miércoles, 13 de junio de 2012

¡Y dale con que Don Josep Àngel está detrás de Germinans!

Descripción: http://www.conferenciaepiscopal.es/images/phocagallery/obisposespana/SaizMenesesJosepAngel.jpgEl pasado 22 de mayo de 2012 el periodista Joan Manel Oller publicaba en La Torre, diari terrassenc independent i català el enésimo artículo identificando al obispo de Terrassa con Germinans Germinabit.

Como el artículo está escrito en catalán facilitamos una traducción al castellano, los corchetes son comentarios propios: 

Los ultraconservadores quieren a Saiz arzobispo 

Josep-Àngel Saiz Meneses es hoy por hoy el más firme candidato a suceder a Lluís Martínez Sistach como arzobispo de Barcelona. Hay una terna de candidatos al cargo, pero el actual obispo de Terrassa tiene valedores muy importantes.
Entre otros, tiene el apoyo del cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, hace poco más de un año reelegido presidente de la Conferencia Episcopal Española. Harán lo posible ante la Santa Sede , donde se mueven bastante bien en los despachos, para lograr sus objetivos. 

El antecesor de Lluís Martínez Sistach, Ricard Maria Carles Gordó, también tiene a Saiz Meneses como candidato, y es que fue su obispo auxiliar y tiene en él plena confianza. 

El grupo integrista católico Germinans Germinabit también apuesta por el dirigente egarense. El obispo de Terrassa cuenta con el beneplácito de los sectores más ultraconservadores de la Iglesia catalana y española, con quien siempre se le ha vinculado, quizás por su formación en el seminario mayor de Toledo. 

Lo que parece claro es que Lluís Martínez Sistach no ha tenido nunca sintonía con Saiz Meneses y prefiere como sucesor al obispo de la Seu d'Urgell y copríncipe de Andorra, Joan Enric Vives Sicilia, de 62 años y cercano a las posiciones más abiertas del catolicismo catalán. 

El hecho de ser co-príncipe aparece como uno de los principales argumentos en contra, y alguna fuente apunta que se podría abrir la puerta del país de los Pirineos a la corona española [aquí el periodista parece que se ha tomado alguna copa de más]. 

Los defensores de la candidatura de Saiz Meneses destacan del trabajo llevado a cabo por el joven obispado de Terrassa, el hecho de haber afrontado sin traumas este proyecto, de haber hecho visible la existencia de una nueva administración religiosa y de haber conseguido formar en pocos años el seminario más numeroso de Cataluña, una tarea nada fácil en un tiempo de carencia de vocaciones religiosas.

Poco a poco, el obispo egarense ha ido situándose en la sociedad tarrasense y haciendo acto de presencia en buena parte de los actos más significativos, ligados o no a la Iglesia.

El tercer gran candidato a suceder a Martínez Sistach es el actual arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol Galceran, nacido en Guissona en 1944 y miembro del Opus Dei, aunque siempre ha aparecido como una persona conservadora moderada.

Una cuarta alternativa es la del abad de Montserrat, el benedictino Josep Maria Soler Canals, de Santa Eugènia de Ter (Gironès), cercano a los sectores catalanistas y liberales.

El diario 'El Punt Avui' añade los nombres de Josep Maria Turull, rector del seminario de Barcelona; el expresidente de la Fundación Joan Maragall, Antoni Matabosch [el periodista le ha pegado otro tute a la botella], y Armand Puig, decano de la Facultad de Teología. Otras fuentes hablan del moderado Francesc Pardo Artigas, de Torrelles de Foix, con un pasado muy tarrasense. En la diócesis de Terrassa, creada en 2004, fue vicario general de pastoral, delegado episcopal para la Economía , rector de Sant Esteve de Granollers y miembro del Consejo presbiteral, del Consejo pastoral diocesano, del Consejo para los Asuntos Económicos y del Colegio de Consultores .

