lunes, 18 de junio de 2012

Sistach apoya a Dívar

Últimamente nuestro cardenal se ha aficionado a ser entrevistado en Catalunya Radio por el pseudo-periodista Manel Fuentes. Que nadie piense que el presentador del programa El Mati le somete a un tercer grado. No sufre nuestro prelado padecimiento alguno, más bien la conversación transcurre por términos muy lisonjeros, acostumbrando a repasar la actualidad más cotidiana, en la que el arzobispo suele desenvolverse con ese estilo llano y menestral, propio de los vendedores de betes i fils. 

Les enlazo el audio de la entrevista realizada la pasada semana. Al escucharla quedé perplejo por la diferente vara de medir que utiliza monseñor Martínez Sistach ante las acusaciones que pesan sobre el mayordomo del papa y las que se vierten contra el presidente del Consejo General del Poder Judicial. 

Paso a transcribirlas.
Respecto al mayordomo (a partir del minuto 3'20 y después a partir del minuto 6'44): " El mayordomo se llevaba documentación. Es un hecho objetivo. Faltar a la confianza, a la persona que te presta la confianza, es un hecho muy grave, muy grave. Yo esos documentos no los he leído, porque no tengo tiempo. Y no me gustan esas cosas.
Estas cosas duelen a todo el mundo. Estamos al lado del papa, del secretario de estado, pero son cosas humanas. ¿Quién se lo iba a pensar?"
Pero cuando se le pregunta por el caso Dívar, el cardenal modifica el argumento (se puede escuchar a partir del minuto 17,46) : " Yo, mire, creo que la presunción de inocencia es muy importante. Todos lo decimos en teoría, pero hay sentencias que no son de jueces y ya te han condenado. Eso no es bueno, porque una sociedad no puede perder la confianza en sus principales responsables como son los jueces, que tienen un cargo muy importante, como pueden tenerlo también los sacerdotes o los políticos. Necesitamos que haya un respeto a los roles, a los papeles de la sociedad, de lo contrario se pierde la confianza y esta sociedad está muerta. La presunción de inocencia es importantísima"
El entrevistador sólo le preguntaba su opinión sobre los polémicos viajes del presidente del Consejo General del Poder Judicial. Y el cardenal, sin tan siquiera aludir al magistrado, le engarza una disertación sobre la presunción de inocencia y la importancia de respetar los roles de la sociedad. ¡Los roles! Ahí le traicionó el subconsciente. Nuestro obispo ha tenido siempre un elitismo muy subido de tono. No se trata de clasismo, que él es hijo de un viajante de comercio que tenía una torreta en el Guinardó, sino de elitismo. Siempre ha sido un hombre encegado por el poder. De ahí la frase, cuando fue distinguido con la púrpura: " De cardenal a cardenal va zero" En su mentalidad no cabe ni tan siquiera la sospecha respecto a aquellos que ostentan un alto cargo, sea judicial, político o eclesial.

Ahora bien, ese sumo cuidado, esa defensa exagerada, no se produce con el mayordomo del Santo Padre. Allí no cabe la presunción de inocencia. El rol del asistente es mínimo. Se trata de "hechos objetivos". Ya está condenado. Aunque lo haya condenado la sociedad y no los jueces.

Pero las contestaciones de Sistach me seguían dejando perplejo. Admito la filípica contra el mayordomo. Pero esa encendida defensa de los roles de la sociedad, cuando se le preguntaba por Dívar no llegaba a entenderla. Y barruntaba: ¿Será por la destacada militancia católica del presidente del CGPJ? ¿Por su conocida amistad con el cardenal Bertone? ¿Por qué entre los viajes investigados a Dívar se hallan dos visitas a Barcelona? ¿Necesita el apoyo del poder judicial ante alguna actuación suya ante los Tribunales? Demasiado rebuscado. Más bien llegué a la conclusión de que Sistach seguía la máxima de su mentor, el cardenal Jubany: "Fuerte con los débiles y débil con los poderosos"

Eso sí, sus declaraciones no merecerán la reprobación de los medios políticamente correctos. Imagínense lo que habría sucedido si las hubiere pronunciado un Rouco, un Reig, un Romà Casanova o incluso un cardenal Carles.

