miércoles, 17 de octubre de 2012

Cada parte da sus razones teológicas en el debate identitario

Portada de la "Cataluña desengañada" de Alejandro de Ros,
decano y canónigo de Tortosa (1646)


Si la unidad de España es o no un bien moral a propósito de un documento votado por la Conferencia Episcopal Española; si un órgano administrativo como una Conferencia Episcopal puede o no dictar normas morales vinculantes; la controversia de por qué dicho documento no hace mención al derecho a la autodeterminación de la Nación catalana; Mas ampliamente, la polémica sobre si el pueblo de Cataluña constituye o no una Nación; si es o no es sujeto de Derecho Natural y por tanto si tiene o no tiene dicho derecho a la autodeterminación; si el obispo Talvavull deba ser atacado o defendido por decir que los catalanes son una nación y que, por tanto tienen derecho a decidir por ellos mismos y que dicha defensa la haya hecho añadiendo que los eclesiásticos no son quienes deban definir que forma concreta debe adoptar dicha autodeterminación y vinculación con España; …etc, etc. Todo ellos son debates actuales pero para nada nuevos.

Hemos visto estas últimas semanas como, después de la manifestación del 11 de septiembre, todos estos debates se ha animado en gran manera. Muchos han entrado al trapo, a veces con una violencia y agresividad inusitada. Otros con unas maneras más civilizadas. 

Así hemos visto arriesgadas comparaciones entre la situación del pueblo catalán y el pueblo israelí ocupado por el invasor romano por parte del prelado de Solsona. Así mismo, reacciones no menos pintorescas en aquellos que esperanzados con un Novell que loaban y creían de una determinada manera y que ahora lo atacan por descubrir su “verdadero rostro” o una mirada supuestamente perturbada de “traidor” al nacionalismo español.

Entre los que han mantenido las formas para un debate constructivo y alejado del insulto y el griterío encontramos Religion en Libertad.com con un artículo que debe leerse titulado Según la Doctrina Social de la Iglesia, ¿sería ética la independencia de Cataluña?

Igualmente interesante y razonable la defensa del derecho a la autodeterminación de los catalanes contenida en el voluminoso Nació i Magisteri Pontifici del Dr. Antoni María Oriol Tataret, presbítero. En la misma línea de lo publicado por el sacerdote del Opus Dei Dr. Joan Costa Bou, especialista en Doctrina Social de la Iglesia.

No menos sugerentes e interesantes son las especulativas tesis de Pablo Ginés expuestas al final de su artículo ¿Qué le pasaría a la fe de los catalanes si Cataluña se independizase? Lo que dicen los estudios... (Religión en Libertad) donde defiende las repercusiones negativas para los católicos catalanes que acontecerían de tener Cataluña un Estado independiente sometido, como está el Principado, a un laicismo dominante de mayor intensidad anticatólica en comparación con el resto de España. Y la necesidad del contrapeso español para frenar estas fuerzas internas.

También interesantes lo que parece una pre-refutación de las tesis de Pablo Ginés de nuestro Quinto Sertorius Crescens en su artículo del día de San Fermín de 2010 La parte de responsabilidad del españolismo eclesial en la descatolización de los catalanes y su defensa que muchos en Cataluña aborrecen lo católico porque lo asimilan al nacionalismo español en su declinación excluyente porque, en dicha modalidad excluyente, está siempre visible y presente medios como la antigua COPE, Intereconomía o 13TV que hacen bandera de lo católico o simplemente son propiedad de la Conferencia Episcopal. Como dice en privado el propio Quinto, “en España el segundo mandamiento se vulnera tanto como el sexto”.

Todas estas controversias no son nuevas. Y son tan antiguas como la relación Cataluña-España desde el momento en que el centralismo administrativo empezó a presionar el espacio político de autogobierno garantizado por los Fueros del Principado ( Les Constitucions de Catalunya ) abolidos por Felipe V en 1716 con el famoso decreto de Nuevo Planta. 

Ya había controversia en la Guerra dels Segadors   

"Son los Catalanes, aunque de ánimo recio, gente inclinada al culto divino, y señaladamente entre todas las naciones de España, reverentes al Santísimo Sacramento del Altar. Sentían con celo cristiano sus ofensas" (Don Francisco Manuel de Melo (1608-1666) "Historia de los movimientos, separación y guerra de Cataluña en tiempo de Felipe IV").

