jueves, 10 de enero de 2013

El caso del P. Josep Giménez Melià


El jesuita que niega la realidad del Infierno y del Demonio y forma a los seminaristas de Barcelona


Descripcin: http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/59314072.jpg
Convento de los Capuchinos de Pompeya, lugar de la Conferencia
HECHOS
 
Se trata de poner en conocimiento y poner en alerta sobre un hecho en el que participó el P. Josep Giménez Melià, SJ, como conferenciante sobre el tema de la escatología, efectuada el día 20 de diciembre de 2012, a las ocho de la tarde, en una sala de conferencias del convento de Pompeya, de los PP. Capuchinos en Barcelona.

Opino que los hechos pueden ser dados a conocer por las siguientes razones:

1. La gravedad de las afirmaciones: negó la realidad del infierno y del demonio como verdades divinamente reveladas.

2. Sus afirmaciones se dieron en acto público: en una sala de conferencias de la calle Riera de Sant Miquel, 1 bis (convento de los Capuchinos de Pompeya, Barcelona), abierta al público y con acceso gratuito y con previa convocatoria y programa públicos.

3. El conferenciante es jesuita y es doctor en teología, profesor de la Facultad de Teología de Cataluña, del Instituto de Teología Fundamental y del Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona. Colabora como a profesor visitante en la Universidad Centroamericana de El Salvador (UCA), y es director de la revista Selecciones de Teología y miembro del área teológica de Cristianismo y Justicia.
 
4. El contenido de la conferencia se encuentra completamente desarrollada en LES PREGUNTES QUE PORTEM DINS

RESUMEN 

Aquí se ofrece un esquema sintético que procede tanto de la propia conferencia como de las preguntas y respuestas que se dieron al final de la misma. En esencia expresó lo siguiente:

La escatología o “última palabra” sólo puede proceder de dos sujetos: o del hombre o de Dios.

El hombre nunca tendrá la “última palabra”, porque sólo sabe decir que o bien existe el Cielo y el Infierno, o bien sólo existe el Cielo pero ignoran explicar el problema del mal.

Por lo tanto, sólo Dios tiene la “última palabra”: sólo existe el Cielo; el Infierno sólo es una posibilidad; el demonio es una personificación del mal; y al final del mundo, Dios salvará a todos, incluidos los pecadores condenados, a través de Jesús crucificado con la asociación y la participación de los “jesucristos” crucificados del mundo, los pobres, oprimidos y marginados.


DESARROLLO
Claustro del Seminario
donde imparte clases el P. Giménez

A partir de aquí, se desarrolla más ampliamente lo anterior:

I. El hombre no tiene la “última palabra” :Porque sólo sabe decir que o bien existe o Cielo o Infierno, o bien que sólo existe el Cielo, pero ignora y no explica el sufrimiento de las víctimas y el problema o misterio del mal.

A. “Existe o Cielo o Infierno

No existe el Infierno, porque:

1. EL MUNDO ES BUENO. En Génesis 1, Dios vio que su Creación “era buena”. El infierno es introducir el mal el una Creación que es buena.

2. DIOS ES AMOR. El Infierno va contra la misericordia divina, porque contradice el amor de Dios: sufrir mal eterno.

3. DIOS ES JUSTICIA. El Infierno vulnera la justicia divina, porque es una pena con una duración desproporcionada: la pena eterna espiritual por una vida temporal.

4. LA LIBERTAD COMO REGALO BUENO. El Infierno contradice la libertad que Dios nos ha dado como un don o regalo bueno, porque su mal uso implicaría el mal de la infelicidad eterna.

5. EL INFIERNO ES UNA POSIBILIDAD. El Infierno no ha sido definido dogmáticamente por la Iglesia, por lo que sólo es una posibilidad, no una realidad concreta.

B. “Sólo existe el Cielo"

Si afirmamos que todos vamos al Cielo, así sin más, entonces también todos los malvados irán al Cielo, con lo cual no damos respuesta al problema del mal: no justificamos por qué el malvado, o sea, quien oprimió al pobre, al marginado y al débil, tendrá la vida y la felicidad eternas.

