domingo, 20 de mayo de 2012

Despedir un padre de familia por “sospechoso de germinancia”: El caso de Pablo Ginés

Descripción: http://www.germinansgerminabit.org/deomnibus2012/deomnibus2012_clip_image001_0000.jpg
El periodista de "La Razón" Pablo Ginés
La Iglesia, los libros sapienciales de la Biblia y la Carta del Apóstol Santiago, siempre han predicado contra la maledicencia y el rumor. En los Diez Mandamientos se enseña: “no levantarás falso testimonio”.  Es lógico: no sólo se ofende a Dios, sino que se daña a personas inocentes.

La cultura de paranoia y caza inquisitorial contra Germinans alcanzó un hito histórico en octubre de 2007 cuando, contra la enseñanza bíblica, se difundió un libelo anónimo (firmaban sólo como “Presbíteros y laicos de Barcelona, Terrassa y Sant Feliu”) con una lista de sospechosos de “germinancia”. Esta lista ha hecho daño a varias personas y no hizo más daño porque Dios no quiso. ¿Quién la elaboró y con qué criterios?

Los autores decían “tenemos no sólo indicios sino pruebas e indiscreciones”. Y añadían: “si alguien [de los acusados desde el anonimato] no tiene nada que ver que proteste desde el Foro Jai, que se desvincule públicamente de Germinans y que se desmarque abiertamente”.

En la nota había dos categorías: los “sospechosos” (11 curas de lo más diverso) y un laico que “no es sospechoso sino bien evidente, porque os hace de líder logístico; es Pablo Ginés Rodríguez, nacido en agosto de 1974 y casado con una señora rusa. Él es el responsable de la web de E-Cristians, de Josep Miró i Ardèvol”.

En Germinans sorprendió la acusación, como quedó claro el 30 de octubre en el artículo “El llepa y la señora rusa”. Pablo Ginés nunca formó parte de Germinans, ni mantuvo ninguna relación, ni conocía a los integrantes.  Lo único que le relacionaba con Germinans era una carta que envió a la web defendiendo la función de los diáconos permanentes

No sólo Ginés no era líder logístico de Germinans, no sólo no tenía relación con Germinans, sino que en 2007 no tenía tampoco ninguna responsabilidad en la web de E-Cristians, aunque de 2001 a 2004 había escrito noticias en ella. ¡Hasta en eso se equivocaban los “informadísimos” inquisidores anónimos! Sí que era redactor y periodista en ForumLibertas, el diario digital impulsado por E-Cristians.

Esta acusación anónima y falsa estuvo a punto de dejar en el paro a la familia Ginés, con sus niños de 5, 3 y medio año de edad, cuando en octubre de 2008 el periodista se mudó a Madrid para trabajar en la sección de religión La Razón.

Como el mismo Ginés explicó en su segundo contacto con la web de Germinans, 5 años después del primero,  “me mudé a Madrid en 2008 cuando se me invitó a escribir en La Razón porque, aunque estaba bien en ForumLibertas, me sentí llamado a llegar a más lectores”. “De hecho, La Razón es el único diario con una página casi diaria de Religión”.

Ir a Madrid no era cómodo para Ginés y su familia. En Barcelona quedaba el apoyo que dan los abuelos y los parientes cuando se tienen tres niños pequeños. También dejaban atrás una comunidad de oración carismática y fraternidad muy viva, con su grupo de matrimonios jóvenes que vivían en un mismo barrio y se apoyaban en lo práctico y lo espiritual. Dejaba atrás varios proyectos de evangelización. Y sus clases de Doctrina Social en la Universidad Abat Oliba. Y su esposa dejaba su empleo por seguir a su marido. Económicamente, el traslado a Madrid no era una ganancia. Y se cambiaban los horarios razonables de la redacción de ForumLibertas por los psicodélicos horarios de tarde-noche-madrugada y “fines de semana también” de un periódico nacional. Pero era un tema vocacional: para Ginés era un servicio a la Iglesia, porque desde Madrid podía hacer llegar historias inspiradoras de fe a más personas.