No es la primera vez que se repite el lugar común de que Germinans es una plataforma de promoción de Saiz Meneses. Sea porque hemos loado las cosas bien hechas que ha llevado a cabo en Terrassa; sea por su supuesta imputación por los “Unianos” de participación en la inspiración de un precedente de Germinans llamado Communio ; sea por el carácter paranoico del nacionalprogresismo eclesial de ver fantasmas en todas partes con sus análisis dualistas de todo en blanco y negro y su nula capacidad de discernimiento; sea porque no hemos criticado lo que no ha hecho bien (cosa que no es cierta); sea porque los enemigos de Saiz Meneses ven en él un carácter trepador y capaz de hacer maniobras de tipo Germinans ; o sea por lo que fuere, lo cierto es que al obispo de Terrassa le han “encolomat” (endosado) la paternidad de nuestra web hasta afirmar que “Germinans es Terrassa”. Con durísimas e injustas palabras contra el obispo de Terrassa, el Intregrismo es pecado , anónimamente afirmaba en julio de 2010: 

Germinans es Terrassa 

El episcopado catalán ha entrado de bruces en el siglo XXI de la mano de Internet, y no como paradigma de las virtudes cristianas. El diario digital Germinans Germinabit, integrista y escudado en el anonimato, ha orquestado una furibunda campaña contra Lluís Martínez Sistach, cardenal arzobispo de Barcelona, al que considera un tibio. El colectivo acusa al prelado de mantener una Iglesia paralizada, envejecida y erigida sobre lo que despectivamente etiqueta de "progresía catalanista". Su referente es el obispo de Terrassa, José Ángel Saiz de Meneses , de la línea del arzobispo emérito Ricard Maria Carles, el mismo que dividió la diócesis en tres. 

[...] El grupo, fascinado por la desobediencia ciudadana contra la izquierda, se fundó en mayo de 2007. Todos sus integrantes utilizan seudónimos de reminiscencias tridentinas -o sea, latinos como la misa preconciliar- para firmar sus artículos: Prudentius de Barcino; Quinto Sertorius Crescens; Antoninus Pius; Aurelius Agustinus, Patianus o Oriolt. El blog tiene un enlace elocuente: el diario Religión en Libertad , del periodista de la Cope Federico Jiménez Losantos. El periodista Francisco Fernández de la Cigoña , auténtico "martillo de herejes", ha felicitado y alabado a Germinans en su blog. Éste acusó a Sistach de tener las manos manchadas de sangre por su actitud "proabortista".

[...] El grupo pretende recuperar a todo el capital humano que movilizó hace dos años Josep Miró i Ardèvol -dirigente de E-Cristians y ex consejero de CiU- y considera una "calamidad" el pontificado de Sistach, por la falta de vocaciones sacerdotales. Y cita varios supuestos escándalos: el del sacerdote Manel Pousa, premio Solidaritat 2007 del Instituto de Derechos Humanos de Cataluña, por decir que había ayudado a una mujer a abortar. O el del párroco Lluís Portabella, de L'Hospitalet, implicado en una trama de matrimonios supuestamente amañados. O el de Josep Maria Turull, rector del seminario de Barcelona cuya candidatura a obispo auxiliar parece paralizada: "Por primera vez en su corta historia, el seminario de Terrassa cuenta este curso con más ingresos que el de Barcelona: 11 frente a siete (...) Con toda seguridad, el curso venidero habrá más seminaristas en el egarense (ahora 31) que en el de Barcelona (36). El hito es verdaderamente espectacular y tiene nombre y apellidos: José Ángel Saiz Meneses (...) Este obispo, que en su día fue el pim, pam pum de la progresía, ha conseguido en pleno siglo XXI fundar un seminario y más vocaciones que en Barcelona".