El mes de octubre de 1640 la Generalitat convocaba una junta de teólogos para preguntar si era lícito o no alzarse en armas contra un rey, Felipe IV, que según ellos se había convertido, en la práctica, en un tirano al conculcar las libertades catalanas. El fruto de dicho trabajo fue la Justificació en Conciència , publicado aquel mismo año por el estampador barcelonés Gabriel Nogués. Es curioso como para justificar el levantamiento catalán de la Guerra dels Segadors , los teólogos catalanes recurren a la doctrina de teólogos castellanos como Suárez, Báñez, Covarruvias o Molina.

No hace falta recordar que el president de la Generalitat Pau Claris, quien proclamó la República Catalana en 1640 separada de la monarquía española, era canónigo de la Seo de Urgel. Otro eclesiástico, esta vez sacerdote de la catedral de Barcelona y doctor en Teología, el mataronés Josep Vallmajor i Casals, publicó en 1643 Frenum detrahentium : fre ab lo qual se tapa la boca als detractors que han posada la llengua en las personas eclesiasticas de Catalunya per haver presas las armas, resistint y defensantse dels excessos dels soldats y exercit del rey de Castella, y a la fi aporta unas profecias en favor de França , etc ... donde justificaba el levantamiento catalán después de afirmar que [traduzco del catalán al castellano] “debe darse por cosa cierta que el elegir Emperadores y Reyes toca a las Repúblicas, dado que la suprema potestad y jurisdicción reside en ellas”, de lo que se deriva que “los Reyes no tienen mas poder que aquél que les dan las Repúblicas”. Modernillo, el cura “capgròs”, lo era. 

...en la de Sucesión

El canónigo Jaume Anglada dirigiendo la Batería de Artillería de la Barricada del Pla d'en Llull durante la Batalla y Sitio del 11 de Septiembre de 1714.
"Los frailes y capellanes de Cataluña son peores que nunca y hemos de considerarlos nuestros enemigos mas pertinaces" (Carta del Gobernador borbónico de la Fortaleza de Roses);

"La rebelión, que fue general en Cataluña, se extendió como un fuego violento. Los frailes fueron los que contribuyeron más que nadie; el Rey no tenía peores enemigos. Estaban implicados en todas las conspiraciones" (Mariscal francés Adrien Maurice de Noialles (1678-1766) "Mémoires Politiques");

Tampoco hace falta recordar que un antecesor del obispo Novell, Francesc Dorda y Gelpí (Mataró 1641- Poblet 1716), obispo de Solsona (1710-1715) y antes abad de Poblet, fue ministro del Archiduque Carlos de Habsburgo y que fue expulsado de su diócesis por Felipe V. O que al cardenal Benet de Sala i Caramany, obispo de Barcelona durante la Guerra de Sucesión, Felipe V le negó las honras fúnebres que le correspondían y prohibió que fuera reconocido como cardenal en sus reinos. Su culpa: no haber querido significarse como borbónico.

… en la aparición del catalanismo político en 1901…


… etc, etc, etc 

Guilhem de Maiança

32 comentarios:

  1. La Iglesia debería ayudar a resolver conflictos,como el que ahora tenemos.Si queda algún
    clerigo con responsabilidad y que no esté condicionado por las partes,deberia ofrecer sus buenos oficios para mediar y ayudar a resolver los problemas planteados.Dificil resultará encontrar a alguno que no se haya pronunciado hacia un lado u otro lo cual invalidaría su condición de mediador.Si existe la persona que pido ,haría un gran favor a la Sociedad intercediendo para parar toda la locura que no sabemos a donde acabará,pero seguro que ya está dividiendo la sociedad y es malo para todos.Sería importante para la Iglesia que tan falta anda de credibilidad aportar su buen hacer a resolverlo

    ResponderEliminar
  2. "EL DRET A DECIDIR, SEGONS EL MAGISTERI CATÒLIC"
    La Fundació Dr. Albert Bonet organitza un acte sobre El dret a decidir, segons el magisteri catòlic. Intervindran Mn. Antoni M. Oriol Tataret i Mn. Joan Costa, experts en Doctrina Social de l'Església. Tindrà lloc el proper dimarts 30 d'octubre, a les 19.30h, al Col·legi d'Advocats de Barcelona (C/ Mallorca, 283, 8a planta). Entrada gratuïta. Confirmar al telèfon 93 363 03 64.

    ResponderEliminar
  3. Otro iluminado que se ha equivocado de profesión.
    http://www.diaridelcapella.cat/

    ResponderEliminar
  4. José María Valderas18 de octubre de 2012, 9:16

    No es el derecho natural, stricto sensu, de lo que se ocuparon los teólogos que buscaban fundamento al levantamiento contra el Pretendiente Borbón. La tesis del derrocamiento del tirano es una tesis tomista que no cabe aplicar en nuestro contexto porque no hay tirano. En realidad la única tiranía son las leyes estatutarias del aborto libre o la desnaturalización del matrimonio y la familia, así como la yugulación de los niños en su propia lengua que les aboca al fracaso escolar, una suerte de amputación social; estos tres sí, ámbito del derecho natural.