Descripción: http://www.ara.cat/comunicacio/Francisco-Marhuenda-director-Razon_ARAIMA20120509_0094_20.jpg
Francisco Marhuenda
Lo que el periodista barcelonés no sabía (lo supo recientemente) es que al poco de llegar él a Madrid, el director de La Razón, Francisco Marhuenda, recibió órdenes de sus superiores en el Grupo Planeta de despedirle, por petición de Sistach.
El cardenal había hablado con los grandes directivos de Planeta para pedir el despido de un padre de familia y dejar a una familia con tres niños pequeños en la calle, en una ciudad extraña, por un simple rumor anónimo. Que, además, Germinans ya había desmentido.
Hay que señalar la gravedad del hecho porque Sistach conocía (poco, pero algo) a Ginés y a sus padres, por haber sido feligreses suyos en el Guinardó, en la Parroquia de Mare de Déu de Montserrat, donde fue él vicario. El cardenal nunca pidió una cita al periodista, que creció escuchando sus misas en el Guinardó de los años 80. Nunca quedó con él para preguntarle si era de Germinans, ni qué pensaba del libelo anónimo. Es feo que el cura de tu infancia, cuando llega a cardenal, busque quitarte el empleo por meros rumores.

Más feo aún: el 29 de abril de 2008, seis meses después del anónimo, Pablo Ginés había acudido con una delegación de la Renovación Carismática al arzobispado para invitar, según es costumbre, al cardenal a la asamblea carismática de Cataluña que se celebra siempre en otoño [véase en abril 2008 ].

Allí el periodista se presentó, le recordó que era “de Mare de Déu de Montserrat, que mi madre aún dirige los cantos en misa de una” y el cardenal, cordial le preguntó por ella y recordaba su nombre. Apenas medio año después Sistach estaba pidiendo a Planeta que le despidiesen. Jamás intentó contactar con el periodista ni aplicar aquello de Mateo 18, 15-20: “Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos”. Creído el bulo sin más investigación, quería su cabeza.

El cardenal Sistach, a su derecha Mn. Albert Sols,
tapado parcialmente por el Canciller Mn. Sergi Gordo
Más aún, entre la red de investigadores que Sistach había levantado para cazar “germinantes”, estaba mosén Albert Sols, sacerdote bueno y generoso… y antiguo juez civil. Que además era entonces rector en Mare de Déu de Montserrat del Guinardó. Mosén Sols, por orden de Sistach, se dedicaba a preguntar a la madre del periodista “por si Pablo, que sabe de estas cosas, conoce quienes son los de Germinans”. Tiempo perdido, porque Ginés no tenía ni idea y sigue sin tenerla.

La única razón por la que la familia Ginés no quedó en la calle al poco de llegar a Madrid es que el periodista no dependía directamente de La Razón, sino de la empresa de contenidos de Álex Rosal. Cuando el director del periódico, Marhuenda, pidió a Rosal que despidiese a Ginés por “germinancia”, Rosal lo defendió e insistió en que el redactor no era de Germinans.

Marhuenda tanteó también a Ginés en la redacción: “oye, Pablo, ¿tú sabes quién son esos de Germinans?” A lo que él respondió que ni idea, que era un secreto secretísimo, pero que todo el mundo los leía en Cataluña y eran una fuente de información más a tener en cuenta. “Pues el cardenal Sistach está muy enfadado con ellos y no queremos enfadar al cardenal”, dijo Marhuenda. Lo que Ginés no sabía entonces es que los superiores de Marhuenda acaban de pedir su despido por presiones de Sistach. Sólo la firmeza de Rosal al defender la verdad (que Ginés no sabe nada de Germinans) permitió que aún hoy escriba en La Razón.

Por supuesto, Sistach, que se ha cruzado en pasillos de la Conferencia Episcopal con Ginés varias veces cuando hay Plenaria, nunca le ha pedido perdón por haber pedido su despido en base a falsos rumores, que además desde Germinans siempre se negaron. De hecho, nunca le dirige la palabra.

Si Sistach ejerció estas presiones en el Grupo Planeta… ¿cómo debieron ser las que ejerció contra Josep Miró, presidente de E-Cristians, cuando él era el empleador de Ginés, entre octubre de 2007 y octubre de 2008? Sabemos que Miró desaconsejó a Ginés cualquier relación con Germinans en dos ocasiones: cuando publicó su carta sobre diáconos en junio de 2007 y cuando salió el libelo anónimo en octubre de 2007.
No sabemos si Sistach ya pedía la cabeza del inocente periodista por ese entonces a Miró, pero conociendo cómo operan ambas personas, parece probable que pasase: que Sistach pidiese el despido de Ginés y que Miró se negase en redondo y probablemente alarmado del grado de obsesión inquisitorial del cardenal.

Pero vamos a lo que interesa a nuestros lectores: ¡la rusa!

