jueves, 5 de julio de 2012

Apostolado en la línea de fuego

Mons Saiz Meneses junto a Mn. Ignasi Fuster
A todos nos impresionan y nos conmueven las formas más audaces y arriesgadas de apostolado, digamos que en la misma boca del lobo, como el que se realiza en barrios dedicados a la prostitución en las horas de mayor apogeo de la actividad o en discotecas, tal como nos explicaba monseñor Rey. Nos impresiona y nos empuja a rezar por estos valientes que luchan por rescatar al hombre para Dios en las mismísimas trincheras.

Y como bien declaraba este obispo en el I Congreso para la Nueva Evangelización que se celebró en Manresa, sólo puede sostenerse ese apostolado de altísimo riesgo en una altísima dosis de oración. La razón es evidente: los sacerdotes que hacen su apostolado en esos lugares enfrentados al espíritu del Evangelio, corren el altísimo riesgo de ser arrastrados cuesta abajo hacia donde nos llevan las pasiones, y finalmente engullidos por el torbellino del vicio. ¿A quién le cuesta percibir el riesgo extremo que sufren los sacerdotes que se dedican a este género de apostolado?

El riesgo de acomodar la conciencia a la del ambiente en que uno vive, se da en todos los órdenes de la vida; y con mayor gravedad aún cuando la conciencia ambiente lo ha invadido todo, incluido el ámbito de la Iglesia. Un sacerdote en el apostolado castrense, en el de prisiones, en el hospitalario, en el docente, corre el riesgo de contaminarse de las malas praxis que se producen en cada profesión, sobre todo si éstas son totalmente generalizadas, y de ir acomodando insensiblemente a ellas su conciencia: porque el simple paso del tiempo en una determinada moral, convierte a ésta en más y más “normal”.

Es el caso evidente de los sacerdotes a los que el obispo encomienda la labor pastoral de defender la moral católica en los patronatos de los hospitales en que la Iglesia tiene voz y voto. La lucha que han de soportar estos heroicos sacerdotes si realmente se empeñan en defender sus principios, es titánica. Y lo es concretamente cuando esta lucha se da respecto a las praxis más extremas contra la vida, como son el aborto y la eutanasia.

El desgaste que sufren estos sacerdotes de recta conciencia es brutal. Como el del cirujano que no consigue acostumbrarse a la sangre, o el de los que trabajan en Tanatorios y son sensibles al sufrimiento de los parientes del difunto. Echen cuentas de cómo se ha de sentir el sacerdote miembro de uno de esos patronatos que en cumplimiento de su deber de conciencia ha de exigir de oficio en cada reunión que cesen las “malas praxis” en ese hospital. Y cuánto más duro ha de resultarle si no se anda con eufemismos.

En una situación así caben dos reacciones, y sólo dos: o el sacerdote mantiene incólume su conciencia y asume en el patronato su papel de sufridor sin renunciar por tanto a su actitud activa de denunciador; y en este caso asume el sufrimiento inherente a esta dolorosa situación. O eso, o se relaja para no desquiciarse; y en vez de la actitud activa y combativa, adopta la actitud contraria: la pasiva, la de no resistencia.

Y obviamente, además de preguntarse qué hace ahí en ese patronato, cosa que le puede ocurrir nada más adoptar esa actitud pasiva, si la perspectiva que tiene por delante es la de perpetuarse en esa situación, le puede ocurrir algo mucho peor que el sufrimiento del que se ha liberado. Y es que insensiblemente se vaya destensando su conciencia bajo los efectos del ambiente, y empiecen a no parecerle tan graves ni el aborto ni la eutanasia, y empiece a entrar en la alta tecnología del aborto, distinguiendo entre los que se hacen cuando la mujer está sólo un poco embarazada y los que se practican cuando está muy embarazada.

A la Congregación para la Doctrina de la Fe no se le escapa ese riesgo que sufren los sacerdotes en los patronatos de hospitales abortistas; y menos a la vista de la escandalosa relajación de conciencia que se da en muchísimos miembros del clero, que hasta se atreven a manifestar públicamente su oposición a la doctrina de la Iglesia para escándalo de los fieles. En nuestra archidiócesis tenemos suficientes ejemplos de esa relajación: la mayoría pasivos, empleando la táctica del dejar hacer y abstenerse de toda polémica y controversia sobre el tema. Pero también con algunos sonados y escandalosos ejemplos de sacerdotes y monjas convertidos totalmente al aborto, que no se recatan de manifestarlo públicamente.