II. Sólo Dios tiene la “última palabra” 

Por todo lo antedicho, sólo Dios tiene la “última palabra”, no el hombre. Sólo existe el Cielo, no el Infierno, por las cinco razones antedichas. Los demonios no existen, porque sólo son una personificación del mal.
En consecuencia, todos los malvados de todos los tiempos se salvarán e irán al Cielo. Esta salvación universal de los pecadores se justifica por dos razones:

1. El sacrificio de Jesús en la Cruz, cuya tal fuerza salva a todo el mundo.

2. Los “jesucristos” crucificados (sufrimiento corredentor), el dolor de todos los pobres oprimidos en la historia, que también participan asociados de esta salvación universal de la Cruz. 


REFLEXIONES 

1. Al P. Josep Giménez Melià, SJ.
a) Debería de abrir una profunda reflexión sobre el estado actual de sus enseñanzas de teología católica.

b) Negando las verdades divinamente reveladas, se autoengaña y engaña a los demás: el demonio, el infierno, la condenación y el purgatorio son verdades divinamente reveladas (vea Ad Tuendam Fidem). El infierno es real, no son los demás ni está en la tierra.

c) Se desconoce la diferencia entre dogma y verdad divinamente revelada, y las consecuencias de poner en duda o negar las verdades divinamente reveladas, las verdades definitivas y las verdades seguras (Ad Tuendam Fidem, Código de Derecho Canónico).

d) Se confunde la realidad auténtica del infierno con la posibilidad de ser condenado si se comete un pecado mortal no arrepentido.

e) No existe una Biblia integrada de relatos deformados por intereses políticos o teológicos o por la ignorancia de sus autores, de los cuales cada exegeta debe de revelar el auténtico relato original oscurecido.

f) Se pone en cuestión la inerrancia de la Biblia y la infalibilidad del magisterio del Papa y de los Concilios Ecuménicos.

g) Se ignora la estructura en sistema de red que forman las verdades católicas: la negación de una verdad implica la negación de las que le están relacionadas.

h) Negando el demonio y el infierno, se niegan a otras verdades por conexión: 

- el pecado original (niega a Adán y Eva); el pecado personal, en sus variables de mortal y leve; el pecado social (niega Babel); la Inmaculada Concepción (la segunda Eva, sin pecado concebida).
- los sacramentos del bautismo (pecado original), la confesión (pecado mortal), la confirmación (renuncia a Satanás), la unción de los enfermos y la necesidad de comulgar sin estar en pecado mortal.
- la contrición y la atrición, las indulgencias y los sacramentales.
- la tentación, la posesión, la obsesión, la vejación, la infestación, la maldición y el maleficio, el exorcismo y la liberación.
- el juicio particular y el juicio final.
- el Apocalipsis: las dos bestias del mar y de la tierra, el Dragón, el falso profeta, el anticristo,
Babilonia, la prostituta, el fin de los tiempos, la apocatástasis de San Pablo y la Nueva Jerusalén mesiánica.


2. Al Provincial de los Jesuitas de Cataluña, P. Lluís Magriñà, y al Prepósito General de la Compañía de Jesús, P. Adolfo Nicolás Pachón.

Pertenecen a una congregación de casi 500 años de existencia, que ha dado muchos santos y ha proporcionado una ayuda inestimable a la Iglesia, tanto para defender el catolicismo del anarquismo plurimórfico del protestantismo como para la evangelización del mundo.

Además, San Ignacio de Loyola se formó espiritualmente entre Montserrat y Manresa, y la base principal de sus Ejercicios la tomó de la cultura religiosa catalana, principalmente de Ramón Llull.

