domingo, 1 de julio de 2012

Las cuentas del Gran Capitán Sistach

Una vez estaba yo considerando por qué razón era nuestro Señor tan amigo de esta virtud de la humildad, y púsoseme delante ­a mi parecer sin considerarlo, sino de presto­ esto: que es porque Dios es suma Verdad, y la humildad es andar en verdad, que lo es muy grande no tener cosa buena de nosotros, sino la miseria y ser nada; y quien esto no entiende, anda en mentira. A quien más lo entienda agrada más a la suma Verdad, porque anda en ella. Plazca a Dios, hermanas, nos haga merced de no salir jamás de este propio conocimiento. Amén.

Santa Teresa, Las Moradas (Sextas, Cap. 10, 7.) 

El pasado 14 de junio, a las 8 de la tarde, en la capilla del Seminario de Barcelona, Roman Ostapiuk y Iurii Stasiuk recibieron (fueron instituidos) las ordenes menores del Ceroferario, Lectorado y Canto según el rito bizantino (católico). 

El 19 de julio del año pasado Antoninus Pius nos informaba en un ilustrativo artículo titulado “Sistach y Turull en Ucrania pescando seminaristas”
 
Sobre la visita de Sistach (tendremos que pedir el coste de los viajes que se ha pegado a cargo del erario del obispado, esto ya parece lo del juez Carlos Dívar) a la ciudad ucraniana de Lviv. La clave de todo este asunto, cito textualmente, era: 

“el crematoso estado del Seminario de Barcelona que incomprensiblemente aún dirige el Rvdo. Turull. Los números de seminaristas cada vez son más bajos y la comparación con el Seminario de Tarrasa resulta odiosa. Es por ello que hace años que el cardenal y su discípulo Turull han puesto en marcha la operación maquillaje, consistente en manipular y engrosar los números de los seminaristas recurriendo a lo que sea. 

La primera acción fue recurrir a la obediente Prelatura del Opus Dei en Barcelona, los discípulos de San Josemaría le han procurado seminaristas de los que tienen desperdigados por todos los lados, y las parroquias “opusianas” se han esforzado al máximo para buscar jóvenes y enviarlos al Seminario, pero aún así los números no salen, así que se ha tenido que recurrir al viejo truco de importar seminaristas. 

En Barcelona se ha optado por una solución bien curiosa, la de importar ucranianos... Este es el verdadero motivo de la visita de nuestro arzobispo y del Rvdo. Turull a Ucrania. Continuar la vinculación por la que esta república ex-soviética seguirá proporcionando seminaristas para maquillar los catastróficos números del Seminario. Como en casi todas las actuación del cardenal Sistach (Misión Metropolis incluída) lo importante es la imagen que se da al exterior, no la realidad interior. En este caso lo que importa es el número de seminaristas, de donde salgan es lo de menos, incluso aunque sean de la iglesia católica ucraniana donde el celibato es opcional”.

Los seminaristas ucranianos se han computado como seminaristas del Seminario de Barcelona, y como tales han formado parte de la cifra o cómputo que se envió a Madrid (Conferencia Episcopal). Pero el pasado 14 de junio de 2012 han sido ordenados por el rito bizantino y por un obispo uniata. 

Si fueran seminaristas reales del Seminario de Barcelona ¿por que son reciben Órdenes Menores por el rito bizantino? ¿Acaso hay, a diferencia del llano de Urgell (diócesis de Urgell), comunidades uniatas en el obispado de Barcelona? Si han sido ordenados por el rito bizantino, debe ser que se trata de seminaristas de Lviv que realizan sus estudios en Barcelona con intención de volver a su patria, o si se quedan es para atender a la supuesta comunidad ucraniana catalana, pero no a nuestras parroquias o realidades diocesanas. Seguramente deben estar anotados como seminaristas del seminario de Lviv, de lo contrario doblemente computados. Y es que aquí está la triste realidad de la cuestión. Los ucranianos son utilizados por Sistach para engrosar las cifras del seminario de Barcelona porque de lo contrario no los hubiera incluido en la cifra de seminaristas que envía a Madrid. Y no lo tendría que haber hecho, por dos motivos: el primero, porque estos dos chicos son personas (dos vocaciones) y no números para contabilidades hinchadas como la de los bancos españoles que sobrevaloran activos dejándolos sin provisionar. El segundo para no engañar a Roma, pues esta estratagema camufla y distorsiona la visión de la realidad, como los estados contables que enviaba el gobierno griego a la Unión Europea. 