Descripción: http://www.focnou.cat/img/dinamicas/FNjuliol01.jpg
Portada de la revista de Llisterri
sobre el encuentro de jóvenes aludido
Efectivamente, la señora de Ginés es rusa y conversa, bautizada de adulta en Mare de Déu dels Desemparats en L’Hospitalet, para alegría de mosén Valentí Balaguer y de la Iglesia universal. Los niños les salen todos rubitos y de ojos azules, muy monos. Pero, ¿cómo sabían de la rusa los autores del libelo en 2007?

No lo sabemos. No por Internet, creemos. Pero sabemos una cosa: en 2001 se celebró un encuentro llamado “Trobada de Joves Cristians de Catalunya” al que acudieron Ginés y su esposa. Aún no conocían la Renovación carismática y buscaban algún tipo de comunidad de fe. Los jóvenes de aquel encuentro (unos 90) militaban casi todos en el nacional-progresismo. En el “grupo de trabajo” sobre medios de evangelización coincidieron por primera vez dos periodistas de eclesialidad poco compatible: Jordi Llisterri y Pablo Ginés. Llisterri hablaba de cómo usar la prensa católica contra el cardenal Carles y, en general, la jerarquía. Ginés, de cómo usar la prensa para evangelizar a los alejados, sin rebajas en moral ni doctrina, pero de forma atractiva.

Ni que decir tiene que los Ginés no pasaron desapercibidos en aquel encuentro nacionalprogresista: hablaban en castellano, ella era extranjera, él siempre levantaba la mano para llevar la contraria y eran los únicos que tenían una Biblia, que además citaban en sus argumentaciones. Más aún: el primer artículo de Ginés en la web de E-Cristians fue una crónica muy crítica con este encuentro. Parece que Llisterri o alguien más de ese encuentro recordó a “Ginés y la rusa”… y alguien lo puso después en el anónimo de 2005 que casi deja a una familia en la calle.

Pablo Ginés, recibió justamente esta semana hace un año el Premio Lolo de Periodismo Joven de la Unión Católica de Informadores y Periodistas.

Поздравляем Павла. (Nastrovia, Pablo!)
¡Felicidades, Pablo! Per molts anys, noi! 

Prudentius de Bárcino

39 comentarios:

  1. Queridos amigos de Germinans. Tengo que morderme la lengua para no aplicar el calificativo justo que ese obispo merece. Lo padecí en carne propia. Y si el artículo de Taltavull que hoy aparece en la Hoja Dominical me había hecho reflexionar, siempre es bueno hacerlo, a second thought que dicen los ingleses, por si anduviera yo equivocado, la lectura del artículo de Prudentius me ha sacado de cuitas. es más, y lo siento mucho, veo puro maquiavelismo en su incorporación en esa página volandera que sólo saca espacio suficiente en castellano cuando se trata de la declaración de la renta. A lo que iba. Me ocurrió en uno de mis primeros trabajos con Carlos Barral. Acababa de entrar él como director editorial en una empresa de la que luego salió, vía judicial mediante, por injurias. Barral removió su influencia, cargo y dinero para que me echaran de la empresa porque me defendí ante una pifia suya que me atribuyó a mí. Despedirme era quedarme en la calle con dos hijos pequeños de dos años y un año. La "gesta" de este purpurado me ha hecho recordar las angustias y ansiedades que pasé aquel año de 1975. Los progres y los... se unen y ceban en la persecución del débil. Que nadie me venga hablando de caridad con el obispo si se ha portado de esa vil manera. No tengo motivos para separar su comportamiento del que sufrí con otro actuante. Este acabó empapelado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Barral por lo que cuenta mi padre era un personajillo, un don nadie. Estudio con el en los jesuitas de la calle Caspe en los años 40. Un segundón.

      Eliminar
  2. lo que no se entiende es como a estas alturas y con lo que se va sabiendo Roma no ha actuado "ya"mandando al menos un Coadjutor para la archidiócesis,a otros ya se lo mandaron en sus respectivas....

    ResponderEliminar
  3. Lo de Sistach es la historia interminable, pero caduca al fin y al cabo. Sin embargo, ahí está Meneses que parece que nunca rompió un plato... con dos hospitales abortistas (Granollers y San Celoni) y sacando pecho, encima. Esperando los restos desabridos del "banquete" barcelonés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta historia de la caducidad y de que en 10 años quedaremos libres de estos sacerdotes fracasados que tergiversaron el Concilio Vaticano II, y han dejado la Iglesia en Cataluña hecha un erial, me la contaba un sacerdote joven, preparado, serio y trabajador que..hace dos años que lo ha dejado no sé si para volver o no volver. La Iglesia de Roma debe actuar ahora que todavía queda algo.