    Me alegro de que el autor del post mencione, fundamente, la doctrina sobre la independencia en el derecho de gentes con autores de la línea que yo ofrecí o dejé en puntos suspensivos porque la sucesión son los autores conocidos en el campo. Base que ignoran los prelados catalanes actuales que se han pronunciado.

    Y vayamos al nudo de la cuestión. No es de recibo partir del adamismo político. Es decir plantear la situación actual como si no hubieran existido 500 años de historia conjunta sin sometimiento. (En la guerra de Sucesión, media Cataluña era felipista, con Berga como una de las ciudadelas emblemáticas. No cabe hablar de invasión, sino de represión, brutal para algunos ciertamente). De facto son dos millares largos de años de historia conjunta.

    No se trata de ningún tiranicidio ahora, sino de un vulgar y rastrero atentado contra el bien común y la paz. De ahí le viene el valor moral a la unión.

    Es una estrategia soez plantear el problema como si se partiera de la nada. Y resulta voluntariamente falso confundir a España con el resto de España. Si unos catalanes quieren independizarse, si no se creen españoles ¿por qué niegan eso a los vascos, andaluces, canarios o de Alcorcón ese sentimiento de no pertencia? Pues, en efecto, para esos secesionistas, todos los demás son España. Es tan rastrero el argumento, tan falaz, que sólo una mente perversa puede escudarse en el mismo. ¿Es palabra fuerte? Que se me demuestre que no es una perversión de los hechos.

    Sobre los autores mencionados como "auctoritates". Cualquiera es muy quien para poner en un altar a sus ídolos. Si el autor del post cree que los curas aducidos son expertos en DSI (doctrina social de la Iglesia), allá él. Para mí, autoridad puede ser Utz, por citar a uno de los redactores de la Mater et Magistra. Pero, ¿unos curas que retuercen el pensamiento de Juan Pablo II? Por favor, que los compren quienes quieran . Fue ese pontífice explícito en condenar el movimiento secesionista de la Liga. Apoyándose en el derecho de gentes. El argumento de los septentrionales era el mismo que el de los de aquí: Italia nos roba. Italia era, para ellos, el resto, incluida la Córcega separatista por supuesto. Y eso que el Norte podía incluso apropiarse de la Casa Saboya. Fue Juan Pablo II tajante en la doctrina sobre el bien común y la paz. Y con él la Conferencia Episcopal Italiana.

    Lamento profundamente que esos curas aviven la división. No hay dictador, no hay colonia. Lo que sí hay es una situación objetiva de búsqueda de división. No sólo lamento, me parece desvergonzado y anticristiano, una canallada vamos, que en este período de tensión en vez de estudiar con serenidad y objetividad se atrincheren en unos textos que hablan del derecho de pueblos colonizados u oprimidos. Pero, produce sonrojo hablar del pueblo catalán como un ente utópuico, cuando es una sociedad plural desde hace milenios. Desde el punto de vista biológico, es una mentira burda. (Soy biólogo.) Desde el punto de vista filosófico, una inmoralidad (mi grado en filosofía no está in fieri como el de Vives). Desde el punto de vista cristiano, una apostasía, pues no defiende a los pequeños sino que se alía con el que siembra odio y división.

    Recuerdo vivamente la imagen de Pujol y Sistach presentando el libro de uno de esos curas en san Paciano. Un libro cuya mayor es falsa. Para que se entienda: Poncio Pilato fue crucificado, muerto y sepultado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La unidad de España no es ningún dogma de fe.
      El tono y el talante que se desprende de la Nota de los Prelados de Catalunya (en comunión con la Santa Sede, mientras no se demuestre lo contrario) ante las elecciones del 25-N me gusta más que la emanada de la CEE.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo con el anónimo de las 12.28.

      Eliminar
    3. Quien ha sembrado odio y division desde hace tanto tiempo ?
      Ha atacado Catalunya a Espana ? Ha colonizado Catalunya a Espana ? Hemos impuesto el catalan fuera de Catalunya ? Somos responsables de los golpes militares y dictaduras espanolas ?

      Hablando de apostasia, supongo que debes referirte a Francisco Franco,a Miguel Primo de Rivera, etc..?

      Ay, cuanta paciencia hay que tener con personas como usted. No entienden ni quieren entender, pero como decia Jacques Maritain: "Passer les forts, vous vous expliquerez après ?"