Oriolt

25 comentarios:

  1. Excel·lent article

    ResponderEliminar
  2. Detrás de su buenismo y su buen rollo -para los que él quiere, claro- es un Cardenal medieval, como tantos otros. Piensa que la sociedad sobrevive gracias a los que forman esa élite: políticos, jueces, cardenales, el brazo secular y el religioso. "Los que detentamos el poder estamos llamados a entendernos". En cambio, el pueblo es desconfiado, fanático, hay que mantenerlo engañado, en la inopia y los pocos que se rebotan... ¡están locos!

    ResponderEliminar
  3. Creo que rizas el rizo. No nos gusta el cardenal M. Sistach, no nos identificamos con él. Pero lo grave de él no está en estas opiniones mundanas sinó en el ejercicio de su ministerio en su diocesis.

    Poco o nada vale lo que pueda decirle cualquier obispo de la Iglesia a la sociedad y a la política si es incapaz de mantener el orden en su casa. Que se preocuper primero de su casa y así, después, podrá contribuir mejor al buen mantenimiento de la comunidad de vecinos. Y esto no sólo sirve para M Sistach sinó para todos. No sé cómo anda el tema de Entrevías en Madrid.

    ResponderEliminar
  4. No me extraña que con ese talante estos personajes se encuentren tan a gusto en los Patronatos de hospitales abortistas. En el Patronato son "alguien", la institución, su presencia almibarada... El aborto no deja de ser un "daño colateral", lógica consecuencia de la convivencia democrática, algo inevitable... Hay bienes mucho más grandes que conservar: el posicionamiento socio-político, el primer lugar en la sinagoga... ¡Qué tíos! Y encima van dando lecciones... Sistach, sí¡y el otro también!

    ResponderEliminar
  5. Martínez S. simplemente defiende los privilegios de la casta, del poder. Él también se siente autoridad, poder infalible. No se puede criticar a quien ha llegado a tan alto puesto, haga lo que haga, por qué lo fundamental no son las buenas obras que puedan ejercerse por dicho cargo, sino el mismo cargo, el poder que dimana de él. Por eso no admite la crítica, la discrepancia. Al fin y al cabo ¿Cómo van a poder meterese con obras y con sus acciones si él es su emniencia, si es un príncipe de la Iglesia? Lamentable.

    ResponderEliminar
  6. Pocos cometarios hoy. Será que la genre está ya más que harta de que un dáia sí y otro también salga el Sr. Arzobispo de Barcelona? Qué fijación. Cambien de "xip" O es que no saben dec ir nada más?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos últimos días se ha hablado más del obispo de Terrassa que del de Barcelona.
      Quizá el que tenga que cambiar el chip es usted, que no sabe decir otra cosa, que decir machaconamente que sólo hablamos de Sistach.
      Que si sólo hablamos de Sistach, que no sabe lo que haremos cuando no esté Sistach, que si no estuviera Sistach tendríamos que inventarlo...
      Usted si que tiene una obsesión con Sistach

      Eliminar
    2. Porque no baneáis al pesado este, siempre diciendo lo mismo y nunca comenta ni una letra de lo que se dice en los artículos. Es un "troll" que siempre repite la misma cantinela

      Eliminar
    3. hasta que vaya al Juicio divino, tendrá nuestro juicio con la fuerza y sabiduria que nos de Dios, y TODOS LOS DEMOLEDORES del Inicuo DEL CATOLICISMO Y LA IGLESIA.

      Eliminar
  7. De momento, Pep, lo que pasa es que sus Eminencias episcopales no se enteraron y -de momento- niños en Hospitales participados por la Iglesia mueren asesinados y personas de buena voluntad se escandalizan. Eso de momento... Por eso, -de momento- no vamos a salir, no vaya ser que -por un momento- se pierdan sueldos, prestigio, subvenciones... que hace un momento hacía mucho frío ahí fuera. A sus Eminencias les entran las prudencias. ¡Un mal de altura!