      Eliminar
  4. Hace años que leo Germinans Germinabit. Creo que en ocasiones son crueles con algunas personas consagradas, lo que aún pudiendo tener razón no me parece bien o mejor, no me parece católico.

    Conozco algunos sacerdotes. Los que me parecen mejores me traen a la mente: "seguro que leen Germinans" o incluso "seguro que escriben en ella".

    Tras leer este artículo me pregunto: ¿estaré delinquiendo al leer Germinans Germinabit? No tengo conciencia de ello, pero ¿lo estaré haciendo?

    Porque Germinans no va más allá de expresar opiniones, a veces más o menos crueles o duras, pero sólo expresa opiniones bienintencionadas ¿verdad? ¿o practican ustedes alguna actividad inconfesable de carácter terrorista o semejante, que el Obispado no quiere denunciar por prudencia?

    Yo les leo y reincido. Y he leído al Cardenal Sistach en la Hoja Dominical y también he reincidido, e incluso lo he citado, para bien, claro.

    Soy un petardo de católico. Espero que muchos de los católicos petardos, que somos tantos, estén en la higuera de todo esto. No es bueno tanto detalle. Quizás debería ajustarse todo eso en el mundo diplomático de tantas personalidades del catolicismo laico y religioso que gestionan lugares de internet tan importantes. Y en sus respectivos ámbitos de influencia.

    Perdonen mis explicaderas tan pobres. Confío en que sus entendederas compensen esta deficiencia. Más que un comentario, ha sido una evasión. Gracias.

    Un saludo cordial

    ResponderEliminar
  5. Espero que esta sección de damnificados por los palos de ciego contra Germinans, no acabe aquí.
    De la relación de sacerdotes, falsamente involucrados que corrió por internet, creo que cada uno de ellos, merece un artículo.
    Se ha hecho mucho daño a sacerdotes inocentes, simplemente por sospechas levantadas sin fundamento.
    Conozco alguno, que sin tener nada que ver, por salir su nombre, lo ha pasado mal.
    Y ese proceder es vengativo y cruel.

    ResponderEliminar
  6. Claro que sí, ¡felicitaciones a Pablo Ginés y su familia! Ameno y revelador este artículo, aunque también (no por el Cardenal Sistach de quien sabíamos antes de leer Germinans por 1ª. vez), apena recordar rivalidades entre grupos católicos. Mientras, el enemigo avanza ‘legislando’ contra, ‘prohibiendo’ la palabra de nuestros verdaderos pastores y laicos probos, y proyectando ‘muy en serio’ la inanición económica de la Iglesia. Horacio Castro.

    ResponderEliminar
  7. Vaya pandilla,si es verdad todo lo que decis,éstos hechos rondan la delicuencia.
    Que triste todo ésto,en lugar de cuidar a sus ovejas éstos pastores se convierten en lobos para devorarlas.
    Entiendo que son humanos y tienen defectos como todos pero una vez cometido el acto y aclarado lo minimo que se puede hacer es pedir perdón a su victima

    ResponderEliminar
  8. Así que los anti-GG también son anónimos:


    - El número indeterminado de presbíteros y laicos que firmaron el 2007 la lista KGB de sospechosos de germinancia yanqui.

    Ejemplar y bonito método gulag la de desmentir su pertenencia "con nombre, DNI y domicilio, foto adjunta" en la comisaría del pueblo más próxima. Autodescartándose, permite al KGB el crear una siguiente lista que, mediante sucesivas listas y repetidos autodescartes indefinidos, consiguen dar a Stalin una lista definitiva de enemigos del pueblo, con la única prueba de que "no se han autodescartado" en tiempo y forma debida. Olé tu democracia.


    - Los 17 Hijos del Concilio, 17 sacerdotes anónimos-anónimos que, en el 2011, entre otras cosas, dicen que abominaron ya en 1968 de la encíclica "Humanae Vitae", entre otras lindezas y descalificaciones directas e indirectas a Pablo VI, Juan Pablo II, Benedicto XVI y al cardenal Carles.

    FILLS DEL CONCILI
    Retrat d'una generació de capellans
    ESTRUCH I GIBERT, Joan | FONS I DUOCASTELLA, Clara
    ISBN 9788499790411
    Mediterrània, 2011


    - A este conjunto de anónimos se les puede aplicar las palabras del Obispo auxiliar de Barcelona, Sebastià Taltavull i Anglada, de su artículo "Transparencia comunicativa" en Vida Nueva:


    "...otros [los hijos del concilio, los de la lista KGB] caen continuamente en aquello que Jesús siempre censuró: la injuria, la difamación y el juicio condenatorio, contando a la vez con grupos mediáticos que les dan cobertura.