      Eliminar
    4. ¿Quién ha sembrado el odio y división desde hace tiempo? Pau Clarís, Josep Tarradellas, Francesc Macià, Jordi Pujol, Artur Mas y otros de su calaña.

      ¿Ha atacado Cataluña a España? Dudosa la respuesta. Yo afirmaría que han sido los seguidores de los elementos enumerados en la anterior, no todo el pueblo catalán, dado que no todos somos separatistas, ni esto ha ocurrido nunca. Pero sí puedo afirmar que estos partidarios lo han hecho y que han llegado a la amenaza actual a través de un recorrido de otras menores.
      No habéis sabido ni podido imponer el catalán fuera de Cataluña más allá de las Cortes y del Senado, pero dentro de nuestra región, lo habéis llevado en el modo más dictatorial que es posible imaginar. (Pese a que los resultados dejan mucho que desear).
      ¿Somos responsables de los golpes de estado y dictaduras españolas? Pues mire usted, de alguna dictadura, sí. Porque lo de Artur Mas es completamente dictatorial y Cataluña es -sigue siendo hoy- España. También fueron completamente dictatoriales las legislaturas de Jordi Pujol, porque Convergència y sus satélites han tenido siempre un marcado cariz dictatorial.
      Ni Franco, ni Primo de Rivera padre apostataron. No sé lo que hizo Etc, ni lo que pyueda tener que ver en este tema...
      Paciencia es necesaria ante quienes no saben hacer nada más que inventar culpas ajenas para dispensarse y terminan con una cita sin pies ni cabeza.

      Eliminar
  5. "Ciudadanos, mestizos de pura cepa. Dejemos las cosas claras y empecemos por lo básico. Yo no me siento orgulloso de ser catalán o de ser español. Tampoco me avergüenzo ni creo que tenga que pedir perdón. Simplemente sucede, que diría Neruda. ¿Cómo me puedo envanecer de lo que no depende de mí? Solo me puedo sentir orgulloso o avergonzado de mis obras, de lo que está en mi mano hacer. Y no ya como catalán o español, sino con simple ser humano, hay una cosa que me avergüenza superlativamente: levantar una frontera. Levantar una frontera es reducir el perímetro de mi humanidad, decirle a otro que no es mi igual. Una frontera es una resignación. Poner límites a la razón, a los ideales de libertad, igualdad y fraternidad. Hay unos, los nuestros, para con los que importan la moral y la justicia, y otros a los que no alcanzan los mismos derechos simplemente por el azar de nacer del lado malo. Sin embargo, hay fronteras. A qué negarlo. Una circunstancia que cualquier persona decente lamenta. Y una persona seriamente decente se alegra el día que una frontera se emborrona en nombre de los buenos principios, cuando aumenta el número de sus conciudadanos. Ese es el mejor latido de Europa, la democracia más amplia, la única, por lo demás, que nos permitirá encarar los problemas verdaderamente importantes. Por eso mismo, levantar una frontera es una indignidad, es cercenar la universalidad de la razón. Ninguna persona limpia de mente y corazón se puede alegrar de una frontera nueva. Y sin embargo, hay una ideología que hace de la creación de fronteras una voluntad, de la desigualdad una meta. El nacionalismo, bien resumido en el repugnante lema: My Country Right Or Wrong. Mi país, para bien o para mal. La prioridad de la tribu sobre la razón, de la sangre sobre la justicia. La tiranía del origen. Reacción en estado puro. La miseria como vocación."

    ResponderEliminar
  6. Os agradezco el artículo, germinantes. Ya está bien de la superioridad moral, pretendidamente otorgada por la Iglesia, con que se revisten los partidarios de la unidad de España.

    Es un tema mundano y profano y, como tal debe ser tratado.

    Gracias

    ResponderEliminar
  7. De la nota de los Obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense sobre las Elecciones al Parlament de Catalunya,resalto lo siguiente:
    ..."Com a pastors de l’Església, no ens correspon a nosaltres optar per una determinada proposta a aquests reptes nous, però defensem la legitimitat moral de totes les opcions polítiques que es basin en el respecte de la dignitat inalienable de les persones i dels pobles i que recerquin amb paciència la pau i la justícia".
    Barcelona, 5 d’octubre de 2012
    Texto completo en:
    http://www.tarraconense.cat/index.php?arxiu=fitxa_document&id=18830

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta debería ser la postura de todo el episcopado español.

      Eliminar
    2. Abades mitrados incluidos.