Fotografía del retiro para novias de los seminaristas que organiza cada año el Seminario del Espíritu Santo de Lviv. Los sacerdotes y sus esposas, así como otros laicos y líderes religiosos dan charlas y grupos de discusión sobre los principales retos, alegrías y expectativas de la vida matrimonial en la Iglesia. A menudo, durante el retiro, algunas mujeres se dan cuenta que ese estilo de vida no es para ellas. Otras, sin embargo, están felices de casarse con sus novios. A pesar de ello, por lo general, sólo hay de tres a cinco sacerdotes casados ​​en cada curso del Seminario, de unos 30 graduados cada uno. Cabe recordar que en la Iglesia católica uniata de rito bizantino un seminarista casado puede ser ordenado, pero una vez ordenado sacerdote no puede casarse si no lo estuviera. 

En Sistach se producen los mismos fenómenos que nos han llevado a la crisis económica actual española (que es una crisis de la credibilidad y en última instancia de nuestra relación con la Verdad): ocultación de la realidad con decorados Potemkin, obsesión por la apariencia, negación de la crisis, manipulación de las cifras, asesoramiento por aduladores, elusión de las propias responsabilidades en el desastre y cargar sus consecuencias sobre los subordinados que sí trabajan al pie del cañón, soslayamiento del ensuciarse las manos en lo que realmente da valor a las cosas y a las acciones o el desprecio por aquellos que se la juegan en las trincheras de la vida por defender lo políticamente incorrecto pero moralmente correcto. 

De la misma manera que ha sido necesario auditar las cuentas (que ya nadie se creía) de los bancos españoles por las consultoras extranjeras Oliver Wyman y Roland Berger, resulta apremiante una investigación apostólica sobre la situación real del obispado de Barcelona por medio de agentes que pongan toda la Verdad encima de la mesa mediante un análisis pormenorizado y sobre el terreno de la vida eclesial interna de nuestra diócesis (vida “aseglarada” de muchos sacerdotes; contenidos impartidos en el Seminario y en la Escuela Católica; números reales de seminaristas; catolicidad de la Ramon Llull y de los contenidos de las publicaciones y de los medios de comunicación que avala la Iglesia en el obispado; situación de las congregaciones masculinas y femeninas; etc, etc, etc... Una tarea ingente pero necesaria. Como en el caso de la crisis económica española, solo mediante un conocimiento asumido de la realidad se pueden tomar medidas sensatas.

Quinto Sertorius Crescens

21 comentarios:

  1. Todo es así en esta diócesis nuestra, todo es fachada, que se vea bonito por fuera, como los sepulcros blanqueados.
    Por dentro una iglesia muerta o que agoniza.

    A los señores de Roma que se encargan de nombrar obispos les recomindo que se den una vuelta por las parroquias de los "prohoms" de la diócesis, los amiguitos y hombres de confianza de Sistach, para que vean el estado deplorable en que está la Iglesia de Barcelona.
    Mientras tanto los buenos sacerdotes como el Padre Lorda y tantos otros, así como tantas parroquias germinantes, menospreciados y ninguneados, tratados como escoria por el cardenal porque no siguen el destino suicida de sus amiguetes

    ResponderEliminar
  2. Demasiada letra, la verdad. Para hacer esta entrada, basta con pedir que se pregunte a seminaristas salidos de barcelona con el fin de esclarecer las causas de su preregrinar. O ni siquiera eso, ya se sabe que se las piran para poder ser curas católicos de verdad, lo que es imposible en el Diocesano de aquí por culpa de los nefastos formadores y de la persecución que se lleva contra todo "normal" que aparezca desde hace muchísimos años. Es por este motivo que se puede hablar catalán con los curas de Toledo, Pamplona, Burgos o Castellón, quienes te van a entender perfectamente.

    Lo de traer a cuatro rusos de no sé qué historias me parece una muestra más de la negación de la realidad. Todos estamos viendo que en una emocionante segunda parte de la Hispanidad, vienen católicos de Sudamérica a traernos lo que les llevamos cuando tanta falta nos hace. Naturalmente, también los seminaristas pueden ser de allí y en otras diócesis se han dado perfecta cuenta. ¿Cuándo habrá en España una "rusicidad"?

    ResponderEliminar
  3. Seminaristas que provienen de un seminario donde el celibato es opcional junto a seminaristas de Barcelona en un mismo seminario ¿es esto normal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, los seminaristas de la Casa de Santiago, de los que se habló aquí la semana pasada, convivían con las chicas claraeulalias en Sant Jeroni de la Murtra.
      Y mira lo bien que salieron algunos, que están de misioneros en Kenia y otros en el gobierno de Sistach

      Eliminar
  4. Pues sí, una auditoría sobre todos los aspectos de esta maltrecha diócesis estaría fantástica. Pero no cabe esperarlo. Ay la Iglesia de Roma, qué poco hábil es, peor que la Administración de Felipe II, lenta, pesada, "corrupta", intrigante...

    Podemos esperarnos lo peor en el nuevo arzobispo de Barcelona. Tarde y mal. Será Taltavull o Vives o Cortés, cualquiera de las peores opciones ya mitradas en Cataluña, las más mediocres, grises...Aunque Vives de mediocre no tiene nada, es un caballo de troya del paganismo.

