sábado, 2 de junio de 2012

Comunicado del Obispado de Terrassa sobre los hospitales de Sant Celoni y Granollers

Sobre las informaciones aparecidas acerca de hospitales con presencia eclesiástica en sus patronatos
Desde hace tiempo han aparecido en algunos medios de comunicación informaciones sobre hospitales en los patronatos de los cuales hay un miembro eclesiástico. Dichas informaciones se refieren al hospital de Granollers, donde se habla de la realización de algunos abortos en situaciones graves de peligro, tanto para niño que ha de nacer como de la madre, y también en el Hospital de Sant Celoni, en este caso se afirma la práctica de vasectomías y dispensa de la píldora del día después.
El Obispado de Terrassa, tras haber realizado las comprobaciones oportunas, iniciar gestiones ante las diferentes administraciones y hacer las consultas pertinentes, quiere responder a estas informaciones y a los requerimientos hechos desde diversos ámbitos, comunicando lo siguiente:

1. Mons. Saiz Meneses, Obispo diocesano, ha manifestado reiteradamente y de manera pública su repulsa y condena a estas prácticas y a la legislación que lo permite. También lo han hecho los rectores de las parroquias de Sant Esteve de Granollers y de Sant Martí de Sant Celoni.
2. Mons. Saiz Meneses, dado que estas situaciones se pueden dar también en otros lugares de la Iglesia universal, buscando encontrar una posición conjunta, en lugar de actuar de manera unilateral, consultó a diversos organismos eclesiásticos y, especialmente, hizo una consulta a la Congregación para la Doctrina de la Fe, con fecha 29 de abril de 2011. Por otra parte continúa realizando gestiones diversas en los hospitales mencionados y con las administraciones.
3. La Congregación para la Doctrina de la Fe con fecha 28 de junio de 2011 transmitió al Sr.. Obispo un dictamen que indicaba que si los eclesiásticos han hablado con claridad y han votado con coherencia en las reuniones de los respectivos patronatos, no parece que pueda haber una cooperación al mal moralmente ilícita. Dicho dictamen también indicaba que el posible escándalo o confusión a los ojos de la opinión pública por su presencia en los patronatos se puede evitar si hacen pública su opinión contraria a estas prácticas y su actuación también en contra.
4. El Sr. Obispo reitera su condena a estas prácticas contrarias a la moral católica y espera una decisión definitiva y una resolución positiva de las gestiones que está realizando ante las administraciones. Mientras parece conveniente no abandonar de momento los patronatos de dichos hospitales.

Terrassa, 4 de junio de 2012

18 comentarios:

  1. Me gustaría que desde el obispado de Tarrasa me aclararan una cuestión: Cuando hablan de la Congregación de la Doctrina de la Fe, ¿a quien se refieren? ¿a Monseñor Levada? ¿a Monseñor Ladaria? o ¿a un chupatintas que pasaba por ahí?.
    Es que este dato es muy importante y creo que si hubiera un documento de peso se enseñaría sin ningún problema.

    ResponderEliminar
  2. Con esto de la crisis, hace tiempo que me planteo hacer una inversión en algo que sea verdaderamente rentable.
    Por eso voy a invertir en empresas de preservativos que me han dicho que ganan mucho dinero.
    Eso sí, yo como católico, apostólico y romano voy a dejar bien clarito que yo estoy en contra del uso del preservativo, pero como estoy en minoría no puedo hacer nada.
    Supongo que la Congregación para la doctrina de la Fe, me lo permitirá sin ningún problema ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mucho peor el crimen del aborto que es un asesinato de inocentes que la venda de preservativos, siendo lógicamente también malo.

      Eliminar
    2. religion a la carta, para el ego de cada uno en el mundo. Empresarial o funcionarial eclesial cara vividor. Otros invierten o quieren hacerlo en la ciudad sodoma Eurovegas, y son beatillos de poble...

      Eliminar
  3. Me hubiera gustado, señor Obispo, que fuera más explícito. Que indicara los criterios de defensa del niño. Que no se pusiera la venda antes de la herida: ¿se han hecho abortos sólo cuando corría peligro la vida de la madre y la del niño? Resulta cruel, si no matiza, que haya que matar al niño por el riesgo que corre de morir. No cuesta nada repetir la doctrina de la Iglesia: salvar la vida de la madre, aunque ello comporte la muerte del niño no buscada por sí misma.