Por eso, en el “Parecer de un experto ofrecido a S.E.R. Mons. Josep Ángel Saiz Meneses Obispo de Terrassa, por la Congregación para la Doctrina de la Fe” (del que han sido expedidas por las altas autoridades de la Iglesia no menos de 3 copias a diversos destinatarios, con el probable propósito de que no permanezca silenciado el tan esgrimido documento), en su párrafo sexto se refiere de forma totalmente transparente al riesgo personal que corre el sacerdote puesto por el “Ordinario del lugar” en un órgano tan complicado y peligroso como es el patronato de un hospital de la Iglesia (es esa pertenencia, total o parcial, la única razón de la presencia de eclesiásticos en el patronato), en el que este sacerdote ha agotado todas sus posibilidades de acabar con los abortos que en él se practican.

Tras dos largas “Premisas” bajo el epígrafe 1, y una tercera mucho más breve sobre la condición sacerdotal del representante de la Iglesia en estos patronatos, el documento aborda en el tercer párrafo del epígrafe 2 la cuestión del riesgo que sufre el propio sacerdote: “ b) si se piensa en cambio que, atendiendo a la legislación que regula la actividad de los hospitales integrados en la Red Sanitaria de Utilización Pública, el patronato de uno de estos hospitales no es un lugar adecuado para un sacerdote católico , porque no tendrá apenas margen para realizar una actividad positiva (hacer el bien o reducir el mal) o porque incluso se corre el riesgo de que el sacerdote ceda interiormente ante la presión del ambiente, entonces puede ser conveniente retirarse, dando a conocer a la opinión pública los motivos de esta decisión.

No sería la primera vez que un sacerdote, cediendo a la presión del ambiente, se pasa al bando contrario. Por eso es obvio que si, como dice el parecer del experto, el obispo puede retirar al sacerdote atendiendo a esta última razón, con mayor conocimiento de causa podrá retirarse el mismo sacerdote, puesto que nadie mejor que él puede conocer ese riesgo y entender si ha agotado todas sus posibilidades de actuación. Nemo novit quae sunt hóminis, nisi spíritus hóminis qui est in eo , que dice san Pablo: Nadie conoce lo que es del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él.

Si la sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe recomienda al obispo que retire a los sacerdotes de los patronatos de estos hospitales conflictivos cuando estos sacerdotes corren el riesgo de dejarse arrastrar doctrinalmente por un ambiente tan hostil, ¿cómo puede criticar alguien al sacerdote que se retira de uno de esos patronatos porque él en su conciencia (a la que también tiene derecho) percibe que su lucha en el patronato ha terminado, y que después de haber sido derrotada su causa, lo único que puede esperar de permanecer ahí es que le derroten también a él personalmente? Al fin y al cabo, para el que ha conseguido implantar el aborto en un hospital de la Iglesia , ganarse al cura para su causa es una batalla menor. Y demasiadas son las victorias que han obtenido en esas escaramuzas, como para que no nos guardemos de ese peligro.

Viene esta reflexión a raíz de la decisión que en su día tomó mosén Fuster de retirarse del patronato del hospital de Sant Celoni. Nadie como él mismo podía valorar si había agotado todos sus recursos en defensa de la moral católica en la praxis hospitalaria, y si la única expectativa que podía contemplarse era que el resto de miembros del patronato lo arrastrasen a su terreno. Si incluso la CDF contempla esta posibilidad, qué menos que respetarla cuando opta por ella el que está luchando en la trinchera.