[...] Los textos de la página web, cada vez menos oculta, del integrismo en Cataluña tiene su “curia” en Terrassa (perdón, Tarrasa, como Franco mandaba). Los botafumeiros, las toneladas de incienso y los elogios superlativos que los de Germinans dedican a Saiz Meneses, van más allá del ridículo . Ya lo ven en Barcelona, nos hacen creer que es muy social, pero su Palacio Episcopal costará mil millones de las antiguas pesetas. Es su obsesión personal, por eso corre, y apresura las obras para inaugurarlo cuanto antes.

Nos hacen creer que es popular y callan las pintadas que hace un tiempo aparecieron en la ciudad: “BISBE d'EGARA, NO ET CONEIX NI TA MARE”. Meneses es su mirlo blanco y su celestino. Aprendió el celestinaje de Ricardo M. Carles, padrino de la mayoría de los nuevos obispos, que han tapado el sol en la Tarraconense. Meneses se deja querer. No ha hecho ningún gesto para distanciarse de la oculta mano del integrismo que le ensalza y le corea.

“Nuestro bien amado don José Ángel, dicharachero, no fúnebre como Nostach –escribe en su diario un germinante monseñor- es la esperanza de una Iglesia inmaculada, rebosante de vocaciones, de jóvenes besando las sotanas y los manteos, de procesiones recuperadas, que harán parar una circulación pagana, y los agnósticos, ex practicantes e incluso ateos se arrodillarán en plena calle cuando pase el Santísimo, custodiado por la Guardia Civil o por un grupo de zapadores. ¡ Oh tempora, oh mores!

Serán el revival de aquellos tiempos y de aquellas costumbres nacional-católicas que la Unió Sacerdotal , Jubany, Nostach, e incluso Carrera, arrinconaron en el desván. ¡Oh los tiempos de don Marcelo González!, adalid de la ortodoxia, machacado por los malditos catalanistas, aunque vayan a misa, pero son secularizadores y peligrosos. No quiero morir sin ver al cardenal Saiz Meneses en la catedral levantando a las masas, convertidas a nuestro Catolicismo”.

¿Qué pasó el 18 de mayo? Antes de las doce Germinans anunciaba que daría noticias. En los demás obispados la curia trabajaba y los prelados estaban en Babia. Y a las doce o'clock se anunció que mosén Salvador Cristau era el auxiliar de Terrassa. Júbilo en el círculo de Saiz Meneses, pero los fieles no hicieron una pequeña manifestación ante la Basílica del Sant Esperit. A los pocos minutos Germinans ofrecía en dos folios la biografía del nuevo obispo . Lo sabían de antemano por Meneses, que es su confidente, él o algunos de sus fieles testaferros, conchabados con Germinans. Y, como es habitual, el Papa del integrismo español, Francisco José Fernández de la Cigoña , Paco Pepe para los amigos, anunció minutos antes que se produciría un acontecimiento en su amada Cataluña. Paco Pepe y sus amigos cuarteleros de Germinans actúan en connivencia, bajo la misma bandera y una estrategia común: aupar a Saiz Meneses para salvar a la Iglesia catalana del oprobio. [...]

En otra ocasión, al alabar la labor de Don Marcelo en Toledo, seminario donde estudió Saiz Meneses junto al actual arzobispo de Oviedo, Sanz Montes, y donde conoció al toledano Don Demetrio Fernández, actual obispo de Córdoba, los mismos paranoicos del artículo anterior escribieron:

Terrassa es el nuevo Toledo (23/octubre y 3/noviembre 2010) 

[...] Como contraste está la otra cara de la moneda: aquellos a los que veneran y consideran impecables. Tenemos un ejemplo reciente en el artículo del 17 de agosto: “Es Terrassa, no Toledo”. Para ellos el hecho de que Saiz Meneses y Cristau estudiaran en Toledo para acabar medrando y “triunfando” en Cataluña es sólo una anécdota. En Toledo, bajo el reinado de don Marcelo, el búnker formó a los seminaristas y fomentó su ambición para salvar, donde fueren, a una porción de la Iglesia española. Y con esta misión actúan en Terrassa. 