    Sabido es también, señor Obispo, que los criterios que secundan los hospitales con participación religiosa son los derivados del infame informe del Instituto Borja de Bioética adscrito a la URLL. Allí se leen conceptos muy peregrinos sobre el nasciturus. Sabido es que son partidarios del aborto antes de la implantación, tesis defendida de manera muy peregrina con seudoargumentos científicos, una y mil veces desmontados.

    Por último, señor Obispo, la píldora del día después es una píldora abortiva, como usted bien sabe. Además de los efectos secundarios que produce, lo que no viene al caso, es conveniente que el adjetivo acompañe siempre a la denominación.

    Hay señor obispo abundante información y expertos católicos de sobrada reputación. Salga de Cataluña, donde el proabortismo está ínsito en la mayoría de las instituciones eclesiásticas. Abrase el horizonte. Repase, si me permite, las páginas de César Nombela en ABC, los informes del doctor Aznar, de la mujer de Barbacid (lo pongo así, no por falta de respeto a esa investigadora, sino porque creo necesario que los católicos se esfuercen en conocer quiénes son maestros en verdad y no los que aparecen por determinadas instituciones), los libros de la Universidad de Navarra al respecto.

    Con todo respeto, señor obispo, recomiende a sus representantes en los comités hospitalarios que se formen, que lean la documentación vaticana sobre la persona, sin excluir su paleontología (What is Our Real Knowledge About the Human Being?).

    Alerte, señor obispo, sobre falsos maestros que están emponzoñando la doctrina de la Iglesia en Cataluña.

    En su misma jurisdicción, señor obispo, se han celebrado algunas sesiones de bioética interesantes, a las que por supuesto no acudió ninguno de sus clérigos. Usted conoce a una persona que se mueve en ese ámbito, con más buena voluntad que tiempo. ¿Puedo sugerirle que tire del hilo?

    Besa su anillo. Un amigo de Germinans que apela al anonimato porque sabe lo que es ser joven, padre de familia y perseguido, aunque en mi caso no por un eclesiástico..

    ResponderEliminar
  4. Parece que Saiz Meneses está apretando fuerte y apurando el tiempo en su carrera hacia Barcelona. Francamente preferiría un obispo más espiritual, más decidido y menos equilibrista. Hay otras formas de ser obispo que la de actuar desde lo que es "politicamente correcto" y yo no me muevo porque no estoy obligado a ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jordi: ¿De dónde sacas este plazo de "hasta final de verano de 2012? No viene en el documento y cuando he requerido que se fijara alguno, no me han contestado precisamente que ya existiera.

      Eliminar
  5. Las condiciones, a día de hoy, están agotadas:

    1. El obispo de Tarrasa conoce el año 2011 de la realización de abortos en sus hospitales

    2. El 2012, el obispo de Tarrasa recibe una nota del Vaticano que le dice que, después de tener un primer conocimiento de los delitos, debe de iniciar un procedimiento tendente a la finalización de los mismos, consistente en:

    - Votar no
    - Publicitar su postura
    - Actuar en contra
    - Negociar con la administración el fin de estos crímenes
    - Si en un plazo prudencial (hasta después de verano del 2012), las negociaciones no tienen éxito, entonces LA IGLESIA SÍ DEBE DE ABANDONAR DICHOS HOSPITALES ABORTISTAS

    Y esto tiene lógica, dado que el obispado de Tarrasa no se quedará eternamente en los patronatos de dichos hospitales mientras se cometen indefinidamente dichos crímenes contra los no nacidos.

    Imaginemos que en dichos hospitales se comenten abortos, eutanasias, suicidios asistidos, eugenesia, congelación, selección, manipulación y experimentación con embriones, fecundación artificial y anticoncepción (lo que el obispo Reig Pla dice que constituye la segunda revolución sexual anticatólica), el obispo de Tarrasa no se quedará por siempre en la dirección de dichos hospitales sólo publicitando condenas, votos negativos y actuaciones contrarias y celebrando negociaciones infinitas con la administración.

    CONCLUSIÓN: el obispo de Tarrasa ya tiene agotadas todas las opciones: primer conocimiento, voto negativo, publicidad de la opinión y las actuaciones contrarias, y celebración de negociaciones. Por tanto, antes de Navidad de este año, 2012, ya deberá de salir de estos hospitales si no hay éxito, pues entonces sí cooperaría al mal del aborto con su sóla presencia, aunque no esté de acuerdo.