Otra razón complementaria de esta reflexión es el malestar que han expresado algunos por el hecho de que mosén Fuster se planteara en conciencia el seguir o no seguir en el patronato del hospital de Sant Celoni; y que obviamente decidiera en conciencia. Parece que a más de uno le ha sentado mal que este sacerdote tuviera formada una conciencia clara respecto a sus obligaciones como representante de la Iglesia en el patronato en cuanto a la defensa de la vida, y que actuase según su propia conciencia, y no según la de los opinantes.
El arzobispo Sanz Montes, Mn. Antoni Pujals y Mn. Ignasi Fuster
Es muy cómodo opinar desde los foros o desde los despachos, porque ahí siempre se tratará de opiniones, de pareceres y de inacabables listas de considerandos de los que uno enmienda al otro, y viceversa. Una cosa es eso, y otra muy distinta ejercer el apostolado en la línea de fuego, luchando en la trinchera, como son los casos de Mn. Fuster y de Mercedes, la enfermera de Mallorca que evitó que cayera su hospital en la red abortista de la sanidad pública. Cuando se está en medio del fuego cruzado, ya no es cuestión de opiniones ni de florituras dialécticas. Ahí lo que manda es la convicción bien profunda, seguida de la acción.

La causa de la defensa de la vida, la más urgente y sangrante que tiene hoy la Iglesia entre manos, les debe mucho a estas personas. Gracias a la valiente decisión de mosén Fuster, se ha avivado el debate y la toma de conciencia sobre la actitud de la Iglesia (la jerarquía y el clero tanto secular como regular) en este gravísimo asunto. Nos guste o nos disguste, la percepción que tiene la sociedad a este respecto, tanto la formada por los creyentes como la integrada por los no creyentes, es que en general la Iglesia en la que vivimos (nuestra Iglesia de proximidad) “no sufre” por el aborto, y por tanto tiene una actitud demasiado tolerante: absolutamente incompatible con el magisterio de la Iglesia. Y demasiado sufrimiento ha tenido que soportar la iglesia (casi todo sobre los castigadísimos hombros de Su Santidad el Papa) por esa tolerancia tan extrema que la juventud de hoy llama pasotismo, para que volvamos a tropezar en la misma piedra.

Por eso nos llenan de esperanza la acción (que no la opinión ni el parecer) de este valiente sacerdote, que recibe el apoyo de otros pocos sacerdotes (¡qué pena que también para esto se necesite ser muy valiente!); y la acción (que no la opinión ni el parecer) de Mercedes. Ciertamente los que nos esforzamos en mantener vivo el testimonio de los católicos contra el aborto, cumplimos con nuestra obligación avivando en la medida de nuestra capacidad el fuego sagrado de la lucha por la vida. Pero sobre estas humildes cordilleras que se levantan en la llanura de la indiferencia ambiental, la Divina Providencia se cuida de levantar de vez en cuando estas altas cumbres que nos sirven de aliento, de admiración, de estímulo y de esperanza.

Cesáreo Marítimo

21 comentarios:

  1. También está la defensa de la vida eterna:

    1. Anselm Grün, OSB, en “Los sueños de la vida” (2012), capítulo III “Despedirse de los sueños rotos”, aconseja esta terapia de duelo New Age para curas que añoraban la Iglesia de 1950: sentarse durante 20 minutos con los ojos cerrados, en la postura de meditación y centrarse en la respiración. Inspirar para introducir el Espíritu de Dios y expirar para trasladar el nudo de tristeza del pecho a la pelvis. Acceder con el Espíritu de Dios a nuestro fondo del alma (auténtico yo-mismo libre de expectativas, juicios y reproches propios y ajenos) para descubrir nuevas posibilidades y capacidades, confiar en dicho Espíritu para fecundarlo y florecerlo, ver cómo el traslado del nudo de tristeza deja espacio libre para sentirse vivo y renovado, nos descubre la fuente de creatividad y amor inagotable, y nos contacta con los dones regalados por Dios, con nuestro sueño originario y la imagen que Dios se ha formado de nosotros

    Capítulo V: Grün sigue al trapense Thomas Merton, OCSO (USA, +1968), quien se unió a los monjes zen, fue un hombre de fronteras que superó las diferencias religiosas, un buscador de Dios como Realidad común a todas las religiones y que habita en el fondo del alma humana, y un soñador de la comunión entre todas las religiones

