “Si Cristo no hubiera resucitado, vana seria nuestra fe” (I Corintios 15,14)

    Si Jesús no hubiera resucitado, sus palabras hubieran quedado en el aire, sus promesas hubieran quedado sin cumplirse y dudaríamos que fuera realmente Dios.

    ResponderEliminar
  3. Felices Pascuas!

    de quien es la obra que ilustra este post?

    ResponderEliminar
  4. En el goig del Crist Ressucitat: Bona Pasqua a tots !!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Surrexit Dominus vere. Alleluia.
    Aunque el gozo de la Pascua nos inunda, en Barcelona estmaos en tiempos escatológios, en sentido teológio (aquel si, pero todavía no, y esperando tiempos mejores...) y en sentido médico, porque estamos hasta el gorro.
    Este año pude asistir a la misa crismal; no hay que decir nadadel ceremonial, pero en estos años nuestro Ordinario (a partir de ahora lo voy a llamar así dado que algunos de ofende de que le llame Martínez) se ha ido cargando todo lo que se conservaba de particular en la catedral. Los monaguillos han dejado de vestir sotana, cuando no debemos olvidar el carnaval que organizó cuando recibió la birreta cardenalicia. Comentar también que estaban presentes los eméritos Tena, este obispo auxiliar que pasará al historia sin pena ni gloria, y que, al igual que nuestro Orinario, sólo ha escrito como cosa de peso sus tesis doctorales. También estaba Godayol, que se ve que también se presnta a todos lados sin previa invitación. Nunca en la celebraciones de nuestro ordinario ha aparecido Carles; da que pensar, pero que piense el ordinario que cuando "se le acabe la cuerda" puede ser tratado igual. Ya dicen en mi pueblo "tal harás, tal encontrarás". Por de pronto ha colocado a los suyos, entre ellos su antiguo secretario, al que como Turull estudió en Roma pero volvió sin título, pero los dos son profesores de la Facultad de Teología, nombrados a dedo claro y sustituyendo a profesores con tírulo; esto bajo el beneplácito de Armang Puig, que tome nota nunciatura y Roma, y de mi amigo Claret. Bien pues, como no pueden eliminar al Agápito porque se vería mal en Roma, le hacen la vida imposible; la última es mandarle al barrio chino para que Claret se apodere de su espacio en el seminario; Matabosch, también tiene mucho que ver; últimamente le pisa el campo en el tema ecuménico, bajo la bendición del ordinario. En fin, supongo que invitará a personalidades a visitar su nuevo despacho; esperemos que el ordianrio se dé una vuelta por allí.
    Salvador Biarnés (ElCidCabreador)

    ResponderEliminar