    ResponderEliminar
  6. Resulta sorprendente que Meneses convierta -por su cuenta y riesgo- el "parecer" de un experto de la Congregación "sobre las preguntas planteadas" en un "dictamen" de la misma Congregación para la Doctrina de la Fe. Ese ignoto documento ya lo ha leído demasiada gente, Monseñor. Que no le salga el tiro por la culata...

    ResponderEliminar
  7. Me tienen más que frito con las famosas consideraciones del experto "anónimo", que he recibido ya cuatro veces y no comparto, porque no responden a dos objeciones fundamentales:

    1- No tenemos conocimiento de ningún tipo de bien mayor que justifique la connivencia con este mal, que también es mayor. Como no podemos servir a un mal mayor en el intento (que ya veremos si "obtención") de un bien menor, no podemos permitir esta situación. O cesan absolutamente todas las prácticas o estamos obrando mal. Y sobre todo, el mal, que preocupa mucho más.


    2- No puede darse tanta dilación en la resolución de este problema.
    Vemos reflejado en las estadísticas (Salvo en las referentes a los hospitales catalanes, en donde se OCULTAN hasta las OFICIALES)que el transcurso del tiempo produce abortos. Cada mes que pasa, se mata a varios hijos. ¿Si o no? Es de vital importancia que se fije un término de tiempo para todas las gestiones que pudieran llevar a la buena praxis médica y si cumplido éste (Y tiempo ha pasado y muertos ha habido), se abandonen dichos hospitales.

    Sepa quien me aconsejó por carta aquello que hizo, que no he escrito ningún otro comentario aquí y que todos los que haga los firmo con mi nombre. Y vea que quizá no me conoce lo bastante y no me dedico a lo que él supone. Digo aqui lo que a él he dicho ya tres veces.

    Por cierto, gracias por leer Germinans Germinabit. Por mi parte, se lo recomiendo: No sólo es muy instructivo, sino que es un modo de conocer la realidad y tomar el pulso de la feligresía.

    ResponderEliminar
  8. La vida al revés. Se está pidiendo que sea la Iglesia la que abandone siendo Ella la fundadora, creadora y propietaria de estos hospitales, en vez de exigir que los que abandonen sean los abortistas. En vez de defender a la Iglesia estamos haciendo el juego a Satanás para que los Mendizábal de turno vuelvan a expoliar las propiedades de la Iglesia para fruto de sus sucios negocios.
    Precisamente hoy el Evangelio trata de la célebre pregunta de si es lícito pagar al César, y la respuesta la sabemos. Pues eso, al César lo del César, y allá él si no cumple al menos con la ley natural, pero lo de Dios, lo de la Iglesia, para la Iglesia. Los abortistas fuera de estos hospitales, y la Iglesia que se quede con lo que le pertenece. Y si no, lo de Boabdil.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo:
    Resulta sorprendente que Meneses convierta -por su cuenta y riesgo- el "parecer" de un experto de la Congregación "sobre las preguntas planteadas" en un "dictamen" de la misma Congregación para la Doctrina de la Fe.


    Luis Fernando Pérez:
    La respuesta de la Congregación para la Doctrina de la Fe está firmada por Monseñor Ladaria, que es algo más que un "experto".

    Algunos empezamos a estar HARTOS de la manipulación que se está haciendo de este tema por parte de quienes no parecen querer aceptar que la Santa Sede ha avalado la actuación de este obispo en esta cuestión.

    Y no tenemos la más mínima intención de permitir que se siga produciendo dicha manipulación. Así que si hace falta, diremos nombres, apellidos, hechos y lo que en Roma se comenta sobre dichas personas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anonimo de las 09'54:

      En absoluto ha avalado la Santa Sede con el documento mencionado ninguna postura, no seas manipulador. Es la respuesta a un "dubio" y en ella se dan unas orientaciones morales, no el refrendo de nada. Dicho sea de paso, todas las copias remitidas a particulares vienen sin rúbrica y el nombre de su autor no aparece por ninguna parte, que de esto se cuida bien el emisor.
      Si quieres, el poema de Mio Cid es de Per Abat, pero decir que esto es de Ladaria resulta mucho más aventurado.
      No te molestes en dar mi nombre, aquí figura junto a mi apellido. No creo que comenten demasiado sobre mí en Roma, tendrán otras cosas que hacer.
      La debida confidencialidad me impide publicar la carta, pero aconsejo a lafuente remitente que la cuelgue en internet. (Por fidelidad, no lo haré yo sin su debida anuencia) Visto el uso que se está dando a este secreto a voces, creo que sería lo más oportuno.