    2. Angela Volpini y Teresa Forcades, en “Una nova imatge de Déu i de l’ésser humà” (Abadia de Montserrat, 2012), en el capítulo sobre el “Pecado”, Volpini dice que no somos pecadores, que el hombre es siempre inocente y duda sobre el pecado original (pág. 63). No acepta que los sacerdotes digan que somos pecadores y evangelizar es comunicar que no somos malos (68)

    Por su parte, Forcades afirma que el pecado original no existe; la teología no dice que el hombre sea pecador; el pecado original pertenece a la experiencia humana expresada en el mito de la Caverna de Platón y está relacionado con los miedos a ser libre, a vivir en el amor y en la falta de plenitud de la solidaridad (64-65). Sobre el bautismo: elimina el miedo y no el mal; es tener un proyecto de vida sin límites, creyendo en un mundo hecho para el amor, impulsado por amor y dirigido a una plenitud de amor, que consigue borrar el pecado original, el cual es pensar que no hay nada que hacer; este proyecto de vida es dado por Dios, con o sin bautismo, y debe ser renovado cada día porque el bautismo no lo da para siempre (67-68). Evangelizar es decir que Dios te ama radicalmente, tal como eres, hagas lo que hagas, sin haberte de apuntar en ningún lugar, ni pagar diezmos, ni dejarte controlar por ninguna estructura eclesial; el mal está en el ámbito del miedo y de lo que es falso (68-69)

    3. Sor Teresa Forcades, OSB; Laurence Freeman, OSB (meditacioncristiana.net); Anselm Grün, OSB; Josep Massot, OSB (director de Publicacions Abadia Montserrat); los jesuitas eneagrámicos (escolaignasianaenneagrama.wordpress.com); Sor Lucía Caram, OP; la pseudovidente Angela Volpini (www.novacana.it).

    Todos estos partidarios del progresismo o la New Age dan enseñanzas erróneas y peligrosas, y contrarían la verdad segura, definitiva y la divinamente revelada de fe católica, situándolos como apartados de la plena comunión o en la herejía. Retroceden espiritualmente hasta el momento de la Caída de Adán y Eva, en el "seréis como dioses", creyéndose Dios-Papa o Diosa-Papisa, con potestades divinas y papales:

    a) Poder del Árbol del Bien y del Mal: determinar y concretar el bien y el mal

    b) del Árbol de la Vida: sus enseñanzas dan la Vida Eterna

    c) de las llaves: fidelidad en la administración del mensaje de Cristo con poder de abrir o cerrar las puertas del Reino de Dios

    d) de atar y desatar: decisión doctrinal y poder disciplinar válidos ante Dios y poder de perdonar los pecados

    e) de la Roca: potestad suprema e infalible en fe y moral

    f) de las puertas “non praevalebunt”: protección contra el poder destructor del maligno

    g) de pastor y nauta: capacidad de la cura y guía de las almas en la verdad y la caridad y de la dirección de la Iglesia

    ResponderEliminar
  2. “Hay que tener el valor de caminar en la dirección en que nadie ha caminado hasta ahora", decía Juan Pablo II. Mercedes y el P. Ignasi Fuster lo han hecho... ¡Benditos sean!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y de ver que eso es una batalla espiritual contra las huestes del Demonio Satán, cosa que la Iglesia ya olvidó y así se podría decir que ha sido vencida, EXORCISTAS Y PODER LIBERADOR ...más allá está la promesa divina de victoria final.

      Eliminar
  3. A. Sobre el documento de la CEE "La verdad del amor humano. Orientaciones sobre el amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiar", Forcades afirmó ayer que sobre moral sexual existe una escisión entre la pastoral y el fiel católico que convive con la homosexualidad. El Magisterio es insostenible cuando distingue entre la tendencia y el ejercicio homosexual, que es pecado (Catecismo, "Castidad y homosexualidad", 2357-2359). Pero Forcades dice que la antropología actual sabe que la sexualidad forma parte del hombre, y por ello es impracticable que todos los que tienen tendencias homosexuales estén llamados a la castidad sin poder ejercer la homosexualidad, y pide un nuevo paso evolutivo: el libre ejercicio de la tendencia homosexual aceptado por la Ley de Dios

    - Min. 25:20, www.catradio.cat/audio/650766/Teresa-Forcades
    - www.conferenciaepiscopal.es/index.php/documentos-plenaria/2843-la-verdad-del-amor-humano-orientaciones-sobre-el-amor-conyugal-la-ideologia-de-genero-y-la-legislacion-familiar.html)