Sorprende, pues, diversas cuestiones:

a) Que existan jesuitas que nieguen las verdades de fe evidentes, y que además, tengan derecho a docencia, transmitiendo verdaderos errores y falsedades de fe.

b) Que se halle un grupo de jesuitas eneagrámicos en la Escola Ignasiana d'Enneagrama (escolaignasianaenneagrama.wordpress.com), cuando se sabe que el eneagrama es gnosticismo pararreligioso que tergiversa la Palabra de Dios mediante palabras mundanas, según el documento vaticano “Jesús, portador del agua de la vida (punto 1.4).

c) Que la revista “Quaderns Cristianisme i Justícia” publique sin control teológico estas colaboraciones con graves errores.

d) O por el hecho de que en una iglesia jesuita del centro de Barcelona (Caspe) distribuya la comunión bajo las dos especies haciendo el propio comulgante la intinción del pan eucarístico directamente en el mismo cáliz, acto expresamente desautorizado por la Instrucción Redemptionis Sacramentum (números 103 y 104).


3. Al Arzobispo de Barcelona Cardenal Martínez Sistach y a la Conferencia Episcopal Tarraconense.

Es un buen momento para reflexionar sobre la situación teológica de diversos clérigos, religiosos, teólogos y profesores de teología y religión de la Tarraconense. El objetivo es dar verazmente la Palabra de Dios a los fieles, sin tergiversaciones racionalistas.

Si bien este religioso ha dado enseñanza errónea, al menos ha tenido la valentía de darla públicamente, por lo que nos ha ofrecido la ocasión de conocer el alcance y difusión de los errores dentro de la Tarraconense, como puede también observarse en el artículo de GG del miércoles 2 de enero del 2013.

Severinus Parvus

26 comentarios:

  1. A. La conferencia se encuadra en siguiente contexto, según el prospecto:

    Formació d'adults
    LA BONA NOTÍCIA DEL CRISTIANISME
    Dies: el segon dijous de cada mes a les 20:00 hores
    Lloc: Pompeia Grups, Riera Sant Miquel 1 bis -
    Entrada lliure - Fraternitat de Pompeia (Av. Diagonal 450, Barcelona)

    20 desembre
    Recés d'Advent a l'església
    "Quina vida després de la mort? El Banquet celestial"
    A càrrec de Josep Giménez, jesuïta, professor d'Escatologia a la Facultat de Teologia de Catalunya


    B. Desearía expresar lo siguiente:

    1. Que no es una crítica a Pompeia Grups: no son responsables de lo que dice un profesor.

    2. Tampoco responsabilizo "en exclusiva" al propio P. Josep Giménez, SJ, dado que en absoluto es el único, sea clérigo, laico, religioso, teólogo o profesor catalán, que da este tipo de enseñanzas, puesto que existen teólogos y exégetas católicos, mucho más importantes que él, que afirman cosas iguales o peores, y de los cuales él ha bebido.

    Además, ha tenido la valentía de hablar en público: aunque con error, ha dado la cara, cosa que es de agradecer (bastantes piensan como él), nos ha revelado el estado real de la salud espiritual de la Tarraconense, y si hay que corregir, seguro que corregirá. Desearía, además, que expresara su versión de lo que he comunicado aquí.


    3. La plena responsabilidad la sitúo dentro de un sistema colectivo en red, es decir,

    a) a quien le contrata como profesor (el director de la facultad de teología de Barcelona), sin establecer un control de calidad y excelencia,


    b) así como a sus responsables jerárquicos directos:

    - tanto desde el ámbito jurisdiccional territorial: el Arzobispo de Barcelona y el resto de obispos de la CET, en su calidad de defensores de la fe de las vocaciones sacerdotales en formación,

    - así como desde la vertiente de la jurisdicción personal: los referidos superiores provincial y general de los jesuítas, quienes deberían de repensar lo esencial de un jesuíta.

    ResponderEliminar
  2. Los enlaces no funcionan. Posiblemente los hayan retirado al ver publicado este artículo.
    ¿Habéis guardado copia de su contenido?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El último enlace al documento de marzo de 2009 es fácil de corregir. Hay que poner este texto:

      http://www.fespinal.com/espinal/llib/ct160.pdf

      Eliminar
    2. Gracias a Jordi Morrós, siempre tan atento a nuestra página se ha arreglado el enlace, también se ha guardado el escrito en pdf por si fuera eliminado.