      Eliminar
    2. Un momento, que se me ha publicado el comentario antes de acabar.

      Quede claro que aquí no hay "filtraciones" de ningún tipo, no faltará el oportunista que sume el conocimiento de esta carta a la moda "vatileaks". Algunos fieles la hemos obtenido por correspondencia completamente lícita, de primera mano de fuentes que tienen absoluta potestad para remitirnos una copia. Las mismas lo han hecho por propia iniciativa, sin habérsele pedido específicamente.

      Tampoco es un documento secreto, simplemente, forma parte de correspondencia privada y queda sujeto al uso que moralmente pueda hacerse de la misma, con las debidas restricciones de tipo moral.

      Y para terminar con esto, os digo que quizá os lo remitan si lo pedís a las Autoridades Eclesiásticas pertinentes, que nada tienen que ocultar al respecto.

      Esta carta no es un comodín de póquer. Acabemos ya con el juego de tahures que alguno lleva con ella.

      Eliminar
  10. EL OBISPO DE TERRASA ESPERA ACABAR CON EL ABORTO EN SUS HOSPITALES

    “El señor obispo espera una decisión definitiva y una resolución positiva de las gestiones que está realizando ante las administraciones”. Así reza en su epígrafe 4º y último, el Comunicado que emitió el obispado de Terrasa. Es el epígrafe conclusivo. Y obviamente, ante tan sólida esperanza, concluye que “Mientras parece conveniente no abandonar de momento los patronatos de dichos hospitales”

    Es realmente muy esperanzadora una información de este calibre. Lástima que en el Comunicado del obispado, a una información tan sumamente positiva, de las que se prodigan poco, se le haya dedicado un espacio tan modesto.

    Hemos de suponer que en la consulta que hizo Mons. Saiz Meneses a la Congregación para la Doctrina de la Fe (con fecha 29 de abril de 2011), debió dejar clara constancia de esta firme esperanza. Y entendemos que el argumento de más peso que acompañaba y matizaba las preguntas, debió ser justamente la firmeza de esta esperanza.

    Por la respuesta, ciertamente escueta, del Dictamen emitido por la Congregación, parece que la carga de la pregunta de Mons. Meneses estaba en si la presencia de sacerdotes en los consejos de hospitales en los que se practican abortos y otras prácticas contrarias a la moral de la Iglesia, podía constituir una “cooperación al mal”, tan evidente que fuese “moralmente ilícita”.

    Jamás habíamos escuchado que nadie acusase a los sacerdotes que participan en esos consejos de administración, de “cooperación al mal”. Cooperarían si votasen a favor del mal. Si votan en contra y se manifiestan reiteradamente en contra, se les puede acusar de acción inútil, de vanos intentos, de ilusiones infundadas; pero en absoluto de “cooperación al mal”. Porque en esas conductas hay cualquier cosa menos “cooperación al mal”. Una cooperación que obviamente sería, si se diese, “moralmente ilícita”. Pero bueno, si fue en esa dirección la pregunta del obispo, la respuesta del dicasterio le ha devuelto la tranquilidad de conciencia. ¿Cómo va a ser eso cooperación al mal? Será santa ingenuidad, será mantener la esperanza contra las mismas evidencias; pero no más.

    Debió de ser también la claridad del planteamiento que le hizo Monseñor Meneses al sagrado dicasterio, lo que determinó que les costase apenas dos meses emitir dictamen: en efecto, el 28 de junio del mismo 2011 despachaba la Congregación la respuesta a Mons. Saiz Meneses.

    Es una verdadera lástima que siendo esa respuesta tan claramente justificativa de la posición mantenida por el obispo con respecto a la presencia de eclesiásticos en los consejos de administración de hospitales que la Generalidad coloca en las listas de aquellos en que pueden acudir a abortar las mujeres de Cataluña; que siendo tan claro y contundente el dictamen de la Congregación, haya tardado tanto el obispado en darlo a conocer: si más no, para poner coto al escándalo que muchos fieles han sentido ante esa actitud por tanto tiempo inexplicada.

    Con la información de que disponemos por ahora, poco más se puede decir.