    B. Sor Teresa Forcades, OSB, pertenece al ámbito ideológico del feminismo radical, partidaria de la libre autodeterminación de la mujer por encima de la vida de su hijo concebido, y de la sexodiversidad normativa en la educación, la comunicación y la Iglesia con sacerdotes y sacerdotisas, casados o emparejados, en la plenitud de la diversidad afectivo-sexual y familiar. Dice que el hombre y la mujer tienen unos papeles impuestos por el modelo patriarcal, que daña el hombre porque le impide vivir en plenitud de amor y libertad. En GG hay suficiente material sobre Forcades (libros, videos, audios) y su orden ha abierto una página (www.benedictinescat.com/montserrat/Teresacas.html)

    Está a favor de una Iglesia alternativa y progresista, de base plural y democrática, con comunidades dotadas de poder sacramental y doctrinal. Es partidaria de la autogestión, la nacionalización (bancaria), de la huelga general indefinida contra una dictadura financiera y seguidora del chavismo venezolano.

    C. Se puede hacer las siguientes conclusiones:

    1. La ideología de Sor Forcades, OSB, es conocida por sus superiores (abadesa y obispos), bien de forma oficial o notoria, bien de forma privada, como mínimo desde el 2009 (caso gripe A), y contiene graves errores contra la verdad segura, definitiva y divinamente revelada (Ad Tuendam Fidem)

    2. En relación con el consentimiento para la difusión pública de sus errores, en su aspecto objetivo se realiza bajo el disimulo y la tolerancia de sus superiores y con el apoyo directo de la comunidad benedictina montserratina. En su aspecto subjetivo es más discutible: prudencia, pusilanimidad, conformismo, ¿o apoyo tácito?

    4. Hay dos cuestiones:

    a) La disciplinaria sobre la religiosa, que parece ligada a la abadesa, al provincial y al general benedictinos por jurisdicción personal universal del orden benedictino, congregación sublacense para la rama masculina (www.subiacocongregation.com/directory-2012/hispanic.pdf), Federación Catalana para la femenina del Monasterio de Sant Benet de Montserrat (atlas.osb-international.info/atlas/congr/Hisp/NameCat/1/en.html)

    b) La doctrinal sobre las enseñanzas de la religiosa, competencia de la jurisdicción territorial de la Iglesia particular, en este caso, del obispo metropolitano Lluís Martínez Sistach, su auxiliar Sebastià Taltavull y de su sufragáneo Agustí Cortés (Sant Feliu), y por solidaridad del Cuerpo Místico, del resto de obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense: Primado Jaume Pujol (Tarragona); Josep Àngel Saiz (Terrassa); Joan Enric Vives (Urgell); Xavier Salinas (Tortosa); Joan Piris (Lleida); Jaume Traserra (Solsona); Francesc Pardo (Girona); Romà Casanova (Vic)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jordi, ¿no sabe que el Obispo de Solsona es Mns. Xavier Novell?

      ¿Podría informarme Cesáreo Marítimo sobre el método que ha seguido para que llegara a sus manos el documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe?

      ¿En qué se basa para afirmar que la voluntad implícita de la Congregación para la Doctrina de la Fe era que este documento fuese hecho público?

      ¿A quién he de pedir una copia del mismo?

      Gracias.

      Eliminar
    2. Jordi, ¿no sabe que el Obispo de Solsona es Mns. Xavier Novell?

      Sí, sí que lo sabía, pero la fuente de la cual copié el listado de obispos catalanes es de la web, que por lo que se ve, inútil... Conferencia Episcopal Tarraconense; véase en, ni más ni menos, constitución y miembros de la CET:

      www.tarraconense.cat/index.php?inc=fitxa_organismes&idnoticia=3327

      Mons. Jaume Traserra Cunillera -Bisbe de Solsona


      Figura también una graciosa errata:

      Mons. Xavier Salinas Viñals -Bisbe de Torotosa


      En Vic el obispo es un extranjero que sólo tiene un apellido:

      Mons. Romà Casanova -Bisbe de Vic


      Así están las cosas en Vico, Solosona y Torotosa

      Eliminar
  4. Los "pareceres y opiniones" de los expertos palidecen ante el testimonio de estos dos confesores de la Fe.