    Esta última actitud no tiene justificación alguna cuando se hace de la mentira el estilo habitual y la calumnia se cierne sobre personas cuya dignidad es digna de respeto y que han entregado su vida a la misión que les ha sido confiada, llamados a ser, como todo cristiano, un signo visible del amor de Dios.

    ...Hacer lo contrario, atacando sin piedad y desde la cobardía a otros hermanos y hermanas en la fe, vela la transparencia comunicativa, hiere la salud personal y colectiva, impide el acceso a Jesús, va contra su mensaje evangelizador y no respeta el más elemental de los derechos de quienes ven atropellada su dignidad y condenada a quedar siempre herida.

    ...Muchos nos preguntamos con preocupación: ¿cómo ayudar a quienes, bajo el anonimato mediático [los 17 hijos del concilio del 2011, los indeterminados de la lista KGB del 2007], renuncian a toda transparencia y a ser agentes de comunión?."

    www.vidanueva.es/2012/04/27/transparencia-comunicativa-sebastia-taltavull-opinion/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las palabras del obispo auxiliar son como no muy acertadas, pero no dejan de ser en realidad en el lenuaje de la calle ciertamente ingénuas, pues ya quisiéramos dar la cara o hablar cara a cara, pero aténgase a las consecuencias aunque a primera impresión parece que ha colado, en cuanto salgas por la puerta el mecanismo KGB se pone en marcha, (por algo será).
      Apunto que no soy de Germinans ni de anti Germinans, ni sacerdote ni religioso ni religiosa, solo soy uno.

      Eliminar
    2. A ver, lo diré de una forma suave, conozco al obispo Sebastià i lo que dijo en "Per una comunicació objectiva i veraç","Por una comunicación objetiva i veraz", estamos totalmente de acuerdo y debería ser así, pero la realidad en el día a día es muy diferente y lo que sencillamente pasa es que unos trabajan en oculto, minusvalorando y desterrando a buenos valores Evangélicos haciendo correr bulos dañinos, porque no interesan por ser de diferente cuerda, esto talvez es casi peor que ir de incógnito por si pasas a engrosar las "listas", creo que se entiende, eso si estoy de acuerdo en moderar el lenguaje.

      Eliminar
  9. de todas formas,no me llevo ninguna sorpresa con Taltavull.Siempre he tenido claro que es un pobre hombre sin personalidad,sin agallas,presa de un síndrome de Estocolmo monumental... Quiero creer que,del mismo modo que la Santa Sede ha jugado muy fuerte en Vasconia(Munilla y Don Mario),hará otro tanto en Barcelona(ya ha ido preparando el terreno con los obispos adláteres nombrados).Entonces,no será el momento de cerrar GERMINANS,ni mucho menos.El nuevo Arzobispo va a necesitar muchos paladines.¡Ojalá hubiera habido un GERMINANS en tiempos de D.Marcelo! No.No están contados los días de Germinans.Queda todo por hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene razón Sr. Ramblas. Si el nuevo obispo es germinante, todos tendrán trabajo y no tendrán tanto tiempo de escribir esas grandes parrafadas. Entonces, usted y yo y otros muchos que tenemos mucho tiempo para perder, tendremos que buscar otras cosas para divertirnos

      Eliminar
    2. Pensar-y expresar-,no es ninguna pérdida de tiempo,al menos en el sentido clásico de la palabra... Ya los griegos,nos enseñaron a hacer tal.
      Te contestaré con el gran último gran metafísico que ha tenido la humanidad,Heidegger,que"la filosofía-¡afortunadamente!,no sirve para nada". De no ser que,SER HOMBRE,se entienda como una utilidad,y no como una esencialidad...

      Eliminar
  10. Conozco algo a Pablo Ginés y también al movimiento E-Cristians. Tienen sus preferencias en lo eclesial, pero su atención esta orientada hacia la sociedad, para defender la doctrina social de la Iglesia, el auténtico humanismo cristiano, aquellas "línias rojas" que el Papa ha pedido a los políticos católicos y a los laicos en general que no traspasen: el aborto, el matrimonio, la libertad de religión y de educación, etc.

    Mi opinión es que la "guerra" de E-Cristians esta perdida en Cataluña. Los de E-cristians pertenecen a un "ejército" dividido (la Iglesia)y en estas condiciones resulta estéril enfrentarse al ejército contrario (laicismo anticristiano), cuando el fuego proviene del mismo bando. Antes primero hay que lograr esa paz y esa unidad que se pide en la liturgia, con base a la justicia y a la verdad claro, cortando los miembros que sea necesario cortar para salvar el cuerpo.