Veamos algunas citas germinantes que llegan a la idolatría de Meneses , el salvador (futuro) de la diócesis de Barcelona y presumible líder integrista de la Iglesia en Cataluña: “La diócesis de Terrassa es la más dinámica y fecunda de la Cataluña actual. Un seminario que, con sólo tres años de antigüedad, ya ha superado en número de seminaristas al de toda la vida de Barcelona (…) Una labor de Caritas con más voluntarios que Barcelona (…) Sin ninguna oposición. Ni de sacerdotes, ni de laicos. Un auténtico oasis de paz”. Y escriben que a los supuestos progresistas les da “auténtico pavor que en Barcelona se consigan los mismos éxitos que en Terrassa”. Ya dan como hecho que Meneses, su ídolo, su taumaturgo, será el sucesor del cardenal Martínez Sistach. 

Vale la pena hacer algunas apostillas. En primer lugar el seminario, que cuenta con alumnos valiosos, es de aluvión. Para aparentar ante Roma, recoge a todos los que llaman a la puerta. Más de la mitad son extranjeros (especialmente sudamericanos) o expulsados o procedentes de otros seminarios. Dentro ha habido más de un conflicto muy delicado, pero, puesto que no somos “germinantes”, no detallaremos. 

[...] Es evidente que en Terrassa no pueden aplicar el régimen de integrismo militarizado que aprendieron en Toledo. Suavizan el mesianismo salvador y procuran no criticar abiertamente a la diócesis de Barcelona. Caerá como fruta madura, piensan. Pero en el fondo los de Germinans, “ boca d'infern ” (boca de infierno) y de sapos y culebras, que denigran al cardenal Sistach (Nostach le llaman como burla) y a otros sacerdotes no pueden ser quienes catapulten a Meneses en Barcelona . [...] 

Descripción: http://www.opusdei.cat/image/5969377839_aa35bb45441.jpg Germinans Germinabit no es una plataforma de promoción al arzobispado de Barcelona de Don José Ángel Saiz Meneses. Si nuestros adversarios han construido este imaginario es su problema, no el nuestro. Esta web simplemente comenta sus actuaciones positivas y las que a lo mejor no lo son tanto, como su actuación en el tema de los abortos en los hospitales de Terrassa y Granollers, un comportamiento que, quizá por culpa nuestra, no acabamos de ver del todo transparente. Si Roma tiene a bien designarle sucesor de Sistach; bien y si no, también: pues no nació esta web para promocionar a nadie ni con vocación de retirarse en buen momento para no obstaculizar tal o cual candidatura. 

Tenemos que acostumbrarnos a los análisis pausados y completos de la realidad, que para Cataluña no es labor fácil, y rechazar las soluciones facilonas; pues ni el problema exclusivo de Barcelona es el nacionalismo, como se puede llegar a pensar en los retirados y abruptos paisajes del Alto Aragón, en la verde y minera Asturias o en la noble y alfarera Talavera de la Reina ; ni tampoco es cierto que el nacionalismo catalanista no ocasione ningún problema eclesial, como se podría pensar el barrio chic de Sant Gervasi-Galbany-parroquia de Sant Ildefons de la zona alta de Barcelona, o en los exclusivos ambientes convergentes de Sant Cugat del Vallès. Ni las cosas son tan simplistas (e incorrectas) como ha escrito Joan Manel Oller el pasado 22 de mayo en La Torre , diari terrassenc independent i català de Terrassa. 

Que la figura de un pastor santo como Sant Antoni Maria Claret nos ilumine a todos.  

Quinto Sertorius Crescens

17 comentarios:

  1. "...un comportamiento que, quizá por culpa nuestra, no acabamos de ver del todo transparente."

    Transparencia.

    Este es la clave de la polémica de los abortos y, en general, de otros muchos temas eclesiales catalanes en todas las diócesis, eso sí, siempre respetando la confidencialidad, reserva, secreto y discreción legítimas, puesto que la transparencia total es imposible (e ilícita en algunos casos).