      Eliminar
  3. José María Valderas11 de enero de 2013, 9:52

    Amigos de Germinans, se conocen a los teólogos a la violeta --san Paciano es un vivero desde hace años, cuando los jesuitas y otros docentes iban por la capilla, las habitaciones, la biblioteca y otros escenarios a la caza de firmas de seminaristas contra la canonización de un santo que no era de su devoción, por "su apego al dinero"; lo decían nada menos que los dueños de un emporio inmobiliario en Barcelona y aledaños-- porque ante las dificultades optan por sacar los pies, disparatar y sentirse perseguido, tachando al otro de inmovilista, en vez de remangarse, estudiar, rezar y plantear honradamente las dudas.

    Es obvio que el desarrollo del contenido de la fe necesita la labor del teólogo. Son muchas las cuestiones que al fiel común se le plantean, como se le plantearon a los de antaño, no nos creamos geniales, sobre numerosos aspectos de la fe. Desde la realidad del pecado original que borra el bautismo hasta la interpretación de la escatología. Con el camino intermedio del mal, el dolor o la injusticia. La realidad del pecado. Suena bonito eso de estructura de pecado cuando se aplica a los demás y así evitamos hablar del pecado personal. Pero es necesario ahondar en los dos.

    Uno de los documentos fundamentales del Concilio Vaticano II es el dedicado a la Iglesia, según es sabido. Allí recoge la doble definición de la misma como pueblo de Dios y Cuerpo Místico. Con la inclusión expresa de la primera se quiso reconocer la aportación doctrinal de una corriente bíblica reciente que apenas si había sido explorada en siglos pasados.

    A imagen de ese ejemplo, compete al teólogo ahondar en el misterio de la creación con los datos que el hombre de hoy maneja (multiversos, big bang, etc.). El misterio del pecado para un hombre que conoce la evolución de los organismos, el desarrollo cultural de los primates, los condicionamientos genéticos, etc.

    Ahondar en la Tradición. Disparatar lo sabemos hacer todos. Negar de plano es más fáci, por burdo, que buscar el sentido de lo creído por la Iglesia a lo largo de los siglos interpretando la conducta de Jesus (las tentaciones).

    El teólogo de raza tiene mucho trabajo. Al teólogo a la violeta le sobran horas. No he pisado en mi vida san Paciano. Pero por lo que se lee escrito por sus profesores no parece que lleguen a formar una escuela de teología. Y eso apena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. autentico, yo no creo en el infirno

      Eliminar
    2. Yo tampoco, ni en el purgatorio, ni en el limbo. Todo eso está aquí!
      El cielo SÍ!!! Dios es amor!

      Eliminar
    3. Pues lo siento, pero yo estoy con Borges cuando dice que el Infierno es necesario porque así lo requiere la libertad del hombre. Si no somos libres para condenarnos de forma total y definitiva, el mundo no tiene sentido.
      Dios es amor, de acuerdo, pero cualquiera que pasee por la calle se dará cuenta de hasta qué punto algunos niegan el amor y, por lo tanto, niegan a Dios. ¿Debe eso quedar sin castigo?

      Eliminar
    4. Pues el infierno es necesario, como dijo Borges, porque así lo quiere la libertad del hombre. Si el hombre es libre, debe serlo para condenarse de forma total y definitiva. No hay por donde pasar.

      Eliminar
  4. "Que existan jesuitas que nieguen las verdades de fe evidentes".

    Evidente= verdad que no necesita ser demostrada.

    Si a la fe se la llama "rationabile obsequium" es precisamente porque significa aceptar aquello que no es evidente.