    La lucha de germinans es la adecuada, de ahí las ampollas y la persecución que despiertan, porque atacan el status quo. E-cristians no molesta a nadie. Germinans desespera a un cardenal arzobispo metropolitano y moviliza a políticos, empresarios y periodistas. "Ladran, luego cabalgamos".

    Poco puedo ofrecer a germinans, salvo mi empatía. Tampoco es exactamente mi guerra, aunque creo que si triunfan toda la sociedad catalana se beneficiará.

    ResponderEliminar
  11. No estaría de más ir habilitando una cuenta,pues..., si hay que pagar la famosa multa,hacerlo entre todos. Vayamos pensando en un FUENTEOVEJUNA,para plantar cara al "acusador de sus hermanos,el que les perseguía día y noche"...

    ResponderEliminar
  12. Publio Tulio Escipión21 de mayo de 2012, 12:17

    Al cardenal debería decírsele aquello de que "Si no quieres que se sepa, no lo hagas". En el mundo en que vivimos todos conocen todo pronto.

    En cuanto al "bueno de Albert Sols", yo os pediría que os informeis un poco más. Quizás sea bueno en la acción social obrera, que le obsesiona. No lo porque no la he seguido. Pero en el plano doctrinal está faltal: se le ha parado el reloj en el obrerimo más furioso de los años 70, excepto en materia doctrinal, puesto que ha incorporado a la perfección el sincretismo, el buenismo progre y todas las lindezas que caracterizan el espiritu new age del mundo de nuestro tiempo. Lo oí predicar en el funeral de un amigo y, a parte de los abundantes abusos litúrgicos que cometió, soltó con gran efusión un conjunto de afirmaciones claramente contrarias a la fe. Lástima que no tomara nota de ellas o, mejor, gravado su homilía, porque constituirían un buen catálogo de las herejías más comunes que circulan dentro de la Iglesia. Me resultó una verdadera tortura aguantar en silencio el acto hasta el final. No me extraña que actúe como esbirro del cardenal y de lo peor de la manada de lobos que vienen diezmando la Igleia en Cataluña. Al "bueno" de Sols, a parte de recurrir al relojero para que lo resitúe en el siglo XXI, le iría bien un curso serio de catequesis y un largo tiempo de retiro y meditación. Por favor, que, en vez de utilizarlo para cometer fechorías, alguien tenga la caridad de aconsejárselo!

    ResponderEliminar
  13. Publio Tulio Escipión21 de mayo de 2012, 12:24

    Perdonad, el de arriba, Publio Tulio Escipión, era un primo lejano mío. Yo debo firmar como Publio Cornelio Escipión. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Publio Cornelio Escipión21 de mayo de 2012, 13:14

    TEXTO CORREGIDO.

    Al cardenal debería decírsele aquello de que "Si no quieres que se sepa, no lo hagas". En el mundo en que vivimos todos conocen todo pronto.

    En cuanto al "bueno de Albert Sols", yo os pediría que os informéis un poco más. Quizás sea bueno en la acción social obrera, que le obsesiona. No lo sé porque no la he seguido. Pero en lo demás está fatal: se le ha parado el reloj en el obrerismo más furioso de los años 70, excepto en materia doctrinal, puesto que ha incorporado a la perfección el sincretismo, el buenismo progre y todas las lindezas que caracterizan el espíritu new age del mundo de nuestro tiempo con algún que otro anacronismo marxistoide. Lo oí predicar en el funeral de un amigo y, a parte de los abundantes abusos litúrgicos que cometió, soltó con gran efusión un conjunto de afirmaciones claramente contrarias a la fe. Lástima que no tomara nota de ellas o, mejor, gravado su homilía, porque constituirían un buen catálogo de las herejías más comunes que circulan dentro de la Iglesia. Me resultó una verdadera tortura aguantar en silencio el acto hasta el final. No me extraña que actúe como esbirro del cardenal y de lo peor de la manada de lobos que vienen diezmando la Iglesia en Cataluña. Al "bueno" de Sols, a parte de recurrir al relojero para que lo resitúe en el siglo XXI, le iría bien un curso serio de catequesis y un largo tiempo de retiro y meditación. Por favor, que, en vez de utilizarlo para cometer fechorías, alguien tenga la caridad de aconsejárselo!

    Disculpad las molestias.

