jueves, 28 de febrero de 2013

La actitud de los “Sistach” hacia el programa reformista ratzingeriano: sí en las formas, no en el contenido.

http://www.arqbcn.org/repository/agmosweb/33/files/19037-4e1231e7682d1.jpg
Pere Lluís Font, Mn. Matabosch, cardenal Sistach, Mons. Bruno Forte y "Pipo" Carbonell
Si nos preguntáramos si Sistach ha comprendido y asumido el programa propuesto por Benedicto XVI durante su pontificado, la respuesta sería clara: sí a la comprensión, no a la aplicación. Un sí en las formas, que ha explicitado a veces hasta el baboseo, y un no rotundo a aplicarlos en su Archidiócesis por lo que respecta a los contenidos. La estrategia ha sido clara: un romanismo escenográfico elevado a la enésima potencia; pero acompañado de la negativa a tocar ni una coma en su obispado para avanzar en la puesta en práctica de lo que realmente el Papa nos ha propuesto.

Sistach, como muchos obispos, con la actitud típica del “ tu ves dient ” (tú ve diciendo), sólo se ha quedado con un visión superficial e interesada de la propuesta ratzingeriana. Aquella que le permite presentarse como fiel a Benedicto XVI sin arriesgarse demasiado a la hora de ponerla en práctica.

Creo que Benedicto XVI ha presentado su renuncia porque ha visto que sólo con palabras de maestro, no basta para hacer recapacitar a los obispos instalados. Que se necesita un vigor para “romper algún huevo” (perdón por la expresión tomada del procedimiento para hacer tortillas) que se hace imposible para una persona de 86 años. El programa de Benedicto XVI de reconciliar a la Iglesia y al Concilio con la Historia de la Iglesia; de caminar dentro de los parámetros de la hermenéutica de la continuidad; y de discurrir los teólogos en la tranquilidad espiritual de ánimo en busca de la evolución homogénea del dogma; la puesta en práctica de este complejo programa no es cosa fácil.

Benedicto XVI “nos ha dado seguridad” en todo ello, decía el gran obispo Reig de Alcalá. Pero ponerlo en práctica es otra cosa. Es reenamorar corazones petrificados por el acomodo en unos casos. Es, en otros, directamente reescribir desde el inicio las páginas de por qué muchos eclesiásticos (y seglares) se comprometieron con la Iglesia.

La humildad espiritual que debe existir en la base de este re-enamoramiento con la Iglesia y su Historia, pertenece a la intimidad de nuestra relación profunda con Jesucristo (¿Quién es Él?) y a la recurrente vivencia de aquel estupor que nos provocó su primer encuentro como nos recuerda Péguy. El programa ratzingeriano necesita de candidatos a obispos de la madera de Péguy, hombres “rehumanizados”, abiertos al misterio en su acepción cristiana. Pero el proceso para escogerlos está poblado de dificultades. Y Barcelona es un caso paradigmático. Todo el conjunto de viento en contra (intereses políticos, holgazanería de los instalados, dependencias emocionales desordenadas, endurecimiento de corazones…) dificulta la puesta en práctica de esta reorientación auténtica y no de fachada, de la gran barca de Pedro.

última audiencia general papa Benedicto XVI
Última audiencia general de Benedicto XVI
Sistach y muchos como él pueden respirar tranquilos unos días. Parece que se desvanece la propuesta de Benedicto XVI que siempre han intentado obviar en las formas con su aparato de adhesión inquebrantable “al jefe” de la Iglesia. Curiosa maniobra de distracción. Una tranquilidad en tensión, pues no creo que, pese a lo que esperan los “progres”, caiga en saco roto el pontificado de Papa Ratzinger. La sordera se asocia a la ancianidad. Por eso el programa ratzingeriano es más fácil que encuentre terreno propicio en la juventud. Ésta muchas veces se opone en las formas al pensamiento “sólido” al que nos propone regresar el Papa; pero es más favorable a la aceptación real de su contenido, si se explicita. Por eso de lo que rebosaba anteayer la plaza de San Pedro en la última Audiencia General, era de jóvenes. Lo copaban todo. Tienen por delante el futuro, su propia historia.

