miércoles, 28 de noviembre de 2012

No está hecha la miel para la boca del asno

Mientras Guzmán Carriquiry, actual Secretario General de la Pontificia Comisión para América Latina y anteriormente Sub-secretario del Pontificio Consejo para los Laicos conferenciaba en Barcelona, otros hacían la siesta. Como si realmente hubiera acudido, Oriol Domingo reseñaba al día siguiente (domingo 25) en La Vanguardia, la intervención de Carriquiry en el Congreso Crisis Económica y Crisis Moral organizada por la E-cristians junto a otras entidades. Desoladora por no decir nula fue la presencia y “recolzament” (apoyo) de la curia diocesana de Barcelona al Congreso (celebrado en la Universitat Abat Oliba el sábado 24 de noviembre).

En primer lugar el conferenciante no era un personaje sin importancia en el mundo eclesial. Es el laico que ocupa un lugar mas elevado en el Vaticano. En segundo lugar, el tema: la relación entre los aspectos morales y económicos de la crisis actual desde una perspectiva católica no es una cuestión al día de hoy baladí. Mucho denota el “pasotismo” de Sistach hacia la labor de e-Cristians aunque después seguro que de un modo u otro instrumentalizará el esfuerzo ajeno para dorar los blasones de un enmohecido episcopado.

Sistach y su mundo son incapaces de elevar su discurso sobre la crisis económica más allá de los tópicos y lugares comunes. Muy poco más allá del discurso de la labor de la Iglesia en el campo de la beneficencia, en lo que se refiere a las consecuencias de la crisis; y de un moralismo retórico, en el de las causas.

Este vuelo gallináceo es fruto de haber abandonado la “chicha” tradicional de la moral católica en mayúsculas durante décadas por parte del modelo “Barcelona” de sacerdote donde el también está encuadrado.
Guzmán Carriquiry
Las causas de la actual crisis son morales y no hay lugar a dudas después de escuchar las profundas reflexiones de Carriquiry, ya que la moralidad de un sistema económico no reside en sí mismo sino en la actuación y decisiones del Hombre en su seno. Lo económico no es un mundo auto-referenciado (como un reloj que se basta a sí mismo)    sino que, como todo lo social, depende de la moralidad de sus agentes. Parece una verdad de Perogrullo, pero es que esta crisis está causada por haber creído que se podía cortar el vínculo entre lo moral y lo económico.  Pero el Hombre es así de “sabio”.
 
No es un problema de dineros, sino de ausencia de hombres verdaderos: este podría ser el resumen de las palabras de Carriquiry sobre las causas de la crisis y que son además un programa para salir de ella. Con una magistral exposición, el pensador uruguayo ligó lo económico, con lo moral y con la Doctrina Social de la Iglesia, toda ella remitida en todo momento a la verdadera antropología del Hombre. Y ni Sistach ni ningún delegado suyo apareció por allí. Ni a los seminaristas se les propuso asistir. Esfuerzos tuvo que hacer Miró para llenar el aforo. En el Abat Oliba daban “filete” a un precio módico mientras los rutinarios del sistaquismo pagan y degluten “fast-food” a precio de oro.

La propuesta expuesta el pasado sábado en el Abat Oliba remite a la INTEGRIDAD. A la integridad de doctrina católica, de la moral católica y de su pensamiento social. A la integridad de la vida cristiana, del análisis de las causas y de las consecuencias, de las propuestas para la salida de la crisis. Con perdón de los términos usados, el catolicismo es un “sistema” integral y coherente de doctrina y moral basado en una antropología realista de la persona humana y que nace de un conocimiento racional iluminado y saneado por la Fe. De una Sabiduría que nace y brota de la contemplación humilde del Don de la Creación y, en su plenitud, de la Revelación.