    ResponderEliminar
  15. Publio:

    Lo de Sols era un recurso al sarcasmo.

    Prudentius de´Bárcino

    ResponderEliminar
  16. Es lamentable y triste esta información de GG. ¿Donde esta la caridad y el amor?. Se siente el señor Cardenal pastor de todas sus ovejas. Esta claro que no. Todo el mundo está obligado a dar cuenta rigurosa de sus actos y cuando se es un Príncipe de la Iglesia todavía más.

    ResponderEliminar
  17. No sé de qué se sorprenden algunos. En muchos lugares de España, durante los años setenta y ochenta, cuando algún aspirante a sacerdote o a religioso no era suficientemente progre, se le echaba del seminario o se le hacía la vida imposible antes de echarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si te sorprenderás tú, pero en el Seminario "conciliar" de Barcelona se sigue haciendo exactamente lo mismo. No se ha dejado de hacer desde entonces.

      Eliminar
  18. La expulsion de D.Marcelo fue el principio, que predicaciones cuaresmales los años 68,69 y 71 un obispo fantástico desaparecipo por cuestiones políticas.J.Pujol fue uno de los promotores de su traslado
    Entonces estábamos mudos, no se pudo hacer nada. Aún lo siento.
    Ahora estamos en manos de sus seguidores, no pararán hasta laminarnos.
    ricardo de Barcelona. (mis correos están vetados en el Arzobispado.)

    ResponderEliminar
  19. Madre mía! Y tanto que ladraban contra Ricard M. Carles, estos mismos que ahora jalean a Sistach y le hacen el trabajo sucio. Con toda su influencia en Roma y en el episcopado español, Don Ricard hubiera sido incapaz de hacer la mitad de la mitad de la mitad de lo que en esta web nos cuentan que hace el actual arzobispo...

    Pero nadie queda impune, eminencia, ante el Padre y su Justicia y hay veces que ésta no espera a la otra vida para hacerse efectiva.

    Ruego a la Justicia Divina que proteja a los miembros de GG y a aquellos que estan siendo perseguidos y que de una señal inequívoca de su existencia. Amen.

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  21. Sobre esta manía de la progresía de echar a los que no son de su cuerda contaría y no pararía, pues han dejado todo un reguero de vocaciones truncadas a su paso. A principio de los setenta, por ejemplo,un novicio de los Hermanos de La Salle del districto de Barcelona pidió a su director poder llevar el hábito al menos dentro de la casa. El director de novicios le respondió que se lo pensaría y que al cabo de una semana le diría algo. Pasó la semana, el director llamó al novicio a su despacho y lo expulsó sin darle tiempo ni para despedirse de sus compañeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así les ha ido a los HH de la Salle, que se han quedado sin miembros. Yo soy antiguo alumno, con ellos estuve de 1958 a 1970. Recuerdo el rigurismo que había entre ellos y austeridad. En los últimos años de estar con ellos, dieron un vuelco. Pero llegar a expulsar a un novicio por querer llevar el hábito me cuesta creerlo. Lo que sí es cierto que de 20 mil, hacia 1965, ahora no sé si llegan a 500.Es lo de siempre, no hay obediencia, disciplina, oración, mortificación; pues luego vienen las deserciones y las herejías.

      Tengo en general buen recuerdo de ellos, su devoción por la Inmaculada, austeridad, disciplina, hermanos llenos de santidad. Luego todo se ha ido al garete.

      Eliminar
  22. Lo cierto es que,tras décadas y décadas de deserción,en las que-quienes tenían como misión principálisima "ID Y ENSEÑAD A TODAS LAS GENTES,BAUTIZÁNDOLAS EN EL NOMBRE DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO"-,se han dedicado única y expresamente a hacer pancatalanismo,URGE devolver Cataluña a Cristo.URGE que,su toponimia-tan rica de nombres bíblicos-,y su historia-tan rica en SANTAS Y SANTOS-,sean rescatadas.
    Pero,tal sueño será sólo una quimera, sin PASTORES con arreglo a tal CORAZÓN.
    Sistach,ya es sólo historia...Miremos al futuro.Quiera el Dueño de la mies darnos un Pastor auténtico,bueno,virtuoso,incansable en la propagación del Reino;
    El REINO en el que-según la afirmación paulina-,"DIOS SERÁ TODO EN TODOS"...
    ¡AMÉN!