      Eliminar
  8. Erratum corrige: donde digo Córcega debe leerse Cerdeña, il nazionalismo sardo.

    ResponderEliminar
  9. Luis Antonio Carvajal18 de octubre de 2012, 12:05

    Valderas: De 1470 a 1640 (Guerra "dels Segadors") no van 500 años, van unos escasitos 170 años de "historia conjunta sin sometimiento"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José María Valderas18 de octubre de 2012, 15:10

      No forcemos las cosas. Ni hagamos interpretaciones sesgadas. Una cosa es rebelarse por no pagar tributos pafra la guerra de España en los Países Bajos o en otros lugares y otra muy distinta un movimiento independentista. Dediqué muchos fines de semana a una biblioteca, espléndida, la de los Salvador, que se guarda en el Inbstituto Botánico. Entre otras cosas, realicé el fichero de sus obras (siglos XV-XIX) porque había sospechas fundadas de que alguno de los independentistas, que siempre hubo y bibliófilo con poder político, se apropiara de algún libro importante. Para quien sepa leer se advierte el sentimiento de formar una cosa con el resto de España en los libros, en las visitas recibidas (eran farmacéuticas famosos), en la correspondencia. Rebeliones hubo en muchas partes de España. Y se perdieron territorios. Pero no se trata de dar lecciones de historia, Basta con no forzar su interpretación. Por lo demás, menos tiempo transcurrió en Italia desde la Unificación hasta la independencia deseada de la Liga Norte, cien años apenas para usted, pero muchos para la Conferencia Episcopal Italiana.

      Quede claro que mi tesis es escuetamente moral. De derech de gentes. La misma que propone la CEE y, malgrè elle, la nota de la región eclesiástica tarraconense. Las dos entidades citan la paz; la tarraconense no dice bien común, sino justicia, que es lo mismo. Alguien les pulió el texto. Y pese a poner como estandarte la legitimidad de todas las opciones (en lo que se basan cuantos señalan la supuesta discrepancia de la Tarranconense respecto de la CEE)hubieron de matizar, siempre y cuando actúen de acuerdo con la defensa de la persona. Por eso no es opción legítima votar CiU, ni ERC, ni cuantos defienden el aborto libre y la desnaturalización de la familia. Es que Dios escribe recto en renglones torcidos. Suena un poco raro afirmar que CiU no es opción legítima. Pero, bueno es lo que dice la doctrina social de la Iglesia. Ni es opcioón legítima votar independencia al margen del resto de la población interesada (afectada) en ese bien común.

      Eliminar
    2. Por exactamente las mismas razones, no sería opción legítima votar al PP. Y se pueden enumerar.

      Eliminar
    3. Ya sabeis, catalanistas, arrepentíos de esta malsana y egoísta identidad, y convertíos a la fe de la Hispanidad, la única válida para todos los nacidos entre Portugal y Francia para poder salvar su alma.

      Eliminar
    4. Anómnimo de las 09'57:
      Evidentemente, existe una diferencia entre el catalanismo y el separatismo, no retuerzas la realidad.

      Eliminar
  10. muy bueno. España nos roba y España tiene también la culpa de que Cataluña haya dejado de ser católica. La culpa siempre está aliunde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "España nos roba" quiere decir que somos culpables de la tercera parte del déficit autonómico español, sin el que no habría la crisis actual. Significa también que seguimos cobrando cerdaderas fortunas, pese a aportar mucho menos que otras Comuinidades, como Madrid. O aque al hacer las cuentas se han incluido partidas que están suplidas por el Gobierno.
      "Cataluña ha dejado se ser católica" no significa absolutamente nada en este contexto.

      Eliminar
  11. La Historia de los pueblos se ha ido configurando a lo largo de los siglos, ya sea mediante Tratados internacionales, guerras y sus consiguientes conquistas o pérdidas de terreno en cuanto a nuevos estados, unos con plena autonomía como Andorra, otros como Gibraltar, dependiendo de otro país.

    Antes por lo general el poder civil y religioso cristiano iván unidos y así tenemos el caso peculiar de Andorra en que el Jefe de Estado recae en la persona del Obispo (actualmente Arzobispo de Urgel junto con el presidente de la República francesa, seguramente si el tratado se hubiera firmado después de la Revolución de 1808, los terminos del Tratado hubieran sido otros, ahí estaban firmados y ahí siguen.

    En el caso de Cataluña, también hubo un tiempo que la parte de la Cataluña francesa, formaba parte del Principado, pero creo que fué en el Tratado de los Pirineos, cuando se delimitaron las fronteras de España y Francia.