Integridad y Coherencia que se convierten en lo contrario a la FRAGMENTACIÓN. Miró i Ardèvol habla frecuentemente de la sociedad de la desvinculación referida a nuestros tiempos. Pero este proceso no solo afecta al ámbito civil. Desgraciadamente penetra, como fruto del tiempo, dentro del ámbito eclesial para fraccionar este “sistema” integral. Así perece como si la moral puede emanciparse del dogma y auto-referenciarse en ella misma sin necesidad de remitirse a la verdad de las cosas. Descolgada de las verdades últimas y más perennes, la moral puede moldearse a discreción según el moralista. Aislada, acaba siendo víctima del relativismo. Modulable según las circunstancias y autores, se desacredita y acaba por desaparecer de lo que se predica o de las catequesis parroquiales. La moral católica acaba substituida por la declaración de los derechos humanos y por un programa de vida limitado a “ser solidarios”. Todo ello se puede contrastar en buena parte de la Escuela Cristiana catalana o en las predicaciones de muchos sacerdotes.

La realidad eclesial barcelonesa es una realidad fragmentada, donde todo son parcelas y flashes. Todo muy contemporáneo pero para nada católico. Por ello casi nada de la pastoral sistaquiana es coherente en el fondo y en el tiempo. Solo se vive para el aparador.

Guilhem de Maiança

12 comentarios:

  1. Gracias a Guilhem de Maiança, mucgos nos enteramos de esa conferencia de D. Guzmán Carriquiry en la Universidad Abad Oliva, el pasado sábado, en que esta demostrado que en Barcelona vivimos como un cisma entre la Iglesia Católica, cuyo Vicario de Cristo en esos momentos es Benedicto XVI y otra dominada por el progresismo, no se si catalan, lutenano o de que raza es pero que difiere substancialmente del que los católicos de a pie, consideramos verdadero.

    Que la crisis económica, viene motivada por crisis de virtudes morales en todas las capas de la sociedad es evidente. Más aún ya he dicho en algún otro escrito de ese blog, que los pecados sociales, que para mi son las leyes contra la ley natural aprovadas por nuestro Parlamento español y firmadas por el Rey, tienen que pasar factura tarde o temprano a la sociedad.

    Si uno es capaz de legislar la muerte de un inocente, que malo tiene, la evasión de capitales, blanquear dinero, etc.

    Para terminar, una frase evangélica "Buscad el Reino de Dios y su justicia y lo demás se dará por añadidura"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abat Oliba, sí - "Abad Oliva", NO!

      Eliminar
  2. "los pecados sociales, que para mi son las leyes contra la ley natural aprovadas por nuestro Parlamento español y firmadas por el Rey, tienen que pasar factura tarde o temprano a la sociedad."


    Por lo que he estudiado de historia de Cataluña, no creo que existiera una crisis como la actual, además con entrelazamientos de causas:


    - Desaparece todo el sistema de cajas de ahorro catalanas, dirigida por la sociedad civil, los partidos y sindicatos

    - El caso Palau, una profunda crisis de gestión moral de la sociedad civil catalana

    - Los recientes casos de supuesta corrupción de CiU y PSC, que demuestran el abandono de la ley divina y natural en un punto común: no robarás

    - El incremento del paro y de la pobreza

    - La suspensión de pagos de empresas y profesionales

    - Los desahucios de viviendas familiares

    - El fracaso escolar y la crisis universitaria y de la formación profesional

    - La crisis nacional y política, con una elegante convocatoria de elecciones anticipada destinada... a ser perdida



    "Si uno es capaz de legislar la muerte de un inocente, que malo tiene, la evasión de capitales, blanquear dinero, etc."


    Pues es cierto, si quienes deben cumplir la ley natural (PSC) y la ley divina (CiU) promueven leyes contra el "no matarás" (aborto, congelación y selección de embriones), evidentemente vulnerarán el "no robarás" y el "no mentirás".