    En toda esta polémica de los abortos en hospitales católicos han faltado los elementos fácticos imprescindibles para poder juzgar: esto es la política de transparencia, del cual la Iglesia en Cataluña debería de ser abanderada, y más en el tema de la defensa de la vida y la familia.

    Espero que la polémica haya servido para mejorar el conocimiento de los obispos dentro de los hospitales total o parcialmente católicos.

    Un ejemplo inventado de transparencia nos habría evitado todo este inútil debate:

    "En tal Hospital se vienen practicando abortos desde 1989. Desde entonces hasta la fecha de hoy, se han realizado un total de 18.760 abortos, 15.600 por salud de la madre, 3.100 por salud del feto y 60 por violación, de acuerdo con las leyes del aborto vigentes en cada momento y los protocolos médicos legalmente aplicables.

    Para la práctica de estos abortos, hay un convenio firmado con la Generalidad de Cataluña de fecha 24.06.1988, y los patronos de la junta conocen de estas prácticas abortivas por actas de la juntas de patronato nº 67 de 17.01.1988 y nº 106 de 30.12.1988, teniendo conocimiento puntual de los abortos a través de los informes médicos mensuales y anuales notificados personalmente a dichos miembros a partir del año 1989 hasta hoy, 2012, de forma ininterrumpida."


    REPRODUCCIÓN ASISTIDA, EL TEMA OLVIDADO

    En Cataluña, además de los abortos, está el tema de la reproducción humana asistida, FIVCAT, donde constan los embriones congelados, tema que no suele mencionarse en los debates y polémicas en defensa de la vida.

    Un enlace que ilustra una política de transparencia determinada (han sido un poco garrulos en el FIVCAT, pues los datos los tuvieron "congelados" durante años)

    www20.gencat.cat/docs/salut/Home/El%20Departament/Indicadors%20de%20salut/Indicadors%20generals/Reproduccio%20humana%20assistida/documents/fivcat2006.pdf

    ResponderEliminar
  2. El largo artículo me produce perplejidad. Se trata de una defensa a ultranza de una persona, Mons. Saíz, que no necesita defensa alguna.
    Tantos adjetivos, tantas valoraciones, producen el efecto contrario. "Dime de qué alardeas..."
    La cansina repetición de los grandes éxitos del Seminario mayor de Terrassa provocan una actitud de preguntarse ¿por qué? ¿Nadie se ha preguntado de dónde provienen estos seminaristas? ¿Nadie se ha preguntado por el tipo de formación que reciben? Faltaría saber cómo actúan terminado el Seminario. Y entramos de nuevo en una valoración cuantitativa.

    ResponderEliminar
  3. Los que sepan un poco de catalán que lean esta entrada del Diario 9nou y se quedarán de piedra http://www.el9nou.cat/noticies_v_0/25036/vatica_recomana_parroquia_granollers_quedar-se_patronat_l%E2%80%99hospital_tot

    ResponderEliminar
  4. Jordi, no vas desencaminado... En el Hospital General de Granollers se realizan abortos de forma sistemática al menos desde 1990, sobre todo eugenésicos -malformaciones del feto- y a veces muy avanzados. Cada semana se realizan una media de cinco o seis. También se realizan abortos a petición siempre que algún especialista del centro o alguna enfermera tenga que hacer un favor a alguien... Píldoras abortivas y esterilizaciones "a gogó". Yo mismo escribí al Obispo hace un año al respecto. Aquí en Granollers es un "secreto" a voces digan lo que digan por ahí.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, tampoco olvidemos que éste no es un tema que se pueda amputar al obispo, ni está en su mano resolverlo.

    ResponderEliminar
  6. El Arzbobispo de Tarragona se llama Jaume Pujols Balcells, no Galceran. Por lo que vemos un artículo muy bien documentado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, ese detalle ya demuestra el tipo de periodistas que escriben estos artículos y la crecibilidad que tienen.