    Actualmente ya vemos que la situación es radicalmente distinta, primero el poder civil del religioso cristiano católico estan separados. Hago mención de lo católico porque en el caso de los anglicanos y ortodoxos, continua siendo la religión del Estado, como ocurre en casi todos los paises islámicos.

    Aquí creo que hemos de considerar otros factores, como son el económico, la mayoria de empresas con sede en Cataluña y que venden por el resto de España, si ésta de independiza, por donde se decantaran? Y viceversa. En cuanto a la Defensa, si podemos vivir sin Ejército es una cosa y si lo necesitamos, podremos seguir manteniendo la sanidad la educación, las pensiones, con los impuestos que pagamos actualmente? Eso en cuanto a lo social.

    En cuando a lo religioso, ahí creo que la misión de la Iglesia en España, Castaluña, o donde sea es catequizar al que no sabe. Ayer leí en algún medio que la mitad de los jóvenes españoles no sabían o no habían oído hablar de Jesucristo. Eso me recuerda una Audiencia que nos concedió el Dr. Jubany en 1990. al que un servidor acompañaba a un sacerdote ya fallecido, en que después de hablar de varios asuntos, algunos relacionados con la situación católica de la diócesis, no tuvo repara en decirnos que la mitat de los catequistas que tenía no creían en Dios. Y hace unos pocos años, preguntando a un niño de la diócesis de Urgel, que hacía poco había recibido la Primera Comunión, le pregunté si estaba contento de tener a Jesús en su corazón y me contestó: "Eso es una comedia" Eso ¿por qué? A mi entender o sus catequistas o/y sus padres no le hablaron de la dimensión sobrenatural que recibir el sacramento de la Eucaristía representa.

    Esto no creo se tenga nada que ver, con que Cataluña sea independiente o no de España. Aquí lo que la Iglesía debe hacer a través de sus pastores y sacerdotes dejar lo temporal o social a un lado y dedicarse a enseñar lo que moralmente es pecado, hablar de virtudes, no de valores y facilitar la práctica de los Sacramentos, especialmente el de la Reconciliación, que como dijo el Arzobispo de Nueva York en el Sínodo, tendría que ser el sacramento de la Nueva Evangelización. Si queremos de veras que Cataluña, España y el Occidente cristiano prospero económicamente, tendríamos que erradicar de la sociedad la palabra ABORTO o bien su sucedáneo, así como defender la vida en todos sus estasos, el Matrimonio, como Sacramento, aparte de los demás mandamientos y por supuesto el Credo de nuestra Fe. Es aquello que dice el Evangelio: "primero buscar el Reino de Dios y su justicia y lo demás se os dará por añadidura"

    ResponderEliminar
  12. Sobre el artículo de Guilhem de Maiança:


    1. 600 AÑOS DE DESCOHESIÓN. Cataluña tiene casi unos 600 años de descohesión política interior, con graves problemas políticos entre pueblo y gobierno y entre las propias élites del país.

    Estos 600 años empiezan desde la guerra civil catalana de 1462-72, pasando por la revuelta remensa de 1485, las luchas nobiliarias entre nyerros y cadells del siglo XVI-XVII, la guerra de los segadores de 1640, la guerra de sucesión de 1700, la guerra napoleónica de 1808 (con independencia tutelada y anexión a Francia), las guerras carlistas (1833, 1846 y 1872) y la guerra civil de 1936 con el franquismo, sin contar con muchos otros episodios de inestabilidad y de colaboración con los diferentes regímenes monárquicos y republicanos, y absolutistas o liberales españoles, ya desde 1714 hasta hoy en día, en la política interior como colonial españolas.


    2. MONARQUÍA, HISPANIDAD Y CATOLICIDAD. Éstas han sido constantes en los grandes momentos político-militares: 1714 (monarquía hispánica austríaca); 1812 (fernandismo); guerras carlistas de 1833, 1846 y 1872.

    Sólo ha cambiado en modelo dinástico: austríaco hasta 1714, borbónico desde 1714.


    3. EL FRACASO DE PAU CLARIS. Pau Claris fue el exponente canónico de estrepitoso fracaso estratégico político y militar, que se irá repitiendo en la historia de Cataluña para llegar hasta Companys mismo. El íter del fracaso de Pau Claris, contraejemplo de buen estratega:

    rebelión, guerra, república, unión con Francia, salida de Francia, fin de la república, derrota y ocupación, y Francia se anexiona el Rosellón, Cerdaña y Conflent por el Tratado de los Pirineos.

    O sea, España pierde Portugal, Cataluña es derrotada e invadida y mutilada en su Norte, mientras que Francia engordó a costa de Cataluña.