    ResponderEliminar
  8. El caso de Divar es muy parecido al de Sistach, ambos son catoliquísimos, ambos tienen un puesto de gran responsabilidad. Pero ambos se piensan que por ello son intocables y pueden hacer lo que quieran, que están por encima del bien y del mal.
    A Divar se le ha acabado el chollo, y a Sistach no le falta mucho, aunque eso sólo depende de Roma.

    ResponderEliminar
  9. Hay que ver lo bien que se lleva Sistach con Catalunya Ràdio, y concretamente con ese imitador de famosos convertido en falso periodista que es Manel Fuentes.
    No olvidemos que Manel Fuentes es uno de los muchos "famosos" que colabora activamente con las actividades que se organizan de apoyo al Pare Manel Pousa, más conocido popularmente como "el cura abortero".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aqui tienen una foto para que se vea que el "amiguito" de Sistach es también "amiguito" de ese conocido sacerdote

      http://barnafotopress.files.wordpress.com/2012/06/fuentes-i-pare-manel9.gif

      Eliminar
    2. Vestir el cleryman es señalar la servidumbre de la Iglesia y el sacerdocio ante un poder adverso y para esto está el Pater para administrarnos los Sacramentos y no vestir a sí de "campechano progre". Una falta de respeto sin duda.

      Eliminar
  10. Pues yo en este caso le doy la razón a Sistach. Me parece que no hay parangon entre los 2 casos. El mayordono del Vaticano fue sorprendido con las manos en la masa, por tanto, presunción de inocencia no cabe.
    En el caso de Divar, ya era hora que alguien le defienda. Porque todo el caso ha sido una campaña orquestada desde el Pais, y el juez amigo de Garzon y seguida por El Periodico y La Vanguardia. Los medios y la gente de este pais ya ha sentenciado culpable a Divar, mientras la fiscalia no ve delito. Es un claro caso de acoso mediatico izquierdista, al que Divar cometerá el error de sucumbir.

    ResponderEliminar
  11. abogado en ejercicio20 de junio de 2012, 10:50

    El Sr. Dívar ha defraudado la confianza de ZP que le nombro con el visto bueno de Mariano Rajoy, y la de sus compañeros de profesión profesionales del derecho y la justicia.
    Primero: sus explicaciones y conparencia pública fueron peor que lo que se queria tapar.
    Segundo: algunos medios se encarnizan con él por ser de creencias religiosas (no pertenece al Opus Dei, como dicen algunos) sino a una asociación de culto a la Eucaristia. Y le gustan y asiste a las procesiones de la Semana Santa.
    Tercero: utilizo aprovechandose del cargo (como tantos desgraciadamente hacen del PP, PSOE, IU, CiU, PNV,...) dinero público para cuestiones y gastos privados. Por tanto aquí habria una falta de ética profesional. Junto con la utilización del coche oficial y guardaespaldas que también es gasto público en actos privados.
    Cuarto: estos fines de semana en hoteles, restaurantes,... no son sino "encuentros" con un hombre (el jefe de sus guardaespaldas). Puede que en eso no hay delito fiscal. Pero desde el punto de vista de la moral católica, ya me diran.
    Una periodista conocida de TV investigo el caso, y después otros colegas suyos y varios portales de internet dan más detalles del caso.
    Es una lastima que un jurista de su categoria, termine su carrera profesional y moral de esta forma, pero el jueves dimite, y ya esta tramitando su pensión según consta en medios de la fiscalia general del Estado y del mismo CGPJ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Divar se fue con un guardaspaldas a estos viajes, pero de aquí a sugerir que había rollo sexual entre ellos, como hacen algunos medios, me parece un grado más de indecencia a todo la calumnia que han montado.

      Por otro lado si la fiscalia no ve delito, me parece que el juicio paralelo que le han montado algunos, es un simple linchamiento.