Quinto Sertorius Crescens

21 comentarios:

  1. Excelente análisis, que yo creo es predicable de casi todos los obispos españoles y no sólo del Cardenal Sistach.

    ResponderEliminar
  2. no todos todostan solo los sistach,hay muchos más; el papa promulgo el año de la fe para potenciar la vida de la iglesia de Cristo, pero en vista de lo que hay,a decidido consultar al Espiritu santo,y juntos han decidido como dice S. Pablo, "el espiritu santo y yo hemos decidido,que lo que le hace falta hoy a la iglesia es mucha pero que mucha ORACIÖN " es lo que le a aconsejado el Espiritu santo. Que es lo que va a hacer,y es lo que tenemos que hacer todos los critianos,si de verdad queremos y amamos a la Iglesia de Cristo. Pienso que es el mensaje que nos ha dejado tan fiel servidor de la Iglesia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor, podrían corregir un poco las expresiones. las faltas de ortografía, la puntuación... Este escrito parece hecho por una persona de escasas luces gramaticales.

      Eliminar
  3. Guardo con enorme alegría la última visión de Benedicto XVI dejando el balcón en Castel Gandolfo y la evocación que me produjo de los emparedados. Sin tanto dramatismo es lo que ha hecho Benedicto XVI.
    En esta época necesitamos confesores, ya estamos hartos de profesores porque hay muchos y todos muy "sabios" y como las formas de confesión son múltiples Benedicto XVI ha optado por una, silenciosa, pero de una grandeza incalculable.
    Hacemos demasiados análisis de los motivos de la renuncia y de la situación de la Iglesia de tejas para abajo. Pensemos un poco desde la fe y veremos que la única solución es vestirnos de sayal y volver a la VERDAD a través de la fe. Este Año de la Fe prolamado por Benedicto XVI es lo que propone, pero nosotros tenemos "otras cosas que arreglar".

    ResponderEliminar
  4. Oración, oración y oración...
    Menos activismo desenfrenado y vacío de contenido. Menos intelectualismo soberbio y más humildad intelectual como nos lo ha demostrado S.S. Benedicto XVI, mi querido Papa emérito. Gracias Santidad.

    ResponderEliminar
  5. Reenamorar, que bella definicion.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Sr. Quinto Sertorius Crescens, por ese artículo.

    Los que llamamos “progres”, son un señores o señoras, consagrados o laicos, teólogos o no, que ciertamente son de aquellos que les gusta ocupar primeros puestos en la Iglesia, estar si pudieran delante del Obispo del lugar, ser profesores en el Seminario, ocupar cardos destacados en la Curia, etc. Para éstos las enseñanzas del Papa y del Obispo es como si cayera en tierra estéril.

    En cambio, los que asistimos a la despedida del Papa. tanto en el Ángelus del domingo o bien en la Audiencia del miércoles, éramos en su inmensa mayoría católicos de a pie, sencillos que vemos en la figura del Santo Padre, (sea quien sea), al Vicario de Cristo en la Tierra.

    Benedicto XVI, ha renunciado a su cargo, con absoluta libertad, ciertamente. Pero sin duda habrá visto a su alrededor una falta de fe, traducido en falta de obediencia que a sus casi 86 años, no se ve con fuerzas para enderezar la nave de la Iglesia de lo contrario no creo hubiera renunciado.

    La aplicación de las enseñanzas, ejemplos que nos dan los Papas, muchas veces no es transmitida a los fieles por parte de los Obispos y Sacerdotes, como muestra basta ver como se hacen las catequesis en muchas Parroquias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los "progres" también son personas y cristianos muchos de ellos. Desde estas páginas eso se olvida con frecuencia.
      Quién estará más arriba en el reino de los cielos? Seguro que muchos de los que aquí escriben pasarán, si es que existe, una buena temporada en el purgatorio.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo con el anónimo de las 21,09.
      ¡Ya está bien de los temas manidos!.
      Progresistas: malos, malos.
      Nacionalistas. malos, malos.
      Sistachianos: malos, malos,
      Sores Forcades y Carams....: malas, mlas.
      Turulls, Matabosch,los de Unió: malos, malos.
      Los que no llevan clergyman: malos, malos.
      Los de Forums...:malos, malos.
      Los que no son de la cuerda de...GG: malos malos...
      No les deseo purgatorio pero sí que sean más caritativos,positivos,menos críticos.
      Y me pregunto:¿Por qué no hace una WEB más positiva, de menos incidencia de esta temática de meterse ya demasiado con la gente?.¿Es posible una nueva WEB?.P.Fermín