    ResponderEliminar
  5. Me parece que al "ínclito" e "impoluto" Sáiz Meneses le va a dar un sarrampión con vuestros artículos. Al menos, vosotros no os calláis ni le seguís el juego como tantos meapilas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El obispo Saiz Meneses tomó posesión el 2004 y hasta hoy, 2012, aún no ha tomado una decisión públicamente conocida sobre el hospital católico abortista de Granollers.

      Eliminar
  6. Me adhiero a la lucha de nuestros valientes hermanos por la fe y por la vida. Unidos en la oración que es nuestra fuerza y alimento. Gracias hermanos, que Dios nos bendiga y nos proteja de las fuerzas del mal pues contra Él nada pueden las huestes malignas. Ánimo y adelante, con Cristo por Cristo y en Cristo.

    ResponderEliminar
  7. Me quedo perpleja, vamos a ver, según esta noticia, deja claro que la carta famosa que tanto misterio ha secundado en España sobre si deben o permanecer la Iglesia en hospitales abotistas, esa carta dice que no, pero porque dijo el Sr. Obispo Menesses que si, que el vaticano le habia dicho que si, de verdad es que si realmente dice eso la carta, vaya chasco me he llevado, una triste decepción, ahora entiendo el porque no ha sacado a la luz la carta completa el Obispo, que es quién tendría que verlo hecho.

    La verdad es que entre tanto progre como la monja Forcades y más curas en Catalunya, el daño que le hacen a la Iglesia es terrible, es que no se dan cuenta? Por amor de Deu se necesita una purgación urgente de algunos miembros de la Iglesia, Roma, nos escuchará?

    De una humilde servidora que estaba ausente,
    Montse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A. El caso de Sor Teresa Forcades, OSB, es conocido y consentido tanto en el Santuario de Sant Benet de Montserrat como en el Monasterio de Santa María de Montserrat, ramas femenina y masculina, por las siguientes razones:


      1. La abadesa de Sor Forcades, OSB, es Sor Montserrat Viñas, OSB, del Monasterio de San Benito de Montserrat


      2. Los libros de Sor Forcades, OSB, que se publican en la editorial Publicacions de l'Abadía de Montserrat (www.pamsa.cat/pamsa/inici.html), están bajo la dirección del monje Josep Massot i Muntaner, OSB. Los libros pasan un estricto control de línea editorial; no se publica porque sí, todo se lee y muy bien.


      3. Josep Massot i Muntaner, OSB, tiene como abad a Josep Maria Soler, OSB, del Monasterio de Santa María de Montserrat, tal como consta en:

      www.subiacocongregation.com/directory-2012/hispanic.pdf


      B. Sobre espiritualidad feminista, un artículo de Sor Forcades, OSB:

      www.iglesiaviva.org/222/222-12-FORCADES.pdf

      Sobre cómo piensa la vida monástica la abadesa Montserrat Viñas, OSB:

      www.itvr.org/Intervenciones-del-Prof-Severino


      C. Las doctrinas y enseñanzas de Sor Forcades, OSB, que están fuera de la verdad católica, están apoyadas directamente por la abadesa y la comunidad de benedictinas femeninas (la comunidad como ente colectivo), y de otro lado, y es conocido y consentido por el abad y la comunidad masculina de Montserrat.

      Así se entiende la impunidad con que actúa Sor Forcades, OSB, enseñando doctrina errónea, peligrosa y apartada de la plena comunión con la fe católica, e incluso herética:


      - La doctrina acerca de la grave inmoralidad de la muerte directa y voluntaria de un ser humano inocente (aborto) es una verdad divinamente revelada.

      Por esta razón quien obstinadamente las pusiera en duda o las negara, caería en herejía (Ad Tuendam Fidem)


      - La doctrina sobre la ordenación sacerdotal reservada sólo a los hombres es una verdad definitiva, como también lo es la doctrina de la ilicitud de la eutanasia, la ilicitud de la prostitución y la fornicación, en referencia al apoyo de Sor Forcades, OSB, a la doctrina anticatólica de la sexodiversidad.

