miércoles, 25 de abril de 2012

"Creu de Sant Jordi" para Blanquerna, la Facultad "católica" amiga de Jordi Évole y Sor Forcades

Como cada año cuando llega la festividad de San Jorge, patrón secundario de Cataluña, se entregan las cada vez más devaluadas "Creus de Sant Jordi" (Cruces de San Jorge), distinción honorífica que entrega la Generalitat catalana a personas y entidades que supuestamente merezcan un reconocimiento público. Es curioso que en un territorio tan secularizado como Cataluña y en una sociedad tan laica, siempre haya una importante representación de la Iglesia entre los premiados. El problema es que los premiados eclesiásticos, mayoritariamente se distinguen no precisamente por su "catolicismo" sino por su "nacionalismo", o por su heterodoxia pública, o por sus labores sociales (muy elogiables) pero que se realizan desde fuera de la Iglesia.

Empiezo a pensar que tengo algo de "visionario", porqué dediqué uno de mis artículos recientes a "Blanquerna" como Facultad alejadísima de la ortodoxia católica y que había premiado a uno de los hombres que más se ha burlado de la Iglesia (Jordi Évole), y al cabo de pocos días se anuncia que se le ha concedido la "Creu de Sant Jordi". No es el primer caso, después de que en Germinans hablaramos por activa y por pasiva del Rvdo. Manuel Pousa (el cura "abortero") el gobierno "tripartito" también le concedió el mismo galardón. Así que si alguien tiene ganas de recibir este premio que envie a Germinans su currículum con el máximo número de herejías y posturas anticatólicas posibles, que nosotros hablaremos de él durante una temporada a ver si hay suerte y le dan el premio.


A todo lo que ya dije en aquella ocasión sobre "Blanquerna" se le deben añadir dos últimos capítulos. El primero sobre Jordi Évole, al que premió esta Facultad supuestamente "católica". El periodista no sólo no ha mostrado arrepentimiento por aquellos programas burlescos y humillantes en la Sexta "Salvados por la Iglesia", sino que después de recibir el premio en una Facultad de la Iglesia y presidida por un sacerdote (el Rvdo. Salvador Pié) realiza un nuevo programa en la Sexta para criticar la financiación y los privilegios financieros de la Iglesia titulado "Que Dios te lo pague", con todos los tópicos más anticlericales posibles: la Iglesia es rica en patrimonio y posesiones, la Iglesia no paga impuestos, y el Estado mantiene a la Iglesia. Entre los personajillos entrevistados por Jordi Évole, aparecen lideres socialistas que dicen cosas como que "Zapatero fue demasiado generoso con la Iglesia".

El segundo capítulo, es el referido a la archiconocida religiosa Sor Teresa Forcades, la monja que está en todos los sitios menos en su convento (benedictino). Pues también ha sido "premiada" por la Facultad "Blanquerna" no con un premio concreto sino invitándola a hacer el "Pregón de Pascua" de la citada Facultad. Una persona que se ha distinguido por sus manifestaciones totalmente heterodoxas en cuestiones éticas y morales y por su ultrafeminismo, que ha sido llamada al orden por S.E.R. el mismísimo cardenal Rodé, es la persona elegida por la Facultad como pregonera. Y no se pierdan las declaraciones del Presidente de la Facultad al presentar a la religiosa. El Rvdo. Salvador Pié, vestido con impecable traje y corbata (como aparece en la fotografía, en el momento de presentar a Sor Forcades), y que fuera candidato de n.s.b.a. cardenal Martínez Sistach para ser su obispo auxiliar, definió a la religiosa como "la mística de los ojos abiertos".

Entre los otros premiados vinculados a la Iglesia se encuentran el sacerdote Jusèp Amiell Solè, cuyo mérito ha sido la traducción del Nuevo Testamento al Aranés, minoritaria lengua que se habla en el Valle de Arán, o la religiosa Dolors Canal Villarrasa, de la Institución Javeriana, cuyo mérito es ser pionera en la promoción profesional de la mujer. No se pierdan la falda con la que acudió a recibir el premio, que también merecería estar en cierta sección del blog "La Cigüeña de la Torre", y que para nada desmerece las que llevan sus colegas de la LCWR norteamericana.

Con esto no quiero decir que todas las religiosas que no vistan como tales no puedan ser buenas religiosas. Conozco unas cuantas que sin llevar explícitamente hábito, aunque sí unas vestimentas en las que no se oculta su condición, están haciendo un gran bien a muchas almas y ayudando a muchas personas marginadas o necesitadas. Pero cuando un sacerdote o religioso/a quiere aparecer públicamente como un simple seglar, en su forma de vestir y en sus actitudes, suele coincidir bastante que sus planteamientos no son siempre los más ortodoxos. 

Antoninus Pius

1 comentario:

  1. Salvador Pié es un sacerdote ejemplar. La Fundación Blanquerna no se corresponde con esta caricatura que usted hace. Ofender a la verdad y a los hermanos no agrada a Dios.

    ResponderEliminar