      Eliminar
    2. Fred, por favor, que ya somos mayorcitos y no nos gusta que nos tomen por estúpidos. Para empezar entre cargo público y personal a su servicio -sea cual fuere este servicio- tiene que haber una distancia de respeto, lo mismo en una empresa o en el propio servicio doméstico, porqué si no las cosas no acaban bien, y éste es el caso. Sus enemigos en el Consejo, que los tiene y, viniendo de ese bando, siempre son implacables, saben que lo tienen cogido no por el gasto dinerario derivado de sus viajes sino por su acompañante y todo lo que moralmente dimana de ello. Si fuera por el dinero él se habría defendido haciendo público lo que gastan sus compañeros y seguro que los que más chillan tendrían que calar, pero sabían que lo tenían atrapado por el lado moral y por eso ha dimitido. Y que todo ha sido por motivos políticos y personales no me cabe duda, pero "qui no vulgui pols que no vagi a l'era" .

      Eliminar
    3. Anónimo: me parece que de tan mayorcito que eres, que te has montado tu solo una pelicula X, donde no la había.
      Divar ha dimitido porque sus amigos le han dado la espalda, no porque tenga nada inmoral que ocultar.
      En un país donde la homosexualidad está de moda, ya me dirás que tendrían que reprocharle los ultraprogres a Divar, si fueran ciertas tus imaginaciones.

      Eliminar
    4. Y los niños vienen de París, los Reyes nos traen regalos y El Coyote algún día pillará a Correcaminos, ¡Pip, pip!

      Eliminar
    5. Y las calumnias son una virtud, y los chismes dichos por determinados periódicos y/o periodistas adquieren la categoria de verdades irrefutables que no necesitan prueba alguna.

      Eliminar
    6. Rectificar de sabios y pedir perdón lo justo y necesario. Hoy he escuchado al Sr. Dívar en la Cadena Cope. Tengo que decir que por primera vez le he oído hablar con toda franqueza y defendiéndose de las acusaciones. Lo he visto como una persona buena, que sabiéndose inocente se negaba, casi por principios, a defenderse. Y con la intervención del Director de El Mundo, P.J. Ramírez, me ha acabado de quedar claro que en realidad ha sido un linchamiento político. Incluso ha traído a colación ejemplos parecidos de gastos más o menos justificables en según que cargos. También ha quedado claro que si lo dicho hoy por Dívar hubiese sido expresado al inicio del caso, todavía estaría en su puesto. Los medios, o mejor, algunos medios de comunicación, pueden embarullarlo todo por intereses políticos. Yo he caído en la trampa, lo reconozco y le pido perdón al Sr. Dívar y a tí, Fred. De verdad que lo siento.

      Eliminar
  12. Alucinante el artículo de hoy:nuestro cardenal no debería meterse en berenjenales como tal."El que esté libre de pecado que arroje la primera piedra".¿Por que es católico? no tiene sentido su critica.

    Si el Sr.Divar fuese ateo,agnóstico no haría ud. ninguna declaración a favor o en contra.Me parece bien que sea católico,ya se encargará el Señor en rendir cuentas en el reino de los cielos,pero aquí la justicia civil es quien decide.Se le piden explicaciones, que es lo menos que debe dar un cargo público y si no convencen, pues que devuelva el dinero.Yo creo que dice la verdad,porque las altas esferas tienes una dietas,gastos que nosotros sabemos sólo salen cuando uno estorba.Ojalá me equivoque y no tenga el hombre nada que ocultar pero presiento lo peor.Esto es POLITICA.
    Cada cual saque su conclusión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lee bien el articulo, a Sistach le preguntaron sobre Divar, no fue él que sacó el tema.

      Eliminar
  13. Un obispo puede apoyar a Divar, pero yo tambien debe apoyar una Justicia independiente y fuerte en un estado de derecho, primero contra el nazicatalanismo excluyente que impera en CAT y se expandió a Baleares y Valencia... y que se ponga a Rub-al-khaba en la carcel por el faisan, a Blanco por el campeon, y A GARZONETE POR COHECHO Y FAVORECER A BOTIN conferenciando en NY... si no, esto se acabó y veremos cual es la Justicia... en la que La Iglesia no habrá sabido estar ni ser voz.

    ResponderEliminar