    ResponderEliminar
  5. Pues si, señores: Esta el la Facultad que regenta Armand Puig, el nuevo "delfín" de Martínez. Se va a convertir también en el eterno Decano, apoyada por los de siempre, Claret entre ellos, que est´n bien clliditos, oruqe todos forman parte de la "camarilla martiniana", que son como aquellos del apocalipsis, que "siguen al Cordero a dónde va"; pues si callados como borregos, cuando en la época carlina no paraban de hacer manifiestos y más manifiestos. Yo se lo dije a Claret en una carta, y el "muy fiielisimo" negó que en sus clases, de mi época de estudiante en dicha Facultad, jamás había faltado al Magisterio pontificio, y que eran malas interpretaciones mías.... vaya pues, el conjunto de alumnos debíamos de tener una onda desviada.

    ResponderEliminar
  6. No he firmado el comentario, pero ya os lo podéis imaginar.
    ElCidCabreador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento adivinar qué virtudes se esconden bajo el seudónimo ElCidCabreador.

      Probablemente la mansedumbre, la compasión, la sencillez de las palomas. No encuentro ninguna que el evangelio nos ofrezca tomando el ejemplo de las cabras.

      ¿El cabreo es una virtud germinante?

      Eliminar
    2. El Sr. Cid C. no pertenece a Germinans. Yo soy el primero que he dicho aquí mismo que el apellido de este señor no me gusta, pero eso no quiere decir que no tenga derecho a opinar como todo el mundo.
      Entiendo por opinar el que aporta algo, no me refiero a los trolls habituals que repiten únicamente la misma canción: "que si somos tan malos" "que no somos nada cristianos" "que sólo destilamos odio"...

      Eliminar
    3. Exacto. Yo mismo discrepo muchas veces de su opinión. Incluso odio lo que dice. Pero defenderé hasta el fin su derecho a expresarse, que no a insultar.

      Eliminar
  7. Lo importante es cada uno de nosotros tener una buena formación doctrinal, conocer bien el Magisterio ordinario y extraordinario, leer, cultivarse,...entonces estos mal formados progresistas de pacotilla no podran engañarnos, ni desviarnos de la verdad.

    Ahora se entiende también porque muchas ordenes religiosas no tienen vocaciones.
    Y porque nuevos movimientos con fundadores de mentalidad y cultura diferentes, tienen sus seminarios y casas de formación rebosantes, Dios bendice a los que le son fieles en su actuar y en su doctrina.

    Juan Pablo II decia que toda organización, grupo, congregación, movimiento,...tiene como finalidad primera y última el anuncio del Evangelio. Y servir a la Iglesia como ella quiere ser servida.

    Que Dios ilumine a los formadores de los nuevos Jesuitas para dar cumplimiento a su lema: "A mayor Gloria a Dios".

    ResponderEliminar
  8. Desgraciadamente no es el único sacerdote que niega verdades de fe -inclusive las que están en el Credo, como la Resurrección de Cristo o la Virginidad de María- sin que nadie haga nada. Y el último responsable, aunque no el único, es el arzobispo.
    Barrufet Rondinaire

    ResponderEliminar
  9. Estamos en la época de la gran apostasia. Hay curas que niegan el holocausto, otros la existencia del infierno, la virginidad de Maria o la propia resurrección de Jesús. Que Dios los perdone.

    ResponderEliminar
  10. Es muy lamentable, pero desgraciadamente no es nuevo. Este jesuita ahora sale a la luz porque ha dado una conferencia en el salón de actos de los PP. Capuchinos. Pero, el daño que habrá hecho y hace a los seminaristas, nuestros futuros sacerdotes, ¿quién lo remedia?.

    El seminario debería ser un semillero de nuevas vocaciones, con una formación veraz, siempre de acuerdo con el Magisterio de la Iglesia.

    Los que tenemos el don de la Fe, recibido por Dios, debemos de agradecerle con nuestra oración y pedir por esos estudiantes que se preparan al sacerdocio, que tengan el camino más favorable posible, porque si dificil es oír la llamada de Dios y seguirle. Si encima te ponen impedimentos es lógico tener el seminario con escaso número de vocaciones.