    ResponderEliminar
  23. Solo espero que el Vaticano no tarde un siglo en meter mano al asunto... Estoy a favor de Germinans, quizás no en ciertas formas pero si en su contenido y funcionalidad... ¿no existen multitud de plataformas web del nacionalprogresismo? ¿alguien se tira de los pelos? ¿el Cardenal ha sido tan expeditivo contra ellas que contra GG? No lo creo, y eso es lo que no entiendo, a no ser que comulgue más con unas ideas que con otras, como da a entender. Germinans debe continuar al pie del cañon, todos los que lo leemos apoyarla y rezar para que el sustituto de Sistach llegue pronto.

    ResponderEliminar
  24. juan manuel ramilo costas22 de mayo de 2012, 13:14

    Quiero suponer que en Roma estan al corriente de lo que pasa en Barcelona y, por lo tanto, que tomaran las medidas oportunas para que la archidiocesis enderece su rumbo.Otros son los tiempos en el Vaticano y otras seran las personas escogidas para hacer la tarea necesaria, a fin de asegurar que la nave, que esta a punto de zozobrar, se reflote.Es preciso confiar en el prefecto de los obispos, que es hombre inteligente y de lealtad sin fisuras al papa.Estoy seguro de que el nuevo prelado barcelones pondra las bases para un cambio radical.Mientras esto no sucede, los catolicos deben rezar para que Dios ayude a Su Santidad y para que los que caminan por la senda del error se conviertan.Que Dios bendiga a los que sufren persecucion por defender la Verdad.

    ResponderEliminar
  25. Sinceramente el final del artículo mezclando a Llisterri (nada bueno soy capaz de decir de él, conste) con de dónde han sacado lo de la Rusa, no está bien; pues ni se sabe si fue él, ni tiene porqué haber venido de él la información.

    El resto del artículo, muy bueno, como acostumbra el señor Prudentius.

    ResponderEliminar
  26. Saben? De más joven tenía unos gustos estéticos más bien poco refinados. Me gustaba, como a los renacentistas, únicamente el arte clásico. Mi paradigma de belleza era la harmonia, lo perfecto, lo bello.
    Con la edad mi gusto se ha ido refinando: he aprendido a ver el placer estético en lo falaz, lo imperfecto, lo decadente. Ya lo ven, lo mismo que me permite solazarme con los caprichos de Goya es lo mismo que me hace encontrar sublime este reducto ultramontano.
    Mi formación de periodista me permite identificar hasta qué punto impulsa a este colectivo la mala fe. El recurso a la falacia es sistemático. En fin, que hacen ustedes las delicias este decadente. Han ganado un lector asíduo: este blog será para mí una visita diaria obligada. Tanta morbosidad me llenará de dicha. Gracias.

    PD: por cierto que aunque tanto veneno me estimule, no pueden más que causarme cierta compasión gentes que porfían tanto en cosas peregrinas. Como los que siguen el fútbol, pero en plan más marginal. De buena fe, ¡ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por visitarnos y por convertirte -según dices- en seguidor diario de nuestra web. Leyendo lo que dices, se me hace extraño que sigas esta web, pero aunque sólo sea por aumentar el número de visitas de nuestra página, ¡BIENVENIDO!

      Eliminar
    2. Ignasi, más te valdría actualizar tus blogs, que llevas desde 2009 sin escribir ni una linea. No seas vago y perezoso, gandul.
      Si piensas como piensas de esta página, tu definición sería carroñero, pues vienes a comer donde, según tú, sólo hay cadáveres...

      Eliminar
  27. ¿Periodista, Ignasi? Dí clases en la facultad y no me consta que hubiera alumno tan ayuno de formación. Su paso por historia del arte es francamente mejorable. ¿No confunde el Renacimiento con el Neoclásico? ¿Cómo aprobó la clase de redacción periodistica? Por mucha armonía que haya alcanzado su espíritu no hace falta que le añada una hache. ¿Sigo con lo "de más joven" o nos detenemos con "los caprichos de Goya"? Ande, estudie periodismo de verdad. Los clásico llamaban a su comportamiento propio del "mente captus", de lo que existe una traducción castellana ajustadísima.

    ResponderEliminar
  28. La Iglesia necesita santos y no sabios. Y, desde luego lo que no necesita son políticos. Monseñor Martínez S. se equivocó de profesión, porqué no creo que lo suyo sea la vocación. Y si me equivoco en lo de la vocación (Dios me perdone) entonces se equivocó de siglo. Su comportamiento es más cercano a los tiempos del papa Alejandro VI. Muchos lo conocemos por su paso por la Primada de las Españas. Llegar él a Barcelona y desmarcarse de la Tarraconse que había jurado defender...

    ResponderEliminar