    EL DIRECTORIO DE GERMINANS GERMINABIT

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero la respuesra del Vaticano a Terrassa es "resístete y negocia, y de momento, permanece". Recalco este "de momento", pues es evidente que el obispado no se puede quedar de brazos cruzados dejando pasar año tras año y repitiendo la fórmula "oposición y negociación", mientras está viendo cómo en su hospital se siguen haciendo abortos tan tranquilamente.

      El Vaticano le dice "permanece, oponte, hazlo saber, negocia el fin de los abortos, pero si no lo consigues, sal, vete, abandona", pues si bien la Iglesia con esta actividad inicialmente no coopera al mal, al final sí lo hará, porque lo que se acabará viendo es que permanece al frente de un hospital abortista sin poder hacer nada por evitar lo que ella misma afirma que es un principio innegociable, la defensa de la vida, relativizándolo y levantando encima sospechas en la sociedad sobre qué beneficios gana la Iglesia estando tan campante en un lugar donde ella dice que se mata a seres inocentes y se comete un pecado que clama al cielo.

      Luego por lo tanto, no dispone de mucho tiempo para ser congruente con su propio mandamiento de la vida, lo mismo que en el Sant Pau.

      Eliminar
  11. El obispo Saiz Meneses y el obispo Francesc Pardo (titular de Granollers, y miembro del Patronato de su hospital, antes de ser obispo de Gerona) nunca movieron un dedo ni hicieron nada para cambiar la situación de los crimenes que se cometían en hospitales del obispado de Terrassa. Es muy significativa la declaración del párroco de Sant Celoni, sintiéndose abandonado por su obispo por su pasividad ante el tema, poniendo incluso su cargo a disposición del obispo, al notar que no actuaban en la misma dirección.

    Cuando el P. Custodio y los movimientos Pro-Vida denuncian la pasividad, y ésta llega a conocimiento internacional, Saiz Meneses se asusta por las consecuencias negativas que puede llevar para su imagen y empieza a moverse. No antes.

    Estoy convencido que si el P. Ignasi Fuster (párroco de Sant Celoni) y el P. Custodio no se mueven, Saiz Meneses nunca hubiera hecho nada, siguiendo el ejemplo barcelonés del "laisser faire, laisser passer".

    El comunicado de la CDF, como muy bien ha indicado el Dr. Josep Maria Simon (Presidente Internacional de los Médicos Católicos) lo único que hace es no obligar a los representates eclesiales a abandonar los hospitales "de facto", pero no niega la posibilidad de que se haga si se ve de una forma clara que allí no van a poder cambiar las cosas. Me parece bien que aprovechando su situación teóricamente privilegiada intenten cambiar las cosas, pero si éstas no cambian, considero poco coherente estar allí.

    Creo que el gran error de todo esto es de los inútiles que dejaron que el control de instituciones de la Iglesia, quedara fuera de la propia Iglesia, creando situaciones como éstas. Algo que se está repitiendo con colegios, centros parroquiales, obras caritativas, etc. En el fondo el gran follón del patrimonio de Lérida es el mismo tema, si no hubieran dejado que la Generalitat, la diputación etc. metieran las zarpas en el Museo, el obispo coge un camión y devuelve las obras a su dueño como corresponde.

    ResponderEliminar
  12. Efrén Pablos ha hecho correr un comunicado respecto a esta nota sobre el que no me pronuncio, pero sí he de dejar claro que no es persona que pueda representar a la plataforma Barcelona es vida, ya que fue expulsada de la misma. Se ha quedado con su web y difunde en ella lo que quiere, pero en la web http://www.barcelonaesvida.org no puede publicarse nada en nombre de la plataforma. Son unos disidentes que hablan por su cuenta y riesgo.

    He de aclarar que Mariano Arnal sigue siendo presidente de la misma, que no tiene el carácter asambleario que Efrén le supone y que no está constituida por las asociaciones que él dice. tampoco el Padre Custodio ha dejado de pertenecer a la misma.

    Como podréis ver en http://www.cruzdesanandres.org/argumentario.php?id=443 la historia que cuenta guarda alguna relación con los hechos, pero no son los hechos en sí, sino una pequeña parte. (La que Efrén conoce, entre otras cosas).

    Aprovecho para aclarar que mi blog se llama "Barcelona vida", pero que no está vinculado a la plataforma, sino que tenía dicho nombre antes de su fundación, por lo que es una coincidencia, aunque personalmente formo parte de esta plataforma, para liar más la situación, servir a Dios y a ustedes.

    ResponderEliminar