    Un verdadero genio... él y los que le apoyaron.


    4. CARGADOS DE RAZONES. Se puede iniciar una guerra cargada de razones teológicas, como la guerra de los segadores, y sin embargo, ser completamente derrotado e invadido por "Madrid" y encima perder territorio y población de manos de los antiguos aliados los franceses.

    Y es que se olvidaron de aquella parábola de "un rey con diez mil hombres envió un embajador para hacer la paz con el rey que le venía con veinte mil hombres...".

    En la historia de Israel también está el ejemplo de "ir cargado de razones" cuando llevaron el Arca en la guerra contra los filisteos en 1 Samuel 4, lo que no evitó una gran derrota israelí frente a los filisteos y la captura del Arca.


    - 1 Samuel 8: del cambio divino del régimen de judicatura (jueces) al régimen monárquico a petición el pueblo

    - 1 Samuel 9 y 16 cambio divino de la dinastía de Saúl por la de David

    - 2 Crónicas 7: respuesta de Dios a la plegaria de Salomón en la dedicación del Templo: si no se cumplen los mandatos divinos, Dios abandonará el Pueblo y el Templo

    - 1 Reyes 12: secesión política y cisma religioso entre Israel y Judá

    - 2 Reyes 17 y Jeremías 32: causa de la caída de Israel y Judá


    5. APOSTASÍA DE CATALUÑA. Cataluña dejará de ser católica no por culpa de "Madrid" o por COPE, Intereconomía o 13TV, sino por causas internas fundamentadas en la plena libertad, conocimiento y consentimiento de muchos laicos, clérigos y religiosos catalanes en el abandono de las exigencias de la verdadera Iglesia y Evangelio por la permisividad de otra falsa iglesia y evangelio.

    En Cataluña, como en Israel y Judá, la apostasía del pueblo, el gobierno y los sacerdotes, que es la única causa de la desaparición de Israel y del exilio de Judá, lleva al apartamiento de los mandamientos de Dios y a la subsiguiente inmoralidad de la vida pública y social.

    ResponderEliminar
  13. Preparémonos que viene el diluvio, la catástrofe, el segmenrto escatológico de un final de tragedia. Catalunya, Sodoma y Gomorra, azufre, fuego...No quedará piedra sobre piedra.
    Pregunto si hay algún destello de esperanza. Laicos, clérigos, religiosos, malos, malos...¿Hay o habrá algo bueno en esta tierra? ¿Podemos hacer algo?.¿Tiramos la toalla?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos ejemplos recientes:

      - "Els fills del concili", de Joan Estruch y Clara Fons, 2011, en donde un sacerdote de los diecisiete sacerdotes catalanes anónimos no acepta aún hoy en día la Humanae Vitae de Pablo VI de 1968


      - "Converses amb Teresa Forcades", de Eulàlia Tort, 2012, donde Teresa Forcades propugna el sacerdocio femenino y homosexual


      La solución es simple: que los laicos comprometidos, los clérigos (obispos y sacerdotes) y los religiosos y teólogos digan la verdad completa de todos los temas:

      el demonio, la posesión y las tentaciones; la confesión y los mandamientos; las bienaventuranzas; los novísimos con el cielo, el purgatorio y el infierno; la doctrina social de la Iglesia; la moral familiar y matrimonial católica y la Humanae Vitae; las apariciones y las revelaciones; los fenómenos místicos; los carismas y los dones del Espíritu Santo; la Cruz; el apocalipsis...

      Eliminar
    2. Claro que hay algo bueno y mucho, somos muchos de los católicos de a pie, que acudimos a Misa en nuestros Templos, sabiendo que Dios nos ama, quiere perdonar nuestros pecados a través del sacerdote, porque tiene una misericordia infinita y nos quiere alimentar nuestra alma con el sacramento de la Eucaristía, quedándose con norotros hasta el fin de los tiempos. Por nuestra parte, ño que hace falta es no cerrarle las puertas del corazón.

      No nos olvidemos que el Espíritu Santo, sigue actuando en cada uno de nosotros, aunque no nos demos cuenta.

      Eliminar
    3. Apocalíptico, por no decir demencial.