      Eliminar
    2. Se llama Pujol de apellido, no Pujols

      Eliminar
    3. En efecto, error por culpa del portàtil.

      Eliminar
  7. Saiz Meneses a Barcelona? A él seguro que le encararía. Es muy dado al boato, a los pajes y ayudantes, a publicar todo lo que hace. En fin que se postula ddesde hace ya mucho tiempo.
    En ciero sentido se parece a Sistach. Les va el boato. La sencillez evangélica no está hecha para ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saiz Meneses y Sistach no se parecen en nada. Incluso en el tema de los abortos, en el que nosotros hemos sido especialmente críticos con Saiz Meneses (y nuestros buenos palos nos hemos llevado), está claro que la forma de actuar es totalmente distinta.
      Saiz Meneses ha hecho algo, aunque discutible lo que ha hecho o el como lo ha hecho, pero es que Sistach no ha hecho nada. O mejor dicho si que ha hecho, permitir públicamente que un sacerdote abortista continue ejerciendo el sacerdocio.

      Eliminar
  8. Pobrecito el Obispo... Está en el Patronato, pero no puede hacer nada... A mí me dan mucha más pena los niños abortados. ¡Él me da muy poca!

    ResponderEliminar
  9. Lo más jugoso está en la intención que tienen los progresaurios indepes de que el futuro Obispo sea el Abad de Montserrat. Me desternillo.
    Pero como todo es posible, salvo las posibilidades ya pasadas, afirmo: si es el Abad de Montserrat, me hago anglicano. Que por cierto, SU (!!) catedral de San Patricio en Dublín es muy chula.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Catedral de San Patricio de Dublin es anglicana? Seguro?
      Me encantaría Sr. Juan que el Abad de Montserrat fuera Obispo de Barcelona!

      Eliminar
  10. PREMIO DE HONOR DE LAS LETRAS CATALANAS

    La Torre, "diari terrassenc independent[-ista], forma parte de este entramado o entremallado nacional-progresista catalán, junto con los Premios de Honor de las Letras Catalanas, que ha premiado en esta edición al "moine de chambre" del Rey Arturo, el monje benedictino de Montserrat que no viste de monje, Josep Massot i Muntaner.

    En su discurso se plasma la prevalencia de la idolatría de la lengua y la cultura catalanas y la politización de lo religioso, en concreto de la abadía y monasterio de Montserrat, a la política lingüística, cultural y de los paises catalanes por parte de un tipo de catalanismo.

    Una excelente foto del rey y su monje (uno en plan "somos y seremos con ilusión" y el otro "he pillado cacho") se puede ver aquí:

    www.lavozlibre.com/noticias/ampliar/597362/mas-premia-a-su-monje-de-camara-josep-massot


    MURIEL CASALS

    El discurso idolátrico laico a cargo de Muriel Casals puede verse en este enlace. Se destaca la frase "La nostra llibertat és la nostra llengua" [Nuestra libertad es nuestra lengua], en evidente contradicción con la advertencia de Jesús de que sólo "la verdad nos hará libres".

    www.omnium.cat/ca/article/discurs-de-muriel-casals-en-l-acte-de-lliurament-del-premi-d-honor-de-les-lletres-catalanes-2012-4171.html


    JOSEP MASSOT

    El discurso del monje benedictino de Montserrat Josep Massot i Muntaner está en este otro enlace, y refleja esta Iglesia subordinada completamente a la idolatría de los antepasados, la nación, el Estado y la lengua.

    El monje quiere "expressar la meva preocupació" por la situación de la lengua y la infrastructura cultural, preocupación compartida con la unidad territorial de los paises catalanes, necesitadas de una "protección especial" por parte del poder político debido a su situación de debilidad, que puede agravarse con la crisis.

    Más adelante, dice que ha dedicado todos los afanes de su vida a la lengua y a la cultura catalanas, siendo optimista respecto al futuro de las mismas. Entra en política al criticar decisiones lingüísticas de las autoridades de las Baleares y Valencia.