      Eliminar
  7. Muy buen artículo, solo remarcar que aquí cuando vas a Misa en las parroquias progres no encuentras jovenes y mucho menos adolescentes en cambio en donde hay sacerdotes de Jesucristo, no la independencia, hay adolescentes, jovenes e incluso niños!!!! que saben lo que es el sacramenbto de la Penitencia, hacen la jenuflexión al pasar por delante del Santísimo, etc. etc.
    Los progres han llenado "els casals" d'ERC y vaciado las parroquias que estan como ellos en la tercera o cuarta edad, como dijo el Santo Padre Bendicto al despedirese al final de su peregrinación y sin sustitutos.
    El Espiritu Santo, sabe muy bien como hacer las cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. genuflexión con "g". El Espíritu Santo Sr. Quim lo es de todos, absolutamente de todos! No lo olvide!
      Ayer tarde asistí a una misa celebrada por el célebre Padre Manel, al que tanto se le critica desde estas páginas.
      Qué misa más fantástica, más sencilla, más espiritual, más cálida, más afectiva...Salí reconfortado y animado!

      Eliminar
    2. Gracias Anónimo de las 10.40
      Efectivamente genuflexion va con g, ademas de saberlo el corrector me lo avisó pero quería dejarlo así para que los lectores les "quemara la vista" y se acordasen de realizara.
      En cuanto lo que dice del Padre Manel no es cierto, es el mismo Jesucristo quien celebra la única santa Misa, al que los sacerdotes prestan sus manos. Por esto si saben leer "lo rojo" del Misal todas salen fantásticas y espirituales, sin importar el sacerdote ya que al subir al altar son IPSE CRISTO, repase sus conocimientos. la lectura y meditación del Catecismo nos reconforta y anima.

      Eliminar
  8. La mejor forma de librarnos de Martínez seria que le eligieran Papa, jajajaja
    Salvador Biarnés i Biarnés (ElCidCabreador)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Decir esto me parece de una simpleza y de una falta de educación y ética fuera de lo normal. Publicarlo lo considero auténtica basura.

      Eliminar
    2. Si, Salvador Biarnés y con eso de la infalibilidad del Papa, no podría decir ni hacer tonterias, jajajajajaja.

      Eliminar
  9. "El que esté limpio de pecado que tire la primera piedra." Qué poco se cumple esta frase envangélica desde estas páginas! Cuántas piedras se tiran a los que, por las razones que sean, no piensan como ellos.
    Más comprensión, más caridad, más sencillez, más humildad... Sería, el cumplimiento de todo esto, una buena conversión cuaresmal.!
    Ánimo germinantes, cambiad el "xip".

    ResponderEliminar
  10. Molt bé el comentari anterior,de les 10,54.
    Quàntes pedres tirades...! Quànta critica obsessiva! Canviar el xip? Ho considero quasi ben impossible. De què viuran i què remeneran els germinans?. Conversió? Els altres! Certament rec que ja està bé! Com molt bé diu, més comprensió,més caritat, més senzillesa, més humilitat!. Crec honestament que si aquesta WEB fes un canvi,faria un gran servei a l´Església,que certament té "tenim" defectes,pastors i pasturats,però estar sempre instal.lats i interpretant aquesta mateixa música ja és ben avorrit. Fermí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este tipo de comentarios los estoy publicando como penitencia cuaresmal, porque yo también tengo que vivir lo de la renuncia y el sacrificio.
      Porque ya he dicho en más de una ocasión que no voy a publicar comentarios genéricos contra Germinans, sí alguien quiere criticar algo, que diga en que linea o en que expresión del artículo de turno se ha dicho algo que no sea verdad. De lo contrario este no es el sitio para vuestras críticas, abrid un blog nuevo para criticar a Germinans, que ya han salido unos cuantos y todos con el mismo resultado.

      Eliminar
  11. Creo que lo peor ha sido que los curas progres practican en donde mandan la misma intolerancia y sectarismo de la que fueron víctimas antes del Concilio Vaticano II según ellos mismos dicen. Y que hace esperar que un cambio de rumbo sea más de lo mismo pero en la otra dirección. La gestión de la diversidad en la caridad y la verdad es más fácil de describir en los papeles que de vivir en la realidad.

    ResponderEliminar
  12. Debería volver la Santa Inquisición, pero ¡OJO! no como era en realidad, si no como dicen que fue, ja ja ja ja

    ResponderEliminar