      Eliminar
  14. La verdad es que no comprendo el candor y la estupidez con que nos estamos conduciendo todos ante esta campaña monumental cuyo único objetivo es el triunfo electoralista de Mas, basándose en el mayor de los oportunismos, la más flagrante y descarada mentira y la demagogia más evidente.
    Y todos entramos al trapo, dirimmiendo si esto tiene que ver con la Iglesia, asumiéndolo como una realidad en que se nos inmiscuye a todos los catalanes y sin llegar a entender que todo esto no es más que una confabulación en búsqueda del voto y del poder absoluto que extermine a los rivales políticos que van ganando fuerza dentro de nuestra Comunidad Autónoma.
    La supuesta (que no probada) antigüedad de este debate no le otorga ningún tipo de validez, como tampoco la tiene el tan traido, llevado y antiguo sobre si el oficio más antiguo del mundo es la prostitución o la agricultura.
    Además, no hay muestras de separatismo anteriores al SXIX que fueran secundadas por una mínima parte de la población, todo lo que se da al respecto son reinterpretaciones de guerras cuya motivación fue muy distinta, mientras se ocultan gestas tan patrióticas como la resistencia al asedio de Gerona, tan españolas y antiguas como las de los Almogávares en las Navas de Tolosa, o recientes como las de los tercios de Montserrat. Todos ellos hechos de armas en los que vemos lealtad y adhesión.
    Se dice también hasta la saciedad que todo esto no tiene nada que ver con el Magisterio de la Iglesia, como si diera lo mismo la causa potencial de ruptura de innumerables familias, de desventaja laboral, de pérdida de gran parte de retribución que suponen las pensiones y otros frutos d ehaber cotizado a la Seguridad social española durante una vida de trabajo... ¡Pues claro que tenemos mucho que decir sobre todo esto!. La iglesia no puede ignorar la causa de las catástrofes previsibles o reinterpretarlas como algo ajeno, dejando de lado a su prójimo y abandonándose en la temeridad más absoluta con la pretensión de que la política es algo del siglo.
    Debemos sacudirnos del alma esta patética resaca del romanticismo y su maldito habito de entregarse a las sensaciones y evitar todo lo que lleve e pensar y esforzarse en algo. Ellos nos trajeron los primeros regionalismos inconsecuentes (Que no son los primeros regionalismos, ni mucho menos)y a partir de ahí, se va engrandando esta mitificación que raya en la actualidad al ridículo, teniendo el agravante de que empezamos a creernos todas estas supercherías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En resumen usted es la Verdad, lo suyo es la verdad y todo lo que se opone, mentida. Suerte que nos podremos desenganchar de gente que piensa asi si hay referendum. Vaya totalitario.

      Eliminar
    2. Hay referendum, sí, pero de momento, no hay uno legal, autorizado y constitucional sobre el asunto que nos embarga.
      El resumen que haces por tu cuenta y riesgo denota una tiotal asunción de la verdad al permanecer completamente ajeno a lo que yo he dicho, por lo que va a ser mejor dejar correr la pregunta de quién se cree en la posesión de la verdad. Y habida esta mentira, mejor será también olvidar el segundo término d ela ecuación, porque es falso.
      Como puedes ver, no has emprendido el camino que lleve de forma más infalible a la negación de lo que veo como verdad, ya que ha bastado con un miligramo de lógica proposicional para ver que los tiros no van por ahí.

      Eliminar
    3. Gerónimo
      Pepe es el típico que quema su último cartucho utilizando aquí una réplica de tipo situacional que pudo construirse antes de Cristo y que se aplica siempre que no se tienen ganas de argumentar o una situación que permita hacerlo, induciéndonos al reto de quién tiene la verdad, cuando la verdad no se posee, sino que se reconoce en los más de los casos y alguna vez, se conoce.
      Comno se ha de hacer siempre ne estos casos, le recuerdo que el que se encontrara el anónimo de las 22'14 distante de "poseer la verdad", al no implicar que la tenga quien se la retira, no hemos llegado nada y estamos al cabo de la calle, por lo que insto al otro anónimo a intentar llevarnos a ella o cuanto menos, decir en qué está faltando a la verdad quien es comentado por él.
      Encuentro que el intento de negar el espejismo sobre la cuestión independentista y su antigüedad que aquí se nos delata puede sere perfectamente la verdad clave en todo esto y que pueden ser quienes le otorgan una carta de naturaleza histórixa y mucho abolengo quyienes no la poseen en absouto pese al intento de conseguirlo mediante la mitificación, el engaño y la mentira.

      Eliminar
  15. Qui t'ha vist i qui et veu, Catalunya. I el més xocant és que sempre hem anat millor quan ens han manat des de fora i no l'oligarquia local. Veiem si no l'espectacular creixement durant el segle XVIII i l'auge en temps de Primo de Rivera i de la dictadura de Franco. Ara. amb la major autonomia de la que hem disposat mai ja som la quarta o cinquena regió d'Espanya. Ara, els que manen és clar que viuen millor.

    ResponderEliminar