    ResponderEliminar
  11. CENTROS Y AUTORIDADES

    1.- Las autoridades y órganos de gobierno y asesoramiento de la Facultad de Teología de Cataluña:

    www.teologia-catalunya.cat/n/facultat/index.php?id_pagina=25
    www.teologia-catalunya.cat/n/facultat/index.php?id_pagina=36


    2.- El nombre del profesor referenciado en este artículo aparece en estos lugares:

    www.teologia-catalunya.cat/n/facultat/index.php?id_pagina=26
    www.teologia-catalunya.cat/n/facultat/index.php?id_pagina=34
    ISCREB: www.teologia-catalunya.cat/n/facultat/index.php?id_pagina=43
    www.jesuites.net/seminari-les-qualitats-espirituals-espec%C3%ADfiques-de-cada-religi%C3%B3
    www.jesuites.net/8-dies-dexercicis-barcelona
    www.jesuites.net/seminari-el-concili-vatic%C3%A0-ii-un-nou-paradigma


    3.- Equipos del Seminario Conciliar de Barcelona:

    www.seminaribarcelona.net/sconci.html
    www.seminaribarcelona.net/semenor.html



    COORDINACIÓN

    Este hecho relatado en este artículo implica unas realidades:


    1.- Falta de coordinación entre la Conferencia Episcopal de la Tarraconense, el Arzobispado de Barcelona, la Facultad de Teología de Cataluña y el Seminario Conciliar de Barcelona.


    2.- Falta de coordinación dentro de la propia Facultad: del gobierno con los departamentos, de los departamentos entre sí y entre los profesores del mismo departamento afectado.


    3.- Falta de reacción entre los estudiantes y los seminaristas.

    Este es el punto más importante, sobre todo en relación con el equipo integrado por los seminaristas y sus formadores espirituales del Seminario.

    En el supuesto de que los futuros sacerdotes hubiesen recibido enseñanza con errores de fe y moral:

    ¿Han denunciado la transmisión de falsedades de fe y moral católicas?

    ¿Qué tipo de sacerdotes están siendo formados: según la sana doctrina de Benedicto XVI o según un tipo de teología perversa?

    ¿Nadie detecta la enseñanza de teología errada y equivocada?

    ¿No hay control de calidad y excelencia y de enseñanza conforme a la verdad de la Escritura, la Tradición y el Magisterio?

    ResponderEliminar
  12. Miren, los jesuitas tienen un grave problema, por ello el Espíritu Santo lo esta solucionando: NO HAY VOCACIONES, por ejemplo en Francia solo queda unos 100 jesuitas muy mayores, en España igual, vas a su gran seminario de Sant Cugat, su centro Borja, y esta VACÍO, solo hay clases de tai chi, yoga, meditación, etc. Ellos mismos se lo han buscado, están desapareciendo del mundo. Por ello lo que se explica en este artículo es un caso entre otros muchísimos de ir a por Satanas, así les va. Recen por el último jesuita.

    ResponderEliminar
  13. Me sitúa el P. Giménez una premisa incompleta y mendaz de necesidad:
    El hombre puede decir que sólo existe el infierno o negar el Cielo (Como hace él mismo), sin necesidad de afirmar que existen Cielo e infierno o que sólo existe el Cielo. Dado que la más simple lógica proposicional evidencia estas posibilidades, no puede alegar ignorancia al hacerlo.

    Obra por tanto de mala fe, introduciendo un sofisma en apoyo de su tesis descabellada en el intento de erradicar respuestas teológicas de primer orden. Y lo adereza con una contradicción escandalosa al usar para las fuentes reveladas una criba. La emplea porque sabe que dar paso a todos los Libros le acarrea la negación de coherencia en lo que afirma.


    Aseveraciones tan gratuítas como que el hombre ignora al mal no pueden contenerse en el eje central de una argumentación escatológica, -como tampoco puede darlas quien ignora el mal que causa con la perversión del Magisterio y la mutilación de la revelación Divina- pero en caso de incluirse en ellas, no puede darse la disquisición sobre la ignorancia humana del mal en el modo ejemplificado de cómo obtenerla. Ilustrar su etiología como la mera desobediencia de los postulados marxistas (Y es lo que hace)constituye un desatino.