    Esto es un reflejo del nacional-progresismo eclesiástico catalán: dedicación plena y exclusiva a la cultura y lengua catalanas, a los paises catalanes y respaldo pleno a las decisiones políticas de la Generalidad catalana.

    No es una crítica a su producción científica, ni a la cultura o lengua catalanas, sino es una observación de cómo no se les ve una vida de plena dedicación al evangelio y a lo monástico, pues da la sensación de que han sustituido la Palabra por la idolatría de la tierra: política, lengua, cultura, territorio...

    No critican los verdaderos dramas catalanes, como son el divorcio, el aborto y el menosprecio hacia la vida, la religión y la familia. No. Su corazón está en lo político.

    www.omnium.cat/ca/article/discurs-de-josep-massot-i-muntaner-a-l-acte-de-lliurament-44e-premi-d-honor-de-les-lletres-catalanes-4170.html

    ResponderEliminar
  11. Monseñor Jaume Pujol Balcells es un prelado prudente que se encontró con un búnker contrario a él totalmente, sin conocerlo. Las argumentaciones las de siempre: que no se hicieron consultas y que era inexperto en tareas parroquiales y también como obispo, ya que pasaba de ser un mero profesor en Pamplona a arzobispo de una tajada. La real era su pertenencia al Opus Dei. Actos de plegaría en iglesias y santuarios promovidos – entre otros – por un movimiento llamado Juan XXIII cuyos principales capitostes en mi tierra (que cabrían en la palma de mi mano) han conseguido que de las parroquias en las que tiene influencia no haya salido ni un seminarista en 50 años. Y a las objeciones digamos que religiosas se añadieron las políticas. A los de “la seba” no les agradaba para nada la idea. Lo recibieron castellers y elementos festivos de espaldas a la entrada de la catedral. Y el “obispable” del clero establecido, el Vicario General Mn. Miquel Bárbara lo sometió a su particular Jura de Santa Gadea. Fórmula estrambótica y poco amable que provocó que el Cardenal Antonio María Rouco Varela preguntara quien era ese “gili.....” que afrentaba de tal manera al nuevo obispo. Muy cauto, y con el estigma de su pertenencia al Opus, mantuvo con inteligencia al Vicario General los primeros años; y ya a los pocos días los que antes protestaban organizando actos de protesta sin dar la cara, ahora iban pasando por su despacho para mostrarle pleitesía. Se ha ido montando su propio equipo de colaboradores y ha dado un gran cambio a la archidiócesis en cuanto a administración, restauración y aprovechamiento de inmuebles. En este aspecto la ha puesto el día y está irreconocible. Es una persona cercana, trabajadora incansable, que gana en el cara a cara, pero que no ha podido con la “crosta” tan bien establecida y se ha limitado a hacer funcionar a su equipo. Defendió con ardor el nuevo Estatut y no sabrá imponerse en Barcelona, lugar donde le pasaría lo mismo que en Tarragona, pero todavía en mayor medida. Además sería mala costumbre convertir el paso de una sede a otra como algo natural. A pesar de que a la de Barcelona suela conllevar desde hace unas décadas la púrpura cardenalicia, la Primada de las Españas es Tarragona y, en el fondo, aunque solamente sea por historia (que habría que volver a hacer prevalecer, y así, de paso, se acabarían los pavoneos Arzobispado-Generalitat) pasar de Tarragona a Barcelona no es ascender, sino descender. Que busquen a alguien con más carácter, menos handicaps y más años por delante. Pensar en un pontificado largo hace que todo el mundo se convenza de que "hay que pasar por el tubo".

    ResponderEliminar
  12. Estos periodistas actuales son tan catetos y sectarios, que todos los que no piensan como ellos, enseguida son calificados, de ultras, integristas y lo que haga falta. Todos estos sectarios son una desgracia para el periodismo la pluralidad y la sana discusión de ideas.

    ResponderEliminar