    ResponderEliminar
  3. José María Valderas29 de noviembre de 2012, 9:01

    Me parece, amigos de Germinans, que la noticia hubiera sido que hubieran acudido. Nadie más ignorante que el que no quiere conocer. A mí me recuerdan la supina necedad de aquel fraile florentino que, en plena controversia sobre el nacieente heliocentrismo de Copérnico, su burlaba con un zafio recurso ad hominem, mofándose del apellido hablando del "Nico o Mico ese". La ignorancia doctrinal de la camarilla eclesiástica no es sólo económica --problema que podrían solventar con unos buenos asesores--, sino moral. Escudados en cuatro eslóganos que ellos creen progresistas, jamás han frecuentado la doctrina social desde la Rerum Novarum. Reivindican a Juan XXIII sin haber leído la Mater et Magistra. Se dicen, como Pujol, herederos de Pablo VI y nunca se acercaron a la Populorum Progressio. Omito loas documentos de Juan Pablo II porque es mentarles la bicha.

    Y así les luce el pelo.

    No a todo, porque algunos de facultades económicas de la Iglesia sí saben hacer dinero... sacándolo de bolsillos ajenos. Ahí está como un paradigma el caso Urdangarin. A mi no me importa tanto el comportamiento de este presunto rufián cuanto el de sus maestros de ESADE. No sólo el socio. Por lo que se ha publicado, se lo llevaron caliente al menos en especie (todoterrenos) cargos importantes de esa institución. Todo un ejemplo ético. Eso sí, puestos a justificar lo moralmente injustificable en otros terrenos políticos son capaces de "demostrar" que "España nos roba" y así sumarse a la causa en tantos aspectos pronazi.

    Quienes hemos ostentado en algún momento alguna responsabilidad empresarial en sociedades internacionales sabemos el interés que de unos años a esta parte tienen en la actuación moral de los empleados, en particular de los directivos. Ellos le llaman honradez (mal traducido por honestidad). Incluso desde el punto de vista económico, viene a concluirse, resulta rentable el comportamiento ajustado a la ley. A una ley justa, se supone.

    Cuánto más el cristiano debe velar por esa conducta concorde con el bien, pues su preocupación primera y central es la persona en toda su integridad. A ella debe ordenarse toda actividad, incluida la económica.



    ResponderEliminar
  4. La realidad de nuestra sociedad de lo políticamente correcto es esta:
    Las bodas, que desde el 2008 son cada vez menos frecuentes, cayeron casi un 5% en Catalunya en el 2011. Sólo una de cada cinco fue por la Iglesia.

    En materia de nupcialidad, los catalanes siguen las mismas pautas que los españoles (3,5 matrimonios por cada mil habitantes) y no difieren mucho de otros vecinos como los franceses (3,7) o los portugueses (3,4).

    De esta crisis matrimonial no se libran ni las bodas civiles ni las católicas. El año pasado, el número de las primeras bajó un 4,4% y el de las segundas, un 9,3%. Las visitas a la vicaría son cada vez menos frecuentes: en el 2000, los matrimonios por el rito católico representaban el 66,56% de todos los enlaces registrados en Catalunya; en el 2011, sólo una de cada cinco parejas que se casan lo hacen en el altar.

    La disminución del número de matrimonios apenas distingue nacionalidades. El año pasado hubo menos bodas entre españoles, menos enlaces mixtos y menos en los que ambos cónyuges eran extranjeros. La excepción que confirma la regla son los matrimonios entre personas del mismo sexo, que aumentaron en un 5,4%. En esta categoría son mayoritarias las alianzas entre dos hombres (seis de cada diez).

    Para leer el articulo completo:
    http://www.lavanguardia.com/vida/20121129/54355937701/crisis-reduciendo-matrimonios.html

    Con estos datos se ve claro que nuestra sociedad tiene una crisis economica, de valores, moral, institucional,...

    Esperemos que la providencia actue,...

    ResponderEliminar
  5. Porque si todas las cartas, el comentario a la noticia y lo que escribo yo, es todo en castellano, la conferencia del sr Carriquiry fue en español, lo único en catalán es el anuncio de la convocatoria? por la Universidad Abad Oliva...
    El único comentario en catalan es Abat Oliva SI Abad Oliva NO.
    Porque les hacemos el juego...
    Porque ?
    Abad Oliva SI Abat Oliva SI !!!