    Después de que a Sistach lo crearan cardenal, y de que Cañizares y Bertone esté en la Congregación para los obispos, no cabe esperar ninguna clarividencia. Pónganse en lo peor, Taltavull (más de lo mismo, decrepitud a fuego lento) o Vives (desaparición rápida del catolicismo diocesano en Barcelona).

    Vaya tropa estos cardenales, estos curiales...

    Esperaba una gran Reforma de Benedicto XVI. Fuera del motu propio y de haber puesto en cinta a los franciscanos de Asís, no le conozco más medidas de purificación de la vida interna de la Iglesia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario suena un poco lefevrista...

      Eliminar
    2. Normal, germinans... es una asociación del más puro estilo tradicionalista!
      Por cierto, han empezado julio hablando de Sistach. Qué raro, verdad?
      Soy el troll de siempre! je.je.

      Eliminar
    3. Empezamos a entendernos. Ahora que reconoce que es un troll, y que siempre habla de Sistach, para decirnos que nosotros siempre hablamos de Sistach, quizá podemos tener una mejor relación.
      Como prueba de mi buena voluntad le publico su comentario

      Eliminar
    4. Pues seguimos hablando de Sistach. El título de hoy habla del Gran Capitán Sistach. Yo creía que era el Arzobispo de Barcelona.Si los de dentro habláis de él con esta falta de respeto, cómo hablarán los de fuera? Quizá me digáis que no tengo sentido del humor, pero si se hablara de vosotros con el desprecio que habláis de él... madre mía!

      Eliminar
    5. Cualquier persona con una mínima cultura sabe que la expresión "las cuentas del Gran Capitán", se refiere a unas cuentas que no cuadran por ninguna parte, sólo en la cabeza del autor de las mismas.

      Eliminar
    6. No deja de ser una falta de respeto.

      Eliminar
    7. El artículo demuestra, y sólo es un botón de muestra, que es la pura realidad, no es ninguna falta de respeto.

      Eliminar
  5. Si nuestro Santo Padre Benedicto VXI quiere que esto cambie tendria que meter en vereda primero a unos cuantos obispos que no controlan a sus sacerdotes ni escuchan a los que denuncian este tipo de desviaciones.La Iglesia no despunta porque no se corrige esta lacra; y por eso se están impartiendo doctrinas no católicas. Por eso cuando son ordenados sacerdotes, continuan la tarea de sus profesores masones.
    Los jóvenes curas de los 70 son los obispos de hoy, así que podemos hacernos una idea del plantel de santidad. ¿Y con esto que hacemos?

    ¡ojalá vuelvan los sacerdotes de antes!

    ResponderEliminar
  6. "...resulta apremiante una investigación apostólica sobre la situación real del obispado de Barcelona por medio de agentes que pongan toda la Verdad encima de la mesa mediante un análisis pormenorizado y sobre el terreno de la vida eclesial interna de nuestra diócesis..."


    Uf, no hay trabajo... ahí está una norma de auditoría:

    NORMA ISO INTERNACIONAL 19011, Segunda edición 15-Nov-2011, Directrices para la auditoría de Sistemas de Gestión

    es.scribd.com/doc/92109003/ISO-19011-2011

    ResponderEliminar
  7. Unas fotitos curiosas sobre el Pride organizada por una de estas "comunidades" protestantes norteamericanas:

    www.diomass.org/multimedia/gallery/boston-pride-parade-june-9-2012

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesantes las fotos. Aquí a muchos les gustaría que la Iglesia católica se convirtiera en eso

      Eliminar
    2. he visto el enlace y con sólo ver un par de fotos ya es suficiente.Espero que esta moda no surga.

      Eliminar
    3. he visto la página del orgullo Gay,sin embargo,en España contamos con un Gobierno absolutamente generoso con las reivindicaciones del citado colectivo no olvidemos que el movimiento tiene un marcado carácter reivindicativo.Lanzo mi piedra:Cristo dijo"sobre esta piedra edifico mi Iglesia que nunca morirá".Ale a ver que te parece la pedrada.

      ¿Por qué esta gente no hace una secta y dejan a la Iglesia Católica en paz,tanto molesta? en fin....

      Eliminar
  8. Bien, decir que Sistach pasará a la historia de nuestra diócesis como un cardenal cobarde. Siempre con el rabillo de ojo en Roma y ninguneando todo aquello que no forma parte de su manera de entender la iglesia, ya que la pluralidad no es su punto fuerte. Uno de sus puntos fuertes serà el de haberse cargado gran parte de la iglesia de base y de barrios humildes. En el fondo a parte de Gran Capitan es, y perdoneme la expresión un poco "pijo". Como que soy persona próxima a el he optado por el anonimato, entiedanlo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Martin. Después de mi larga ausencia, estoy de nuevo para retomar esta senda con todas las personas que así lo deseen
    Un fuerte abrazo..

    ResponderEliminar