      Quien las negara, asumiría la posición de rechazo de la verdad de la doctrina católica, y por tanto, no estaría en plena comunión con la lglesia católica (Ad Tuendam Fidem)

      Eliminar
    2. "La doctrina sobre la ordenación sacerdotal reservada sólo a hombres es una verdad definitiva".
      Sería interesante hacer un estudio sobre las "verdades definitivas" que a lo largo de los siglos han cambiado.

      Eliminar
    3. Léete la NOTA DOCTRINAL ILUSTRATIVA DE LA FORMULA CONCLUSIVA DE LA «PROFESSIO FIDEI», punto 11 "ejemplificaciones" en:

      www.unav.es/tdogmatica/teofundamental1/AdTuendamFidem.html#DOCTRINAL

      donde incluso hallarás explicación sobre cómo se entiende el desarrollo histórico de la verdad católica.


      Sor Forcades, OSB, está apartada de la plena comunión con la Iglesia Católica porque, entre otras cosas, es favorable a la sexodiversidad y el sacerdocio de homosexuales y mujeres.

      Y sería hereje si negara o pusiera en duda obstinada la verdad católica sobre el aborto.

      Y todo eso lo sabe su abadesa, Sor Montserrat Viñas, OSB, y el abad de Montserrat, J.M. Soler, OSB, así como las respectivas comunidades femenina y masculina de religiosos benedictinos de Montserrat.

      Eliminar
  8. Cesáreo Marítimo6 de julio de 2012, 17:21

    Cesáreo Marítimo; respuesta a las preguntas formuladas.

    Empiezo por la última: ¿A quién he de pedir copia del documento en el que se transmite al obispo de Tarrasa el parecer de un experto de la CDF? Yo entiendo que se le debe pedir a quien es su destinatario. Digamos que por ser exquisito en los modos.

    Y digo que es una exquisitez en los modos respetar que sea el destinatario del mismo quien ejerza el derecho de difusión, porque parece ser (y sólo lo parece) que al dar el señor obispo traslado del documento que se le había dirigido a él personalmente a la administración eclesiástica de su jurisdicción, para que como tal emitiese el comunicado en que se dio a conocer su existencia, con ese acto confería carácter público (es decir administrativo) a un documento que hasta ese momento había tenido o podía haber tenido únicamente carácter personal. Era entendible que a partir de ahí, estaba dentro de la más absoluta normalidad y dentro del más nítido espíritu de claridad y transparencia, que el obispado trasladase a cualquiera que lo solicitase de forma motivada, copia de cualquiera de los documentos “no clasificados” que figuran en sus archivos (y creo que a éste le corresponde ese carácter, porque al no referirse a cuestiones individuales de nadie, no tiene por qué estar bajo secreto).

    Es evidente que si la CDF hubiera querido mantener el secreto sobre ese informe (cosa que por otra parte sería totalmente incomprensible), no hubiera dado el visto bueno a la expedición de varias copias del mismo.

    ResponderEliminar
  9. Pilar5 de julio de 2012 23:51
    “Hay que tener el valor de caminar en la dirección en que nadie ha caminado hasta ahora", decía Juan Pablo II. Mercedes y el P. Ignasi Fuster lo han hecho... ¡Benditos sean!
    ----------------------------------------------------------------------
    ¿ESO INCLUYE BESAR EL CORÁN?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, amigo. Eso del Corán será porque no has entendido nada todavía.¡Pobrecito!

      Eliminar
    2. Explícamelo Sr. inteligente, porque supongo que sabrás en que pensaba en el momento de hacerlo.

      Eliminar
  10. Obispo Novell:"Con lo dicho queda claro que es posible ser cristiano y experimentar una orientación homosexual". ¿Alguien me puede contestar si el Obispo pierde los hilos?

    http://www.periodistadigital.com/religion/espana/2012/02/13/religion-iglesia-novell-obispo-aborto-solsona-homosexuales-cataluna-jovenes.shtml

    ResponderEliminar
  11. No, no pierde los hilos, quien pierde los hilos y otras cosas es quien piense lo contrario...

    ResponderEliminar