    ResponderEliminar
  6. Tristemente en algunas diócesis los encuentros culturales y pastorales están más hechos de cara a la galería (para justificar lo que la inoperancia oculta)que por una verdadera y responsable vocación pastoral. De otro modo no tendríamos hoy la iglesia que tenemos tanto en Cataluña como en otras diócesis. Tal vez los frutos de esta crisis sea una buena barrida de incompetentes y "okupas". Dios así lo quiera.

    ResponderEliminar
  7. Los LAICOS, si los laicos, son los llamado a llevar la Evangelización en el siglo XXI, lo dic el Beato JPII, Benedicto XVI, San Josemaria, etc. los sacerdotes como Ipse Cristo, son los encargados de los Sacramentos, la liturgia y la correcta formación de los laicos, así como de la oración y mortificación para el éxito del apostolado. Pero te encuentras que sacerdotes que trabajan en el Obispado de Barcelona, toleran que sus catequista enseñen la versión profana y kumbaya del padrenuestro, con baile incluido, luego se quejan, injurian y maldicen de las formaciones laicales que llenan sus seminarios, tienen miles de vocaciones, sus Iglesia están llenas a todas horas de fieles rezando, porque las tienen abiertas!!!!! los confesionarios con sacerdote permanente y con cola.
    Luego esta jerarquía apoya a los vacía conventos, cierra iglesias, destruye confesionarios y derriba seminarios, en e-cristians y su Forumlibertas nunca el obispo les envía una carta o los cita, esta su alma en grave peligro porque promueve la falsa doctrina. Recemos para que le próximo Obispo no tarde mucho y sea de mentalidad LAICAL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Luego esta jerarquía apoya a los vacía conventos, cierra iglesias, destruye confesionarios y derriba seminarios, en e-cristians y su Forumlibertas nunca el obispo les envía una carta o los cita, esta su alma en grave peligro porque promueve la falsa doctrina."


      La actual situación catalana es de crisis en todos los ámbitos, pero cierta línea teológica racionalista afirmará que todo ello es debido exclusivamente a causas humanas y naturales, cuya solución sólo se encuentra en el estudio científico de las mismas: el problema salió de manos humanas, la solución de manos humanas también saldrá.

      Dicha teología niega tres acciones interventoras de Dios: el castigo por un acto culpable de la humanidad, la purificación de los defectos humanos y la prueba que perfecciona la humanidad. Sostener que Dios castiga, prueba o purifica es hacer la religión del miedo y, por tanto, es rechazado por la sociedad actual como contrario al amor.

      Dios, por tanto, está al margen de todo: ni nos ayuda, porque esto sería ir contra la autonomía y autosuficiencia del hombre, ni nos castiga, porque esto sería ir contra el amor de Dios.

      Luego Dios está en una posición de observante pasivo: nos mira simplemente, dejando que sus leyes naturales y humanas vayan interviniendo.



      Eliminar
  8. El mismo día del Congreso, a las 17:00hs, se celebraba en la Sagrada Familia el ENCUENTRO NACIONAL DE DEVOTOS DE LA DIVINA MISERICORDIA. La primera celebración íntegramente en castellano desde que Benedicto XVI consagró la Basílica, hace ya dos años.

    ResponderEliminar
  9. UNA IGLESIA MUNDANIZADA, DE BUROCRATAS COMODONES, DES-ENCARNADOS SOCIOPOLITICOS Y EGO-ESPIRITUALISTAS, meros funcionarios cultuales liturgicos, S U I G L E S I A , no la Iglesia, Y aún así se creen salvos y santos y correctos, CLARO, PORQUE ES QUE EL DEMONIO LOS ENGAÑÓ, EMPEZANDO PORQUE NO EXISTE EL TAL INICUO!

    ResponderEliminar