    Si niega la infalibilidad humana (Y creo que hace medianamente bien)
    ¿Para qué hacer caso de lo que diga? Él mismo está reconociendo que puede errar, como indudablemente hace.

    Algunos chistes que nos cuenta:

    -"La Última palabra sólo puede venir de dos sujetos, del hombre o de Dios, pero el hombre no tiene la última palabra" (Contradicción en el término).

    -"Por lo tanto, sólo Dios tiene la “última palabra”: sólo existe el Cielo; el Infierno sólo es una posibilidad;" (Y recordemos que se ha negado Giménez la última palabra). La de Dios nos afirma que el infierno existe, lo podemos leer. Pero es que por otro lado, el que Dios tenga la última palabra no conlleva la consecuencia de la inexistencia del infierno. Tampoco puede pasar por alto el hecho cómico de que lo inexistente se suele tener por improbable cuando se habla en términos de eternidad.

    -"Pero ignoran explicar el problema del mal", dice. Como si gran parte del mismo no consistiera en la negación del infierno y del diablo.

    -"Los Jesucristos del mundo: Los pobres, oprimidos y marginados". ¿Para qué molestarse en ser bueno de otra manera?. Si se encuentra VD. en otra situación, vaya a que alguien le oprima o margine, queme sus billetes y será güeno, muy güeno. Que la maldad consiste en la falta de padecer un mal, por lo visto. Y va a ser que todos los oprimidos, marginados y pobres del mundo son buenos por necesidad, que nunca ha existido ninguno malo. ¿Pero dónde deja este hombre una cosa que se llama libertad?.

    -"No existe el infierno, porque el mundo es güeno". ¿Pese a los pobres, marginados y oprimidos? Oiga usté: Que Dios vió que el mundo era bueno al principio, pero luego pasaron cosas... No sé si le habrá llegado la noticia.

    -"El infierno va contra la Misericordia Divina porque contradice el amor de Dios". Pues mire: Un requisito para pecar (Y es el modo de irse pabajo) es precisamente la negación del amor de Dios o no corresponderle. Somos los hombres quienes obramos contra este amor y misericordia al despreciarlos y elegir el mal.

    -"Dios es justicia". No miente al decirlo, pero los hombres tenemos una justicia muy limitada, que no nos llega para juzgar a Dios. ¿Cómo condenarle de forma tan grosera?.

    -"La libertad como regalo güeno", parece que no ha de tener consecuencias, que se puede llevar en el modo más irresponsable que confirme su bondad. Mirad: Precisamente se encuentra en la libertad el gran drama del infierno. Pudiendo escoger el bien, hemos obrado mal y nos hacemos acreedores del castigo por esta causa. Si fuera inevitable, si no pudiéramos hacer nada para actuar de otra manera y nos ganáramos la condena, no habría tanta pena. Pero hay gran júbilo en ganarse el Cielo. En él puede estar lo bueno de la libertad, ¿No?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compoletamente de acuerdo.

      Dios nos abre puertas, ventanas, caminos y hasta autopistas si queremos darnos cuenta de su misericordia infinita. Dios envió a su Hijo para redimirnos del pecado y alcanzar la salvación eterna. Ahora bien, cada uno es libre de escoger entre el bien y el mal. Y nada manchado entrará en el Cielo.

      Eliminar
    2. Es como si se dijera: el rico Epulón irá al cielo, quiera o no, se haya arrepentido o no, gracias a la cruz redentora de Jesús y al "jesucristo" Lázaro, al que le negó la comida durante toda la vida.

      Eliminar
  14. TANTO RUIDO PARA NA...................DA

    ResponderEliminar
  15. Forma o deforma? Se ve claro que nuestra Facultad precisa de una seria reforma. Se habla de los profesores que desvían pero nada se dice de muy buenos candidatos a los que se les ha cerrado las puertas. Cuando se escriba la historia reciente de la Facultad saldrán páginas vergonzosas. Quidquid latet aparebit, nil inultum remanebit...

    ResponderEliminar